BUSCAR en este Blog

viernes, 15 de marzo de 2019

De Judíos, Su Dios y Su Religión



     Este artículo que hemos traducido (The Jews, Their Arsehole War God, and Supremacist Religion) fue originalmente publicado en 2015 en un sitio ya desaparecido (300spartans.com.au). Lo adjuntamos a otros del mismo autor, y por tener similitudes con otro que publicó después ese mismo año, lo consideramos como su primera redacción, y se trata de un recorrido sucinto por la Historia, las distintas peculiaridades etnográficas y caracteriológicas de los aludidos, y cuestiones relativas a la religión.


Los Judíos, Su Repugnante Dios de la Guerra
y Su Religión Supremacista 
por Rebel of Oz 
15 de Enero de 2015





¿Quiénes Son los Judíos?


     Bien; un enorme 90% de los judíos modernos, los ashkenazim de habla yiddish, es descendiente de —qué irónico— los hunos de Atila y sus germánicas víctimas de violación. Irónico, porque fueron los belicistas medios judíos de comunicación en Estados Unidos los que etiquetaron a los alemanes como "hunos" para promover la entrada de EE.UU. en la Primera Guerra Mundial.

     Todo el problema comenzó con la construcción de la Gran Muralla China...

     Al principio ellos vinieron de Mongolia. Cualquiera que haya visto imágenes de Mongolia sabe que se trata de un país muy pobre, no muy fértil ni muy hospitalario. Todo lo que ellos podían hacer es tener rebaños de cualesquiera animales, y lo que ellos hacían para aumentar sus ingresos era invadir China cada cierto tiempo y saquearla y depredarla y hacer lo que ellos tuvieran ganas de hacer... hasta que los chinos construyeron la Gran Muralla, que detuvo dicha costumbre. Por eso es que ellos miraron a otras partes.

     Entonces ellos fueron hacia el Oeste y trataron de conquistar Europa. Ellos llegaron en su camino hasta Francia, donde fueron derrotados en la batalla de Châlons [451 d.C.], y luego se retiraron y fueron derrotados otra vez por una coalición de tribus germánicas, lo que más o menos significó el final de la campaña de los hunos, excepto —lo que la mayor parte de la gente no comprende— que ellos formaron el reino medieval de Jazaria, tras lo cual los hunos jázaros, no mucho después de establecerse en Europa, se convirtieron en masa al judaísmo.

     ¿Por qué ellos harían eso? En primer lugar, piense en esto: los hunos, cuando ellos vinieron a Europa, sobre sus caballos, ellos obviamente no andaban con sus mujeres. ¿Entonces qué hicieron cuando se establecieron? Ellos pensaron en casarse y comenzar una familia, de modo que ¿dónde consiguieron ellos sus esposas?

     Ellos podrían haber hecho llamar a sus mujeres en la buena y antigua Mongolia, pero eso habría demorado un tiempo, y no creo que ellos fueran tan pacientes.

     Entonces ¿qué hicieron? Hicieron lo que los hunos mejor hacen: ellos rodeaban, saqueaban y depredaban un pueblo germánico, mataban a cada uno que estuviera dentro, excepto muchachas jóvenes y mujeres, y luego "se casaban" con ellas. No quiero siquiera imaginar el sufrimiento de aquellas pobres mujeres ni cómo ellas se deben haber sentido. Ahora, ellas no tenían dónde ir, porque cada uno de los que ellas conocían, su familia, sus primos, sus tíos y tías, estaban todos muertos, asesinados por sus "maridos". Aquéllos deben haber sido "matrimonios muy felices", ¿cierto?

     No es ninguna sorpresa que las mujeres judías sean conocidas como las más grandes rameras en el mundo. Ello simplemente ocurrió. ¿Cuánta felicidad puede salir de esa clase de comienzos? Aquello es llamado karma.

     Como fuese, entonces los hunos se instalaron en lo que es ahora Ucrania del Sur y Rusia del Sur, entre el Mar Caspio y el Mar Negro, y formaron el reino de Jazaria.



La Verdadera Razón detrás de la Enfermiza
Obsesión Judía con el Órgano Masculino

     La religión tradicional de los padres, de los jázaros, como ellos se llamaban en aquel tiempo, era el tradicional turco "culto al falo".

