BUSCAR en este Blog

viernes, 23 de noviembre de 2012

Edgar J. Steele - El Sagrado Holocausto



     Desde su sitio (www.conspiracypenpal.com) hemos traducido este texto del señor Edgar J. Steele que forma parte de la serie Nickel Rant (algo así como discursos baratísimos, al parecer originalmente transmitidos de manera radial). El abogado señor Steele fue condenado hace un año por el gobierno sionista estadounidense en una burla de proceso, a un tiempo de confinamiento del que, si no ocurre algo aún impensado, no saldrá vivo. Hacemos un homenaje a un hombre valiente que ha sido víctima de una "justicia" mafiosa y criminal que pretende acallar a quienes dicen la verdad que molesta a los repugnantes mentirosos tiranos. Vaya este buen artículo y nuestro saludo al señor Steele si de alguna manera le llegase, ahora que este blog cumple dos años.


¡El Sagrado Holocausto!
por Edgar J. Steele
19 de Diciembre de 2005




     Recientemente, un suscriptor de mi lista advirtió que mi nombre había sido añadido a la breve lista de "Individuos Extremistas Estadounidenses" que está en la página web de la ADL [la judía Anti-Difamation League], junto a figuras como Ernst Zundel, William Pierce, David Irving, el doctor Ed Fields, Willis Carto y Bo Gritz, entre otros, todos nosotros identificados como siendo "Negadores del Holocausto". A aquellos sujetos, primero déjenme decirles que me siento a la vez honrado e indigno de ser incluído en sus filas.

     A la ADL digo: ¡THHBBTTT! [o THBBT, un raspberry, sonido similar a un pedo, hecho con la boca, como gesto de desprecio] ¡Eso es!. ¡Estoy jodidamente cansado de eso!. Este negocio del "Holocausto" se ha escapado de las manos. Como un perro que muerde a los niños del vecindario, tiene que ser sacrificado... para siempre.

     ¿Ustedes quieren una "negación del Holocausto", ustedes, repugnantes supremacistas judíos?. Les daré una negación del Holocausto, y no la disfrazaré con trajes académicos tampoco.

     Ustedes saben, nunca realmente he comprendido completamente este negocio del Holocausto. Primero que nada, pasó hace mucho tiempo, de modo que no es relevante para la vida hoy. Segundo, no me pasó a mí.

     ¿Qué más?... Mi familia no lo causó, así que ¿por qué debería yo siquiera preocuparme?. De hecho, varios miembros de mi familia lucharon en aquella guerra, que fue abiertamente declarada por la judería mundial contra Alemania en 1933, varios años antes de que Alemania se atreviera a responder a las demandas judías de que Alemania debía ser destruída.


El Holocausto como Religión

     Desde entonces, el Holocausto ha tomado aspectos de una religión estatal en las naciones occidentales. Simplemente no puede ser cuestionado en ningún sentido, bajo pena de prisión. No estoy bromeando: ¡prisión!. El "Sagrado Holocausto", si usted prefiere. Parece un poco extraño, de alguna manera: los mismos países que rescataron a los judíos derrotando a Alemania terminan por ser esclavizados por aquellos mismos judíos. Alemania, por supuesto, ha llegado a ser el más servil de todos.

     Fui confrontado con este asunto recientemente por un anfitrión judío de un programa de entrevistas, Donny Deutsch, en la televisión nacional. Él quiso saber si yo pensaba que seis millones de judíos que murieron en el Holocausto era una exageración. "Mire", dije, "uno sería demasiado, pero los números están enormemente exagerados. Después de todo, ellos siguen cambiando la placa que está delante de Auschwitz. Primero decía que 4 millones de judíos murieron allí; luego silenciosamente fue sustituída por otra que decía 2,6 millones. Hoy, la lápida afirma que sólo 1,5 millón de judíos murieron en Auschwitz, con serias discusiones teniendo lugar acerca de reducir todavía esta cifra hasta el rango de 700.000, y sin embargo las reducciones nunca parecen ser hechas en la afirmación de 6 millones en total".

