BUSCAR en este Blog

martes, 13 de agosto de 2013

John Kaminski - ¿Quién Mueve a Quién?



     La fecha más antigua en que este texto aparece publicado es la que hemos puesto. Hemos tomado la versión que está en www.serendipity.li para nuestra traducción. Sólo hay que decir que éste es uno de los más sustanciosos artículos del autor, y tiene relación con la entrada inmediatamente anterior. John Kaminski es un escritor que vive en la costa del golfo de Florida cuyos ensayos en Internet son leídos en cientos de sitios de todo el mundo. Ellos han sido coleccionados en dos antologías, "America's Autopsy Report" y "The Perfect Enemy". Adicionalmente, él ha escrito "The Day America Died: Why You Shouldn't Believe the Official Story of What Happened on September 11, 2001", que explica por qué la version del Gobierno sobre aquel trágico día es una mentira. Se espera una tercera colección de ensayos titulada "Recipe for Extinction", y un nuevo librillo sobre los sistemas de creencias, titulado "The Prison of God". Para más información visite http://johnkaminski.info/


¿Quién Mueve a Quién?
¿Siniestros Judíos Controlan el Mundo o Ellos Son Simples
Marionetas de Algunos Racistas Blancos Illuminati?
por John Kaminski
11 de Agosto de 2005




Querida Abby:

     Un tiempo atrás entré en un muy interesante debate de correo electrónico sobre quién realmente controla el mundo. Estaba titulado "¿Quién Mueve a Quién?" [1]. Los participantes generalmente estaban divididos entre las típicas líneas teóricas de la conspiración: con su inteligencia superior y astucia, los judíos lo controlan todo, versus los judíos pobres están siendo usados por unos racistas blancos eurocéntricos Illuminati como designados chivos expiatorios en una Cruzada criminal interminable contra el Oriente Medio y otros desventurados hombres no Blancos.

[1. http://catholicforum.fisheaters.com/index.php?topic=3228543.0;wap2].

     Si no recuerdo mal, el debate no fue resuelto de manera definitiva, ni tampoco en el mundo real esta pregunta ha sido todavía contestada de una manera clara.

     Pero lo que puede ser el aspecto aún más significativo de la pregunta "¿Quién Mueve a Quién?" es la noción creciente de que la política mundial realmente no está determinada por sus organizaciones políticas reconocibles. La gente comienza a entender que esto no es simplemente un asunto de capitalistas contra comunistas, blancos contra negros, o Norte contra Sur. Esto no es simplemente Estados Unidos contra Alemania y Japón, Estados Unidos contra la URSS, o el mundo libre contra la supuesta amenaza terrorista musulmana.

     Esta noción creciente percibe una más auténtica línea de demarcación que identifica a ricos contra pobres como la etiqueta más apropiada para los bandos de esta nueva guerra, que es también la vieja guerra, y la guerra interminable.

      Además, se sospecha, por repetidos análisis de los acontecimientos de la historia reciente, que de alguna manera una única entidad logra financiar a AMBOS lados en cada conflicto, emplea a agentes engañosos que simulan estar trabajando para un lado cuando ellos realmente trabajan para el otro (si es que ellos no trabajan abiertamente para ambos), y generalmente aviva las llamas del odio violento siempre que pueda para un solo propósito: asegurarse de que la guerra estalle y continúe —porque es allí donde está el verdadero dinero, y siempre lo ha estado.

      Quizás el ejemplo reciente más claro de esto fue la guerra de ocho años entre Iraq e Irán, durante la cual el Eje Occidental del Mal —Estados Unidos, Gran Bretaña e Israel— hizo todo lo que pudo para financiar a AMBOS lados en el conflicto, esperando que las dos naciones se destruyeran una a otra. Entonces esos buitres usureros podrían caminar y recoger los pedazos aún provechosos. Cuando esto no ocurrió, el Eje Occidental del Mal decidió que tenía que comenzar su propia guerra allí, lo que hizo. Esta destripante herida no sólo para el pueblo iraquí sino para todos los pueblos del mundo, incluídos los estadounidenses, ha alcanzado el punto en que estamos ahora al borde de la Tercera Guerra Mundial mientras esta política se pavonea rumbo hacia su sórdida conclusión.

     Alguien quiere la Tercera Guerra Mundial. Y podemos localizar a la gente que la quiere y que reside dentro del Eje Occidental del Mal. Pero, volviendo a nuestra pregunta original, ¿son los judíos, o ellos son meramente peones de Illuminati racistas eurocéntricos, todos ellos atrapados en sus propias ilusiones demoniacas mientras nos llevan a todos hacia un megaerror que no puede ser deshecho?.

      La paranoia judía es un tema extraordinariamente complejo y espantoso, un tema con dos aspectos distintos. A los judíos mismos se les ha repetido desde la infancia que los no-judíos los consideran como parias. Desde que Moisés fue expulsado de Egipto los judíos han exhibido un esquizofrénico complejo de persecución, insistiendo en que todo el mundo está amenazando sus traseros porque su Dios les dijo que ellos son superiores a todos los demás. Este es un mensaje claramente presentado tanto en el Talmud como en el Antiguo Testamento, y esto es exactamente lo que conduce su actitud. Es el raro judío en realidad el que percibe la conexión entre sus afirmaciones de superioridad y la persecución que ellos afirman recibir. La solución obvia parece ser para los judíos confesar que ellos son sólo otro clan en la familia humana, pero por alguna razón ellos no parecen querer hacer esto, y probablemente un día aquello resultará en un futuro para ellos mucho más oscuro que lo que su orgullo desmedido se atreve a imaginar.

      El segundo aspecto de la paranoia judía se centra alrededor de una historia de maratón conocida generalmente como la diáspora. Ningún grupo social ha sobrevivido intacto tanto como éste. La gran pregunta que nunca parece borrarse de las mentes de los no-judíos suspicaces es por qué los judíos han sido echados a patadas de tantos países, y por qué, cuando los vagabundos judíos llegan a otro país, aquel país manifiesta un mal hábito de deteriorarse, desintegrarse y morir.

     Aquellos que ven los problemas del mundo como un problema judío e insisten en que los judíos han causado todas las guerras en la historia humana, tienen una serie impresionante de hechos históricos someros para respaldar sus argumentos.

     Refiriéndonos por el momento a sólo el siglo XX, el pensamiento anti-judío culpa de ambas Guerras Mundiales a los judíos. La Primera Guerra Mundial era sólo un conflicto europeo hasta que las fuerzas del sionismo recibieron una garantía de Inglaterra para reconocer su reclamación de Palestina, en cuyo punto, Estados Unidos, con el Presidente Woodrow Wilson hábilmente chantajeado por su consejero judío Edward Mandell "Colonel" House, fue llevado a involucrarse en "la guerra para terminar todas las guerras". Incluso peor, después de que los disparos acabaron, House traicionó a Wilson y a la Humanidad poniendo en práctica coacciones financieras imposibles sobre los derrotados alemanes, las que casi garantizaron otra guerra mundial.

     Más oscuro aún, los banqueros judíos estadounidenses realmente ayudaron a financiar a Hitler para fortalecer a Alemania para otra guerra más. Es una de las grandes afirmaciones erróneas de la Historia el que el Eje Occidental del Mal realmente triunfó para el bien de la libertad en la Segunda Guerra Mundial, cuando de hecho los poderes financieros detrás de las naciones occidentales realmente instigaron la guerra para obtener ganancias, y luego cuando Hitler pidió a Churchill la paz antes de que la guerra realmente hubiera comenzado, Occidente se negó porque quería destruír la historia de éxito económico de Alemania para siempre ―y por supuesto amasar todo aquel dinero de guerra. El mismo proceso sucedió otra vez en 1968 cuando el criminal de guerra judío Henry Kissinger prolongó innecesariamente la guerra de Vietnam durante más cinco años.

     Pero volviendo a la Primera Guerra Mundial —sólo durante un minuto—, ocurrieron otros dos acontecimientos mundiales decisivos que también son puestos a los pies de la conspiración bancaria judía mundial. El primero fue la creación de la legislación de la Reserva Federal, que puso para siempre el sistema monetario estadounidense en las manos de banqueros privados y garantizó que el genuino gobierno participativo desapareciera para siempre de Estados Unidos.

    Y el segundo, por supuesto, fue la infame Revolución bolchevique que hizo lo mismo en Rusia, aunque de un modo diferente. El elemento fundamental en aquel levantamiento sangriento fue la presencia de judíos estadounidenses claves que fueron financiados por banqueros de Nueva York. Trotsky y otros fueron enviados a Rusia y supervisaron el asesinato del Zar, su familia, y veinte millones de personas. Por eso Hitler estaba tan preocupado de los judíos. Él vio lo que pasó. Y él vio al mismo grupo de gente —nuevamente, esto va exactamente a la pregunta de quién mueve a quién— haciendo lo mismo a Alemania en los años '20. Entonces él tomó medidas. Y los banqueros de Estados Unidos, entre cuyas filas había miembros de la oportunista familia Bush, frotaron sus manos con regocijo.

     Hay muchas historias más de este estilo a través de toda la Historia, pero por el momento retornemos al presente y consideremos otra historia que va al meollo del asunto de quién mueve a quién.

     Me he metido en serios problemas con prácticamente todas las facciones del movimiento de escépticos del 11-S al insistir en que varios judíos sionistas desempeñaron un papel fundamental en la operación bajo bandera falsa que mató a toda aquella gente en Nueva York y Washington y que puso la escena para la intensificación de la tiranía corporativa que está ahora emprendiendo la guerra contra gente inocente en todo el mundo, y en particular en Palestina, Iraq y Afganistán.

     Indignados críticos de todo el espectro político me han atacado por mi supuesto "anti-semitismo" al mencionar este tema inmencionable, y han tratado de incitarme a hacer lo que se espera sobre este asunto con promesas de un incrementado éxito financiero si yo sólo lo dejo a un lado.

     De manera que déjeme presentarle a usted una serie de evidencias incriminatorias que DEMUESTRAN más allá de una sombra de duda que los judíos sionistas estuvieron íntimamente implicados en la planificación y la ejecución del 11-S (ya sabemos que el Israel judío sionista fue el beneficiario primario del 11-S porque esto desvió el foco de atención desde su persistente genocidio de los palestinos, y más tarde consiguió que la máquina de guerra estadounidense se viera inextricablemente implicada en borrar a sus propios adversarios islámicos a través de todo el Oriente Medio).

