BUSCAR en este Blog

viernes, 26 de mayo de 2017

Ashraf Ezzat - Sobre Jerusalén, el Templo y la UNESCO



     A raíz de una decisión de la UNESCO de Octubre del año pasado relativa a Jerusalén, que provocó el enojo del gobierno sionista, retirando a su embajador ante dicho organismo y suspendiendo su colaboración con él, al haber reconocido la UNESCO la importancia cultural de la Explanada de las Mezquitas (el falso Monte del Templo) sólo para los árabes, desvinculándola de las reclamaciones de los modernos israelíes, el médico y divulgador egipcio Ashraf Ezzat, de quien hemos presentado diversos novedosos escritos, publicó en esas mismas fechas en su sitio (ashraf62.wordpress.com) el siguiente texto que presentamos ahora en castellano, donde enfatiza precisamente la carencia de conexión de esa gente actual con aquellos antiguos sitios, como lo ha hecho en sus otros escritos.


Resolución de la UNESCO acerca de Jerusalén:
La Verdad Oculta
por Ashraf Ezzat
19 de Octubre de 2016



     La (loca) idea de llevar a los judíos del mundo a abandonar sus patrias, instalarse en la tierra (palestina) ocupada e "inventar un pueblo judío" a partir de ellos es el verdadero "teatro del absurdo".


     En una reciente resolución de la UNESCO, excepcionalmente valiente y audaz, acerca de los sitios históricos en la ciudad vieja de Jerusalén, Israel es explícitamente mencionado como "la potencia de ocupación", el Muro Occidental es mencionado por su nombre árabe, la Plaza al-Buraq, y el Monte del Templo como Al Haram al-Sharif [1]. En otras palabras, después de años de búsqueda e investigación, la Organización Educacional, Científica y Cultural de Naciones Unidas (UNESCO) no ha encontrado raíces judías HISTÓRICAS genuinas en la ciudad antigua de Jerusalén. ¿Cuán sorprendente es esto?; ¿y cuán verdadero es también? Ah, usted se sorprenderá.

[1] http://www.discoverislamicart.org/database_item.php?id=monument;ISL;pa;Mon01;1;en

     La Junta Directiva de la UNESCO ha estado reuniéndose en París desde el 4 de Octubre [de 2016]. Después de una semana de escrutinio y deliberación la UNESCO ha decidido que no hay ninguna vinculación judía con Jerusalén ni con el Monte del Templo. El voto acerca de la resolución, que fue presentada por Argelia, Egipto, Líbano, Marruecos, Omán, Qatar y Sudán, había sido pospuesto desde Julio [2]. Sin embargo, una resolución similar anterior fue aprobada en Abril.

[2] https://www.algemeiner.com/2016/07/18/unesco-postpones-vote-on-resolution-that-ignores-jewish-ties-to-temple-mount/

     26 países se abstuvieron de votar, mientras que 24 países apoyaron la iniciativa, y 6 votaron en contra, a saber, Estados Unidos, el Reino Unido, Lituania, los Países Bajos, Estonia y Alemania.

     La resolución condena fuertemente las intensificadas agresiones y acciones ilegales de los israelíes en Jerusalén del Este. También deplora las ilegales medidas israelíes que niegan el acceso de los musulmanes a su sitio santo la mezquita Al-Aqsa/Al-Haram al-Sharif, y solicita que Israel, la Potencia de Ocupación, respete el histórico statu quo y detenga inmediatamente esas medidas. Lea el texto entero [en inglés] de la decisión de la UNESCO aquí [3].

[3] http://whc.unesco.org/en/decisions/6243  que hemos puesto en castellano al final.

     El Primer Ministro israelí Netanyahu respondió diciendo:

     "El teatro del absurdo continúa con la UNESCO, y hoy la organización ha tomado su decisión más extraña. Decir que Israel no tiene ninguna conexión con el Monte del Templo ni con el Muro Occidental es como decir que China no tiene ninguna conexión con la Gran Muralla, o Egipto con las Pirámides.

     "Obviamente ellos nunca han leído la Biblia, pero yo aconsejaría que los miembros de la UNESCO visitaran el Arco de Tito en Roma, donde ellos pueden ver lo que los romanos llevaron a Roma después de que ellos destruyeron y saquearon el Monte del Templo hace dos mil años", añadió Netanyahu.

