BUSCAR en este Blog

sábado, 24 de diciembre de 2011

David Duke - Navidad y Hanuká


     Hemos traducido desde davidduke.com este artículo de hace tres Diciembres donde aborda el espinoso caso de la medición con varas distintas que hacen los hipócritas que se apoderaron del gobierno estadounidense, considerando dos diferentes celebraciones, religiosa una, política la otra. El ex-congresista del Estado de Lousiana, señor David Duke, también aborda el sentido que tiene la también llamada "Chanuká". Completaremos luego este artículo con el mensaje navideño del señor Duke de este año.


Navidad y Hanukkah:
Doble Standard para EE.UU.
por David Duke
16 de Diciembre de 2008



     Imagine si un grupo cristiano o musulmán celebrara un encuentro en la Casa Blanca referido a impedir a los judíos asimilarse en la sociedad de los gentiles... ¡Pero la Hanuká es una celebración de una victoria militar judía y el mantenimiento de la pureza racial judía!.

     Anoche vi a George Bush abandonando rápidamente Afganistán para encender una menorá judía [candelabro ritual] erigida en la Casa Blanca. Me detuve durante un momento y me dije: "Hay algo equivocado en este cuadro. ¿No es ésta la misma Casa Blanca que ha prohibido erigir una cruz, y hasta la tradicional escena del pesebre, en Navidad?.

     Quizás nada es más indicativo del doble standard que existe para judíos y gentiles que contrastar al gobierno y el tratamiento que los medios de comunicación hacen de Navidad y Hanuká. El Comité Judío Estadounidense, la Liga Anti-Difamación (ADL) y muchos otros grupos han estado en la vanguardia para prohibir cualquier mención de la Navidad en nuestra vida pública. Ningún grupo han trabajado más duro para sacar a Cristo de la Navidad y sacar la Navidad de nuestra vida nacional. El Comité Judío Estadounidense, el Consejo Judío de Presidentes, el Congreso Judío Estadounidense, la ADL y cientos de otras organizaciones judías, han estado en la vanguardia del esfuerzo para destruír las tradiciones cristianas estadounidenses.

     Como consecuencia de sus litigios y su intimidación, la parte cristiana de la Navidad ha sido sacada de la mayor parte de nuestra vida nacional. No sólo los villancicos están prohibidos en las escuelas públicas, sino que ahora incluso la mención de descansos como las vacaciones de Navidad (Christmas Holydays) está siendo silenciosamente suprimida progresivamente a cambio de términos políticamente correctos como "vacaciones de invierno" [boreal]. La Casa Blanca  durante mucho tiempo no se ha atrevido a exhibir una cruz o siquiera una escena del pesebre por miedo a los poderes judíos... De modo que contemple el cuadro de George Bush encendiendo una menorá judía en la Casa Blanca.

     Usted no verá ninguna fotografía de él erigiendo cruces de madera o iluminando alguna cruz adornada con velas en la Casa Blanca. Recientemente las principales organizaciones judías se volvieron locas furiosas porque la estructura del podio de la convención nacional Republicana ellos decían que se parecía a una cruz. Por supuesto es fácil que casi todo se parezca a la forma común de una cruz básica. Pero sólo el ligero parecido los hizo enfurecer. Cuando usted tiene un complejo de persecución como muchos de ellos lo tienen, es fácil creer que usted está siendo perseguido a cada instante.

     El artículo noticioso de Reuters del 1º de Septiembre de 2004 de Mark Egan tiene estos extractos:

     «NUEVA YORK (Reuters) - Voceros de la convención Republicana de esta semana hacen sus comentarios en un podio de madera que algunos grupos judíos encuentran ofensivo porque sus paneles decorativos parecen formar una cruz cristiana. Otros dos grupos judíos entrevistados por Reuters expresaron sentimientos similares… Un vocero de la convención rehusó comentar sobre el alerón del podio, diciendo a los reporteros que él no entendía por qué la gente hacía preguntas sobre tal asunto. El principal estratega político del presidente Bush, Karl Rove, dijo a CNN que él no pensaba que el maderaje decorativo del podio parecía una cruz.
     "Dios mío, ¿de dónde sacan ellos esas cosas?", dijo. "¿Le parece a usted como una cruz?. A mí no me lo parece".
     ...La separación entre la iglesia y el Estado es una cuestión clave para los votantes judíos estadounidenses y está entre los motivos por los que ellos normalmente votan a favor de los Demócratas… »

     ¿Dónde están los judíos que están tan preocupados por la "separación entre la Iglesia y el Estado", ahora que Bush ha encendido por primera vez en la historia de la Casa Blanca una menorá?.

     ¿Y exactamente de qué se trata la celebración de Hanuká que George Bush solemnizó en la Casa Blanca?.

     Déjeme citarle de un típico relato judío de ella. Tomo esta cita de Zipple, Super-sitio Judío (Jewish Supersite). Aquí están algunos extractos:

"Esto no quiere decir que la Hanuká no es importante. Después de todo, la fiesta de ocho días celebra la victoria militar judía contra los sirios… la Hanuká subyacente es un tema tan central hoy como lo era hace 2.000 años, la lucha contra la asimilación. Hoy, como entonces, los judíos son bien aceptados; los Macabeos se rebelaron no sólo contra los dirigentes sirios sino contra la práctica judía predominante de la helenización".

     Fíjese: los escritores judíos definen la celebración de Hanuká como un estímulo para la resistencia a la asimilación entre los gentiles, una batalla tan vital hoy como la que se mantenía hace 2.000 años. La palabra "helenización" es sólo una palabra sustituta para la "norteamericanización". Usted ve, todos los demás en el mundo que vienen a Estados Unidos se supone que son "norteamericanizados", cada uno por supuesto, excepto los judíos. Por causa de ellos se supone que nosotros decimos que "no está bien que ellos quieran mantener su separatismo y su no-fusión en el gran crisol de razas y credos en EE.UU.". Por supuesto los crisoles no son siempre elogiados por lo que son. El problema con los crisoles es que el fondo a menudo se quema y la costra por lo general sube a la superficie.

     Cualquier no-judío que se atreviera a decir que los judíos quieren permanecer separados y no verdaderamente asimilados en la cultura estadounidense sería etiquetado como anti-semita. Si esto es verdadero, adivino que casi toda organización judía es "anti-semita", porque todas ellas predican contra el inter-matrimonio y la asimilación.

     La verdad del asunto es que la Hanuká es una celebración sumamente etno-fóbica de una victoria militar judía y una masacre de sirios pro-griegos. Mientras mil millones de cristianos celebran la paz en la Tierra y la buena voluntad para con los hombres, la celebración de Hanuká celebra la aniquilación de enemigos de los judíos. No estoy exagerando en lo más mínimo.

     La mayoría de los feriados judíos son celebraciones de masacres de sus enemigos. Parece raro, ¿no?, que una religión reverencie victorias militares como sus fechas más sagradas.

     De hecho, el sentido dado a la Hanuká por casi todos los líderes y eruditos judíos es que ella simboliza la resistencia a la asimilación del pueblo judío, su religión y su cultura. Eso en sí mismo no es tan malo: toda la gente que quiere mantener sus tradiciones, su cultura y hasta la herencia para sus hijos, debería resistirse a la asimilación. A propósito, los términos populares hoy para la asimilación de la gente europeo-estadounidense con el Tercer Mundo son "multiculturalismo" y "diversidad". De alguna manera, aquellos términos no están destinados para que se apliquen a los supremacistas judíos, ya que ellos tienen que mantenerse puros, y no asimilados. Se supone que nosotros tenemos que tener nuestra gente y nuestra cultura asimiladas y subsumidas, pero se supone que ellos se han de resistir a la asimilación a toda costa.

     Cualquier resistencia que tengamos a perder nuestra herencia genética y cultural por la asimilación es llamada por los medios de comunicación como "chovinismo", "intolerancia", y por último "racismo". La resistencia judía a la asimilación es llamada "heroica" y una absoluta necesidad. Bush anunció que él estaba comprometido con Israel como un Estado judío. Note: él no dijo un Estado multicultural, un Estado diverso, sino como un Estado JUDÍO, en mayúsculas, que por supuesto lo es. ¡Con tres millones de palestinos viviendo bajo una opresiva ocupación militar israelí, algunos incluso se atreven a llamar a Israel la única democracia en el Oriente Medio!.

    Lo que es tan increíblemente hipócrita sobre todo el asunto es que los mismos medios que alaban la asimilación y la diversidad para los europeo-estadounidenses, no tienen ningún problema con los judíos que se resisten a la asimilación en los países en los cuales ellos habitan. Por supuesto, eso es porque los medios están dominados por el mismo grupo que celebra la Hanuká. La mayor parte de los grupos judíos que promueven la Hanuká la usan como una lección para condenar enérgicamente el inter-matrimonio entre judíos y gentiles.

     Imagine por un momento si hubiera una ceremonia en la Casa Blanca que simbolizara el rechazo Blanco a la asimilación y al multiculturalismo, y estridentemente se opusiera al inter-matrimonio de Blancos y hombres de color. ¿Piensa usted que los medios permanecerían en silencio?. ¿Y qué tal si Bush diera la bienvenida en la Casa Blanca al equivalente no-judío de los supremacistas judíos y tuvieran una celebración de una ceremonia religiosa que no permite que los judíos se mezclen o se asimilen con ellos?.

     Cada organización judía importante en el mundo tiene programas dedicados a la prevención del matrimonio entre judíos y no-judíos. ¿Con qué frecuencia son comparados ellos a aquellas organizaciones de Blancos que se oponen al inter-matrimonio?. ¿Cuántas veces ha visto usted el estereotipo de Hollywood del estadounidense sureño Blanco opuesto a la mezcla de razas?. ¿Cuántos de ustedes, escuchando esta emisión, saben que según la ley Israel no reconoce legalmente los matrimonios entre judíos y no-judíos?. ¿Cuántas veces se han atrevido los medios a comparar aquellas leyes israelíes con las antiguas leyes anti-intermatrimoniales de la mayor parte de los estados de EE.UU.?.

     ¿Cómo se mantiene este doble standard sin que haya ninguna protesta?. En verdad el doble standard que presenciamos cada día en nuestra nación revela el grado de poder judío y su influencia sobre nuestros medios, nuestro gobierno y nuestra cultura.

     Su poder nos ha conducido a una política en Oriente Medio que nos llevó directamente a la tragedia del 11-S. Extremistas judíos como Perle y Wolfowitz son reconocidos por ser los principales arquitectos de la actual catástrofe de la guerra en Iraq, una guerra creada por neoconservadores judíos y promovida por los medios dominados por los judíos. Es una guerra que puede ser buena para Israel, pero es absolutamente horrible para Estados Unidos. ¡Aquella guerra no vale la vida de siquiera un buen estadounidense; mucho menos, las vidas de más de 30.000 hombres y mujeres militares estadounidenses mutilados, cegados, lisiados o asesinados, en una guerra que sólo está haciendo a nuestros enemigos terroristas más populares en el mundo y haciendo a Estados Unidos más odiado!. Y esto ha causado la muerte de al menos un millón de iraquíes, incluyendo cientos de miles de mujeres y niños, así como millones más de mutilados, desfigurados o que se han quedado sin hogar. No me sorprende el periodista que lanzó sus zapatos sobre Bush en Bagdad. Los supremacistas judíos están incluso abogando por una extensión de la matanza a lo que ellos altaneramente llaman la Cuarta Guerra Mundial. Y ahora ellos están tratando de conducirnos a una guerra desquiciada contra Irán.

     A menos que aquel poder supremacista judío sobre Estados Unidos sea roto, nuestra herencia y nuestra libertad no sobrevivirán, y el mundo será bañado en sangre.



No hay comentarios:

Publicar un comentario