BUSCAR en este Blog

jueves, 6 de marzo de 2014

El Mito de la Agresividad Alemana



     Habíamos visto el siguiente artículo (The Myth of German Culpability) en diversos sitios tiempo atrás. Ahora lo hemos tomado, a falta de otros, de rense.com para traducirlo, a propósito de que ciertos hipócritas están actualmente equiparando la intervención rusa en su esfera política regional con una supuesta agresividad alemana de antes de la Segunda Guerra. El tema es clarísimo: mostrar que dicha belicosidad, y por ello la supuesta actual culpabilidad de los alemanes, no es más que un montón de mentiras (propaganda y psicología) para someter mentalmente a las masas. Con datos y citas sucintas el autor nos hace un rápido esbozo de la verdadera situación histórica que los medios callan. Como al final del texto habían allí algunos comentarios interesantes de los lectores, tradujimos también un par de ellos.


El Mito de la Culpabilidad Alemana
en la Segunda Guerra Mundial
La Verdadera Secuencia de la Agresión
por Michael Walsh
4 de Octubre de 2008



     Uno de los grandes misterios de la vida es que, a pesar de la evidencia en contrario, millones de personas, por otra parte inteligentes, todavía creen que Alemania fue el todopoderoso agresor durante la 2a Guerra Mundial. Nada mejor que los siguientes mitos para ilustrar el poder de la propaganda que subyuga las mentes.

     Los hechos demostrables sugieren que Alemania fue la víctima y no el autor de una agresión desnuda en contra de sus vecinos. El posterior triunfo militar Aliado fue seguido del triunfo de los propagandistas, cuya necesidad imperiosa era representar a las naciones vencedoras como siendo las víctimas.


EL IMPERIO BRUTAL (BRUTISH)

     «Alemania es demasiado fuerte. Debemos destruírla» (Winston Churchill, Noviembre de 1936).

     «En ningún país el apagón histórico ha sido más intenso y efectivo que en Gran Bretaña. Aquí ha sido ingeniosamente bautizado como la Cortina de Hierro del Silencio Discreto. Prácticamente nada ha sido escrito para revelar la verdad sobre la responsabilidad británica por la Segunda Guerra Mundial y sus desastrosos resultados» (Harry Elmer Barnes, historiador estadounidense).

     «La guerra no era sólo un asunto de la eliminación del fascismo en Alemania sino más bien de obtener los mercados de venta alemanes» (Winston Churchill, Marzo de 1946).

      «Gran Bretaña estaba aprovechando la situación para ir a la guerra en contra de Alemania porque el Reich se había hecho demasiado fuerte y había trastornado el equilibrio europeo» (Ralph F. Keeling, Institute of American Economics).

     «Enfaticé que la derrota de Alemania y Japón y su eliminación del comercio mundial daría a Gran Bretaña una oportunidad enorme de aumentar su comercio exterior tanto en volumen como en ganancia» (Samuel Untermeyer, The Public Years, p. 347).

     «El 2 de Septiembre de 1939 un delegado del Partido Laborista se reunió con el ministro británico de Asuntos Exteriores Halifax en el vestíbulo del Parlamento. "¿Todavía tiene usted esperanza?", él preguntó. "Si usted quiere decir la esperanza por la guerra", contestó Halifax, "entonces su esperanza se verá cumplida mañana. ¡Gracias a Dios!", contestó el representante del Partido Laborista Británico» (Profesor Michael Freund).

     «En Abril de 1939 (cuatro meses antes del inicio de la guerra) el embajador William C. Bullitt, a quien yo había conocido durante veinte años, me llamó a la Embajada estadounidense en París. El embajador estadounidense me dijo que la guerra había sido decidida. Él no dijo, ni tampoco pregunté, por quién. Él me dejó deducirlo... Cuando dije que al final Alemania sería conducida a los brazos de la Rusia soviética y el bolchevismo, el embajador contestó: "¿Y qué hay con ello? No quedarán suficientes alemanes cuando la guerra haya terminado para merecer la bolchevización"» (Karl von Wiegand, 23 de Abril de 1944, Chicago Herald American).

      «Sentí compasión por el pueblo alemán. Estábamos planeando —y teníamos la fuerza para llevar a cabo nuestros proyectos— borrar una nación alguna vez fuerte» (Almirante Daniel Leahy, embajador estadounidense).


