BUSCAR en este Blog

domingo, 6 de junio de 2021

Los Illuminati: Renegados de las Escuelas de Misterio

 

     Uri Dowbenko (1951-2019) fue un artista-escritor estadounidense de origen ucraniano, autor de algunos libros y de cientos de artículos en diversos sitios. En newdawnmagazine.com estaba éste que fue publicado en la Edición Especial Nº 18 de dicha revista (Dic. 2011) y que presentamos en castellano, donde de manera breve fundamentalmente se refiere al origen de los Illuminati como lo ha expuesto el mitólogo John Lash, como gente que originalmente se desvió de las enseñanzas de las Escuelas de Misterio de la Antigüedad para asumir un retorcido control de la sociedad.

Los Illuminati: Renegados de las Escuelas de Misterio

por Uri Dowbenko

Diciembre de 2011

 

     La palabra "Illuminati" se ha convertido en un término general para los gobernantes de facto del planeta Tierra. La definición es crucial porque las palabras "conspiración" e "Illuminati" han llegado a ser ellas mismas palabras en clave para las maquinaciones ocultas (escondidas) de los Poderes Fácticos. Con el advenimiento de la Internet y sus "noticias" y desinformación en bruto, lo que fue considerado una vez conocimiento esotérico ha sido revelado para que todos lo vean. Incluso los cowans (un término masónico despectivo para referirse a los no-masones) y los goyim (un término yíddish despectivo para referirse a los no-judíos) están aprendiendo acerca del hechizo de magia negra Illuminati que impregna a la matrix planetaria.

     Illuminati originalmente significaba "los iluminados" en latín, y eso se refiere a aquellos que controlan las infraestructuras políticas, económicas y sociales del planeta. Según el razonamiento de ellos, ellos creen que ellos son los gobernantes (auto) designados del planeta Tierra.

     También llamados "Olímpicos" y "Viento Conquistador de Sión" [Moriah Conquering Wind], los Illuminati son una "red" de "linajes" interconectados que se llaman a sí mismos "La Familia" o "El Círculo". El satanismo inter-generacional, o más exactamente el Luciferismo, es su Estructura de Creencia primaria. (Esas son estupideces para usted).

     Tampoco olvide el defecto fatal de ellos: los Illuminati se consideran una tribu aparte, una orgullosa súper-raza que remonta su origen genealógico hasta el bíblico Nemrod.

     Para añadir a la confusión, la gente a veces se refiere a los Illuminati como la sociedad secreta bávara que se infiltró en la Francmasonería, aun cuando el término "Illuminatus" sea de hecho un título en la masonería.

     El entendimiento actual de los Illuminati viene del conocimiento de primera mano de sobrevivientes de control de la mente como Arizona Wilder, Cathy O’Brien (autora del libro "Trance Formation of America"), Brice Taylor (autora de "Thanks for the Memories"), Kathleen Sullivan (autora de "MK") y Annie McKenna (autora de "Paperclip Dolls").

     Sus informes describen una "cultura" Illuminati paralela cuyo objetivo primario es mantener "productivo" al pueblo y bajo control, ya que su lema corporativo promete entregar "Ordo ab Chao" (Orden a partir del Caos).

     Esa parasitaria cultura Illuminati también usa la programación de control de la mente para mantener a sus propios miembros de la Familia, así como al resto de la sociedad, encerrados en una red de sumisión. (Vea mi artículo "Esclavitud de Control de la Mente y el Nuevo Orden Mundial", http://whale.to/b/dowbenko1.html).

     Varios autores han introducido además errores en sus exposiciones de los Illuminati interpretando la historia con una tendencia que refleja su propio adoctrinamiento político y religioso.

     Por ejemplo, los trabajos de Fritz Springmeier y Cisco Wheeler, si bien son informativos acerca de las "tradiciones" sociopáticas de los Illuminati y sus comportamientos psicopáticos, que incluyen la tortura, el sacrificio humano y el control de la mente, revelan sin embargo una programación cristiana que se añade al caos y la confusión de tratar de desenmarañar la historia desde la desinformación.

     Igualmente ocurre con los escritos de John Coleman, el autor de "The Committee of 300" y de Eustace Mullins, autor de "The World Order", que aun cuando describen diversas organizaciones Illuminati que ejercen un control político y religioso en la búsqueda de su objetivo declarado a menudo de establecer un Nuevo Orden Mundial (Gobierno Mundial Único), sus divagaciones revelan un rígido modo de pensar fundamentalista cristiano que debilita la credibilidad de ellos.

     La mayor confusión, sin embargo, parece estar en la conexión que existe entre los Illuminati y los gnósticos. Por ejemplo, una autora como Nesta Webster en su libro "Secret Societies and Subversive Movements" afirma que los Illuminati pueden ser remontados hasta los gnósticos. En otras palabras, ella formula su argumento de que los Illuminati y los gnósticos son "malos" porque ellos parecen ser contrarios al cristianismo.

     Ese conflicto entonces se refiere a la batalla perenne entre los gnósticos, que representan a las Escuelas de Misterio, y la Iglesia Católica, que luchó ferozmente contra el auto-conocimiento, el misticismo y otros conceptos metafísicos, hostiles a las confabulaciones de control de la mente del Vaticano.

     Hoy esa animosidad es evidente en los Sistemas de Creencias de los evangélicos cristianos, entre otros, que ven a todas las sociedades secretas, gnósticos, New Age y otros por el estilo, como adoradores del diablo e ignorantes (o conscientes) agentes de los Illuminati.

     Pero no es tan así... Las Escuelas de Misterio eran comunidades místicas pre-cristianas que eran en efecto centros educacionales con bibliotecas y talleres y con una vida cultural vigorosa y animada.

     Ésa simplemente puede ser la escena del crimen, por así decir, y el origen de la actual confusión metafísica.

     ¿Fue allí donde comenzó el gran cisma ideológico, o la División del Camino?

 

Gnósticos versus Illuminati

     El mitólogo comparativo John Lamb Lash, la principal autoridad del mundo en Gnosticismo y tradiciones esotéricas, es el autor del innovador e indispensable libro "Not In His Image: Gnostic Vision, Sacred Ecology and the Future of Belief" (No a la Imagen de Él, 2006).

     Según Lash, los adeptos de las Escuelas de Misterio (llamados gnósticos) eran originalmente miembros de la orden de Magos de iniciados chamanes cuyo objetivo era guiar a la Humanidad como profesores-místicos en la búsqueda de la evolución espiritual y humana.

     La controversia comenzó cuando ciertos iniciados de las Escuelas de Misterio comenzaron a abusar de su conocimiento místico y lo redirigieron hacia la manipulación conductual, la programación psicológica y la tecnología del control de la mente. En esencia, los Illuminati abandonaron su papel como profesores para convertirse en ingenieros sociales y consejeros de la Clase Dirigente. Eso coincidió con la aparición de las religiones patriarcales Abrahámicas del judaísmo, el cristianismo y el Islam, que también requerían técnicas de control de la mente para mantener alineados a sus seguidores ("creyentes").

     "Alrededor de 4.000 a.C., con la aparición de la civilización urbana en el Oriente Próximo, algunos miembros de la orden de los Magos decidieron aplicar ciertos secretos de iniciación a la política y a la ingeniería social", escribe Lash (op. cit.), describiendo la involución espiritual del Kali-yuga. "Ellos se convirtieron en los consejeros de los primeros teócratas de los Estados-naciones patriarcales, pero de hecho eran los consejeros los que dirigían el espectáculo".

 

     "Sus súbditos fueron sistemáticamente programados para creer que ellos [los teócratas] descendían de los dioses", continúa Lash. "Los Illuminati inauguraron complicados ritos de la obtención de poder, o rituales de monarquía. Esos rituales eran de hecho métodos de control de la mente ejercido entre el pueblo general por medio de la simbología y la mística colectivas de la autoridad Real".

     La Civilización necesitaba un puño de hierro cubierto en un guante aterciopelado desde el principio, y los Illuminati estaban allí para asegurar la sumisión. "Los rituales de monarquía eran distintos de los ritos de iniciación que conducían a la instrucción por la Luz y a la consagración a la Gran Diosa", escribe Lash. "Su objetivo no era la educación y la iluminación sino el manejo social".

     Las tendencias fanáticas del control presentes en los Illuminati son evidentes en todas partes ahora, a medida que su fracaso en el manejo del sistema financiero mundial está apresurando al planeta precipitadamente hacia el colapso económico.

     "Los gnósticos se abstuvieron de asumir cualquier papel en la política porque su intención no era cambiar la sociedad sino producir individuos expertos, bien equilibrados y esclarecidos que crearían una sociedad lo suficientemente buena que no necesitara ser dirigida por un manejo externo", prosigue Lash. "La intención de los Magos disidentes de dirigir la sociedad por medio de controles encubiertos estaba basada en su presunción de que los seres humanos no eran de manera innata lo suficientemente buenos, o lo bastante dotados, para crear un mundo humano".

     Por supuesto Lash es demasiado "liberal" al etiquetar a los Illuminati como "disidentes" ya que su traición espiritual en las Escuelas de Misterio fue más una gran bofetada a Gaia que una señal de advertencia de una rebelión encubierta.

     "La diferencia de visiones del potencial humano fue la fuerza principal que precipitó la división de los Magos", escribe Lash, significando aquello la arrogancia de juicio de los Illuminati, quienes creían que ellos eran indispensables, e incluso piensan que ellos son nada menos que "el regalo de Dios a la Humanidad".

     "Es bastante simple ver que esa mentalidad desarrollaría las estructuras jerárquicas en la sociedad hoy", dice Lash.

     Bastante verdadero. La así llamada Élite Global mantiene al planeta bajo control utilizando a empleados de los Illuminati conocidos como políticos, personal militar, policías y líderes religiosos, cuya función es ser los pastores de la sociedad, guardando a las ovejas... hasta que ellas estén listas para la matanza en sus interminables guerras y rivalidades inter-tribales.

     La gente que se comporta como ovejas es siempre la que más sufre debido a su programación. Mientras tanto los empleados de los Illuminati fingen que ése es el modo en que se supone que deben ser las cosas. Ese desacuerdo ideológico existente desde hace mucho tiempo en las Escuelas de Misterio, parece, ha causado las burdas injusticias de la vida en el planeta Tierra.

     "El programa Illuminati era (y todavía es) esencial para el patriarcado y su tapadera, la religión perpetradora", escribe Lash, describiendo la conspiración global que ha conquistado el mundo.

     "Si bien no se puede decir exactamente que los adeptos desviados conocidos como Illuminati crearon el patriarcado, ellos ciertamente lo controlaron", sigue Lash. "Y todavía lo hacen. El abuso del conocimiento iniciatorio para inducir estados esquizofrénicos, manipular personalidades múltiples en la misma persona, y el ordenar conductas por medio de la sugestión post-hipnótica (la técnica del Candidato Manchuriano) continúa hasta este día, con consecuencias realmente malas para el mundo entero".

     Intentando desenredar la errónea idea de que los gnósticos y los Illuminati se refieren a los mismos personajes, Lash escribe:

     "Si aceptamos que los Misterios eran escuelas para la co-evolución Gaiana dedicadas a la diosa Sofía, ellas no podían haber sido dirigidas por los Illuminati, como han supuesto algunos escritores contemporáneos (quienes creen que ellos están exponiendo a los Illuminati). Todo lo que los gnósticos hicieron en las escuelas estuvo destinado a contrapesar y corregir las maquinaciones de los adeptos desviados".

     La intención correcta una vez más se hace crítica, y la radical diferencia de ideología entre los gnósticos y los Illuminati se hace evidente.

     "La iniciación implicaba disolver los límites del ego en preparación para la compenetración profunda con la Naturaleza, no disminuír la conciencia del ego, de modo que el sujeto pudiera ser conductualmente programado usando el poder de la sugestión, de la marcación de huellas en la mente y otros métodos psicodramáticos. Esos instrumentos de modificación conductual de los Illuminati estuvieron estrictamente prohibidos en los Misterios supervisados por los gnósticos".

     Los pervertidos metafísicos conocidos como los Illuminati han estructurado la sociedad de hoy de modo que ella refleja la manipulación de la especie humana mediante sistemas de creencias religiosas, afiliaciones políticas, así como por el impacto continuo de la programación de los medios de comunicación conocida como "noticias" y "entretenimiento".

 

La Derrota de los Illuminati

     Como renegados de las Escuelas de Misterio que traicionaron los Misterios y subvirtieron la Gnosis ("Conocimiento"), el plan de los Illuminati para dividir, conquistar y gobernar el mundo ha funcionado completamente bien porque la gente es fácilmente programada en sistemas de creencias contrarias a su propio bienestar.

     Como Lash señala, "Expertos en teología y en argumentación dialéctica, los gnósticos eran capaces de refutar creencias fanáticas, pero eran incapaces de protegerse contra la violencia motivada por aquellas creencias".

     En otras palabras, la Teología Judeo-Cristiana Apocalíptica y de Aniquilación patrocinada por los Illuminati fue la responsable de la destrucción de las Escuelas de Misterio y del asesinato de los gnósticos, que no eran rivales equivalentes para aquellos que los percibieron como una amenaza para su dominio planetario.

     "Los gnostokoi, como [la profesora de filosofía] Hypatia [quien fue asesinada por la Iglesia], no sólo eran apolíticos sino que ellos deliberadamente se abstuvieron de participar en política a fin de disociarse a sí mismos del otro tipo de iniciados, los Illuminati, quienes habían quedado atrapados en una red de juegos de poder patriarcales y teocráticos desde su inicio", concluye Lash.

     Los Illuminati pueden ser considerados como apóstatas gnósticos que abandonaron su papel de iluminar a la especie humana a fin de cosechar los beneficios y los derechos de la Clase Dirigente.

     Ahora como antes, los Illuminati continúan moviéndose hacia su objetivo, un sueño febril de dominación mundial que culmina en el así llamado Nuevo Orden Mundial (Gobierno Mundial Único), que simplemente significa el Tecno-Feudalismo Global.

     Ésta ha sido siempre una Guerra Metafísica. Y las alternativas de la Humanidad son, una vez más, Libertad o Esclavitud.

     Tal vez los "sabihondos" (gnostokoi), un término despectivo usado por la Iglesia contra los gnósticos, podrían ser capaces de echarle una mano...–

 

 

 

     Nota: Para más detalles acerca del origen de la división entre "gnósticos" e Illuminati de acuerdo a John Lash, véase

http://editorial-streicher.blogspot.com/2012/05/john-l-lash-los-origenes-del-movimiento.html

 

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario