BUSCAR en este Blog

viernes, 6 de enero de 2017

Ana Frank, Su Padre, Su Detención y el Copyright



     En esta entrada-revista hemos recopilado y puesto en castellano diversos artículos informativos de distintas fuentes (todas indicadas) que tienen relación con tres grandes temas, a saber, (1) las circunstancias de la detención de toda la familia judía de Annelies (Ana) Frank en Agosto de 1944 en Holanda y su envío a campos de trabajo forzado, recientemente reinterpretada por investigadores autorizados formalmente; (2) algunos aspectos poco conocidos de su padre, Otto Frank, fundamentalmente de su época de pre-Guerra y Guerra, que fue el publicador del famoso Diario de su hija; y, finalmente, (3) el asunto de los derechos de reproducción o propiedad intelectual de dicha obra, la cual, transcurridos 70 años desde el fallecimiento de su autora, hubiese debido haber pasado en 2016 al dominio público, cosa que no ocurrió ni ocurrirá porque los diversos (distintos) redactores aún no han muerto todos y por lo tanto dicho plazo de 70 años según la legislación se aplazará en varias décadas, todo de acuerdo a reconocimientos oficiales, como se verá. Los artículos son de estos últimos tres años, salvo un par de reseñas de 2002 y 2003.




http://www.gilad.co.uk/writings/2015/11/18/the-diary-of-anne-otto-frank


¡El Diario de Ana y Otto Frank!
por Gilad Atzmon
18 de Noviembre de 2015


Introducción de Gilad Atzmon:

     Durante décadas aquellos que cuestionaron la autenticidad del Diario de Ana Frank han sido censurados como viles negadores del "Holocausto" y como intolerantes anti-judíos. Las organizaciones judías han hecho grandes esfuerzos para desafiar cualquier tentativa de interferir con el legado de Annelies (Ana) Frank. Pero, sorpresa, son ahora los que tienen los derechos de reproducción del diario de Ana Frank los que insisten en que Ana no fue la única autora de su propio diario. Por lo visto, como algunos revisionistas de la Historia, incluyendo a Robert Faurisson, han estado afirmando durante años, el Diario de Ana Frank no era lo que se ha afirmado que era.

     ¿Qué provocó el cambio repentino de actitud con respecto a la obra maestra de Ana? Los shekels [la moneda israelí]. Los derechos de reproducción del Diario de Ana Frank van a expirar en Enero de 2016, 70 años después de la muerte de su autora en Bergen-Belsen. Añadir a Otto Frank como un co-autor permitiría que los pagos por el copyright siguieran hasta 2050 (Otto Frank murió en 1980). Estamos tratando aquí con una cantidad sustancial de Mammón [bíblicamente, riqueza maligna]. Después de todo, dicho Diario es el libro judío mejor vendido, es mucho más popular que el Talmud, la Torá o incluso que El Estado Judío de Herzl.

     Este cambio desvergonzado en la narrativa proporciona otra oportunidad para profundizar en la naturaleza elástica de la historia judía y su respeto mínimo por la verdad o la autenticidad. Una vez que bastante dinero está implicado, cambiamos el pasado para que calce con nuestra narrativa emergente.  

     La siguiente es la exposición del New York Times de esta impúdica conducta de parte de los dueños del copyright de Ana Frank:

http://www.nytimes.com/2015/11/14/books/anne-frank-has-a-co-as-diary-gains-co-author-in-legal-move.html?_r=1

El "Diario de Ana Frank" Gana un "Co-Autor"
en una Movida de Copyright
por Doreen Carvajal

13 de Noviembre de 2015


PARÍS — Cuando Otto Frank primero publicó diario y los cuadernos de su hija, él escribió un prólogo asegurando a los lectores que el libro en su mayor parte contenía las palabras de ella, escritas mientras estuvo escondida de los nacionalsocialistas en un anexo secreto de una fábrica en Ámsterdam.

     Pero ahora la fundación suiza poseedora de los derechos de reproducción del "Diario de Ana Frank" está alertando a los editores que su padre no es sólo el editor sino también legalmente el co-autor del famoso libro.

     Dicha movida tiene un efecto práctico: amplía el copyright a partir del 1º de Enero (de 2016), que es cuando va a expirar en la mayor parte de Europa, hasta el final de 2050. Los derechos de reproducción en Europa generalmente terminan 70 años después de la muerte de un autor. Anne Frank murió hace 70 años en Bergen-Belsen, un campo de concentración, y Otto Frank murió en 1980. La ampliación del copyright impediría que otros fueran capaces de publicar el libro sin pagar derechos o recibir el permiso para ello.

     En Estados Unidos el copyright del Diario de todas maneras terminará en 2047, 95 años después de la primera publicación del libro en 1952.

     Mientras la fundación Anne Frank Fonds, en Basilea, señaló sus intenciones hace un año, las advertencias sobre el cambio han provocado furor a medida que se aproxima la fecha límite. Algunas personas que se opusieron a dicha movida han declarado que ellos desafiarían a la Fundación y publicarían partes de su texto.

     Los funcionarios de la Fundación "deberían pensar muy cuidadosamente en las consecuencias", dijo Agnès Tricoire, una abogada de París que se especializa en derechos de propiedad intelectual en Francia, donde los críticos han sido los más vociferantes y están organizando una objeción formal. "Si usted sigue los argumentos de ellos, eso significa que ellos han mentido durante años acerca del hecho de que sólo fue escrito por Ana Frank".

     La decisión también ha puesto a la Fundación en un posible curso de colisión con el museo Casa Ana Frank de Ámsterdam, una entidad separada que durante años ha contendido con la Fundación Ana Frank [1] por cuestiones legales, tales como la propiedad de archivos y asuntos de marcas registradas.

[1] http://www.nytimes.com/2013/06/17/arts/two-groups-rekindle-fight-over-anne-frank.html

     El museo ha estado trabajando durante cinco años con historiadores e investigadores en una elaborada versión web del Diario destinada para la publicación una vez que el copyright expire. La investigación todavía está avanzando con un análisis histórico y textual de su escritura, incluyendo eliminaciones, correcciones y tachaduras.

     "No hemos decidido aún cuándo o cómo serán publicados los resultados", dijo Maatje Mostart, una vocera de la Casa Ana Frank. "Cualquier publicación siempre será hecha dentro de los marcos legales". Ella añadió intencionalmente que ni "Otto Frank ni ninguna otra persona son co-autores".

     Una de las propias perspicaces entradas del diario de Ana pareció anticipar las disputas: "¿Por qué los adultos se pelean tan fácilmente?".

     Ana tenía 15 años cuando ella murió en Bergen-Belsen. Ella había sido detenida después de que alguien alertó a las autoridades de que la familia había estado escondiéndose en el anexo secreto de una fábrica de pectina [2] en el Prinsengracht, o Canal del Príncipe. Otto Frank fue el único sobreviviente de la familia.


[2] https://es.wikipedia.org/wiki/Pectina

     Después de hacer los arreglos para que el diario y los cuadernos de ella fueran publicados, Otto trató de asegurar el legado de Anne. En 1960 él y la ciudad de Ámsterdam ayudaron a salvar el edificio donde la familia se había escondido, el cual se convirtió en la Anne Frank House.

     Tres años más tarde, él estableció la Fundación Ana Frank (Anne Frank Fonds) en Suiza para recolectar los pagos por derechos del Diario y distribuírlos a instituciones benéficas como UNICEF, proyectos de educación de niños, y un fondo médico que hoy apoya a aproximadamente 50 gentiles que salvaron a judíos durante la guerra. Él dejó dichos diarios y cuadernos al Estado holandés.

     "Efectivamente, Otto repartió la herencia de su hija, lo cual se podría decir que ha creado fastidiosos líos desde entonces", dijo Gerben Zaagsma, un historiador de historia judía moderna en la Universidad de Göttingen en Alemania que está trabajando en una edición académica del Diario apoyado por la fundación y el ministerio de cultura de Alemania.

     La Fundación no publica cada año informes sobre sus finanzas, pero en años recientes dijo que había donado aproximadamente 1,5 millón de dólares anualmente a cientos de instituciones benéficas.

     "Mientras durante más tiempo ellos puedan reclamar la protección del copyright, más ellos pueden pedir dinero para la publicación de las obras", dijo Stef van Gompel, un profesor en la Universidad de Ámsterdam que se especializa en la ley de propiedad intelectual.

     Hace seis años la Fundación pidió consejo a expertos legales en varios países acerca de su copyright, según Yves Kugelmann, un miembro del consejo de la Fundación. Ellos concluyeron, dijo él, que Otto Frank "creó una obra nueva" debido a su papel de editar, mezclar y recortar entradas del diario y los cuadernos de Ana y al darles nueva forma en "una especie de collage" que merecía su propio copyright.

     Simplemente declarar a Otto como "co-autor" en la catalogación del copyright, amplía los derechos de reproducción, dijeron expertos legales, aunque tal postura podría ser puesta a prueba en los tribunales. Los lectores no verían ningún cambio en los libros mismos, dijeron funcionarios de la Fundación.

     Los funcionarios de la Fundación dijeron que su objetivo es "asegurarse de que Anne Frank siga siendo Anne", dijo el señor Kugelmann, manteniendo el control y evitando la explotación inadecuada de la obra. "Cuando ella murió, era una muchacha joven que no tenía siquiera 16 años. La estamos protegiendo. Es nuestra tarea".

     Los críticos, dijo él, están mirando equivocadamente el cambio pretendido como un asunto financiero. "No se trata de una cuestión de dinero", dijo él.

     Pero el señor Van Gompel, el abogado de derechos de propiedad intelectual, dijo que la ampliación del copyright va en contra de la intención de las leyes.

     "Hay una buena razón de por qué los derechos de reproducción son limitados, y es que la gente pueda usar libremente" materiales escritos, sostuvo. "Eso no significa que ellos tienen que ser protegidos por toda la eternidad".

     Las protecciones de copyright varían de país a país. La clásica novela "El Pequeño Príncipe" cayó en el dominio público este año en la mayor parte del mundo, pero permanece bajo el copyright en Francia debido a una excepción que concede una extensión de 30 años a autores que murieron durante el servicio militar en la Primera y en la Segunda Guerras Mundiales.

     Algunos críticos de la Fundación ya han puesto a prueba su resolución publicando en línea copias ilegales del Diario.

     Olivier Ertzscheid, un conferencista en comunicaciones e investigador en la Universidad de Nantes, recibió una carta de advertencia este mes de un editor francés del Diario después de que él en protesta comenzó a poner en circulación una copia en línea. Él la removió, pero él y una política francesa, Isabelle Attard, dijeron que ellos estaban esperando a ver qué sucederá en Enero de 2016 antes de presionar más con un plan para estimular la publicación en línea del manuscrito original más extensamente.

     "La mejor protección de la obra es llevarla al dominio público, porque su número de lectores crecerá aún más", dijo la señora Attard, quien señaló que sus propios parientes judíos estuvieron escondidos o fueron deportados durante la ocupación alemana en Francia. "Lo que está sucediendo ahora es una fanfarronada e intimidación pura".

     La Fundación insiste en que al publicar una advertencia temprana de su intención de ampliar el copyright, está actuando éticamente para impedir que los editores prosigan un curso que podría ser improductivo y costoso.

     Pero si la Fundación tiene éxito, los editores pueden terminar esperando aún más que los 70 años permitidos después de la muerte de Otto Frank.

     Una segunda editora, Mirjam Pressler, revisó, editó y añadió un 25% más de material del Diario de Ana Frank para lo que fue llamada una "edición definitiva" en 1991. Ella calificó para un copyright por su trabajo creativo, y los derechos fueron transferidos a la Fundación, dijo su abogado, Kamiel Koelman.

     Ella todavía vive, añadió él, dándoles la propiedad del copyright desde la fecha de su futura muerte durante al menos otros 70 años.


* * * * * *

http://der-himmelstern.deviantart.com/journal/Anne-Frank-Diary-Fraud-Finally-Admitted-586457430

Fraude del Diario de Ana Frank Finalmente Admitido
24 de Enero de 2016


     Entonces, finalmente ellos admitieron el fraude de mucho tiempo en público. El Diario de Ana Frank fue co-escrito por su padre y de esa manera la credibilidad del libro finalmente llega a un final.

      La Fundación Anne Frank, de Basilea, Suiza, que controla el copyright del Diario de Anne Frank, ha admitido que el libro fue de hecho al menos co-escrito por Otto Frank, el padre de Anne, después de la guerra.

     La admisión demuestra que el libro, que todavía es fuertemente promovido como un "recuerdo del Holocausto", es de hecho en gran parte una fabricación de posguerra que contenía partes del diario de la joven Anne con extensas adiciones añadidas por su padre. Esto es obvio incluso a partir de una mirada superficial al actual diario. Vea, por ejemplo, la imagen abajo de dos páginas del diario, que muestra tanto la verdadera letra juvenil y la letra obviamente adulta de su padre, aunque él firme su entradas como "Anne Frank".


     El copyright normal sobre los libros se extiende sólo 70 años después de la muerte del autor. Cuando Anne Frank murió de tifus en Bergen Belsen en Febrero de 1945, el libro teóricamente iba a entrar en el dominio público en Febrero de 2015.

     Pero, como el New York Times sigue diciendo, la Fundación Anne Frank ha decidido ahora intentar ampliar los derechos de reproducción del libro pasado el período límite de 70 años, admitiendo que Otto Frank, quien murió en 1980, fue en efecto un "co-autor" después de todo.

     La gente ya sabía que el Diario fue escrito con un bolígrafo BIC, el cual era sólo un prototipo entonces y de ninguna manera estaba industrializado, mucho menos vendido en el mercado, siendo comercializado sólo en 1951. Esto ya permitió a muchas personas determinar que el libro era un fraude ya que eso era físicamente imposible, a menos que Anne Frank tuviera un modo de viajar en el tiempo, al futuro, y luego volver con un bolígrafo BIC...

     Otto Frank, el padre de Ana, ganó millones gracias a la muerte de su hija. Ésa es una demostración nauseabunda de un macabro hacer dinero, no mostrando él ningún respeto por su hija o por su memoria, mientras se supone que los no-judíos lloren por la falsificada y fantaseada historia que ese hombre nos hizo creer que era verdadera. Realmente espero que esta nueva victoria de la verdad abra los ojos de muchos acerca de la verdadera naturaleza del judaísmo. Éste no es una ideología moral, es una bárbara ideología de supremacía, odio y mentiras.–



http://nationalvanguard.org/2016/02/anne-frank-hoax-finally-an-admission/

La Patraña de Ana Frank: Finalmente un Reconocimiento
por David Sims
28 de Febrero de 2016


     Los derechos de propiedad intelectual del libro El Diario de Ana Frank son propiedad de la Fundación Anne Frank de Basilea, Suiza. Como Anne Frank murió de tifus en 1945, cualquier libro escrito por ella habría entrado en el dominio público en 2015. Para impedir eso (de modo que ellos puedan seguir sacando ganancia de las ventas), dicha Fundación ha admitido que gran parte del texto fue interpolado después del final de la Segunda Guerra Mundial por Otto Frank, que era el padre de Anne Frank.

     Por supuesto, esto ha sido conocido en ciertos círculos desde hace un tiempo. Partes del texto, aunque atribuídas a Anne Frank, muestran una letra claramente diferente. Además, partes del texto fueron originalmente escritas con la tinta de un bolígrafo, y éstos primero entraron en el uso popular en 1951. Ha habido un buen número de pistas reveladoras de que el Diario de Ana Frank no es lo que pretende ser sino que más bien es en gran parte ficticio y escrito por alguien además de Anne Frank.

     Pero los judíos responsables de aquel libro nunca han admitido antes este hecho patente, hasta ahora. Y la razón de por qué ellos lo hacen ahora es el dinero. De aquí en adelante, usted oirá cómo Otto Frank, estando muy bien informado sobre las experiencias de su hija, estaba actuando simplemente como su escritor-fantasma, no poniendo nada además de lo que realmente sucedió. Los judíos no se rendirán más de lo necesario, a fin de conservar ese recurso financiero productivo para ellos.

     La entrada en Wikipedia sobre el asunto refiere que «en 2015 la Fundación Anne Frank hizo un anuncio, como lo reportó el New York Times, de que el Diario fue co-escrito por Otto Frank. Según Yves Kugelmann, un miembro del consejo de administración de la Fundación, su opinión de experto fue que Otto había creado una nueva obra al editar, mezclar y recortar entradas del diario y de cuadernos y reformándolas en "una especie de collage", lo que había creado un nuevo copyright. Agnès Tricoire, una abogada especializada en derechos de propiedad intelectual, respondió advirtiendo a la Fundación que "pensara muy cuidadosamente en las consecuencias". Ella añadió: "Si usted sigue los argumentos de ellos, eso significa que ellos han mentido durante años sobre el hecho de que sólo fue escrito por Anne Frank"».

     Me pregunto qué piensan ahora todos aquellos jueces en Alemania. Durante muchos años ellos habían estado decidiendo casos de difamación civil y criminal que implican al Diario de Anne Frank a favor de Otto Frank, quien afirmó que el libro era el trabajo sólo de su hija, y quien se quejó de que él estaba siendo difamado y dañado por historiadores revisionistas que dijeron que ella no era la única autora. Y ahora resulta que los revisionistas tenían razón desde el principio. Todo el tiempo. Y Otto Frank, que ganó cada caso, debería haber perdido cada caso. Los tribunales alemanes hicieron lo incorrecto repetidas veces durante casi medio siglo.


* * * * * *


http://www.dailystormer.com/new-study-shows-anne-franks-family-was-arrested-during-fraud-investigation/

NUEVO ESTUDIO Muestra que la FAMILIA de ANA FRANK
FUE DETENIDA durante una INVESTIGACIÓN de FRAUDE
por Eric Striker
17 de Diciembre de 2016


     El Diario de Ana Frank es una de las imposturas más importantes perpetradas en favor del interés de llevar adelante el fraude del "Holocausto". El poder de esa impostura consiste en que pone la cara de una niña muerta sobre una mentira [Anne-Lies], lo que lo pone a usted en una situación comprometedora si usted hace preguntas acerca de lo que realmente ocurrió durante la Segunda Guerra Mundial. El libro fue "co-escrito" por el padre de ella, Otto Frank, como lo ha admitido recientemente la Fundación Anne Frank, lo cual es especialmente patológico ya que eso explica por qué hay detalladas escenas de masturbación en el diario que usted simplemente puede decir que no fueron escritas por una muchacha de 13 años hace 70 años.

     Ahora la evidencia comienza a equivaler a que dicho diario no fue la primera demostración de Otto Frank, pues él era un criminal altamente experimentado. La narrativa dice que un grupo de "buenos samaritanos" holandeses escondió a los Frank durante extensos allanamientos de la Gestapo y que finalmente ellos entregaron a esa familia, pero ésa es también una mentira. Lo que realmente pasó es que los investigadores alemanes y holandeses estaban buscando tomar medidas enérgicas contra el muy lucrativo fraude de cartillas de racionamiento de comida, y por una completa casualidad se encontraron con un montón de judíos.

