BUSCAR en este Blog

jueves, 23 de julio de 2015

John Kaminski - Sobre Declaraciones de Wesley Clark



     Ofrecemos ahora en castellano un breve texto que publicó hace dos días el señor Kaminski en el sitio therebel.is y que se refiere a ciertas declaraciones que hizo muy recientemente el ex-general estadounidense Wesley Clark, ex-comandante supremo de la OTAN, en cuanto a la necesidad, según él, de internar en campos a ciertos estadounidenses "radicalizados" (principalmente pro-musulmanes), y las consecuencias de las mismas. Y luego hemos incluído, para redondear la información, algunas versiones de dicha noticia aparecidas en medios noticiosos estadounidenses.


Cuando la Mentira Es la Ley
y la Verdad Es un Crimen
por John Kaminski
21 de Julio de 2015



SUS OPCIONES SON CREER LOS CUENTOS DE HADAS
DEL GOBIERNO O SER ENCARCELADO INDEFINIDAMENTE

     Cuando primero oí que el ex-general Wesley Clark estaba pidiendo la detención indefinida de la gente que discrepaba con las políticas del Gobierno estadounidense, inmediatamente llamé a mi agente de viajes. Cierto, ellos ya no tienen agentes de viajes, pero él se imagina que es uno de tales. Si el Gobierno fuera a arrestar a todo el que se opone a lo que aquél hace, yo definitivamente tendría que abandonarlo fuera de aquí.

     Luego me enteré de la declaración real de Clark, y me calmé un poco. Él estaba hablando de musulmanes que disparan armas en Estados Unidos y matan a estadounidenses, de modo que en aquel punto me sentí un poco mejor sobre el comentario que él hizo. Y si él quisiera incluír a los extranjeros ilegales indocumentados que violan y matan a estadounidenses, yo me sentiría aún mejor al respecto.

     Incluso mejor todavía (si él pidiera) la pena de muerte para todos los ciudadanos duales de cualquier país, porque la doble nacionalidad por definición es traición.

     Lo que me puso nervioso al principio sobre el comentario de Clark fue, cuando primero oí de ello, que Clark estaba proponiendo que todo el que se opusiera a las políticas del Gobierno estadounidense debería ser puesto en la cárcel por un tiempo indefinido, y si eso va alguna vez a ser impuesto a la gente estadounidense, yo estaría fuera de este país en un día y medio, porque estoy definitivamente opuesto a las políticas del Gobierno estadounidenses, y ya sé que nuestro megalómano Presidente ha redactado ya una Orden Ejecutiva afirmando que él puede arrestar a quien él quiera y matarlos si le place sin ofrecer jamás una explicación.

     Entonces Estados Unidos como lo hemos conocido es definitivamente una cosa del pasado. Estados Unidos es ahora la versión del siglo XXI de la Unión Soviética, con judíos dirigiéndolo todo, tal como en los días de los gulags. Estados Unidos tiene sus propios gulags ahora. Los llaman los campos FEMA.

     Ahora, Estados Unidos es sólo una sanguinaria máquina de guerra que busca robar los objetos de valor de todo el mundo, incluyendo aquellos de sus propios ciudadanos.

     Pero la idea esencial entera de lo que el estimable ex-general Clark estaba diciendo era errónea. (A pesar de su nombre WASP [White Anglo-Saxon and Protestant], Clark proviene de una larga línea de rabinos; él también ordenó la incineración de la Rama de los Davidianos en Waco, Texas [en 1993]).

     Excepto por los visitantes de otros países que están aquí durante un corto período de tiempo, todo el que está de manera permanente en Estados Unidos debería ser un estadounidense, no importa de dónde ellos sean. Si alguien es un estadounidense que está trabajando en contra de los intereses estadounidenses, él debería ser expulsado, no puesto en la cárcel (exceptuando a Jonathan Pollard; él nunca debería salir. De hecho, él todavía debería ser ejecutado).

     Todo esto nos conduce a una visión más amplia de la pregunta entera de quién realmente está trabajando en contra de los intereses estadounidenses.

     La gente que se opone a las políticas del Gobierno estadounidense debería ser dejada en paz y escuchada por la crítica legítima que ellos hacen. La gente que crea y pone en práctica las políticas del Gobierno estadounidense son los que deberían ser puestos en la cárcel, por los crímenes incalculables que ellos han cometido contra la gente estadounidense y contra los pueblos del mundo.

     El Gobierno estadounidense es un montón de enloquecidos asesinos de masas, controlados por los judíos, que están dispuestos incluso a robar y matar a sus propios compatriotas por una ganancia modesta. Cada policía en Estados Unidos debería ser despedido por no denunciar a estos psicópatas. La gente que dirige el Gobierno estadounidense ha saboteado lentamente la república estadounidense a lo largo del siglo XX, y actualmente está saqueando al mundo —no, no para beneficio del pueblo estadounidense, sino para enviar el tributo a sus amos en Israel, que planean la destrucción de Estados Unidos una vez que ellos hayan destruído a todos sus vecinos inmediatos en Oriente Medio.

     La administración de Bush entera debería ser puesta en la cárcel por dejar que ocurriese el 11-S, y luego mentir con respecto a aquello, y luego mentir más para crear guerras en Iraq y Afganistán que nunca tuvieron que haber ocurrido. ¿Cuáles son las penas por el asesinato de masas de un millón de personas por motivos que hoy son fácilmente demostrables como premeditados? Bush y sus retorcidos lacayos deberían sufrir las peores penas posibles. En cambio, su siniestro hermanito está postulando para Presidente. Como un firmante del célebre documento PNAC (Project for a New American Century), Jeb Bush también debería estar en la cárcel.

     Si Wesley Clark quisiera ponerme en la cárcel por decir esto, él demostraría lo que he estado diciendo durante mucho tiempo. Si usted trata de decir la verdad en este mundo al revés de hoy, ellos lo ponen a usted en la cárcel; mientras que, si usted está dispuesto a mentir sobre los acontecimientos actuales y ayudar en las muertes inútiles de muchos cientos de miles de personas, usted es probable que se haga muy, muy rico.

     Sus opciones hoy son creer los cuentos de hadas del Gobierno o ser encarcelado indefinidamente. Éste es el estilo de Wesley Clark, sin duda respaldado con entusiasmo por nuestro Presidente homosexual y extranjero ilegal Barack Obama, cuya administración entera también debería ser puesta en la cárcel por múltiples casos de asesinato de masas y por canalizar millones de dólares a sus amigos por ninguna razón particular (yo sé, todo el mundo hace aquello).

     Incluso aunque a los estadounidenses se les haya hecho propaganda para que crean que los musulmanes están tratando de apoderarse del mundo (que, como la mayoría de las otras religiones, ellos realmente podrían estar tratando de hacer eso), la verdad del asunto es que ellos tienen una multitud de cosas por las cuales quejarse acerca de la campaña criminal de Estados Unidos e Israel para desestabilizar y devastar todos los países islámicos en todo el mundo.

     Usted sólo tiene que considerar los escombros de las naciones que han sido atacadas por la máquina de guerra judía para comprender que los contraataques musulmanes, no importa cuán simbólicos ellos puedan ser, están completamente justificados. Quisiera que los estadounidenses tuvieran el valor para oponerse a su corrupto Gobierno tan valientemente como aquellos que están dispuestos a arriesgar todo para protestar por la criminal carnicería que la mayoría de los estadounidenses voluntariamente ignoran.

     Usted sólo tiene que comprender que los musulmanes fueron falsamente culpados por el 11-S, y entender quién fue realmente responsable de ello.

     Piense en todos los inocentes muertos en Libia, Yemen, Siria, Iraq, Afganistán, Paquistán y otras partes, que han sido provocados por esta falsa Guerra contra el Terrorismo, cuando el terror mismo es generado por la máquina de guerra estadounidense dirigida por psicópatas judíos, y la mayor parte de los estadounidenses fingen que no está siquiera sucediendo.

     Y Wesley Clark, que ha hecho su parte del inescrupuloso asesinato tanto en Servia como en Texas, tiene la desfachatez de decir que aquellos que se oponen a esta conducta homicida que tiene intimidado al mundo entero mediante el temor, deberían ser encarcelados indefinidamente o algo peor. Pues bien, esto es en lo que Estados Unidos se ha convertido, ya no Estados Unidos en absoluto sino sólo la versión más reciente de la Unión Soviética Judía, en la cual los nuevos gulags son llamados campos FEMA, y donde las protecciones de la Constitución, que fueron alguna vez la envidia del mundo, son ahora sólo una fantasía hace tiempo olvidada.

     "Estamos en peligro de parte de la misma gente que estamos tratando de advertir", porque ellos rechazan creer que los judíos controlan a Estados Unidos y están trabajando afanosamente para destruírlo.–


* * * * *


http://countercurrentnews.com/2015/07/general-wesley-clark-calls-for-sending-radical-u-s-citizens-to-internment-camps/

El General Wesley Clark
Pide Envíar a Ciudadanos Estadounidenses "Radicales"
a "Campos de Internamiento"
18 de Julio de 2015


     El ex-general estadounidense Wesley Clark recientemente habló de traer de vuelta campos de internamiento en Estados Unidos estilo 2ªGM. Pero esta vez, en vez de acorralar a japoneses-estadounidenses, las víctimas serían musulmanes y cualquier disidente político que el Gobierno considerara "radical".

     Esto incluiría a decenas de miles de ciudadanos estadounidenses que han sido colocados en listas de terroristas y en la infame "Lista de No Vuelo (Permitido)" de la FBI, que nunca han sido condenados por ningún delito, y que en la mayor parte de los casos nunca han sido detenidos o interrogados.

    Clark fue entrevistado por Thomas Roberts, quien le preguntó qué teníamos que hacer sobre la "auto-radicalización", que parece ser la abreviatura para un musulmán que lee algunas cosas locas en Internet y decide salir en un resplandor de gloria:

      "Clark: "Hemos identificado a la gente que es más probable que se radicalice. Tenemos que cortar esto al principio. Hay siempre un cierto número de gente joven que está enajenada. Ellos no consiguen un trabajo, ellos perdieron a una novia, o su familia no se siente feliz aquí, y podemos ver los signos de eso. Y hay miembros de la comunidad que pueden intentar comunicarse con aquella gente y traerlos de vuelta y animarlos a mirar sus bendiciones aquí.

      "Pero pienso realmente que a nivel de política nacional tenemos que mirar lo que significa la auto-radicalización, porque estamos en guerra con este grupo de terroristas. Ellos tienen realmente una ideología. En la Segunda Guerra Mundial si alguien apoyaba a la Alemania Nacionalsocialista a costa de Estados Unidos, no decíamos que era libertad de expresión sino que lo poníamos en un campo; ellos eran prisioneros de guerra.

     "De este modo, si esta gente está radicalizada y ellos no apoyan a Estados Unidos y son desleales con Estados Unidos, como cuestión de principios, está bien. Es su derecho; y es nuestro derecho y obligación segregarlos de la comunidad normal mientras dure el conflicto. Y pienso que vamos a tener que ponernos cada vez más duros en esto, no sólo en Estados Unidos, sino que nuestras naciones aliadas como Gran Bretaña, Alemania y Francia, van a tener que revisar sus procedimientos legales domésticos".


--------------

https://firstlook.org/theintercept/2015/07/20/chattanooga-wesley-clark-calls-internment-camps-disloyal-americans/


Wesley Clark Pide Campos de Internamiento
para Estadounidenses "Radicalizados"
20 de Julio de 2015


     El general retirado y ex-candidato presidencial Demócrata Wesley Clark el viernes [17 de Julio] abogó para que campos de internamiento estilo Segunda Guerra Mundial fueran revividos para "estadounidenses desleales". En una entrevista con Thomas Roberts de MSNBC a raíz del tiroteo masivo en Chatanooga, Tennessee, Clark dijo que durante la Segunda Guerra Mundial, "si alguien apoyaba a la Alemania Nacionalsocialista a costa de Estados Unidos, no dijimos que aquello era libertad de expresión, sino que lo poníamos en un campo, y ellos eran prisioneros de guerra".

     Él pidió una reinstauración de los campos de internamiento para ayudar a combatir el extremismo musulmán, diciendo: "Si esta gente está radicalizada y ellos no apoyan a Estados Unidos y ellos son desleales con Estados Unidos, por principio, bien, es su derecho, pero también es nuestro derecho y obligación segregarlos de la comunidad normal mientras dure el conflicto".

     Los comentarios fueron chocantemente inapropiados en Clark, quien después de servir como supremo comandante aliado de la OTAN se hizo un nombre en círculos políticos progresistas. En 2004 su campaña para conseguir la nominación presidencial Demócrata fue muy crítica de la respuesta excesiva de la administración de Bush a los ataques terroristas del 11-S. Desde entonces, él ha sido un crítico de las políticas que violan la Convención de Ginebra, diciendo en 2006 que políticas tales como la tortura violan "los mismos valores que defendemos".

     En una memoria escrita el año siguiente, él también conocidamente sostuvo que la Casa Blanca bajo Bush había desarrollado un plan masivamente imperialista para el Oriente Medio, que vería a la administración intentar "remover a siete países en cinco años", comenzando con las invasiones en Iraq y Afganistán.

     A principios de este año hablé con Clark en el Simposio anual sobre Asuntos Internacionales de la Universidad Lewis and Clark en Portland, Oregon. El asunto de nuestra discusión fue cómo tratar con la amenaza potencial de combatientes extranjeros que retornan desde conflictos armados en el extranjero. En ese entonces, Clark habló fuertemente en contra de "la política del miedo" y la erosión de instituciones y normas democráticas, reiterando su crítica a los excesos cometidos por los conservadores de la época de Bush bajo la bandera de combatir el terrorismo.

     Pero el viernes, él estaba abogando por el renacimiento de una política ampliamente considerada entre los capítulos más vergonzosos en la historia estadounidense: los campos de internamiento domésticos durante la 2ªGM. Aparte de los problemas inherentes al criminalizar a la gente por sus creencias, la propuesta de Clark (que su interlocutor de MSNBC no cuestionó), también parece estar basada en el concepto de seleccionar a personas que no están todavía "radicalizadas" para ser investigadas por el Gobierno, el cual decide que pueden llegar a una radicalización en el futuro. Esta radicalización en sí misma es un concepto muy amorfo y políticamente maleable que sólo hace de esta propuesta algo más preocupante.

     "Tenemos que identificar a la gente que con mayor probabilidad se radicalizará. Tenemos que cortar esto desde el principio", dijo Clark. "Pienso realmente que a nivel de política nacional tenemos que mirar lo que significa la auto-radicalización porque estamos en guerra con este grupo de terroristas". Y añadió que "no sólo Estados Unidos sino nuestras naciones aliadas como Gran Bretaña, Alemania y Francia van a tener que revisar sus procedimientos legales internos".

--------------

http://www.zerohedge.com/news/2015-07-20/general-wesley-clark-suggests-putting-disloyal-americans-internment-camps


El General Wesley Clark Sugiere
Poner a "Estadounidenses Desleales"
en Campos de Internamiento
20 de Julio de 2015


     Señalar que los recientes comentarios tiránicos, completamente anti-estadounidenses, hechos por el general Wesley Clark durante una entrevista en MSNBC son estatistas e inquietantes, sería el eufemismo del siglo.

     Lo que el general Clark está proponiendo claramente es que Estados Unidos vuelva a escribir leyes que permitan el internamiento de estadounidenses que al Gobierno le parezca que se han involucrado en un delito de pensamiento. Usted sabe, las leyes que tenemos son suficientemente fuertes para castigar a la gente involucrada en un comportamiento criminal real. Lo que Clark está sugiriendo es separar a la fuerza a la gente basado en sus opiniones políticas.

     Por cierto, él lo enmarca con la guerra contra ISIS (una entidad creada por la política exterior del Gobierno estadounidense), pero una vez que usted hace una política del hecho de hacer desaparecer gente basado en un tipo particular de pensamiento, esto se extenderá rápidamente a otras opiniones políticas indeseables.

     La entrevista es tan totalitaria, desesperada y escalofriante, que usted se pregunta por qué el general Clark está dispuesto a decir cosas tan totalitarias. ¿Debe él favores a gente poderosa por su delito de decir la verdad sobre la guerra de Iraq hace muchos años cuándo él reveló el Plan estadounidense para invadir Iraq, Siria, Líbano, Libia, Somalia, Sudán e Irán justo después del 11-S?.

     O quizás él tiene que pagar ciertas sumas a sus jefes supremos. Recuerde que él asumió un trabajo con el gigante financiero Blackstone hace un par de años: Blackstone Contrata al General Wesley Clark [1].

[1] http://libertyblitzkrieg.com/2013/06/19/meet-the-military-industrial-wall-street-complex-blackstone-hires-general-wesley-clark/

     Me pregunto: ¿hizo MSNBC mención de que el general Clark trabaja para Blackstone? Además, ¿qué debería ocurrirle a las fundaciones que aceptan dinero de países que directamente financian a ISIS?. ¿Deberían también sus fundadores ser colocados en campos de internamiento? Parece que Hillary y Bill Clinton podrían calificar para tal tratamiento: La Fundación Clinton Recibió Millones de Dólares de Países que también Financian a ISIS [2].

[2] http://libertyblitzkrieg.com/2015/02/26/hilary-clinton-exposed-part-2-clinton-foundation-took-millions-from-countries-that-also-fund-isis/

     Con generales como éstos...

--------------

http://www.mediaite.com/tv/wesley-clark-i-didnt-mean-internment-i-meant-re-education-camp/


Wesley Clark No Quiso Decir Campos
de Internamiento sino ¡de Reeducación!
22 de Julio de 2015


     Cuando el general retirado y ex-candidato presidencial Demócrata Wesley Clark dijo el lunes [20 de Julio] que le gustaría ver a los estadounidenses "radicalizados" colocados en "campos", de manera similar a como Estados Unidos trató a los simpatizantes con el enemigo durante la Segunda Guerra Mundial, realmente pareció que él había intervenido en ello.

     Usted podría pensar que él había soltado el pedal en cuanto a sus dichos sobre el internamiento desde entonces, pero no... él no lo hizo.

     Apareciendo al día siguiente en el programa de Alan Colmes de Fox News Radio, Clark sugirió que los medios de comunicación habían sacado de contexto sus comentarios iniciales. Cuando se le dio la posibilidad de clarificarlos, el ex-Comandante Aliado Supremo de la OTAN dijo que él no quiso decir "campos de internamiento", sino algo parecido... ¿campos de reeducación?.

     "¿Decía usted que algunas personas deberían ser puestas en una especie de campo de internamiento en nuestra sociedad?", preguntó intencionalmente Colmes. La respuesta de Clark:

    "Digo que tenemos que tratar con la radicalización en nuestra sociedad. Usted tiene que tener un programa de contra-reclutamiento. Si el programa de contra-reclutamiento no funciona, es decir, si usted no sabe quién está mirando estos sitios web islámicos, si usted no sabe cuáles son sus reacciones, si usted no tiene a nadie que pueda hablarles de ello, si ellos persisten en convertirse en enemigos, y querer matar gente... usted tiene que establecer para ellos algunos jalones a lo largo de aquel viaje. Y en algún punto ellos son detenidos, son tratados como terroristas, o son puestos en un campo para prisioneros de guerra. No es como lo que algunas personas en Internet mal interpretaron lo que digo. Tuvimos prisioneros de guerra italianos y alemanes en Estados Unidos; ahí había gente que luchó contra nosotros, ellos fueron llevados allí y mantenidos allí mientras duró el conflicto. Usted puede tratar a la gente como criminales o como prisioneros de guerra".

     Por supuesto, él no dijo directamente "re-educación", pero con la sugerencia de que debiéramos luchar contra el reclutamiento de estadounidenses "radicalizados" impidiéndoles relacionarse posteriormente con fuerzas yihadistas en el extranjero, mientras "se les habla de ello", usted llega extremadamente cerca.

     Él más tarde insinuó a Colmes que el Gobierno federal tiene el poder para saber todo sobre "cada espacio de charla" online, y por lo tanto las agencias de Inteligencia deberían ser capaces de identificar a la gente que necesita ser intervenida.

     Cuando se le preguntó quién calificaría para llegar a convertirse en un prisionero de guerra en esos campos, Clark objetó: "Usted sabe, Alan, los abogados y líderes políticos tendrían que tomar aquellas decisiones".

     Ah, bien.–




No hay comentarios:

Publicar un comentario