     A Deutsch, que insistió en que la cifra de seis millones era el evangelio ("sagrado", no lo olvide), parecía que se le iba a reventar un aneurisma cuando proseguí: "Usted sabe, 75 millones de personas, militares y civiles, murieron en todo el mundo durante la Segunda Guerra Mundial, pero se supone que nosotros debemos honrar la memoria de sólo seis millones". Fui cortado antes de añadir que la mayor parte de aquellos seis millones nunca existieron y, además, que me parecía que los judíos deberían honrar a aquellos de nosotros que los rescatamos, y no al revés. Así es cómo cada vez la libertad de expresión choca contra la pared del sagrado Holocausto: debe claudicar.


La Redada Sagrada

     Ahora ellos están encarcelando a los intelectuales por el delito de decir cosas tan leves como lo que dije por la TV nacional. Los judíos obligaron a Ernst Zundel a ser arrestado aquí en Estados Unidos por un falso cargo de visa y deportado a Canadá, donde él pasó dos años en aislamiento por decir que seis millones eran demasiado; ahora él afronta una condena de prisión de cinco años en la Alemania controlada por los judíos por el mismo "delito".

     En una repetición de la pantomima de deportación de Zundel, el científico, historiador y editor doctor Germar Rudolf fue arrestado en EE.UU. por un falso cargo de visa y deportado a Alemania por los judíos. Ahora llamo a esta rutina "ser Zundelizado".

     David Irving, uno de los más respetados historiadores, escritores e intelectuales en el mundo, ahora languidece en una cárcel europea por orden de los judíos. Y otros, muchos otros. Todos enfrentan condenas de prisión larguísimas, simplemente por decir que seis millones es una exageración. Mire usted, yo no podría presentar de buena forma esta ridículez, usted sabe. ¡Prisión... por decir la verdad!. Ellos no están ni siquiera acusados de mentir, lo que, por supuesto, ellos no han hecho. Ellos están encarcelados bajo la vaga acusación de "Negación del Holocausto". ¿Qué es lo que está mal en este cuadro?.


Las Cosas Empeoran

     Espere, sin embargo. Esto empeora.

     El mes pasado, la execrable Naciones Unidas adoptó una resolución redactada por Israel que designa el 27 de Enero como el "Día Internacional de la Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto". El decreto de Naciones Unidas luego rechaza "cualquier negación del Holocausto como un acontecimiento histórico, en su totalidad o en parte".

     Este sería un buen momento para que usted vaya a averiguar la definición de "chutzpah" [caradura, patudez, desfachatez, desvergüenza], un término yíddish.

     Pero espere: esto se pone aún peor.

     Usted probablemente no va a creer lo siguiente. Yo mismo apenas lo creo. La semana pasada, la Cámara de Representantes estadounidense adoptó una resolución patrocinada por los judíos para designar cada Enero como el "Mes de la Historia de los Judíos" en todo Estados Unidos. Todo lo que queda es que el Presidente publique la procedente Orden Ejecutiva. ¿Mencioné que la Casa votó unánimemente? Unánimemente. Esto significa que tanto usted como yo votamos a favor de ello, ya que nuestros representantes estatales emiten sus votos por nosotros. Unánimemente. ¿Puede usted creerlo?.

     Ahora vaya a averiguar la definición de "hybris" [en griego, orgullo desmedido], que realmente debería ser un término yíddish.

     ¿Y usted pensó que usted estaba enfermo del Mes de la Historia de los Negros?. Usted no ha visto nada todavía. Viniendo justo detrás ahora está el Mes de la Historia de los Judíos. Qué apropiado. ¿Qué? ¿Usted no entiende el chiste?. Piense en ello.


Clavándole una Estaca al Diablo

     Ahora, yo no soy ningún historiador. No soy ninguna autoridad en la Segunda Guerra Mundial y ciertamente no afirmo ser un erudito. Pero ya que los judíos han encerrado a todos aquellos que ajustan aquellas descripciones y que se atreven a hablar claro sobre el llamado "Holocausto", corresponde al resto de nosotros continuar donde lo dejaron. ¿Qué deberíamos hacer?. Nosotros deberíamos arrastrar este mito del Holocausto hasta la luz del día y, a plena vista del mundo entero, clavar una estaca en su malvado corazón, de una vez para siempre.