     Informa el Times de Israel:

Nuevo Estudio Pone en Duda si Ana Frank Fue Traicionada
17 de Diciembre de 2016


     «LA HAYA, Países Bajos (AP) — Ana Frank puede no haber sido traicionada en favor de los ocupantes nacionalsocialistas [de los Países Bajos], sino capturada por casualidad.

     «Un nuevo estudio publicado el viernes por el museo de la Casa Ana Frank en Ámsterdam dice que a pesar de décadas de investigación no hay ninguna prueba concluyente de que la diarista judía y su familia fueron traicionados en favor de los ocupantes alemanes de los Países Bajos durante la Segunda Guerra Mundial, lo que condujo a la detención y deportación de su familia.

     «Ronald Leopold, director ejecutivo del museo de la Casa Ana Frank, dijo en una declaración que la nueva investigación del museo "ilustra que otros escenarios también deberían ser considerados".

     «Una teoría es que el 4 de Agosto de 1944, el allanamiento que condujo a la detención de Ana Frank era parte de una investigación acerca de trabajos ilegales o falsificados cupones de racionamiento en la casa del lado o anexo donde ella y otros judíos se escondieron durante poco más de dos años.

     «Ana Frank mantuvo un diario durante su tiempo de ocultamiento que fue publicado después de la guerra y que la convirtió en un símbolo globalmente reconocido de las víctimas del "Holocausto". Ella murió en el campo de concentración nacionalsocialista de Bergen-Belsen a la edad de 15 años, poco antes de que aquél fuera liberado por las fuerzas Aliadas.

     «La nueva investigación apunta a dos hombres que trabajaban en el edificio del canal Prinsengracht de Ámsterdam y que comerciaban cartillas de racionamiento ilegales. Ellos fueron detenidos a principios de 1944 y posteriormente liberados, muestran los archivos holandeses. Las detenciones también son mencionadas en el diario de la joven.

     «Tales arrestos fueron reportados a una división de investigación con sede en La Haya, y el informe dice que "Durante sus actividades cotidianas, los investigadores de este departamento a menudo se encontraron por casualidad con judíos escondidos".

     «Otra posibilidad planteada por el informe es que el allanamiento fue parte de una investigación sobre gente a la que se le permitió trabajar para impedir que fueran llamados como trabajadores forzados y enviados a Alemania.

     «El informe añade que "La posibilidad de traición por supuesto no ha sido completamente excluída por esto, ni ha sido demostrada ninguna relación entre el fraude de cupones de racionamiento y la detención", y dice que es necesaria una investigación adicional.

     «"Claramente, la última palabra sobre aquel fatídico día de verano en 1944 no ha sido dicha todavía", añade.

     «Las conclusiones son potencialmente polémicas porque la historia de Ana Frank es vista como emblemática tanto del heroísmo holandés durante el "Holocausto" y de la colaboración con los nacionalsocialistas, con respecto a lo cual los Primeros Ministros holandeses han rehusado sistemáticamente pedir perdón a pesar de llamados a hacer aquello.

    «"La pregunta siempre ha sido: ¿Quién traicionó a Ana Frank y a los demás que estaban escondidos? Este foco explícito en la traición, sin embargo, limita la perspectiva acerca de la detención", escribió la Casa Ana Frank en el resumen de cinco páginas del nuevo estudio, que se basa también en entradas del diario de la joven.


     Ana Frank (izq.) juega con su amiga Hanneli Goslar en la plaza Merwedeplein en Amsterdam, en Mayo de 1941.

     «Dichas entradas en el diario, sugiere el estudio, muestran que la casa escondite en Prinsengracht 263 estaba vinculada a actividades castigables bajo la ocupación alemana además de refugiar allí a judíos por parte de combatientes clandestinos holandeses.

     «"El diario de Ana Frank proporcionó realmente una interesante nueva pista", dice el estudio. "Comenzando el 10 de Marzo de 1944, ella repetidamente escribió acerca de la detención de dos hombres que comerciaban ilegales cartillas de racionamiento. Ella los llama B. y D., refiriéndose a los dependientes Martin Brouwer y Pieter Daatzelaar".

     «Los dos hombres representaban a Gies & Co., una compañía que estaba afiliada a la firma Opekta poseída por el padre de Ana Frank, Otto, y localizada en Prinsengracht 263.

     «"B. y D. han sido atrapados, de manera que no tenemos ningún cupón", escribió Ana Frank el 14 de Marzo de 1944. "Esto claramente indica que la gente escondida conseguía al menos parte de sus cupones de racionamiento de esos vendedores", declara el estudio.

     «Otras evidencias muestran que las personas asociadas con Prinsengracht 263 fueron castigadas por la ocupación nacionalsocialista por evadir el trabajo.

     «"Una compañía donde la gente trabajaba ilegalmente y dos representantes de ventas fueron detenidos por comerciar cupones de racionamiento obviamente corría el riesgo de llamar la atención de las autoridades", escribió el autor del nuevo estudio. "Mientras se buscaba gente escondida, el fraude con cupones de racionamiento podía ser descubierto ya que ellos eran a menudo dependientes de la ayuda clandestina".

     «Sin embargo, "hasta ahora la presunción relacionada con esta materia" siempre ha sido que los agentes que trabajaban para la ocupación alemana "estaban buscando específicamente a judíos escondidos" cuando ellos allanaron el escondrijo, sostienen los autores.

     «Durante los años, los investigadores han presentado varias hipótesis acerca de quién puede haber traicionado a los Frank en favor de los nacionalsocialistas, aunque ninguno de los sospechosos ha sido aceptado de manera consensual».

http://www.timesofisrael.com/new-study-casts-doubt-on-whether-anne-frank-was-betrayed/


     De esta manera, en otras palabras, los judíos "escondidos" junto con Anne, así como algunos no-judíos que estaban relacionados con los Frank en el negocio, estaban llevando a cabo un fraude con cartillas de racionamiento, a la vez que simultáneamente estaban burlando el sistema del servicio obligatorio del trabajo.

     La Gestapo no estaba yendo puerta por puerta en busca de materias primas para pantallas de lámparas y jabones: ellos estaban investigando a gángsters y explotadores de una prosperidad fácil, a un montón de judíos.

     El internamiento de judíos por parte de los alemanes no fue menos ético o humano que la Orden Ejecutiva 9066, donde Franklin D. Roosevelt hizo la exacta misma cosa a los japoneses. El daño a la infraestructura alemana por el bombardeo Aliado generalmente excesivo llevó a que muchos judíos así como alemanes murieran de hambre.

     Otto Frank, la tramposa rata, sobrevivió mientras que su hija no. Eso fue porque Otto fingió tener una enfermedad de modo que él pudiera evitar el trabajo en Auschwitz, y pasara la guerra en el hospital allí, abandonando a su esposa y sus dos hijas para que se las arreglaran por sí mismas en Auschwitz-Birkenau. Mientras estuvieron allí, su familia entera murió de tifus en tránsito a Bergen-Belsen, mientras él estuvo por ahí seguro y cómodo en su pijama esperando a los soviéticos.

     Informa The Mirror:

Otto, el Padre de Ana Frank, le Contó a una Amiga
por Correspondencia de Su Culpa por la Muerte
de Su Esposa e Hijas a Manos de los Nacionalsocialistas
por Rachel Bishop
20 de Febrero de 2016


     «La culpa que el padre de Ana Frank sintió después de que sus dos hijas y su esposa resultaron muertas en el "Holocausto" ha sido revelada por una antigua amiga por correspondencia.

     «Las cartas fueron enviadas a una mujer australiana, la cual dijo que Otto Frank le habló de su perturbación después de la muerte de Ana, Margot y Edith, las cuales murieron todas en 1945, sólo semanas antes del final de la Segunda Guerra Mundial.

     «Escribiendo a Anne Finlayson de 19 años en 1965, el señor Frank le dijo que él se culpaba a sí mismo por el destino de su esposa y sus dos hijas, y que él debería haber hecho más para protegerlas.

     «Anne fue inspirada, como muchos otros, a escribir para los sobrevivientes del "Holocausto" después de publicación del "Diario de Ana Frank" en 1947.

     «Las entradas del diario de Ana Frank se difundieron a través del globo después de que ella comenzó a escribir como una judía de 13 años que se escondía de la ocupación nacionalsocialista de los Países Bajos en un anexo secreto de la fábrica de su padre en Ámsterdam.


     «La institución Casa Ana Frank en Ámsterdam ha conservado todas las cartas enviadas al señor Frank, pero las respuestas de él nunca fueron copiadas o archivadas.

     «Pero ahora "la otra Anne", como el señor Frank se refería a ella, ha sido encontrada después de que el Museo Judío de Sydney comenzó a encontrar las cartas de él a Anne Finlayson.

     «Ayer se anunció que ella sido encontrada bajo su nombre de casada, Anne Skurray, y que ella había guardado gran cantidad de cartas escritas a ella por el señor Frank.

     «Ella dijo a la Australian Broadcasting Corporation:

     «"Él quería tener el sentimiento de que estaba relacionado con alguien.

     «"Me gustaría pensar que puedo haberle dado un poco de consuelo después de la pérdida de su familia entera.

     «"Nosotras (su hija y yo) ambas nos llamábamos Anne, y eso precisamente le dio algún consuelo.

     «Él me dijo: "¿Ha tenido usted alguna vez la sensación de que acaba de encontrar a alguien a quien ha conocido toda su vida y usted podría simplemente decirle cualquier cosa y saber que esa persona entiende? Ésa es la sensación que yo tuve sobre usted".

     «Las cartas están en exhibición pública por primera vez en una exposición en el Museo Judío de Sydney.

     «La señora Skurray dijo: "Toda la historia está siendo vuelta a vivir y para mí esto muy conmovedor porque ha permanecido en mi vida durante todos estos años"».

http://www.mirror.co.uk/news/world-news/anne-franks-dad-otto-told-7407747


     Ese repugnante judío murió en los años '80 a la edad de 91 años. La verdadera razón de que sus respuestas a Anne Finley, entonces de 19 años, hayan desaparecido es porque él estaba usando probablemente su nueva fama a costa de su hija en una manera sexual y predadora. Más bien que usar su destreza para ingeniárselas para conseguir comida o ayuda médica en la Europa muerta de hambre del tiempo de la guerra como lo hicieron los Gentiles, él dijo "adiós, imbéciles" a su esposa e hijas, y se salvó a sí mismo.

     Al hacer un perfil de Otto Frank, encontramos: un criminal sociopático, un mentiroso compulsivo y un judío amoral.

     El Diario de Ana Frank: un MITO ACABADO.



* * * * * * * * * * * *

http://www.annefrank.ch/234/items/dutch-court-confirms-that-manuscripts-diary-anne-frank-remain-protected-in-2016-and-beyond.html

Tribunal Holandés Confirma
que los Manuscritos del Diario de Ana Frank
Permanecerán Protegidos en 2016 y Más Allá
por Fundación Anne Frank
29 de Diciembre de 2015


     El 23 de Diciembre de 2015 un tribunal civil en Ámsterdam, Países Bajos, confirmó explícitamente que la copia o la publicación de los manuscritos originales de Ana Frank después de 2015 constituye una infracción de los derechos de reproducción que pertenecen al Anne Frank Fonds suizo. El tribunal dejó en claro que sigue siendo necesario el permiso del dueño del copyright a fin de publicar los escritos originales de Ana Frank.

     Anne Frank murió en el campo de concentración de Bergen-Belsen en 1945. Conforme a la ley de propiedad intelectual general, los derechos de sus obras expirarían el 1º de Enero de 2016, 70 años después de su muerte. Sin embargo, como el Anne Frank Fonds ha explicado antes, las excepciones a esta ley se aplican al Diario de Ana Frank.


     Conforme a la ley de propiedad intelectual holandesa, un trabajo publicado por vez primera póstumamente antes de 1995 permanece protegido durante 50 años después de su publicación inicial. El tribunal confirmó que los manuscritos de Ana Frank fueron primeramente publicados en 1986 en una académica edición crítica, y que los manuscritos permanecerán por lo tanto protegidos hasta el 1º de Enero de 2037. (...)

Diferentes Versiones del Diario

     Anne Frank escribió dos versiones de su diario: la primera fue comenzada en el famoso cuaderno a cuadros rojos, y la segunda fue una revisión de la primera, escrita con miras a su publicación en una futura fecha. Después de la guerra, Otto Frank decidió cumplir el deseo de su hija de publicar el Diario. Él amalgamó los dos manuscritos incompletos y fragmentarios de su hija, y los superpuso parcialmente en una versión asequible para los lectores. El texto de Otto Frank omitió grandes partes de los originales; por ejemplo, él excluyó la mitad de la primera versión de Anne Frank.


     Demás está decir que los manuscritos originales fueron escritos, en su totalidad, por la propia Anne Frank. Esto fue confirmado en los años '80 por el Instituto Forense de los Países Bajos (Netherlands Forensic Institute). La versión que Otto Frank creó después de la guerra es la que fue impresa desde 1947 hasta los años '90. Durante su vida, él guardó consigo los manuscritos de Anne Frank. Sólo en 1986 en la académica edición crítica publicada por la Anne Frank Fonds se presentaron los originales, incluyendo las grandes partes que Otto Frank no usó en su versión, publicados en su totalidad por primera vez. Por esta razón, el tribunal de Ámsterdam ha confirmado que los derechos de propiedad intelectual de los manuscritos de Anne Frank no expirarán en el futuro inmediato.


* * * * * * * * * * * *

http://www.bbc.com/news/world-europe-38349353

Ana Frank Puede Haber Sido Descubierta por Casualidad,
Sostiene Nuevo Estudio
17 de Diciembre de 2016


     La diarista de guerra de fama mundial Ana Frank puede haber sido descubierta por casualidad y no porque su escondrijo fue traicionado, es lo que sugiere una nueva teoría.

     El museo de la Casa Anne Frank en Ámsterdam cree que dicha dirección podría haber sido allanada en relación a fraudes de cartillas de racionamiento.

     Los investigadores dicen la policía que encontró el anexo secreto puede no haber estado buscando a los ocho judíos allí.

     El allanamiento en Prinsengracht 263 hizo que todos aquellos que estaban escondidos allí fuesen transportados a los campos de Auschwitz.

     Poco antes del allanamiento, un informante anónimo supuestamente reveló detalles del anexo secreto al Sicherheitsdienst (SD) o Servicio de Seguridad Alemán, pero los autores del estudio han cuestionado ese relato.

     Usando las entradas del diario de Ana a partir de Marzo de 1944, los investigadores encontraron que el fraude de cupones de racionamiento y actividades laborales ilegales pueden haber provocado la fatídica incursión.


"No Tenemos Cupones"

     A partir del 10 de Marzo de 1944 Anne repetidamente escribió acerca de la detención de dos hombres que comerciaban cartillas de racionamiento ilegales. Ella llamó a ese par "B" y "D", que eran Martin Brouwer y Pieter Daatzelaar.

     Ambos eran vendedores para una firma cuya sede era la calle Prinsengracht 263, donde el padre de Ana, Otto Frank, también tenía su negocio, y donde la familia se escondió.

     Anne escribe el 14 de Marzo: "B y D han sido atrapados, de manera que no tenemos cupones...". Esto muestra que la familia Frank conseguía clandestinamente al menos algunos de sus cupones de comida de esos dependientes.


     Analizando informes de policía y documentos judiciales, los investigadores también encontraron que la policía que descubrió a Anne y a sus compañeros no era generalmente empleada para perseguir a judíos que se escondían. En vez de eso, ellos habían trabajado en casos que implicaban dinero en efectivo, valores y joyería.

     El estudio también señala que la policía pasó más de dos horas en esa propiedad, un mayor tiempo que el que debería haberse requerido para detener a aquellos arrinconados en el anexo.

     Otras pruebas muestran que la gente vinculada a Prinsengracht 263 había sido castigada por los ocupantes nacionalsocialistas de los Países Bajos por evadir el trabajo.

     "Una compañía donde la gente estaba trabajando ilegalmente y dos representantes de ventas fueron arrestados por comerciar cupones de racionamiento obviamente corría el riesgo de llamar la atención de las autoridades", escribieron los investigadores.

     Ninguna conclusión firme ha sido sacada nunca sobre quién delató a Anne Frank y su familia a los nacionalsocialistas.

     La joven escritora finalmente murió de tifus en el campo de concentración de Bergen-Belsen, a los 15 años, sólo semanas antes de la liberación de dicho campo. Su padre Otto fue el único de los ocho ocupantes del anexo que sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial.–



http://www.csmonitor.com/World/Global-News/2016/1217/Who-betrayed-Anne-Frank-Maybe-no-one

¿Quién Delató a Anne Frank? Tal Vez Nadie
17 de Diciembre de 2016


     El misterio de la desaparición de Ana Frank siempre se ha centrado en la delación. Justo antes de que los soldados alemanes allanaran el anexo secreto de Ámsterdam, dice la historia, alguien hizo una llamada al Servicio de Seguridad, lo cual los condujo al escondrijo en el anexo detrás de una biblioteca movible. Pero un nuevo informe de la Casa Anne Frank sugiere que dicha narrativa proviene de una presunción defectuosa. 

     Usando un pasaje diferente y comúnmente pasado por alto del diario de Anne como un punto de referencia, el doctor Broek y otros investigadores buscaron informes de policía y documentos judiciales en diversas partes de los Países Bajos.

     Broek y los otros investigadores de la Casa Anne Frank desarrollaron su teoría basados en parte en una entrada de Marzo de 1944 en la cual Anne escribió acerca de la detención de dos dependientes por comerciar con cupones de racionamiento ilegales. Los dos hombres trabajaban en la firma donde el padre de Anne, Otto Frank, dirigía su negocio, y donde el grupo también se escondía. Aquellos hombres, anotó Anne en su entrada del 14 de Marzo, ayudaban a asegurar cupones de alimentos para ella y la otra gente escondida. Y otros dos que trabajaban en la firma, incluyendo a su director provisional, habían sido detenidos por sus esfuerzos para impedir que empleados fueran llamados al trabajo forzado en Alemania.

