BUSCAR en este Blog

lunes, 2 de noviembre de 2015

John Kaminski - El Virus del Islam



     Se publicó ayer en 300spartans.com.au el siguiente texto y crónica de John Kaminski que presentamos en castellano y que examina la preocupante situación que se ha creado en Europa, y también en Estados Unidos, con la llegada masiva de falsos refugiados, invasores en su mayoría varones en edad militar, y principalmente musulmanes, cuyos malos modales y conductas abusivas, como si hubieran sido adoctrinados con antelación, ya está colmando toda la hospitalaria paciencia que pudiera tenerse hacia ellos. Como se sabe, el señor Kaminski siempre apunta un poco más allá del blanco específico mismo, y nos lo hace saber.


EL VIRUS DEL ISLAM
por John Kaminski
1º de Noviembre de 2015



Los judíos manipulan a un archienemigo para atacar al otro
y destruír a ambos.

LA INTOLERANTE RELIGIÓN MUSULMANA,
INCOMPATIBLE CON UNA SOCIEDAD LIBRE


     Los estúpidos humanos pasan todo su tiempo luchando y matándose unos a otros por causa de los nombres de seres imaginarios que ellos han inventado para convencerse de que ellos no morirán.

     La Historia mundial es el abuso por parte de los astutos y carentes de conciencia contra la gente respetuosa y de principios.

     Cuando los países son destruídos, lo son desde dentro por gente que simula ser leal y de confianza pero que no lo es. Nunca ha habido escasez de gente que traicionará a su propia especie y venderá sus almas a poderes extranjeros.

     ¿Cuántas veces vamos a seguir siendo engañados para creer la palabra de los mentirosos y mirar nuestro mundo devastado debido a ello?.

     Parece que no podemos impedir que sucumbamos a propuestas que explotan nuestra compasión y pagan nuestra sinceridad con tragedia y traición.

     La técnica se remonta a un largo tiempo atrás, cuando un astuto judío llamado Saúl cambió su nombre a Pablo e inventó a un Mesías que garantizaba la vida eterna si usted sólo abandonaba a su familia y creía lo que él decía.

     La estafa fue tan exitosa que otros judíos inventaron un poderoso espectro al que ellos llamaron Alá, que convenció a todos sus seguidores de matar a todo el que no creyera que él era verdadero.

     Estas dos maniobras judías arruinaron la sociedad humana a perpetuidad, estableciendo una situación de guerra permanente que ahora está en el proceso de convertir al mundo en un montón de escombros donde nadie está seguro y donde no se puede confiar en nadie.

     Todo esto sucedió porque nadie tuvo el coraje para admitir que morimos y que estábamos dispuestos a sacrificarlo todo a favor de una falsa promesa de vida eterna.

     Aquellos que vendieron estas tonterías se enriquecieron, mientras los imbéciles que las creyeron fueron robados y asesinados, y se les dijo que ése era su deber santo, sufrir en la cruz por decir la verdad, o alcanzar el cielo muriendo por un dios que predicaba la matanza interminable de infieles.

     Un poco después en el futuro...

     Los judíos se trasladaron a Estados Unidos a principios de los años 1900, compraron a todos los políticos, falsificaron unos cuantos pánicos bancarios, y crearon un sistema en el cual ellos ganaron el control de todo nuestro dinero a perpetuidad. No les habríamos creído si no hubiera sido porque los periódicos en que confiábamos insistieron en que aquello era un buen trato, y los supuestos líderes de nuestro país estuvieron de acuerdo en que aquello era lo correcto que había hacer. Pero no lo fue.

     Eso le permitió a un pequeño grupo de judíos crear una constante inflación, depresiones y guerras, y convertir a nuestras mejores mujeres en prostitutas después de que todos los hombres fueron desnaturalizados. Su truco maestro fue conseguir que les pagásemos por el derecho a usar nuestro propio dinero.

     Casi cada líder que hemos tenido desde aquel tiempo le ha seguido el juego a dicho engaño, habiéndose enriquecido en el proceso, y matado lentamente a una nación... a varias naciones.

     Después de medio siglo de guerra en el Oriente Medio, la cínica invasión de Siria por el Estados Unidos controlado por los judíos ha producido una nueva forma de guerra. No diferente de la institución de la esclavitud que fue impuesta a Estados Unidos durante el siglo XIX, este influjo de refugiados que hoy está barriendo con todo a través de Europa e interrumpiendo a cada uno y todo en su camino, es la última arma en el arsenal sociológico de la plantilla judía de desestabilización.

     Si usted inunda el mundo con salvajes insensatos, el gobierno representativo se hace imposible, y el debate público se disuelve en un violento barboteo de una confusión incomprensible. Más importante aún, esto requiere que una presencia policial represiva regule a las masas rebeldes, algo que nuestros controladores judíos desesperadamente quieren poner en práctica en todas partes.

