BUSCAR en este Blog

viernes, 6 de octubre de 2017

Gwendolyn Taunton - Acerca del Kali-Yuga



    En el sitio newdawnmagazine.com se publicó hace doce días un artículo que fue presentado primeramente en Abril de 2016 (Edición Especial, vol. 10 Nº 2) de la revista New Dawn, de la escritora australiana de temas antiguos Gwendolyn Taunton. Dicho texto lo presentamos ahora en castellano, ya que clarifica algunos aspectos de la Edad de Hierro del saber védico e hindú, y en particular distingue la identidad que le da nombre al Kali-yuga, no siendo al parecer la diosa Kali sino un demonio de nombre muy parecido, como últimamente ha salido a la luz.


El KALI-YUGA:
Jugando a los Dados con la Muerte
por Gwendolyn Taunton
Abril de 2016




     Una de las más famosas importaciones culturales desde la India que ha ejercido una influencia en el pensamiento occidental es la del Kali-yuga. Este tema ha sido particularmente considerado por la Escuela Perennialista, que incluye a autores como René Guénon y Alain Daniélou. La razón de la popularidad de este tema en Occidente es doble: en primer lugar, el Kali-yuga puede ser usado para explicar diversos problemas políticos, económicos y medioambientales que actualmente enfrenta la Humanidad. En segundo lugar, el Kali-yuga y el concepto entero del tiempo cíclico no son completamente foráneos. La teoría del tiempo como no lineal y no siempre "progresivo" es muy antigua, arraigada en nuestro propio pasado. Un ciclo similar de Edades está presente en la historia griega, principalmente dentro de las obras de Hesíodo, donde él habla de una caída desde una Edad de Oro hacia un extremo de decadencia en la Edad de Hierro. Ese ciclo también es encontrado en el Voluspá de la Edda Poética que describe el Ragnarök y una Edad del Lobo (el equivalente del Kali-yuga o Edad de Hierro).

     Los cuatro Yugas o Edades (Satya, Treta, Dvapara y Kali) tienen dos estándares de medida, el cronológico y el ético. El enfoque cronológico está basado en posiciones astronómicas y cálculos matemáticos. Las estrellas y las posiciones planetarias durante mucho tiempo han sido consideradas como capaces de influír en el comportamiento humano por medio de la astrología, de manera que desde este punto de vista el cosmos sería la causa de los Yugas.

     Joscelyn Godwin trae al frente la perspectiva astronómica cuando él declara que "uno de los temas recurrentes de la Edad de Oro es que durante ella el eje de la Tierra era perpendicular a la eclíptica... Si eso fuera así no habría estaciones del año sino días y noches iguales a lo largo del año" [1]. La influencia sobre el tiempo sería por lo tanto directa y visible. El simbolismo usado para describir la Edad de Oro a menudo implica una alteración en el tiempo, ya que se dice que ocurren importantes conjunciones planetarias al final del Kali-yuga, y que ellas son conjunciones permanentes, lo que implica fuertemente que el tiempo mismo deja de existir.

[1] J. Godwin, "Decoding the Cycles of Time: When Does the Kali Yuga End?", http://www.newdawnmagazine.com/articles/when-does-the-kali-yuga-end

     Sin embargo, la mayoría de las cuestiones que surgen en el Kali-yuga pueden ser también atribuídas a una decadencia en la moralidad y la ética humanas, y muchos de los problemas podrían ser completamente artificiales. Las imágenes del tiempo, el horror último para toda vida sapiente, podrían simplemente haber sido añadidas como una metáfora para un estado psicológicamente más sano, en donde el hombre ya no se siente esclavizado por otros "desde la cuna a la sepultura", disfrutando de la naturaleza espontánea de la vida en una Edad de Oro aparentemente interminable.

