BUSCAR en este Blog

miércoles, 2 de septiembre de 2015

Sobre la Invasión Inmigratoria en Europa (2)



     Complementando la entrada de hace tres días en este blog, presentamos en esta oportunidad en castellano tres breves artículos publicados en sitios rusos. El primero es de hace una semana y apareció en sputniknews.com (la ex-agencia RIA Novosti), y los otros dos son de hace dos días y los publicó pravda.ru en inglés. Los tres textos tienen como tema en común la desatada invasión de Europa por parte de gente de África y el Medio Oriente, que ciertamente revela una planificada voluntad de terceros para llevar a cabo aquello. El primer artículo se basa en opiniones del historiador danés Bent Jensen; el segundo, de un tono más literario, hace referencia a comportamientos anunciados de antemano, y el tercero hace una advertencia a los europeos para que vean bien que la amenaza en cuestión no proviene de Rusia sino de EE.UU., a la vez que se aventura a predecir futuros posibles, de continuar desbandada esta invasión inmigratoria, particularmente de musulmanes.


El Occidente a Punto de Rendirse ante
las Invasiones Bárbaras de Nuestra Época
por Sputnik News
26 de Agosto de 2015



     Las respetadas naciones de Europa están a punto de cometer suicidio colectivo, y estamos a punto de presenciar la calculada rendición de una civilización entera, según un historiador danés.

     En Dinamarca, la migración humana solía ser una cosa del pasado, pero ya no más, dice el doctor Bent Jensen, un famoso historiador.

     "Día y noche, hordas de gentes con falsos documentos de identidad (o con ninguno en absoluto) asaltan las indefensas fronteras de Europa. En otros tiempos, ellos habrían sido detenidos por la policía, el ejército o el control fronterizo, y obligados a devolverse. Ahora, sin embargo, los buques de guerra europeos son usados para escoltar de una manera segura a los migrantes hacia puertos seguros, donde ellos son provistos de comida, abrigo y se les permite obtener el status de refugiado", dice el profesor.

     El señor Jensen señala que si bien hubo muchas migraciones en el pasado, como las de europeos hacia EE.UU,, Canadá y Australia, así como migraciones dentro de Europa misma, las cosas eran completamente diferentes ya que los migrantes no tenían ningún sistema de bienestar con el cual contar y tenían que arreglárselas por sí mismos.

     Él también indica que la migración en curso es completamente diferente de aquéllas que ocurrieron antes.

     "Estamos hablando de gente de otra cultura que es radicalmente diferente de la cultura europea. Esta gente no quiere asimilarse, y exige un tratamiento especial para ellos. Estamos hablando de una corriente humana interminable que, si queda sin controlar, destruirá la sociedad europea", advierte Jensen.

     Según el profesor Jensen, la gran migración actual es el resultado de tres factores claves: un rápido crecimiento demográfico en regiones adyacentes a Europa agobiadas por conflictos; la relativa facilidad de transporte; y una carencia de controles fronterizos y seguridad en Europa.

     "Usted puede conseguir información acerca de todos los derechos de los cuales pueden gozar los recién llegados", señala Jensen. "Muchas organizaciones están listas a ayudar con dinero o consejos. Los refugiados son provistos de alojamiento, ropa, dinero, traductores y consejo legal, etc. Y los críticos son rápidamente silenciados por las élites políticas y de los medios de comunicación".

     "Recientemente una señora me dijo que así es como expiamos la época del colonialismo", añade él. "Ésas son tonterías completas que no tienen nada que ver con la Historia, una manifestación de un complejo de culpa masoquista alimentado por el sistema de educación".

     "Usted podría decir que nosotros somos los responsables del exceso de población en África del Norte y en el Oriente Medio, ya que las autoridades coloniales provocaron un gran progreso en la asistencia médica", concede Jensen. "No estamos hablando de refugiados y migración. El asunto es que los europeos no ofrecen ninguna resistencia a una cultura extranjera que procura colonizarlos, una cultura que no pertenece a Europa sino que procura cosechar los frutos del duro trabajo de los europeos".

     El profesor cree que los europeos de manera voluntaria renunciarán a sí mismos en este "suicidio" debido a un artificial complejo de culpa, ingenuidad y un pobre conocimiento de la Historia.

     «Suecia sirve como un buen ejemplo de esta desafortunada situación. Éste es un caso especial, por supuesto, pero la "enfermedad sueca" afecta a todos los Estados de Europa occidental. En Suecia, una alianza de políticos y medios de comunicación intolerantes (con los suecos) lograron convertir un país previamente bien organizado en un lugar donde nadie puede sentirse seguro», afirma Jensen. «Usted no debería estar sorprendido por el hecho de que las reglas y costumbres del Medio Oriente estén siendo establecidas en las ciudades europeas cuando usted simultáneamente importa a millones de migrantes desde África del Norte y el Oriente Medio».

     "Estamos presenciando una cosa que nunca antes ocurrió en la Historia", advierte Jensen. "La rendición voluntaria de una civilización entera".




Terapia de Shock. Notas sobre la
Invasión Humanitaria de Europa. Globalización
por Nicolas Bonnal
31 de Agosto de 2015


     La actual invasión de Europa se debe a tres factores concretos:

     • Las guerras estadounidenses en África del Norte y el Oriente Medio, guerras que han desplazado y han destruído las vidas de millones de personas. Estados Unidos ha organizado y manejado la ruina de Europa, tal vez su exterminio si el Pentágono cumple sus deseos secretos de emprender una guerra mortal contra Rusia. Ordo ab Chaos, orden a partir del caos. ¿Qué orden? Pregúnteles.

     • Las ideas cristianas vueltas locas: En nombre de la cháchara humanitaria, nosotros seremos invadidos y tragados. El Papa Francisco por supuesto ayuda a aquella sombría agenda en nombre de la caridad, y Frau Merkel y los medios predominantes de comunicación lo imponen a una población europea anestesiada o distraída.

     • La agenda económica global: Peter Sutherland [empresario judío irlandés], de la Comisión Europea, British Petroleum y Goldman Sachs, dijo el año pasado que nuestra homogeneidad debería ser debilitada. Este supuesto católico es simplemente obedecido. Observe que el presunto objetivo es destruír principalmente la homogeneidad racial y cultural en la ex-Europa soviética (que parece un paraíso ahora cuando la comparamos con la actual pesadilla caótica).

     Pienso que mis lectores —especialmente si ellos no son europeos— entenderán el desastre.

     La globalización ya ha destruído espiritual o físicamente a decenas de países, el Nuevo Orden Mundial ha aniquilado casi todos los mundos árabes, y el neocolonialismo está explotando lo que queda de las sociedades tradicionales y humanísticas. Las poblaciones son reducidas nuevamente a la esclavitud por las grandes corporaciones que gobiernan el mundo con burocracias globales: Ikea o Nike pagan a sus trabajadores 12 euros por mes. Usted no tiene que ser un comunista para entender estos hechos; usted puede ser un libertario o lo que llamamos en la antigua civilización francesa un honnête homme (un hombre honesto).

     Necesitaríamos Caballeros para defendernos de aquella muchedumbre. Pero como Edmund Burke escribió una vez sobre nuestra bárbara revolución burguesa en Francia, la época de la Caballería se ha ido.

     Recordemos algunas buenas predicciones. Chesterton en 1910:

     "El mundo moderno no es malo; en ciertos aspectos el mundo moderno es lejos demasiado bueno. Está lleno de virtudes salvajes y desaprovechadas. Cuando un esquema religioso es destruído, no son simplemente los vicios los que quedan sueltos. Los vicios, en efecto, quedan sueltos, y ellos deambulan y dañan realmente. Pero las virtudes son dejadas sueltas también; y las virtudes deambulan más salvajemente, y las virtudes hacen un daño más terrible. El mundo moderno está lleno de las antiguas virtudes cristianas vueltas locas".

     De ese modo, los promotores de nuestra invasión son buenas personas.

     Merkel es hija de un pastor luterano, y ella por supuesto está llena de buenas intenciones. Ella no tiene hijos, y por supuesto quiere que sus anestesiados alemanes castiguen a los desobedientes griegos, pero que fomenten toda la miseria en el mundo. La extensión del feminismo humanitario es importante también.

     Escribió Chesterton en su maravilloso libro sobre Estados Unidos:

     "Y como no puede haber leyes o libertades en una guardería infantil, la extensión de feminismo significa que no habrá más leyes o libertades en un Estado que las que hay en un parvulario. La mujer realmente no considera a los hombres como ciudadanos sino como niños. Ella puede, si es humanitaria, amar a toda la Humanidad; pero ella no la respeta".

     Mi viejo amigo Jean Raspail escribió en 1973 un famoso libro llamado The Camp of Saints (una alusión útil al Libro del Apocalipsis). Aunque un buen cristiano, él sabía que la Iglesia Católica socavaría nuestro continente, siendo ahora un buen vasallo del nuevo orden estadounidense. Él imagina en su libro (que relata una invasión brutal y masiva) la reacción de un Papa brasileño llamado... Benedicto XVI.

     «Las fuentes del Vaticano acaban de entregar a los medios de comunicación, hace no más de diez minutos, una declaración de Su Santidad, el Papa Benedicto XVI, el texto oficial de la cual dice como sigue. Cito: "En este Viernes Santo, día de esperanza para los cristianos de todo el mundo, suplicamos que nuestros hermanos en Jesucristo abran sus corazones, almas y riquezas mundanas a todos estos desafortunados pobres a quien Dios ha enviado a golpear en nuestras puertas. No hay ningún camino para que un cristiano siga salvo la caridad. Y "caridad" no es una palabra vana. Tampoco puede ser dividida, o repartida poco a poco. Es todo, o no es nada. Ahora, por fin, la hora está sobre nosotros. La hora cuando todos nosotros debemos dejar de lado el espíritu de tibieza que hace mucho tiempo ha causado el fracaso de nuestra fe. La hora cuando todos nosotros debemos contestar la llamada de aquel amor universal por el cual Nuestro Señor murió en la cruz, y en cuyo nombre Él resucitó».

     Raspail estaba en lo correcto, y la Iglesia Católica promueve la invasión de Italia en nombre de la generosidad eterna y la repugnante caridad.

     Él añade que no debemos confiar en nuestro ejército tampoco:

     «¡Ah sí, el ejército!. ¡Todos aquellos miles de hombres, y oficiales, y generales! ¡Palabras, monsieur, eso es todo! Palabras vestidas en uniformes, escondiendo su debilidad detrás de aquella fachada de acero militar, y lista para correr ante el primer signo de acción. Durante épocas esto ha sido solamente un ejército de hacer creer. Nadie realmente sabe lo que él puede o no puede hacer. Porque nadie se atreve a usarlo, por miedo de revelar cuán indigna farsa es. Usted verá, monsieur, el ejército lo decepcionará a usted también».

     El Ejército francés ha destruído Libia o Siria, y él está listo ahora para destruír Rusia y por consiguiente lo que queda de la raza blanca. A nuestros soldados les importa un comino. Tal como a los soldados británicos, estadounidenses, bálticos o polacos. Demasiado estúpidos para despertar, ellos acabarán con nosotros.

     Hemos sido preparados por las películas para rendirnos ante aquella invasión. Los hombres Blancos han sido considerados culpables por la élite hostil que dirige la industria del espectáculo a fin de facilitar nuestra invasión. Añade Raspail sobre la industria cinematográfica estadounidense:

     «Tome las películas, por ejemplo. Todas aquellas películas vistas por millones y millones, basadas en masacres hace mucho tiempo olvidadas, y desenterradas después de cien años por el bien de la causa. Negros, indios, árabes, mordiendo el polvo, escena tras escena. Guerras de supervivencia, pero cambiadas para la ocasión en despiadadas tentativas de imponer el dominio del hombre Blanco. Aun cuando, a largo plazo, Occidente las perdiera todas. No había suficiente carne y sangre que les quedara a los soldados para odiar, de modo que ellos echaron mano a fantasmas del pasado. Todos los que usted pudiera querer, sin límites sobre cuántos. Y lo que es más, demasiado muertos para protestar. Servidos para la acusación pública sin ningún riesgo en absoluto...».

     La élite hostil que gobierna el destino occidental irá hasta el final.

     Y al final del libro, la fuerza aérea francesa destruye lo que queda de la resistencia francesa contra la gran invasión. Piense en Merkel, quien ya está amenazando a algunos alemanes reacios (ellos deberían sentirse culpables); ellos enviarán tropas de la OTAN.

     ¿Por qué no reaccionamos?, preguntan algunos. Sí, ¿por qué estamos tan tranquilos?.

     Recientemente el historiador Stanley Payne declaró brevemente en una entrevista en España: "Este país está anestesiado, por la basura televisiva, por el deporte, por la tecnología, por la grasa. Los políticos ya no son más elegidos (elected) sino sólo seleccionados (selected) por una jerarquía oculta".

     Huxley describió una cárcel voluntaria. Las naciones están muertas, somos una especie condenada. Por eso Google prepara robots para el futuro y desarrolla una agenda trans-humana. Ellos saben lo que ellos han hecho de nosotros, y conocen el mercado, y los productos que consumimos, y los espectáculos que continuamente miramos, y la comida putrefacta que comemos.

     Tocqueville diagnosticó este mal en la democracia moderna hace dos siglos:

     «La voluntad de hombre no está destruída, sino ablandada, doblegada, y dirigida: los hombres son rara vez obligados por ella a actuar, pero ellos son constantemente impedidos de actuar: tal poder no destruye sino que impide la existencia; no tiraniza sino que reduce, enerva, extingue y estupidiza a la gente, hasta que cada nación quede reducida a no ser nada mejor que una multitud de animales tímidos y laboriosos, de los cuales el Gobierno es el pastor».

     Despiértense de todos modos, hombres, y no sólo en Europa. Porque las burocracias occidentales que gobiernan vuestro mundo son "felices, pero nos evitan toda la preocupación de pensar y todo el problema de la vida".

     Y ninguna élite en la historia occidental ha mostrado tantas señales de hostilidad.

     "¡Oh, que yo no tenga súbditos enemigos
cuando extranjeros adversos atemorizan mis ciudades
con el espantoso despliegue de la invasión violenta!"

Shakespeare, The Life and Death of King John, IV, 2.




Europa Se Convierte en la Letrina del Mundo
por Lyuba Lulko
31 de Agosto de 2015


     La máquina propagandística estadounidense nunca deja de pregonar acerca de la inminente amenaza rusa. La élite política estadounidense retrata a Rusia como un Estado que en primer lugar amenaza a Europa. Con este pretexto en mente, EE.UU. y la OTAN siguen militarizando a Europa. Las poblaciones europeas no muestran ninguna protesta, y mucho menos los Gobiernos. Pocas personas en Europa comprenden que no es a Rusia a quien ellos deberían temer. Imaginemos el futuro de Europa en dos o tres décadas.

     ¿Podría usted haber imaginado hace 20 años que todas las ciudades modernas estarían equipadas con cámaras de televisión de circuito cerrado (CCTV) que lo seguirían a usted en todas partes, en edificios, trenes, autobuses y automóviles y en cualquier otro lugar? Hoy en día nadie plantea la cuestión de la violación de los derechos humanos y de la intimidad. Estos asuntos han sido hábilmente sustituídos por preocupaciones por la seguridad personal y la lucha contra la amenaza terrorista.

     Edward Snowden le dijo al mundo que los servicios secretos estadounidenses controlan casi toda la World Wide Web. No sería una sorpresa saber que los laboratorios secretos de la National Security Agency (NSA) continúan su investigación para establecer el control de la Humanidad, y eso no se refiere sólo a los humanos.


Cada persona tendrá chips implantados debajo de su piel

     Por ejemplo, casi todos los animales domésticos en Occidente tienen chips debajo de su piel. El ganado con chips es una práctica común en varios países de Occidente también. En EE.UU. esta tecnología ha estado desarrollándose rápidamente. La gente ya se ofrece para tener chips implantados en sus cuerpos de modo que la policía pueda encontrarlos en caso de emergencia. Todos los pasaportes estadounidenses tienen chips integrados, tal como las tarjetas de crédito.

     De hecho, no es la agresión rusa la que amenaza a Europa. Europa está enfrentando el peligro de la islamización generado por Washington que privará a Europa de su identidad cultural y cristiana. ¿Por qué no arrojar a la vieja Europa en el crisol (melting pot = olla fusionadora) de nacionalidades y religiones de modo que sea más fácil controlarla?.

     Hubo una chocante noticia la semana pasada acerca de más de 70 cadáveres de refugiados sirios en un camión abandonado en el Este de Austria. Claramente, el flujo de migrantes desde países musulmanes es más grande que lo que dice la estadística oficial.

     Por ejemplo, Bulgaria, de acuerdo a las cuotas, debe aceptar a aproximadamente 3.000 trabajadores. En la vida real, habrá entre 60.000 y 70.000 de ellos este año, escriben bloggers búlgaros. Muchos Gobiernos nacionales de la Unión Europea advierten que las estipulaciones claves de la política de migraciones de Bruselas no están funcionando. Sin embargo, Bruselas sigue repitiendo el mantra de la tolerancia y el multiculturalismo. ¿Es Bruselas independiente al tomar tales decisiones?.

     Uno también puede preguntarse por qué los refugiados que llegan desde Iraq, Siria y África no van a Australia, EE.UU. y Canadá. ¿Por qué no se escapan ellos a países vecinos acomodados, como Turquía, Líbano y Jordania? La respuesta es simple: En Estados Unidos y Canadá existe una dura legislación de inmigración. Australia envía a los barcos llenos de migrantes al "campo de concentración" en la isla de Nauru. Turquía y los países árabes vecinos no asignan fondos públicos para mantener a los refugiados.

     Europa fue elegida como una letrina para aquellos que huyen de la destrucción instigada por EE.UU. y de las guerras por la democracia.

     Todas las naciones (católicas) Ortodoxas están muriendo, y los musulmanes suníes están llegando para sustituírlas. Alemania recibe 800.000 solicitudes para conseguir el status de refugiado desde Siria, Iraq y Afganistán.


Los Estados Unidos de Europa: dentro de unas pocas décadas

     Habiendo sido lavados de cerebro con el concepto de la amenaza rusa, los europeos no comprenden cómo EE.UU. está militarizando sus países. Washington ha estado construyendo puntos de comando de la OTAN y aumentando su contingente a través de toda Europa. Hacia mediados del siglo actual, las capitales europeas pueden llegar a convertirse en ciudades dominadas por los musulmanes.

     Las explosiones sociales pueden conducir a la creación de, por ejemplo, "el Partido de la Justicia Islámica", que ganará elecciones parlamentarias en los Estados Unidos de Europa, dando así a luz a un nuevo país de mil millones de personas, con 600 millones con orígenes en África, el Oriente Medio y Asia.

     Este Estado suní dejará sólo rastros de las "creencias tradicionales" entre los cristianos en algún sitio en el Norte. El ejército de este mega-Estado estará basado en principios estadounidenses. El ejército consistirá en gente que estará lista a emprender la guerra contra cualquiera. Ellos no tendrán la memoria genética europea de las dos guerras mundiales. El modelo para el establecimiento de tal Estado ha sido usado ya en la creación del Estado talibán y el Estado Islámico. Hay incluso una tierra con una pequeña área en el centro de Europa: Kosovo.

     Después de 2030, la oligarquía financiera iniciará el colapso de China, comenzará un conflicto con Japón y lanzará la operación para conquistar Rusia. Una revolución tipo Maidan en Rusia será posible, ya que el actual sistema de educación de Rusia habrá preparado una nueva generación de esclavos que serán adictos a los aparatos tecnológicos. Si usted le quita la Internet a tal gente (la Internet es controlada por EE.UU.), la muchedumbre aplastará al culpable. La guerra contra Rusia reducirá la población global y dará a los estadounidenses una oportunidad de colonizar Rusia. La parte europea del país será anexada a los Estados Unidos de Europa, mientras que la parte asiática de Rusia se covertirá en otro Estado de EE.UU.

     Después de la guerra, el mundo será ajustado a los estándares de Estados Unidos. Bajo el slogan de desarrollar la asistencia médica y la lucha antiterrorista, los chips serán implantados bajo la piel de cada ser humano. Las élites del mundo comenzarán a clonarse a sí mismas, mientras el pueblo trabajará para la evolución del cuerpo humano.

     Este artículo puede sonar a un guión para una película apocalíptica, fruto de la imaginación de alguien. De ser así, piense en la guerra en Ucrania que a todos les parecía ser irreal hace dos años.–





No hay comentarios:

Publicar un comentario