     Con líderes traicioneros pagados por los judíos en posiciones claves en todas partes del mundo occidental, las políticas oficiales del gobierno que dan la bienvenida a los supuestos refugiados son la traición última contra las poblaciones ciudadanas que no estaban lo suficientemente alertas para comprender que de sus gobiernos se habían apoderado agentes de un poder extranjero, a saber, Israel.

     El proceso fue hecho posible por el complejo bancario internacional judío que tenía, por medio de la complicidad de los medios de comunicación —que también están dominados por los judíos—, completamente embaucadas a poblaciones pobremente educadas, engañadas por sistemas escolares y aparatos educacionales judíos.

     Uno sólo tiene que observar la epidemia de violaciones en Suecia o la expropiación de grandes partes de Francia por musulmanes radicales, para comprender que una invasión deliberada de Europa y el Oeste ha sido facilitada por políticos judíos que pretenden socavar el dominio democrático Blanco de las sociedades existentes y sustituír aquel proceso por parásitos sub-educados de naciones menos civilizadas del Tercer Mundo, lo cual le da a los relativamente más sofisticados y engañosos judíos una mejor posibilidad para robar el control de estas naciones occidentales mediante la imposición de la ley marcial, la aumentada vigilancia de cada uno y la pérdida de la libertad individual, objetivos que ya en gran parte han sido llevados a cabo.

     La idea radical y sin precedentes de inundar Occidente con gentes que parecieran ser víctimas de la guerra en países devastados, parece augurar un rápido cambio en el gobierno de esas naciones, y ya algunos bastiones musulmanes en Estados Unidos están exigiendo cambios radicales en los sistemas educativos y sociales que están ya sobrecargados en ciudades y pueblos que no tuvieron voz en la importación de estos escapados del Tercer Mundo.

     Algunos podrían decir que ésta es una consecuencia de tener un Presidente del Tercer Mundo que no puede demostrar su propia ciudadanía, que procura importar a gente como él para saquear la percibida enorme riqueza de Occidente del mismo modo en que él y su familia se han enriquecido, superando los límites de la decencia con sus frecuentes vacaciones y corruptas artimañas financieras con sus amigos y socios, para no mencionar su persistente demolición de las protecciones constitucionales que han estado vigentes durante siglos.

     Nunca Estados Unidos había sido tan estafado por el comportamiento antojadizo de su supuesto líder.

     Como alguien que ha sido galardonado con un Premio Nóbel de la Paz por un simple discurso que prometía un mejor trato en el mundo para los musulmanes, Barack Obama ha traicionado su juramento al asumir su cargo simplemente instigando la inmigración islámica en Estados Unidos, debido a un simple hecho: los musulmanes no creen en la libertad de religión. De hecho, su religión les ordena que ellos maten a todos los infieles, muy de la misma manera en que a los judíos su libro santo [el Talmud] les ordena matar o esclavizar a cada uno en el mundo, y considerar a los no-judíos como nada más que animales para ser explotados y abusados.

     Estas actitudes invalidan directamente el tesoro inestimable de la libertad estadounidense, aquella promesa increíblemente valiosa de la libertad de religión en todo el territorio. La inmigración musulmana es una clara violación de esa promesa.

     Aunque los judíos y los musulmanes parezcan ser enemigos, las reglas que gobiernan la conducta de ambos en el mundo real son alarmantemente similares. Y aunque los musulmanes parezcan ser los archienemigos de los judíos —y viceversa— esta invasión masiva y deliberada de Europa por parte de refugiados islámicos sirve perfectamente al objetivo judío central de desestabilizar los países antes de su esclavitud y explotación, lo cual ha sido el objetivo judío establecido durante al menos cientos de años en su distorsionada tendencia a controlar el mundo entero.

     De esta manera, los musulmanes, algunos inconscientemente, están sirviendo a los objetivos judíos. Los musulmanes son todos agradables y corteses cuando están en minoría, pero déjelos que consigan una posición ventajosa, como lo han hecho en muchos países europeos, y nada sino una tiranía caótica es el resultado. Violaciones masivas, robos arbitrarios y disturbios incontrolados.

     Lo cual no es muy diferente de lo que ocurre en los ghettos estadounidenses poblados por descendientes de africanos y otros habitantes del Tercer Mundo.

     Francia hoy ha sido fragmentada por áreas musulmanas a las cuales la policía no irá porque simplemente es demasiado peligroso. Esto deja a la ciudadanía francesa tradicional encarcelada por el Islam en su propio país.

     Permitir musulmanes en Estados Unidos fue una movida tan estúpida y traicionera como el tratado NAFTA, la ley NDAA [National Defense Authorization Act], o el acuerdo TransPacific Partnership (TPP), todas las cuales fueron iniciativas para destruír deliberadamente a EE.UU., impulsadas por funcionarios elegidos que claramente estaban cometiendo traición y que estaban trabajando para aquel perverso poder extranjero que procura absorber todas las cosas en su vórtice venenoso.