     Mencioné las placas de Auschwitz. Ésa es una prueba suficiente, ahí mismo, de que seis millones es una mentira. ¡Una mentira —no un error—, una mentira judía!. Pero hay muchísimo más.

     A propósito, si los nacionalsocialistas mataron a tantos judíos, ¿cómo es que hay tantos "sobrevivientes del Holocausto", en todo caso?. Sólo estoy preguntando.


El Holocausto de la 1ªGM

     ¿Sabía usted que los judíos habían sacado antes a relucir su mentira de los seis millones, durante la Primera Guerra Mundial?. No, no lo creo. Ellos quieren que usted olvide aquella afirmación, que simplemente no se mantuvo. La gente era más informada y educada entonces, supongo, ya que de lo contrario eso podría haber ganado la fuerza que ha conseguido hoy en la tierra de las papas de sofá. "Seis millones de hombres y mujeres están muriendo" en Ucrania, afirmó el periódico The American Hebrew el 31 de Octubre de 1919, la misma afirmación que los judíos hicieron veinte años más tarde.

     Usted ve: los judíos pensaban que ellos iban a establecer Israel inmediatamente después de la 1ªGM, debido a la promesa de la Declaración Balfour de Palestina a cambio de que los judíos hubieran hecho que EE.UU. entrara en la guerra contra Alemania. Ya que la profecía talmúdica judía exige que haya una ofrenda de seis millones en un holocausto antes de que los judíos vuelvan a la Tierra Prometida, les correspondía a ellos fabricar el Holocausto en ese momento. El Talmud pedía la limpieza de las almas "elegidas", mediante el sacrificio de seis millones en "hornos ardientes", ya que no podía permitirse que almas sucias retornaran a la Tierra Prometida. Ésta es la verdadera fuente del mito de los "seis millones", así como del mito de los "hornos".

     Sin embargo, Gran Bretaña fue incapaz de entregar Palestina como lo prometió lord Balfour, ya que Palestina todavía era poseída por Turquía. Tomó otros veinte años y otra Guerra Mundial poder cumplir la promesa de Balfour. Silenciosamente, la mentira de los seis millones fue puesta a descansar, sólo para ser revivida justo antes de la 2ªGM. Se hizo exactamente la misma afirmación de que aproximadamente seis millones de judíos estaban muriendo, como parte de la propaganda para obligar una vez más a Estados Unidos a entrar en una guerra que no involucraba a ninguno de sus intereses.


Hybris Judía

     Usted realmente debe de tener una vislumbre del verdadero grado del orgullo desmedido (hybris) judío a fin de apreciar su creencia de que, si ellos lograran que el mundo entero repitiera su mentira de los seis millones, entonces Dios sería engañado y les permitiría entrar en la "Tierra Prometida". Los judíos realmente enseñan que sus mejores rabinos tienen la capacidad para vencer a Dios en los debates, por cierto. Hybris. Esta vez, haga lo que le dije antes y realmente averigüe el significado de esa palabra. Esto explica por qué la cifra de seis millones es sagrada para nuestra nueva religión estatal, el "Holocausto". Si hay un dios judío, lo que sinceramente dudo ya que la mayor parte de los judíos es atea, entonces él debe ser realmente estúpido.

     Setenta y cinco millones de personas en todo el mundo murieron en la 2ªGM. 75 millones. Con todo, ¿se supone que nosotros hemos de honrar y recordar sólo a seis millones?, ¡de 75 millones!. Sólo seis millones... ¡La mayor parte de los cuales nunca existió, en primer lugar!.


Lógica Simple

     La premisa entera del Holocausto judío desafía la lógica simple: ¿Por qué Alemania, luchando una guerra en dos frentes... con escasez de combustible... carente de todos los recursos... transporta a millones de judíos en ferrocarril... cientos y miles de kilómetros... a campos especialmente construídos sólo para mantenerlos... alimentarlos... vestirlos... tatuarlos a fin de poder seguir la pista de ellos... sólo para MATARLOS?.

