BUSCAR en este Blog

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Paul C. Roberts - EE.UU. y la "Red Haqqani"



     Desde globalresearch.ca llega esta noticia publicada por el doctor Paul C. Roberts hace dos días, el 26 de Septiembre de 2011, que advierte sobre planes siniestros que se vienen implementando desde hace un tiempo sobre ex-aliados de EE.UU.



Paquistán y "La Red Haqqani":
La Última Amenaza Orquestada por EE.UU.
y el Final de la Historia
por Paul Craig Roberts



     ¿Ha escuchado antes usted hablar de los Haqqanis?. No lo creo. Como Al-Qaeda, sobre la cual nadie había escuchado antes del 11-S, la "Red Haqqani” ha aparecido a tiempo para justificar la siguiente guerra de EE.UU.: Paquistán.

     La afirmación del presidente Obama de que él había exterminado al líder de Al Qaeda Osama bin Laden desinfló la amenaza de aquel espectro que prestó servicio durante mucho tiempo. Una organización terrorista que abandonó a su líder, desarmado e indefenso, convirtiéndolo en un blanco fácil para el asesinato, ya no parece formidable nunca más. Es el tiempo para un nuevo y más amenazante espectro, la búsqueda de cual mantendrá la "guerra contra el terrorismo” en función.

     Ahora el "peor enemigo" de EE.UU. son los Haqqanis. Además, a diferencia de Al Qaeda, que nunca estuvo ligada a un país, la Red Haqqani, según el Almirante Mike Mullen, presidente de los Jefes de Estado Mayor Conjunto estadounidenses, es un "verdadero brazo” del servicio de inteligencia del gobierno paquistaní, el ISI. Washington afirma que el ISI ordenó a su Red Haqqani atacar la embajada estadounidense en Kabul, Afganistán, el 13 de Septiembre, junto con la base militar estadounidense en la provincia de Wadak.

     El senador Lindsey Graham, un miembro del comité de Fuerzas Armadas y uno de los principales agitadores belicistas Republicanos, declaró que "todas las opciones están en la mesa” y dio al Pentágono su garantía de que en el Congreso había un amplio apoyo de los dos partidos para un ataque militar estadounidense contra Paquistán.

     Como Washington ha estado asesinando a un gran número de civiles paquistaníes con drones [aviones no tripulados] y ha obligado al ejército paquistaní a cazar a Al Qaeda a través de la mayor parte de Paquistán, produciendo decenas de miles o más de paquistaníes dislocados en el proceso, el senador Graham debe tener algo más grande en mente.

     El gobierno paquistaní piensa así también. El Primer Ministro paquistaní, Yusuf Raza Gilani, llamó a su Ministro de Asuntos Exteriores a casa desde conversaciones que éste mantenía en Washington y ordenó una reunión de emergencia del gobierno para evaluar la perspectiva de una invasión estadounidense.

     Mientras tanto, Washington está reuniendo motivos adicionales para añadir a la nueva amenaza de los Haqqanis para justificar hacer la guerra contra Paquistán: Paquistán tiene armamento nuclear y es inestable y las bombas nucleares podrían caer en las manos equivocadas; EE.UU. no puede ganar en Afganistán hasta que haya eliminado los refugios en Paquistán, bla, bla, bla.

     Washington ha estado tratando de intimidar a Paquistán para que éste inicie una operación militar contra su propia gente en Waziristán del norte. Paquistán tiene buenas razones para resistir a esta demanda. El uso de Washington de la nueva "amenaza Haqqani" como una excusa para una invasión podría ser la manera de Washington de vencer la resistencia de Paquistán a atacar a su provincia de Waziristán del Norte, o podría ser, como algunos líderes políticos paquistaníes dicen, y el gobierno paquistaní teme, un "drama" creado por Washington para justificar un asalto militar en otro país musulmán más.

     Durante todos los años de su servidumbre como una marioneta de los estadounidenses, el gobierno de Paquistán ha tenido que cargar con esto. Los paquistaníes dejaron que EE.UU comprara el gobierno de Paquistán, entrenara y equipara su ejército, y estableciera interconexiones de la CIA con la inteligencia paquistaní. Un gobierno tan dependiente de Washington podía decir poco cuando Washington comenzó a violar su soberanía, enviando drones y equipos de fuerzas especiales para aniquilar supuestamente a Al Qaeda, pero por lo general matando mujeres, niños y agricultores. Incapaz de someter, después de una década, a un pequeño número de luchadores talibanes en Afganistán, Washington ha colocado sobre Paquistán la culpa de su fracaso militar, tal como Washington culpó de lo interminable de su guerra contra el pueblo iraquí al presunto apoyo de Irán a la resistencia iraquí contra la ocupación estadounidense.

     Algunos analistas entendidos sobre los que usted nunca oirá en los "medios de comunicación dominantes" [mainstream media] dicen que el complejo militares/seguridad estadounidense y sus putas neoconservadoras están orquestando la 3ª Guerra Mundial antes de que Rusia y China puedan estar preparadas. A consecuencia de la opresión comunista, un porcentaje significativo de la población rusa está en la órbita estadounidense. Estos rusos confían en Washington más que en Putin. Los chinos están demasiado ocupados tratando con los peligros del rápido crecimiento económico como para prepararse para la guerra y están lejos detrás de la amenaza.

     La guerra, sin embargo, es la sangre vital de las ganancias del complejo militares/seguridad, y la guerra es el método elegido de los neoconservadores para conseguir su objetivo de la hegemonía estadounidense.

     Paquistán limita con China y antiguas partes constituyentes de la Unión Soviética en las cuales EE.UU ahora tiene bases militares en las fronteras de Rusia. La guerra estadounidense encima y la ocupación de Paquistán probablemente despertarán a los somnolientos rusos y chinos. Como ambos poseen misiles balísticos intercontinentales [ICBMs] nucleares, el resultado de la avidez de ganacias del complejo militares/seguridad como de la codicia de un Imperio de los neoconservadores podría ser la extinción de la vida en la Tierra.

     Los patriotas y superpatriotas que están de acuerdo con las agendas del complejo militares/seguridad y de los patrioteros neoconservadores, están fomentando como resultado el "final de los tiempos", tan fervorosamente deseado por los evangélicos que creen en un supuesto "rapto" [de los cristianos por Cristo], quienes se elevarán por los aires hasta el cielo mientras el resto de nosotros muere en la Tierra.

     Éste no es el resultado esperado por el Presidente Reagan para terminar la guerra fría.



No hay comentarios:

Publicar un comentario