     Los investigadores que hicieron las detenciones, dice el informe, no eran de una unidad que estuviera enfocada en la persecución de gente escondida. En cambio, su departamento investigaba casos que implicaban joyería, valores y dinero en efectivo. Y la policía pasó más de dos horas en la propiedad, el suficiente tiempo para tropezar con el escondrijo, pero probablemente más tiempo que el que habría requerido para llegar y hacer detenciones si ellos hubieran tenido una idea clara de dónde estaba el anexo.–



http://www.wdef.com/2016/12/17/anne-franks-arrest-might-not-stemmed-betrayal/

El ARRESTO de ANA FRANK
Pudo NO HABERSE DERIVADO de una DELACIÓN
17 de Diciembre de 2016


(CNN) — (...) Quizá el Sicherheitsdienst (SD, Servicio de Seguridad Alemán) no llegó a cazar judíos ese día, sino que sin querer encontraron a las dos familias escondidas mientras investigaban otro asunto. El investigador escribió: "En este nuevo estudio, la Casa Anne Frank no se ha concentrado en la traición sino en el allanamiento mismo: ¿por qué ocurrió dicho allanamiento, basado en qué información, y de dónde provino esa información?".

     Había habido trabajo ilegal y fraude con cupones de racionamiento ocurriendo en ese edificio, descubrió el estudio. Dos dependientes que trabajaban en el edificio habían sido detenidos por comercializar cupones de racionamiento de alimentos. Ellos trabajaban para una compañía que trataba con materias primas para la industria alimentaria.

     En Abril de 1944 Ana Frank se refirió a la detención del par en su diario, escribiendo que ellos habían "sido atrapados, de manera que no tenemos cupones". Esto sugiere que los habitantes del anexo habían estado consiguiendo al menos algunas de sus raciones de aquellos dos dependientes.

     El estudio sugiere que ese trabajo ilegal puede haber atraído a la policía y que ellos descubrieron el anexo y a la gente dentro de él por casualidad. Si bien esto no refuta la posibilidad de la traición, el estudio sugiere una nueva teoría.


Otras preguntas sobre el allanamiento

     El estudio también plantea los puntos siguientes:

    • Los roles primarios de al menos dos de los tres policías que se sabe que estuvieron implicados en las detenciones no eran buscar y detener judíos. Uno de ellos trabajaba en robos de dinero en efectivo y joyería. Otro trabajaba en una división encargada de reprimir delitos económicos y la distribución ilegal de cupones de racionamiento y carne.

    • El número de teléfono usado para llamar al Sicherheitsdienst no estaba registrado. Gran parte del uso privado de líneas telefónicas había sido cortado durante la época de la guerra. "Esto crea una verdadera posibilidad de que la llamada, si realmente tuvo lugar, provino de otra agencia del gobierno", dice el estudio.

    • Se requirieron más de dos horas entre que la policía llegó y se marchó, lo cual es "más largo que lo necesario para acorralar judíos escondidos y delatados", según la investigación. Durante aquel allanamiento otras dos personas fueron y dejaron el edificio sin ningún problema mientras las autoridades estaban allí. "Si las autoridades fueron expresamente para detener gente oculta parece improbable que ellos hubieran dejado que alguien saliera".

    • Ninguna de la gente sospechosa de delatar a la gente que estaba en el anexo ha sido acusada alguna vez, ya que nunca ha habido suficientes pruebas.


Descubrimiento de pistas y nuevas evidencias

     Después de su detención, los ocho fueron enviados al campo Westerbork, y después al campo de concentración Auschwitz-Birkenau. Anne y su hermana mayor Margot fueron entonces enviadas a trabajar como trabajadoras forzadas en el campo de Bergen-Belsen en Alemania. Las hermanas murieron allí en 1945 de tifus. De las ocho personas en el anexo, sólo su padre, Otto Frank, sobrevivió. Él estaba convencido, como se revela en sus cartas escritas en 1945, que ellos habían sido traicionados.

     La Anne Frank Huis dijo que había examinado ese asunto debido a su interés en "contar la historia de Anne Frank tan completamente como sea posible".

     "A pesar de décadas de investigación, la traición como un punto de partida no ha entregado nada concluyente", dijo Ronald Leopold, director ejecutivo de la Casa Anne Frank en una declaración. "La nueva investigación de la Casa Anne Frank no refuta la posibilidad de que la gente escondida fuese delatada, pero ilustra que otros escenarios también deberían ser considerados. Esperamos que más investigadores verán razón en seguir las nuevas evidencias".



http://www.livescience.com/57269-anne-frank-was-not-betrayed.html

¿Ana Frank No Fue Delatada?
Nueva Investigación Podría Reescribir la Historia
por Stephanie Pappas
20 de Diciembre de 2016


     Ana Frank, cuyo diario se convirtió en una de las representaciones más icónicas del "Holocausto", murió en un campo de concentración en 1945 después de que ella, su familia y amigos fueron descubiertos por servicios de seguridad mientras estaban escondidos en piezas secretas en un edificio de oficinas en Ámsterdam.

     El padre de Anne, Otto Frank, fue el único sobreviviente de los ocho judíos que pasaron más de dos años escondiéndose en el "Anexo Secreto" en el 263 de la calle Prinsengracht. Él sospechó que su familia y amigos habían sido traicionados, quizá por un empleado poco fiable de una de las oficinas de abajo. Mientras tanto, los biógrafos teorizaron que quizá los parientes de los ayudantes de Frank los delataron, lo que condujo a la detención de la familia en Agosto de 1944.

     Ahora, una nueva investigación sugiere que el Servicio de Seguridad alemán puede no haber estado buscando a judíos escondidos cuando ellos encontraron a Anne y a los otros siete que estaban escondidos con ella. Más bien, ellos podrían haber estado investigando otras actividades en la oficina y simplemente dieron con las familias escondidas por casualidad, según historiadores de la Casa Anne Frank, el museo en Ámsterdam dedicado a la conservación del "Anexo Secreto" donde Anne Frank, su hermana, sus padres y otros cuatro judíos pasaron más de dos años escondidos.


     Nuevos documentos sobre el empleo de al menos tres de los policías que allanaron el Anexo Secreto en 1944 revelan que esos policías no estaban atareados principalmente con la persecución de gente judía escondida, escribió Gertjan Broek, investigador de la Casa Anne Frank. Los Frank vivían en cuartos secretos encima de la antigua compañía de Otto Frank con otra familia, los Van Pels, y un dentista llamado Fritz Pfeffer. Los Frank habían estado escondidos, sin poner un solo pie al aire libre, desde el 6 de Julio de 1942. (Los Van Pels se unieron una semana más tarde, y Pfeffer llegó en Noviembre de 1942).

     Las circunstancias del descubrimiento de Anne Frank y los demás siempre han sido oscuras. Los investigadores llegaron al edificio de oficinas en Prinsengracht 263 a media mañana el 4 de Agosto de 1944, escribió Broek, y pasaron algún tiempo revisando el local. Durante la búsqueda, el Anexo Secreto, oculto detrás de estantes para libros hechos especialmente, fue descubierto. Los Frank, Van Pels y Pfeffer fueron detenidos. Todos fueron enviados a campos de concentración. Anne y su hermana Margot murieron de tifus en Febrero o Marzo de 1945 en el campo de concentración de Bergen-Belsen.

     Diversas teorías han sostenido que un empleado de una de las compañías en el edificio de oficinas, o quizá un miembro de familia de alguien que trabajaba allí, informó al Servicio de Seguridad alemán, llamado Sicherheitsdienst, acerca de la gente que estaba escondida. Pero ninguna prueba de la identidad de algún traidor ha sido encontrada alguna vez, escribió Broek.


¿Un descubrimiento por casualidad?

     Ahora, los nuevos documentos sugieren que quizá no hubo ningún traidor después de todo. Tres de los miembros confirmados del equipo de allanamiento en el Anexo Secreto eran policías de mucho tiempo cuyo trabajo estaba relacionado con casos que implicaban dinero en efectivo, joyería o la confiscación de las pertenencias de judíos que eran deportados. Uno de ellos, Gezinus Gringhuis, estaba trabajando no para el Sicherheitsdienst en el momento de la incursión, sino para la Unidad Especial de la División de Investigación Central, descubrió Broek. Así, el trabajo de Gringhuis no habría implicado buscar a judíos escondidos.

     Por otra parte, el diario de Anne menciona la detención de dos dependientes en el edificio de oficinas, Martin Brouwer y Pieter Daatzelaar, por fraude de cartillas de racionamiento, o uso ilegal o venta de las cartillas de racionamiento requeridas para comprar la comida. Ella escribe que debido a la detención, las familias en el Anexo no tenían ningún cupón para alimentos, indicando que la familia era alimentada, en parte, por medio de cartillas de racionamiento ilegales. (Anne mencionó la necesidad de estar en silencio en el Anexo de modo que Daatzelaar no los oyera, sugiriendo que los dos distribuidores de cartillas de racionamiento no sabían que ellos estaban allí, escribió Broek).

     Como el trabajo de Gringhuis implicaba investigar delitos económicos, como el fraude de cartillas de racionamiento, la investigación que dio con los Frank podría haber estado enfocada en otras actividades ilegalizadas durante el régimen nacionalsocialista, escribió Broek. Tales actividades incluían un delito por el cual uno de los ayudantes de Frank en el exterior fue arrestado: "Rechazo a trabajar" o permitir que gente que había sido llamada para su encarcelamiento en campos alemanes de trabajo forzado trabajara en otra cosa.

     "Una compañía donde la gente trabajaba ilegalmente y dos representantes de ventas fueron arrestados por comerciar cupones de racionamiento obviamente corría el riesgo de llamar la atención de las autoridades", escribió Broek. "Mientras se buscaba gente escondida, el fraude con cupones de racionamiento podía ser descubierto, ya que ellos (la gente que estaba oculta) eran a menudo dependientes de la ayuda clandestina. A la inversa, la investigación de esa clase de fraude podía perfectamente conducir al descubrimiento de gente escondida".

     Los vínculos entre el fraude de racionamiento y los investigadores no han sido probados, advirtió Broek, y es todavía bastante posible que Anne, su familia y sus amigos fueran traicionados. Pero enfocarse en la traición ha limitado la investigación anterior acerca de lo que le sucedió a los Frank, él escribió.

     "Claramente, la última palabra sobre aquel fatídico día de verano de 1944 no ha sido dicha todavía", escribió Broek.–



https://www.toledoblade.com/Editorials/2017/01/01/Doubt-about-Franks-betrayal.html

Dudas acerca de la Traición a los Frank
1º de Enero de 2017


     Durante décadas el mundo y Otto Frank creyeron que alguien informó a las autoridades sobre su familia que vivía en cuartos secretos en Ámsterdam, donde su hija adolescente Anne hizo una crónica de la vida escondida bajo el régimen nacionalsocialista en documentos conocidos como el Diario de Anne Frank. Ahora sin embargo, una nueva teoría sugiere que no hubo ninguna delación secreta después de todo, sino que la familia judía fue encontrada durante investigaciones acerca de posibles actividades ilegales en el edificio donde los Frank se escondían.

    Un reporte reciente del Washington Post sobre la publicación de un informe investigativo del museo Casa Anne Frank arroja alguna luz sobre qué más pudo haber conducido al descubrimiento de la familia en 1944 durante la Segunda Guerra Mundial. Con la nueva información, es difícil discrepar con la conclusión de los investigadores de que "el foco explícito en la traición, sin embargo, limita la perspectiva de esos arrestos... otros escenarios tienden a ser eclipsados".

    Los autores del reporte indican que los hombres que Otto Frank creía que eran investigadores no estaban en absoluto en busca de judíos. Ellos sugieren que los hombres fueran asignados para investigar "delitos económicos", círculos que comerciaban cartillas de racionamiento del gobierno dadas a la gente para que pudiera conseguir comida y otros artículos. De hecho, Anne escribió a menudo sobre hombres detenidos por su participación con cartillas de racionamiento ilegales; como ella declaró, "de esta manera no tenemos cupones".



* * * * * * * * * * * *


https://www.theguardian.com/books/2002/jul/14/biography.classics

Reseña de "The Hidden Life of Otto Frank", de Carol Lee
por Rachel Cooke
14 de Julio de 2002


     Hasta el comienzo de la Segunda Guerra Mundial la vida de Otto Frank era tan calmada y sin dificultades como el lino recientemente lavado. Nacido en una familia alemana de clase media alta —la suya era la clase de gente que visitaba a sus vecinos sólo a la hora correcta de la tarde— él se preocupó de las mismas cosas que cualquier hombre joven: con quién casarse, qué hacer para ganarse la vida, cómo hacer su camino en el mundo y todavía tener un poco de diversión.

     Incluso cuando él fue llamado para el servicio militar y se encontró en el Frente Occidental, él logró aferrarse a su optimismo juvenil: "No extraño nada aquí, y el peligro en el que estoy existe sólo en tu imaginación", escribió él a su hermana en 1916. "Esto no es realmente tan malo".

     Pero aquel optimismo comenzó a resbalar, lentamente, inexorablemente, desde que lo capturaron durante la soleada mañana del 4 de Agosto de 1944, cuando el anexo de Ámsterdam donde él y su familia habían estado escondiéndose durante dos años fue allanado por la Gestapo y tres miembros del Partido Nacionalsocialista holandés.

     Lo que pasó en los breves seis meses entre la llegada de la Gestapo al otro lado de una biblioteca movible y el día en que los rusos liberaron Auschwitz, donde Otto estaba prisionero, cambió todo para siempre. Como todos los sobrevivientes, los campos rasgaron su alma en dos. Existía una vida antes de la guerra, un sueño acuoso e intocable, y había vida después: solitaria, insoportable, inútil.

     Esta biografía cuenta la historia de cómo Otto cosió las dos mitades de su vida, algo que él consiguió con la ayuda del legado de su hija más joven: su diario. Fue Otto quien juiciosamente editó (o censuró, dependiendo de su punto de vista) las palabras que salieron de Anne durante el período cuando ella y sus padres, su hermana Margot y cuatro amigos vivieron sus días tan silenciosamente como "ratones bebés" en cinco pequeñas piezas; fue Otto quien buscó a un editor para esas palabras en un momento en que la mayor parte de las personas deseaba olvidar todo acerca de la Segunda Guerra Mundial; fue Otto quien se aseguró de que las adaptaciones del Diario para el teatro y el cine fueran fieles a su "espíritu". Lo que él consiguió a cambio fue una pequeña tranquilidad de ánimo.


     Otto Frank sirvió a su país durante la Primera Guerra Mundial como un oficial. Después, con un compromiso roto ya detrás suyo, él se casó con Edith Hollander en una sinagoga de Frankfurt. Edith era más religiosa que su nuevo marido, una desventaja a ojos de él, pero la dote de ella era sustancial. Aquello fue, él más tarde confesó, "un arreglo comercial", aunque ni siquiera su acomodada esposa pudo ayudar cuando, a principios de los años '30, el negocio bancario de familia se hundió otra vez en cifras rojas y la pareja, junto con sus dos hijas, se trasladaron a vivir con la madre de Otto.

     Las preocupaciones de dinero de ellos no eran nada comparadas a sus preocupaciones por la situación política. En Enero de 1933 ellos oyeron por radio que Hitler había sido nombrado Canciller. Cuando las aclamaciones se elevaron en el fondo, Otto echó un vistazo a Edith y la vio sentada "como si estuviera convertida en piedra". Al principio, él estaba poco dispuesto a dejar Alemania, pero cuando fue aprobado un decreto que forzaba la segregación de niños judíos y no-judíos en las escuelas, él decidió que no tenía ninguna otra opción.

    Su cuñado sugirió que él abriera una rama en Ámsterdam de una compañía que vendía pectina, la cual era usada en la fabricación de mermelada; así, aquel Agosto él dejó el país donde su familia había vivido durante siglos. Los Países Bajos demostraron ser no más seguros. Después de que Alemania invadió, Edith quiso emigrar a Estados Unidos, pero Otto, siempre pragmático, hizo que su negocio pareciese lo suficientemente "ario" (él transfirió acciones mayoritarias  a no-judíos) y esperó lo mejor. Él incluso vendió sus productos a la Wehrmacht.

     Cuando las circunstancias empeoraron, sin embargo, él comenzó a pensar en esconder a su familia. Se hicieron planes para alojar a la familia en un anexo detrás de las oficinas de su compañía en el 263 de la Prinsengracht y, en silencio, la comida, la ropa y el mobiliario fueron trasladados al edificio. Cuando el 5 de Julio de 1942 a Margot Frank, de 16 años, le ordenaron reportarse ante la SS para su deportación a un campo de trabajo alemán, la familia estaba lista: ellos simplemente desaparecieron.

     Los siguientes dos años son ahora materia de la leyenda, como lo testifican las colas de turistas que recorren la Casa de Ana Frank en Ámsterdam.

     Algunos críticos han acusado a dicho diario de sentimentalizar el "Holocausto", lo cual es verdad, y aunque eso sea difícilmente falta de ella, el libro finaliza con el destino de Anne delicadamente tácito. En este libro (The Hidden Life of Otto Frank), sin embargo, vamos donde aquellos que entrevistaron a Otto después de la guerra tan a menudo temían poner el pie. Lo vemos transportado desde Westerbork a Auschwitz. Lo miramos girar su cabeza por una última mirada a su esposa e hijas. Escuchamos cuando él lucha contra su hambre desesperada hablando no sobre comida sino sobre Beethoven.

     Otto sobrevivió sólo porque él estaba demasiado enfermo para unirse a la evacuación alemana a medida que los rusos se acercaban. El relato de su largo viaje de regreso desde Polonia a los Países Bajos es la parte más fascinante de este libro. Lee ha encontrado un diario que él mantuvo después de su liberación y, aunque él lo usara sólo para registrar breves detalles de lo que él hizo y vio, hace la lectura conmovedora.

     Él fue liberado en Enero de 1945. El 12 de Junio, el día que habría sido el cumpleaños número 16 de su hija más joven, él escribió sólo una palabra en él: "Anne". El 18 de Julio él revisó las listas de la Cruz Roja y vio una cruz por el nombre de ella. Sólo entonces él aceptó que ella no vendría a casa.

     Cuando él pudo finalmente soportar leer el diario de Anne, que había sido rescatado por un amigo, él lo encontró "indescriptiblemente excitante", y empezó a buscar un editor. Considerando que el libro ha vendido desde entonces 20 millones de copias en 58 idiomas, la resistencia que él encontró es casi cómica. En Doubleday, al equipo de marketing se le dijo que "minimizara los aspectos terribles de la historia", y el sentimiento era que "el potencial de ventas del libro era pequeño".

     Otto, sin embargo, estaba contentísimo de tener de alguna manera un trato. Para él, un hombre secular pero emocional, la judeidad de Anne era menos importante que su atractivo universal como un símbolo de libertad y tolerancia. Él quería que el "mensaje" de ella alcanzara a tantas personas como fuese posible; si aquello significaba aguar la fe de ella o sobresaltarse por los horrores de los campos, no importaba.

     La mitad final de esta biografía, entonces, no es tanto sobre Otto como sobre el libro que le dio a su vida un renovado sentido. Lee lo lleva a usted por todo el proceso, desde su trato con los melosos e hipócritas Frances y Albert Hackett, escritores de las adaptaciones del Diario para el teatro y el cine (su éxito clamoroso en Broadway premiado con el Pulitzer fue tan anodino que muchas personas pensaron que sus personajes eran ficticios), hasta su interminable disputa legal con el trastornado Meyer Levin, un escritor judío a quien los Hackett vencieron en el trabajo.

     Mientras tanto, Otto se pierde a lo largo del camino, con su segundo y apasionado matrimonio con otra sobreviviente de los campos, Fritzi Markovitz, y, en particular, con su colapso nervioso. Tal como en la vida, él se descolora en el fondo tan pronto como su hija fantasmal toma el centro del escenario.

     Pero Lee tiene realmente una nueva teoría sobre quién delató a la familia ante las autoridades, y es una buena, incluso si, a veces, su búsqueda obstinada de ello se convierte en una narrativa distractiva. Su sospechoso es Tonny Ahlers, un matón y anti-judío que ella también cree que chantajeó a Otto hasta su muerte en 1980. Ahlers sabía que en el principio de la guerra Otto había seguido haciendo negocios con la Wehrmacht (la pectina que su firma producía era esencial para la preservación de las raciones del ejército alemán), un hecho que él habría querido indudablemente que permaneciera en secreto. Quizás ésa fue la razón de por qué Otto, para la frustración inmensa de "cazadores de nazis" como Simon Wiesenthal, mostró tan poco interés por llegar hasta los responsables del asesinato de su familia.



http://www.popmatters.com/review/hidden-life-of-otto-frank/

"La Vida Oculta de Otto Frank", de Carol Ann Lee
por Phoebe Kate Foster
30 de Abril de 2003


     Conocida por su biografía críticamente aclamada de Anne Frank, Roses from the Earth, Carol Ann Lee ha empleado ahora sus meticulosas habilidades investigativas para intentar documentar la identidad de la persona que delató a los Frank ante los nacionalsocialistas. Lo que realmente aparece en La Vida Oculta de Otto Frank (The Hidden Life of Otto Frank) es, sin embargo, mucho más fascinante que sólo la posible solución de un misterio de seis décadas. En el proceso de descubrir al culpable que envió a Anne, su hermana y su madre a sus muertes, Lee también da a los lectores una detallada y no siempre lisonjera descripción del hombre que, durante tanto tiempo, ha sido simplemente visto como el unidimensional "padre de Ana Frank", el único miembro de su familia inmediata que sobrevivió a los campos de trabajo y la fuerza detrás de que el diario de su hija fuera llevado a la luz.

     Otto Frank fue tan complicado y paradójico como Anne era franca e ingenua. En esta biografía podemos ver fácilmente al padre encantador, adorable, reflexivo y amable que su hija "rapsodizó" en sus escritos, pero también otro lado menos soleado del hombre al que Anne afectuosamente llamaba "Hunny Kungha" surge cuando menos lo esperamos, moviéndose sigilosamente entre las líneas y dando al lector pequeñas sorpresas.

     La familia Frank era disfuncional. Otto era franco sobre el hecho de que su matrimonio con Edith Frank era un matrimonio por conveniencia desde su punto de vista, aunque ella fuera una mujer muy inteligente y atractiva que estaba obviamente enamorada de él. Su actitud hacia ella, aunque indefectiblemente cortés, era tan carentre de calor y afecto que incluso Anne, que no se llevaba bien con su madre, observó que el comportamiento de él era profundamente hiriente para Edith. Otto también estuvo notablemente no involucrado con su otra hija, Margot, tanto que él no tenía idea que ella también escribía un diario mientras la familia estaba confinada en su lugar de ocultamiento, el cual diario lamentablemente nunca fue recuperado y podría haber presentado otra perspectiva de esa famosa y compleja familia.

     Además, la relación de Otto con Ana, descaradamente la "niña de sus ojos", parecía haber estado un poco demasiado cerca del consuelo, vacilando al borde de lo inapropiado. Por ejemplo, él le confió los detalles de unos amoríos tempranos y desdichados que lo habían devastado tanto que él era incapaz de tener sentimientos románticos hacia nadie más. Él también se encargó de hablar abiertamente a Ana sobre sexo y sexualidad. Su sentido del humor era fuertemente escatológico, un hecho que él expurgó del diario de ella, junto con ciertas referencias a su infeliz romance anterior, y comentarios poco claros e inquietantes de Ana, como "Deseo más que los besos de Papá, más que sus caricias. ¿No es terrible que yo siga pensando en esto todo el tiempo?". ¿Qué otra reacción puede tener un lector ante percepciones como éstas sino parpadear y decir: ¡Oh!?.


     Además de los aspectos de familia disfuncional están los asuntos comerciales de Otto Frank, otra parte de su previamente oculta vida que da una pausa. Nos enteramos de que él era un especulador de guerra, que vendió bienes al Ejército alemán mientras simultáneamente hacía planes para ocultarse cuando la red nacionalsocialista de arrastre de judíos alcanzara su propia casa.

     Sin tener en cuenta quién realmente entregó a los Frank a los nacionalsocialistas, después de leer el libro de Lee parece que la carga de la culpa por las muertes de Anne, Margot y Edith al final descansa en el propio Otto, lo cual ciertamente no es la intención de la autora pero es una conclusión que es difícil dejar escapar para un lector honesto. Otto Frank, idolatrado por su hija como un padre perfecto y recordado por sus socios comerciales como un tomador de decisiones lógicas y de una mente clara, tenía peligrosos defectos en su percepción y juicio que, tristemente, resultaron ser fatales para aquellos que estaban alrededor de él:

    Julianne Duke, una antigua vecina de los Frank en Amsterdam cuya familia había emigrado a Estados Unidos, recuerda que sus padres le pidieron a los Frank que se unieran a ellos: "La señora Frank escribió que ella quería emigrar, pero el señor Frank no vio ninguna necesidad de dejar Holanda. Él confiaba en la bondad básica del hombre más bien que enfocarse en el lado más oscuro e irracional de la naturaleza humana".

     Otto, que había trasladado a su familia desde Alemania a Ámsterdam en el momento en que Hitler subió al poder, subestimó enormemente la severidad de la amenaza nacionalsocialista en Holanda. Mientras otros, tanto en su familia como en la de Edith, interpretaron exactamente los signos de los tiempos y emigraron a la seguridad en Inglaterra, Estados Unidos, Suiza y Sudamérica, impulsándolo a que hiciera lo mismo, él decidió permanecer en Ámsterdam a medida que los judíos holandeses perdían sus derechos civiles y recibieron órdenes de reportarse para la deportación a campos de trabajo. Su fe en la fuerza de la "sociedad civilizada", junto con sus ambiciones comerciales y su miedo a la inseguridad financiera, influyó en él para tomar las decisiones que al final condenaron a su familia.

     Es inevitable preguntarse hasta qué punto su desafección por su esposa hizo que él ignorara su justificada alarma por la seguridad de la familia a medida que la soga de Hitler se apretaba alrededor de los judíos de Ámsterdam. Uno sólo puede conjeturar la magnitud de la culpa de Otto como posibilitador involuntario del destino de su querida hija y como el único sobreviviente de su familia inmediata que alimentó su obsesión para hacer de Anne una personalidad global póstuma.

     Una cantidad considerable del libro está dedicada a la vida de posguerra de Otto, en particular su determinación de llevar el diario de su hija a la atención pública y las subsecuentes disputas y pleitos que rodearon su traducción a la pantalla. La "leyenda" de Anne Frank fue formada por las poderosas máquinas de Relaciones Públicas de Broadway y Hollywood que crearon un producto que tenía poco parecido con la persona real, e ignoraron asuntos que no eran, francamente, artículos de gran venta en ese entonces, en particular, la inconveniente judeidad de los personajes que los "pondría aparte de la gente que los mire... ya la mayoría de nuestro auditorio no son judíos", en palabras de los escritores de guiones. En esas transacciones que llevaron las experiencias de su familia a la escena y a la pantalla, Otto una vez más mostró una cierta típica carencia de juicio y previsión. Molesto por la manera en que el proceso estaba yendo, Otto escribió en una carta:

    "Cómo podría yo afrontar los reproches de mi conciencia, de mi familia, de ... otros que nunca entendieron que entregué los derechos para conseguir dinero sin niguna promesa del productor de respetar la calidad del material".

     En última instancia, los hacedores-inventores y comercializadores de imagen de Hollywood, que lograron con éxito manipular a Otto, convirtieron a Anne en una extraña combinación de una Muchacha Vecina éticamente sanitizada, como un pan blanco, "con el vivaz encanto de... una joven mujer" y una mártir en el estilo épico de Juana de Arco. Lo que Anne pretendió en su diario que fuera una "crónica de cómo vivimos entonces, lo que comimos, y lo que hablamos como judíos escondidos" fue limpiado de cualquier "semitismo" indeseable (incluso seleccionando una actriz perceptiblemente no-judía para interpretar el papel) y se convirtió en una película universalizada de "un tamaño para todos", deliberadamente "carente de horrores nacionalsocialistas... la valiente y a menudo graciosa historia de una maravillosa familia que se esconde en un tiempo de gran tensión" con un final que ni siquiera insinúa el destino horrible de la verdadera Anne. ¿Por qué? "Porque nadie quería tener un final triste y desesperado" y el público estadounidense "se estaba cansando del Holocausto" Aunque las deslavadas versiones del teatro y la pantalla de las experiencias de Ana Frank ayudaron a incrementar las ventas del diario e hicieron de Ana Frank un nombre conocido, aquello estaba muy lejos de lo que Otto había querido cuando había comenzado su búsqueda para publicar los escritos de su hija.


