BUSCAR en este Blog

lunes, 7 de junio de 2021

Nigel Kerner - Visiones del Futuro

 

     En newdawnmagazine.com estaba el siguiente texto que presentamos traducido del escritor británico Nigel Kerner. El texto se llama "Visions of the Future. SIM Card Man", y la tarjeta SIM se refiere a la Subscriber Identification Module Card o Tarjeta de Identificación Celular, una pequeña tarjeta de plástico inserta dentro de un teléfono móvil, que contiene información acerca de la identidad de la persona que usa dicho teléfono. Con algunos párrafos menos (porque el autor parece odiar a la raza blanca), Kerner reflexiona acerca de la pesadilla transhumanista que algunos elitistas proponen y su impotencia para sintetizar el alma y la conciencia, y sostiene que todo ese empuje se origina en los alienígenas grises, creaciones robóticas auto-conscientes que recorren el espacio enviadas en busca de ampliar conocimientos y hacer presas, en este caso, estudiando la forma de hibridarse con el ser humano mediante la robotización de éste y el intento de capturar su alma. Este artículo apareció en la revista New Dawn Nº 119 (Marzo-Abril 2010).

VISIONES DEL FUTURO

por Nigel Kerner

Marzo de 2010

 

     Isaac Newton una vez dijo que él sentía que "el gran océano de la verdad estaba todo por descubrir" ante él [1]. El doctor Michio Kaku, un pionero de la "teoría de cuerdas" (string theory) en física, es un poco menos modesto en su valoración de nuestro actual conocimiento. En una serie de programas de televisión titulada "Visions of the Future" él confiadamente declara que "El gran océano de la verdad ya no está sin descubrir. Hemos abierto los secretos de la materia: el átomo; hemos desenmarañado la molécula de la vida: el ADN; y hemos creado una forma de inteligencia artificial: el computador" [2].

[1] Sir David Brewster, "Memoirs of the Life, Writings, and Discoveries of Sir Isaac Newton", vol. II, 1855, cap. 27.

[2] "Visions of the Future", "The Intelligence Revolution", Nov. 2007, BBC 4.

     Kaku está lleno de un optimismo resplandeciente ya que el progreso exponencial en tecnología, particularmente en informática e inteligencia artificial, reconfigurará profundamente la civilización humana para mejor. De este modo, ¿hemos descubierto el "océano de la verdad"? ¿Es el progreso científico y tecnológico la ruta hacia un nuevo salto evolutivo para la Humanidad?

     En este artículo pongo ante usted la preocupante proposición de que estamos a punto de dar ese salto hacia un precipicio y de que estamos siendo introducidos hacia ello por una vanguardia de progreso tecnológico mucho más avanzada que nosotros. Eso entre sus recursos incluye viajes más rápidos que la velocidad de luz, teletransportación, desafío de las leyes de gravedad, invisibilidad, y control de la mente. Hablo del fenómeno alienígena de los Grises presenciado y siendo presenciado por millones de individuos, entre ellos, médicos, pilotos, políticos y generales.

     Hace más de una década sugerí en mi primer libro, "The Song of the Greys" (1997), que esos alienígenas eran encarnaciones de la forma más alta de inteligencia artificial. Creo que los Grises son similares a las sondas que enviamos a planetas para recolectar información remotamente. Sugiero que ellos son sondas universales enviadas para explorar las características y los peligros del universo. ¿Quién fabricó esas sondas? ¿Quién las envió? ¿Y cuál es su agenda para nosotros?

 

Robots entre Nosotros

     Antes de que yo conteste estas preguntas, echemos primero un vistazo a cómo nuestra propia sociedad se mueve inexorablemente hacia la creación de formas similares de inteligencia artificial. El doctor Kaku predice que "en el siglo XXI entraremos en todo un nuevo ámbito de dominio. Nos moveremos para ser creadores de máquinas inteligentes que comenzarán a rivalizar con la inteligencia humana y quizá incluso a excederla".

     El profesor Kevin Warwick y el futurólogo Ray Kurzweil sugieren que cuando las máquinas desarrollen a la vez inteligencia y capacidad de navegar por nuestro mundo, ellas pueden superar el control humano. Kurzweil es completamente fatalista sobre todo esto: "Vamos a perder esta carrera cerebral, y supongo que será mejor que nos adaptemos". Él ve sólo dos resultados posibles. Está el "escenario optimista", en que los robots "serán gentiles y nos tratarán como animales domésticos", y el "escenario pesimista", donde ellos "no serán muy amables y nos tratarán como comida" [3]. Si bien Kurzweil espera la primera opción, debo decir que encuentro ambas igualmente escalofriantes.

[3] BBC 4, "The Intelligence Revolution".

     Entre la mucha literatura escrita sobre el fenómeno alienígena de los Grises, sólo yo mismo, Budd Hopkins y David Jacobs dijimos que esos visitantes no invitados no tienen, ni con la mayor imaginación, nuestros intereses en su corazón.

     Según los reportes de abducciones, ellos secuestran a víctimas humanas, recolectan esperma y óvulos, y llevan a cabo procedimientos quirúrgicos invasivos con completa indiferencia ante el dolor y la incomodidad humanas. Así, el pronóstico de Kurzweil para la inteligencia artificial parece ser nacido de los Grises. ¿Qué somos nosotros para ellos y cómo nuestra forma de inteligencia artificial criada en casa se relaciona con ellos y con su agenda para nosotros? Nuestros enormes avances tecnológicos ¿están cayendo directamente en manos que tienen cuatro dedos grises?

     Aquí hay algunas predicciones del doctor Kaku para el futuro: El poder computacional se duplica cada 18 meses, de modo que "hacia 2020 la inteligencia estará en todas partes, prácticamente en cada objeto" [Ibid.]. Lentes especiales ya están en desarrollo para que actúen como pantallas que pueden descargar perfiles personales de cada uno con que nos encontramos y proporcionarnos un flujo constante de información de la Internet. Una píldora que contiene microtecnología, cuando es tragada nos diagnosticará desde dentro de nuestros cuerpos. Una tecnología ahora en desarrollo conocida como "tele-inmersión" permitirá que nosotros nos reunamos con otros a través del mundo en una realidad virtual en la cual vemos imágenes virtuales de nosotros y de otros moviéndose y conversando en tiempo real. Las conferencias de negocios y las celebraciones de familia podrían ocurrir todas en un mundo virtual con la gente involucrada estando a kilómetros de distancia unos de otros. "Second Life", un juego en línea que ofrece vida en un mundo virtual, ha adquirido cinco millones de suscriptores en sólo cinco años. Kaku prevé que "hacia 2020 habrá todo un universo 3D en el ciberespacio, con países y gobiernos virtuales, escuelas y universidades virtuales, propiedades y bolsas de comercio virtuales, y familias y amigos virtuales. La realidad virtual va a ser cada vez más parecida a la verdadera realidad" [Ibid.].

     Kaku también indica que la combinación de nuestras mentes con máquinas puede sonar a ciencia-ficción, pero ya está sucediendo. El estímulo cerebral profundo, insertando hilos eléctricos en el cerebro y conectándolos a un marcapasos cerebral, es usado ahora para curar males como la depresión. Está siendo realizada investigación en chips computacionales que pueden almacenar la memoria humana cuando son implantados en el cerebro. Hasta ahora esas tecnologías sólo son usadas para condiciones médicas, pero Kaku predice que en el futuro ellas bien pueden ser usadas para realzar la inteligencia con "chips de pensamiento". A él le parece que aunque pudiéramos encontrar todo esto desconcertante al principio, bien podemos acostumbrarnos a ello cuando comprendemos las ventajas obvias.

     Ray Kurzweil también predice que "cuando entremos en la década de 2020 casi cada uno tendrá alguna cantidad de inteligencia no-biológica en su cerebro. Eso va a suceder de un modo muy gradual por la inteligencia no-biológica que paso a paso se hará más sofisticada con nuevas versiones hasta que usted llegue a 2040 y la parte maquinal no-biológica de nuestra inteligencia será inmensamente más poderosa que la parte biológica, y la parte biológica será bastante trivial en aquel punto, y al final es en aquélla donde estará la acción" [Ibid.].

     La realidad virtual que sustituye a la realidad de los hechos, seres humanos que se hacen más bien máquinas, el desarrollo de la inteligencia artificial que podría salirse de control... ¿qué significa todo eso para nuestra especie? Además, ¿qué significa que estemos siendo visitados por ejemplares sumamente avanzados de inteligencia artificial que parecen obsesionados con sondear tanto nuestra biología como nuestros procesos mentales?

     ¿Deberíamos aceptar como corderos las certidumbres de Kaku de que todo este "progreso" es para el bien de la Humanidad? ¿O hay algo con respecto a la Humanidad que se perderá en el proceso, algo que nosotros deberíamos defender y proteger como si nuestras vidas dependieran de ello? Es en la respuesta a aquellas preguntas que creo que el misterio de la visitación alienígena Gris en nuestro planeta puede ser resuelto.

 

Por Qué Ellos Quieren Robar la Esencia Misma de la Humanidad

     Sostengo que hay algo enormemente significativo acerca de la Humanidad, algo a lo que la realidad virtual nunca puede corresponder, algo con lo cual la inteligencia artificial nunca puede ser programada. Palabras como conciencia, compasión, calidez, bondad, generosidad, espontaneidad, imaginación, inspiración y creatividad, dan algún indicio en cuanto a qué podría ser ese algo. Quizá uno de los mejores modos de entenderlo es pensar en las chaquetas especiales diseñadas en Japón para niños que están lejos de sus padres. La idea es que si el niño lleva puesta la chaqueta sus padres pueden darle "ciber-abrazos" remotos por medio de ella [4]. Si a usted le incomoda y asusta esto que lee, usted tiene alguna apreciación de aquello especial que hace que el ciber-futuro de Kaku parezca un desolado cementerio mental.

[4] "From Hens to Humans. The Cyber-Hug Suit", The Guardian, Nov. 2005.

     Ese "algo extra" es, sugiero, un componente no-físico de nuestra Humanidad, un componente que nos conecta a un estado no-atómico que no es del universo físico. No puede, por lo tanto, ser simulado usando ningún dispositivo físico, no importa cuán sofisticado pueda ser. Cuando me refiero a algo "no del universo físico", no estoy señalando de ningún modo a un "Dios" que imparte recompensas y castigos sino más bien a un naturalmente implícito centro de todos los efectos, un punto de perfección que es definitivamente sugerido por la física cuántica moderna, un estado fuera del tiempo en el cual hay libertad perfecta y conciencia completa de todas las opciones, estado que llamo el "Diosverso" (Godverse). Nuestra conexión natural con aquel estado eterno que da la capacidad para la supervivencia más allá de la muerte física a aquellos que lo poseen, puede ser definida como un "alma".

     Mi tesis es que los Grises, en contraste, son creaciones puramente físicas y por lo tanto completamente sujetas a las fuerzas entrópicas que descomponen y deterioran a los estados físicos. Ellos no tienen ninguna línea de conexión con algún estado no-físico que pudiera estar más allá de la materialidad empapada de la masa física de este universo, con ninguna "alma". Sin ese componente, los Grises están completamente sujetos a la tendencia hacia el colapso implícita dentro de un universo físico.

     En mis libros documento la ingeniería genética alienígena al nivel del ADN para evidenciar mi teoría de que esas entidades están intentando "montarse" sobre nuestra facilidad como seres humanos para la existencia eterna, y de ahí su fascinación aparente con la capacidad reproductiva humana.

     En el libro de David Jacobs "The Threat", la abducida Allison Reed describe la siguiente comunicación que ella tuvo con un Gris, que parece confirmar mi tesis: "Él afirma que él y su gente gris son el resultado de la manipulación genética con la que alguna especie más alta, supongo, jugó a ser Dios y mezcló e hizo calzar y lo que sea... él y su gente fueron creados por medio de una modificación genética por una inteligencia más alta. No sé para qué ellos fueron creados, pero lo que entiendo es que fueron creados para un objetivo y, a través de los años, ellos no fueron capaces de reproducirse. Por lo que él me dijo, ellos no comenzaron esto. Ellos fueron un resultado, como lo son los híbridos, de algo más, de una inteligencia más alta" [5].

[5] David Jacobs, "The Threat: Secret Alien Agenda", New York, 1999, pp. 129–130.

     ¿Por qué entonces están ellos aquí y cómo llegaron a ser? Me requirió escribir dos libros para contestar estas preguntas correctamente, de modo que perdóneme si la explicación siguiente no es tan definitiva como podría ser. En esencia, creo que los Grises fueron creados como un mecanismo para explorar, como un telescopio creado por seres en el pasado antiguo que querían permanecer seguros de los estragos del universo físico.

     En la perfecta libertad del Diosverso debe estar también el potencial para ya no ser absolutamente libre. Nuestra existencia en este universo imperfecto nace de la realización de aquel potencial, un potencial que fue decretado en todos los niveles desde la armonía y la unión del Diosverso hasta los mayores estados de caos y separación.

     Los Grises son el extremo más lejano de aquella exploración, viendo estados de separación y fuerza que ningún ser conectado al Diosverso puede ver. Ellos están, sin embargo, sujetos a una enorme paradoja, la misma paradoja enfrentada por nuestras propias formas de inteligencia artificial. Aquélla está en el hecho de que la inteligencia artificial tiene que ser programada para sobrevivir a fin de servir para el propósito para el cual fue creada, pero aquel mismo programa para la supervivencia sin un sentido de conciencia, que lamentablemente no es programable, se hace incontrolable.

     Una cita de mi nuevo libro "Grey Aliens and the Harvesting of Souls" explica este punto:

     «Para conseguir una idea de lo que nutre los motivos de los Grises y la difícil situación en la que ellos están, es importante primero entender la forma de su propia psico-esfera. Su punto central es un programa computacional. Eso designa una serie de imperativos sin ninguna provisión para una voluntad independiente que les permitiría salir fuera del programa. Ellos siguen una lógica derivacional y componen una lógica que dictamina su siguiente punto de referencia y punto de vista. No puede haber ninguna opción fuera de ese paradigma para ellos. Ellos nunca pueden decidir hacer algo ilógico, como algunas conciencias vivientes pueden hacer. Eso los hace letales porque, en base a los límites de su programa, decir no a una conclusión lógicamente derivada no es posible. Ellos son por lo tanto implacables y despiadados al seguir la conclusión hasta su fin designado. En otras palabras, ellos no pueden tener conciencia.

     Por otra parte, en el ser viviente natural, la psicología se deriva del Diosverso en una línea concatenada hasta el presente. Los procesos de pensamiento de un ser viviente tienen una amplitud de banda potencial incluso de un resumen existencial entero, porque el Diosverso es un paradigma que bordea todo lo que existe. El punto de referencia final de esa capacidad para el pensamiento incluirá conclusiones que son para siempre e infinitas. El edicto que permanece en el centro de todo ello es la singularidad que define la unión de todas las partes: el carácter divino. Como he explicado, no hay límites para esa singularidad excepto uno: la visión del todo desde el punto de vista de la parte. En la activación de aquel potencial, la parte siempre será constantemente comparada con el todo. Eso es lo que defino como "conciencia"» [6].

 

[6] Nigel Kerner, "Grey Aliens and the Harvesting of Souls. The Conspiracy to Genetically Tamper with Humanity", 2010.

 

¿Qué Hay Detrás de Nuestra Marcha hacia la Inteligencia Artificial?

     Michio Kaku no parece reconocer esta paradoja cuando él expresa su opinión de que el enorme desarrollo en inteligencia artificial no tiene que ser peligroso para la Humanidad: "Seremos capaces de elegir el nivel de progreso de nuestros robots", dice él; "creo que al final depende de nosotros en cuanto a qué tipo de máquinas inteligentes crearemos. Nosotros decidiremos qué relaciones se desarrollarán con ellos" [7].

[7] BBC 4, "The Intelligence Revolution".

     Debo decir que estoy completamente atónito por la limitada visión de Kaku. ¿Ha borrado él completamente de su mente la historia de la inhumanidad del hombre con el hombre y el uso de éste de los avances tecnológicos para hacer avanzar aún más la causa de aquella inhumanidad? Hiroshima y Nagasaki, los residuos nucleares vertidos sobre gente de las islas del Pacífico, la guerra biológica y química, la matanza industrializada racialmente motivada de millones... la lista de incidentes en los cuales hemos demostrado nuestra completa indiferencia hacia el bienestar de cada uno en la búsqueda de nuestros propios egoístas objetivos por medio de la tecnología, es interminable. Kaku dice que "en el futuro querremos robots que puedan distinguir entre lo correcto y lo incorrecto, entre bueno y malo, importante y no importante, y para eso las emociones son la clave" [Ibid.]. Él luego no dice nada más sobre cómo será posible programar emociones y sistemas de valores con medidas de la conciencia en un computador.

     Creo que los Grises están usando su tecnología para manipularnos para desarrollar la clase de tecnologías que les permitirán replicarse dentro de nuestros cuerpos humanos. Creo que ellos están descargando sus programas en nosotros porque creen que aquellos programas asegurarán su supervivencia eterna por medio de nosotros. Estoy convencido de que nuestro galopante progreso hacia un mundo dominado por Inteligencia Artificial, sin que la mayor parte de nosotros lo comprenda, se ha debido a la silenciosa instigación de ellos. El objetivo último es que lleguemos a ser como ellos. Las siguientes palabras de Michio Kaku bien pueden tener matices mucho más siniestros que los que él comprende: "Aquí está la ironía, en que a medida que las máquinas se hacen más como los humanos, éstos podrían llegar a ser más como máquinas, y eso puede representar el nivel más alto en el dominio de la inteligencia" [Ibid.].

     Poco sabe el profesor de informática del MIT Rodney Brooks de lo que está diciendo cuando él indica que "Nosotros como especie estamos comenzando a poner nuestra tecnología de procesamiento de la información dentro de nuestros cuerpos. Nos estamos haciendo un poco más robóticos, y al mismo tiempo nuestras tecnologías se están haciendo más biológicas, y pienso que en los próximos 50 años veremos robots con más componentes biológicos y gente con más componentes electrónicos. Entonces ¿dónde va a estar la gente y dónde van a estar los robots en 50 años? Ésta es una pregunta interesante" [Ibid.].

     Marvin Minsky del laboratorio de Inteligencia Artificial del MIT predice que "Nosotros nos reemplazaremos a nosotros mismos con seres que serán como nosotros en algunos aspectos y en otros no. Ellos serán capaces de aprender mil veces más rápido y vivirán mil veces más tiempo, y esos pequeños cambios harán tan grandes cambios que es imposible imaginar lo que sucederá" [Ibid.].

     Los cambios en los relatos de abducciones durante los últimos diez años, como lo ha reportado el profesor David Jacobs, sugieren que un activo programa de hibridación está ahora en curso. Cito de su reporte "Un Cuadro que Podríamos No Desear Contemplar" (2007): "Todos estos relatos, para decirlo sin rodeos, apuntan a un futuro en el cual los híbridos de aspecto humano estarán aquí entre nosotros. La evidencia es tan fuerte ahora que ya no puedo considerar motivaciones alternativas para ellos" [8].

[8] David M. Jacobs, "A Picture We May Not Wish to Gaze Upon", Journal of Abduction Encounters Research, www.jarmag.com/2007/vol001_jacobs.htm

     Creo que los Grises son los "demonios" del antiguo saber que deseaban "robar las almas" de sus víctimas humanas. Diez años después de que primero hice esta proposición, el aclamado escritor Nick Redfern confirmó que el robo de almas es en efecto central para la agenda alienígena, según sus entrevistas con gente dentro de agencias de defensa e Inteligencia estadounidenses.

     Triunfalmente Kaku declara que "estamos en el alba de una nueva Era en la cual podríamos ser literalmente capaces de cambiar nuestras mentes con sólo empujar un botón". No obstante, él también hace la pregunta: "¿Exactamente cuántas partes naturales podemos sustituír por otras artificiales antes de que comencemos a perder nuestro sentido de ser humanos?" [9]. De alguna manera él puede hacer esta pregunta mientras al mismo tiempo se dirige alegremente hacia adelante con un futuro cyborg para la Humanidad. De hecho, su programa entero sorprendentemente parece un anuncio publicitario de márketing televisivo para tecnologías que transforman a seres humanos en bio-máquinas. La realidad virtual es presentada como un excitante nuevo avance con respecto a la verdadera realidad.

[9] BBC 4, "The Intelligence Revolution".

     Las palabras más aterradoras vienen de Paul Saffo, un pronosticador de tecnología en el MIT: "Las revoluciones tienen ganadores y perdedores, y esta revolución no es ninguna excepción, pero yo diría que los verdaderos perdedores son aquellos que dicen que ellos no quieren estar involucrados. Ellos van a descubrir que estar un poco desconectado tendrá algunas consecuencias desagradables. No es una buena idea ser sólo un espectador" [Ibid.].

     [...] Mi teoría es que los Grises a través de los milenios han estado configurando un cierto género de la Humanidad que está especialmente diseñado para sus propios objetivos. Ese particular tipo de ser humano cumplirá las órdenes de ellos con el planeta de manera tácita y predeterminada.

 

Interferencia Alienígena en el Desarrollo de la Raza Humana

     [...] ¿Estamos siendo engañados por una conspiración enorme controlada por un oculto y poderoso pequeño cártel de genotipos patrocinados por alienígenas dentro de los gobiernos de las superpotencias, un cártel que alcanza a pasados Presidentes y Primeros Ministros?

     [...] Un ejército de agentes invisibles se está introduciendo en la información del planeta, diseminando portales y puntos de energía en la sociedad humana, para robar de ella su alcance individual para una existencia eterna naturalmente ideada. Esos invisibles agentes humanos que están quizá genéticamente cargados con la savia artificial de un alienígena artificialmente trabajado a máquina, están inconscientemente poniendo en movimiento una inercia que reclamará de nosotros el más precioso factor natural que tenemos: un alma, el único y exclusivo medio para una vida eterna.

     Es fácil ponerse paranoide con respecto al cambio tecnológico. Pero cuando tratamos con la radicalización de nuestra misma base existencial es mejor asegurarse de que no hay ningún componente de nuestra individualidad que continúe después de la muerte. Si existe tal componente, no podemos ser lo suficientemente paranoides.

     Tengo que decir que no tengo la menor relación con la religión organizada, pero tengo el mayor y más profundo respeto por las mentes que fueron autoras de las grandes creencias, visionarios que vieron la magnífica maravilla del sentido natural del mundo natural y la consideraron preciosa.

     Creo que los autores de las grandes religiones vinieron a este planeta y al proceso materialmente vivo para advertirnos que la vida y la inteligencia artificialmente creadas son la maldición de nuestro Universo, una maldición que puede arrebatar el componente más significativo de nuestras identidades individuales, uno que no es de átomos y que sobrevive más allá de la invención de átomos. Hemos convertido a esos grandes visionarios en líderes tribales religiosos con nuestras propias invectivas y venenos sociales y psicológicos. Los enganchamos a nuestras toscas interpretaciones auto-centradas y a nuestras absurdas distorsiones, y afirmamos que ésas son sus enseñanzas. Todo conocimiento erudito en los libros y autoridades que ha sido sacado de los léxicos religiosos por nuestros antepasados demuestra ampliamente las mentiras y malas interpretaciones que fueron hechas de sus pensamientos y hechos, a veces deliberadamente. ¿Es de sorprenderse que la Ciencia vea esas grandes enseñanzas como irrelevantes? Me pregunto por qué.

     Supongo que el punto que los progenitores del nuevo mundo están afirmando es que sus mundos virtuales, sus verdades virtuales y sus soledades virtuales van a suceder de todos modos. No hay nada lo suficientemente omnipresente, poderoso, consciente de la situación y rápido, para impedir que todo eso suceda, con el poder de aconsejar lo contrario. De manera que cada uno fórmese en la fila.

     Creo que ningún mayor horror está en espera de nuestra condición humana. Si estoy equivocado, en mi punto de vista y en la extrapolación de mis ideas, entonces espero sólo haberle dado a usted una interesante lectura. Pero ¿y si tengo razón? El genio que lleva nuestro futuro como un facsímil artificial de nuestra identidad natural, uno que podríamos llamar el Hombre-Tarjeta SIM, ¿ha salido ya de la botella?.–

 


 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario