BUSCAR en este Blog

martes, 12 de julio de 2011

Patrick Grimm - La Durga Judía y la Cleptocracia de los Goyim


     Desde radicalpress.com nos llegó este artículo en inglés del autor señor Patrick Grimm, de quien no tenemos mayor información. Allí se decía que este texto había a su vez sido publicado en el sitio zionistwatch.wordpress.com, pero éste ya no está disponible más (déjate de andar censurando contenidos y cerrando blogs, tontorrón). De todas maneras, a pesar de haber sido presentado en Mayo de 2008, sus enunciados no han perdido frescura (como tampoco la han perdido los que ya os dijimos). Su temática es interesante y algunas noticias, sorprendentes. Aquí va en castellano.

Durga. British Museum.

La Durga Judía
y la Cleptocracia de los Goyim
por Patrick Grimm
7 de Mayo de 2008



     Está claro que el gobierno de Estados Unidos está ahora completamente en las garras de un vil cártel de gángsters criminales. Estos criminales de carrera son en su mayoría supremacistas judíos que manejan una relación repugnantemente simultánea entre el Gobierno, los medios de comunicación e Israel. El patriota norteamericano Jack Bernstein, antes de ser asesinado por el Mossad de Israel describió una conexión o un eje entre Washington, Tel-Aviv y Moscú. Estos tres trabajaron juntos para llevar a cabo los objetivos y aspiraciones del sionismo mundial. Por supuesto Moscú no es tan cooperativo por estos días, pero ¿quién lo necesita?. El favoritismo sionista que está teniendo lugar en Washington DC no tiene ninguna necesidad ahora del difunto régimen comunista para apuntalar su maldad, su latrocinio, sus juegos de espía y su falsía hipócrita, todas constantes en la historia judía.

     No, la brigada "judíos-primero-al-final-y-siempre" tiene a nuestro gobierno en las palmas de su numerosas manos, como Durga [1]. Estos sionistas, neo-conservadores, industrialistas militares pseudopatriotas, globalistas, pro Nuevo Orden Mundial, devotos intervencionistas, internacionalistas aún más devotos, financistas sin fronteras, mandamases de los medios de comunicación, rabínicos enjambres religiosos talmúdicos del Chabad Lubavitch junto con la izquierda Hollywoodense y la intelectualidad judía de Nueva York estilo República de Weimar, han emprendido una guerra tanto contra la verdad como contra la memoria histórica en Estados Unidos. Por supuesto nuestra dócil y comprometida cleptocracia de goyim [2] es más que vertiginosa para obligar a los Leales a la Judería, y cada político de carrera y candidato presidencial [3] ha dejado esto en claro sobradamente en sus discursos y prácticas de campaña, perorando y votando contra los intereses, el futuro y hasta la existencia de los hombres, mujeres y niños euroamericanos a cada instante.

[1] Durga es representado como un aspecto guerrero de Devi o Parvati, con diez brazos, que monta a un león o un tigre, lleva armas y adopta mudras o gestos de mano simbólicos. Esta forma de la Diosa es la encarnación de la energía femenina y creativa (Shakti). Fuente: Wikipedia, su fuente para la información sionista y amistosa con el judío.
[2] Una cleptocracia (kleptós + kratein = el gobierno de los ladrones) es un término aplicado a un gobierno que amplía el patrimonio personal y el poder político de los funcionarios del gobierno y la clase dirigente (cleptócratas) a costa de la población. Un gobierno cleptocrático a menudo va más allá de conceder simplemente los contratos principales y los empleos del servicio civil a sus amigos (un rasgo común de gobiernos corruptos [cita requerida]). Ellos también crean proyectos y programas en un nivel político que sirven al objetivo primario de canalizar el dinero de la tesorería hacia los bolsillos del ejecutivo con poco o ningún respeto por la lógica, la viabilidad o la necesidad de aquellos proyectos. Fuente: Wikipedia, su fuente para la información sionista y amistosa con el judío.
[3] El martes, la que espera ser Presidente Hillary Clinton advirtió que Estados Unidos potencialmente podría “hacer desaparecer totalmente” a Irán si intentara un golpe nuclear sobre Israel. Éste es un escenario improbable, pero sirve para poner a Tel-Aviv sobre aviso de que Clinton será respetuosamente deferente a las demandas del sionismo.
 <http://www.reuters.com/article/wtMostRead/idUSN2224332720080422>

      Si alguien necesitara que le leyeran las hojas de té y pidiese mayores certezas de que el gobierno norteamericano estaba completamente poseído por y profundamente metido en el bolsillo de los poderes supremacistas judíos, entonces al firmar una Ley Global sobre Antisemitismo el decadente alcohólico, orgullosamente ignorante y funcionalmente analfabeto George W. Bush, la muerte de EE.UU. debería haber conducido ceñudamente a casa incluso al núcleo duro de los patrioteros y pegadores de lemas autoadhesivos en sus parachoques. El Departamento de Estado norteamericano dijo en su Informe sobre el Antisemitismo Global [4. <http://www.state.gov/g/drl/rls/40258.htm>] que “el antisemitismo Global en los años recientes ha tenido cuatro fuentes principales”. Según el Ministerio de Asuntos Exteriores (State Department) éstos incluyen:

— El tradicional prejuicio antijudío que ha penetrado Europa y algunos países en otras partes del mundo durante siglos. Éste incluye a ultranacionalistas y a otros que afirman que la comunidad judía controla los gobiernos, los medios, el comercio internacional y el mundo financiero.

— El fuerte sentimiento anti-Israel que cruza la línea entre la crítica objetiva de las políticas israelíes y el anti-semitismo.

— El sentimiento anti-judío expresado por parte de la creciente población musulmana de Europa, basado en la antipatía existente desde hace mucho tiempo tanto hacia Israel y los judíos, así como la oposición musulmana a la expansión de Israel sobre los territorios ocupados, y más recientemente en Iraq.

— La crítica tanto hacia Estados Unidos como a la globalización que se desborda hacia Israel, y a los judíos en general, que son identificados con ambos.

     Como uno puede ver, todo el "anti-semitismo" antes descrito —siendo semita un curioso nombre para un grupo de judíos ashkenazis que en gran parte no tienen ningún rasgo semítico o una conexión con el Israel bíblico— [5. Ver Arthur Koestler, La Décimotercera Tribu] es sólo crítica verbal o escrita que cabría dentro del discurso político protegido, en caso de ser dirigido contra la mayoría de otros grupos identificables, razas o afiliaciones religiosas, encontrándose los judíos en estas tres categorías por sus propias escrituras y declaraciones, aunque ellos hayan tenido algunas discusiones internamente destructivas sobre qué es un judío [6. La característica más notable que define a la mayor parte de los judíos parece ser un "egotismo auto-elegido” que se manifiesta en un deseo fanático por controlar los gobiernos, los ingresos, las libertades y los pensamientos de las personas no-judías].

     Por otro lado, los extremistas judíos durante muchas décadas han llevado a cabo una implacable y no-irónica (según ellos) campaña de odio y difamación contra los cristianos, los cristianos de raza blanca en particular, y han vociferado en adelante con tratados académicos, obras literarias, películas, documentales y sitios web [7] demonizando cada una y todas las cosas europeas y blancas. Aún a pesar de esta realidad, los intereses judíos y las agendas judías deben ser protegidos por el GOBIERNO AUTOCRÁTICO y protegidos de las miradas y palabras críticas, vengan de donde vinieren, mientras la temporada de caza es declarada por estos mismos acólitos de la administración tribalista sobre todas las cosas cristianas y europeas. Estos judíos particulares, inadvertidamente o no, han dejado revelar sus muchas manos codiciosas una y otra vez, y sus objetivos están más que claros para todos excepto para los demasiado desinformados y obtusos, pero aún así, condenada sea el alma valiente que menciona aquellas intenciones en voz alta.

[7] <http://racetraitor.org/>. Éste es un sitio web dirigido por judíos encabezado por el académico judío Noel Ignatiev, un profesor de Harvard que literalmente pide “la muerte de la blancura”. Imagine a un profesor europeo-norteamericano que exija la "muerte de los judíos” o la "muerte de la judeidad". Ignatiev también se considera a sí mismo un anti-sionista, lo cual sólo significa que los sentimientos anti-europeos tienen menos que ver con el sionismo y sí más que ver con que si el académico es judío.

