BUSCAR en este Blog

martes, 28 de junio de 2011

J. Bruce Campbell - ¿Cuál Fue el Pecado Imperdonable de Hitler?


     Desde www.veteranstoday.com hemos tomado y traducido este artículo del señor John Bruce Campbell publicado allí el 11 de Mayo de este año, donde analiza la que a su juicio es la causa mayor de la persecución que se hizo sobre la Alemania nacionalsocialista, que sería una económica, dado que el Führer de un plumazo mandó al traste el supuesto intocable sistema financiero mundial mediante la valoración del trabajo y la inteligencia de su pueblo por sobre el interés usurero del capital. La vehemencia de ciertos pasajes del artículo no resta méritos a su idea central. El señor Campbell es uno de los fundadores del estadounidense Movimiento Milicia que, como dice en el sitio rumormillnews.com, tuvo un breve auge con las atrocidades de Ruby Ridge, Waco y las condenas ilegales de miles de estadounidenses, movimiento que fue asesinado el 19 de Abril de 1995 en Oklahoma City, en el atentado a un edificio federal.


¿Cuál Fue el Pecado Imperdonable de Hitler?
por John Bruce Campbell
11 de Mayo de 2011



     Hitler resistió al judaísmo. Cuando usted es un pequeño niño, en la escuela o en las películas resistir al judaísmo puede ser hecho parecer una cosa muy mala. Como un adulto, a usted se le puede hacer pensar que resistir al judaísmo es lo peor, la cosa más peligrosa. Cuando usted ve lo que le ha pasado a la gente que ha resistido al judaísmo, bien, usted seguramente no quiere que eso le pase a usted.

     Adolf Hitler fue, es y siempre será el carácter más peligroso en la Historia debido a su resistencia contra el judaísmo, combinado con su elocuencia para explicar por qué el judaísmo debe ser resistido. Algunos de nosotros combatidores de judíos tenemos un lema personal, delenda est judaica, o el judaísmo debe ser destruído. O, Defensa Contra la Agresión Judía. Cuando hemos estudiado la historia de cualquier período, el que prefiera, o sólo mirado las noticias, los verdaderos humanos reaccionan con el impulso natural de quitar este cáncer de la sociedad. El ejemplo más asombroso de la mentalidad judía fue el cruel asalto del año pasado (2010) contra los humanitarios que intentaban llevar comida, medicina y materiales de construcción a la gente de Gaza. Los procedimientos judíos son repelentes para la mente humana y no son examinados demasiado por esa misma razón.

     El judaísmo puede ser simplemente descrito como un modo de actuar muy malo.

     Hitler nunca intentó destruír el judaísmo, sino más bien aislarlo y quizá sacar a sus partidarios de Europa. Esto siguió a las tentativas de entrenar a los judíos para ser seres humanos productivos en sitios como Dachau y Theresienstadt. Como Evelyn Kaye escribe en El Agujero en la Hoja (The Hole in the Sheet), los judíos ortodoxos no trabajan. Ellos son alérgicos a trabajar, prefiriendo en cambio ocuparse leyendo el Talmud y discutiendo sin parar con otros judíos sobre lo que ellos leen. Entonces hay un problema grande con los judíos, su rechazo a trabajar y a producir algo que no esté basado en la estafa y en confundir a sus víctimas.

     La tentativa de Hitler de reeducar a los judíos, que no trabajaban, y luego removerlos de Europa fue una labor que estaba en curso. Desde que los jázaros hubieron infiltrado Europa desde el Este, su plan para relocalizarlos era llevarlos de regreso a los límites de donde ellos habían salido. Este proyecto dependía del éxito de la Operación Barbarroja, el gran asalto contra la Unión Soviética que fue siempre el último y declarado objetivo de los nacionalsocialistas. El comunismo tenía que ser destruído de modo que el judaísmo pudiera ser confinado de nuevo a su hogar tradicional en la Zona de Asentamiento (Pale of Settlement) [1]. El plan básico de Hitler para los judíos era de alguna manera confinarlos y aislarlos en un lugar en el cual ellos pudieran ser impedidos de hacer a la humanidad más daño. Ésta es una cosa muy difícil de hacer porque hay muchas facetas en el judaísmo, la más peligrosa de las cuales es la banca, que es el punto principal de este artículo.

[1. Pale of Settlement, Zona de Asentamiento o Zona de Residencia, creada en 1791 y eliminada en 1917, la región fonteriza occidental del Imperio ruso en la que se permitió el asentamiento de judíos, que incluía Lituania, Bielorrusia, Polonia, Moldavia, Ucrania y zonas occidentales de Rusia. Véase http://en.wikipedia.org/wiki/Pale_of_Settlement y http://es.wikipedia.org/wiki/Zona_de_Asentamiento]

     Porque ahora veo que el objetivo principal de mantener vivo el Holocausto es proteger las prácticas bancarias judías.

     Antes de que revisemos eso, examinemos el Holocausto brevemente. Es una materia enorme, pero todo el asunto queda desbaratado por la visita grabada en video a Auschwitz efectuada por un joven judío norteamericano llamado David Cole, que tuvo lugar en 1992. Por ejemplo, hace una docena de años fui visitado por un reportero llamado Dave Hendrix del Dallas Morning News. Él me entrevistaba para una gran historia que él estaba escribiendo acerca de la milicia y el movimiento de resistencia general en EE.UU. Él pasaría cuatro días entrevistándome en mi casa en Carmel, California. Cuando primero fuimos presentados, sin duda conociendo mi actitud, él hizo una revelación: “Debo decirle antes de que comencemos, que soy un creyente en el Holocausto”. Inmediatamente respondí: “No hay problema”. Y nada más se habló de ello durante más o menos un día. Durante el segundo día, antes de que él se retirara a su hotel, le pregunté si querría mirar una película. Él estuvo de acuerdo. Le mostré la visita de David Cole a Auschwitz, y cuando terminó dijo: “Bien, hay otro punto de vista”. Dave, sin embargo, estaba estupefacto. Él finalmente dijo: “Aquello fue devastador para todo lo que siempre he creído".

     Al cuarto día, yo había persuadido a Dave para que abandonara su proyecto sobre milicia y resistencia y en cambio escribiera un gran artículo sobre Oklahoma City, ya que mi buen amigo Cheri Seymour tenía mucha información de primer orden sobre ese asunto en sus archivos. Reacio al principio para acometer esa materia, él finalmente solicitó y consiguió luz verde desde Dallas. Esto casi lo mató. Dave se encontró con Cheri y conmigo una semana y tanto más tarde en Hermosa Beach y recibió su primera carga de documentos de Cheri. Él volvió a su departamento y sufrió un severo ataque cardíaco. Su esposa estaba por suerte excepcionalmente en casa y consiguió a la gente de EMT (Emergency Medical Technician) a tiempo para salvarlo, lo que él no habría sido capaz de hacer por sí mismo. Cuando él finalmente se recuperó, la historia sobre Oklahoma City fue anulada y Dave fue hecho jefe de redacción, para nunca otra vez investigar y escribir como él lo había estado haciendo durante muchos años. Cuando nos encontramos otra vez, él dijo simplemente: “Ellos me atraparon. Eso no fue un ataque cardíaco natural”.

     Como usted verá en el video de Cole, la santa cámara de gas es una falsificación, lo que hace a la historia entera del Holocausto una falsificación. Usted puede estudiarlo durante un día o por toda una vida y su conclusión será la misma: Nunca hubo un plan para exterminar a los judíos y hubo nunca un instrumento para ello. Como el profesor Robert Faurisson lo ha pedido durante años: “Muéstreme una sola cámara de gas. Dibuje para mí una cámara de gas”. No se puede hacer porque hubo nunca tal cosa.

     Está el asunto de los Seis Millones. Como nosotros en el movimiento anti-judío bien lo sabemos, los judíos estaban reclamabando durante la Primera Guerra Mundial, en los años anteriores a ella y en los posteriores, que seis millones de judíos habían sido exterminados por los alemanes. Por supuesto, nadie tomó esto en serio. Hacia 1943, los judíos norteamericanos afirmaron otra vez que seis millones de judíos estaban en peligro de aniquilación o habían sido de hecho aniquilados, años antes de que la misma descabellada afirmación arrancara otra vez alrededor de 1960. Ahora, ¿por qué es esto?.

     Sabemos ahora que los perturbados mentirosos judíos están guiados en esto por una fijación mística hacia el número seis, como se ve con su símbolo nacional, la estrella de seis puntas. Seis, o seiscientos, o seis mil, o seiscientos mil, o seis millones de judíos deben ser eliminados antes de que el Mesías retorne o Israel reaparezca o lo que sea. No es importante para nosotros, sólo que éste es un número mágico para ellos. Y ellos deberían ser totalmente quemados en hornos. De ahí, la palabra Holocausto (= totalmente quemado). [http://www.thebirdman.org/Index/Jews/Jews-History&ScripturalOriginOfThe6MillionNumber.html]

     Los seis millones de judíos exterminados por los nazis dependieron en gran parte (el 66%) de Auschwitz, donde cuatro millones de ellos fueron infamemente llevados a la muerte. Gracias a Ernst Zundel y a la Cruz Roja Internacional, Mijail Gorbachev en 1989 liberó para la Cruz Roja los registros de muertos capturados en Auschwitz. Los cuarenta y seis volúmenes cubren el período de 1941 a 1943 y registran aproximadamente 69.000 muertes, principalmente por enfermedad o causas naturales. La Cruz Roja Internacional (IRC) había investigado todos los campos alemanes y polacos durante y después de la guerra y había estimado aproximadamente 200.000 muertos, algunos de ellos judíos. Cuando el Ejército estadounidense liberó Dachau, por ejemplo, de los 32.000 presidiarios aproximadamente 1.200 eran judíos. La representación judía era tan exigua durante la Segunda Guerra Mundial que era insignificante, excepto en sus mentes. En sus mentes, los 60 millones de reales muertes de verdaderas personas eran insignificantes, no dignos de consideración.
[http://www.ihr.org/jhr/v12/v12p265_Weber.html]

     Nosotros podemos leer y leer, y mientras más leemos el más grande fraude es revelado. Es por eso que lo principal es mirar el video de David Cole y no ser demasiado envueltos en el Holocausto, de una manera u otra. Pero deberíamos entender el verdadero propósito del adoctrinamiento del Holocausto, que ahora creo que es éste: nuestro dinero.

     Nuestro dinero es nuestra sangre vital. Sin el dinero, por supuesto, morimos como individuos. Sin un sistema de dinero apropiado, la sociedad muere, que es más o menos lo que le está sucediendo a nuestra sociedad ahora. Esto es debido al sistema judío de dinero impuesto a nosotros por los extranjeros que poseen la compañía rentable privada que ellos llaman el Sistema de la Reserva Federal.

     Estamos hoy siendo testigos de los peligros de los metales preciosos. Los únicos metales que son preciosos para mí son el acero, el plomo y el bronce. El oro y la plata, mientras son embriagadores en su maravillosa plenitud, son tan peligrosos y volátiles como las bebidas alcohólicas y tanto como para hacerle perder probablemente su discernimiento –y su fortuna. No hay nada honesto o mágico ni necesario en que el dinero de una nación esté "respaldado" por oro o plata. Esto fue demostrado por Adolf Hitler durante los años 1930. Fue probado tan concluyentemente que los judíos quieren asegurarse de que nunca sea intentado otra vez. ¡El mejor modo de garantizar esto es asociar el dinero libre de deuda con el asesinato masivo!.

     Por alguna razón, los judíos del mundo querían destruír Alemania. Nosotros probablemente nunca podremos entender su insana motivación para hacer esto, pero los hechos no pueden ser negados. Ellos también quisieron destruír la clase dirigente rusa y al pueblo ruso, como vimos que sucedió después de su apoderamiento de Rusia en 1917. Y vemos que ellos aparentemente querían destruír al pueblo norteamericano desde hace tiempo, fechándose al menos desde 1913. La destrucción de los rusos, alemanes y europeos en general dependía de su apropiación del sistema bancario norteamericano en 1913, porque esto fue seguido cercanamente por la devastación totalitaria que comenzó en 1914 con el asesinato del Archiduque austriaco por Gavrilo Princip.

     La Primera Guerra Mundial finalizó en 1918 y esto dio inicio a la gran miseria en Alemania. Los alemanes fueron culpados por los vencedores de comenzar la guerra y fueron obligados a pagar "reparaciones" que se hicieron tan extremas a principios de los años 1920 que su dinero perdió todo su valor. Cientos de miles de alemanes fueron privados de comida hasta la muerte por causa del dinero y debido a un bloqueo por Inglaterra y EE.UU. para impedir que les llegase comida. Un convoy de comida fue organizado por Henry Ford, Herbert Hoover y Vidkun Quisling de Noruega, para rescatar a la hambrienta gente de Alemania y a otros en Europa. El nombre de Quisling ha sido convertido en una palabra sucia por los judíos y es malempleado hoy por la gente que debería saber más. Él fue un gran humanitario y estuvo de parte de Alemania contra las fuerzas del judaísmo y el bolchevismo durante más de veinte años. [N. del Trad.: En efecto, Quisling curiosamente aparece en los diccionarios de inglés como sustantivo común, significando traición y colaboración con el enemigo].

     Adolf Hitler, como Franklin Roosevelt, subió al poder democráticamente en Enero de 1933, desde las profundidades de la Depresión mundial. Tanto Alemania como EE.UU. pasaban hambre debido a las acciones del Sistema de la Reserva Federal, entonces hacía veinte años. Ellos pasaban hambre porque el Fed [apócope de dicha organización] había "desvalorizado" la oferta de dinero, retiró el dinero de la circulación y rechazó emitir nuevo dinero. El crédito a los agricultores y negocios e individuos fue negado sin ninguna razón particular. Roosevelt proscribió el oro y comenzó su confiscación en Abril, bajo la amenaza de castigo de diez años en prisión y diez mil dólares en multas. Una vez que él consiguió todo nuestro oro, que estaba entonces avaluado en aproximadamente veinte dólares la onza, él subió el precio a treinta y dos dólares. Esto lo convirtió en la estafa más grande y más atrevida hasta aquel tiempo. Por supuesto, los estafadores del Sistema de la Reserva Federal consiguieron el oro –y el aumento masivo de su valor.

     ¡Hitler subió al poder sobre un país en bancarrota y privado de comida, con una cesantía de aproximadamente el 50%!. Los norteamericanos habían robado el oro de toda Alemania a principios de los años '20, de modo que no había ninguna base para un sistema monetario, además de seguir tomando prestado de los truhanes judíos de Wall Street que había dado a Alemania el Plan Young y el Plan Dawes de endeudamiento perpetuo a banqueros privados enmascarados como el "banco central". ¿Qué hacer?.

     Hitler y Hjalmar Schacht emitieron dinero sin deuda, basado en el dinero libre de deuda de Lincoln. Lo que ellos hicieron condujo a la rápida regeneración de la economía alemana y a una mayor prosperidad mundial de la clase obrera, mientras el resto del mundo se quedó empantanado en la Gran Depresión dirigida por los sádicos banqueros centrales. Éste era el peor crimen posible, y tuvo que ser castigado con la guerra más terrible en la Historia humana, incluídos bombardeos incendiarios de ciudades enteras y una deliberada hambruna masiva de millones de personas después de la guerra. Nuestras bombas atómicas habrían caído sobre los alemanes, pero éstas no estaban listas entonces; entonces ellas fueron dejadas caer sobre los aliados de Alemania que trataban de rendirse. Por favor, remítase al pequeño y encantador libro de Theodore Kaufman, "¡Alemania Debe Perecer!", que era la base del Plan Morgenthau para Alemania, ejecutada despiadadamente por David Dwight Eisenhower, que causó la muerte de hambre de millones de alemanes.

     Ellen Brown y Bill Still nos han provisto de proyectos monetarios sin deuda que nos librarán de los chantajistas de la Reserva Federal y eliminarán nuestro endeudamiento con las mugrosas ratas en menos de un año, basado en el modelo de Hitler, que ellos no quieren decir. John F. Kennedy declaró la guerra contra los chantajistas del Fed emitiendo cuatro mil millones de dólares en billetes estadounidenses sin deuda, en Abril de su último año en la Tierra. Abraham Lincoln primero emitió dinero sin deuda cuando los banqueros a los que él se había acercado para préstamos de guerra quisieron el 34% de interés. Él sólo sobrevivió unos pocos días más que su guerra por causa de sus crímenes contra los banqueros.

     Entonces entendamos lo que hay detrás del Holocausto. ¿Por qué Brown y Still, ambos genios monetarios, no quieren acreditar a Hitler y a Schacht con el secreto para la prosperidad económica ante la vista de la catástrofe total?. ¿Por qué?, ¡debido al Holocausto!. El más grande milagro económico en la Historia ocurrió en Alemania bajo Adolf Hitler, que ignoró la intención de los banqueros centrales de violar al mundo, apropiándose de bienes raíces mediante un interés alto y deflación. Los rusos han confirmado recientemente las sospechas de que la leyenda norteamericana de la Depresión (“Tan mala como fue - nadie pasó hambre”) es una mentira. Los investigadores rusos han revelado que millones de norteamericanos realmente murieron de hambre y desprotección durante los años 1929 a 1941 pero sus muertes fueron atribuídas a causas naturales.

     Como Hitler comentó en su declaración de guerra después de Pearl Harbor, él había librado a Alemania de las condiciones doblemente devastadoras del Tratado de Versalles y la Depresión mundial general hacia 1935, mientras Roosevelt mantuvo a los poderosos EE.UU. en la miseria abyecta con sus políticas de hambre de la Reserva Federal hasta el presente (Diciembre de 1941). Él robó el oro de toda la gente y luego aumentó su valor en un 60%. Y él rechazó hacer lo que Lincoln había hecho antes y lo que Kennedy haría después de él: Roosevelt rechazó emitir dinero sin deuda y rescatar al pueblo norteamericano de la pobreza agravada, la degradación y la muerte por hambre.

     ¿Cómo podía ser eso?. ¿Cómo podía Hitler declarar tal cosa?. Porque era verdad. Era simple y era verdad. El secreto para la prosperidad general y permanente es para el gobierno de cualquier país emitir dinero sin deuda en cantidades necesarias para el comercio y el crecimiento. Eso es lo que los fundadores tuvieron en mente con el Artículo 1 sección 8 de la Constitución. Deberíamos leer esto de tiempo en tiempo. La cláusula 5 dice que "El Congreso tendrá el poder de acuñar moneda, regular el valor de ella y de la moneda extranjera, y fijar el estándar de Pesos y Medidas". La cláusula 6 es aún mejor: "El Congreso tendrá el poder para deparar el castigo por falsificar los valores y la moneda en uso de Estados Unidos".

     Usted puede ver dónde pone esto a los dueños de la compañía de falsificación llamada el Sistema de la Reserva Federal. El castigo propuesto para la falsificación era la ejecución por colgamiento.

     De todos modos, déjenos reconocer el Holocausto por lo que es: un dispositivo para hacer de la idea del dinero libre de deuda repulsiva a nuestras mentes, porque cualquiera que [no] lo hiciera, realmente sólo quiere gasear a los judíos.



5 comentarios:

  1. Sí, Hitler atentaba directamente contra el "Reino del Oro" al reemplazar el Patrón-Oro por el Patrón-Trabajo, liberando de la usura y el préstamo con interés al pueblo. Recordemos que la Iglesia Católica prohíbe la usura.

    Fueron dos los móviles por los que había que destruir a Hitler y al Nacionalsocialismo, a saber: el económico y el mesiánico.

    El económico: fue para que no prospere Y SE DIFUNDA POR OTROS PAÍSES el novedoso y humano plan económico de Hitler, librado de la especulación y usura judaica.

    El mesiánico: Después de la Declaración Balfour y finalizada la I GM, el plan del Sionismo para crear el Estado de Israel se interrumpió momentáneamente, como consecuencia de la lucha de ideologías en Italia y Alemania.

    ITALIA: La Marcha sobre Roma, catapultó a Mussolini al poder. Gracias a Mussolini, el Vaticano reanudó las relaciones con la Casa Savoia (Pactos de Letrán), y se IMPUSO la enseñanza católica en las escuelas. Además, en 1925, Mussolini prohibió la Masonería.

    ALEMANIA: Finalizada la I GM, se instala la judaica República de Weimar. Sin embargo, los marxistas quieren tomar el poder y son reprimidos en 1919, pero la lucha en las calles y en las urnas seguirá hasta 1933. Con la llegada de Hitler al poder, se prohíbe la Masonería y los partidos marxistas. También, se desjudaiza la administración pública, las artes, la prensa, etc., etc..

    Hitler y en menor medida Mussolini, proporcionaron un duro golpe al judaísmo, sin embargo, éstas dos personalidades proporcionaron inconcientemente la furia, el odio y la excusa perfecta a los Poderes Fácticos (Sionismo, Sionismo cristiano, Liberalismo o Capitalismo salvaje, Masonería invisible y Marxismo ateo) para destruir a los nacionalismos europeos, para luego tener el camino libre hacia Palestina y seguir sosteniendo el "Reino del Oro".

    Es IMPRESCINDIBLE leer:

    "EL ENIGMA CAPITALISTA" de Joaquín Bochaca.

    ResponderEliminar
  2. FÁBULA DEL PASTOR, DEL LOBO Y DE LOS PERROS GUARDIANES

    El equívoco —el terrible equívoco— en la actitud de la Iglesia frente a lo que se llamó “Nacionalismo” es muy simple de entender. Se lo encuentra explicado en una fábula: la del Pastor que mató al perro guardián, creyendo matar al lobo. Si lo creyó sinceramente o no, no lo cuenta la fábula, que se limita a relatar el hecho objetivo: el Pastor actuó en el supuesto de que el perro guardián era el lobo, y lo mató. Mejor dicho, contribuyó a matarlo (porque el Pastor no usa armas de violencia). Contribuyó a que el lobo, el verdadero lobo, lo matara.

    El perro guardián se llamaba genéricamente “Fascismo”: genéricamente, porque en realidad eran varios. Algunos más cercanos y conocidos del Pastor, por eso el Pastor no es enteramente disculpable del equívoco. El equívoco, en estos últimos casos, fue lisa y llanamente traición. Pero otros perros guardianes eran más reacios, más huraños a la voz del Pastor. ¿Desconfiaban quizás de él? En todo caso, el Pastor no los llamaba, no los acogía, ni intentaba atraerlos a la Casa. Y se habían hecho semi-salvajes. Uno de ellos, el más huraño, vagaba por los bosques del Este, enardecido en la lucha. Era carnicero, pero sólo buscaba lobos para matar, y decía alimentarse de ellos. No podía haber equívocos, tampoco, a su respecto. Propalaba su odio al lobo, y sólo mataba lobos.

    ¿Por qué el Pastor no se acogió tras su defensa, si de todos modos mantenía alejado al lobo del rebaño? Muy simple, no confiaba en su triunfo, preveía el triunfo de los lobos. Y entonces empezó a negociar con los lobos, les dio una “media palabra”. Y claro, como el perro guardián se había hecho cerril, desconfiando de la palabra del Pastor, éste pudo decir sin falsedad manifiesta: “ése no es de los nuestros”.