     Ni siquiera comienza a tener sentido. Si los alemanes hubieran querido matar a los judíos, ellos lo habrían hecho de la manera en que los judíos rusos asesinaron a entre 20 y 80 millones de cristianos rusos a comienzos de siglo... con una bala en la base del cráneo, dondequiera que ellos fueran encontrados.

     O, como a mi socio Al le gusta decir: En toda la Europa ocupada por los alemanes, había 2,4 millones de judíos. Después de la guerra, 3,8 millones de judíos solicitaron compensaciones por el Holocausto. Trágicamente, los restantes 6 millones desaparecieron. Más judíos recibieron pensiones que los que estaban presentes en la Europa ocupada por los alemanes porque muchos de ellos se trasladaron desde Rusia hacia Occidente después de la guerra e hicieron la limpieza con la estafa de las pensiones.

     Incluso un examen superficial demuestra que los judíos mienten. Por ejemplo, la Jewish Encyclopedia confirma las cifras de Al. Por otra parte, la cifra de la población judía mundial de antes de la guerra de 15 millones diría 9 millones después de la guerra en vez de los 16 millones que da. Así es: ¡La población judía mundial realmente aumentó durante la 2ªGM!.

     En realidad, el Holocausto judío de la 2ªGM realmente no tomó forma sino hasta que fue totalmente fabricado por los judíos a finales de los años '50. Por eso en las Memorias de tantos líderes y generales de la 2ªGM, incluyendo a Eisenhower, Churchill y De Gaulle, como recientemente lo señaló el profesor Richard Lynn, «uno no encontrará ninguna mención de "cámaras de gas" nacionalsocialistas, un "genocidio" hacia los judíos, o de "seis millones" de víctimas judías de guerra».


La Evidencia

     "¿Y las cámaras de gas de Auschwitz?", pregunta usted. En el gran periódico Spotlight del fallecido Willis Carto, nada menos que el doctor Franciszek Piper, conservador mayor y director de archivos del Museo del Estado de Auschwitz, ha admitido en una película que "Krema 1", la única presunta "cámara de gas homicida" que se presenta como evidencia a cientos de miles de turistas cada año en Auschwitz, fue construída después de la guerra por la Unión Soviética.

     En 1948, tres años después de que la guerra finalizó, las formales Comisiones Aliadas de Investigación concluyeron que nadie murió por gas tóxico en ninguno de los campos de concentración alemanes, una conclusión también alcanzada por el moderno ingeniero experto forense Fred Leuchter después de un extenso examen de suelos y edificios. Leuchter perdió su negocio, su trabajo y su reputación simplemente por decir la verdad sobre sus pruebas químicas e ingenieriles, muchas de las cuales fueron repetidas por el doctor Germar Rudolf, que confirmó los resultados de Leuchter. Ése fue el delito principal por el cual el doctor Rudolf está ahora en una prisión alemana. ¡Y todavía perdura el mito del "Holocausto"!.

     "Pero las confesiones...", balbucea usted. Falsas. Cada una de ellas. Antes de los juicios-espectáculo de Nuremberg los judíos torturaron a todos aquellos oficiales alemanes, a la mayor parte de los cuales le fueron molidos sus testículos en el proceso, que es por lo cual ellos firmaron todas aquellas confesiones. Lo que es más, ellos firmaron confesiones escritas principalmente en inglés, una lengua que la mayor parte de ellos no podía leer ni hablar. ¿Usted conoce la tortura que los judíos infligen sobre los palestinos hoy cuando ellos los agarran?. Eso no es nada comparado con lo que los interrogadores judíos hicieron a sus prisioneros alemanes en Nuremberg. Lo que es aún más revelador, todos los acusadores y los jueces en Nuremberg eran judíos.

     Ninguna foto aérea de los campos durante la época de la guerra muestra montones de cadáveres o crematorios en acción. La gente razonable se pregunta: "Si hay seis millones de muertos, entonces ¿dónde están los cuerpos?". De allí y de la expresión profética del Talmud es de donde provinieron las historias de los hornos y el gas: "Ellos se convirtieron en humo". Ningún cuerpo fue encontrado entonces, ni tampoco ninguna nube de humo fue vista emitida desde los campos, ni ningún resto ha sido encontrado cerca de ninguno de los campos en cantidades que asciendan a algo más que el relativamente pequeño número de presos reconocidos por haber muerto de tifus y otras enfermedades mientras estuvieron encarcelados.

