BUSCAR en este Blog

lunes, 20 de abril de 2020

Mike King - Sobre Difamaciones contra Hitler



     El periodista investigativo y publicista estadounidense Mike S. King publicó hace poco en su nuevo sitio (realhistorychannel.org) un par de artículos que presentamos aquí traducidos, que se refieren al Führer Hitler, cuyo aniversario 131 se cumple hoy. El primer texto, a raíz de un par de autores que se complacen en desinformar, presenta una serie de desmentidos a otras tantas calumnias contra el líder alemán. Como dicho artículo provocó la respuesta de uno de ellos (Michael Hoffman), el señor King elaboró una segunda refutación de los dichos de este último, donde de manera sintética sigue contestando a los falaces razonamientos de ese y otros tantos autores empeñados en una campaña de difamación y desprestigio y distorsión histórica.


Difamando a Hitler... ¡Desde la "Derecha"!
por Mike S. King




     Hasta este día, nada provoca temor en los negros corazones de los globalistas de la Mafia Judía como el nombre de Adolf Hitler, también conocido como "El Grande". Él fue, al menos durante un tiempo, el único hombre que había librado totalmente a su nación de la pestilencia marxista globalista. Por esa razón, su nombre debe ser ensuciado cada día.

     Convencer a retardados liberales y normalitos de que Adolf Hitler era el diablo es una tarea bastante simple, fácilmente llevada a cabo por Noticias Falsas de sonido estruendoso, por una falsa Academia que es una repetición de Hollywood. ¿Pero cómo (((ellos))) van a desorientar los pensamientos y emociones de nosotros, irritantes y desobedientes, de pensamiento crítico, de "Derecha" ®, de los medios alternativos de comunicación, "teóricos de conspiraciones" ®, que conocemos los trucos del Nuevo Orden Mundial y sus controlados anunciadores con megáfono? Las leyendas de los "grandes hombres" de la Segunda Guerra Mundial, que "salvaron al mundo" del "Nazismo" ® —escoria como Winston Churchill, Franklin Demono Rosenfeld y Dwight D. Eisenhower— no nos impresionarán a nosotros "extremistas" ®, porque sabemos que todos ellos eran corrompidos agentes globalistas de la Mafia Financiera Judía Internacional.

     Los absurdos cuentos de hadas del Holocuento no nos conmoverán hasta las lágrimas tampoco porque nosotros somos informados, confirmados e inconmovibles "negadores del Holocausto" ®. De este modo, ¿qué es lo que tiene que hacer un propagandista globalista para desviar y alejar de la Verdad de Hitler a nuestra relativamente pequeña pero creciente comunidad de buscadores de la verdad? Simple: (((ellos))) etiquetan a Hitler como un "bolchevique" secreto, un "sionista" o un "agente de los Rothschild", y luego pegan antiguas calumnias de la Historia y nuevas mentiras del presente con las "pruebas" circunstanciales más débiles para crear un falso caso.

     Tristemente, esas píldoras de propaganda envenenada —a menudo envueltas dentro de páginas y páginas de aire caliente con apariencia autorizativa y engañosamente "apoyadas" por cientos de "notas a pie de página" que, tras examinarlas más de cerca, sólo conducen a más aire caliente de algún otro escritor— parecen haber infectado a más de algún buscador de la verdad. Entre las filas de los engañados (¿o desviados?) Hitlerófobos de la "Extrema Derecha" ® se incluyen escritores como Christopher Jon Bjerknes (Adolf Hitler: Bolshevik and Zionist) y Michael Hoffman II (Adolf Hitler: Enemy of the German People), cuyos libros recientes sobre el tema son realmente una mancha negra sobre el resto de sus otros trabajos.

     Bjerkness, a propósito, cree en el Holocuento —lo cual por sí solo debería descalificarlo de ser considerado como un investigador serio de la verdad— a pesar de algunos de sus otros escritos percibidos como "anti-semíticos" y exactos. Él es también, admitido por él mismo, de linaje en parte judío. En cuanto al siempre de corbatín Hoffman —quien es excelente desacreditando el Holocuento— su santurrón anti-Hitlerismo huele a un deseo de querer aparecer como virtuoso. Es casi como si él tratara de congraciarse para ser admitido de vuelta en el mundo de la academia "seria" distanciándose de nosotros grandes malos "nazis", como si nosotros fuéramos miembros de familia malolientes y locos de los cuales él está avergonzado.


     Los escritores Bjerknes y Hoffman retroceden hasta el nivel de mediocres escritores de escuela secundaria, irracionales y descuidados, al escribir sobre Hitler. ¿Podrían ser sus infundados ataques contra El Grande una forma de "aparentar virtud" en un mundo de normalitos que retroceden de temor ante la mera mención del nombre de Hitler? ¿O son algo más siniestro?

     El gran historiador británico y "negador del Holocausto" David Irving coquetea también de vez en cuando con tal aparentar virtud, con su errónea afirmación de que Hitler sólo quería una "pequeña guerra" con Polonia (¡Falso! Polonia, apoyada por Francia, el Reino Unido y Roosevelt, comenzó la lucha que Hitler hizo todo lo posible por evitar); con su enormemente inexacta caracterización de sala de tribunal del pequeño Joseph Goebbels como "malo", y con su afirmación post-arresto de posibles "camiones gaseadores" que, después de todo, habían sido utilizados por los alemanes en el frente del Este.

     Como una inmunización para beneficio de los más pusilánimes entre nuestra fraternidad de ciber-Verdad, este sitio web (The Real History Channel) presenta una desacreditación de ocho de los pilares más significativos (no todos necesariamente compartidos por los escritores ya mencionados) del falso caso contra Hitler que son perpetuados por infiltrados marxistas, gallinas aparentadoras de virtud, y otros crédulos surtidos dentro de nuestras filas.


AFIRMACIÓN INFUNDADA Nº 1:
Hitler Sirvió en una Unidad Militar Comunista
Bávara después de la Primera Guerra Mundial

     Esa mentira ha circulado durante ya cien años, pero sólo recientemente ha sido amplificada a nuevos niveles. Lo que más importa no es qué "erudito" o autor derechista "creíble" la ha repetido sino más bien quién la comenzó.

     El originador de "rumores" de terceros de esta clásica calumnia de "proyección" fue un escritor inglés supuestamente "derechista" llamado Douglas Reed, quien en su libro de 1940 "Nemesis: The Story of Otto Strasser" afirma haber oído eso de su héroe, el propio Otto Strasser [1]. Strasser fue un miembro temprano del NSDAP (los así llamados "nazis"), quien, junto con su hermano Gregor Strasser, condujo una facción izquierdista radical y anti-empresarial del Partido, que rivalizó con la facción pro-empresa y conservadora liderada por Hitler.

[1] https://libcom.org/forums/history/hitler-bavarian-soviet-republic-28062011

     Tal como los bolcheviques de Rusia, los radicales izquierdistas hermanos Strasser buscaban la nacionalización de la industria alemana. Según la enciclopedia online británica Spartacus Educational,

     "En 1924 él (Otto Strasser) unió fuerzas con su hermano, Gregor Strasser, para establecer el Berliner Arbeiter Zeitung, un periódico izquierdista que abogaba por la revolución mundial. También apoyaba a Lenin y al gobierno bolchevique de la Unión Soviética".

     Ellos fueron finalmente expulsados del NSDAP en 1930. Durante su exilio de Alemania, el traidor Otto Strasser mostró sus verdaderos colores tomando refugio en la Checoslovaquia del comunista Edward Benes, y más tarde, en Francia. Él hizo una campaña implacable contra Alemania tanto durante tiempos de paz como durante tiempos de guerra, vomitando su bazofia contra la Alemania de Hitler por la radio checoslovaca (antes de 1938), así como en varios periódicos británicos, estadounidenses y canadienses. Después de la guerra, la comunista Alemania Oriental incluso invitó a Otto Strasser a vivir allí. Cuándo él murió en 1974, el obituario del Jew York Times (que fue realmente respetuoso) comparó su radicalismo anti-empresarial con el de León Trotsky [2].

[2] https://www.nytimes.com/1974/08/28/archives/otto-strasser-76-theqretician-who-broke-with-hitler-is-dead.html

     Ése, entonces, es el tipo de basura humana en la cual el señor Bjerknes y otros deben confiar ciegamente (y por medio de un tercero, nada menos) para tener sus razones para hablar de "Hitler el bolchevique".


IMAGEN Los hermanos Strasser eran izquierdistas esencialmente anti-empresas que quisieron encabezar el NSDAP. El logotipo de su traidora facción realmente se parece a la Hoz y Martillo de los soviéticos. // ¡Proyección calumniosa y rumores basura! El mediocre escritor inglés anti-Hitler Douglas Reed nos dijo que el izquierdista Otto Strasser una vez le dijo que Hitler (su rival) perteneció a una unidad militar encabezada por bolcheviques después de la Primera Guerra Mundial.


AFIRMACIÓN INFUNDADA Nº 2:
El NSDAP Fue Financiado por los Judíos

     Escuchamos esta mentira todo el tiempo; pero ¿cuántas de las personas que repiten esa cocinada y heredada centenaria mentira comprenden que la primera de tales calumnias contra Hitler provino de un periódico abiertamente pro-marxista? Es verdad. Co-fundado en 1876 por el comunista alemán Wilhelm Liebknecht, el "Vorwarts" (Adelante) en 1923, en un astuto esfuerzo para separar a Hitler de su base, afirmó que Henry Ford (quien trató de exponer a los banqueros judíos) y banqueros judíos estadounidenses estaban financiando a Hitler.

     Hitler presentó una demanda por difamación contra Vorwarts por aquella absurda afirmación, y él ganó en el tribunal [3] porque el periódico marxista de noticias falsas Vorwarts fue incapaz de presentar cualquier evidencia para apoyar su fabricada mentira. Y tampoco pueden hacer aquello los marxistas ni los infiltrados y crédulos de la "Extrema Derecha" ® anti-Hitler de hoy.

[3] https://www.jta.org/1923/09/04/archive/hitler-wins-in-libel-suit

     El NSDAP puede haber recolectado una cantidad de dinero insignificante de judíos, que son conocidos por "proteger sus apuestas", pero el grueso del dinero provino de ricos emigrados rusos que habían escapado a Alemania después de la Revolución bolchevique, ricos dueños de empresas preocupados por una toma comunista del poder en Alemania, y muchísimos pequeños donantes que creyeron en Hitler.


AFIRMACIÓN INFUNDADA Nº 3:
Hitler Era un Agente Rothschild / Británico,
¡Quizás Incluso el Hijo Bastardo de un Rothschild!

     En un artículo publicado en nuestro antiguo hogar (sitio web) TomatoBubble hace aproximadamente tres años, titulado "Hitler No Era un Agente Rothschild-Británico" [4], abordé aquel lunático libelo y ofrecí una recompensa de 500 dólares por cualquier prueba real que apoyara esa ridícula propaganda. Todavía no hay interesados, y la oferta aún sigue en pie.


     Lejos de ser un agente de los Rothschild (secretamente entrenado en Inglaterra según algunos de esos retorcidos chalados), o, como afirman algunos sectarios realmente desquiciados, un descendiente del linaje Rothschild él mismo, Hitler fue realmente la peor pesadilla de aquella familia. En la Alemania de Hitler, los Rothschild, que prosperaban bajo la capa protectora de un relativo anonimato, fueron dados a conocer a cada hombre, mujer y niño en Alemania. El barón Louis de Rothschild fue incluso detenido y se le confiscó su banco. Eche un vistazo abajo a los titulares, y al cartel cinematográfico para una popular película alemana de la época de Hitler sobre aquel malvado clan.


IMAGEN Si Hitler estaba trabajando para los Rothschild, ¡él ciertamente no fue un empleado muy bueno!


AFIRMACIÓN INFUNDADA Nº 4:
El Tiránico Hitler Asesinó a Inocentes Patriotas
durante "La Noche de los Cuchillos Largos"

     Cuando el NSDAP —mediante el voto popular— finalmente subió al poder en 1933, la militarmente poderosa y traicionera facción de los Strasser y Röhm ideó el derrocamiento violento de Hitler, una tentativa de golpe de Estado que seguramente habría sumergido a una Alemania todavía muy inestable en una horrible y prolongada guerra civil. Bajo el liderazgo preventivo de Hitler, Herman Göring y Heinrich Himmler, dicha conspiración fue frustrada en 1934 por la Operación Colibrí (publicitada como la así llamada "Noche de los Cuchillos Largos" por las Noticias Falsas de Gran Bretaña).