MITO 1. LA NACIÓN ALEMANA ES UNA NACIÓN AGRESIVA

     Los hechos demuestran otra cosa. Un Estudio de la Guerra del profesor Quincy Wright muestra que en el período entre 1480 y 1940 (460 años) hubo 278 guerras que involucraron a países europeos cuya participación en porcentajes ha sido como sigue:

INGLATERRA..................................28%
FRANCIA........................................26%
ESPAÑA.........................................23%
RUSIA...........................................22%
AUSTRIA.......................................19%
TURQUÍA.......................................15%
POLONIA.......................................11%
SUECIA...........................................9%
ITALIA............................................9%
PAÍSES BAJOS.................................8%
ALEMANIA (INCLUYENDO PRUSIA)......8%
DINAMARCA.....................................7%

     Igualmente, Pitirim Sorokin, en Social and Cultural Dynamics, volumen 111, parte 11, muestra que desde el siglo XII hasta 1925 (8 siglos) el porcentaje de años en los cuales las principales potencias europeas han estado en guerra es como sigue (p. 352):

PORCENTAJE DE AÑOS EN GUERRA POR PAÍSES (SS. XII-XX)

ESPAÑA.................67%
POLONIA...............58%
INGLATERRA..........56%
FRANCIA................50%
RUSIA....................46%
HOLANDA...............44%
ITALIA...................36%
ALEMANIA..............28%

      Sorokin concluye, por lo tanto, que "Alemania ha tenido el porcentaje más pequeño y España el más grande de años en guerra". De los principales Estados europeos modernos, Inglaterra, Francia y Rusia muestran claramente dos veces las tendencias agresivas de Alemania.

     Entre los años 1815 y 1907 el registro es como sigue:

GRAN BRETAÑA...................10 GUERRAS
RUSIA..................................7 GUERRAS
FRANCIA..............................5 GUERRAS
AUSTRIA..............................3 GUERRAS
PRUSIA-ALEMANIA................3 GUERRAS


ALEMANIA NO QUERÍA LA GUERRA

     «Creo ahora que Hitler y el pueblo alemán no querían la guerra. Pero declaramos la guerra contra Alemania, intentando destruírla, de acuerdo con nuestro principio del equilibrio de fuerzas, y fuimos animados por los "norteamericanos" que rodeaban a Roosevelt. No hicimos caso de las súplicas de Hitler para no entrar en guerra. Ahora estamos obligados a comprender que Hitler tenía razón» (Ministro de Justicia, Sir Hartley Shawcross, 16 de Marzo de 1984).

     «La última cosa que Hitler quería era producir otra gran guerra» (Sir Basil Liddell Hart).

      «No veo ninguna razón de por qué esta guerra debe continuar. Me aflige pensar en los sacrificios que ella reclamará. Me gustaría evitarlos» (Adolf Hitler, Julio de 1940).

    Winston Churchill está de acuerdo: "Entramos en la guerra por nuestra propia voluntad, sin haber sido nosotros directamente agredidos" (Discurso en Guild Hall, Julio de 1943).


MITO 2. LAS FUERZAS ARMADAS ALEMANAS
SUPERABAN EN NÚMERO A LAS DE SUS VECINOS

  POLONIA:

—30 Divisiones Activas
—10 Divisiones de Reserva
—12 Brigadas Grandes de Caballería
     Polonia tenía casi 2.500.000 hombres entrenados disponibles para la movilización.

  FRANCIA:

—110 Divisiones
—65 eran divisiones activas. Éstas incluían 5 divisiones de caballería, dos divisiones mecanizadas, y una división blindada, siendo el resto infantería. En las fronteras alemanas el comando francés tenía 85 divisiones y podía movilizar 5.000.000 de tropas armadas. Éstas estaban apoyadas por cinco divisiones británicas.

  GRAN BRETAÑA:

     El Ejército Regular británico, relativamente pequeño pero de alta calidad, estaba apoyado por el Ejército Territorial que consistía en 26 divisiones con proyectos preparados para incrementar éste a 55 divisiones. Esto por supuesto estaba por su parte apoyado por el entonces más grande ejército de servicio militar obligatorio del mundo que sostenía un Imperio "sobre el cual el Sol nunca se pone".

     El Imperio británico consistía también en el antiguo "Imperio" alemán de Nueva Guinea, Nauru, Samoa Occidental, África del Sudoeste, Qatar, Palestina, Transjordania, Tanganica, Iraq, Togo y Camerún. Estos territorios robados a Alemania añadieron otras 1.061.755 millas cuadradas al Imperio británico, el equivalente de 35 Escocias.

  ALEMANIA:

     Contra estas fuerzas formidables Alemania fue capaz de movilizar sólo 98 divisiones, de las cuales sólo 52 estaban activas (incluyendo divisiones austriacas). De las restantes 46 divisiones sólo 10 eran adecuadas para la acción y movilización, e incluso en éstas el grueso de ellas eran reclutas novatos que habían estado sirviendo durante menos de un mes.