    El perro guardián cerril, el que peleaba en la frontera del Este, cayó. Cayó y fue despedazado. Pero no fue enterrado. Se mostraron sus despojos, sus fauces de luchador, su pelo hirsuto.

    Y los lobos comenzaron a avanzar sobre el rebaño, vestidos ahora con piel de oveja, y llevando en alto los despojos del guardián cerril. Todavía había perros guardianes que vigilaban fuera de los límites del redil. Pero a cada gruñido de cualquiera de los perros guardianes que quedaban con vida, y que guardaban aún el olfato para distinguir al lobo bajo la piel de oveja, agitando los despojos del perro cerril, propalaban los lobos: “éste es el lobo, y todo aquel que se parezca a él es lobo”.

    Y el Pastor —como todo aquel que, habiendo traicionado una vez, sigue traicionando— hacía coro a las voces de los lobos. Y añadía: “todo el que parezca oveja, es oveja”.

    Y uno a uno, en una sucesión que coincidía con su parecido decreciente al guardián cerril, fueron cayendo los guardianes. Y simultáneamente con la caída progresiva de los guardianes, cada vez menos parecidos al primer traicionado —y por eso también, menos carniceros, menos aptos para la lucha— los lobos iban descubriéndose de la piel embaucadora. Cada vez parecían menos verdaderas ovejas, cada vez se manifestaba mejor su naturaleza de lobos.

    Pero el Pastor —como aquel que, habiendo traicionado una vez, ya sigue traicionando— gritaba con más fuerza: “¡Todo aquél que se parezca a aquel primero, por poco que sea, es lobo; y todo aquel que parezca oveja, por poco que sea, es oveja”. Y debilitando así las defensas de los guardianes, ayudó al Pastor a eliminar a los que eran defensas del rebaño.

    Y el rebaño está hoy amontonado en una esquina del redil, adonde ya ha entrado el Lobo, y se arremolina desorientado, acoquinado, espantado ante la mirada del Lobo, que ahora se muestra impúdicamente.

    Y se prepara para el asalto y la carnicería, para el destrozo de las almas. ¡Ay del rebaño! ¡Ay, Pastor, a quien se pidió amor a las ovejas! ¿Volverás a apacentar? Oye, al menos hoy, a tu Maestro, y “una vez convertido, confirma a tus hermanos”: denuncia al Enemigo.

    Agustín Eck

    ResponderEliminar
  3. NAZISMO Y CATOLICISMO (PRIMERA PARTE):

    Comparad la ideología Nacionalsocialista con la doctrina católica, con la doctrina social de la Iglesia, desde León XIII hasta Pío XII. La afinidad es total; se superponen como un calco. Reivindicación del sistema corporativo, condena de la usura, justicia social sin luchas de clases, derecho de propiedad, subordinación al Bien Común, y oposición al feminismo abortista, enaltecimiento de la maternidad, de la autoridad paterna, y de la familia. Y además, la única oposición eficaz al marxismo y al liberalismo. Un calco con las encíclicas sociales de los últimos Papas. Bueno, me corrijo; últimos, no. Penúltimos, hasta Pío XII, hasta que el nacionalismo perdió la guerra. El Nacionalsocialismo fue la defensa de todos los valores de la Tradición europea y cristiana, pero actualizados y aplicables, y los hicieron vigentes. De ahí el entusiasmo que suscitaron…

    No hay duda: el nacionalismo fue la última defensa del Orden Cristiano. Perdieron: su derrota fue la derrota de la Cristiandad.

    ¿No hubiera sido mejor que la lucha estuviera encabezada por cristianos netos como Franco, Salazar o Petain?

    Respuesta: Ellos sólo apoyaron tibia y deslealmente por algún susurro de clérigos que no estaban seguros del triunfo de Alemania, y empezaban a preparar sus caballos de recambio. No lograron perdurar después de la guerra pese a su anti-nazismo. De este modo le hicieron el juego al enemigo, y no por eso obtuvieron para el cristianismo concesión ninguna, pues se les premió con el Humo de Satanás. Se abrieron las puertas de la ciudad al Caballo de Troya.

    Sí, alabas a Franco y a Salazar y dices que al final fracasaron por ser cristianos. No, no fracasaron por ser cristianos, pero sí por ser anti-nazis . El anti-nazismo es la mejor arma de los vencedores. Si alguien defiende valores y declara que no es nazi, eso no basta para el enemigo, el cual exige que ese alguien se declare “antinazi”. Si un gobernante no es nazi, eso no basta; debe declararse anti-nazi .

    ¿Y las persecuciones de los nazis contra la Iglesia?

    Respuesta: No se puede hablar seriamente de persecución a la Iglesia en la Alemania de Hitler, en los tiempos en que, en la URSS, se asesinaba a mansalva y se mandaba al Gulag a obispos y sacerdotes, y en España se despachaban la orgía de sangre que sabemos, y se arrasaban catedrales y se violaba a monjas de clausura; todo lo cual bajo la mirada benévola de las Democracias.

    Entre el régimen Nazi y la Iglesia no hubo persecución; hubo conflictos que es cosa muy diferente. En muchos casos cuestión de competencia. Operaban en el mismo mercado , ¿sabes? los nazis y la Iglesia. El odio de Pío XII contra Hitler y Mussolini, que dio origen a las encíclicas Non abbiamo bisogno y a la Mit Brennender Sorge fue porque muchos jóvenes les suscitaba mayor entusiasmo participar en los movimientos de lucha nacionalista que oír sermones en la Acción Católica. ¿Y por qué sería esto, me pregunto yo, si no fuera porque había una afinidad ideológica entre los dos, entre el régimen y la Iglesia?

    ResponderEliminar
  4. NAZISMO Y CATOLICISMO (SEGUNDA PARTE):

    Además, hay que saber que la llamada infiltración actual en la Iglesia ya se estaba incubando desde años atrás, en el Modernismo. Fue detenido, bien que mal, por los Papas Pío IX y San Pío X. Luego bastó con que Alemania perdiera la guerra para que volviera a levantar cabeza. Porque se hizo fuerte en el complejo anti-nazi que empezó a imponerse en la Iglesia, a instancias de la derrota alemana. Empezó con el baustismo de la democracia: la democracia cristiana de Maritain y otros fanáticos anti-nazis. Con el Vaticano II de Juan XXIII, gran anti-nazi también, ejecutor de la limpieza del episcopado francés después de la Liberación, el absceso modernista reventó, y nos regaló a la Iglesia dividida de hoy. Decididamente, el complejo anti-nazi, o anti-fascista, ha sido mal consejero para los clérigos.

    Los modernistas en la Iglesia han sido entusiastas partidarios de las consignas del anti-nazismo, del democratismo, del marxismo, del igualitarismo, de la libertad religiosa (que iguala a todas las religiones), del relativismo y de todo eso que habían condenado los Papas anteriores.

    El Nacionalsocialismo, o el nacionalismo en general, si no se hubieran visto desvirtuados por la derrota del primero, naturalmente estaba destinado a la defensa política del cristianismo y de la Iglesia. Habría sido la espada temporal, en su versión moderna, que defendiera a la Iglesia de sus enemigos exteriores e interiores. Ahora estamos bajo la influencia de la terminología ideada por el enemigo. Su enemigo público número uno era el cristiano, y ahora es el nazi .

    Las naciones aliadas fueron la fachada. Todas ellas perdieron la guerra. Cuando la URSS dejó de cumplir su misión subversiva mundial se disolvió como un terrón de azúcar en el café. ¿Estados Unidos una gran potencia? Sí, pero sólo mientras se mantenga incondicional a los intereses del Estado de Israel. Si alguien ganó en 1945, esos fueron los judíos. Los grandes centros financieros, las agencias informativas, la gran prensa y el establishment cultural es de ellos.

    ResponderEliminar
  5. Es IMPRESCINDIBLE leer:

    "SUPREMACISMO JUDÍO" de David Duke.

    ResponderEliminar