BUSCAR en este Blog

lunes, 28 de noviembre de 2011

Nicholas Goodrick-Clarke - Karl Maria Wiligut



     Damos ahora la traducción del capítulo 14 del libro "Las Raíces Ocultas del Nazismo. Cultos Arios Secretos y su Influencia sobre la Ideología Nazi" (2004, primeramente publicado en 1985) del eminente y afamado historiador británico Nicholas Goodrick-Clarke, libro que el Times Literary Supplement calificó como "un intrigante estudio de fantasías apocalípticas". No son ciertamente muchas las noticias que pueden obtenerse del personaje (llamado Karl Maria Weisthor mientras estuvo en la SS) que es objeto de este capítulo, por lo que creemos que será bienvenido por los estudiosos de estas materias.



Karl Maria Wiligut,
el Mago Privado de Heinrich Himmler
por Nicholas Goodrick-Clarke




     Los armanistas, ariosofistas y ocultistas rúnicos que hemos encontrado hasta ahora concuerdan todos con un cierto estereotipo sectario. Sus doctrinas hacían alusión a antepasados gloriosos y sobrehumanos, cuyo antiguo gobierno gnóstico había estado acompañado de sabiduría, poder y prosperidad arios en una época prehistórica, hasta que fue suplantado por una cultura ajena y hostil. Se supuso que estos antepasados su conocimiento que traía la salvación lo habían codificado bajo formas secretas (p.ej., runas, mitos y tradiciones), que podía ser descifrado en última instancia sólo por sus herederos espirituales, los sectarios modernos. List, Lanz von Liebenfels, Gorsleben y otros, atrajeron discípulos con el señuelo de tales doctrinas, que fueron intensamente diseminadas dentro de sus sectas, mientras ciertas de sus ideas y símbolos fueron filtrados a través de agrupaciones sociales más amplias. Estos hombres contribuyeron así de manera importante al estado de ánimo mitológico de la época nazi, pero no puede decirse que ellos hubieran influído directamente sobre las acciones de personas en posiciones de poder y responsabilidad política.

     Karl María Wiligut (1866-1946), llamado el Rasputin de Himmler, alcanzó realmente tal influencia. En virtud de su supuesta posesión de una memoria ancestral y una inspirada representación de las arcaicas tradiciones germánicas, él se convirtió en el consejero favorecido del Reichsfuhrer-SS Heinrich Himmler en materias mitológicas, y se le otrogó una misión oficial para la investigación de la Prehistoria en la SS entre 1933 y 1939. Durante el período de su servicio él fue promovido desde SS-Hauptsturmführer (capitán) a SS-Brigadeführer (general de brigada) por recomendación personal de Himmler. Consultado por su patrocinador sobre una amplia variedad de asuntos, la influencia de Wiligut se extendió al diseño del Totenkopfring (el anillo con la calavera) usado por los miembros de la SS, la concepción de Wewelsburg como el castillo de la orden de la SS, y la adopción de otro ceremonial, diseñado para otorgar a la ideología SS un aura tradicional de elitismo, pureza racial y conquista territorial. Pero ¿quién era Karl María Wiligut, y cómo llegó a ejercer esta extraordinaria influencia?.

     La respuesta a la segunda pregunta refleja en gran parte el carácter del propio Himmler. Entre los líderes superiores del Tercer Reich, Himmler aparece como la personalidad más ambigua, motivada simultáneamente por una capacidad para la planificación racional y por fantasías irreales. Su celo por el orden, la puntualidad y el detalle administrativo, y la impresión pedante de ser un "inteligente profesor de escuela primaria", se veían aparentemente contradichos por su entusiasmo por lo utópico, lo romántico e incluso lo oculto. Fue la imaginación idealista de Himmler la que condujo a una concepción visionaria de la SS y su futuro papel: sus tropas uniformadas de negro proporcionarían tanto la reserva de sangre pura de la futura raza-maestra aria como la élite ideológica de un gran Reich germánico siempre en expansión. Himmler se ocupó personalmente a partir de 1930 de varios proyectos diseñados para expresar el propósito moral y la misión ideológica de la SS. Las regulaciones de 1931 de los matrimonios, sus proyectos para un colegio de oficiales SS en Wewelsburg en 1933, y su estrecha colaboración con Richard Walther Darré, el principal teórico nazi de "sangre y suelo", son representativos de estos proyectos. En 1935 él estableció con Darré el Ahnenerbe. un instituto inicialmente independiente, con la misión de proseguir la investigación de la prehistoria y la arqueología germánicas. El Ahnenerbe fue incorporado posteriormente a la SS, teniendo su personal académico rango SS y usando el uniforme de la SS. Es sólo dentro de este contexto de la búsqueda de Himmler de las raíces germánicas para reforzar su ideología SS, que uno puede entender su patrocinio del ocultista völkisch de 66 años Karl María Wiligut.