     Las otras 36 divisiones consistían principalmente en veteranos de la Gran Guerra de más de cuarenta años quienes no estaban familiarizados con las armas modernas y las técnicas militares modernas.


EL BALANCE DE LA SITUACIÓN

      En el balance final se puede ver que los polacos y los franceses solos, no considerando a Gran Bretaña y su Imperio, tenían el equivalente a 130 divisiones contra un total de 98 divisiones alemanas de las cuales una tercera parte eran hombres prácticamente inexpertos.

     En términos de soldados entrenados, los alemanes estaban en una desventaja aún más grande. (Note que al comienzo de la guerra más del 50% de las fuerzas armadas alemanas era tirado por caballos).

GUERRA EN EL AIRE

      La superioridad de la Luftwaffe (Fuerza Aérea alemana) ha sido enormemente exagerada para crear la impresión de que Gran Bretaña era el desvalido: un David luchando contra Goliat. En el período previo a la Batalla de Inglaterra (10 de Agosto de 1940) la Luftwaffe tenía 929 aviones de caza disponibles, en su mayoría Messerschmitt 109 de un solo motor. De éstos, 227 eran ME110 de largo alcance con motores dobles que tenían una velocidad superior a 350 millas por hora (560 km/h). Aunque éstos tuvieran una velocidad más rápida de ascenso, eran inferiores cuando giraban o maniobraban.

     El alcance de los ME109 restringía su campo de operación. Su verdadero campo de operación de ida y vuelta era de un poco más de 100 millas (160 kms.), un tiempo de vuelo de apenas 95 minutos y un tiempo de vuelo táctico de sólo 75 minutos. Ésta era una severa deficiencia cuando se considera que mientras que los pilotos de la Luftwaffe estaban operando a cientos de millas de sus bases, los pilotos británicos estaban a menudo a la vista de los suyos propios. Esta deficiencia fue más crítica por el hecho de que los pilotos derribados de la RAF (Royal Air Force) podían ser rescatados, mientras que los pilotos de la Luftwaffe eran por supuesto, si tenían suerte, encarcelados.

     El ME110 de doble motor era un avión lento, capaz de volar a una velocidad de un poco menos de 300 millas por hora (480 km/h), y era fácilmente superado por los Spitfire de la RAF. Era también "lento en la aceleración y difícil de maniobrar".

     La mayor desventaja para los alemanes sin embargo eran sus primitivos equipos de radio. A diferencia de las versiones británicas, aquéllos eran pobres en las operaciones aire-aire y no podían ser controlados desde tierra.

     En el lado británico, un total que superaba los 650 aviones de caza había sido acumulado a mediados de Julio, sobre todo Hurricanes y Spitfires, aunque incluyendo a casi 100 de los modelos más viejos. Durante todo aquel año Gran Bretaña produjo 4.238 aviones de caza comparado con unos irrisorios 3.000 fabricados por Alemania.

     En términos de armamentos, el célebre historiador militar británico B. H. Liddell Hart señaló: "Lo que está completamente claro, y se hizo evidente desde un principio, es que los bombarderos alemanes estaban demasiado pobremente armados para ser capaces de rechazar a los cazas británicos sin un caza escolta propio" (Historia de la Segunda Guerra Mundial).


ALEMANIA Y OTROS PAÍSES LIBRES ATACADOS

     Polonia llevó a cabo los primeros actos de agresión. En Marzo de 1939 Polonia, ocupando ya el territorio alemán "adquirido" en 1919, invadió Checoslovaquia. Durante los meses que antecedieron al estallido de la guerra, las fuerzas armadas polacas de guerra transgredieron repetidamente las fronteras alemanas. El 31 de Agosto de 1939 fuerzas armadas irregulares polacas lanzaron un ataque a gran escala contra la ciudad fronteriza alemana de Gleiwitz.

     Dentro de unas horas Alemania respondió, provocando las declaraciones de guerra de Gran Bretaña y Francia contra la nación alemana el 3 de Septiembre de 1939. En el caso británico, esta declaración de guerra era constitucionalmente ilegal. No fue, como debería haber sido, ratificada por el Parlamento.

     A pesar de sus fronteras constantemente atacadas por los ejércitos numéricamente superiores de Francia e Inglaterra, y económicamente estrangulada por las finanzas mundiales, Alemania rechazó ser arrastrada a la guerra, negoció por la paz y ofreció la otra mejilla durante diez meses.

     Sólo cuando supo con certeza que Inglaterra tenía la intención de ensanchar el frente occidental ocupando los Países Bajos y Noruega, rodeando y amenazando de esta manera las fronteras enteras de Alemania, ésta llevó a cabo un golpe preventivo.

    El contraataque defensivo de Alemania fue lanzado el 10 de Mayo de 1940. Esto causó la derrota aplastante de 330.000 hombres británicos y franceses por un ejército considerablemente más pequeño. Ésta fue una de las peores debacles en la historia militar. (La prensa británica la calificó como "un milagro").

     Rusia invadió Finlandia el 30 de Noviembre de 1939. Gran Bretaña (no por primera vez) y Francia invadieron la neutralidad de Noruega el 8 de Abril de 1940. Para evitar un ataque vía el mar Báltico, Alemania contraatacó. En las pequeñas batallas que siguieron (Trondheim) 2.000 soldados alemanes derrotaron a 13.000 británicos. Ellos fueron evacuados el 1º de Mayo. Para salvar la cara, Churchill hizo desembarcar 20.000 hombres en Narvik. Ellos fueron expulsados por 2.000 soldados alpinos austriacos.

     Canadá declaró la guerra contra Alemania el 10 de Septiembre de 1939. En Junio de 1940 la Rusia soviética invadió Letonia, Estonia, Lituania y Rumania. En Junio de 1940 Gran Bretaña declaró la guerra contra Finlandia, Rumania y Hungría, ocupando a la vez a la indefensa Islandia. Todos estos fueron actos de agresión en grosera violación de la ley internacional y los tratados previamente firmados.

     El 10 de Mayo de 1940, en descarado desafío de la ley internacional, Gran Bretaña ocupó Islandia. Los islandeses consideraron a las fuerzas armadas británicas como una fuerza de ocupación.

     El 7 de Diciembre de 1941 un golpe apoyado por los británicos derrocó al gobierno yugoslavo. El 27 de Marzo de 1941 las tropas británicas entraron en Grecia. El 6 de Abril de 1941 Alemania respondió y Gran Bretaña se retiró otra vez. En Junio de 1940 Gran Bretaña se disponía a invadir al neutral Portugal.

     Estados Unidos, supuestamente neutral, atacó sistemáticamente los transportes alemanes, y detuvo o por otra parte secuestró a ciudadanos alemanes, incluso a aquellos que vivían en países sudamericanos. En Agosto de 1941 Alemania respondió.

      En 1940 Gran Bretaña, supuestamente estando sola y acorralada, añadió 1,6 millón de millas cuadradas a su Imperio mundial, al ocupar colonias italianas y francesas: Siria, Iraq y Persia. El principal historiador militar británico A. J. P. Taylor concedió: "No puede haber duda de que Hitler amplió la guerra en 1941 sólo por razones preventivas".


UN EPITAFIO FINAL
DE UNO DE LOS MEJORES POETAS DE INGLATERRA:


«Una maldición para Inglaterra, falsa y vil,
donde nada puede prosperar sino la desgracia,
donde aplastada es la tierna forma de cada flor,
y la decadencia y la corrupción alimentan a los gusanos...».


     ...¿Le suena familiar?.





-------------------------

Comentario
Michael Rivero

     El "Choque de Civilizaciones" no es acerca de la religión sino sobre la banca. Cómo Hitler reconstruyó la economía de Alemania fue simple: Él abandonó el sistema bancario de la reserva fraccionaria que estaba mutilando a la Alemania post-1ªGM e instituyó un dinero con una unidad fija de valor. Por extraño que parezca, ése fue un sistema financiero no muy diferente del de Estados Unidos antes de 1913. Esto permitió que Alemania se reconstruyera rápidamente, pero era por supuesto una amenaza directa para los banqueros que se habían enriquecido y hecho poderosos mediante la falsificación legalizada. Ésta es la razón de que la "guerra" (realmente un boicot) fuera "declarada" contra Alemania. Los banqueros temían que la gente en todas partes viera las ventajas inmediatas de un sistema monetario de no-reserva y forzara un cambio en sus propios países. Alemania, específicamente la economía alemana, tuvo que ser destruída a fin de conservar el sistema bancario de la reserva fraccionaria en todas partes.

      Por extraño que parezca, cuando Putin subió al poder en Rusia, él hizo más o menos la misma cosa: echar a los oligarcas y reestructurar el sistema económico de Rusia, y el resultado final es que Rusia ha pagado todas sus deudas por anticipado (mientras EE.UU., todavía esclavizado a la Reserva Federal, se hunde profundamente en la deuda cada día), y no sorprendentemente, la enemistad contra Rusia por naciones que están bajo el control de sistemas bancarios de la reserva y de los banqueros va en aumento.

Michael Rivero
What Really Happened
wrh@whatreallyhappened.com

-------------------------
Comentario
x-915552

     Lo que ustedes no entienden es que Hitler no quería ninguna guerra. Él quería la paz. El Tercer Reich necesitaba paz para reconstruír Alemania después de lo que los judíos, que tuvieron la ventaja en la República de Weimar, habían hecho a Alemania.

     Si Hitler hubiera querido una guerra, entonces él no habría ofrecido retirarse y pagar los daños a Polonia después de que el Reich la derrotó.

     Si Hitler hubiera querido una guerra él habría destruído al Ejército Expedicionario inglés en Dunkerque. Él dijo "NO" cuando el general Heinz Guderian quiso atacar a los británicos en Dunkerque.

   Es hora de que dejemos de creer en las mentiras judías sobre la 2ªGM y comencemos a entender la verdad. ¡Hitler no quiso una guerra!

    ¿Quién quiso la guerra? Los judíos sionistas del mundo.

-------------------------
Comentario
Randulf Johan Hansen
www.thenewsturmer.com

    Hess en una misión secreta aterrizó en Gran Bretaña para terminar la guerra con el Oeste que Hitler no quiso. Churchill ocultó la naturaleza de su misión porque Churchill, que estaba recibiendo órdenes de los judíos (Baruch y Morgenthau, así como de las casas bancarias mercantiles de la City), quería el exterminio de los alemanes y de la amenaza del dinamismo Populista Nacionalista sin usura.

--------------------------
Comentario
Dick Eastman

     Con la ventaja de la retrospección y la exposición de lo que realmente sucedió, lamento que Hitler y Japón no consiguieran un arreglo negociado (más bien que una derrota) de la Segunda Guerra Mundial.

     Él podría haberlo hecho tan fácilmente. En vez de bombardear Londres él podría haber bombardeado las mansiones de la aristocracia británica en sus grandes terrenos, bombardeándolas hasta reducirlas a escombros. La élite británica no se preocupaba por los insoportables anónimos de la clase inferior que morían en el bombardeo de Londres. Ellos se preocuparían por la pérdida del castillo de familia. Y la estrategia habría salvado a la Luftwaffe también. Los británicos siempre sabían que los aviones alemanes iban dirigidos directamente a Londres, y de esa manera tenían todos sus cañones antiaéreos, globos de presa y reflectores, y Spitfires de la RAF allí para interceptarlos. Si los alemanes hubieran ido tras la clase acomodada donde ellos vivían, habrían tenido toda la Gran Bretaña para seleccionar sus objetivos. La RAF no podía estar en todas partes a la vez. Antes de que usted lo supiera la Cámara de los Lores hubiera renegado de su apoyo a Churchill (el bulldog favorito de Baruch) y su insistencia sobre la rendición incondicional, y se habría conformado con una paz negociada que habría salvado a Europa de ser semi-conquistada por el comunismo (judío). Recuerde que cuando luchamos contra las élites, nuestro enemigo no son los soldados estúpidos y depravados que ellos nos envían: nuestro enemigo es la élite del Poder del Dinero misma.–




3 comentarios:

  1. Estimado Camarada mis más sinceras felicitaciones por este sitio. Mis SS aludos y respeto a su persona.
    ...Por más que decir que hay mucho material por descubrir; yo diría que hay que sacar la CENSURA judía sionista; y comencemos a ver la verdadera historia tal como fue, ...¡¡SIN MENTIRAS!!

    ¡SIEG HEIL! ¡HEIL HITLER!

    ¡¡¡GOTT MIT UNS!!!

    ResponderEliminar
  2. Saludos igualmente. Esperamos seguir publicando (y más aún si nos sugieren algunos) textos que favorezcan una visión más realista y ecuánime de la Historia reciente.

    ResponderEliminar
  3. ¡ANTI-RACISTA PALABRA CLAVE PARA ANTI-BLANCO!
    ¡ANTI-FASCISTA PALABRA CLAVE PARA ANTI-CRISTIANO!

    ¡NAZI PALABRA CLAVE PARA GENTE QUE INVESTIGA QUE NOS OCULTAN LOS SISTEMAS!

    (ACLARO: PSEUDO NAZI; GENUINO NACIONALSOCIALISTA=EL QUE LOS MEDIOS DE PRENSA MANIPULADOS POR JUDEOS SIONISTAS QUIEREN OCULTAR, ES DECIR QUE NO TRASCIENDA LA VERDAD).

    SS ALUDO SS!!



    ResponderEliminar