     Luego está el no tan pequeño asunto de la burqa, una reliquia draconiana de la Edad Media que indica que todos los hombres musulmanes son violadores, al menos considerando las demostraciones gráficas presenciadas recientemente en Suecia e Inglaterra, donde las mujeres que no van cubiertas son automáticamente consideradas elegibles por ellos para ser violadas, comportamiento que es aprobado por el sagrado Corán.

https://themuslimissue.wordpress.com/2013/10/13/muslims-raped-over-300-swedish-children-and-700-women-in-seven-months-of-2013/

     En Dinamarca se le están ofreciendo clases a los inmigrantes, tratando de enseñarles que no está bien violar a mujeres en las calles.

     http://www.dailymail.co.uk/news/article-3297021/Migrants-Denmark-mandatory-sex-education-lesson-consent-woman-allegedly-raped-three-Eritrean-men.html

     Ya en Alemania las colegiales europeas han sido instadas a vestirse más modestamente, no sea que las libidos de los recientes inmigrantes se inflamen y las estadísticas de delitos sexuales aumenten posteriormente. Ésta es sólo una prueba más de que la inmigración islámica cambia permanentemente el carácter y la calidad de los países puestos en la mira para la invasión coránica.

http://chicksontheright.com/blog/item/30858-rape-culture-school-girls-told-to-cover-up-so-they-don-t-offend-muslim-boys

     En Gran Bretaña, escandalosas historias acerca de pandillas de paquistaníes violadores que seducen a pre-adolescentes para una vida de prostitución están abrumando a un sistema legal inepto que imparte condenas chocantemente breves a pandilleros violadores en serie.

http://www.jihadwatch.org/2015/06/uk-cops-knew-muslim-rape-gangs-were-targeting-schools-5-years-ago-did-nothing


     El momento crucial que ahora se está desplegando en vista de los apetitos insaciables de estos mismos escapados del Tercer Mundo, probablemente dejará en ruinas a Europa y al mundo occidental, a la vez que simultáneamente establecerá a la creencia musulmana como la religión de los violadores. Sólo los judíos quedarán para recoger los pedazos cuando el escenario de prisión mundial que ellos han planeado durante siglos finalmente llegue a darse.

     Realmente, ya ha llegado a suceder.

     No fue hace mucho tiempo cuando yo mismo me compadecí de la grave situación de los musulmanes que trataban de establecer un punto de apoyo en países que los consideraban como parias. Los musulmanes que encontré en Estados Unidos eran ciudadanos cordiales, sinceros y generosos, respetuosos de las tradiciones de otros, ya que ellos eran visitantes espirituales en una cultura ajena.

     Pero el comportamiento de los musulmanes a través de toda Europa durante esta sospechosa y siniestra odisea de los refugiados ha hecho que cambie mi opinión. Incapaces ellos de enfrentarse con las condiciones en sus propios países, se han convertido en un azote en los países que ellos han decidido que deberían apoyarlos.

     Debido a las guerras que han sido hechas descender sobre sus cabezas por el criminal Nuevo Orden Mundial, usted podría, en primer lugar, culpar a las potencias occidentales controladas por los judíos por su necesidad de emigrar. Pero persiste el hecho de que aquellos refugiados musulmanes de África y del Oriente Próximo exigen servicios y condiciones en sus nuevos países que ellos nunca realmente tuvieron en sus antiguos países, provocando sospechas de que esta migración forzada es un plan deliberado y bien construído para desestabilizar las naciones que los migrantes están invadiendo.

     Aunque la invasión musulmana de Europa está acaparando toda la prensa por estos días, el mismo problema existe en Estados Unidos y ha existido durante los últimos años, particularmente en Minneapolis, Minnesota [1] y en Lewiston, Maine [2].

[1] http://renegadetribune.com/minneapolis-minnesota-magnificent-marxist-multicultural-mecca/
[2] http://www.frontpagemag.com/point/214052/maine-struggles-cut-welfare-somali-migrants-daniel-greenfield

    Esta demolición de la sociedad occidental llevada a cabo por los líderes izquierdistas de estos países es una evidencia definitiva de la traición controlada por los judíos que motiva el comportamiento de todos aquellos líderes como Cameron, Merkel y Obama, quienes están saboteando a sus propios países.

     Este virus del Islam que ahora está infectando a todos los continentes del mundo nos está conduciendo hacia una nueva Edad Media, un mundo en el cual nosotros ya no podemos pensar sino sólo obedecer las órdenes políticamente correctas que inevitablemente conducen a nuestra perdición como individuos pensantes, responsables y creativos.

     Esta nueva Edad Oscura en la cual nosotros ya no podemos pensar sino sólo obedecer, ya está, por si usted no lo ha notado, aquí.–




No hay comentarios:

Publicar un comentario