     Gregor Strasser y Ernst Röhm —el líder izquierdista homosexual de las poderosas paramilitares "Tropas de Asalto / Camisas Pardas" SA— fueron ejecutados. Considerando la favorable cobertura dada a los ejecutados traidores de Alemania en la prensa británica, ¡parece más probable que Strasser y Röhm habían sido los agentes británicos, y no Hitler!


AFIRMACIÓN INFUNDADA Nº 5:
Hitler Era un Sionista

     Este mal informado —e incluso idiota— ataque está basado en el Acuerdo Haavara (alias "Acuerdo de Transferencia") de Agosto de 1933, un trato alcanzado entre las autoridades económicas de Alemania y los judíos sionistas alemanes, que hizo posible la migración de aproximadamente 60.000 judíos alemanes a la Palestina gobernada por los británicos, entre 1933 y 1939.

     Los motivos del NSDAP para ese trato eran puramente egoístas y no tuvieron nada que ver con algún amor especial por u obediencia al Sionismo Internacional. Alemania consiguió dos objetivos importantes con ese trato. Primero, los judíos sionistas usaron su influencia internacional para finalizar el perjudicial boicot internacional (tramado por los Judíos Marxistas Globalistas) contra los bienes alemanes.

     En segundo lugar, el Acuerdo Haavara era un medio de librar a Alemania de algo de su población judía, que realmente no era bienvenida allí después de la traición de la Primera Guerra Mundial y de su posterior tentativa de una revolución comunista en Alemania.

     Si usted quiere conocer los verdaderos sentimientos de Hitler con respecto al Sionismo, no necesita más que mirar Mein Kampf, en el cual él escribe, en 1924:

     "Mientras los sionistas tratan de hacer que el resto del mundo crea que la conciencia nacional del judío encuentra su satisfacción en la creación de un Estado palestino, los judíos nuevamente con astucia engañan a los estúpidos Goyim. Ni siquiera entra en sus cabezas construír un Estado judío en Palestina para vivir allí; todo lo que ellos quieren es una organización central para su estafador internacional del mundo, dotado con sus propios derechos soberanos y libre de la intervención de otros Estados: un asilo para sinvergüenzas condenados y una universidad para criminales en ciernes".

     En 1941 Hitler se reunió con Haj Amin al-Husseini, el Gran Mufti de Jerusalén (Palestina). Los dos se llevaron sumamente bien. Esto es del periódico The Times of Israel:

     Titular: Lo que el Mufti Dijo a Hitler. Subtítulo: Los Árabes Eran los Amigos Naturales de Alemania, Dijo Haj Amin al-Husseini al Líder Nacionalsocialista en 1941, porque Ellos Tenían a los Mismos Enemigos, a saber, los Ingleses, los Judíos y los Comunistas.

     Éstas son citas del registro alemán oficial de la reunión:

     "El Gran Mufti comenzó agradeciendo al Führer por el gran honor que él le había concedido al recibirlo. Él aprovechó la oportunidad para comunicar al Führer del Gran Reich alemán, admirado por el mundo árabe entero, sus gracias por la simpatía que él siempre había mostrado por la causa árabe y especialmente la causa palestina, y a lo cual él había dado clara expresión en sus discursos públicos...

     "En esta lucha, los árabes estaban luchando por la independencia y la unidad de Palestina, Siria e Iraq. Ellos tenían la confianza más plena en el Führer y esperaban que su mano pusiera el bálsamo en sus heridas, que habían sido infligidas sobre ellos por los enemigos de Alemania. El Mufti entonces mencionó la carta que él había recibido de Alemania, que declaraba que Alemania no tenía ningún territorio árabe y entendía y reconocía las aspiraciones de independencia y libertad de los árabes, tal como Alemania apoyaba la eliminación del hogar nacional judío" [5].

[5] El registro completo de dicha reunión puede verse en https://www.timesofisrael.com/full-official-record-what-the-mufti-said-to-hitler/

     Hitler el "sionista", ¿no, señor Bjerkoff? A propósito, aquella propuesta alianza militar entre Hitler y los árabes (que nunca se materializó totalmente debido a las dificultades alemanas en el frente del Este) estaba siendo discutida aproximadamente durante el mismo tiempo que el "Plan Madagascar" estaba siendo formulado, un programa que habría trasladado a los judíos de Europa (y de Palestina) a aquella hermosa isla africana.


AFIRMACIÓN INFUNDADA Nº 6:
La Orden de Hitler de No Atacar en Dunkerque
Demuestra que Él Era un Agente Británico

     ¡No, no y no! Eso es demasiado retardado.

     La única cosa que demuestra el acto cortés de Hitler de permitir a los británicos escapar del continente sin ser molestados en Dunkerque es que él no quería la guerra, y que él creyó que ese gesto podría reforzar la mano de las formidables fuerzas a favor de la paz en Gran Bretaña. Y en efecto, después de Dunkerque, el Gabinete de Guerra británico se dividió entre el campo de Lord Halifax que quería oír la oferta de paz de Hitler a través de un tercero (a ser entregada por su aliado italiano Mussolini), y el campo del Perro Rabioso Churchill, que quería seguir la guerra. Al final, los agitadores fueron más hábiles que Halifax y la guerra (debido en gran medida a la ayuda de Roosevelt al Reino Unido) continuó.

     Es perfectamente razonable decir, con la ventaja de una buena visión retrospectiva, que Hitler debería haber capturado a los 250.000 miembros de la "Fuerza Expedicionaria británica", pero atribuír la oportunidad perdida por los alemanes a una "traición" es infantilmente idiota. Si Hitler era un "agente británico", entonces ¿por qué también expulsar preventivamente a los británicos de Noruega, Dinamarca, Bélgica y Holanda en primer lugar? Si Lord Halifax y otros hubieran tenido éxito en detener la guerra, Hitler habría parecido un genio por su clemencia en Dunkerque.


AFIRMACIÓN INFUNDADA Nº 7:
Hitler Condenó a Alemania al Invadir la Unión Soviética

     Ésta es la falacia favorita de Hoffman, y él desperdicia más tinta en su libro sobre esto que con respecto a cualquiera otra de sus ignorantes afirmaciones. Al hacer eso, Hoffman muestra una asombrosa ignorancia —quizá deliberadamente, quizás no— de la verdadera historia de la Segunda Guerra Mundial, tan exactamente presentada por vuestro servidor en el libro "The Bad War" [6].

