BUSCAR en este Blog

domingo, 19 de agosto de 2012

Daniel Taylor - El Hábitat Artificial de la Humanidad


     Artículo tomado y traducido desde www.oldthinkernews.com, que se suma a otros tres que hemos presentado de este mismo autor, donde trata acerca de la masificación y estupidización de los seres contemporáneos, equiparados y equiparables en su imbecilidad a las ratas con que en su laboratorio ensayaba el psicólogo Skinner allá por los años '30.


El Hábitat Artificial Para la Humanidad:
Éste No Es el Fin del Camino
por Daniel Taylor
7 de Junio de 2012




La Humanidad está bajo ataque. Nuestros hombres están muriendo. El futuro de la Humanidad es incierto.

     El Congreso Futuro Global 2045 sostenido en Rusia a principios de este año discutió el futuro de la Humanidad en medio de una revolución tecnológica. El líder transhumanista Ray Kurzweil asistió entre otros máximos líderes de la tecnología. Maksim Kalashnikov, un defensor de la Unión Soviética, también asistió a la conferencia. Él advirtió del aumento de "bárbaros", "fácilmente engañados", cuya "mentalidad de video-juego significa que ellos podrían comenzar fácilmente a causar estragos...". Como Svetlana Smetanina reportó desde la conferencia, «Si la proporción de gente como ésta se acerca al 50% de la población de la Tierra, entonces una nueva "edad media" está casi garantizada».

     Ésta es la discusión que se está dando entre la élite y la intelectualidad: ¿Qué haremos con las masas de personas obsoletas a consecuencia de la revolución tecnológica?. Este artículo examina unos pocos ejemplos excepcionales -a los que recientemente se les prestó atención en los medios- de lo que se está haciendo actualmente, y ofrece una potencial salida de la trampa.

     Eche un vistazo a un paisaje urbano y usted verá probablemente una masa de humanidad distraída, absorta en las pantallas encendidas de dispositivos portátiles, en gran parte inconscientes de la encrucijada de la Historia que se está aproximando. Si usted es una persona de una naturaleza moral, su conciencia le dirá que hay que advertirles, darles poder e información que les ayudará a hacer la elección correcta. Si usted es un elitista con algún grado de control sobre los asuntos mundiales, usted los ve como una desagradable masa de insectos demasiado estúpidos como para comprender posiblemente lo que usted tiene en reserva para ellos. De hecho, ellos son un obstáculo para su éxito. Si ellos son lo bastante idiotas para caer en las trampas que usted ha puesto, entonces ellos merecen lo que consiguen.

     Para manejar a estos "bárbaros" ha sido creado un hábitat artificial en el cual el sistema de recompensa de nuestro cerebro es constantemente estimulado con formas artificiales de satisfacción (televisión, juegos de vídeo, pornografía, saborizantes artificiales, Facebook, etc.), en lugar de buscar verdaderos compañeros, y experiencias, conocimientos y aventuras reales. Es una matriz de la vida real. Tenemos un sentido de satisfacción artificialmente inducido, y en el fondo sabemos que es sólo una sombra de lo que podríamos ser. Éste es el ataque científico que estamos soportando, y si nos damos cuenta de ello podemos dar los primeros pasos para vencerlo.

     La dictadura científica ha estudiado la naturaleza humana y su biología sólo para elaborar armas biológico-psico-sociales contra las masas. Ellas están diseñados para anular sus procesos de pensamiento con mensajes subconscientes que apuntan a sus debilidades. Los alimentos y el agua también han sido convertidos en armas.

     La élite ha creado esta situación -usando la naturaleza humana corrupta para su ventaja- y ahora señala a la desmoralizada y embotada masa de la Humanidad abandonada frente a sus consecuencias, y se atreve a decir que somos una nueva clase de bárbaros que amenaza con desestabilizar el mundo. Mirando los frutos del trabajo de las élites, podemos ver exactamente cuál es su agenda. Este artículo de Business Insider señala unas estadísticas inquietantes:

    — En 2011, los resultados de las pruebas de conocimientos en los varones de enseñanza básica y secundaria (SAT) fueron los peores en 40 años.

    — Incluso Hollywood se ha dado cuenta: películas como "Failure to Launch", "Knocked Up" y "Jackass" se burlan de la ineptitud de esta generación.