     ¿Ha oído usted hablar alguna vez de un "culto al falo"? Aquélla es una "religión" que adora al órgano sexual masculino; de manera que ellos tenían estatuas y amuletos de todos los tamaños con forma de pene, y aquéllos eran "Dios" para ellos.

     Los remanentes de aquel tradicional culto turco-jázaro-huno al falo todavía pueden ser vistos en la moderna subcultura judía. Su obsesión con el órgano masculino, y la asombrosa dominación judía de la industria pornográfica y la industria de la prostitución, es sólo la manera en que los judíos jázaros están diseñados.

     Entonces ¿qué sucedió? Ellos se instalaron en el Sur de Ucrania y Sur de Rusia, entre el Mar Caspio y el Mar Negro. Los hombres difícilmente estaban en casa. Ellos estaban muy ocupados asesinando, violando y saqueando. Adivine qué lengua aquellas pobres mujeres germánicas godas del Este hablaban a sus niños, los frutos de aquellos "matrimonios felices". Dudo que ellas les hablaran en turco, porque probablemente no sabían suficiente turco aún. Ellas probablemente les hablaban en su propio dialecto germánico medieval.

     Así es cómo nació el yíddish. El yíddish es un dialecto germánico medieval, entrelazado con palabras turcas y hebreas. Las palabras hebreas entraron más tarde, cuando un par de siglos después los jázaros ya no estaban tan atados a su tradicional culto al falo, por razones obvias, y en el Sur ellos colindaban con el Imperio bizantino, y en el Sudeste estaban los persas y los árabes, y ellos hacían negocios con ambos Imperios.

     Ellos se avergonzaron de su religión, y debe haber sido embarazoso. Entonces los musulmanes les dijeron: "Háganse musulmanes", y los bizantinos les dijeron: "No, háganse cristianos". Los jázaros pensaron: "No. Queremos hacer negocios con ambos. Ya que ellos son rivales unos con otros, no podemos tomar partido por ninguno de ellos".

     ¿Qué sucedió entonces? Los bizantinos y los musulmanes estaban en guerra unos con otros gran parte del tiempo. Y adivine: ¿quién ayudó a los musulmanes a conquistar el Imperio bizantino? Adivinó: fueron los judíos locales. Ellos pensaban que era una gran idea ayudar al enemigo musulmán. Ellos pensaron que eso era bueno para los judíos, ¿verdad? Bueno para los judíos, ayudar al enemigo a conquistar su país de residencia...

     Constantinopla no vio aquello con buenos ojos, de manera que en algunas ocasiones ellos expulsaron a los judíos. La mayor parte de aquellos judíos expelidos terminaron en Jazaria.

     Algunos de ellos sugirieron a los jázaros: "No, no se hagan cristianos ni musulmanes. Sean inteligentes, háganse judíos. De esa manera ustedes pueden hacer negocios con ambos lados". Los jázaros pensaron que ésa era una buena idea, importaron decenas de miles de rabinos hebreos desde Bizancio para establecer escuelas de Talmud y se convirtieron al judaísmo.


El Pequeño Secreto Sucio de los Moros Judíos

     Los jázaros ashkenazis componen el 90% de los judíos modernos. "Ashkenazi" es la palabra hebrea para "germano". El siguiente porcentaje más grande, el 7% de los judíos modernos, es conocido como sefardita, que es la palabra hebrea para "español". Éstos son los descendientes de tribus bereberes del Magreb, que es la zona de Marruecos, Argelia y Túnez de hoy. Ellos se convirtieron al judaísmo bajo su "reina guerrera" Dahia al-Kahina, la cual resultó unir a aquellas tribus en un reino bereber. Más tarde ellos unieron fuerzas con los árabes para formar el ejército moro de invasión. Y no olvide a las españolas andaluzas del Sur de España víctimas de violación. El ladino, la lengua de los judíos sefardíes, es un idioma español andaluz medieval entrelazado con elementos bereberes y hebreos.

     Aquellos bereberes convertidos al judaísmo fueron a España y Portugal como parte de las tropas moras. Al ser judíos, ellos se especializaron en profesiones judías típicas. Ellos se convirtieron en recaudadores de impuestos, comerciantes, prestamistas, y otros oficios por el estilo.