[6] https://www.realhistorychannel.org/the-bad-world-war-ii-truth

     El objetivo del jefe soviético Josef Stalin desde un principio era dejar a Alemania y Gran Bretaña desgastarse mutuamente en el Oeste, y luego lanzar un ataque sorpresa desde el Este (como él ya había hecho en Polonia en 1939; y en Finlandia, Rumania, Letonia, Lituania y Estonia en 1940) de tal magnitud que sometería a toda Europa. Hitler es difícilmente culpable de lanzar un ataque preventivo, ni tampoco es culpable de las masivas cantidades de ayuda estadounidense que Roosevelt le enviaría a Stalin para mantener a flote su malvado régimen hasta que el poderoso Estados Unidos pudiera unirse a la lucha y abrir frentes adicionales que Stalin necesitaba con urgencia y que estaba exigiendo desesperadamente.

     El Grande, en un discurso ante el Reichstag el 11 de Diciembre de 1941, explica:

     "Ya en 1940 se hizo cada vez más claro mes a mes que los proyectos de los hombres en el Kremlin estaban apuntados a la dominación, y así a la destrucción de toda Europa. Le he hablado ya a la nación de la concentración del poder militar soviético en el Este durante un período cuando Alemania tenía sólo unas pocas divisiones en las provincias que limitan con la Rusia soviética. Sólo una persona ciega podría dejar de ver que una concentración militar de dimensiones mundiales e históricas estaba siendo realizada. Y aquello no era para proteger algo que estaba siendo amenazado, sino más bien para atacar lo que parecía incapaz de defenderse... Puedo decir esto hoy: Si la oleada de más de 20.000 tanques, cientos de divisiones, decenas de miles de piezas de artillería, junto con más de 10.000 aeroplanos, no hubiera sido impedida de ser puesta en movimiento contra el Reich, Europa habría sido perdida".

     El ataque preventivo alemán —llamado en código Operación Barbarroja— y el heroísmo de las Waffen SS salvaron a Alemania y a toda Europa del mismo terror bolchevique que ya había exterminado o encarcelado a muchos millones en el antiguo Imperio ruso. Hoffman, retrospectivamente, ¿habría permitido que las hordas soviéticas asaltaran todo a su paso hasta Portugal e hicieran lo mismo? ¡¿Cuál demonios es el problema con usted, Hoffman?!

     El hecho de que Alemania al final perdiera la guerra en el Este fue una tragedia cuya culpa debiese recaer sobre Franklin Demon Rosenfeld y los Judíos Rojos que lo rodeaban, no sobre Hitler. Lea más sobre este asunto aquí [7].

[7] https://www.realhistorychannel.org/new-page-(rename)


IMAGEN  Stalin era un monstruo sanguinario con designios para tomar toda Europa en el momento oportuno. ¿No entiende eso Hoffman? La Operación Barbarroja fue justificada, y absolutamente necesaria. Millones de soldados soviéticos fueron rápidamente tomados prisioneros porque ellos estaban agrupados a lo largo de la línea del frente en posiciones OFENSIVAS. Los alemanes entonces avanzaron fácilmente a través de territorio indefenso. Hubo tan poca defensa detrás de las líneas del frente porque Stalin estaba planeando una invasión de Europa del Este, NO una defensa de Rusia...


AFIRMACIÓN INFUNDADA N º 8:
Hitler No Invadió Inglaterra porque Él Era un Agente Británico

     ¿Realmente? Entonces ¿por qué ahuyentó él a los británicos en Noruega, Dinamarca, Bélgica, Holanda y África del Norte? ¿Y por qué preventivamente les impidió llegar a Grecia y Yugoslavia? ¿O están estos "investigadores" (Bjerknes es grande en cuanto a este pedazo de basura) siquiera conscientes de los antecedentes detrás de tales operaciones? Si Hitler estaba arreglando la contienda en contra de Alemania, entonces ¿por qué no simplemente permitir a los británicos establecerse por todas partes de Europa para apretar a Alemania desde múltiples lados? Hagan uso de la lógica, señores; ¡lógica!

     La razón de por qué Hitler nunca puso en acción la Operación León Marino (la invasión de Gran Bretaña) es porque, tan pronto como el otoño de 1940, Stalin ya estaba reuniendo fuerzas y causando problemas para Alemania en el Este. Nuevamente, dejemos que El Grande (quien, a propósito, era honesto en alto grado) explique:

"22 de Junio de 1941

     "Consecuente con el supuesto tratado de amistad, Alemania retiró sus tropas lejos de su frontera Este en la primavera de 1940. Las fuerzas rusas ya estaban ocupando esa zona, y en cantidades que sólo podrían ser vistas como una clara amenaza para Alemania. Según una declaración de Molotov, había ya 22 divisiones rusas en los países del Báltico en la primavera de 1940.

     "Aunque el gobierno ruso siempre afirmó que las tropas estaban allí a petición de la gente que vivía ahí, su propósito sólo podría ser visto como una demostración apuntada contra Alemania. Cuando nuestros soldados atacaron a las fuerzas francesas y británicas en el Oeste, el grado del avance ruso en nuestro frente del Este se hizo cada vez más amenazante.

     "En Agosto de 1940 concluí que, considerando el creciente número de poderosas divisiones bolcheviques, ya no estaba en los intereses del Reich dejar desprotegidas las provincias del Este, tan a menudo devastadas por la guerra. Eso, sin embargo, es exactamente lo que los británicos y soviéticos habían esperado. El hecho de que gran parte de las fuerzas alemanas, en particular la fuerza aérea, estuviera obligadamente en el Este hizo imposible para los líderes alemanes poner un final radical a la guerra en el Oeste.

     "Ése era el objetivo tanto de la política británica como de la rusa soviética. Tanto Inglaterra como la Rusia soviética querían prolongar esta guerra tanto como fuera posible a fin de debilitar a toda Europa y sumergirla en una impotencia aún mayor. El amenazado ataque de Rusia contra Rumania estuvo destinado a apoderarse de un importante elemento de la vida económica no sólo de Alemania sino de Europa como un todo, o al menos destruírla".

     El Führer dice la verdad. Hoffman, Bjerkoff y otros —por la razón que sea— no la dicen.