     Wiligut nació el 10 de Diciembre de 1866 en Viena. Tanto su padre como su abuelo habían servido como oficiales en el ejército austriaco y el hijo mayor siguió esta tradición de familia. A la edad de catorce años él comenzó a asistir a la escuela imperial de cadetes en Viena-Breitensee, y en Diciembre de 1884 él se integró al 99º regimiento de infantería en Mostar, en Herzegovina. Él fue ascendido a subteniente en Noviembre de 1888, a teniente en 1892, y a capitán en 1903. Durante este período temprano de su carrera militar, él sirvió en los regimientos de infantería 99º, 88º y 47º en varias partes del Imperio Habsburgo. A comienzos del nuevo siglo Wiligut había demostrado alguna ambición literaria con la publicación de versos, típicamente caracterizados por la celebración de la Naturaleza, asuntos mitológicos e historia de los regimientos. Su tratamiento de la mitología era explícitamente nacionalista en Seyfrieds Runen (1903), una colección de poemas dedicados a las leyendas que rodeaban a Rabenstein en Znaim, en la frontera austriaco-morava. La introducción de Wiligut aludía al "origen germánico" de los topónimos y reflejaba el clima de los estudios del folklore contemporáneo de Franz Kiessling y Guido List. El libro fue publicado por Friedrich Schalk, que también había publicado parte de la obra temprana de List. En este tiempo Wiligut fue descrito en sus archivos militares como teniendo buenas relaciones sociales, que puede ser una referencia a su ingreso en la Schlarraffia, una logia cuasi-masónica a la cual él se había integrado en Gorz en 1889, alcanzando el grado de Caballero y el cargo de Canciller antes de su dimisión en 1909. Su nombre en la logia era Lobesam, que también aparecía en la portada de su libro. Sin embargo, no hay ninguna prueba de que esta logia estuviera aliada al movimiento pan-germánico, así como tampoco Wiligut parece haber estado asociado con ninguna otra organización nacionalista en la Austria imperial.

     En Mayo de 1912 Wiligut fue ascendido a mayor, y todavía estaba prestando servicio en el 47º regimiento de infantería al comienzo de la guerra. En Octubre de 1914 llegó a ser oficial del estado mayor en el 30º regimiento de infantería, siendo testigo de la acción contra el ejército ruso en los Cárpatos a lo largo del flanco noreste del Imperio. Después de una campaña agotadora durante la cual él estuvo en batalla o en largas marchas nocturnas, Wiligut fue promovido a teniente coronel y transferido de vuelta a Graz para organizar refuerzos para los regimientos de infantería 14º y 49º. Él fue entonces asignado al frente italiano, donde cumplió una serie de órdenes entre Junio de 1915 y la primavera siguiente. En Junio de 1916 fue designado oficial al mando de las reservas del distrito de Salzburgo y promovido al rango de coronel en Agosto de 1917. En el curso de la guerra él fue condecorado por su valentía y altamente elogiado por sus oficiales superiores. El mariscal de campo Daniel lo describió como "un carácter genuino... un oficial muy hábil, concienzudo... adecuado para comandar un regimiento", un juicio compartido por otros comandantes de alta graduación. En Mayo de 1918 a Wiligut se le ordenó volver del frente en el Tirol del sur y fue colocado al mando de campos para soldados retornados en Zolkiew, al norte de Lemberg (L'vov) en Ucrania. Después de aproximadamente cuarenta años de servicio militar profesional, él fue licenciado el 1º de Enero de 1919 y se retiró a Salzburgo.

     La subsiguiente importancia de Wiligut para los grupos völkisch y para la SS, descansaba en su reputación como el último descendiente de una larga línea de sabios germánicos, los Uiligotis del Asa-Uana-Sippe, que se remontaba a una remota época prehistórica. Wiligut afirmaba poseer una memoria clarividente ancestral, que le permitía recordar la historia y las experiencias de su tribu a través de miles de años. Es difícil establecer cuándo Wiligut se identificó primeramente con esta tradición, ya que los documentos de antes de la guerra son escasos. Él afirmaba que había recibido instrucción acerca de las runas por parte de su abuelo Karl Wiligut (1794-1883), y fechaba su iniciación formal en los secretos de su familia por su padre a partir de 1890; una serie de nueve mandamientos paganos fue supuestamente escrita por él ya tempranamente en Julio de 1908. La única fuente para la tradición pagana de Wiligut de antes de la guerra es Theodor Czepl de la Orden de los Nuevos Templarios [Ordo Novi Templi], que evidentemente sabían de Wiligut alrededor de 1908 por un círculo esotérico en Viena, entre cuyos miembros se contaban Willy Thaler —un primo de Wiligut—, su esposa Marie Thaler —la famosa actriz—, y varios hermanos de la ONT. Fue sobre la base de estas antiguas relaciones que Lanz von Liebenfels encomendó a Czepl la tarea de renovar el contacto con Wiligut después de la guerra, ya que para esas fechas los rumores de su "secreta dignidad real germana" eran corrientes en la subcultura völkisch. Czepl en consecuencia visitó a Wiligut en tres ocasiones, permaneciendo en una ocasión no menos de siete semanas en su hogar de Salzburgo en el invierno de 1920-1921. Él registró sus experiencias con Wiligut en un extenso memorándum preparado para la ONT.

     Wiligut contó a Czepl que él era el portador de una línea secreta de la realeza germana y le mostró tomos de heráldica y su propio escudo de armas y sello de familia como prueba de esta afirmación. Él indirectamente declaró que "su corona está en el palacio imperial en Goslar y su espada en una tumba de piedra en Steinamanger". Sobre la base de su memoria de clarividente ancestral él describió las prácticas religiosas, la organización militar y las disposiciones constitucionales de los antiguos germanos, en términos que también se parecían mucho a las tempranas revelaciones de Guido von List. Pero Wiligut también mantuvo que la Biblia había sido originalmente escrita en Alemania; él evidentemente se identificaba con una religión Irminista, que era distinta de y opuesta al Wotanismo, celebrando a un germánico dios Krist, que la religión cristiana había expurgado posteriormente y se lo había apropiado como su propio salvador. Wiligut también dio la bienvenida a la intentada publicación de Lanz de una segunda serie de su revista Ostara, por la luz que esto podría arrojar sobre los verdaderos orígenes arios del cristianismo. Wiligut obsequió a Czepl en la partida de éste con un poema titulado "Fe Germana", que fusionaba el pietismo místico con esperanzas de una redención nacional. De esta reunión con Czepl se puede deducir que la doctrina de Wiligut mezclaba el arcaísmo teutónico de List con el ario-cristianismo de Lanz, aunque en una forma nueva. Es también probable que sus ideas sobre Krist influyeran a Gorsleben en los años 1920.

     Estos elementos de la doctrina de Wiligut pueden ser con plena seguridad fechados alrededor de 1920. Su elaboración posterior está mejor estudiada en los copiosos escritos de su discípulo austriaco, Ernst Rüdiger (1885-1952), con quien inicialmente se reunió durante la guerra y con quien colaboró durante la década siguiente. Según Rüdiger, Wiligut atribuía a los antiguos germanos una historia, una cultura y una religión de mucho mayor antigüedad que las generalmente aceptadas por los académicos historiadores de la Prehistoria. Su cronología comenzaba alrededor de 228.000 a.C., cuando había tres soles en el cielo y la Tierra estaba poblada con gigantes, enanos, y otros seres supuestamente míticos. La Historia en sí para Wiligut comenzaba cuando sus ancestros, los Adler-Wiligoten, ayudaron a restaurar las condiciones pacíficas después de un largo período de lucha e inaugurando por lo tanto la "segunda cultura Boso", que presenció la fundación de la ciudad Arual-Jöruvallas (Goslar) en 78.000 a.C.. Los milenios posteriores fueron descritos en un registro detallado de conflictos tribales y migraciones masivas a continentes fabulosos de la tradición teosófica. Alrededor de 12.500 a.C. fue proclamada la religión Irminista de Krist, convirtiéndose en la fe universal de los germanos hasta que fue desafiada por los cismáticos Wotanistas. En 9.600 a.C. ocurrió un punto culminante dentro de las continuas guerras entre las dos religiones. Baldur-Chrestos, un sagrado profeta del Irminismo, fue crucificado por los Wotanistas en Goslar. Sin embargo, el profeta logró huír a Asia y la batalla entre esas religiones persistió durante los siglos siguientes. Los Wotanistas finalmente tuvieron éxito en la destrucción del centro sagrado Irminista en Goslar en 1200 a.C., y los Irministas fundaron un nuevo templo en las Externsteine cerca de Detmold. Pero éste les fue arrebatado por los Wotanistas en 460 [d.C.] antes de ser finalmente saqueado en su forma corrupta por Carlomagno durante su campaña contra los sajones paganos en el siglo IX.

     Wiligut asignaba un continuo e importante rol a sus ancestros en este relato del pasado. Los Wiligotis habían sido Ueiskuinigs (reyes sabios), remontando su descendencia desde la unión de los Asen (dioses del aire) con los Wanen (dioses del agua) cuando la Tierra todavía estaba poblada por seres míticos. Más tarde la tribu gobernó sobre un reino en el Burgenland, lo que explica por qué Wiligut atribuía una importancia tradicional a Steinamanger y a Viena, comparable a la de Goslar en sus remembranzas de la memoria de clarividente ancestral. En el momento de la brutal persecución por Carlomagno de los paganos en el Norte de Alemania, se suponía que los Wiligut en aquella área se habían escapado del cautiverio de los Francos y habían huído a las Islas Faroe y desde allí a Rusia Central. Allí los Wiligut fundaron la ciudad de Vilna como la capital de un extenso Imperio Gótico, cuya existencia posteriormente ha sido puesta en el olvido por hostiles intereses cristianos y rusos. Finalmente, la familia emigró en 1242 a Hungría, donde ellos disfrutaron de una pausa de la vigilancia de la Iglesia Católica y de la enemistad de los Wotanistas, como consecuencia de las caóticas condiciones creadas por las invasiones de los tártaros. A través de toda su historia, la familia Wiligut había permanecido acérrimamente leal a la fe Irminista. Entre otros miembros notables de su tribu, Wiligut mencionó a Arminio el Querusco [Armin, Hermann] y Wittukind, ambos figuras heroicas en la temprana historia germánica. Será evidente a partir de este relato épico de supuesta genealogía e historia de familia que la especulación pre-histórica de Wiligut sirvió principalmente como un escenario sobre el cual él podría proyectar las experiencias y la importancia de sus propios antepasados.

     A principios de los años 1920 Wiligut llegó a convencerse de que él era víctima de la antiquísima persecución hacia su tribu y hacia la religión Irminista. Él identificó esta conspiración moderna contra él con la iglesia Católica, la judería y la francmasonería, y también los culpó por la pérdida de la guerra (1ªGM) y el colapso del Imperio Habsburgo. A fin de hacer públicas sus ideas entre otros patriotas descontentos en la nueva República austriaca socialista, él fundó una liga anti-judía en Salzburgo y editó un periódico titulado Der eiserne Besen [La Escoba de Hierro], en la cual atacaba ferozmente tanto a los judíos como a los francmasones. En este tiempo, el matrimonio de Wiligut estuvo bajo gran tensión. En 1907 él se había casado con Malwine Leuts von Treuenringen, de Bozen, que le dio dos hijas, Gertrud (n. en 1907) y Lotte (n. en 1910). Un hijo, mellizo de una de las hijas, había muerto en la infancia, frustrando así la tradicional herencia de conocimiento tribal secreto a través del heredero hijo mayor. Wiligut había desarrollado un resentimiento hacia su esposa por esta pérdida, y llegó a estar cada vez más malhumorado en casa durante su retiro. A su esposa, por su parte, le importaba poco la tradición de él y también se indignó por la imprudente garantía financiera de Wiligut dada a una empresa comercial emprendida por un antiguo oficial camarada. Wiligut posteriormente afirmó que este hombre era otro agente de la conspiración contra él. Los asuntos repentinamente llegaron a un clímax en Noviembre de 1924 cuando Wiligut fue involuntariamente ingresado en el manicomio de Salzburgo, donde fue certificado como insano y permaneció internado hasta su liberación a principios de 1927. El informe completo sobre su condición aludía a su violencia en casa, incluyendo amenazas de matar a su esposa, proyectos grandiosos, comportamiento excéntrico e intereses ocultos, antes de diagnosticársele una historia de esquizofrenia que implicaba ilusiones megalómanas y paranoides. Un tribunal de Salzburgo lo declaró incompetente para administrar sus propios asuntos sobre la base de esta evidencia médica.

     Durante su confinamiento Wiligut siguió manteniendo correspondencia con aquellos socios leales cuya creencia en las tradiciones de él y su memoria ancestral permaneció impertérrita. Estos amigos eran sus discípulos austriacos, Ernst Rüdiger y Friedrich Teltscher en Innsbruck, y en Alemania Friedrich Schiller (ONT) y varios miembros de la Sociedad Edda, incluyendo a Werner von Bülow, Richard Anders (ONT), y la esposa del tesorero, Käthe Schaefer-Gerdau. Gracias a su apoyo y estímulo, Wiligut fue capaz de reanudar sus actividades como un sabio germánico después de su liberación del asilo. En 1932 Wiligut abandonó a su familia, el estigma de Salzburgo, y el Estado de Austria. Él emigró a Alemania y se instaló en el barrio residencial de Bogenhausen en Munich. Reanudando sus investigaciones ancestrales, él entonces se convirtió en una celebridad entre los ocultistas rúnicos de Alemania. Él fue por largo tiempo un invitado bienvenido en casa de Käthe Schaefer-Gerdau en Mühlhausen, donde un círculo conocido como "Los Hijos Libres de los Mares del Norte y Báltico" se juntaba para oír sus tradiciones de familia y su sabiduría profética. A principios de 1933 la Sociedad Edda imprimió una larga descripción e interpretación del sello de la familia Wiligut como un ejemplo excepcional de "herencia runológica armanista". Durante el verano de 1934 la Sociedad comenzó a publicar páginas de rimas rúnicas, sabiduría numerológica y versos mitológicos de Jarl Widar (el nuevo seudónimo de Wiligut) en su revista Hagal. La introducción editorial del número de Julio declaraba que la revista había entrado en una nueva era y se hallaba comprometida de ahí en adelante con la diseminación de una fuente recién descubierta de sabiduría. También sugería que tanto List como Gorsleben pudieran haber sido deudores de similares tradiciones de familia.

     Wiligut claramente reconoció la afinidad entre su propia mitología y las esperanzas apocalípticas desencadenadas en Alemania por la revolución nazi de Enero de 1933. Lo mismo hicieron otros. Su viejo amigo Richard Anders, ahora un oficial SS, presentó al viejo místico a su jefe Heinrich Himmler. Éste quedó evidentemente impresionado por la memoria de clarividente ancestral de Wiligut y decidió aprovechar tan completamente como fuera posible esta fuente única de información sobre la antigua religión y las tradiciones germánicas. En Septiembre de 1933 (a sus 66 años) Wiligut se integró a la SS bajo el seudónimo de Karl Maria Weisthor y fue designado jefe de un Departamento para la Prehistoria e Historia Antigua dentro de la Oficina Central de Asentamiento y Raza (Rasse-und Siedlungshauptamt) de la SS basada en Munich. Sus deberes aquí parecían haber consistido en consignar ejemplos de su memoria ancestral por escrito, hablando de sus tradiciones de familia con Himmler, y estar generalmente disponible para comentar sobre asuntos pre-históricos. Durante 1934 —su primer año completo de servicio en la SS— Weisthor cayó en gracia ante su nuevo señor. La correspondencia de ese año y los siguientes indica una relación más cordial entre Himmler y Weisthor, extendiéndose incluso al intercambio de telegramas de cumpleaños y regalos. Lo que es más importante, la correspondencia de Weisthor contenía muchos asuntos acerca de la tradición de la familia Wiligut, como versos rimados sobre sabiduría rúnica, poesía mitológica, ensayos sobre cosmología y las épocas de la Prehistoria mundial, una copia de sus nueve mandamientos paganos de 1908 con una transcripción rúnica, y un Padrenuestro Irminista en lengua gótica. La mayor parte de estos artículos fueron escrupulosamente firmados con las iniciales de Himmler y conservados entre sus papeles privados. En Abril de 1934 Weisthor había sido promovido a SS-Standartenführer (coronel) para reflejar su antiguo rango en el ejército austriaco imperial, y en Octubre de 1934 él fue designado jefe de la Sección VIII (Archivos) en la Oficina Central de Asentamiento y Raza. Su ascenso a SS-Oberführer (teniente-general de brigada) ocurrió el mes siguiente.