     El Yuga mismo es gobernado por las fuerzas de rta, dharma y karma. La primera, rta (la ley cósmica), es eterna y no puede ser destruída. La segunda función, dharma (por medio de rta) se desarrolla como una noción de acciones humanas individuales y sociales en relación con el orden cósmico predominante. Es el dharma, el código de ética que gobierna la sociedad humana, el que se erosiona. El dharma disminuye a medida que el aspecto material de la existencia (tamas) aumenta, y en ciertos puntos, cuando el dharma es severamente debilitado, comienza un nuevo Yuga.

     Los Yugas o Edades se diferencian no sólo en la calidad del dharma sino también en su duración, ya que como destaca el autor René Guénon, los Yugas mismos tienen "longitudes decrecientes de las respectivas duraciones de los cuatro Yugas que juntos conforman un Manvantāra" [2]. La duración de los Yugas disminuye proporcionalmente en una razón de 4:3:2:1 [3]. Guénon da detalles de las diferentes longitudes de los Yugas explicando que "por lo tanto puede decirse que el tiempo no sólo comprime el espacio, sino que también el tiempo mismo está sujeto a una contracción progresiva, que aparece en la reducción proporcional de los cuatro Yugas, con todo lo que esto implica, no exceptuándose la disminución correspondiente en la longitud de la vida humana" [4].

[2] R. Guénon, The Reign of Quantity & Signs of the Times, 2004, p. 42.
[3] B. G. Sidharth, The Celestial Key to the Vedas, 1999, p. 60.
[4] R. Guénon, The Reign of Quantity & Signs of the Times, p. 159.

     Guénon proporciona un ejemplo de esto explicando que si "la duración del Manvantāra es de 4.320 (años), la de los cuatro Yugas será respectivamente 1.728, 1.296, 864 y 432" [5]. Jean Robin, sin embargo, destaca un defecto aquí. Comentando sobre la cronología de Guénon, Robin declara que los cálculos de Guénon significan que el Kali-yuga habría terminado en 1999: "El comienzo del Kali-yuga sería así en el año 4481 a.C. (3761 + 720), y su final tendría que venir 6.480 años más tarde, es decir, en el año 1999 (6480 - 4481)" [6].

[5] R. Guénon, Traditional Forms & Cosmic Cycles, 2004, p. 6.
[6] J. Godwin, op. cit..



La Entidad Kali que Está Detrás del Nombre del Kali-yuga

     Es una común idea falsa que el Kali-yuga es llamado así por la diosa Kālī. En vez de eso, dicha Edad toma su nombre de un demonio masculino muy poderoso. Dicha equivocación ha ocurrido debido a errores en las traducciones inglesas del nombre Kali: en sánscrito, la diosa es llamada Kālī (con vocales largas), y el nombre del demonio es escrito Kali (con vocales cortas).

     El demoníaco Kali toma su nombre de la raíz sánscrita kad, que significa "sufrir, afligir, hacer daño, conmocionar o confundir". Kali es el enemigo mortal de Kalki, el décimo avatara del dios Vishnu. Cuando Vishnu se encarna como un avatara, lo mismo hace Kali. En el Mahābhārata se dice que él es Duryodhana, y en el Rāmāyana él es Rāvana. Kali es el tataranieto del Señor Brahmā, así como Adharma, quien fue originalmente creado a partir de la espalda del Señor Brahmā como un Maleen Pataka (un objeto pecaminoso). Esto se encuentra en el Śrī Kalki Purāna donde dice que "Después de la aniquilación, el creador secundario del universo, el Señor Brahmā, el abuelo de cada uno, que nació en la flor de loto universal, creó de su espalda al Pecado personificado, que tenía una tez negra" (Śrī Kalki Purana, 5).

     Una versión alternativa del origen de Kali declara que él nació del veneno sobrante que fue bebido por el Señor Shiva durante el arremolinamiento del océano de leche.