     Hay otras ridículas afirmaciones hechas por otros "investigadores" ridículos en la "Extrema Derecha" ® que nosotros podemos desacreditar muy fácilmente y/o desechar por su total carencia de pruebas, así como de lógica. Pero en algún punto, cuando se ha hecho claro de qué se trata todo este juego, tenemos que simplemente comenzar a ignorar esta basura y llamarla por lo que es: deliberada desinformación originada por los "sospechosos de siempre" y apuntada directamente a los "menos agudos" entre nosotros, y luego vuelta a contar por engañados inocentes escritores y bloggers que deberían saber más.

     Más mierda:

—Hitler era un ocultista.
—Hitler persiguió a los cristianos (sólo a los predicadores marxistas).
—Hitler fue un desatinado traidor que ignoró a sus generales (realmente, varios de sus generales fueron los traidores de la clase aristocrática).
—Los líderes "nazis" eran homosexuales de armario [y en su mayoría eran judíos, agregan otros].
—Hitler tenía sólo un testículo.
—Hitler era el hijo bastardo de un Rothschild.
—Hitler fue lavado de cerebro y controlado mentalmente cuando joven en Gran Bretaña.
—Hitler prohibió la propiedad de armas (lo exactamente opuesto es la verdad [8]).
—Los "nazis" utilizaron la eutanasia obligatoria (Falso. Sólo muy raros casos de enfermedad terminal y sufrimiento extremo fueron permitidos).
—Hitler abandonó a su pueblo y huyó a Argentina (desacreditado aquí [9]).
—Hitler era un drogadicto...
   Bla, bla, bla...

[8] https://www.salon.com/2013/01/11/stop_talking_about_hitler/
y en castellano en http://editorial-streicher.blogspot.com/2012/05/william-l-pierce-ley-de-armas-en.html
[9] http://www.tomatobubble.com/hitler_argentina.html

     Es interesante notar que este mismo sucio juego de "proyección" —en el cual analistas y activistas de "Extrema Derecha" ® de dudosos antecedentes calumnian a líderes nacionalistas como secretos agentes de los Rothschild— está siendo utilizado hoy contra Donald Trump y Vladimir Putin. Bjerknes, de hecho, ha escrito otro libro de comedia titulado "El Régimen de Terror de Putin", en el cual él jadeantemente afirma que Putin es esencialmente un comunista Trotskista que dirige secretamente al Estado Islámico a la vez que trabaja de la mano con Trump para someter la región para Israel. ¡No estoy bromeando!.

     ¿Ve ahora el juego de ellos? Todas son puras tonterías, y eso es malo para ustedes.–



Refutando la
Refutación de Michael Hoffman
por Mike King


     Combatir contra el diario huracán de mentiras que emanan de la escoria comunista de Noticias Falsas y otros bichos surtidos del Establishment es ya un esfuerzo de jornada completa. La última cosa que los revisionistas derechistas necesitan hacer es involucrarse en partidos de ping-pong literarios unos con otros. Sin embargo, ya que Michael Hoffman II ha publicado una refutación (reproducida aquí) a mi propia crítica (el artículo anterior) de su visión monomaníacamente odiosa de Hitler (digo monomaníaca porque Hoffman es muy sólido en muchas cosas, sobre todo en el Holocuento), me veo obligado a devolver la descarga, una última vez.

     Aquí vamos, línea por línea:

—Hoffman: «La veneración del señor King hacia Hitler...»

—King: A la acusación de venerar a El Grande, me declaro culpable. ¡Sí que sí!


—Hoffman: «...implica la aceptación de la propaganda "nazi"».

—King: Aunque el término "propaganda" generalmente tiene un negativo mal olor, en realidad la propaganda (otra palabra para publicidad) puede ser o verídica o engañosa. Por lo tanto, si uno "acepta" literalmente o no la explicación / propaganda de Hitler de acontecimientos, no nos dice nada.

     Aparte además del hecho de que la propaganda "nazi" (éste en sí mismo un término burlón de la propaganda usada por los enemigos de Hitler) tenía una notable reputación de honestidad, los casos planteados en mi artículo (específicamente acerca de la invasión soviética y los viles hermanos Strasser) son confirmados por otras fuentes originales, algunas de ellas incluso hostiles hacia Hitler. Mis argumentos "implican la aceptación" de datos y razones neutros (algunos de los cuales fueron proporcionados en mi artículo), no la "propaganda" de alguien.


—Hoffman: «...acerca de las víctimas de asesinato por parte de Hitler...»

—King: Aquí hay una manipulación del lenguaje. La ejecución de violentos conspiradores que planeaban un golpe de Estado (y que controlaban a los temibles "Camisas Pardas") no puede ser ni lógicamente ni moralmente llamada "asesinato", no más que la ejecución de un asesino o un traidor.


—Hoffman: «...incluyendo a Gregor Strasser. En base a ninguna evidencia él acusa a Gregor Strasser de planificar el derrocamiento de Hitler».

—King: La frase "en base a ninguna evidencia" es tramposa. Cuando se cazan espías y traidores, uno pronto aprende cuán inteligentes son ellos para ocultar sus oscuros hechos. En efecto, la defensa estándar de los incrustados topos Rojos puestos en la mira durante la "Era McCarthy" era siempre que "no hay ninguna prueba".

     Después de la consolidación del poder de Hitler, a Gregor Strasser —quien, junto con su hermano Otto, era un ambicioso enemigo de Hitler que había confabulado antes con elementos del existente gobierno de la mierda de la República de Weimar para sembrar la discordia dentro del NSDAP— se le permitió ganarse la vida en Alemania, a condición de que él cesara su actividad política. El hecho de que los muchachos de Hitler pusieran una bala en su cabeza después de la supresión de una traicionera tentativa de un golpe de Estado y guerra civil, indica que el escurridizo Strasser todavía estaba actuando políticamente, al igual que su traidor hermano que había huído ya de Alemania para vivir bajo la protección del títere occidental cripto-comunista Eduard Benes. La "veneración" del señor Hoffman por los hermanos Strasser es incomprensible.


—Hoffman: «King afirma que Gregor Strasser era parte del partido político de su hermano Otto; eso no es verdad».

—King: Verdadero o no, es un tecnicismo sin sentido, un hilar muy fino. Gregor y Otto eran demasiado cercanos y trabajaron para los mismos fines. Si Gregor era un miembro real con tarjeta del partido izquierdista "Frente Negro" que Otto fundó a fin de dividir y conquistar al NSDAP no es más relevante que si yo —un enérgico abogado de la propiedad de armas y de la Segunda Enmienda— soy un miembro actual de la asociación Gun Owners of America (GOA). ¿Qué diferencia haría eso? Ninguna, porque GOA y yo estamos ambos en total acuerdo y trabajamos para objetivos comunes, tal como lo estaban Otto, Gregor y el matón homosexual y jefe de las SA, Ernst Roehm.


—Hoffman: «Él afirma que Otto Strasser apoyó a Lenin y los bolcheviques, lo que tampoco es verdad».

—King: Según la Enciclopedia online británica Spartacus Educational, que ciertamente no parece tener ningún hacha que afilar contra los Strasser,

     "En 1924 él (Otto Strasser) unió fuerzas con su hermano, Gregor Strasser, para establecer el Berliner Arbeiter Zeitung, un periódico izquierdista que abogaba por la revolución mundial, y que también apoyaba a Lenin y al gobierno bolchevique en la Unión Soviética".

     Me comunicaré con Spartacus Educational con respecto a las fuentes de esa declaración. Es justo, ¿no? De todos modos, es un hecho que los Strasser estaban muy a la izquierda de Hitler y más cercanos a los comunistas, lo que no puede ponerse en duda, como lo evidenció posteriormente el hecho de que, en 1950, los comunistas acérrimos de Alemania Oriental invitaron a Otto Strasser (que vivía en Canadá entonces) a unirse al Partido e irse a vivir allí.


—Hoffman: «King dice que los Strasser eran "anti-empresas". Ellos eran anti-usura. Ésa había sido la plataforma de Hitler, la que él posteriormente traicionó».

—King: Hitler el usurero que "traicionó" a los deudores alemanes, ¿eh? ¿Fue por eso que él introdujo la moneda y la economía más fuertes del mundo respaldadas por el trabajo mientras el resto de Occidente permaneció empantanado en la Depresión monetaria basada en la deuda? ¿Fue por eso que él borró la deuda cruel e impagable de la atrocidad del Tratado de Versalles desde el momento en que él subió al poder?


—Hoffman: «Gregor Strasser nunca traicionó (dichos principios); ése fue su "crimen"».

—King: No. El crimen de los hermanos Strasser, antes de su expulsión y ejecución, respectivamente, fue la traición. Hoffman sigue beatificando a Strasser como un santificado idealista leal a sus principios cuando, en realidad, la oposición Strasseriana a Hitler fue motivada enormemente por celos, ambición y control. Un tribunal de Alemania Occidental acertó en 1969 cuando rechazó la apelación de Otto Strasser para recibir una pensión estatal como un "resistente a los nazis". El tribunal dictaminó que el Strasser sobreviviente había sido "un opositor personal de Hitler más bien que un opositor por principio del Nacionalsocialismo".

Una Palabra Final acerca de los Hermanos Strasser

     Como señalé en mi artículo original, el detestable Otto más tarde hizo una campaña contra el que era entonces el enormemente popular y querido Hitler mientras estaba a salvo refugiado en Checoslovaquia, una nación dirigida por Eduard Benes, un cripto-comunista amigo tanto de Winston Churchill como de Stalin, y profundamente hostil a Alemania. Ya eso solo demuestra que él, y su hermano muerto, eran en efecto traidores egocéntricos. Ustedes pueden llamarlos siempre "Enemigos del Pueblo Alemán".

     Pero lo más fascinante que descubrí sobre este fenómeno extraño y persistente de la Strasserfilia es que cuando usted excava cada vez más profundo en sus orígenes fundacionales, el investigador astuto (ése sería yo), tras llegar al fondo mismo del agujero de conejo, debe descubrir finalmente que casi todo lo que los Strasserfílicos afirman saber sobre esos hermanos y su amarga rivalidad con Hitler les viene, ya sea que lo comprendan o no, directa o indirectamente, ¡de la pluma venenosa o de la boca mendaz de Otto Strasser! Y el detestable Otto (sorpresa de sorpresas) nos asegura, en sus aproximadamente quince escritos —con títulos como "Los Gángsters Alrededor de Hitler", "Hitler y Yo" y "Gregor Strasser"—, que Hitler es sinónimo de malo y Strassser es sinónimo de bueno, y no al revés. Está bien, Otto, lo que tú digas.

     Para parafrasear las palabras de apertura de Hoffman destinadas a mí: "La veneración del señor Hoffman por Gregor Strasser implica la aceptación de la propaganda Strasseriana". ¿Qué tipo de seriedad académica es ésa? ¡Al diablo con eso! ¡¿Por qué mejor no tomamos sólo los egoístas volúmenes que le escribieron [sus Memorias] a ese borracho mascador de puros, fornicador de muchachos y cerdo lleno de sangre de Winston Churchill para juzgarlo tanto a él como a Hitler de acuerdo a lo que allí se dice?!

     El ambicioso Otto Strasser era un izquierdista radical que siguió siendo anti-Hitler INCLUSO DESPUÉS de que el milagro económico y cultural de Hitler fue evidente para todos. El NSDAP de los años '20 estaba dividido entre dos facciones: la facción conservadora de Hitler y la facción izquierdista de Röhm y los Strasser (que estaba llena de homosexuales en su cúpula). Los izquierdistas perdieron la enconada lucha interna a manos de Hitler, y luego, en 1934, intentaron organizar un traicionero golpe de Estado después de que Hitler se convirtió en Führer.


—Hoffman: «King dice que el Partido Nacionalsocialista ganó el poder por el voto popular. Eso no es verdad. ¿Dónde hay alguna prueba de que una mayoría del pueblo alemán quiso a Hitler en el poder en los años 1932/1933? El NSDAP todavía no tenía más que un tercio del electorado apoyándolo en aquel período de tiempo».

—King: En 1932-1933 las elecciones y la política alemanas estaban debilitadas por la infestación de no menos de 50 partidos políticos, nueve de los cuales fueron capaces de recoger porcentajes de números enteros de parte de los bloques de votantes, y muchísimos otros sólo pudieron marcar puntos fraccionarios [1]. Por diseño, era por lo tanto imposible para cualquier partido político ganar una mayoría de más del 50% (o incluso más del 40%). El hecho de que el NSDAP logró realmente recoger una clara pluralidad del 33,09% del voto en Noviembre de 1932 —con las Noticias Falsas poseídas por los judíos agitando implacablemente contra Hitler— fue un logro ASOMBROSO.

[1] https://en.wikipedia.org/wiki/November_1932_German_federal_election

     De este modo, el punto de Hoffman acerca del NSDAP no consiguiendo una mayoría en 1932-1933 no sólo es engañoso por omisión sino que los posteriores acontecimientos hacen de su argumento un punto discutible de todos modos. Hoffman —quien claramente está entrometiéndose fuera de sus campos de especialidad— no parece comprender que hubo todavía otra elección en Marzo de 1933. Aquella vez, entre "solamente" 14 partidos políticos. El NSDAP ganó el 44%, que fue 3 puntos más que los tres siguientes partidos juntos [2]. Hacia 1934 el NSDAP claramente tenía la aprobación de la mayoría; y hacia 1936, Hitler había conseguido un status de superestrella, con una aprobación del 99% en Alemania, un hecho que incluso muchos de los detractores de Hitler concedieron entonces, y todavía lo hacen ahora.

[2] https://en.wikipedia.org/wiki/March_1933_German_federal_election


—Hoffman: «Hitler ganó el poder porque el Presidente Paul von Hindenburg lo nominó Canciller de Alemania».

—King: Hoffman se salta la parte sobre la intentada Revolución Comunista en Alemania y la desestabilización caóticamente crónica de la Alemania multipartidista (¡con 51 malditos partidos en ese entonces!) que incentivaron la decisión de Hindenburg. (Realmente espero que Hoffman no crea aquella desacreditada basura [3] de Hitler organizando el incendio del Reichstag para acusar a los oh tan inocentes comunistas).

[3] http://www.tomatobubble.com/id472.html


—Hoffman: «En cuanto a la invasión de Rusia por parte de Hitler, él había estado planeándola desde los años '20...»

—King: Hitler no estaba en el poder durante los años '20, de manera que ¿cómo podía él seriamente "planear" una invasión de la Unión Soviética? La charla de Hitler del "espacio vital" —unas pocas frases escritas mientras él estaba en una celda de cárcel en Múnich en 1923— es barata. Enfoquémonos en su política exterior real de los años '30, que, tanto en palabras como en hechos, renunció a cualquier expansión territorial en el Este o en el Oeste (exceptuando la justificada y popular unificación con Austria y la zona de los Sudetes) y trabajó para la perpetuación de la paz con todas las naciones, incluyendo a la expansionista Polonia e incluso a la maligna y putrefacta Unión Soviética.


—Hoffman: «...cuando no existía ningún pretexto sobre algún ataque inminente por Stalin».

—King: La invasión de 1941 estuvo basada en una amenaza clara y presente de invasión por parte de Stalin. El uso continuo y falaz de Hoffman del término "pretexto" manifiesta una obstinada ignorancia tanto de la sangrienta historia del "Tío Joe" como de la innegable realidad de su masiva concentración militar a lo largo de las fronteras alemanas.


—Hoffman: «Hitler despreciaba a los eslavos».

—King: Ésta es una de aquellas difamaciones a menudo repetidas que es percibida como verdad porque nadie nunca la cuestiona. Aunque sea verdadero que Hitler quiso mantener la pureza aria dentro de la nación alemana (donde hoy ya ¡el 30% de los niños menores de 10 años es no-Blanco!), de ninguna manera él "despreciaba" a los eslavos, los mediterráneos, los árabes, los orientales o cualquier otro grupo étnico, muchos de los cuales voluntariamente y valientemente lucharon y murieron por Alemania en las Waffen SS. ¿Puede alguien citar un registro histórico real de Hitler diciendo, escribiendo o insinuando: "¿Yo odio a los eslavos?". ¿O se supone que nosotros simplemente debemos deducir que eso es verdad porque cada otro "historiador" que se mueve en círculos lo repite?


—Hoffman: «...y deseaba la tierra de ellos».

—King: E incluso si, por el bien del argumento, aceptamos la errónea afirmación de Hoffman de la innecesaria agresión alemana, ¿qué habría tenido de tan malo la erradicación del régimen genocida más malvado que alguna vez haya deshonrado la faz de la Tierra? En efecto, los súbditos eslavos del Imperio soviético —en Rusia propiamente tal— realmente dieron la bienvenida a los alemanes con flores y besos.


—Hoffman: «El señor King evita abordar cómo Hitler prosiguió la guerra en Rusia, con una incompetencia vulgar y suicida».

—King: Es fácil para Hoffman adoptar el papel de general después de la batalla cuando él habla de la "incompetencia" de Hitler. En realidad, si no hubiera sido por la masiva (y quiero decir realmente MASIVA) ayuda a la URSS y el segundo y tercer frente abiertos en África y Europa Occidental por parte de Roosevelt, los alemanes habrían acabado con el Imperio del Mal en 1942.

     Es Hoffman quien "evita" reconocer lo que el propio Stalin admitió abiertamente en Noviembre de 1942 [4], específicamente, que la ayuda militar estadounidense y el Segundo Frente fueron fundamentales para hacer retroceder a los alemanes. Hoffman evita esa verdad porque eso contradice claramente su tesis central de una debacle en el Este que estaba condenada desde el principio al fracaso.

[4] https://www.marxists.org/reference/archive/stalin/works/1942/11/06.htm

     Análisis Final: Sin el Reino Unido y Estados Unidos, Hitler hubiera ganado en el Este en 1942 y habría quedado pareciendo como un genio militar.


IMAGEN  ¿Era popular Hitler? El ex-Primer Ministro del Reino Unido, Lloyd George, visitó Alemania y se reunió con Hitler en 1937. George entonces escribió: "No puede haber duda de que él ha conseguido una maravillosa transformación en el espíritu de la gente, en su actitud hacia cada otro, y en su perspectiva social y económica... Hay por primera vez desde la [Primera] Guerra un sentido general de seguridad. La gente está más alegre. Hay un mayor sentido de alegría general del espíritu a través de todo el país. Ésta es una Alemania más feliz. Vi aquello en todas partes, y los ingleses con los que me reuní durante mi viaje y que conocían bien Alemania estaban muy impresionados por el cambio... En cuanto a su popularidad, no puede haber ninguna clase de duda. Los viejos confían en él; los jóvenes lo idolatran. Ésa no es la admiración concedida a un líder popular. Es la adoración de un héroe nacional que ha salvado a su país del desaliento y de la degradación completa... Él es el George Washington de Alemania: el hombre que ganó para su país la independencia desde todos sus opresores". // ¿Odiaba 'Hitler a los eslavos? Hitler honra al príncipe Pablo de Yugoslavia.


—Hoffman: «King absuelve a Hitler de cualquier culpa por la masacre de cientos de miles de jóvenes militares alemanes en Rusia»

—King: ¿Qué se suponía que Hitler iba a hacer? ¿Retírarse de vuelta a Alemania y permitir que las hordas soviéticas simplemente siguieran hasta las puertas de Berlín a los alemanes que se retiraban? A propósito, 500.000 de aquellos bravos luchadores provenían de las divisiones internacionales de las Waffen SS, voluntarios que afluyeron desde casi cada nación de Europa porque ellos entendieron lo que Hoffman claramente no quiere o no puede, a saber, que si el Monstruo Soviético no era matado en su guarida, entonces toda Europa sufriría el mismo horroroso destino que sufrió la aterrorizada gente del Imperio ruso después de la Revolución y durante el posterior Terror Rojo. Los alemanes y otras tropas de las Waffen SS que murieron en el Este retrasaron a las hordas soviéticas el suficiente tiempo para permitir que Europa Occidental sobreviviera.


—Hoffman: «Todo era, en sus palabras, culpa de "Franklin Demon Rosenfeld"».

—King: Una, y otra, y otra vez (para citar una de las famosas expresiones de Demono Rosenfeld), Hoffman rechaza reconocer el papel de Roosevelt en salvarle el culo a Stalin por la invasión DEFENSIVA anticipatoriamente motivada y brillantemente ejecutada de Hitler. El desastre en el Este es todo, en palabras de Hoffman, "culpa de Hitler".


—Hoffman: «Usted puede encontrar persuasivos tales "argumentos", acompañados por dibujos de retretes. Yo no».

—King: Estos tipos profesoriles a menudo tienden a carecer de sentido del humor. Pensé que la imagen del toro sentado en un retrete [significando bullshit = mierda de toro, o basura o estupideces] era bastante ingeniosa, en una especie de tono populista. Pero eso es sólo el eterno adolescente en mí.


—Hoffman: «Francamente, no veo cómo el señor King puede tener credibilidad».

—King: Y francamente, Hoffman nunca la tendrá, porque un cambio de creencia requiere humildad, un rasgo del cual carecen muchos intelectuales y escritores prolíficos tanto en la Izquierda como en la Derecha.


—Hoffman: «Él hace afirmaciones descuidadas y comete numerosos flagrantes errores...»

—King: Hoffman se proyecta mucho... Por el contrario, toda mi materia está respaldada por datos de fuentes originales, que es por lo cual la única refutación de Hoffman a mi trabajo es descartar de manera simplista todo esto como "propaganda nazi". Usted puede estar seguro de que si en efecto hubiera verdaderas "afirmaciones descuidadas" en mi caso, alguien tan erudito y elocuente como el señor Hoffman podría despedazarlas con hechos y con la razón, en vez de tener que recurrir a trilladas obviedades, divagaciones que son juegos de manos, francas evasiones, y tenaces repeticiones de los mismos errores en cuestión.


—Hoffman: «...que de hecho tienen más en común con la desinformación del NSDAP que con cualquier historia documentada».

—King: La idea de Hoffman de "historia documentada" aquí equivale a las afirmaciones no cuestionadas de Otto Strasser, un traidor que originó la absurda calumnia de que "Hitler era un comunista bávaro".


—Hoffman: «Él le predica a los ya convencidos».

—King: Por el contrario, muchos de mis lectores eran, como yo alguna vez lo fui, odiadores de Hitler de toda la vida que, debido a la calidad de mi investigación, han visto desde entonces la luz. Incluídos entre sus filas hay un puñado de lectores judíos, tres profesores universitarios y un anciano (si todavía vive) veterano soviético de la Segunda Guerra Mundial cuya revisión de mi libro The Bad War (2015) orgullosamente aparece en la tapa trasera. Muchos de esos conversos decididamente no predispuestos me han agradecido por abrir sus ojos.


—Hoffman: «Yo no veo cómo él podría persuadir a muchas personas que no estén predispuestas de antemano a apoyar a Hitler».

TRADUCCIÓN: Si usted está de acuerdo con la valoración que hace King de Hitler y de la Segunda Guerra Mundial, entonces usted o es tendencioso o simplemente es estúpido. Ése es casi el grado de la defensa de Hoffman de su odio irracional a Hitler, y de su amor igualmente irracional a los hermanos Strasser.

     La ayuda de Roosevelt a Stalin fue en efecto el "Salvavidas de Rusia". Todo el volumen y la amplia variedad de armas, suministros e incluso alimentos (siendo gran parte del armamento de lo más avanzado), es una parte totalmente documentada del registro histórico. El Segundo Frente (y antes de eso, la amenaza inminente de un segundo frente contra Alemania) tuvo el efecto de desviar / agotar al 33% de los soldados y materiales alemanes del frente Este. Por eso Stalin y el Partido Comunista estadounidense exigieron aquello. Fue el segundo frente de Roosevelt, combinado con la ayuda de la Ley de Préstamo y Arriendo [*], y NO la "incompetencia" de Hitler, lo que condenó al fracaso a la absolutamente necesaria y moralmente justa invasión de la Unión Soviética.

[*] https://es.wikipedia.org/wiki/Ley_de_Pr%C3%A9stamo_y_Arriendo


IMAGEN  Si Hoffman no acepta la explicación de Hitler por invadir la Unión Soviética como una cuestión de necesidad y auto-preservación (lo que él llama "propaganda nazi" y "pretexto"), entonces quizás él escuchará a Viktor Suvorov, un ex-oficial de Inteligencia Militar ruso cuyos libros sobre el tema apoyan y corroboran la afirmación de Hitler de que Stalin se disponía a saltar sobre una distraída Alemania y sobre toda Europa.





4 comentarios:

  1. Douglas reed era un periodista anticomunista y antinazi. No sabía de su admiración por Otto strasser.

    ResponderEliminar
  2. Gran aclaración a los que usan el facilisimo de desprestigiar a Hitler,para obtener sabe Dios que indulgencias!

    ResponderEliminar
  3. Gracias por el artículo ya que con ello me ayuda a desmentir de las muchas cosas que le suelen decir al "Hombre más malo del mundo (Hitler)".

    ResponderEliminar