     A primera vista, lo que Netanyahu dijo sonaría para muchos tan persuasivo como el sentido común. Pero, realmente no lo es. Además, la resolución de la UNESCO no está ni politizada ni es tendenciosa.

     Realmente, el paralelo que Netanyahu estableció carece de validez. El vínculo de los pueblos egipcio y chino con las Pirámides y la Gran Muralla está basado principalmente en su historia y cultura comunes como nación o grupo étnico, y por lo tanto el vínculo es culturalmente indiscutible.

     El Monte del Templo (si en efecto hubo tal templo en Palestina) es tan relevante para los judíos como La Meca para cualquier musulmán en todo el mundo.

     Así como sería ridículo oír que los musulmanes de Indonesia reclaman derechos históricos a La Meca por ser simplemente musulmanes (o recién convertidos al Islam), sería igualmente ridículo que los judíos europeos reclamaran derechos históricos a Jerusalén.

     Para decirlo de manera breve, el judaísmo es una religión, los seguidores de la cual no deberían tener ningún derecho histórico sobre la tierra de sus sitios sagrados.

     Tal como los cristianos latinos no pueden (y no debieran) reclamar el "Vaticano" como su patria histórica, tampoco los judíos europeos debiesen reclamar Jerusalén.

     A diferencia de los pueblos egipcio y chino, los judíos no son una nación o grupo étnico que tenga una cultura, una tierra y una historia comunes. Para decirlo en voz alta, Simon Peres, el fallecido Presidente israelí, era un ciudadano europeo de Polonia que en primer lugar nunca debió haber ido a Palestina.

     Pero, aquí estamos: Peres (Szymon Perski) no sólo vino a Palestina sino que él también vivió el suficiente tiempo para procurar que la mayor parte de sus habitantes nativos fueran echados por la fuerza brutal y la diplomacia engañosa. Por aquello, Peres, en esencia un criminal de guerra, ha sido sepultado en Palestina como un héroe nacional israelí.

     Los judíos que fueron conquistados por el Emperador romano Tito eran una pequeña comunidad que una vez habitó parte de Jerusalén hace dos mil años. La percepción sostenida durante mucho tiempo de que después ocurrió una Diáspora judía es simplemente un mito; los romanos no desterraron a nadie de Palestina, y menos que nadie a la comunidad judía. Los descendientes de aquellos antiguos judíos son más probablemente los musulmanes y los cristianos de la moderna Palestina.

     El moderno Estado israelí fue fundado en la creencia en un "pueblo judío" como una nación unificada, establecida en tiempos bíblicos, dispersada por acción de Roma, varada en el exilio durante 2.000 años, y luego retornada a la Tierra Prometida.

     Pero según Shlomo Sand, el historiador israelí [4], no hubo ningún exilio, y como él procura demostrar mediante un minucioso análisis arqueológico e histórico forense, no tiene sentido hablar hoy de un "pueblo de Israel", al menos no si por aquello usted quiere decir los judíos.

[4] https://www.theguardian.com/books/2010/jan/17/shlomo-sand-judaism-israel-jewish

     Los judíos que han emigrado recientemente desde Europa a Israel son descendientes de los jázaros, y si ellos se sienten nostálgicos deberían instalarse en Ucrania y Rusia (o Polonia, como fue el caso de Peres), pero no en Palestina.

     Los judíos se parecen a musulmanes y cristianos; ellos vienen en todos los colores, tamaños y culturas de todo el mundo. La idea (loca) de llevar a los judíos del mundo a abandonar sus patrias, instalarse en la tierra (palestina) ocupada, e "inventar un pueblo judío" [5] a partir de ellos es el verdadero "teatro del absurdo".

[5] https://en.wikipedia.org/wiki/The_Invention_of_the_Jewish_People

     En una respuesta frenética a la (esperada) resolución de la UNESCO, el ministerio de Asuntos Exteriores israelí ha publicado un folleto acerca de la histórica conexión judía con Jerusalén, que ha sido distribuído a todos los 120 delegados permanentes ante la UNESCO cuyos países tienen relaciones diplomáticas con Israel. Destacada en el folleto israelí hay una foto del Arco triunfal de Tito que conmemora la conquista de Jerusalén hecha por el Emperador romano en 70 d.C. Grabada en el arco está la menorá de siete brazos, que es ampliamente considerada como un símbolo judío.

     En efecto, el Emperador romano Titus había conducido un ejército enorme y había conquistado la ciudad antigua de Jerusalén. De hecho Titus dejó Jerusalén en la ruina completa.

    "Ahora los romanos prenden fuego a las partes extremas de la ciudad [los suburbios] y las incendiaron, y demolieron completamente sus murallas [de Jerusalén]" (Josefo, Guerra, VI, 9,4).

     Los cristianos son conscientes de cuatro profecías dadas por Jesús en el Nuevo Testamento en cuanto a que no quedaría piedra sobre piedra, ni del Templo y sus murallas ni incluso de la ciudad de Jerusalén y sus murallas (Mateo 24:1-2; Marcos 13:1-2; Lucas 19:43-44; 21:5-6). Pero extraño como pueda parecer, las paredes que rodean a Al-Haram al-Sharif todavía permanecen en su gloria con sus más de 10.000 piedras herodianas y pre-herodianas sólidamente en su lugar en sus líneas inferiores. Si aquellas piedras son las del Templo, las profecías de Jesús pueden ser seriamente puestas en duda como portadoras de algún valor o mérito histórico en cualquier análisis hecho por observadores inteligentes e imparciales.

     De acuerdo a relatos de testigos oculares de la despiadada campaña de Titus, todo en la ciudad antigua de Jerusalén fue nivelado hasta el suelo: mercados, edificios oficiales, casas, y por supuesto el Templo judío y sus muros circundantes. De este modo, si éste fuera el caso (histórico), entonces ¿qué es aquella enorme pared que el moderno Israel llama la "Muralla Occidental"?.

     Lo que Netanyahu no mencionó, aunque estoy muy cierto de que los historiadores sionistas sí están conscientes de ello, es que Titus demolió casi cada edificio que había estado de pie alguna vez en la tierra en la Antigua Jerusalén, excepto una construcción: su fortaleza militar romana.

    Lo que hemos llegado a conocer como la Muralla Occidental es sólo una de las paredes restantes de aquella fortaleza romana, también conocida como la Fortaleza Antonia [6].

[6] http://askelm.com/temple/t980504.htm

     El arqueólogo y escritor estadounidense el profesor doctor Ernest L. Martin (1932-2002) llevó a cabo trabajos de arqueología en Jerusalén del Este. En su polémico libro "Los Templos que Jerusalén Olvidó", publicado en 1999, después de su extenso trabajo de campo, el doctor Martin concluyó que dichos sitios sagrados musulmanes, la mezquita Al-Aqsa y la Cúpula de la Roca, no están construídos encima de las ruinas del Monte del Templo.

     Diversos otros historiadores —incluyendo al profesor Benjamin Mazar, antiguo presidente de la Universidad Hebrea— [7] habían alcanzado una conclusión similar, en cuanto a que el sitio de 180.000 mts² conocido como Haram al-Sharif por el mundo musulmán desde 638 d.C. es de hecho una fortaleza romana construída por el rey Herodes, y que el santo Muro de los Lamentos judío (la Muralla Occidental) nunca había sido parte del segundo Templo destruído en 70 d.C.

[7] https://rehmat1.com/2011/08/12/the-%E2%80%98wailing-wall%E2%80%99-is-not-jewish/

     Realmente, si usted se pone a pensar en ello, la resolución de la UNESCO acerca de Jerusalén no es una revelación tan sorprendente como la averiguación de la verdad sobre la así llamada "Muralla Occidental". Quiero decir que descubrir de repente que millones de judíos del mundo han estado rezando (y llorando) ante una muralla romana (pagana) es ridículamente penoso. Los arqueólogos no pueden señalar de manera concluyente piedras que ellos sepan que formaban parte del Segundo Templo, mucho menos la piedra angular. Igualmente penoso es el hecho de que los expertos e historiadores comisionados por la UNESCO no lograron encontrar ninguna conexión judía con el lugar que los israelíes sionistas llaman el "Monte del Templo".