     Los retratos de Kali lo describen como desagradable y aterrador. El Kalki Purāna describe a Kali como enorme y de color de "hollín", con una lengua larga y un hedor terrible. Él lleva un hueso y tiene un abdomen que se dice que es como el de un cuervo. Kali siempre es retratado sosteniendo sus genitales en su mano izquierda y tiene una tez oscura, como el ungüento negro que ha sido mezclado con petróleo (Śrī Kalki Purana, 5).

     El Bhāgavata Purāna también lo describe como un śūdra [esclavo de la casta inferior] que lleva puestas las ropas de un rey. El símbolo de Kali es un búho y él monta un burro en vez de un caballo. Kali es muy aficionado a los juegos de azar, a beber vino, a gozar de la compañía de prostitutas y a asociarse con comerciantes. Su personaje entero exuda un aura de exceso extremo, glotonería y avaricia. De Kali también se supone que es responsable de todas las escrituras malvadas y textos religiosos malamente compuestos. Las residencias favoritas de Kali son

     «los patios de juegos de fantasmas, zorras y chacales. Esos sitios estaban impregnados con el asqueroso olor de la carne en descomposición, y estaban plagados de cuervos y búhos. El dominio de Kali puede ser encontrado dondequiera que hay juego y embriaguez, así como donde las mujeres constantemente se pelean» (Śrī Kalki Purana, 5).

     En suma, sus dominios son aquellos que son considerados impuros por el hinduísmo, y se encuentran dondequiera que la gente pierde su racionalidad, generando lucha y conflicto. Es la influencia de Kali la que distorsiona la percepción de la Humanidad y la atrae lejos del dharma. La asociación de Kali con emociones humanas negativas y antagonismo hacia el dharma es simbolizada por los nombres de su destructiva progenie.

     "La hermana de Kali era Durukti (el Lenguaje Áspero). Del vientre de Durukti Kali procreó a un hijo llamado Bhaya (el Miedo), y una hija llamada Mrtyu (la Muerte). Bhaya procreó a un hijo llamado Niraya (el Infierno) de la matriz de Mrtyu, y Niraya procreó a diez mil hijos en el vientre de su hermana, Yatana (el Dolor Excesivo). Así he descrito la destructiva progenie de Kali, quienes eran todos blasfemadores de los principios religiosos genuinos" (Śrī Kalki Purana, 6).

     El reinado de Kali, el Kali-yuga, comienza dentro del Mahābhārata, y ese libro es un texto fundamental para entender tanto a dicho demonio como a su Edad. Se cree tradicionalmente que el final del Mahābhārata anuncia el alba del Kali-yuga, y comienza cuando Krsna (Krishna), el avatara del dios Vishnu, se marcha. Basado en las observaciones astronómicas de Parāśara, se puede proporcionar una fecha alrededor de 1350 a.C. para el Mahābhārata [7].

[7] B. G. Sidharth, op. cit., p. 118.

     La presencia de Kali en el texto es sutil, y en su mayor parte revelada sólo por medio de simbolismo. Los indicios del origen infernal de Duryodhana están escondidos dentro del Mahābhārata. Vidura publica advertencias de los símbolos desfavorables que rodean a Duryodhana y que lo vinculan a Kali, diciendo:

     «Escúchame, padre, incluso si mis palabras son amargas, como la medicina para un hombre agonizante. Cuando Duryodhana nació, él gritó como un chacal. Él nos destruirá a todos nosotros. Un chacal acecha nuestro palacio. Ordena que Aryuna lo mate. Sacrifica un cuervo para conseguir pavos reales, padre; vende un chacal para comprar tigres» (Mahābhārata, 129).

     Los chacales son uno de los animales tradicionalmente asociados tanto con Kali como con los malos presagios. En una traducción diferente del Mahābhārata, la presencia de Kali es claramente declarada:

     «Haz de saber que Pāndu de gloria imperecedera y distinguido sobre todos los otros, surgió de los Maruts. Kshattri y Yudhishthira son ambos partes de la deidad de la Justicia. Haz de saber que Duryodhana era Kali, y Śakuni era Dvāpara» (Mahābhārata, XXXI).