    — Los muchachos varones se adjudican el 70% de las bajas calificaciones dadas en la escuela.

    — La investigación muestra que los tipos no están interesados en ser maridos, padres o jefes de hogar.

     Además, la salud del mundo está en un estado de necrosis. Las campanas de alarma deberían estar sonando en todo el mundo. Según Johns Hopkins, "Hacia 2015 el 75% de los adultos estará con sobrepeso, y el 41% será obeso". Las tasas de autismo continúan disparándose. A uno de cada 88 niños se le ha diagnosticado ahora algún tipo de desorden. Un estudio publicado por la revista de la American Medical Association concluyó que desde 1994, medicamentos farmacéuticos correctamente prescritos y usados explicaban "la cuarta y la sexta causa principal de muerte..." en Estados Unidos.

     En 1958 el doctor R. Swinburne Clymer denunció la agenda de la élite en su libro "La Edad de la Traición" (The Age of Treason), que fue subtitulado "Alimentos y Líquidos Usados como un Medio en Métodos Deliberada y Cuidadosamente Planeados, Desarrollados por los Elementos Depravados de la Humanidad para el Deterioro Mental y la Degradación Moral de la Masa, como un Medio Hacia Su Esclavizamiento".

     El Doctor Clymer escribió en cuanto a la destrucción del hombre:

    "Cada ser humano vigilante debería estar preocupado por varios importantes factores implicados: los métodos o medios por los cuales es posible cambiar las características del hombre tan fácilmente como las de los animales. El hombre es un guerrero por naturaleza, el protector de su familia y de sus propios derechos y privilegios; un individuo, un hombre libre... Un ser que ha elaborado grandes cosas y quien, si no se interfiere con él, hará aún mayores cosas. Este ser va a ser convertido en algo inferiormente femenino; incapaz, incluso reacio, a defenderse a sí mismo, mucho menos a su familia o a su país; convirtiéndose en un esclavo...".


La "Animalización de la Especie Humana"

     Un "audaz" nuevo mundo está surgiendo, y con ello la deshumanización de la Humanidad se está acelerando. Un lector de la novela intemporal de 1931 de Aldous Huxley "Brave New World" describe la sociedad del futuro descrita allí: "La sociedad hedonista no persigue ninguna experiencia o alegría espiritual, prefiriendo las meramente carnales. La carencia de una religión que busque un conocimiento verdaderamente transcendental asegura que las masas, de las clases superiores o inferiores, no tengan ninguna razón para rebelarse".

     El amor y el matrimonio están separados de la reproducción en el mundo de Huxley. Los bebés son criados en laboratorios mientras se anima a las masas esterilizadas a que adopten la promiscuidad.

     En nuestro mundo presente, las proyecciones del Deutsche Bank declaran que debido a las decrecientes tasas de fertilidad, "hacia comienzos de la década de 2020 la raza humana no se estará reemplazando a sí misma". La cantidad de espermatozoides en los varones también están disminuyendo por todo el mundo. Siguiendo estas tendencias está lo que algunos llaman la "animalización" de la especie humana por medio del predominio creciente de la pornografía. El Audaz Nuevo Mundo dejó de ser ciencia-ficción.

     Roger Howard escribe en la revista Futurist:

    «...la animalización de la especie humana tendrá inevitablemente consecuencias que se extienden más allá de las pantallas sobre las cuales vemos la pornografía de Internet. No sólo aquellos que participan conectados en la acción van a ser etiquetado con tales términos, sino que aquellas etiquetas plasmarán cómo nos vemos el uno al otro. Si cada uno de nosotros cada vez más ve a los otros más como "animales" que como "humanos”, entonces resulta que nuestro respeto mutuo es erosionado de manera similar. El bienestar humano está tradicionalmente protegido por un marco moral y de costumbres que simplemente no protege a los animales... y la vida humana es sagrada en una manera en que la vida animal no lo es».


La Caja de Skinner Virtual

     Los juegos de vídeo son diseñados con la psicología humana básica en mente. Ellos otorgan golosinas virtuales para el sistema de recompensa en su cerebro, que no hace ningún diferencia entre los mundos real y virtual. Su mente queda enganchada, llevándolo a usted a presionar el botón dentro de su propia personal Caja de Skinner repetidas veces. El psicólogo B. F. Skinner desarrolló la Caja de Skinner como un modo de inducir ciertos comportamientos en ratas por medio de un simple sistema de recompensas. Los juegos de vídeo utilizan la misma idea de la conducta basada en recompensas.

     Este artículo resume las varias formas en que los juegos de vídeo atrapan su mente:

    "¿Por qué tantos de nosotros tienen aquel vacío?. Porque, según el experto en todo Malcolm Gladwell, para estar satisfecho con su trabajo usted necesita tres cosas, y apuesto que la mayor parte de ustedes no tiene ni siquiera dos de ellas:

    —Autonomía (es decir, usted tiene a alguien que le dice lo que debe hacer día tras día);

    —Complejidad (de modo que no sea una repetición embotadora de la mente);

   —Conexión Entre Esfuerzo y Recompensa (es decir, usted realmente ve los estupendos resultados de su duro trabajo).

    La mayor parte de las personas, particularmente en los datos demográficos sobre los jóvenes jugadores de juegos de video, no tiene esto en sus empleos o en ningún aspecto de sus vidas diarias. Pero los juegos de vídeo más adictivos están específicamente equipados para dar a todos nosotros aquellas tres características... o al menos la ilusión de todas las tres".

     Finalmente, siguiendo las tendencias de la nanotecnología y la miniaturización, los juegos virtuales serán incrustados en todas partes en el entorno otorgando recompensas virtuales y puntos para millones de "jugadores". Ellos estarán en su automovil, en los postes de luz, en las cajas de cereal, en las paredes; incluso en sus lentes. La pregunta es: ¿quién decidirá en base a qué se otorgarán las recompensas?. Este sistema tiene el potencial para que el sueño del ingeniero social se haga realidad.


¿Qué haremos?

    Podemos alcanzar un standard más alto

     "Hacemos hombres sin tórax y esperamos de ellos la virtud y la iniciativa. Nos reímos del honor y estamos impresionados de encontrar traidores en medio nuestro. Primero castramos y luego animamos a los castrados a ser fructíferos" (C.S. Lewis).

     ¿Qué haremos acerca de esto?. ¿Cómo puede la Humanidad defenderse contra estos instrumentos de engaño y domesticación?. Hay un número enorme de soluciones potenciales para elegir. Compartiré con ustedes las que personalmente creo que serán eficaces.

     Primero, comprenda que hay una furiosa batalla siendo llevada a cabo ahora mismo entre la libertad y la tiranía. A demasiadas personas se les ha vendido la idea de que sus vidas son aburridas y de que el mundo es monótono. La realidad central de esta batalla - y la comprensión de que hay una belleza sobrecogedora en todas partes- es suficiente para liberar a la gente semiconsciente de su trance inducido por su hábitat artificial.

     El célebre intelectual y escritor C.S. Lewis declaró elocuentemente:

    «...La guerra no crea absolutamente ninguna nueva situación: simplemente agrava la situación humana permanente de modo que no podamos ignorarla más. La vida humana siempre ha sido vivida en el borde de un precipicio. La cultura humana siempre ha tenido que existir bajo la sombra de algo infinitamente más importante que ella. Si los hombres hubieran postergado la búsqueda del conocimiento y de la belleza hasta que ellos estuvieran seguros, la búsqueda nunca habría comenzado. Estamos equivocados cuando comparamos la guerra con la "vida normal". La vida nunca ha sido normal».

     El hábitat artificial en el cual vivimos nos ha seducido hacia un estado de complacencia. No estamos ejercitando la fuerza que tenemos como seres humanos. Nuestros antepasados se esforzaron por el conocimiento y la belleza en medio de grandes privaciones. Ahora estamos convencidos de que estamos al final del camino, de que no tenemos que esforzarnos por nada más, y de que no tenemos ninguna razón para rebelarnos. Es el tiempo de romper las cadenas.

     Podemos alcanzar un standard más alto y coger la mano abierta que lo divino nos está extendiendo. El control científico de la Humanidad no es a prueba de todo. De hecho, una vez que individuos llenos de espíritu divino vencen el hechizo de maldad y engaño, ellos están potenciados mucho más allá de lo que lo estuvieron antes. Le digo al Nuevo Orden Mundial: Continúen haciendo lo que están haciendo. Ustedes están construyendo el ejército que les propinará su propia destrucción. Las armas que ustedes forjan contra nosotros fallarán.–


No hay comentarios:

Publicar un comentario