     Lo primero es lo mejor, y aquí está. Leland Lehrman, un joven padre que vive en el Oeste, era un judío, pero es ahora un cristiano comprometido. Él reporta, en "Israel, el Mossad, Irán y una Bandera Falsa Nuclear" (http://physics911.net/nuclearfalseflag.htm):

     El Mossad es un candidato principal como arquitecto de los ataques del 11-S. Este suprimido Documento de Inteligencia alemán revela cómo importantes israelíes sabían de antemano sobre los ataques y "urgentemente deseaban que ninguna tentativa fuera hecha para impedir los ataques". Aquí hay una cita más larga:

     «Es muy evidente a partir de la vigilancia realizada contra agentes del Mossad en la República Federal así como interceptaciones de la comunicación diplomática israelí de la República Federal a Tel-Aviv, que el Mossad ha penetrado con éxito varios grupos árabes extremistas tanto en la República Federal como en Estados Unidos.

     Estas investigaciones revelaron a finales de Mayo de 2001 que un ataque iba a llevarse a cabo contra ciertos objetivos específicos en las ciudades estadounidenses de Washington y Nueva York. Pero era evidente que el Mossad no sólo estaba totalmente consciente de estos ataques con mucha anticipación, sino que realmente, mediante sus propios agentes dentro de estos grupos árabes, ayudó en la planificación y la ejecución eventual de los ataques.

     Que el gobierno israelí estaba totalmente consciente de estos ataques es absolutamente cierto y está probado. El tráfico diplomático entre la Embajada israelí en la República Federal y el Ministerio de Asuntos Exteriores israelí dejó muy claro que el Ministro Presidente Sharon estaba totalmente consciente de este ataque pendiente y lamentaba de manera urgente que ningún intento fuera hecho para prevenir los ataques.

     Aunque los funcionarios israelíes hubieran sido instruídos para que advirtieran a la comunidad de Inteligencia estadounidense que una especie de un ataque podría ser posible, en ningún momento las fechas específicas y los objetivos (conocidos entonces por los funcionarios israelíes) les fueron dados a conocer a los estadounidenses.

     La razón fundamental para esta actitud fue expresada en una conversación el 1° de Agosto de 2001 entre el Agregado Militar israelí en la República Federal a un miembro del Personal General israelí. Allí se declaraba que Israel creía que un ataque contra Estados Unidos continental inflamaría tanto a la opinión pública estadounidense que ésta permitiría a Israel "limpiar" su Estado de "terroristas árabes y aquellos que apoyan a tales terroristas". Esta "limpieza" fue explicada como la expulsión de todos los árabes, e incluso grupos cristianos, del área de Palestina»

     El sitio web physics911.net tiene pruebas de apoyo adicionales sobre la participación del Mossad en el 11-S en su sección de información de antecedentes.

     Sugiero que si usted se preocupa por el futuro de su mundo vaya a aquel sitio y lea aquella historia entera.

     En cuanto a evidencias incriminatorias adicionales que DEMUESTRAN la participación israelí judía en el 11-S:

     Entre el 26 de Agosto y el 11 de Septiembre de 2001 un grupo de especuladores, identificados por la American Securities and Exchange Commission como CIUDADANOS ISRAELÍES, realizó una "venta corta" (short selling) de una lista de 38 acciones de las que podría razonablemente esperarse que hubieran caído en su valor a consecuencia de los ataques pendientes. Estos especuladores actuaron en Toronto y Frankfurt, y las bolsas de valores y sus ganancias fueron expresamente declaradas como de "millones de dólares".

     La "venta rápida, o al descubierto" (short selling) de acciones implica la oportunidad de obtener enormes ganancias al traspasar acciones a un tercero amistoso, para luego volver a comprarlas cuando el precio caiga. Históricamente, si esto precede a un acontecimiento traumático, es una indicación de conocimiento previo. Es ampliamente sabido que la CIA usa el software Promis para supervisar rutinariamente las transacciones bursátiles como un probable signo de advertencia de un ataque terrorista o de un comportamiento económico sospechoso. Una semana después de los ataques del 11 de Septiembre, el London Times reportó que la CIA había pedido reguladores para la Autoridad de Servicios Financieros en Londres para investigar las sospechosas ventas de millones de acciones justo antes de los actos terroristas. Se esperaba que el rastro de los papeles comerciales pudiera conducir hasta los terroristas.

    Los investigadores de numerosas agencias del gobierno son parte de un esfuerzo clandestino pero oficial para resolver las manipulaciones del mercado. Ha habido muchas conversaciones acerca del abuso de información privilegiada sobre acciones estadounidense por ciertos grupos israelíes tanto en Canadá como en Alemania entre el 26 de Agosto y los ataques del 11 de Septiembre contra el Centro Mundial de Comercio y el Pentágono.

     Lynne Howard, una portavoz de Chicago Board Options Exchange (CBOE), declaró que la información sobre quién hizo las transacciones estuvo disponible inmediatamente. "Habríamos sido conscientes de cualquier actividad extraña en seguida. Aquello habría sido activado por cualquier volumen inusual. Hay un sistema automatizado, el Sistema de Vigilancia de Mercado CBOE, el cual todos en el negocio conocen. Proporciona información sobre las transacciones —el nombre y hasta el número de Seguridad Social de una cuenta—, y estos sistemas de vigilancia han sido establecidos expresamente para vigilar el abuso de información. El sistema miraría el volumen, y luego una persona real se haría cargo y lo examinaría, volviendo en el tiempo y estudiando otras actividades extrañas".

