BUSCAR en este Blog

miércoles, 5 de noviembre de 2014

John Kaminski - Réquiem para una Especie Fracasada



     Se publicó hace diez días en therebel.org este artículo del señor Kaminski, y lo presentamos en castellano para sus lectores. John Kaminski es un escritor que vive en la costa del Golfo de Florida, que está constantemente tratando de entender por qué nos estamos destruyendo a nosotros mismos, y señalando un sistema corrupto de creencias como el motor de nuestra desaparición.


Réquiem para una Especie Fracasada
por John Kaminski
26 de Octubre de 2014


     Tome la píldora para curar la enfermedad que usted no sabía que tenía hasta que ellos le dijeron que usted la tenía. ¿Les creerá usted?.



     Su opción es clara: incredulidad o pánico. Resguárdese contra las amenazas letales o finja que no son reales sino sólo más historias de horror para ser creídas por los crédulos y los no preparados. Estas historias están en todas partes y todo el tiempo, y los medios de comunicación prometen más por venir con cada nuevo noticiero bombeador de adrenalina. ¿Las creerá usted?.

     ¿Hay bichos invisibles volando alrededor del mundo con la intención de mezclarse con sus órganos internos justo después de un respiro suyo?, ¿o éste es sólo otro cuento de hadas del Gobierno, plantado por Bill Gates en un laboratorio africano y ahora embellecido por médicos con delantales blancos que curan lo incurable con una vacuna mágica que ellos le están ofreciendo ahora, con una sonrisa brillante, a usted?.

     Estos ejercicios pasionales ¿están destinados a obscurecer el hecho sombrío de que el sistema financiero se ha desintegrado, y que sin la mano protectora del totalitarismo, el caos total en el mundo y vuestra temprana fecha de vencimiento están sólo a un latido de distancia? Sólo déjeles seguir bombardeando a enemigos imaginarios y todo estará bien, es lo que ellos le dicen.

     ¿Se ha hundido alguna vez Estados Unidos tan bajo, o siempre ha estado así de bajo? Cuán embarazoso es ser un estadounidense por estos días, cuando nuestro país le miente al mundo entero sobre todo, y la mayoría de los estadounidenses bajan su mirada y se callan. ¡Qué manojo tan putrefacto de sádicos perdedores! Los estadounidenses permiten que gente inocente sea muerta, y luego simulan no darse cuenta, porque los resultados del fútbol y los I-phones son más importantes para ellos.

     Las cuarentenas contra el Ébola ¿nos mantendrán encerrados en nuestras casas hasta que pasemos hambre hasta la muerte?, ¿o el temor a una pandemia es sólo un ardid para tener a cada uno en su lugar, donde aquellos que están en la lista roja pueden ser arrastrados lejos y aplastados como bichos para la conveniencia de un Gobierno que se ha cansado de nuestros quejumbrosos reclamos? Un Gobierno que sólo desea que guardemos silencio sobre sus mentiras: ¡sólo tome el cheque y cállese!.

     El swami futurista Clif High está prediciendo aviones estacionados en pistas llenas de cadáveres, con médicos rechazando subirlos a bordo, con escuelas cerradas por padres que tratan de mantener vivos a sus hijos, con iglesias y estadios deportivos abandonados por la gente que trata de evitar a cualquiera que estornude... ¿Del lado de quién está él? Respóndase usted mismo.

     ¿Debería usted comprar un arma, y/o debería usted registrarla (si ya tiene una)? Dos preguntas en una. Una pistola no detendrá a un equipo SWAT en un vehículo blindado. Podría detener a un vecino desesperado que trata de robar su comida. Registrar su arma permite a los policías saber dónde está usted cuando ellos decidan venir y llevársela. No registrarla lo deja a usted elegible para una temporada en la cárcel o algo peor cuando usted tenga que usarla.

     Si usted todavía piensa que Estados Unidos funciona, ¿para cuál falsa agencia del Gobierno trabaja usted?.

     ¿Y qué le dice usted a sus hijos sobre el futuro de ellos?: ¿No se preocupen?, ¿el papá va a hacer que todo esté bien?.

     Mientras a ellos les están enseñando ahora una aritmética que no tiene sentido para graduar matemáticos de nivel, sus hijos están siendo esterilizados mediante computadores portátiles [laptop] que ellos sostienen en sus vientres, que irradian sus órganos reproductores. Todas las escuelas, manteniéndose al ritmo de los tiempos, ahora tienen Wi-Fi, garantizando el cáncer ulterior sin calcular siquiera el daño futuro ya hecho por las vacunaciones obligatorias que, en el caso de Gardasil, casi han arruinado vuestras posibilidades de tener nietos.

     Lo que podría ser igualmente bueno, considerando la condición de deterioro del planeta, la cual cada uno trata esforzadamente de ignorar. Mientras la población humana sigue su explosivo crecimiento, las abejas y otras especies siguen muriendo, y Siberia se está incendiando. Todavía estamos buscando una impresora en 3D que pueda producir comida real, o un modo de mantenerse vivo cuando todas las plantas estén muertas y haga demasiado calor para respirar.

     Los cerebros de los estadounidenses ni siquiera necesitan el Ébola para ser derretidos como una papilla de Fort Detrick [laboratorio militar de armas biológicas, vinculado ahora con el Ébola]. Ellos han llegado a estar tan erosionados por las preocupaciones que ni siquiera pueden entender que aviones estadounidenses están bombardeando en el patio trasero de Siria a aprendices de terroristas entrenados por los estadounidenses, y que los aprendices están disparando de vuelta y matando a pilotos estadounidenses. Éste es el cambio que Obama prometió.

     Esto, y el hecho que ahora está llegando a ser conocido de que las vacunas no previenen enfermedades, ellos se los dan a usted. Sólo pregunte a un liberiano, o quizás a un sierraleonés.

     La causa más probable de muerte de usted es ahora ser muerto a tiros por un policía porque usted no ha cometido ningún delito, después de lo cual el policía no será acusado ni va a serle preguntado por qué él lo mató. Piénselo más de dos veces antes de llamar al 911 [emergencias] por alguna cosa, puesto que las víctimas son a menudo las primeras en ser vaciadas en el obstruído inodoro del Nuevo Orden Mundial.

     La Reina se sienta en su palacio contemplando los virus que ella ha esparcido a través de todo el mundo, viendo su cosecha de cadáveres como muy beneficiosa para su tambaleante reino. Me pregunto si ella gritará el día en que legiones interminables de salvajes africanos invadan sus manicuradas propiedades y violen a quienquiera y lo que sea posible, como ellos tan a menudo hacen ahora en otras partes de Inglaterra y a través de la mayor parte de Europa.

     Es demasiado evidente que los bandidos de Washington DC, que bailan movidos por cuerdas movidas por psicópatas kosher, están tratando de comenzar la Tercera Guerra Mundial con el propósito de reducir la población. Por supuesto, ellos mismos, como la mayoría de todos los demás, no creen que alguna vez morirán.

• • •

     ¿Cómo hemos llegado hasta aquí? Como dos líneas horizontales en un gráfico que se apartan cada vez más una de otra de día en día, las mentiras que ellos nos cuentan y el conocimiento que dejamos escapar, ambos corren por el borde de lados diferentes del mismo mapa.

     Aquellos de nosotros que estamos en el frustrante negocio de intentar conseguir que los lemmings cultiven de repente un cerebro estamos por lo general horrorizados tanto por la frecuencia como por la magnitud de la indiferencia que hay a través de nuestro decadente paisaje. La típica respuesta que conseguimos cuando tratamos de despertar a alguien sobre algo que requiere la acción pública por lo general es: "No hay nada que podamos hacer sobre esto. ¿Por qué preocuparse por algo sobre lo cual no tenemos ningún control?". Entonces ellos por lo general vuelven al programa de televisión que adormece la mente que ellos están mirando, muy a menudo un evento deportivo.

     Los idiotas que piensan que ellos lo saben todo porque han ido a escuelas judías, porque han sido criados por religiones judías y destetados por los medios judíos de comunicación, realmente no tienen ninguna pista sobre lo que le ha sucedido a su país y a su mundo, y ellos han sido tan deteriorados por una mala alimentación y una mala medicina que realmente no les importa.

     Me gustaría proponer una nueva definición de "negación del holocausto" que no tiene nada que ver con la Segunda Guerra Mundial: Las cosas que usted niega que lo están matando son las cosas que realmente lo están matando. Radiación de Wi-fi. Filtraciones de plantas nucleares. Tóxicas torres de teléfonos celulares. Comida cancerígena, como el trigo venenoso. Los policías.

     El holocausto está ocurriendo ahora, y usted es su víctima. El Gobierno está organizando una pandemia para una enfermedad que ha creado en sus propios laboratorios, y ahora va a pedir que usted reciba una vacuna que será la causa de su muerte prematura. ¿La recibirá usted?; ¿creerá usted lo que ellos dicen?.

     ¿Apostará usted su vida a que usted puede confiar en lo que el Gobierno le dice?. (La masacre de la escuela de) Sandy Hook fue un engaño. El bombazo de la Maratón de Boston fue un ejercicio planeado. El 11-S fue una operación fraudulenta.

     ¿Qué pruebas tiene usted de que su Gobierno alguna vez le dice la verdad?. ¿Cuál es el último ejemplo en que usted puede pensar de que su Gobierno realmente le dijo la verdad? Siga adelante. Díganos. Será una sorpresa para cada uno.

     Hay cosas que van a matarnos que no podemos corregir. No podemos ni siquiera corregir a nuestro Gobierno criminal.

     Muchos tipos rudos e ignorantes que ofrecen una filosofía absurdamente ilusoria u otra dicen que el temor por el metano [en el Ártico] es un montón de tonterías. No hay ningún otro tema en que pensar aparte de la desaparición de las condiciones para la vida en este planeta.

     Antes de esta conclusión, el mundo comprenderá que una nación que mata a sus propios ciudadanos, sin importar la filosofía política de ella, no merece sobrevivir. Un país tan inhumano no puede ser tratado por nadie, y debe ser eliminado. Y aquello vale el doble para las pequeñas bolsas con mierda, cambistas de dinero, que lo controlan desde Israel.

• • •

     Todo se redujo a creer que podríamos vivir para siempre, y al tratar de hacer aquello, matamos todo lo que vivía.

     Habiendo heredado los talentos y las capacidades para conseguir una todavía inimaginada grandeza, una justicia perfecta y el respeto de todas las especies vivientes a través de todo el universo, en su miedo la gente se conformó con imaginarios hombres mágicos que simulaban otorgar la eternidad a aquellos que mataran a sus enemigos. Así, en su miedo ilimitado, toda persona y toda cosa resultaron ser sus enemigos.

     Mientras usted abrigue cualquier esperanza del cielo, o sueñe que usted regresará a la Tierra para otra oportunidad para encarnar la perfección, o pida cualquier favor y prometa hacer cualquier tarea o seguir cualquier regla a cambio de la inmunidad ante la muerte, usted está ayudando en el asesinato de todo ser viviente. Mientras usted deje de reconocer a la muerte como una parte natural y apropiada de la vida, usted matará todo lo que usted toque.

     Hoy, cuando la Tierra asciende en llamas de metano, y hombres balbucientes procuran matar a todos los que se oponen a sus deseos ilusorios, la Humanidad ha desperdiciado su única oportunidad de ser la clase de ser que todas las cosas vivientes aspiran a ser: Un amigo y un benefactor de todos, un sostenedor de aquellos que están en necesidad, un rescatador de aquellos que están en peligro, un padre cariñoso de sus saludables hijos, y un hijo agradecido con los padres que lo han criado.

     En cambio usted es un adulador rastrero, atrapado en sus ilusiones proporcionadas por hombres malos que sólo querían robar su propiedad y violar a sus hijos. Esta historia que ellos le proporcionaron es exactamente lo opuesto de lo que sucedió, pero por causa de que ellos controlaban todas las publicaciones de noticias, ellos pueden hacer ahora que usted haga todo lo que ellos quieren que usted haga y hacerle creer que usted está haciendo lo correcto, como, por ejemplo, atar cables eléctricos a los genitales de una persona inocente dentro de la prisión de Abu Ghraib, bombardear una fiesta de bodas en Afganistán, o administrar en Sierra Leona una vacuna que usted sabe que contiene una enfermedad fatal.

     Usted tiene tanto miedo de perder la poca comida que tiene, que usted mantiene su boca cerrada cuando los policías equivocadamente matan a su vecino y luego plantan drogas en su casa para hacerlo parecer legítimo.

     Y usted se pregunta por qué usted y sus hijos y sus nietos no van a sobrevivir más que unos pocos años más, cuando usted no entiende lo que acaba de leer en esta pantalla y lo que usted debería hacer sobre ello para asegurarse de que estas cosas no lleguen a pasar.

     Entonces el horror de todo esto lo golpea a usted con fuerza cuando usted comprende que todas las cosas descritas aquí han ocurrido ya, y seguirán sucediendo porque usted ha dejado de oponerse a ellas.–


No hay comentarios:

Publicar un comentario