     Si bien el lector puede aprender más sobre Otto Frank que lo que alguna vez quiso, este libro recorre un camino largo en la corrección de la parcialidad de los medios en cuanto a la historia de Ana Frank, y para bien o para mal, describe a la familia Frank de una manera realista. A ninguno de nosotros, si somos honestos, realmente le gustaría que nuestros diarios íntimos fueran publicados con todos nuestros pensamientos íntegros revelados al mundo, o tener nuestras vidas puestas bajo el microscopio después de nuestra muerte (o, Dios no lo permita, antes de nuestra muerte), y tener todas nuestras verrugas y espinillas exhibidas para el escrutinio público. Todos nosotros tenemos cosas que preferiríamos mantener escondidas, los esqueletos en nuestros armarios que desfilan en tropel a las 3:00 AM durante una noche insomne para merodearnos con nuestros fracasos y atormentarnos con nuestra desgraciada insuficiencia.–



https://furtherglory.wordpress.com/tag/otto-frank-and-bank-fraud/

Cómo Ana Frank Perdió Sus Bolitas...
5 de Febrero de 2014


[NdelT: El texto del título dice "How Anne Frank Lost Her Marbles", pero hay ahí juego de palabras donde en la expresión "lost the marbles" la palabra "marble" significa el poder del pensamiento y la percepción inteligente, el sentido común, la cordura, y de ese modo "perder los marbles" significa volverse loco; pero a la vez "marble" designa las bolitas o canicas de vidrio con que juegan los niños].


     Antes de que usted se disguste y comience a "llorar por la leche derramada", Anne Frank realmente no perdió sus bolitas de vidrio. No, ella dio sus bolitas a una muchacha no-judía, que vivía en el edificio de al lado, y le pidió a esa muchacha que las guardara para ella hasta que regresara. Los Frank dijeron a todos que ellos se trasladarían a Suiza, pero en realidad ellos se disponían a moverse a un anexo detrás del negocio del padre de ella.

     Un artículo noticioso que usted puede leer en su totalidad aquí [1] tiene esto que decir sobre la historia:

    AMSTERDAM (AP) — Poco antes de que Anne Frank y su familia entraran en el ocultamiento de los nacionalsocialistas, ella dio algunos de sus juguetes a una amiga no-judía que vivía en el edificio de al lado.

    El museo Casa Anne Frank dice que los juguetes han sido recuperados ahora y la lata de bolitas de Anne seguirá en exhibición el miércoles en la galería de arte Kunsthal en Rótterdam.

    La vecina, Toosje Kupers, conservó dichas bolitas junto con un juego de té y un libro. Fue sólo cuando Kupers, de 83 años, se estaba trasladando el año pasado que a ella se le ocurrió mencionar dichas bolitas al museo.

    Kupers dijo a la emisora nacional holandesa NOS que ella no consideraba que las bolitas fueran especiales. Ella dijo que fue poco antes de que la familia Frank dejara la plaza en que ambas familias vivían, la Merwedeplein, que Anne se acercó a ella para pedirle un favor.

     "Estoy preocupada por mis bolitas, porque estoy asustada de que ellas puedan caer en las manos equivocadas", Kupers dijo que Anne le dijo. "¿Podrías guardarlas para mí durante un tiempo?".

[1] http://www.dailymail.co.uk/news/article-2551751/Tin-marbles-belonging-Anne-Frank-turn-Amsterdam-70-years-gave-neighbour-safekeeping.html

     ¿Anne estana preocupada de que sus bolitas "pudieran caer en las manos equivocadas"?. ¿Pensaba ella que los nacionalsocialistas podrían ir en medio de la noche y robar sus bolitas?.


     No puedo sentir pena por la pobre Anne Frank: cuando yo era un niño, no tenía ninguna de esas bolitas. Mi familia era demasiado pobre para permitirse bolitas de vidrio. La familia de Anne era rica; Otto Frank (el padre de Anne) había escapado de Alemania porque él y su hermano habían estado engañando a sus clientes en el banco que ellos poseían. El hermano de Otto Frank evitó el procesamiento por el fraude bancario yéndose a Estados Unidos. Otto trató de escaparse también allí, pero no pudo entrar.

     Revisé Wikipedia para ver si era contada la historia de Otto Frank en tanto estuvo implicado en el fraude bancario, pero no encontré nada. Sí encontré esta cita en el sitio web CODOH en

     http://forum.codoh.com/viewtopic.php?t=5842:

    El caso de Otto Frank es muy preocupante. He pasado bastante tiempo haciendo una investigación acerca de él porque todos los materiales lo señalan por los motivos de la detención de su familia.

    Otto Frank no era simplemente un judío alemán "ordinario". Él estaba en el negocio bancario con su hermano Herbert, el cual tenía la propiedad mayoritaria en el Banco de su padre Michael Frank en Frankfurt. Ellos poseían un banco en Alemania. Ahora bien, esos dos banqueros judíos no estaban gastando su tiempo libre relacionándose con amigos alemanes en bares pobres los sábados. Ellos conocían muy bien a los otros banqueros judíos en Alemania (los Warburg). Uno de los primos de los Frank era Jean-Michel Frank, el renombrado y millonario arquitecto que estaba en ese entonces redecorando un hotel de lujo para sus amigos los Rockefeller en Nueva York.

    Entonces, ¿por qué Otto Frank salió de Alemania en 1933? Podemos encontrar la respuesta en el libro cuidadosamente documentado de Carol Anne Lee "La Vida Oculta de Otto Frank" (The Hidden Life of Otto Frank). Por cuanto su hermano Herbert (el accionista mayoritario) fue detenido en Abril de 1932 (antes de que Hitler asumiera el poder) por quebrantar la Ley Regulatoria del Comercio de Valores con Países Extranjeros de 1931, él fue llevado a juicio por fraude y el banco tuvo que cerrar en 1933. Herbert rechazó ir a juicio y Otto tomó su lugar. Otto abandonó a su familia y fue a comenzar un negocio con pectina en Holanda con el dinero enviado a él por Jean Michel el arquitecto. El principal cliente de Otto era el ejército alemán cuando Hitler invadió Holanda. Él se escondió para de ese modo no revelar que un judío (procesado por fraude) poseía el negocio. Otto Frank tuvo todas las oportunidades de marcharse con su familia e irse a Estados Unidos, pero el afán de dinero pudo más y ganó.

    La historia "oficial" de la familia Frank es un ejemplo perfecto de cuán fabricada es el resto de la historia de los judíos en la Segunda Guerra Mundial.

     Hay dos lados en cada historia. Para el otro lado de la historia del "Holocausto" revise este sitio web: http://www.jan27.org  Ése es un sitio web enorme; no estoy seguro si ellos mencionan a Otto Frank y su fraude bancario.




https://furtherglory.wordpress.com/2016/02/21/otto-frank-father-of-anne-frank-feels-guilty-about-not-saving-his-famous-daughter/

Otto Frank, el Padre de Anne Frank,
Se Sentía Culpable por No Salvar a su Famosa Hija
21 de Febrero de 2016


     Otto Frank, quien murió el 19 de Agosto de 1980 a la edad de 91 años, está de vuelta en las noticias porque él reveló, hace varios años, que él se sentía culpable por no salvar a su esposa e hijas durante el "Holocausto". En la historia de noticias reciente no hay ninguna mención de CÓMO Otto podría haber salvado a su familia, ni de cómo él logró salvarse.

     Otto Frank y su familia se escondieron en un desván en Ámsterdam durante la Segunda Guerra Mundial, y se salvaron hasta que la guerra estaba casi terminada. Finalmente, la familia fue traicionada por alguien que reveló su escondrijo a los nacionalsocialistas.

     La familia entera fue enviada al campo de Auschwitz-Birkenau después de que su escondrijo fue descubierto.

     Poco después de que Otto Frank llegó a Auschwitz-Birkenau, él mismo se instaló en el hospital de dicho campo, afirmando que estaba demasiado enfermo para trabajar. Él permaneció en el hospital hasta que el campo fue liberado por soldados soviéticos el 27 de Enero de 1945.

     Yo ya escribí sobre Otto Frank y su permanencia en el hospital de ese campo en una entrada anterior:

https://furtherglory.wordpress.com/2014/06/01/how-does-the-story-of-anne-frank-prove-the-holocaust/

     Más tarde, Otto Frank aparentemente se sintió culpable porque él no aconsejó al resto de su familia que se instalara voluntariamente en el hospital en Auschwitz-Birkenau para que ellas no tuvieran que trabajar, y consiguieran la mejor comida, como lo hizo él porque estaba supuestamente enfermo.

     Después de menos de dos meses en el campo Auschwitz-Birkenau, Anne y su hermana Margot fueron transferidas al campo de Bergen Belsen en Alemania en Octubre de 1944. Sabemos que el tren que llevó a Anne y a Margot hacia Bergen-Belsen era un "transporte de enfermos" porque a la Cruz Roja se le pidió que supervisara ese tren a lo largo del camino.–



2 comentarios:

  1. !!Qué barbaridad!!... cómo han engañado al mundo, por dicha todo está saliendo a la luz, nada es oculto entre tierra y cielo....Excelente artículo del escritor... muy satisfecho de haber encontrado ésta página.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Julius por tus siempre exquisitos aportes y especialmente por esta ración extra de artículos los últimos días; ¡empieza fuerte el año y es un gustazo!

    ResponderEliminar