     No fue gracioso, entonces (por no decir algo peor), que la FBI poco después concluyera públicamente que no hubo nada sospechoso sobre estas ganancias de valores previas al 11-S que indicaban alguna clase de conocimiento previo del acontecimiento. Lea la historia entera en http://portland.indymedia.org/en/2005/04/315296.shtml

     "Ciudadanos israelíes", decía la historia. Hmm... Me pregunto quiénes más podrían ser ciudadanos israelíes implicados en todo este engañoso lío. ¿Y qué hay con el rabino Dov Zakheim?.

      En un documento llamado "Rebuilding America's Defenses: Strategy, Forces and Resources for a New Century" publicado por el "Project for a New American Century" (PNAC) de The American Enterprise, el ejecutivo internacional de System Planning Corporation (SPC) Dov Zakheim, pidió como necesario "algún acontecimiento catastrófico y catalizador, como un nuevo Pearl Harbor" para crear el estado de ánimo necesario para que el público estadounidense apoye una guerra en Oriente Medio que reforme política y culturalmente la región. Siendo una voz respetada y establecida en la comunidad de Inteligencia, sus opiniones fueron con aceptadas con mucho entusiasmo, y Zakhheim se trasladó desde de su posición en la Systems Planning Corporation (SPC) y se convirtió en el Contralor del Pentágono en Mayo de 2001. Quizás no tan casualmente, fue una filial de la SPC, la TRIDATA CORPORATION, la que supervisó la investigación después del ataque terrorista contra el Centro Mundial de Comercio en 1993.

     La SPC, según su sitio web oficial, se especializa en muchas áreas de la producción y manufactura de tecnología de defensa, incluyendo un sistema desarrollado por su Grupo de Física de Radar llamado Sistema de Terminación de Vuelo (FTS). Este es un sistema usado para destruír aviones teledirigidos (que sería implementado en aviones de prueba o armamentos) en caso de funcionamiento defectuoso o "fallas". Esta tecnología altamente sofisticada de maniobras de guerra permite el control de varios "drones" desde una posición remota, en frecuencias variadas, y tiene un alcance de varios cientos de millas. Esta tecnología puede ser usada en muchos tipos diferentes de aviones, incluyendo grandes jets de pasajeros.

     Nuevamente, si usted está interesado en ahondar en los detalles más sucios de este jugador clave de los neoconservadores, eche un vistazo a Dov Zackheim y la Conspiración del 11-S  (http://web.archive.org/web/20060926151700/http://www.thetruthseeker.co.uk/article.asp?ID=2775) y asegúrese, y verifique también los vínculos a otros sitios que están al final, donde usted encontrará noticias como la de que

System Planning Corporation diseña, fabrica y distribuye tecnología altamente sofisticada que permite a un operador hacer volar por control remoto a no menos de ocho diferentes vehículos aerotransportados al mismo tiempo desde una posición ya en tierra o desde el aire. Para aquellos que están buscando un hobby extraordinariamente interesante, por favor vean las fotos y detalles de este hardware (del tamaño de un pequeño refrigerador) en www.sysplan.com/Radar/CTS. Sólo asegúrese de que su mamá no lo pille a usted causando estragos con las líneas aéreas.

    Y, por supuesto, yo sería negligente si no mencionara que el rabino Zakheim resultó ser el jefe de finanzas del Pentágono un día cualquiera cuando una conferencia de prensa fue sostenida en la ciudad de Nueva York.

El 10 de Septiembre de 2001 el Secretario de Defensa Donald Rumsfeld sostuvo una rueda de prensa para revelar que muchos BILLONES de dólares en fondos del Pentágono no podían ser justificados. Rumsfeld declaró: "según algunas estimaciones, no podemos rastrear 2.300 billones de dólares en transacciones" [US$2.300.000.000.000.000].

     Tal revelación normalmente provocaría un escándalo enorme. Sin embargo, el comienzo del ataque contra Nueva York y Washington por la mañana aseguraría que la historia permaneciera sepultada. A los billones ya faltantes en los cofres, un obediente Congreso aterrorizado por ataques de ántrax añadiría miles de millones más en asignaciones para luchar la Guerra contra el Terrorismo.

El Contralor del Pentágono en el momento del ataque era Dov Zakheim, quien fue designado en Mayo de 2001. Antes de convertirse en el gerente monetario del Pentágono, él era un ejecutivo en la System Planning Corporation, un contratista de defensa especializado en tecnologías de guerra electrónica, incluyendo sistemas de aviones teledirigidos. Zakheim es miembro del Proyecto para un Nuevo Siglo Estadounidense (PNAC) y participó en la creación de su informe de opinión del año 2000 Reconstruyendo las Defensa de EE.UU., que pedía "un nuevo Pearl Harbor".

     Este revelador pequeño noticiario (recién mencionado) puede ser encontrado en mi sitio web favorito sobre el 11-S: http://911research.wtc7.net/sept11/trillions.html

      Estas tres pepitas noticiosas empequeñecen a otras mejor conocidas conexiones entre el Estado judío y el 11-S:

los agentes israelíes Perle/Wolfowitz/Libby/etc. conduciendo la política de la Casa Blanca;
• la vinculación personal del propietario de los edificios del World Trade Center Larry Silverstein con el criminal de guerra Primer Ministro Ariel Sharon de Israel;
• el esbirro israelí Benjamin Netanyahu estando en Nueva York y diciendo que el 11-S "era una buena cosa para Israel";
• los israelíes que bailaban y que fueron detenidos por la policía de Nueva Jersey por celebrar la destrucción de las torres y tener navajas en su furgoneta;
• el aviso previo del ataque hecho por la empresa de fachada Odigo; y otras materias.

     Y yo sería negligente si no mencionara el papel del rabino Michael Chertoff, ahora a cargo de la policía secreta el Department of Homeland Security, que coordinó la no-investigación de multiples agencias justo después del 11-S.

     Ahora, muchas personas saben de qué estoy hablando, aunque la mayoría tenga miedo de hablar de ello. Racistas blancos como Edgar Steele y David Duke y hasta el fraudulentamente encarcelado Ernst Zundel identifican correctamente algunas de las reacciones negativas judías en el mundo, pero sabotean su propio mensaje maltratando a la inocente y manipulada raza negra, lo que le hace el juego a los amos manipuladores y hace que estas contribuciones revisionistas al debate más grande sobre cómo dirigir un mundo humano y sano sean menos de lo que podrían ser.

     E incluso comentaristas liberales supuestamente compasivos como William Blum, Amy Goodman y Noam Chomsky son muy tajantes cuando se trata de describir las demenciales depredaciones de Estados Unidos contra la desdichada gente pobre del mundo, pero ellos repentinamente (pero no inexplicablemente) se ponen tímidos y callados sobre el asunto de la manipulación judía de los gobiernos estadounidense y británico, de las iglesias del mundo occidental y del candado judío de lucha libre sobre el dinero, los medios de comunicación, la educación, la ley y la medicina, en esta sociedad que hemos llamado equivocadamente la nuestra propia.

      Lo que despierta mi alarma es el intento reiterado de tantos comentaristas "intelectuales" para reducir los malvados hechos de la belicista amenaza sionista de "judíos comunes y corrientes" a un cierto elemento criminal que es un peligro tanto para los judíos como para cualquier otro (lo que es ciertamente verdadero, en algún sentido). Pero al instante rechacé esa transparente astucia al comprender que todo el mal que los sionistas han hecho no sólo está cordialmente respaldado por los malvados libros conocidos como el Talmud y la Torá (los primero cinco libros del Antiguo Testamento), sino también que la existencia claramente ilegal e inmoral del Estado criminal de Israel es apoyada por todos los judíos, practicantes o no, con la excepción de un diminuto grupo disidente de judíos ortodoxos que de todos modos abrazan la misma basura de la racista supremacía judía como su credo sagrado.

     Los judíos indudablemente sienten que esto es una intrusión injustificada en sus asuntos, pero la comunidad humana insiste en conocer más sobre un dogma que entrega al resto del mundo a la esclavitud, a menudo con el status de animales o productos; y esta sensible comunidad mundial, sabiendo que es un rumbo insensato para la Humanidad seguir lo que estamos persiguiendo ahora, demanda saber por qué los judíos consideran a los no-judíos como ganado, como está escrito en los que ellos afirman que son sus libros santos.

     Además, la evidencia definitiva para mí es que la supremacía política británica en el mundo no ocurrió realmente sino hasta que los judíos "marranos" fueron expulsados de España alrededor de 1500 (los Rockefeller fueron a Turquía y luego a Holanda, donde ellos tomaron su apellido actual y se hicieron episcopalianos).

     La mayoría de aquellos expulsados fue a Holanda (lo que explica el asombroso poder político de hoy de la reina Juliana), antes de que atravesaran hacia Inglaterra y, mediante la implementación de las prácticas de la usura y del sistema bancario de la reserva fraccionaria, permitieran a Gran Bretaña convertirse en el gobernante del mundo, saqueando país tras país (como lo hizo Holanda).

      Éste era el poder de la usura: estupendo para los Imperios, malo para la gente. Pero el precio que Gran Bretaña pagó por el poder fue que tuvo que entregar su soberanía efectiva a los banqueros judíos, los que finalmente capturaron, mediante la astuta maniobra de Nathan Rothschild después de la victoria de Wellington sobre Napoleón, el Banco de Inglaterra. La "Familia Real" británica desde entonces se ha intercasado con judíos, hasta el punto de que Gran Bretaña e Israel son virtuales sinónimos.

     El columnista Henry Makow, en su reciente comentario «La Conspiración "Judía" Es el Imperialismo Británico» (http://www.savethemales.ca/000447.html), incluso admite...

     Según L.G. Pine, el editor de Burke's Peerage, los judíos "se han llegado a relacionar tan estrechamente con la nobleza británica que las dos clases con poca probabilidad sufrirán una pérdida que no sea mutua. Tan estrechamente vinculados están los judíos y los lords, que un golpe contra los judíos en este país no sería posible sin perjudicar a la aristocracia al mismo tiempo" (Cuentos de la Aristocracia Británica, 1957, p.219).

     Todavía mejor es la alarmante refutación de lo que sostiene el título de Makow hecha por un escritor paquistaní anónimo conocido sólo como H., quien rememora el saqueo de la India llevado a cabo por una "pérfida Albión" totalmente bajo el control, a mediados de los años 1800, de la dinastía bancaria Rothschild.

      Y es más que alarmante comprender que el sistema gubernamental de la India, totalmente construído por el Israel británico y provisto de títeres colaboracionistas que permanecen en el poder hasta el día de hoy, proporciona a los observadores despiertos un espejo inquietante en cuanto a lo que ha sido hecho a Estados Unidos en la última mitad del siglo XX.

     Ah sí, esta es una paranoia anti-judía en todo su esplendor. Ojalá que se hubiera detenido sólo aquí.

       ¿Sabía usted que Zecharia Sitchin, el arquitecto del paradigma New Age dominante sobre seres extraterrestres entremezclándose —creo que la frase relevante es "entraron en las hijas de los hombres", una cita del Antiguo Testamento judío— con homínidos protohumanos tempranos, es realmente un economista israelí?.

     ¿Sabía usted que, según el teólogo independiente David Livingstone, la secta wahabbi del Islam, que no sólo incluye al clan dirigente de Arabia Saudí sino también a los supuestos arquitectos de la máquina revolucionaria musulmana que ahora supuestamente se mueve alrededor del mundo sembrando las semillas del "terror", realmente fue fundada por un judío iraquí?. ¿No? Quizás usted debería comprobarlo: http://www.serendipity.li/wot/livingstone.htm
ó http://www.thedyinggod.com/

     Y finalmente, ¿sabía usted que lo que es posiblemente el acontecimiento fundacional en la historia de la civilización occidental —la fuga de Moisés desde Egipto en el siglo XII a.C.— es una historia que ha sido groseramente falsificada para usted durante más de 3.000 años de fabricación propagandística de mitos?.

     El brillante profesor polaco Marek Glogoczowski, en una reciente conferencia en Kiev, Ucrania, titulada "El Sionismo Como la Mayor Amenaza Para la Civilización Moderna", analizó el trabajo del historiador judío-romano Flavio Josefo y descubrió una mención hecha por éste del sacerdote egipcio Manetón, que vivió en el siglo V a.C. y que dejó un relato que sugiere que la historia del famoso Éxodo de los judíos fue modelada a partir de un acontecimiento histórico real ocurrido en Egipto. Citando de Josefo:

     "El faraón Amenofis, después de su victoria sobre los hicsos, acorraló a 80.000 leprosos en la ciudad de Avaris en el delta del Nilo. Allí estos leprosos se organizaron bajo el mando del archipreste Ozarzif o Moisés, y fortificaron la ciudad, pero los egipcios la conquistaron, permitiendo a los leprosos abandonar el suelo egipcio".

     Glogoczowski, que publica sus ensayos en media docena de lenguas diferentes, escudriñó el pasaje, y escribió este análisis:

    «¿Por qué esta historia del Éxodo de la Ciudad de los Leprosos —la cual "ciudad" Agustín tomó como un modelo de su Civitas Dei (Ciudad de Dios)— aparece recurrentemente en los textos relacionados con la historia de los judíos?. Hace treinta años el autor de este ensayo tuvo la posibilidad de visitar un gran leprosario, localizado en Puri, en el Estado de Orissa en India. Él aprendió allí que las bacterias de la lepra atacan al principio las neuronas que conducen señales a la piel humana, y luego también a las extremidades como dedos o narices. Éstos, no estimulados por órganos del sistema nervioso, permanecen insensibles e inmovilizados, y así rápidamente experimentan una atrofia, sus tejidos se pudren y finalmente se desprenden... La etapa posterior del desarrollo de esta enfermedad es menos visible, ya que las bacterias de la lepra atacan las células neuronales dentro del cerebro, dañándolas fuertemente, cortando las conexiones entre los diversos centros cerebrales, de manera que la persona enferma pierde el sentido de la realidad, comienza a tener alucinaciones, etcétera. Quizás Moisés, que oyó la voz de su "Señor" en el desierto, estaba en efecto afligido por esta enfermedad, que lo hizo alucinar que él conduciría a su Pueblo Elegido hacia la tierra "con la leche y la miel fluyendo"».

     Hace mucho, Sigmund Freud se mostró de acuerdo con esta interpretación.

      «Este efecto similar de la pérdida de neuronas», escribe Glogoczowski, «conectando centros cerebrales no-estimulados, ocurre cuando la gente (o cualquier otro animal cerebrado) es inhibida durante mucho tiempo en sus movimientos espontáneos... Los hombres entrenados desde la infancia para comportarse de acuerdo con... la "Ley de Moisés", deben tener partes sustanciales de sus cerebros atrofiadas...».

     «Esta específica "lepra espiritual" de la comunidad que generación tras generación se acostumbró a la lectura y la relectura de la misma "Sagrada Escritura" carente de crítica, era conocida en la Antigüedad. El contemporáneo de Filón de Alejandría, el filósofo estoico Séneca, consideraba a los judíos como "la tribu más criminal"; otro escritor romano, Celso, en su crítica tanto a los judíos como a los cristianos, comentando sobre los ritos cristianos de adoración del "cadáver muerto", comentó que "una nueva pestilencia provino otra vez desde Judea". Incluso en tiempos medievales, antes de la intoxicación masiva de los cristianos con la Biblia traducida a las lenguas nacionales, los Papas católicos advirtieron sus súbditos sobre las fechorías de la "ciega tribu de Judá"».

     Glogoczowski observa este proceso en Filón, quien a pesar de leer sólo la versión griega del Antiguo Testamento muestra esta "lepra espiritual".

     A pesar de todo, esta versión "helenizada" de la Biblia fue suficiente para moldear el "cableado" neuronal de su mente, de tal modo que las cosas normalmente percibidas como significativas llegaron a ser para él carentes de sentido, mientras que las reflexiones completamente patológicas se convirtieron en "faros" para ser seguidos por cada uno.

     Este camino patológico prosiguió en el futuro. El foco religioso se convirtió en...

     «...sólo los artefactos que tienen aplicación utilitaria son reconocidos en el judaísmo como objetos de veneración ferviente, ya que estos artefactos facilitan "la toma de posesión de la tierra", prometida por la Biblia. La adulación de variados utensilios era en el Israel antiguo tan desvergonzada, que uno de los manuscritos encontrados en Qumrán prácticamente consiste en la enumeración del equipamiento ordinario del hogar, estando cada artículo precedido por la palabra "de Dios". No exagerando en absoluto, sugerimos que si los automóviles hubieran sido conocidos ya en la Antigüedad, el objeto de adoración del Pueblo Elegido habría sido también EL VEHÍCULO DE DIOS, proporcionando un transporte sin esfuerzo alguno a las "pequeñas deidades", como Filón llamaba a sus co-creyentes.

      «El adorno, en el judaísmo, de los utensilios domésticos corrientes ha hecho a los representantes de esa religión, aunque ampliamente despreciados por su voraz cupiditas naturalis (avaricia), ayudantes muy útiles de cada gobernante que trata de ser "como los demás", y así soñando con vivir en una comodidad material aparente, asegurada por riquezas (y armas) de todas las clases. Esta fue la razón, por ejemplo, de la decisión del rey de Polonia Kazimierz (Casimiro) el Grande para abrir el país, a finales del siglo XIV, a la rica judería que estaba abandonando entonces Alemania.

     «Tales consideraciones pragmáticas y utilitarias estuvieron ciertamente también detrás de la incomprensible aceptación, por parte de la gente no-religiosa, del Antiguo Testamento como el "faro espiritual" de la fe cristiana en expansión, que fue hecha durante el Concilio de Nicea en el año 325, inmediatamente después de que los cristianos tomaron el poder en el Imperio romano. Pero la Iglesia, por la avaricia de sus líderes, aceptó la cupiditas naturalis de los hijos de Abraham como el "faro" que dirige las aventuras terrenales de esta iglesia, y rápidamente llegó a ser absorbida —como la judería a la que despreciaba— en la búsqueda interminable de la riqueza.

     «Esta predilección de la Iglesia Católica (= Universal) por la riqueza derivó automáticamente en los movimientos Protestantes separatistas, luego a las sangrientas guerras religiosas, luego a la masiva participación Protestante en el desarrollo del cáncer capitalista, y, finalmente, abarcando en la actualidad el globo entero, a la Religión Transnacional de Mammón.

      «El psicoanalista judío-alemán Erich Fromm quedó verdaderamente horrorizado, a mediados del siglo XX, cuando él comprendió, poco después de su llegada a Estados Unidos, que las élites judeo-cristianas de este "súper" país realmente sueñan con la "segunda creación" del Sistema Solar entero, en concordancia con el modelo de "mejoramiento" del mundo esbozado por la teosofía de Filón de Alejandría.

     «Parodiando la famosa exclamación de Pablo: "No hay salvación (de los cristianos) sin la fealdad del asesinato de Cristo", podemos decir que NO HAY NINGUNA SALVACIÓN HUMANA SIN LA RENUNCIA A LA BIBLIA. Este programa fue propuesto ya hace 18 siglos por Marción, hijo del obispo de Sinope, pero abandonado unos siglos más tarde gracias a los esfuerzos de ambiciosos cretinos como el famoso Tertuliano, quien creía tanto en el "logos" inventado por Pablo que él orgullosamente anunció el credo quia absurdum (o ineptum) est. En otros términos, esto significa que Dios, en el cual Tertuliano creía, está escondido en la basura lógica. Y una vez que esta BASURA LÓGICA tomó el lugar del ABSOLUTO Plotiniano, comenzó a irradiar hacia abajo, creando posteriores hipóstasis, enumeradas por Plotino.
  
  El análisis adicional de Glogoczowski lo lleva a concluír:

     «En este particular ordo vivendi judeo-cristiano (un camino siniestro), la hipóstasis (fundación) subsecuente al LOGOS de Pablo se convirtió en el ESPÍRITU DE JUDAIZACIÓN, mejor conocido hoy como la calvinista "mentalidad estadounidense". Este "Santo Espíritu de la Libre Empresa" que penetra por todas partes, crea en la Tierra la CULTURA DEL LUMPEN de los Comedores de Comida Basura, clientes de Centros Comerciales y consumidores de Ciencia Basura y de Religión Basura. Formados por esta cultura (del lumpen) los individuos crean, mediante sus laboriosas actividades, la última hipóstasis del "Absoluto" en la forma de un MONTÓN GIGANTESCO DE BASURA de dimensiones planetarias. Esta "Nueva Creación" (Nowotwór; en polaco esto significa Tumor Global), es el PROYECTO "FIN DE LOS TIEMPOS", inspirado por la Biblia y la "solidaridad" judeo-estadounidense de los banqueros que conducen a las masas.

     Conduciendo a las masas a la destrucción cierta, yo añadiría.

      Entonces... ¿Usted todavía quiere decirme que aquellos pobres judíos en Israel están siendo explotados por aquellos repugnantes viejos monarcas británicos y necrofílicos neoconservadores estadounidenses?. ¿Usted piensa que una tradición relativamente reciente de payasadas endogámicas de la realeza puede dominar a una tradición de dos milenios de antigüedad de locura completa, carnicería por dinero, y paranoia cósmica profunda?.

     Ahora sería un buena oportunidad para hablar de esto, ya que parece ser la razón principal por la que la Tercera Guerra Mundial está a punto de comenzar.

     Entonces sólo esto es lo que quiero preguntarle, querida Abby: ¿Quién piensa usted que mueve a quién?.

     Felicidades,
     John K.

     P.S.: ¿Abby? Sé que el apellido de su hermana es Landers, y el suyo es Van Buren. ¿Pero no era Friedman su apellido de soltera? Está bien. El apellido de mi bisabuelo volinio (valaco) era Max.


     Para un maravilloso recorrido del auto-odio judío y lo que esto ha hecho al mundo, revise
http://www.jewishtribalreview.org/ [sitio temporalmente no disponible].

     Esto se está alargando, de manera que mencionaré sólo un fragmento:

     ...Usted encontrará también abundante evidencia de la corrupción interna, y de una conducta horrorosa, dentro del Estado de Israel. Junto con aclarar el sólido papel de Israel en la facilitación del crimen internacional, este material debería fortificarlo a usted contra la reincidencia bajo la bandera del sionismo, en caso de que este último icono de la identidad judía lo tiente a usted de alguna manera. Si el papel de Israel como santuario para criminales judíos fugitivos, como un centro para el lavado de dinero y para el comercio de diamantes de sangre o su historial atroz en el tráfico humano no lo desilusiona bastante a usted, enfóquese en su papel histórico en el tráfico de armas y su apoyo a dictaduras crueles en sitios tales como Nicaragua, El Salvador, Guatemala, Panamá, Argentina, Chile o Colombia. La familiarización de usted con estas y muchas otras cualidades igualmente encantadoras del Estado judío debería surtir el efecto deseado.

      Yo debería advertirle que mientras usted piensa en sí mismo como un judío, usted está destinado a contender con el más antiguo y pronunciado conflicto interno de la Historia, un conflicto enhebrado y tejido en la Historia hasta un grado tan profundo que sólo el estudio serio, deliberado y honesto puede desenredarlo a usted y llevarlo a una posición de independencia.

     Mire a Hemdat, un sitio web israelí que presenta historias de rabinos ultraortodoxos y sus acólitos yeshiva que todavía lanzan excremento contra las sinagogas conservadoras. Ellos portan ametralladoras Uzi y atacan a ancianas judías por usar sus eléctricas sillas de ruedas durante el shabbat. Éste es un aspecto de la identidad judía. Otro aspecto es el millonario Edgar Bronfman, vendedor de whisky y música rap, y apoyador del sionismo; o Al Goldstein, comerciante de pornografía; o Lev Trotsky, revolucionario internacionalista financiado por capitalistas. Será su tarea revisar el material que estoy recomendando para la búsqueda de una identidad judía —más allá de las contradicciones y el conflicto— digna de ser salvada.

     El "auto-odio" judío es una difamación puesta sobre judíos por judíos, y es indicativa del conflicto que surgió dentro de un pueblo, causado por el hecho y la presunción de haber iniciado una cosmovisión totalitaria, es decir, bajo una sola autoridad, en el caso original, la de un dios.

      Esta obsesión ha demostrado ser una carga de enorme peso para la gente que la ha llevado y ha manejado su mutación bajo una variedad de aspectos, a menudo contra una voluntad general. En efecto, los judíos tienen una larga historia de opresión entre ellos mismos con esta visión fija de auto-importancia y de buscar escapar de sí mismos, en siglos recientes directa e indirectamente fabricando continuamente elementos radicales y subversivos en las sociedades más grandes que ellos habitan, manteniendo todo el tiempo un sentido patológico de superioridad y una indiferencia hacia los efectos destructivos de este modelo, excepto quizá cuando se derrumba sobre ellos.

     El verdadero sentido de "La Pasión de Cristo" de Mel Gibson no es sobre el conflicto judío/cristiano, sino sobre el conflicto judío interno, un conflicto no disminuído que es visible en Israel hoy como lo fue en la época de Jesús. Los mismos progresistas radicales y espumajeantes fanáticos fundamentalistas involucrados en el juzgamiento de Jesús están vivos hoy en Israel y en la comunidad judía en general, y ellos han arrastrado al mundo hacia su narrativa y dilema.

* * *

     ¿Sabe cuál es la mejor cosa sobre esta historia? Que los cristianos ya no pueden atacar a los judíos —y viceversa— porque ambos sufren de la misma terrible y depravada enfermedad.

     ¿Sabe cuál es la segunda mejor cosa?

     Ahora sabemos quién estuvo realmente detrás del 11-S.─


No hay comentarios:

Publicar un comentario