     Los documentos de la Cruz Roja Internacional claramente muestran que menos de 300.000 judíos murieron durante la 2ªGM en todos los campos de concentración alemanes juntos. Como raza, los judíos hicieron muchos menos esfuerzos de guerra que los que hizo cualquier otra nación implicada, que es por lo cual su población total aumentó durante la guerra, en contraste con la de la mayor parte de los combatientes.

     Las ridículas afirmaciones sobre judíos siendo hechos jabón y pantallas de lámpara fueron desacreditadas completamente hace mucho, y a los judíos les gustaría que usted las olvidara ahora que ellos han hecho de su engaño de los Seis Millones una religión viable. Después de todo, la carencia absoluta de alguna prueba de jabón judío o de pantallas de lámparas debilitaría su nueva religión, ¿verdad?.


Los Verdaderos Holocaustos

     Mientras tanto, hubo holocaustos genuinos que realmente ocurrieron el siglo pasado, pero que no son conmemorados. De hecho, los judíos han presentado demandas judiciales para suprimir su mención y/o su descripción exacta en las escuelas públicas y en los modernos medios de difusión.

     El indiscutible genocidio de 1,5 millón de armenios a manos de sus opresores turcos en 1915 es particularmente exasperante ya que Turquía entonces estaba controlada por los musulmanes Donmeh. Ahora, usted puede no saber esto, pero los musulmanes Donmeh son una secta conformada completamente por judíos que "se convirtieron" al Islam pero que siguieron secretamente practicando el judaísmo y rechazaban casarse con los verdaderos turcos. Éste fue el primer holocausto del siglo pasado y fue causado por judíos. Mis hijos son un cuarto armenios (mi esposa es mitad armenia y mitad alemana... para lo que viene al caso, soy mitad escocés y mitad irlandés). ¿Los hace eso sobrevivientes del holocausto?.

     En la Unión Soviética controlada por los judíos, posteriormente a la Revolución entre 20 y 80 millones de cristianos blancos sistemáticamente fueron asesinados entre 1917 y 1953. Éste fue el segundo holocausto del siglo veinte, perpetrado directamente por judíos, como una muestra de lo que ellos tienen en mente para los cristianos estadounidenses durante este siglo que empieza. ¿Qué?. No pensará usted que la des-cristianización de las escuelas, del gobierno y de la Navidad estadounidenses se detendría donde actualmente está, ¿verdad?.

     En lo que equivale al tercer holocausto del siglo veinte, los Aliados bombardearon e incendiaron Dresde, en Alemania, durante la 2ªGM, simplemente para ver si ellos podían crear una tormenta de fuego que se perpetuara a sí misma. Ellos tuvieron éxito y, en el torbellino que siguió, asesinaron a más de 500.000 personas, la mayor parte de ellas civiles, y destruyeron una de las ciudades más hermosas entonces existentes. Ya que la guerra fue emprendida por orden de y a beneficio de los judíos, la sangre de Dresde está sobre las cabezas judías (para tomar prestada la frase bíblica que dice "Su sangre sea sobre nuestras cabezas", pronunciada por los judíos que tramaron la crucifixión de Jesús-Cristo).

     El cuarto holocausto, por supuesto, es la destrucción total por parte de Estados Unidos de Hiroshima y Nagasaki con bombas atómicas. La conexión judía requiere una explicación corta. Estados Unidos cortó los suministros japoneses de petróleo, forzando su ataque sobre Pearl Harbor. Franklin Roosevelt tenía conocimiento anticipado de esto, pero simplemente dejó que sucediera, de modo que el pueblo estadounidense finalmente estuviera indignado lo suficiente como para permitir que él declarara la guerra contra Japón, que hasta entonces había estado involucrado únicamente en una guerra de bajo grado existente desde hace mucho tiempo con China. Sin petróleo, Japón estaba seguro de perder a China, de modo que se vio obligado a arremeter contra Estados Unidos. A causa del pacto de defensa mutua de Japón con Alemania, los judíos estadounidenses finalmente tuvieron su guerra contra Alemania, también, su objetivo primario al provocar que EE.UU. interfiriera en la guerra de Japón, que hasta entonces había estado confinada únicamente a Asia. Así, el holocausto nuclear desatado sobre Japón también debe ser puesto a los pies de la judería mundial.

     La verdad pone a la mentira en el negable y ridículamente llamado Holocausto judío. Tan pocos judíos murieron durante la 2ªGM, y aquellos principalmente de causas naturales, que el término "holocausto" no debería ser siquiera aplicado a lo que les sucedió. En realidad, los cuatro acontecimientos del siglo veinte que realmente merecen el término "holocausto" fueron todos causados por los judíos mismos, promoviendo sus propios intereses.


¿Por qué?

     Puesto que el holocausto judío es tan fácilmente refutado, ¿por qué los judíos lo sostienen con tanto fervor?. Hay muchas razones, además de la profecía talmúdica, por supuesto, que se deben cumplir. A propósito, hablando de profecías, ¿cree usted en ellas?. ¿Sabía usted que la población judía de Estados Unidos ahora es de aproximadamente seis millones?. ¿Sabía usted que la población judía de Israel también se cuenta en aproximadamente seis millones en este tiempo?. Veamos ahora: si la profecía realmente fuera a cumplirse, ¿cuál supone usted que será atacada primero con armas nucleares hasta extinguirse?.

     Pero volvamos a las ventajas que el "Holocausto" proporciona a los judíos: Antes que nada, esto los protege, tanto individual como colectivamente, de la crítica. Esto también les ha proporcionado ingresos prodigiosos, tanto en reparaciones como en contribuciones de ayuda por parte de los engañados, en particular la ayuda estadounidense a Israel, que, antes del comienzo de la actual guerra de Iraq, iba en aproximadamente 64.000 dólares de cada familia estadounidense. Lo que es más, el "Holocausto" forma una especie de mentalidad de "ellos contra nosotros" para que los judíos usen para mantener a sus hermanos tirando todos en la misma dirección. Y el Holocausto permite a Israel formular y dirigir la política estadounidense del Medio Oriente. El Holocausto también desvía la atención de muchos verdaderos holocaustos del siglo veinte instigados por los judíos.


En Conclusión

     Ahora, ¡ésta es una verdadera negación del "Holocausto"!. Nada del negocio de apuestas mezquinas ("¿fueron seis millones o cinco millones?") por el cual los camaradas como Zundel, Rudolph e Irving están ahora en la cárcel, esperando el juicio. Y, Dios, cuánto la merecen los judíos, créanme. Cuando ellos me etiquetaron como un Negador del Holocausto, ellos la pidieron. Ya que estamos en el baile, bailemos. No los quiero oír quejándose ahora simplemente porque les di aquello de lo cual ellos me acusaron. Y tampoco he terminado. De hecho, recién estoy entrando en calor.

     De manera interesante, cuando Deutsch en la TV nacional me lanzó aquella pregunta sobre cuántos judíos murieron durante el "Holocausto", la primera respuesta que surgió en mi mente, como en un teleprompter, fue una broma chistosa, como tan a menudo es el caso con la forma en que mi mente trabaja. Me resistí al impulso de leerlo mientras flotaban aquellas palabras, como por lo general lo hago, y, en cambio, di la respuesta que relaté antes. ¿Cuál fue la respuesta inicial que mi mente algo tortuosa ofreció?: ¡No los suficientes!. Eso sí, no pretendo sugerir que hagamos a los judíos como ellos nos han hecho una y otra vez. Pero, si seis millones realmente hubieran muerto durante la 2ªGM, ¿cree usted que estaríamos teniendo los problemas por cuenta de ellos que tenemos hoy?.

     Como me gusta decir: Estoy de acuerdo con aquellos que dicen que el anti-judaísmo es una enfermedad. ¡Usted se la agarra de los judíos!.–



No hay comentarios:

Publicar un comentario