     En Agosto de 1934 Weisthor llevó a Günther Kirchhoff, un entusiasta de la Prehistoria germánica con quien él había mantenido correspondencia desde la primavera, para que Himmler le prestara atención. Günther Kirchhoff (1892-1975) vivió en Gaggenau cerca de Baden-Baden en la Selva Negra [un macizo montañoso al suroeste de Alemania]. Miembro de la Sociedad List en el Berlín de la post-guerra y socio de Tarnhari, Kirchhoff estaba interesado en la genealogía e interpretaba las leyendas como reflexiones de incidentes prehistóricos reales. Él también especulaba sobre la existencia de líneas de energía geodésicas a través de continentes enteros. Grandemente impresionado por sus cartas, Weisthor envió la correspondencia de Kirchhoff a Himmler, con el emocionado comentario de que «menos mal que aún existían otros "iniciados" (además de él) que leían los tiempos correctamente». Él también notó significativamente que Kirchhoff usaba un sello de familia. Dentro de dos semanas Weisthor siguió enviando otro ensayo de Kirchhoff titulado "Rotbart von Kyffhäuser" a Himmler y al Reichsminister Walther Darré con la expresa recomendación de que "su contenido tenía importancia trascendental tanto con respecto a nuestro propio pasado prehistórico como por sus conexiones con el presente", y le pidió a los dos líderes que lo estudiasen antes del Día de Partido, para que ellos pudieran juntos discutirlo detalladamente. El ensayo describía la organización de la Alemania prehistórica con una referencia explícita al Armanenschaft de List. Kirchhoff afirmaba que la antigua Europa había sido gobernada por los Tres Grandes, a saber el Uiskunig de Goslar, el Rey Arthur de Stonehenge, y Ermanrich de Vineta o Vilna. Subordinado a ellos estaba el Gran Rey de Turingia, Günther el Barbarroja, cuya tribu emigró a Escocia en 800 a.C., donde llegó a ser conocida como el clan Kirkpatrick. Kirchhoff deducía su propio parentesco de sangre con la tribu de Günther y con los Kirkpatrick sobre la base de la etimología elaborada por List, y adoptó un escudo de armas como el de la ciudad de Erfurt en Turingia para demostrar este vínculo familiar. Este ensayo era representativo de los cerca de cincuenta manuscritos, escritos sobre asuntos que iban desde los Nibelungos hasta los Rosacruces, que Kirchhoff presentó al Gabinete Personal del Reichsführer-SS Himmler y al Ahnenerbe entre 1936 y 1944.

     Cuando Kirchhoff comenzó a escribir acerca del significado religioso prehistórico del valle Murg cerca de Baden-Baden en la primavera de 1936, Weisthor no perdió más tiempo en desarrollar su amistad personal y visitó la localidad de Gaggenau. Acompañado por Kirchhoff, Weisthor emprendió una revisión de ocho días de este distrito de la Selva Negra en Junio de 1936. Su reporte formal a la SS llenaba 87 páginas escritas a máquina e incluía 168 fotografías de antiguas casas de paredes entramadas, ornamento arquitectónico (incluyendo esculturas, escudos de armas, runas y otros símbolos), cruces, inscripciones, y formaciones de roca naturales y artificiales en el bosque. Sobre la base de este caudal de reliquias Listianas, Weisthor concluyó que el área centrada en Schloss Eberstein constituía un gigantesco complejo religioso Irminista que representaba "el ojo de Dios en el triángulo" en topónimos y en sus características topográficas. Este símbolo religioso había sido tratado primero en uno de sus artículos publicados en Hagal: el "ojo giratorio" (Draugh) consistía en un triángulo isósceles cuyas esquinas simbolizaban el punto del espíritu, el punto de la energía y el punto de la materia, sobre un círculo que lo circunscribía y que denotaba el karma, a lo largo del cual la conciencia recorría su camino de conocimiento transcendental creciente. Mientras esta noción parece ser completamente específica de Weisthor, las referencias en su informe al oculto simbolismo arquitectónico y al vehmgericht [antiguo tribunal secreto de Westfalia] indican la influencia de List o de Gorsleben, lo más probablemente vía Kirchhoff. Weisthor hizo al menos cinco de dichas evaluaciones de lugares en Alemania, descubriendo un complejo Irminista cruciforme en el área sagrada de Goslar.

     Confiado en el patrocinio de Weisthor, Kirchhoff terminó por agotar la paciencia del instituto Ahnenerbe, al que Himmler había ordenado estudiar sus ensayos. Un académico SS, designado para examinar una piedra ritual en Baden-Baden y otros descubrimientos de Kirchhoff en Abril de 1937, relató que Kirchhoff no comprendía cómo evaluar la evidencia, que su método de datación era absurdo, y que su biblioteca contenía muchas obras ocultistas de List, Koerner y Gorsleben, pero casi nada acerca de la investigación prehistórica académica. Cuando el Ahnenerbe a comienzos de 1938 rechazó su ensayo sobre la Iglesia, Kirchhoff acusó airadamente al instituto de participar en una conspiración católica. Habiendo tenido ya bastante del interminable dar pie atrás de Kirchhoff, el Ahnenerbe tomó una línea dura, describiéndolo en sus informes a él como un "fantasioso de la peor clase" y a su trabajo como "basura". A pesar de esto, Himmler aún quería saber por qué Kirchhoff estaba siendo abandonado por el Ahnenerbe, y tomó un gran interés por su descripción de un complejo religioso hexagonal en la campiña alrededor de Raidenstein cerca de Gaggenau. Kirchhoff relacionó esta piedra con las tradiciones de familia de Tarnhari [alias de Ernst Lauterer], cuyos presuntos antepasados del siglo XVI habían llevado el nombre de Lautrer von Döfering zum Raidenstein. Himmler insistió en que el recalcitrante Ahnenerbe investigara el asunto con Kirchhoff, pero la excavación arqueológica propuesta fue postergada indefinidamente al comenzar la guerra. La verdadera importancia de esta disputa es su demostración del apoyo fundamental de Himmler a un ocultista secular ante la oposición académica de su personal en el Ahnenerbe. El hecho de que Weisthor y Kirchhoff siguieron ganando la atención y el favor del Reichsführer-SS debe haber irritado profundamente a los miembros del instituto. Por su parte, Kirchhoff siguió escribiendo para el Ahnenerbe durante la guerra. Su última carta sobreviviente a las autoridades nazis es un tratado ocultista de treinta páginas sobre la causa de los reveses alemanes de la guerra, dirigido a Adolf Hitler por medio de Himmler a finales de 1944.