     Tal como los otros principales personajes dentro del Mahābhārata son avataras de deidades, del mismo modo también Duryodhana es el avatara de Kali. La identidad de Kali como el villano del Mahābhārata también arroja mucha luz sobre las acciones de Krishna, el avatara de Vishnu, y sobre el papel que él juega en la enseñanza del kshatriya dharma [deber del guerrero] a Aryuna.

     Kali también aparece como Nala en el Mahābhārata, a quien él posee por medio del juego de dados (una forma de juego de azar). Durante el juego de dados, Nala lo pierde todo y es forzado al exilio. La posesión de Nala por parte de Kali se termina cuando el nāga Karkotaka lo muerde y el veneno convierte a Nala en un feo enano llamado Bāhuka, quien finalmente domina el juego de dados. El aprendizaje de eso permite a Nala exorcizar al demonio y él vomita a Kali de su boca.

     La historia de Nala es una micro-versión del propio Mahābhārata: Duryodhana también atrae a Yudhishthira al juego de los dados, inconsciente de que Duryodhana, ayudado por otro demonio Dvāpara (quien ha encarnado como Śakuni), manipula los dados para que él pueda apoderarse del reino:

     «"Desafiado, nunca me retiro", contestó Yudhishthira. "Somos peones en la mano del destino. Comencemos. ¿Quién juega contra mí? Yo suministraré las apuestas", dijo Duryodhana. "Mi tío Śakuni jugará"» (Mahābhārata,128).

     Yudhishthira pierde el reino, a sus hermanos, a sí mismo, e incluso a su esposa. El juego de dados es también de una importancia adicional porque los Yugas o Edades fueron originalmente nombrados así por los cuatro tiros de dados —Krita, Trita, Dvita y Kali— siendo Krita el mejor tiro y Kali el peor. Por lo tanto, Kali no sólo está ganando el juego de dados sino que está ganando el Yuga y declarándolo, aunque simbólicamente, como su reinado, y se dispone a involucrarse en conflicto con su tradicional enemigo, Vishnu, quien se encarna como Krishna en la sección Bhagavad-Gītā del Mahābhārata. A pesar de la derrota de Kali/Duryodhana en la epopeya, el final del Mahābhārata es el comienzo del Kali-yuga, porque se cree que en el mismo momento en que Krishna abandonó la Tierra, Kali llegó a ser activo en el mundo.

     Kali no dejará el mundo otra vez hasta que su azote Vishnu encarne como Kalki. El texto Kalki Purāna está ambientado al final del Kali-yuga y relata la batalla entre el avatara final de Vishnu, y Kali, que es derrotado en la primera parte del texto. A medida que la conexión de Kali con el Kali-yuga se hace mucho más explícita en el Kalki Purāna, la manera en la cual él influye en la Humanidad y en el dharma es también más obvia.

     Los problemas del Kali-yuga son tanto morales como éticos, y la cuestión central del Kalki Purāna es que la sociedad rechaza el dharma y las enseñanzas védicas. Eso puede ser visto en el papel de Kalki en cuanto a los mlecchas. Se entiende que los mlecchas son

     «aquellos que no siguen los principios védicos. En antiguos días, los mlecchas eran menos, y Visvāmitra Muni maldijo a sus hijos para que se convirtieran en mlecchas. Pero en la Edad presente, el Kali-yuga, no hay ninguna necesidad de maldición, ya que las personas son automáticamente mlecchas. Éste es sólo el comienzo del Kali-yuga, pero al final del Kali-yuga la población entera consistirá en mlecchas porque nadie seguirá los principios védicos. En aquel tiempo aparecerá la encarnación Kalki» (Śrīmad Bhāgavatam, 9:16:33).

     También se declara que

     «el piadoso Brāhmana ha dejado este país (India), que ha sido castigado por el poderoso Kali, que tiene envidia de las personas santas, y que destruye la práctica de los principios religiosos» (Kalki Purana, 2.45).

     Además de la multiplicación de los mlecchas y la partida de los Brāhmanas, el sistema de castas también se divide en una quinta casta que es un resultado de la entremezcla de las otras cuatro, como está declarado en el Mahānirvāna Tantra: "En la Edad de Kali, sin embargo, hay cinco castas, a saber, Brāhmana, Kshatriya, Vaishya, Sūdra y Sāmānya" [8].

[8] A. Avalon, The Tantra of the Great Liberation, 1972.

     El efecto de la carencia de dharma en el Kali-yuga puede ser por lo tanto interpretado como el colapso de la ley tradicional y la negación de todas las cosas éticas, morales o espirituales. El objetivo de Kalki no es simplemente matar a Kali, sino también restaurar el dharma [los principios básicos del cosmos] y reinstaurar las tradiciones védicas. Kali, por otra parte, difunde el adharma pervirtiendo el discurso religioso y creando escrituras inescrupulosas. Esto es indudablemente lo que Guénon tenía en mente cuando él habla de la "contra-tradición" en el contexto del Kali-yuga.

     «El reinado de la "contra-tradición" es de hecho precisamente lo que es conocido como el "reinado del Anticristo", y el Anticristo, independientemente de todas las pre-concepciones posibles, es en cualquier caso el que concentrará y sintetizará en sí mismo para esa tarea todos los poderes de la "contra-iniciación", ya sea concebido como un individuo o como una colectividad» [9].

[9] R. Guénon, The Reign of Quantity & Signs of the Times, p. 270.

     La contra-tradición adhármica del Kali-yuga también es identificada con el dogma rígido y el pensamiento fundamentalista pasado de moda, destaca Alain Daniélou, quien escribe que "Visualmente, los símbolos —es decir, las diversas formas de escritura— sólo comienzan a ser usados para fijar ciertos elementos de la tradición cuando la evolución del ciclo anuncia la decadencia del conocimiento" [10].

[10] A. Daniélou, Shiva and the Primordial Tradition: From the Tantras to the Science of Dreams, 2003, p. 103.

     Él posteriormente da más detalles sobre esto declarando que

     «la escritura es un fenómeno urbano, característico del Kali-yuga. Congelar las enseñanzas de "profetas" en libros considerados como sagrados es paralizar el espíritu de investigación; aquello fija supuestas verdades establecidas y tiende a crear una fe ciega en vez de la búsqueda del conocimiento» [11].

[11] A. Daniélou, While the Gods Play, 1987, p. 87.

     Esto está muchísimo de acuerdo con las descripciones de Kali que posee (metafóricamente) las mentes de los hombres para componer escrituras con "mala intención". Uno sólo tiene que leer las noticias diarias para ver cómo pasajes religiosos escogidos pueden ser usados para atacar a grupos étnicos y sexos. El ejemplo moderno más obvio sería el grupo "Estado Islámico" que deliberadamente distorsiona las enseñanzas islámicas para perpetuar la violencia política tanto en Europa como en el Oriente Medio.

     Pero es sólo cuando todas las enseñanzas espirituales han sido erradicadas que Kalki nacerá, ya que el Śrīmad Bhāgavatam dice que "Al final del Kali-yuga, cuando no existen temas sobre el asunto de Dios, incluso en las residencias de supuestos santos y señores respetables de las tres varnas [castas] superiores y cuando nada es conocido de las técnicas de sacrificio, incluso de palabra, entonces el Señor aparecerá como el castigador supremo" (Śrīmad Bhāgavatam, 2.7).

     Es restaurando el dharma, la esencia moral y espiritual de la sociedad, que Kalki es capaz de ponerle fin al Kali-yuga. El propio Kalki dice eso cuando él anuncia que "Estableceré entonces de nuevo el Satya-yuga, y así reinstauraré los principios de la religión como ellos eran antes" (Śrī Kalki Purana, 16).