     La historicidad del sitio empezó como la mezquita de Al-Aqsa, que era originalmente una pequeña casa de oración construída por el califa Umar [8], pero fue reconstruída y ampliada por el califa omeya Abd al-Malik y terminada por su hijo Al-Walid en 705 d.C. Guste o no, eso es lo que los registros históricos nos dicen sobre aquel antiguo sitio.

[8] http://lostislamichistory.com/jerusalem-and-umar-ibn-al-khattab/

     Pero entonces, nuevamente, muchos encontrarán estas nuevas revelaciones completamente inquietantes, ya que, como dijo Netanyahu, lo que es mencionado en la Biblia cuenta una historia diferente. La Biblia dice que el Templo judío, así como todas las historias israelitas, de alguna manera tuvo lugar en Jerusalén. ¿Podría estar equivocada la Biblia?.

     Equivocada no está la Biblia, pero así es cómo el mundo ha llegado a interpretar ese libro y las historias contenidas en él. Primero que nada, la Biblia nunca ha dicho nada sobre Palestina sino que más bien fue dejado en claro en el libro que la tierra en que se establecieron los antiguos israelitas era llamada "Canaán".

    En otras palabras, lo que la Biblia (hebrea) repetidamente menciona como "Jerusalén" no está geográficamente localizado en la antigua tierra de Palestina.

     De ahí que todas las historias israelitas (de Abraham, David, Salomón y Moisés) realmente tuvieron lugar en otra tierra, lejos de Palestina y del moderno "Israel". En aquella antigua tierra es donde el Templo israelita original (el primero) alguna vez estuvo de pie.

     Ésta no es una teoría de conspiración sino que es la verdad escondida. Para ayudarlo a usted a digerir estas nuevas chocantes revelaciones espantosas estimulemos su pensamiento crítico con algunos hechos históricos que le ayudarán de nuevo a distinguir entre Palestina y Canaán:

    • Tan temprano como en la Edad del Bronce tardía (1150 a.C.) la tierra entre el Mediterráneo y el río de Jordania era conocida como "Peleset" en los registros egipcios y "Pilistu" en los archivos asirios.

    • El primer uso claro del término "Palestina" para referirse al área entera entre Fenicia y Egipto se dio en la antigua Grecia del siglo V a.C., cuando Heródoto escribió acerca de un distrito de Siria llamado Palaistinê [9] en sus Historias. De manera interesante, en sus registros históricos Heródoto nunca mencionó haber visto o siquiera haber escuchado hablar de algún judío o de su templo.

[9] https://www.rationalresponders.com/forum/20574

    • En 332 a.C. cuando Alejandro el Grande conquistó toda la costa mediterránea del Este, las ciudades que él conquistó (Tiro, Gaza y Jerusalén) fueron mencionadas como ciudades fenicias [10] y no cananeas.

[10] http://www.livius.org/articles/person/alexander-the-great/alexander-2.7/?

    • Cuando el Emperador Titus conquistó Jerusalén la tierra entera era llamada "Palastina" y no Israel ni Canaán.

    • Después del sitio de 70 d.C. y antes de la rebelión judía de 132 d.C. (de Bar Kokhba [11]) Jerusalén fue reconstruída y se le dio un nuevo nombre por parte de los romanos: "Ælia Capitolina" [12]. Dicha designación perduró hasta la conquista islámica en 638 d.C. Después de eso fue llamada —y todavía lo es hasta este mismo momento— "Quds" por los árabes.

[11] https://en.wikipedia.org/wiki/Bar_Kokhba_revolt
[12] https://en.wikipedia.org/wiki/Aelia_Capitolina

     El lugar que los esclavos israelitas conquistaron después de su Éxodo es bíblicamente mencionado como "Canaán".

    Si la tierra de la Antigua Palestina fue, históricamente hablando, en algún punto en la Antigüedad mencionada como Canaán entonces podríamos tener una base o un terreno común para considerar a la moderna "Jerusalén" como la bíblica ciudad de David y Salomón.

     Pero nunca Palestina fue llamada Canaán y nunca Jerusalén ha sido la ciudad de David. "Canaán" es una designación bíblica que ha sido proyectada fraudulentamente por académicos (occidentales y tendenciosos) sobre la tierra de Palestina.

     Lo que es absurdo no es la resolución de la UNESCO; lo absurdo más bien ha sido todo el tiempo nuestra (falsa) lectura de la historia bíblica y la del Antiguo Oriente Próximo.–



Artículos Relacionados y Recomendados:

Sobre la Ubicación del Templo Judío

El Monte del Templo y la Fortaleza Antonia

Sobre la Incorrecta Localización del Templo



Decisión de la UNESCO de Octubre de 2016


Decisión 39 COM 7A.27
Ciudad Vieja de Jerusalén y sus Murallas
(sitio propuesto por Jordania) (C 148 rev).


     El Comité del Patrimonio Mundial,

    1. Habiendo examinado el documento WHC-15/39.COM/7A.Add,

    2. Recordando las disposiciones relevantes acerca de la protección de la herencia cultural, incluyendo las cuatro Convenciones de Ginebra (1949), la Convención de La Haya para la Protección de la Propiedad Cultural en caso de Conflicto Armado de 1954 y sus protocolos relacionados, la Convención sobre los Medios para Prohibir e Impedir la Importación, Exportación y Transferencia Ilícita de Propiedad del Patrimonio Cultural (1970), la Convención para la Protección de la Herencia Cultural y Natural Mundial de 1972, la Recomendación de Delhi de la UNESCO de 1956 acerca de excavaciones emprendidas en territorios ocupados, la inscripción de la Ciudad Vieja de Jerusalén y sus Murallas a petición de Jordania acerca de la Lista del Patrimonio Mundial (1981) y acerca de la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro (1982) y recomendaciones, resoluciones y decisiones relacionadas de la UNESCO,

    3. Reafirmando que nada en la decisión presente, que apunta a salvaguardar la autenticidad, integridad y herencia cultural de la Ciudad Vieja de Jerusalén a ambos lados de sus Murallas, afectará de ninguna manera las resoluciones y decisiones relevantes de Naciones Unidas, en particular las resoluciones relevantes del Consejo de Seguridad en cuanto al status legal de Jerusalén,


I

    4. Profundamente preocupado por la persistencia de las ilegales excavaciones israelíes y trabajos conducidos por las autoridades de ocupación israelíes y los grupos de colonos extremistas en la Ciudad Vieja de Jerusalén y a ambos lados de sus murallas y el fracaso de Israel para cesar tales dañinas intervenciones, le pide a Israel que detenga oportunamente todas tales violaciones, en conformidad con sus obligaciones bajo las disposiciones de las convenciones y recomendaciones relacionadas de la UNESCO,

    5. Lamenta el daño causado por las fuerzas de seguridad israelíes el 30 de octubre de 2014 a las históricas puertas y ventanas de la mezquita Qibli dentro de la mezquita Al-Aqsa / Al-Haram al-Sharif, que es un sitio sagrado musulmán de adoración y parte integrante de un Sitio de Patrimonio Mundial;

    6. Expresa su profunda preocupación por el cierre y la prohibición israelí de la renovación del edificio Puerta Al-Rahma, una de las puertas de la mezquita Al-Aqsa / Al-Haram al-Sharif, e insta a Israel a detener la obstrucción de los necesarios trabajos de restauración, a fin de arreglar el daño causado por las condiciones meteorológicas, sobre todo la filtración de agua en las piezas del edificio;

    7. Deplora el efecto perjudicial del Tren Ligero de Jerusalén (línea de tranvía) a pocos metros de las murallas de la Ciudad Vieja de Jerusalén que afecta severamente la integridad visual y el carácter auténtico del sitio, y solicita a Israel, la Potencia de Ocupación, que restaure el carácter original del sitio en conformidad con sus obligaciones bajo las disposiciones de las convenciones y recomendaciones relacionadas de la UNESCO;

    8. Llama a Israel, la Potencia de Ocupación, a que detenga la obstrucción de la ejecución inmediata de todos los 19 proyectos de restauración hashemita en y alrededor de la mezquita Al-Aqsa / Al-Haram al-Sharif;

    9. También deplora la decisión israelí de aprobar el plan para construír un sistema de teleférico de dos líneas en Jerusalén del Este; el plan para construír el proyecto así llamado "Casa Liba" en la Ciudad Vieja de Jerusalén; la demolición y la nueva construcción del llamado Edificio Strauss, y el proyecto del ascensor en la Plaza Buraq (Muralla Occidental); la excavación de una estructura de la época mameluca bajo la Plaza Buraq (Muralla Occidental); las excavaciones y construcción de nuevos niveles debajo de la Plaza Buraq, e insta a Israel, la Potencia de Ocupación, a que renuncie a los proyectos arriba mencionados en conformidad con sus obligaciones bajo las disposiciones de convenciones y recomendaciones relacionadas de la UNESCO, en particular la Convención de La Haya para la Protección de la Propiedad Cultural en caso de Conflicto Armado de 1954 y sus protocolos relacionados, así como Decisiones de la UNESCO en particular las decisiones del Comité del Patrimonio Universal 26 y 38COM7A.4;

    10. Expresa su profunda preocupación en cuanto al plan para construír el así llamado "Centro Kedem", un centro para visitantes cerca de la pared Sur de la mezquita Al-Aqsa / Al-Haram al-Sharif, que afecta severamente la integridad visual y el carácter auténtico del sitio; además, su colocación en la entrada Norte del pueblo de Silwan cortará la conexión directa de los residentes palestinos con la Ciudad Vieja y de los vecindarios palestinos al Norte y al Este del pueblo; además, la mayor parte de los restos que resultaron de la excavación allí han sido completamente removidos sin documentación;

    11. Expresa su preocupación en cuanto a los restrictivos obstáculos impuestos por Israel, la Potencia de Ocupación, sobre la libertad de acceso que será proporcionada a las autoridades nacionales competentes, incluyendo a los expertos jordanos en bienes musulmanes (Waqf), para salvaguardar la Ciudad Vieja de Jerusalén y ambos lados de sus murallas;

    12. Da la bienvenida al relativo mejoramiento del acceso de los adoradores musulmanes a la mezquita Al-Aqsa / Al-Haram al-Sharif durante los pasados siete meses, lamenta el asalto continuo de grupos extremistas israelíes de la mezquita Al-Aqsa / Al-Haram al-Sharif, e insta a Israel, la Potencia de Ocupación, a que tome las medidas necesarias para impedir tales provocativos abusos que violan la santidad e integridad de la mezquita Al-Aqsa / Al-Haram al-Sharif e inflaman la tensión en la zona;

    13. Lamenta además el daño hecho por Israel, la Potencia de Ocupación, de la histórica cerámica encima de las puertas principales de la Cúpula de la Roca y el daño de las históricas puertas y ventanas de la mezquita Qibli dentro de la mezquita Al-Aqsa / Al-Haram al-Sharif y reafirma, en este respecto, la necesidad de respetar y salvaguardar la integridad, autenticidad y herencia cultural de la mezquita Al-Aqsa / Al-Haram al-Sharif, como queda reflejado en el Statu Quo, como un sitio sagrado musulmán de adoración y como una parte integrante de un sitio de Herencia Cultural Mundial;

    14. Pide a Israel que devuelva los restos y que proporcione al Centro del Patrimonio Mundial la documentación relevante, particularmente acerca de los descubiertos y removidos restos históricos, así como que restaure el carácter original de los sitios en todos los proyectos mencionados;

    15. Solicita que el Centro del Patrimonio Mundial siga aplicando el Mecanismo de Monitoreo Reforzado a la Ciudad Vieja de Jerusalén a ambos lados de sus Murallas, y también solicita que haga un informe cada cuatro meses sobre esa materia;

    16. Agradece al director general de la UNESCO y al Centro del Patrimonio Mundial por sus esfuerzos destinados a la Salvaguarda de la Herencia Cultural de la Ciudad Vieja de Jerusalén a ambos lados de sus murallas y los invita a informar sobre esta materia en la 40ª sesión del Comité del Patrimonio Mundial en 2016;


II

    17. Recordando la Decisión Especial de la Reunión Plenaria 176 EX, y todas las Decisiones de la Junta Directiva de la UNESCO acerca de la Subida a la Puerta Maghrebí en la Ciudad Vieja de Jerusalén,

    18. Afirma que la Subida Maghrebí es una parte integral e inseparable de la mezquita Al-Aqsa / Al-Haram al-Sharif,

    19. Tiene en consideración todos los previos Reportes de Monitoreo Reforzado y sus anexos preparados por el Centro del Patrimonio Mundial así como el informe del Estado de Conservación presentado al Centro del Patrimonio Mundial por el reino hashemita de Jordania y el Estado de Palestina, 

    20. Expresa su creciente preocupación en cuanto a las demoliciones continuas, intrusivas e ilegales en y alrededor de la Subida de la Puerta Maghrebí, y a los últimos trabajos de excavación realizados a principios de Mayo de 2015 en la Plaza Buraq (Muralla Occidental) de la mezquita Al-Aqsa / Al-Haram al-Sharif, y llama a Israel, la Potencia de Ocupación, a que termine tales violaciones, respete el Statu Quo, y permita a los expertos jordanos en Awaqf como parte de las autoridades nacionales competentes para mantener y salvaguardar el sitio de acuerdo con las disposiciones relevantes de las Convenciones y Recomendaciones de la UNESCO, en particular la Convención de La Haya para la Protección de la Propiedad Cultural en caso de Conflicto Armado de 1954 y sus protocolos relacionados;

    21. Alaba el diseño jordano para la restauración y preservación de la Subida Maghrebí, presentada al Centro del Patrimonio Mundial el 27 de Mayo de 2011, y agradece a Jordania por su cooperación de acuerdo con las disposiciones de las Convenciones relevantes de la UNESCO para la Protección de la Herencia Cultural;

    22. Insta a Israel, la Potencia de Ocupación, a cooperar con el Departamento Awqaf jordano, en conformidad con sus obligaciones bajo las disposiciones de las convenciones relacionadas de la UNESCO, para facilitar el acceso de expertos Awqaf jordanos con sus instrumentos y material al sitio, a fin de permitir la ejecución del diseño jordano de la Subida a la Puerta Maghrebí;

    23. Expresa además su profunda preocupación en cuanto a demoliciones de restos omeyas, otomanos y mamelucos en el sitio del Camino de la Puerta Maghrebí, e insta a Israel, la Potencia de Ocupación, a que cumpla con sus obligaciones en este respecto;

    24. Agradece a la directora general por su atención a la sensible situación de la Subida a la Puerta Maghrebí y le pide que tome las medidas necesarias a fin de permitir la ejecución del diseño jordano de la Subida a la Puerta Maghrebí;


III

    25. Recuerda las decisiones de la Junta Directiva acerca de la misión de monitoreo reactivo en la Ciudad Vieja de Jerusalén y sus Murallas, en particular la decisión 196EX/Decision26.4 así como las decisiones de Comité del Patrimonio Mundial, en particular la decisión 34 COM 7A.20;

    26. Lamenta profundamente el continuo fracaso israelí para poner en práctica la Misión de Monitoreo Reactivo e insta a Israel, la Potencia de Ocupación, a aceptar y facilitar la implementación de aquella misión;

    27. Enfatiza la necesidad de la implementación urgente de la misión de la UNESCO mencionada y, en caso de no ser implementada según la mencionada decisión de la Junta Directiva 196EX/Decision26.4, decide considerar, en conformidad con las disposiciones de la Convención Acerca de la Protección de la Herencia Cultural y Natural del Mundo de 1972, medidas adecuadas para hacer que la parte afectada la ponga en práctica;

    28. Pide que el informe y las recomendaciones de la misión sean presentados a las partes afectadas antes de la siguiente sesión del consejo 197 EX;

    29. Agradece a la directora general por sus continuos esfuerzos para poner en práctica la mencionada misión de la UNESCO y todas las decisiones y resoluciones relacionadas de la UNESCO, y la invita a informar sobre esta materia en la siguiente 40ª sesión de Comité del Patrimonio Mundial;

    IV

    30. Decide retener la Ciudad Vieja de Jerusalén y sus Murallas en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro.–





No hay comentarios:

Publicar un comentario