     El desarrollo de Wewelsburg cerca de Paderborn como el castillo de la orden SS y su centro ceremonial, debe representar la contribución más espectacular de Weisthor al Tercer Reich. Durante la campaña electoral nazi de Enero de 1933 Himmler viajó por Westfalia, estableciendo su primera relación con "la tierra de Hermann y Widukind". La atmósfera mítica del bosque de Teutoburgo, un recorrido hasta el Hermannsdenkmal en la niebla, y el romántico castillo de Grevenburg, donde el partido del Führer alojaba durante la noche, impresionaron profundamente a Himmler y lo hicieron pensar en adquirir un castillo en esta área para objetivos SS. Después de que otros dos castillos habían sido considerados en el curso del año, Himmler visitó el Wewelsburg con miembros de su  Gabinete Personal el 3 de Noviembre de 1933 e hizo su elección esa misma tarde. Después de una posterior visita en Abril, el castillo oficialmente quedó bajo control de la SS en Agosto de 1934. Wewelsburg comenzó su nueva carrera como un museo y como colegio de los oficiales SS para la educación ideológica dentro de la Oficina Central de Raza y Asentamiento, pero fue colocado entonces bajo el control directo del Grupo Personal del Reichsführer-SS en Febrero de 1935. Esta transferencia reflejaba la importancia creciente del castillo para Himmler y la germinación de sus planes para un castillo de la orden SS, comparable al Marienburg de los Caballeros Teutónicos medievales.

     El impulso para esta cambiante concepción de Wewelsburg vino casi seguramente de Weisthor, quien había acompañado a Himmler en sus visitas al castillo. Weisthor predijo que el castillo estaba destinado a convertirse en un mágico punto de resistencia alemán en un futuro conflicto entre Europa y Asia. Esta idea estaba basada en una antigua leyenda Westfaliana, que había encontrado una expresión romántica en un poema del siglo XIX. Éste describía la visión de un viejo pastor de una "Batalla en el Abedul" en la cual un inmenso ejército del Este sería finalmente derrotado por Occidente. Weisthor trajo esta leyenda a conocimiento de Himmler, afirmando que Wewelsburg era el "bastión" contra el cual esta "nueva invasión de los hunos" sería desbaratada en cumplimiento de la vieja profecía. Karl Wolff, Ayudante Principal del Gabinete Personal, recordó que Himmler estaba muy motivado por la idea de Weisthor, que cuadraba con su propia noción del futuro papel de la SS en la defensa de Europa en una próxima confrontación Este-Oeste que él esperaba en un plazo de cien o doscientos años. Mientras no puede ser definitivamente probado que Weisthor influyó en la elección de Wewelsburg a finales de 1933, su interpretación de la leyenda y otras conversaciones con Himmler contribuyeron de manera importante a la nueva concepción de Wewelsburg como un castillo de la orden SS a partir de 1935.

     Weisthor también tuvo una influencia importante en el desarrollo del ritual SS. En el curso de sus visitas a Wewelsburg, él estableció una cálida amistad con el comandante del castillo, Manfred von Knobelsdorff. Inspirado por sus conversaciones sobre religión y tradiciones, Knobelsdorff procuró con entusiasmo revivir la fe Irminista mediante varios rituales llevados a cabo en el castillo. Éstos incluían ceremonias de bodas paganas para oficiales SS y sus novias —en las cuales Weisthor oficiaba con una vara con mango de marfil, atada con una cinta azul y esculpida con runas—, y los festivales anuales de primavera, cosecha y de los solsticios, tanto para la guarnición SS como para los aldeanos. Knobelsdorff también concluía sus cartas a Weisthor con la expresión "con lealtad Irminista", como una muestra de su interés en la vieja religión. Himmler también encargó a Weisthor el diseño del anillo SS Totenkopfring, un símbolo tangible de la pertenencia a una orden que demandaba una obediencia y una lealtad completas. El anillo era otorgado por Himmler personalmente y acompañado por un certificado que describía su decoración y significado. El diseño comprendía una calavera, la doble runa sieg, una esvástica, una runa hagal, y un grupo de runas que indicaba las tradiciones de Weisthor. El anillo estaba además ritualmente vinculado con Wewelsburg: en 1938 Himmler declaró que los anillos de todos los hombres y oficiales SS muertos debían ser devueltos para ser resguardados en un cofre en el castillo como una expresión simbólica de su comunidad duradera con la orden. Aquí nuevamente los símbolos y los rituales demuestran la contribución de Weisthor al ceremonial y a la pseudo-religión de la SS.

     Los últimos proyectos de Himmler para Wewelsburg reflejan la importancia de su culto en la SS. En el gran espacio circular abovedado de la ampliada enorme torre norte debían colgar los escudos de armas ideados para los SS-Gruppenführer muertos; en la bóveda o sala inferior de los SS-Obergruppenführer estaban previstas ceremonias no especificadas. En las alas del castillo los cuartos de estudio ya habían sido nombrados y amueblados a partir de figuras que representaban una "mitología nórdica", como Widukind, el rey Heinrich el León [s. XII], el rey Arthur y el Grial. Los planos de la zona, que databan de entre 1940 y 1942 tenían previsto el traslado del pueblo a alguna distancia más lejos y la construcción de un enorme complejo arquitectónico consistente en pasillos, galerías, torres, torreones y contramuros dispuestos en una forma semicircular en la ladera alrededor del castillo medieval original. Fotografías de modelos mostrando el proyecto, debido a su finalización en los años 1960, sugieren que Himmler soñaba con crear un Vaticano SS a gran escala en el centro de un milenario Gran Reich Germánico. También parece probable que esta ciudad visionaria habría presenciado la celebración de la religión y las tradiciones antiguas inicialmente reveladas por Weisthor en los años 1930.

     Hacia la primavera de 1935 Weisthor se había trasladado de Munich a Berlín, donde él continuó su trabajo en la oficina del Ayudante Principal del Gabinete Personal del Reichsführer-SS. Esta transferencia al séquito superior indica cuán altamente Himmler valoraba a Weisthor y sus conversaciones juntos. Según testigos presenciales, éste estaba ahora más ocupado que nunca, rodeado por ayudantes, ordenanzas, y el tráfago general del gobierno en la capital de Reich. Un automóvil oficial recogía diariamente a Weisthor desde su casa en el exclusivo Grunewald, a menudo antes de que él hubiera terminado su desayuno, para que el oficial mayor pudiera conformar un exigente programa de reuniones, correspondencia y viajes. Las frecuentes visitas sociales a la casa de la calle Kaspar Theyss 33 incluían a Heinrich Himmler, Joachim von Leers, Edmund Kiss, Otto Rahn, Richard Anders y Friedrich Schiller. Además de su participación en Wewelsburg y sus evaluaciones en terreno en la Selva Negra y otras partes, Weisthor siguió produciendo ejemplos de sus tradiciones familiares, como los lemas Halgarita, mantras germánicos diseñados para estimular la memoria ancestral, un calendario Gotos con versos para 1937, y el diseño para el SS Totenkopfring. Un interesante ejemplo político de su trabajo es una fórmula para el restablecimiento de la religión Irminista en Alemania que detallaba las disposiciones para las restricciones del sacerdocio, la nacionalización de toda la propiedad eclesiástica, y la restauración y la conservación de los monumentos antiguos. En Septiembre de 1936 él fue promovido a SS-Brigadeführer (general de brigada) en el Gabinete Personal del Reichsführer-SS (Himmler).

     Otto Rahn (1904-1939), el talentoso joven autor e historiador, también trabajó con Weisthor durante su período de Berlín. Nacido el 18 de Febrero de 1904 en Michelstadt en Odenwald, Rahn había completado sus estudios universitarios en literatura y filología hacia 1928. Habiendo llegado a estar profundamente interesado en los cátaros medievales y en las leyendas del Grial, él investigó y viajó extensamente por Provenza, Cataluña, Italia y Suiza durante los siguientes cinco años. Él finalmente fusionó las tradiciones de los trovadores y Minnesänger, la herejía cátara y las leyendas del Grial —para postular una religión gnóstica de origen gótico que había sido suprimida de manera brutal por la Iglesia Católica medieval—, en su historia romántica Kreuzzug gegen den Gral [Cruzada contra el Grial] (1933), que le ganó un auditorio europeo. Después de 1933 Rahn vivió en Berlín y se dedicó a estudios adicionales en esta veta. Su búsqueda de una tradición religiosa germánica basada en herejías y leyendas interesó a Himmler, quien buscaba la colaboración de Rahn en la investigación patrocinada por la SS. En Mayo de 1935 Rahn se integró al departamento de Weisthor como un civil. Él se incorporó a la SS formalmente en Marzo de 1936 y fue promovido a SS-Unterscharführer (NCO [oficial no-comisionado, oficial sin mando]) el mes siguiente. El mismo año emprendió un viaje de investigación a Islandia bajo los auspicios de la SS, y posteriormente publicó un diario de viaje de su búsqueda de la tradición cátaro-gótica a través de Europa titulado Luzifers Hofgesside [Sirvientes de Lucifer] (1937). Después de su servicio militar de cuatro meses con la división SS "Oberbayern" en el campo de concentración de Dachau a finales de 1937, le concedieron permiso para dedicarse totalmente a escribir hasta su inexplicada renuncia a la SS en Febrero de 1939. Él murió muy poco después el 13 de Marzo de 1939 por enfriamiento mientras caminaba por las montañas cerca de Kufstein.

     Otto Rahn pertenece a un género europeo de románticos escritores de viajes e historiadores. Entre sus triunfos de una narrativa pastoral y atmosférica están sus vívidas descripciones del campo en verano en Hesse, los valles del Tirol del Sur, la firmeza rocosa de Montségur y el pueblo local donde pasó un invierno atrapado por la nieve, y la desolación y la monotonía de Islandia. Mientras la musa de Rahn y la erudición medianamente culta lo distingue de los antojadizos ocultistas arios dedicados a las runas y a los megalitos, existe una cierta identidad de intereses y motivos entre ellos. Este fundamento común tiene que ver con la búsqueda de una perdida tradición germánica, supuestamente obscurecida o destruída por la iglesia Católica y otros intereses hostiles. En Septiembre de 1935 Rahn escribió con entusiasmo a Weisthor sobre los sitios que estaba visitando en su búsqueda de las tradiciones del Grial en Alemania, pidiéndole una completa confidencia sobre esos asuntos, excepto tratándose de Himmler. La tentativa de descubrir tal tradición indica la pasión compartida por Rahn, Weisthor e Himmler igualmente. Los tres creían que una llave secreta para la antigua cultura pagana podía ser encontrada en el presente.

     Cuando la SS decidió evaluar el punto de vista ideológico de Evola, el filósofo idealista italiano, Weisthor fue consultado. El barón Julius Evola (1898-1974) predicaba una doctrina de elitismo y antimodernidad basada en una tradición ario-nórdica definida por la mitología solar y el principio aristocrático masculino, como opuesto al principio femenino de la democracia. Estas ideas encontraron expresión en sus libros sobre racismo, misticismo del Grial y tradiciones arcaicas. No completamente aceptable para la línea oficial del partido fascista en Italia, Evola había comenzado a buscar el reconocimiento en el extranjero: sus ediciones alemanas comprendían Heidnischer Imperialismus [Imperialismo Pagano] (1933) y Erhebung wider die moderne Welt [Rebelión contra el Mundo Moderno] (1935). A principios de 1938 la SS comenzó a investigar sus ideas y se le pidió a Weisthor que comentara sobre una conferencia pronunciada por Evola en Berlín en Diciembre de 1937. Tres conferencias adicionales fueron dadas en Junio de 1938 y otra vez Himmler refirió el asunto a Weisthor, con la petición adicional de que examinara el libro de Evola sobre el imperialismo pagano desde la perspectiva de sus propias tradiciones. Weisthor contestó que Evola trabajaba a partir de un concepto ario básico, pero que era completamente ignorante de las instituciones germánicas prehistóricas y de su sentido. Él también observó que este defecto era representativo de las diferencias ideológicas existentes entre la Italia fascista y la Alemania nacionalsocialista, y podría finalmente perjudicar la permanencia de su alianza. El informe de Wiligut fue manifiestamente respetado. A su debido tiempo la SS dispuso que las actividades de Evola en el Tercer Reich deberían ser desalentadas.

     Los acontecimientos exactos que conducen hasta la renuncia de Weisthor a la SS permanecen nublados en la incertidumbre. Se ha dicho que la salud del viejo vidente estaba en una rápida decadencia a pesar de la poderosa medicación intentada para mantener su vitalidad y sus facultades mentales; también, que esa misma medicación provocó cambios desafortunados en sus hábitos y su personalidad, incluyendo un fumar en exceso y alcoholismo. Considerando el celoso entorno de Weisthor, cualquier incapacidad habría sido notada rápidamente. Sin embargo, la historia psiquiátrica de Weisthor todavía permanecía como un secreto bien guardado, ya que su curriculum vitae de Mayo de 1937 había sido sellado después del escrutinio confidencial. Pero en Noviembre de 1938 Karl Wolff (Ayudante Principal del Gabinete Personal) visitó a Malwine Wiligut en Salzburgo, con lo cual su documentación más temprana llegó a ser conocida y una fuente de vergüenza para Himmler. En Febrero de 1939 Wolff informó al personal de Weisthor que el SS-Brigadeführer se había retirado por su propia petición por motivos de edad y pobre salud y que su oficina sería disuelta. Himmler solicitó la devolución del SS Totenkopfring de Weisthor, su daga y su espada, que él sentimentalmente guardó bajo cerradura y llave personal. El retiro oficial de Weisthor de la SS fue datado el 28 de Agosto de 1939.

     La SS siguió cuidando de Wiligut en su retiro, pero los años finales de su vida son un registro de inconsciencia y lastimoso vagabundeo en la Alemania de la guerra. Elsa Baltrusch, miembro del Gabinete Personal del Reichsführer-SS, fue designada como ama de casa de Wiligut, que no eran sino unos cuartos asignados en Aufkirchen. Esto pronto resultó demasiado apartado para Wiligut después de haber estado en lo denso de las cosas en Berlín, de manera que ellos se trasladaron a su querido Goslar en Mayo de 1940. Su alojamiento en el Werderhof en la ciudad lamentablemente fue luego requisado para convertirse en un establecimiento de investigación médica en 1943, con lo cual la pareja se movió a una pequeña pensión SS en el Wörthersee en Carintia, y pasaron el resto de la guerra en Austria. Después de ser desalojado y asignado a un campamento de refugiados en St. Johann cerca de Velden por las fuerzas de ocupación inglesas, Wiligut sufrió un derrame cerebral que le causó una parálisis parcial y la pérdida del habla. A él y a su compañera les permitieron posteriormente volver a su vieja casa familiar en Salzburgo, pero el pasado infeliz hizo de éste un arreglo insatisfactorio para todos los involucrados. Wiligut quiso volver a Alemania, su patria optativa, de manera que la pareja viajó hacia la casa de la propia familia de Baltrusch en Arolsen en Diciembre de 1945. El viaje resultó ser demasiado para el anciano y fue hospitalizado a la llegada. Karl Maria Wiligut murió el 3 de Enero de 1946, el último de su línaje secreto.



No hay comentarios:

Publicar un comentario