     ¿Cuáles son las actuales intenciones del supremacismo judío y la caza de brujas instigada por los judíos del State Department contra los parias políticamente incorrectos y blasfemos?. Realmente es muy simple: Estos supremacistas étnicos quieren que se haga un retrato deshonesto y expurgado de su propia naturaleza, su lugar y su papel corrosivo sobre este planeta. La ácida naturaleza histórica de las maquinaciones judías, del judaísmo y el Estado de Israel debe ser recortada, y cada partícula y fragmento de verdad y de historia genuina hecho desaparecer. ¡Ellos quieren que todos los desagradables zarcillos y los molestos investigadores de su identidad verdadera sean podados antes de que estas protuberancias sean detectadas, descubiertas y (¡YHWH lo prohíbe!) comentadas.

     A esta altura usted podría estar diciendo: “Oh, Grimm, usted es uno de aquellos locos conspiracionistas, ¿verdad?. ¡Usted ve una conjura judía detrás de cada árbol, y un sionista bajo cada cama!”. Pero usted tiene que entender algo claramente. Cuando le dije antes que “la intelectualidad judía ha emprendido una guerra tanto contra la verdad como contra la memoria histórica en Estados Unidos”, no estaba exagerando. La verdad y la memoria histórica ya han sido proscritas en muchas partes del mundo, incluyendo Canadá, Gran Bretaña, Francia, Austria, Alemania, etc., etc., ad infinitum.

     Pero de todos modos usted podría protestar: “Aquello no puede sucederle al bueno de EE.UU, Patrick!. Después de todo, ¡los yihadistas musulmanes nos odian sólo por lo libres que somos!”. Mi amigo, no voy a hilar muy delgado aquí, pero usted es un tonto para no ver el acrecentamiento del Leviatán federal ahora convertido en un títere por los parásitos del ZOG. Usted es ignorante e intelectualmente perezoso para no saber que Ernst Zundel fue perseguido y finalmente secuestrado desde Estados Unidos y llevado a Alemania para su encarcelamiento, todo bajo la autoridad de la Patriot Act y las draconianas medidas de "anti-terrorismo" puestas en vigencia desde el 11 de Septiembre. Una de éstas ha sido la Orwelliana, o aún más adecuadamente, la judía neo-conservadora Acta de Prevención contra la Radicalización Violenta y el Terrorismo Interno [Violent Radicalization and Homegrown Terrorism Prevention Act]. Este pedazo de legislación fue escrito por la prominente judía israelí y partidaria del sionismo Jane Harman, una congresista por el Estado de California. Se aprobó el año pasado con un poco de ayuda de nuestro Congreso financiado por el AIPAC [Comité Estadounidense de Asuntos Públicos Israelíes] por una votación casi unánime de 405 votos contra 6. ¿Asombroso, verdad?. En un artículo pertinente relacionado con este acto del Congreso, el periodista de izquierda Philip Giraldi presenta los peligros de la gravosa legislación de Harman y lo que esto presagia para los futuros disidentes:

     “A diferencia de las investigaciones en el pasado, donde la actividad era llevada a cabo colectivamente, el acta que establece la Comisión de Prevención de la Radicalización Violenta y el Terrorismo Interno [Violent Radicalization and Homegrown Terrorism Prevention Commission] facultará a todos los miembros de la comisión a arreglar audiencias, obtener testimonios, e incluso tomar juramentos a testigos, significando que audiencias múltiples podrían efectuarse simultáneamente en varias partes del país. Los diez miembros de la comisión serán seleccionados por su "pericia", aunque la mayoría será designada por el Congreso mismo y reflejará los intereses políticos habituales. Por esta labor se les remunerará con un sueldo del nivel de un alto ejecutivo y dispondrán de personal y asesores para asistirlos. La ley de Harman no define claramente el comportamiento terrorista y le deja a la Comisión misma la tarea de identificar lo que es terrorismo y lo que no lo es. La redacción del Acta define parcialmente "terrorismo interior" como "planificación" o "amenaza" de usar la fuerza para promover un objetivo político, significando esto que sólo pensar en hacer algo podría ser suficiente para merecer la etiqueta de terrorista. El Acta también describe "radicalización violenta" como la promoción de un "sistema de creencia extremista" sin que intente definir "extremista".

     Como debería estar claro a partir de la vaguedad de las definiciones, se podría abusar fácilmente del Acta de Prevención contra la Radicalización Violenta y el Terrorismo Interno para definir a cualquier grupo que esté presionando al sistema político como "terrorista", desde polígamos, partidarios de los derechos de la Segunda Enmienda, protestantes anti-aborto, agitadores anti-impuestos fiscales, activistas de inmigración y pacifistas” [8. <http://www.huffingtonpost.com/philip-giraldi/the-violent-radicalizatio_b_74091.html>]. Por supuesto, ya ha sido usada contra los críticos de Israel y del poder sionista organizado, sean ellos de izquierda o de derecha y contra muchos norteamericanos que han dicho la verdad sobre los históricos males judíos.

     Pero es realmente mucho peor que esto. Como anexos al Informe sobre el Antisemitismo Global, el Ministerio de Asuntos Exteriores [State Department] ha compilado una extensa lista de todas las cosas ahora definidas como "antisemitismo". Estos delitos de expresión y pensamiento están expuestos como advertencias para cualquiera que se atreva a criticar a la Tribu o tan sólo a contar inquietantes hechos establecidos sobre el pueblo judío. En un auténtico estilo talmúdico, LA VERDAD NO CONSTITUYE UNA DEFENSA. Aquí está el resumen de aquella lista:

1. Cualquier aseveración de que la comunidad judía controla el gobierno, los medios, el comercio internacional y el mundo financiero es anti-semíta.

2. Cualquier opinión enérgica anti-Israel es anti-semíta.

3. La crítica virulenta de los líderes de Israel, pasados o presentes, es anti-semíta.

4. La crítica de la religión judía o sus líderes religiosos o su literatura, sobre todo el Talmud y la Kabalá es anti-semíta.

5. La crítica del Gobierno estadounidense y el Congreso por estar bajo la influencia de la comunidad judío/sionista, incluyendo AIPAC, es anti-semíta.

6. La crítica de la comunidad judío/sionista por promover el Globalismo [el Nuevo Orden Mundial] es anti-semíta.

7. Culpar a los líderes judíos y sus seguidores por incitar la crucifixión romana de Cristo es anti-semíta.

8. La disminución de la cifra de 6 millones de víctimas del holocausto es anti-semíta.

9. Llamar a Israel un estado racista es anti-semíta.

10. La afirmación de que existe una conspiración sionista es anti-semíta.

11. Afirmar que los judíos y sus líderes crearon la revolución bolchevique en Rusia es anti-semíta.

12. Hacer declaraciones despectivas sobre personas judías es anti-semíta. [9]

[9] <http://newsfromthewest.blogspot.com/2008/05/according-to-us-state-department-facts.html>


     Le parece a este autor que habría sido mucho más simple decir: "Usted no puede decir nada sobre los judíos a menos que usted los elogie”. Sería más sucinto y no perdería el tiempo con prohibiciones específicas prolijas. Por supuesto, es obvio por qué esta lista es necesaria. Sólo las afirmaciones verdaderas tendrían que ser prohibidas y condenadas como "anti-semitismo" u odio. Las declaraciones falsas, como el Birdman suele decir, podrían ser fácilmente refutadas y desechadas por la judería organizada, pero tales intentos NUNCA son hechos. Los supremacistas judíos necesitan hinchadas burocracias gubernamentales y leyes rígidas para prohibir cualquiera de estos particulares pensamientos e ideas, porque ellos son MANIFIESTAMENTE VERDADEROS más allá de cualquier duda razonable. Sólo las verdades incómodas y demostrables requieren su supresión por los gobiernos, el encarcelamiento de los contadores-de-la-verdad y el cierre de sitios sobre verdad en Internet. Nada salvo el gobierno totalitario sostendrá las Grandes Mentiras Judías y protegerá a los Grandes Mentirosos Judíos de la ira de la mayoría.

     Pero a pesar de una avalancha de revelaciones relacionadas con delitos extremistas judíos, el vil cártel del gangsterismo judío prosigue su marcha, al estilo militar, con la ayuda de nuestro gobierno cleptocrático de ladrones, bellacos y posibilitadores, rumbo a la pesadilla de Sión. El archi-Durga, la monstruosidad llena de púas de la judería, ahora alcanza con sus incontables brazos a cada individuo, no por benevolencia o porque nobleza obliga, sino para sangrar la tierra, violar sus recursos y sus pueblos, hacer la guerra sangrienta contra todos los que vengan y romper cualquier equilibrio que posiblemente aún quede. El que todo esto no sea evidente para más personas es una indicación de la solidez de nuestra decadencia y de la erradicación casi al por mayor de toda forma de vida más alta y de los elevados pensamientos por los malhechores mañosamente malévolos de la Diáspora.


No hay comentarios:

Publicar un comentario