     Cuando en 1492 los españoles consiguieron expulsar del país a los moros, les dieron a aquellos moros judíos una opción; tres opciones, en realidad. La primera opción que les dieron era morir. No era una mala idea, dado el hecho de que hablamos de judíos.

     La segunda opción era convertirse al cristianismo, lo que muchos de ellos hicieron, siempre que pudieran demostrar comer el tradicional guisado español de cerdo y de mariscos como prueba de su sinceridad, condición que en el caso de los judíos fue algo asombrosamente ingenuo.

     La tercera opción que les dieron era abandonar el país. Muchos sefardíes terminaron en sitios como Holanda, que pertenecía a España en aquellos días, o Tesalónica en Bizancio, la segunda ciudad griega más grande, e incluso en sitios tan lejanos como Goa en India, que era una colonia portuguesa en ese entonces. Muchos de ellos también terminaron en Bagdad, ciudad que por entonces era la capital del Imperio musulmán, el Califato.


     Aquellos judíos de Bagdad y Goa se convirtieron en los comerciantes judíos que inundaron el mercado chino con opio, judíos a los que les pareció que no era una buena idea navegar a China con barcos vacíos. Ellos no sólo querían regresar con seda y porcelana, sino que además querían vender algo a los chinos. Ellos llegaron a ser los Kadoori y los Sassoon. Usted sabe, Vidal Sasson, la compañía de productos para el cabello. Ellos eran judíos de Bagdad, y se enriquecieron vendiendo opio afgano al Imperio [chino], y luego más tarde se casaron con miembros de la familia criminal Rothfilth [filth = porquería, inmundicia], y luego llegaron a ser los lords Sassoon. Sí, detrás de cada lord y cada lady en Gran Bretaña hay escondido un gran crimen.


La Plaga de la Fértil Media Luna

     El tercer grupo más grande, un mero 3% de los judíos modernos, conocidos como "judíos orientales", son los únicos judíos que realmente descienden de los antiguos hebreos semi-nómadas, que eran conocidos como la plaga de la Fértil Media Luna.

     Ellos han estado causando estragos en el Oriente Medio durante miles de años y entraron en muchos problemas con los reinos e Imperios alrededor de ellos. Ellos ciertamente no eran populares entre ninguno de ellos. Eso no tenía nada que ver con racismo. Era sólo debido al modo en que ellos se comportaban.

     La primera vez que los hebreos consiguieron alguna calidad de Estado fue por medio de su conquista de Egipto, alrededor de 1390 a.C. Usted puede ver a aquellas mujeres egipcias de piel blanca, sujetadas a hombres hebreos de piel más oscura. Aquello tiene mucho sentido, porque los judíos orientales modernos parecen muy similares a los modernos palestinos, y de hecho genéticamente ellos son más o menos lo mismo.

     Ellos son tan similares, que cuando los judíos sionistas en Israel tuvieron aquella espléndida idea de desarrollar un arma biológica que sólo matara a palestinos, una típica idea judía sionista, tuvieron que cancelar el proyecto, porque llegaron a darse cuenta de que no había tanta diferencia, genéticamente hablando, entre palestinos y judíos orientales.

     Para los judíos está bien, es totalmente aceptable, éticamente y todo, matar a todas las personas, y cometer genocidio contra ellas, pero no está bien matar siquiera a un solo judío, debido a la percepción judía de que la mugre bajo la uña de un judío vale más que la vida de un no-judío.

     Eso es lo que esos tipos realmente creen. Es así de enfermo.


El Primer Éxodo

     Tenemos que hablar más acerca del verdadero significado del término "semi-nómada". Los hebreos eran semi-nómadas, tal como los hunos y los bereberes. Lo que eso significa es que, normalmente, ellos juntarían en manada a sus ovejas dispersas y tendrían relaciones sexuales con ellas, pero cuando se aburrían, o el negocio no estaba dando bastante dinero, ellos simplemente conquistaban, saqueaban y depredaban una ciudad vecina, como un modo de complementar sus ingresos y por entretenimiento.

     Ése es un estilo de vida parasitario. Después de cuatro generaciones de chupar toda la riqueza de Egipto, en un caso de libro escolar del parasitismo hebreo, ellos fueron echados otra vez. Realmente me gustaría averiguar más sobre cómo los egipcios lograron hacer eso. Aquélla es definitvamente la primera de cientos de futuras expulsiones. Sólo en los pasados mil años los judíos fueron echados a patadas de sus países anfitriones más de 200 veces. Ése es un registro asombroso. No hay ningún otro grupo que siquiera se le acerque.

     Después de ser echados a patadas de Egipto, los hebreos se reagruparon en Palestina y recobraron una estructura de Estado, hasta que los griegos bajo Alejandro el Grande acabaron con sus tonterías en 329 a.C. El Imperio griego finalmente fue sucedido por el de los romanos. Después de la muerte del Emperador Augusto, hubo una guerra civil muy cruel entre sus tres aspirantes a sucesor. Ellos se combatieron unos a otros y llevaron al Imperio romano al borde del colapso.

     La dirigencia hebrea pensó que el momento era bueno. Su rebelión dio origen a la conquista romana de Judea en 63 d.C. Ése es uno de los más grandes momentos en la Historia humana. El saqueo de Jerusalén que realizó el general Tito fue el momento decisivo de la primera guerra judeo-romana en 66-73 d.C. Sólo deseo que los estadounidenses aprendieran de aquel incidente.

     Ese maravilloso momento está inmortalizado en un grabado en relieve en el famoso Arco de Tito en Roma. Usted puede ver a soldados o esclavos que llevan objetos del templo de Jerusalén, como aquel candelero con formas fálicas. Supongo que era de oro sólido, muy valioso, si usted lo derrite.



     Tito también llevó a casa a Roma aproximadamente 30.000 prisioneros hebreos, a los que se le dio buen uso construyendo el Coliseo. ¡Inspirador! Todo esto ha sido documentado en un libro, "Las Guerras de los Judíos", escrito por un historiador judío [Yosef ben-Matityahu], conocido por un nombre latino, Tito Flavio Josefo, quien también se convirtió en el fundador de la fe cristiana.



Misión Imposible: Demoler la Locura del Mesías Hebreo

     Los romanos reconocieron que la razón por la cual los hebreos eran tan problemáticos era su creencia en un mítico Mesías. El sacerdocio hebreo, sus rabinos fariseos, siguieron prometiéndoles la llegada de un Mesías, que se suponía les traería la liberación ante un gobierno y ocupación de extranjeros, los griegos o los romanos, y no sólo eso, sino la dominación hebrea mundial total, incluyendo la muerte o la esclavitud para todos los no-hebreos.

     Los hebreos estaban muy inspirados y motivados por aquel Mesías prometido, tanto, que ellos estaban siempre atentos a la aparición de uno. Eso tenía mucho potencial para la creación de problemas para ocupantes extranjeros como los romanos, y fue un enorme factor en las guerras entre judíos y romanos.

     Como dije, Tito Flavio Josefo era realmente un judío. Él no sólo era un judío: él era uno de aquellos 30.000 judíos que los romanos llevaron a Roma para trabajar como esclavos. Pero Tito Flavio Josefo no era un hebreo ordinario: él era el hijo de un Sumo Sacerdote del Templo de Jerusalén y de una princesa hebrea de sangre real, de modo que él era parte de la nobleza hebrea y de la élite dirigente.



     A Tito Flavio Josefo los romanos le encargaron no sólo la tarea de escribir la historia de las guerras romano-judías, sino también la demolición de la locura del Mesías hebreo. Él probablemente prefirió hacer aquello a trabajar todo el día como un esclavo bajo el quemante Sol romano en el sitio de la construcción del Coliseo.


Fe Cristiana = Operación Psicológica Judeo-Romana

     La manera en que él abordó aquello fue creando a un Mesías. La fe cristiana que él creó en el proceso es realmente sólo una operación psicológica judeo-romana. Él le dijo a los judíos, sus compatriotas, los hebreos, que dejaran de esperar al Mesías que les fue prometido por sus rabinos fariseos. Él les dijo que pagaran sus impuestos, ofrecieran la otra mejilla y amaran a sus enemigos. Obviamente ésas eran todas cosas en las que los romanos estaban interesados, pero todos sabemos cómo resultó eso.

     Ellos todavía están esperando al Mesías...

     A propósito, siendo un judío, no espere ninguna originalidad o creatividad en Flavio Josefo. Usted no puede esperar ninguna originalidad o creatividad de parte de los bribones que nos trajeron plagiadores maestros como los "santos" judíos Albert Einstein y Elie Wiesel. Ellos son truhanes por diseño. No hay ninguna creatividad, ellos sólo roban.

     Siendo un hombre instruído, Flavio Josefo estaba familiarizado con diversos dioses del Medio Oriente. Del dios persa Mitra él robó que nació de una virgen el 25 de Diciembre, que tuvo 12 discípulos, realizó milagros, y estuvo muerto durante tres días, pero luego fue resucitado. Él robó la adoración mítraica del "domingo" también.

     Del dios egipcio Horus, Flavio Josefo robó que él nació de una virgen, que tuvo 12 discípulos, que sanó a enfermos y heridos, que levantó a "Asar" de entre los muertos, cuyo nombre parece muy similar a "Lázaro". Él fue incluso crucificado y luego resucitó después de tres días. Además, él era frecuentemente referido como el "Cordero de Dios" y "la Luz".

     Por último pero no lo menor, Flavio Josefo robó del semi-dios griego Hércules. Él nació de una mujer virtuosa y moral, engendrado por el dios Zeus y marcado para la muerte en el nacimiento por Hera, la esposa de Zeus. Él vagó por la Tierra realizando hechos milagrosos, murió y subió al Olimpo. Después de su muerte, en la región surgieron cultos que construyeron templos en su nombre.


Entonces ¿Qué Anda Mal con la Fe Judía?


     Mucha gente piensa que la razón por la cual los judíos son tan problemáticos es su religión, la fe judía. Eso es verdadero sólo en parte. Entraré en los otros motivos en una presentación diferente.


     El dios que comparten judíos, cristianos y musulmanes, el hebreo dios de la guerra Yahvé, es realmente sólo uno de muchos dioses en el panteón hebreo. Otros eran llamados Baal, El y Ashera.

     Inspirados por el monoteísmo egipcio, los sacerdotes del dios hebreo de la guerra Yahvé, el dios que los dirigentes hebreos o la realeza abiertamente favorecían y quien así se convirtió en el dios supremo de los hebreos, tuvieron éxito en hacer a un lado a todos los otros dioses hebreos.

     Aquel hebreo dios Yahvé era —en términos morales modernos— un extremadamente desagradable, psicopático, genocida y supremacista imbécil.

    Él exigía el sacrificio de toda criatura primogénita, tanto humana como animal. Imagine eso. Si un hebreo tenía su primer niño, los sacerdotes, los rabinos, los fariseos, le decían que tenía que sacrificar su primer nacido a aquel dios Yahvé. Ése es el mismo dios al que los cristianos y los musulmanes rezan. ¡Maravilloso! Lo mismo se aplicaba a los animales primogénitos. Entonces si ellos tenían una vaca, un caballo o una oveja, y aquel animal tenía su primer bebé, éste tenía que ser sacrificado a aquel maravilloso dios. Imagine el trauma por el que pasa una pareja joven que está recién casada y tiene a su primer hijo cuando ellos tienen que tomar a aquella criatura, cortar su garganta y arrojarla al fuego, como un sacrificio a Yahvé, el dios de los judíos, los cristianos y los musulmanes. Ellos cambiaron la regla más tarde porque causó algunos problemas, pero de todos modos continuó durante mucho tiempo.

    Aquel mismo dios, un dios de la guerra, ordenó a los hebreos, cuando ellos iban en uno de aquellos viajes para "complementar sus ingresos", no sólo conquistar y saquear ciudades, como vikingos, y robar todo, sino que se les ordenaba —por medio de los sacerdotes de Yahvé— que mataran despiadadamente a cada ser humano, soldados, ancianos, mujeres embarazadas con sus bebés todavía en sus vientres, e incluso a cada animal en aquellas ciudades.

    Según ese dios —al menos eso es lo que a los hebreos les decían sus rabinos—, todo es ético, correcto y bueno, todo es permitido mientras la víctima no sea un hebreo. Entonces ellos pueden violar a un niño de 2 ó 3 años y está bien, en tanto no se trate de un niño hebreo. Más tarde, eso se puso aún peor. Según el Talmud babilónico, el libro más santo de los judíos, el menor víctima podría ser incluso un niño hebreo...

    Su dios Yahvé dijo a los hebreos, por medio de sus sacerdotes, que es bueno todo lo que hace, incluso a sólo un hebreo, más rico o más poderoso, y malo si hace lo contrario. De allí es de donde viene toda la idea de "bueno para los judíos". Es bueno para los judíos, si hace al menos a un judío más rico, o más poderoso, o aumenta el valor neto o el poder de la supuesta "tribu". Ahora bien, usted no puede ser una tribu si usted consiste en tres o cuatro grupos étnicos distintos, como los suizos. Nadie llamaría a los suizos una tribu, porque ellos consisten en italianos étnicos, alemanes étnicos y franceses étnicos. Lo mismo se aplica a la gente de Singapur, que está compuesta por chinos, malayos y tamiles.

    Aquel dios Yahvé supuestamente —según los rabinos y sus libros "santos"— quiere que su "pueblo elegido", los hebreos, gobiernen el mundo entero y maten o esclavicen a todos los demás, a cada no-judío, cada no-hebreo.

     Es bastante claro para mí que el judaísmo no es sólo una religión sino un plan para la conquista mundial, diseñado por sujetos religiosos lunáticos. ¡Tiene que ser eliminado para que la Humanidad sobreviva!

     Imagine lo que pasaría si un líder religioso de raza Blanca dijera algo demente como esto: "La gente no-Blanca fue creada sólo para servir como esclavos de la raza Blanca", como dijo, hablando de judíos y no-judíos, el gran rabino sefardita de Israel Ovadia Joseph en Octubre de 2010. Imagine si alguien dijera algo sobre la gente negra como "la gente negra sólo fue creada para servir a la gente Blanca como esclavos". O "las mujeres chinas sólo fueron creadas por Dios para servir a los hombres Blancos como juguetes sexuales". Imagine la reacción de los medios de comunicación.


¿Y Qué Hay de los Judíos Seculares?

     Entonces, ¿qué hay con los judíos seculares, es decir, los judíos no religiosos? Más de la mitad de los judíos modernos no son religiosos. Ellos no derivan su judeidad, su identidad judía, de adherirse a la fe judía. Los judíos han estado tan ocupados convenciéndonos de que nuestra religión es completa basura, que la mayor parte de ellos terminaron por hacerse ateos a su vez.

     Desafortunadamente, eso, sin embargo, no hace a los judíos seculares un poco mejor. Ellos acaban de substituír el judaísmo con su firme creencia en la altamente traumática fe del "Holocausto". Yo la llamo "Santa Impostura" u "Holoculto". Es realmente una religión secular. Y ellos substituyeron el judaísmo con una versión judeocéntrica supremacista del Darwinismo Social.

     La única razón por la que Albert Einstein es tan popular entre los medios judíos de comunicación que siempre que los judíos de Hollywood necesitan a un profesor loco él justo se parece a Albert Einstein, es que él es supuestamente la prueba de que los judíos son más inteligentes que los no-judíos, principalmente la gente Blanca, lo cual es una completa estupidez. Las mediciones científicas de la inteligencia de varios grupos étnicos en Estados Unidos todas demuestran que los judíos son menos inteligentes que la gente Blanca. Albert Einstein fue simplemente distinguido por los medios judíos de comunicación como un genio porque ellos querían rebatir los resultados poco halagüeños de aquellos exámenes científicos.

     Los judíos se han lavado el cerebro a sí mismos para creer que ellos son más listos que todos los demás. Ellos no son más listos. Ellos sólo son más temerarios. Ellos aparecen con toda clase de malignas estafas que el no-judío nunca consideraría porque simplemente son demasiado malvadas. Ellos ni siquiera serían capaces de imaginarlo, pero los judíos sí pueden.

     La judeidad en su forma moderna realmente no es una religión, etnicidad o nacionalidad. Es un trastorno mental altamente dañino socialmente, con síntomas como actitudes supremacistas hacia los no-judíos, maníaco-depresión severa y psicopatía.

     Lo menos que deberíamos hacer con ellos sería ponerlos en algún centro de alta seguridad para los criminalmente insanos. Y, sólo para estar seguros, ellos deberían ser esterilizados a la fuerza.–






1 comentario: