BUSCAR en este Blog

jueves, 18 de septiembre de 2014

Las Mentiras y la Hipocresía de la Izquierda



     Nuevamente desde smashcm.blogspot.com, sitio al parecer británico, hemos traído otro coherente e interesante artículo, de Agosto del año pasado, para presentarlo en castellano. Como en el anterior, aquí se repasan muchas de las falacias (= argumentos falsos presentados como verdaderos) y falencias (= errores al afirmar algo) de la ideología de la Izquierda que actúa particularmente en Europa, aunque por causa de su internacionalismo suele ser casi la misma en todas partes. Una vez más el autor de este texto establece cuál es la diferencia entre el colectivismo marxista y el nacionalismo integrador. También se refiere a algunas de las tácticas izquierdistas para descalificar los razonamientos recurriendo simplemente al argumentum ad hominem, procedimiento de los mediocres y los impotentes, de los que no tienen nada con lo cual persuadir y de los judíos en general.


Las Mentiras, Hipocresía y Engaños de la Izquierda
por Smash Cultural Marxism
14 de Agosto de 2013



     Siempre que escuchamos a los izquierdistas hablar sobre los derechos de los trabajadores, la justicia social, la tolerancia y la diversidad, tenemos que recordar que estas personas son traidores, y que lo que ellos dicen y lo que quieren decir son dos cosas muy diferentes. Lo que ellos dicen le suena a muchos como "justo", pero aquellos que podemos ver detrás de la máscara sabemos que su verdadera agenda está tan alejada de lo justo como cualquiera puede percibir. Así, para aquellos que son engañados y embaucados por los argumentos de la Izquierda, ésta es una mirada acerca de lo que hay detrás de la máscara de los grupos izquierdistas.

     Estas personas a menudo se llaman a sí mismas "anti-racistas" y socialistas, pero lo que ellos son es comunistas, internacionalistas que creen en el lema comunista de "Trabajadores del mundo, uníos". Esto básicamente significa que ellos ven al socialismo/comunismo como una ideología que es apoyadora de un mundo sin fronteras. Ellos desprecian al Estado-nación, ellos desprecian la cultura, al grupo étnico de la mayoría, y lo que ellos le dirán es que la clase opresora son los capitalistas, los banqueros y las corporaciones. Y ahora, desde la aparición del marxismo cultural, son los Blancos, el cristianismo y la cultura occidental los que se han integrado a la lista de grupos opresivos que ejercen el poder y la influencia sobre todos los demás.

     Los izquierdistas se ven a sí mismos como neo-revolucionarios que usan la retórica comunista en términos más suaves, pero desean el mismo resultado que consiguieron los comunistas en 1917 en Rusia. Ellos todavía hacen campañas sobre asuntos de los derechos de los trabajadores, pero ya no son sólo los trabajadores del mundo los que deben unirse, sino las minorías SÓLO en los países Blancos. Éste es el marxismo cultural usando a las minorías para conseguir lo que los trabajadores de Occidente rechazaron, es decir, la revolución comunista. Si una revolución comunista fuera a ocurrir mañana en su país, usted puede dar por hecho que todos los grupos izquierdistas estarían activamente implicados y apoyándola, y se alegrarían por la toma comunista del poder en su país.

     Los neo-revolucionarios, grupos como las uniones de extrema Izquierda, grupos "anti-racistas" y anarquistas, etc., le dirán que deberíamos "unirnos" todos contra nuestros opresores, los belicistas, los bancos y las corporaciones, sin importar nuestra raza o nuestra religión. Ellos le dirán que lo que nuestros opresores intentan es poner a raza contra raza y dividirnos. Y en cierta medida eso es verdadero, pero no de la manera en que ellos quisieran que usted lo creyera.

     El único grupo racial que ha sido dividido y casi conquistado es la gente autóctona de este país y de todos los otros países étnicamente europeos. Y ése ha sido siempre el objetivo, y estos neo-revolucionarios les ayudan a hacer esto. Como hemos dicho, ellos son los tontos útiles que hacen el trabajo preliminar de la gente a la que dicen que se oponen, y son los estúpidos que aparentemente no pueden ver eso, aunque sin duda saben exactamente lo que están haciendo.

     Aquellos de los que ellos hablan como opresores, son los mismos que ponen en práctica ciertas condiciones en las naciones occidentales Blancas que las debilitan y que en última instancia hacen menos probable que se rebele su gente y su nación. Mire su país: ¿usted cree francamente que toda la inmigración masiva y la propaganda de lo multicultural ha sido un acontecimiento natural? Creyendo esta propaganda izquierdista de todas las razas uniéndose para derrotar a un enemigo común, facilitaríamos la perdición de nuestra propia gente, como ellos la han planeado.

     Nada de lo que los izquierdistas dicen es por el interés nacional, ni está en los intereses de las personas autóctonas de aquella nación. Su intención a largo plazo es la erradicación del Estado-nación, el objetivo del globalismo judío, la gente que controla los bancos y las corporaciones. Una mirada abierta de mente sobre quién ha estado detrás de la inmigración masiva en los países Blancos le mostrará a usted quién ha diseñado el Occidente como está hoy, y aquello no ha sido un acontecimiento natural sino una ingeniería social y étnica a una escala sin precedentes.

     Un buen punto de partida sería examinar quién estuvo detrás de la Ley de Inmigración Abierta de 1965 en Estados Unidos: el American Jewish Committee y otros poderosos grupos de presión judíos, y Barbara Spectre lo cita acerca del papel judío en la inmigración en Suecia y en el resto de Europa. Usted pronto tendrá el cuadro completo si usted no es tan estúpido como para no poder ver lo que está delante de sus ojos. Otra buena fuente de información sobre ello es el libro del doctor Kevin MacDonald "The Culture of Critique - An Evolutionary Analysis of Jewish Involvement in Twentieth-Century Intellectual and Political Movements".

     Los neo-revolucionarios de la Izquierda son defensores del marxismo cultural; ellos intentan justificar su odio al Estado-nación y su odio a nuestra historia y cultura con la narrativa marxista cultural de que nosotros, la raza blanca de diferentes naciones, colonizamos el mundo y, según ellos, destruímos y saqueamos todos los continentes no-europeos, y oprimimos a cada uno con el que entramos en contacto.

     Nosotros, dicen ellos, somos responsables de la esclavitud, y aparentemente somos los que estuvimos detrás de la actual serie de guerras en el Oriente Medio, y por "nosotros" quiero decir lo que ellos perciben como una estructura de poder "Blanca". Ellos usan esta narrativa y la repiten a menudo como una excusa para potenciar a la gente no-Blanca, junto con otros grupos de minorías "víctimas" que se convirtieron en su nuevo instrumento revolucionario para des-estructurar y destruír desde dentro las naciones étnicamente europeas.

     Ésta es la táctica que ha sido empleada durante mucho tiempo por los globalistas judíos para debilitar y destruír a los pueblos europeos cultural y étnicamente homogéneos, los cuales, si no estuvieran bajo el hechizo del adoctrinamiento de los medios globalistas de información, los detendrían en sus andadas. Y lo divertido de todo esto es que es los mismos grupos globalistas a los que la Izquierda se opone son los que la financian, no porque aquéllos crean en lo que la Izquierda dice sino simplemente porque lo que ésta dice y hace ayuda al globalismo en su aniquilación de la homogeneidad de Occidente. ¿Qué dice eso de nuevo?: ¿tontos útiles?.

     Básicamente, aquellos que siempre han buscado poner fin a las naciones europeas y cristianas Blancas han explotado la estupidez y la ingenuidad de los grupos izquierdistas aspirantes a revolucionarios y los usan como un instrumento de des-construcción, tal como durante la revolución bolchevique los capitalistas y los banqueros judíos financiaron al Ejército Rojo conducido por judíos para derrocar al Zar ruso, al pueblo y la nación rusa. Entonces la retórica de luchar contra un sistema económicamente opresivo era solamente un mito perpetuado por aquellos que realmente querían que Rusia fuera destruída: los banqueros y globalistas judíos. Y lo mismo ocurre hoy. Diferente época pero la misma agenda, y la misma táctica empleada.

     Los grupos izquierdistas son los soldados de infantería del globalismo, que ayudan en la destrucción del Estado-nación y de las naciones europeas homogéneas. ¿Puede alguien con 30 gramos de sentido común no ver que el apoyo a la inmigración, al multiculturalismo y a la "diversidad" por parte de la Izquierda es solamente una continuación de su deseo para poner un final a nuestras naciones como patrias para la gente autóctona?. ¿Qué otro objetivo tiene esto para ellos?. ¿Beneficia esto a la clase obrera Blanca?, ¿beneficia esto a vuestros hijos?. ¿Y qué hay acerca de las futuras generaciones de nuestro pueblo?.

     Cuando un grupo izquierdista como el Unite Against Fascism (UAF) efectúa una concentración en Londres, por ejemplo, en apoyo del multiculturalismo y la "diversidad", deténgase un minuto y piense en lo que ellos realmente están diciendo. Mire Londres, una ciudad capital en un país europeo alguna vez Blanco, donde los Blancos están ahora en minoría. Es que lo que ellos apoyan —por supuesto que lo es— es lo que ellos siempre han querido y es lo que el globalismo también siempre quiso. Cuando usted ve que grupos como el UAF salen en apoyo de los inmigrantes ilegales, entonces pregúntese por qué ellos realmente los están apoyando. No es por ninguna compasión por su grave situación: es porque la inmigración ilegal destruye posteriormente la composición étnica y cultural del Estado-nación y al grupo étnico y cultural dominante.

     Después de dar un paso atrás y pensar en ello de un modo diferente en cuanto a lo que ellos le dicen a usted, pregúntese en qué medida algo de lo que ellos dicen es beneficioso para usted como una persona autóctona de su país; pregúntese si ello es beneficioso para el futuro de sus hijos. La respuesta para cualquier individuo de mente ecuánime es que no sólo está lejos de ser beneficioso para usted o sus hijos sino que es severamente perjudicial. Entonces usted puede entender la verdadera naturaleza y la agenda de los grupos izquierdistas. Para ser una ideología que supuestamente hace campañas y lucha por la gente de clase obrera de este país, ellos hacen un gran trabajo al hacer todo lo que pueden para apoyar todo lo que es perjudicial para la clase obrera autóctona y para beneficio de grupos exteriores.


Apropiación

     El componente clave del pensamiento de estilo comunista es el grupo oprimido y el grupo opresor; sin ello, el comunismo no tiene ningún combustible para su fuego; y ocurre de manera similar con el marxismo cultural. El comunismo de antaño hablaba de un opresivo sistema económico, decía que se apropiaría de la riqueza, la tierra y la propiedad de las clases media y alta y demolería el opresivo sistema de clases que tenía al proletariado (la clase obrera) en el fondo del edificio, trabajando para proporcionar riqueza a las clases superiores. Como ahora sabemos, ésta fue otra mentira, por cuanto la riqueza, la tierra y la propiedad se las apropiaron (fueron robadas) y estaban bajo el control de unos pocos escogidos, y luego vino el asesinato de masas y orquestadas hambrunas masivas.

     El Marxismo Cultural trabaja sobre la misma base: los opresores ahora, según ellos, son la cultura occidental, la raza blanca, la familia (el comunismo también quiso abolir la familia), el padre, los heterosexuales, el cristianismo y los varones. Se han apropiado sigilosamente de nuestra libertad de expresión, de nuestras patrias, de la mente de nuestro pueblo, de nuestra cultura, de nuestra identidad, de nuestras familias y de nuestra moralidad, y tal como con el comunismo, todo ha sido hecho para conseguir ciertos objetivos contrarios a los que ellos le dicen.

     Ellos le dicen a usted que no tenemos ningún derecho de estar contra la inmigración masiva porque "nosotros los colonizamos en el pasado y los tratamos mal". Lo que se siembra es lo que se cosecha, dicen ellos. Pero siempre dejan de mencionar que cada raza, cultura y nación históricamente han hecho algo que ellos no deberían haber hecho, pero el énfasis siempre se pone en la civilización occidental Blanca y sobre los Imperios europeos, y en particular sobre el Imperio británico. La Izquierda nunca le dice que el Imperio turco fue uno de los de más larga duración, uno de los más grandes y más brutales Imperios en el mundo. ¿Ve usted a los turcos siendo tan estúpidos como para caer en todo el auto-odio que es común entre muchos europeos?. No. ¿Ve usted a alguien usando la historia del Imperio otomano para inundar Turquía con decenas de millones de no-turcos? No. De esa manera, ¿por qué entonces dicha agenda aparentemente sólo es impulsada sobre la gente Blanca?.

     Otra cosa que la Izquierda siempre deja de mencionar es que los Blancos fueron la primera gente en ser esclavizada por africanos del Norte así como por los árabes. Ellos no mencionan el papel judío en el comercio de esclavos africanos o el papel árabe en ello; ellos perpetúan una historia fantasiosa en la cual sólo los Blancos fueron los únicos que estuvieron implicados en la esclavitud, no que los Blancos hubieron sido esclavizados también, y si es algo, la esclavitud es un mal económico y no tiene nada que ver con la raza, como se ha hecho parecer. ¿Vemos a judíos o a árabes siendo inducidos a una falsa culpa por su papel en la esclavitud? No.

     ¿Por qué nunca le dicen ellos que los negros se esclavizaban entre ellos mucho antes de que algún europeo apareciera, y que negros vendían a negros mucho antes y mucho después de que los Blancos efectuaran la abolición de la esclavitud? Ellos dejan de decirle mucho a usted porque ello no encaja en su agenda anti-Blanca.

     Ellos le dirán que el multiculturalismo y la "diversidad" son enriquecedores y beneficiosos; ellos le dirán que la raza no existe y que todos venimos de alguna tribu negra de África, y por lo tanto somos todos iguales, y así si los Blancos se convierten en una minoría, no importa, porque somos todos lo mismo, sólo que con diferentes tonos de piel, etcétera. Ellos intentan decirle a usted que los hombres oprimen a las mujeres y que la familia es autoritaria y oprime a las mujeres y a los niños. La homosexualidad, dicen ellos, es normal, y cualquiera que discrepe con esto es un "intolerante homosexofóbico".

     Ellos niegan que los roles de género existan naturalmente, y ellos nos dicen que los hombres y las mujeres son 100% exactamente lo mismo. Ellos nos dicen que los niños no necesitan una madre y un padre, y que un padre y otro padre son algo natural y normal. Yo podría continuar, pero todo esto es absurdo para cualquiera que no tenga lavado el cerebro con esto. El objetivo final de esta escuela de pensamiento es el mismo que quería la vieja escuela comunista. En Rusia ellos quisieron poner fin a Rusia como era; no tenía nada que ver con oponerse al capitalismo, y tenía todo que ver con el odio judío a Rusia y con la creación de una ideología que ellos esperaban que barrería a Occidente, pero que fracasó fuera de Rusia... hasta que apareció el Marxismo Cultural.

     En Occidente ellos querían finalizar las tradiciones culturales y las normas de la gente étnicamente europea debido a un odio histórico y un temor a ella, y ellos usan estos argumentos idiotas como una estrategia para conseguirlo. Esto no tiene nada que ver con un deseo de "igualdad", "diversidad" y "justicia social" sino completamente con la mejor manera en que ellos pueden destruír la civilización occidental y la raza blanca para conseguir su "utopía" comunista que en realidad será el Nuevo Orden Mundial en el cual los tontos útiles que han servido para su propósito desaparecerán durante la noche.

     La diferencia entre el comunismo y el marxismo cultural, aparte del grupo opresor detectado, es la táctica. El Marxismo Cultural es una revolución lenta y gradual basada en la subversión e infiltración, mientras que el comunismo fue la revolución basada en el derrocamiento violento e instantáneo de las naciones. Y es el marxismo cultural al que la Izquierda respalda hoy demasiado a sabiendas o no. Ellos todavía se ven a sí mismos como trotskistas, leninistas o estalinistas, pero la mayor parte de ellos son también partidarios de Gramsci, Marcuse, Adorno y Freud, etc.

     Otro modo de mirarlo, y para ver que todo lo que la Izquierda apoya es para destruír el Estado-nación, es ver cuántas banderas nacionales usted puede ver en las manifestaciones izquierdistas. Usted no encontrará ni una; ellos odian la bandera nacional de cada país. Ellos odian toda identidad nacional, cultural y étnica, y odian el orgullo de cualquiera de ellas todavía más.

     Lo que usted verá en sus manifestaciones y concentraciones son muchas banderas rojas, que simbolizan al comunismo. Usted verá banderas del Che Guevara, usted verá banderas de las brigadas marxistas internacionales que pelearon en la guerra civil española. Usted verá banderas anarco-comunistas y anarquistas, usted verá banderas y estandartes de sindicatos, pero lo que usted nunca verá son banderas nacionales o banderas patrióticas. ¿Por qué ocurre esto? Podría ser porque su verdadera agenda es, y siempre lo ha sido, trabajar contra los mejores intereses del Estado-nación y su gente autóctona para promover su mundo sin fronteras, es decir, su ideología del comunismo.


La Izquierda y el Islam/Multiculturalismo

     Quizás el ejemplo más hipócrita de la estrategia izquierdista es su apoyo al Islam. Nuevamente, esto tiene que ser seriamente considerado cuando alguien está tratando de entender la mentalidad de la Izquierda. Todo a lo que la Izquierda dice que se opone es algo común en el Islam: la opresión de las mujeres, la opresión de los homosexuales, fuertes valores de familia, religión, etc. Entonces, ¿por qué la Izquierda apoyaría al Islam en este caso, pero se opondría a ello si eso fuera expresado por cristianos occidentales Blancos?. Y no me refiero a la opresión de las mujeres sino a todos los otros ejemplos. Si un cristiano dice que está contra la homosexualidad, entonces él es un intolerante homosexófobo que está utilizando una enseñanza religiosa anticuada para obligar a la gente a conformarse a algo que no existe, ya que no hay ningún código moral, y quiénes somos nosotros para decir quién puede hacer qué, etcétera. Si un musulmán lo dice, entonces es parte de su religión y deberíamos respetar sus opiniones, y cada uno tiene el derecho a la libertad religiosa.

     El apoyo de la Izquierda a religiones, culturas y pueblos foráneos es simplemente porque ellos están cambiando drásticamente la cara de los países europeos que quiere ver destruídos. Es una alianza de intención destructiva, y vuestro país, religión, cultura y gente son su objetivo.

     Las principales diferencias entre la Izquierda y aquellos a los que la Izquierda se opone políticamente, es decir, los nacionalistas, son que estos últimos no apoyan el actual sistema político o económico que está en funcionamiento, pero nosotros no buscamos la destrucción del Estado-nación o de nuestro pueblo para conseguir el cambio; el cambio que buscamos ESTÁ realmente a favor de los mejores intereses de la nación y su gente.

     No consideramos nuestra historia, nuestra cultura y a nuestro pueblo con desprecio, y ciertamente no los culpamos por el estado en que están nuestras naciones hoy. Reconocemos que tenemos un sistema político y económico corrupto que es controlado por gente que también quiere la muerte de los Estados-naciones, y reconocemos que los izquierdistas son peones en aquel mismo juego que destruye las naciones.

     Conocemos a nuestros enemigos, sabemos que el globalismo y la política de la extrema Izquierda son dos manos de la misma bestia. Vemos la hipocresía de la Izquierda y su traición. Vemos a través de las mentiras históricas de los marxistas culturales; sabemos por qué y cómo la Izquierda usa estas mentiras para llevar adelante sus propios objetivos ideológicos. Sabemos quién financió y fundó el comunismo y quién ha estado detrás del asesinato masivo de cientos de millones de personas. Sabemos que ser calificados como "racistas" por defender nuestro país y su gente es la acusación del patio de escuela.

     Sabemos de dónde proviene el término y cómo es usado para silenciar a la gente. Cuando la Izquierda lo llama a usted un racista, un intolerante, un fascista o un nazi, entonces ellos han recurrido al insulto, y al hacer eso, han perdido cualquier argumento que ellos piensan que pudieron haber tenido, y emplean la táctica de patio de escuela de "Te voy a acusar al profesor".

     El único modo de revivir nuestras naciones y respetar y abrazar nuestra historia y cultura es rechazar las mentiras de la Izquierda, entender su verdadera agenda, y reconocerlos por lo que son. También tenemos que entender que aquellos que están en el poder no están dirigiendo nuestro país en favor de vuestros mejores intereses, como se les confió que hicieran. Tenemos que entender que aquellos que están en el poder y aquellos que mueven los hilos entre bastidores son los que han abierto nuestras fronteras, los que han impuesto el multiculturalismo entre nosotros, y quienes nos han mentido sobre la diversidad como que es algo "enriquecedor".

     Tenemos que entender que todo lo malo en nuestras naciones fue diseñado para que fuera de esa manera; ello no sucedió por casualidad sino que ha sido con un propósito político impulsor y por una agenda ideológica. Tenemos que entender que nuestras precarias situaciones financieras como naciones no son ningún accidente, que nuestra propia esclavitud financiera personal no es ninguna casualidad tampoco. Tenemos que entender que las guerras en las que estamos involucrados ahora no corresponden a los mejores intereses de nuestras naciones sino a los del globalismo judío. Apoye a nuestras tropas pero no apoye a nuestros políticos traidores que las envían a la guerra basados en mentiras en beneficio de otro país.

     Comprender todo esto conducirá al reconocimiento de que el multiculturalismo, la inmigración masiva, la Izquierda, las guerras en Oriente Medio y la esclavitud financiera, está todo ligado a una sola cosa: la marcha del globalismo judío que siempre ha buscado el final de los Estados-naciones Blancos, y de que mediante el comunismo / marxismo cultural y la inmigración masiva apoyada por la Izquierda lo está consiguiendo. ¿Qué es la inmigración masiva y el multiculturalismo sino la erosión de la identidad nacional, étnica y cultural?. Si se consigue eso, entonces ¿qué queda de la nación?.

     Mediante el control financiero de las naciones y sus sistemas bancarios lo están consiguiendo, mediante los medios globalistas de comunicación lo están logrando, por medio de sus tontos útiles de la Izquierda ellos lo están realizando, mediante vuestra apatía ellos lo están consiguiendo.

     Cuando la Izquierda dice que deberíamos todos unirnos no importando nuestra raza o religión, sólo recuerde que al hacer eso usted está ayudando a la continuada destrucción de su pueblo y nación y está sirviendo a la agenda de aquellos que están detrás de ello. Esto no significa que usted tiene que odiar a otra gente. Amar a su propio pueblo y país no significa odio hacia otros, entendiendo que lo que realmente está sucediendo va a llevarlo a usted a una conclusión incómoda, pero una que no puede ser ignorada.

     La inmigración masiva y el forzado multiculturalismo, junto con la esclavitud financiera y la guerra en Oriente Medio mediante el control de nuestros gobiernos, son el modo que tiene el globalismo judío de conseguir el dominio mundial sin oposición. La Izquierda puede también tener un mango de trapeador kosher colocado en su trasero, porque eso es todo lo que ellos son, instrumentos para ser usados para fregar la última resistencia de la gente europea.

     Algunas personas hablan contra el nacionalismo diciendo que éste es en sí mismo una ideología colectivista. Ellos van en todas direcciones hablando en detalle por qué creen que el nacionalismo es tan malo como el comunismo. Sin entrar en pormenores, el nacionalismo no es de ninguna manera igual o tan malo como el comunismo. El nacionalismo cree en la gente autóctona de la nación que se congrega para el bien de la nación, con la gente y la nación trabajando juntos para el mejoramiento de todos, y al mismo tiempo honrando a nuestros antepasados y sus sacrificios en cumplimiento de lo que ellos nos confiaron.

     El nacionalismo no traiciona a la nación frente al internacionalismo; el nacionalismo procura tomar el control de los bienes de la nación no para entregárselos a políticos traidores que trabajan de parte del globalismo, sino para asegurar que los bienes de la nación sean usados para la gente de la nación y no queden sujetos al abuso del globalismo internacional que se enmascara como su gobierno. El nacionalismo no regala el país ni destruye la composición étnica y cultural de la nación por el engañoso mito de la "enriquecedora" diversidad.

     La gente de cualquier nación dada no tiene que renunciar a su individualismo, pero en tiempos de necesidad y para mejorarse a sí misma y a su nación requiere una integración, como en tiempos de guerra, por ejemplo, cuando la gente se reúne para derrotar a un enemigo.

     El nacionalismo no es el problema ni tampoco el enemigo. La ideología colectivista del comunismo no se parece en nada a una nación que se congrega. El colectivismo comunista tiene que ver con la destrucción de una nación; el colectivismo nacionalista cuando es requerido tiene que ver con la defensa y la conservación de la nación y con el rechazo de todas las potenciales amenazas para la nación; como una familia, tiene una actitud colectivista dentro de su propio ambiente, o en el caso de las naciones, con sus fronteras. La familia no abriría su casa a toda la comunidad; ellos trabajan colectivamente para el mejoramiento de la gente cercana a ellos dentro de su familia, lo mismo que la nación debería hacer. La familia no rechaza el mundo exterior, pero al final de día ellos cierran su puerta y disfrutan las comodidades ganadas con esfuerzo por medio de su trabajo duro. Lo mismo debería aplicarse a la nación.

     En el mundo en el cual vivimos, nosotros realmente no tenemos nada que perder si ponemos nuestra fe en el nacionalismo.

. . . .

     Así, para resumir, la Izquierda es un enemigo interno. Ya sea por causa de una completa ingenuidad o por una comprensión activa de lo que ellos están haciendo, los de la Izquierda representan una quinta-columna enemiga que está siendo usada para golpear en el núcleo de nuestra gente y de nuestras naciones. La próxima vez que usted los oiga hablando de "justicia social", "diversidad", "multiculturalismo" y "anti-racismo", sólo considere cuál es su verdadera agenda. Si usted habla con uno de ellos y le quita su máscara externa, lo que usted encontrará dentro es lo que ha sido detallado en este artículo. Y aquello es un odio profundamente arraigado contra la nación, la cultura y la moralidad. Ellos son nihilistas raciales y culturales. Ellos son los que dicen que son anti-racistas, cuando lo que en realidad son es anti-Blancos.–






No hay comentarios:

Publicar un comentario