Acontecimientos a Ocurrir en el Kali-yuga

     Alain Daniélou proporciona numerosos ejemplos de acontecimientos que ocurrirán en el Kali-yuga tomados del Linga Purāna y el Vishnu Purāna. La gran mayoría de esos acontecimientos son desastres que provienen de acciones humanas. Todas las situaciones citadas aquí por Daniélou provienen de problemas socioculturales como la avaricia, la lujuria, el orgullo, la arrogancia y la corrupción política, que son el resultado final de la negación del dharma. A medida que el dharma dismunuye, el vicio y mal en la Humanidad aumentan. Entre las predicciones para el Kali-yuga se incluyen las siguientes:

• Ellos serán rodeados por filósofos pretenciosos y falsos.

• Habrá muchos mendigos y gente desempleada.

• Las violaciones serán frecuentes.

• Gente no calificada se hará pasar como expertos en cuanto a moral y religión.

• Las mujeres de buen nacimiento se abandonarán a los deseos de los más viles de los hombres y realizarán actos obscenos.

• Los hombres se dedicarán a ganar dinero; los más ricos tendrán el poder.

• Por la falta de autoridades públicas, muchos niños morirán.

• La gente aceptará teorías promulgadas por cualquiera como artículos de fe.

• En el Kali-yuga los hombres carecerán de virtudes, pureza, o un sentido de decencia, y conocerán grandes aflicciones [12].

[12] A. Daniélou, While the Gods Play, pp. 212-215.

     El Mahānirvāna Tantra también declara que "Aquellos nacidos en la Edad de Kali son por su naturaleza débiles de intelecto, y sus mentes son distraídas por sus deseos", implicando que el carácter de la gente es lo que hace que ellos adopten prácticas que son esencialmente dañinas tanto para sí mismos como para otros. Debido a la creciente influencia del materialismo, la avaricia también se convertirá en una fuente de admiración, y sólo aquellos que son ricos serán considerados dignos de respeto. El Kalki Purāna declara que

     «En el Kali-yuga, una persona con mucho dinero será naturalmente respetada como una gran alma. Si una persona "dos veces nacida" gana su sustento prestando dinero a interés, él será considerado un pilar de la sociedad» (Śrī Kalki Purana, 8-10).

     Otros desastres creados por los humanos y asociados con el Kali-yuga son claramente el resultado de malos gobiernos. Los impuestos aumentarán y las figuras políticas serán egoístas más bien que los protectores del pueblo. También habrá migraciones de masas, algo que está ocurriendo actualmente. Esos acontecimientos encontrados en el Kali-yuga están localizados en el discurso de Mārkandeya en el Mahābhārata, donde está escrito que

• Los gobernantes se harán irrazonables: ellos impondrán impuestos injustamente.

• Los gobernantes ya no verán como su deber promover la espiritualidad, o proteger a sus súbditos: ellos se convertirán en un peligro para el mundo.

• La gente comenzará a emigrar, buscando países donde el trigo y la cebada forman la principal fuente de alimento.

     Sin embargo, no todos los acontecimientos del Kali-yuga serán causados únicamente por las actividades inmorales de la gente, ya que también habrá catástrofes al final de dicho Yuga:

• El dios de las nubes estará en desacuerdo con las lluvias.

• Habrá muchos niños nacidos cuya esperanza de vida no es más que dieciséis años.

• La gente que vive durante cien años será escasa.

• El agua faltará, y en muchas regiones la gente mirará al cielo, esperando la lluvia [13].

[13] A. Daniélou, While the Gods Play, pp. 212-215.

     A la luz de las recientes advertencias sobre el clima y los críticos niveles de contaminación en China, estos acontecimientos también podrían ser interpretados como producidos por el hombre, gracias al abandono y el uso disoluto de los recursos naturales, que daña al medioambiente. Independientemente de si la causa es natural o causada por la gente, estos pasajes indican una severa inestabilidad climática que aflige a la población y que acorta la duración de la vida humana. Sin embargo, hay un acontecimiento desastroso en el Kali-yuga que definitivamente no es producido por el hombre. Hay una perturbadora descripción de un acontecimiento de extinción de masas en la forma de un volcán submarino:

     «El fuego de la boca de una serpiente subterránea quemará los mundos inferiores, y luego la superficie de la tierra, y pondrá a la atmósfera en llamas (...) Rodeados por esos círculos de fuego, todos los seres animados e inanimados serán destruídos (Vishnu Purana 1.8.18-31). Enormes nubes de ceniza entonces cubren la tierra (...) Luego, por medio de lluvias interminables, ellas inundarán la tierra entera con agua. Esa lluvia torrencial hundirá la tierra durante doce años, y la Humanidad será destruída» (Daniélou, op. cit., p. 218).

     Vale la pena mencionar que el Anillo de Fuego [cinturón de volcanes en el Pacífico] está actualmente muy activo, y que grandes terremotos se han hecho más frecuentes en años recientes. Violentos terremotos han sido particularmente prolíficos en Japón y Nueva Zelanda, cerca del sitio de lo que es un super-volcán en desarrollo que está creciendo en el suelo del océano. La ciencia predice que ese nuevo super-volcán será lo bastante fuerte como para erradicar la mayor parte de la vida en el Hemisferio Sur, y cubrirá al mundo con nubes de ceniza lo bastante enormes como para arruinar el clima a nivel global. Actualmente se cree que al volcán le tomará al menos miles de años formarse, a pesar de que Daniélou calcula el final del Kali-yuga para 2442 d.C. [14], una fecha que si es correcta nos coloca muy cerca de un desastre catastrófico.

[14] Daniélou, op. cit, p. 197.

     No todo está perdido, sin embargo. Aunque el dharma haya de colapsar según estos textos, algunas tradiciones volvieron a escribir sus enseñanzas a fin de adaptarse a la cambiante corriente del Kali-yuga. Las más famosos de éstas son las ramas esotéricas del hinduísmo colectivamente referidas como Tantra. El Mahānirvāna Tantra dice que "cuando la Edad de Kali esté en plena influencia para todas las castas, comenzando con los Brāhmanas, los ritos Tāntricos serán los únicos apropiados".

     Daniélou repite ese sentimiento declarando que "Sólo los métodos del Yoga Tántrico son eficaces en esta edad en la cual los valores se han perdido; los ritos, el ascetismo y las virtudes de otras edades son ineficaces" [15].

[15] A. Daniélou, Gods of Love and Ecstasy: The Traditions of Shiva and Dionysus, 1992, p. 235.

     Él también cree que "las enseñanzas de Lakuliśa exponen los principios del Darśana (los caminos del conocimiento) en una forma simple y popular llena de imágenes, y sugieren modelos de comportamiento convenientes para las etapas finales del Kali-yuga" [16].

[16] A. Daniélou, While the Gods Play, p. 120.

     El método más simple y eficaz de resistir a la influencia del Kali-yuga, sin embargo, es realmente muy fácil y puede ser practicado por cualquiera, ya que el Mahānirvāna Tantra dice que

     «en la Edad de Kali las limosnas son eficaces para el logro de todas las cosas. Los objetos apropiados de tales limosnas son los pobres que están dedicados a actos meritorios».

     Así, el humilde acto de la caridad puede contrapesar al infortunio, la avaricia y la crueldad del Kali-yuga. Si algo puede salvar a la Humanidad de los desastrosos efectos del Kali-yuga, entonces eso debe ser la acción humana, realizada de acuerdo con el dharma. Incluso si esta suposición es incorrecta, aún así puede ser suficiente para hacer del mundo un lugar un poco más brillante en esta la más oscura de todas las épocas, y retrasar el Apocalipsis un poco más.–



No hay comentarios:

Publicar un comentario