BUSCAR en este Blog

lunes, 5 de abril de 2021

Transformación Ritual Ocultista y Coronavirus

 

     En el sitio haveyenotread.com su editor, el estadounidense Steve Barwick, periodista y empresario de salud y nutrición natural, escribe de diversos asuntos pero permitiéndose expresar su orientación religiosa, un cristianismo basado en la Biblia. En Mayo del año pasado publicó allí un artículo (Occult Ritual Transformation and Coronavirus) que presentamos en castellano aquí, el cual, desde una posición religionista, analiza los aspectos de la ingeniería social implementada bajo el pretexto de la aparición de un virus, señalando el autor que las principales medidas tomadas no son sino parte de una iniciación ritual de la Humanidad, para introducirla, obviamente, en un nuevo ordenamiento mundial, con la salvedad de que los poderes ocultos que manejan todo esto son acérrimos enemigos del orden social cristiano que imperó durante tantos siglos, y que con estos nuevos ritualismos están preparando la venida de su señor, el mismísimo Satán o Anticristo, según la visión del autor Barwick.

TRANSFORMACIÓN RITUAL OCULTISTA y CORONAVIRUS:

Cómo el Uso de MASCARILLAS, el LAVADO de MANOS, la "SEPARACIÓN SOCIAL"

y los CONFINAMIENTOS Son Antiquísimos RITUALES OCULTISTAS Usados

para INICIAR a la Gente en un NUEVO ORDEN GLOBAL

por Steve Barwick

19 de Mayo de 2020

 

 

     En anteriores estudios y comentarios he documentado muchas veces que nuestros líderes globales hoy son en gran parte ocultistas. Lo son también los dueños de muchos de los negocios más grandes de nuestro país y de licencias de deportes. Incluso las celebridades empujan el ocultismo constantemente. Y muy francamente, en muchas iglesias cristianas se han infiltrado los practicantes de la Kábala, que es un libro judío de misticismo, hechizos mágicos, encantamientos, numerología artificial y otras prácticas esotéricas y ocultistas que los rabinos ortodoxos usan en el curso de sus vidas diarias, y que ahora enseñan a los líderes cristianos a usar también.

     De este modo, con tantos de los líderes de la "grada superior" del mundo impulsando el ocultismo —incluyendo a aquellos enemigos de Cristo que dirigen las cuatro dinastías ocultas de política, educación, economía y religión— no debería ser ninguna sorpresa que la crisis global del coronavirus entera esté repleta de simbología ocultista y de temas de iniciación ritual ocultista.

     En efecto, como usted verá en este comentario, la fabricada crisis del coronavirus entera es un gigantesco ritual ocultista desde el principio hasta el final, dividido en cuatro mini-rituales, cada uno con el claro propósito ocultista de iniciación y transformación del mundo y su gente en un nuevo orden global.

     De este modo, comencemos examinando los cuatro distintos pero inter-relacionados rituales ocultistas que componen esta ceremonia de iniciación ritual global masiva:

    1. Uso Ritual de la Mascarilla

    2. Lavado Ritual de las Manos

    3. Distanciamiento Social Ritual

    4. Confinamientos Rituales

     En el curso del examen de estos cuatro rituales ocultistas, haré todo lo posible para explicarle cómo cada uno es parte de una elaborada obra teatral diseñada para iniciar simbólicamente a la gente de este mundo en sus nuevas posiciones en un nuevo orden global, un nuevo orden que rechaza a Jesucristo y al cristianismo, y que pone a la gente de este mundo bajo el control último de una élite global cuyo dios es el diablo mismo.

 

1. EL USO RITUAL DE LA MASCARILLA

     ¿Se ha preguntado usted alguna vez por qué en Apocalipsis 17:5 Babilonia es llamada "Misterio, Babilonia"? Usted ya sabe que la palabra "Babilonia" significa "confusión" [babel]. ¿Pero qué significa la palabra "misterio"? Esto es lo que la Concordancia Strong [de palabras griegas] nos dice:

    «G3466 Mysterion, de un derivado de muo (cerrar la boca); un secreto o "misterio" (mediante la idea de silencio impuesto por la iniciación en ritos religiosos); misterio».

     No pase eso por alto. La palabra "misterio" en la Biblia tiene que ver con cerrar la boca cuando uno se somete a una iniciación religiosa secreta. Una vez más, es "la idea de silencio, impuesto por la iniciación en ritos religiosos". ¿No es interesante? Después de todo, en este momento [Mayo de 2020], 30 países, incluyendo a Estados Unidos, están obligando ahora a sus ciudadanos a llevar puestas mascarillas sobre sus bocas de manera obligatoria, aparentemente para ayudar a detener infecciones de coronavirus. Y ocurre eso, a pesar de que numerosos expertos médicos, incluyendo al jefe de los servicios de salud (Surgeon General) de Estados Unidos [1], hayan declarado abiertamente que el uso de mascarillas no tiene ningún efecto beneficioso en absoluto contra el coronavirus.

[1] https://www.foxnews.com/media/surgeon-general-explains-masks-public-coronavirus

     Más aún, numerosos expertos médicos han certificado el hecho de que las mascarillas pueden ser incluso peligrosas para la salud de alguien por cuanto ellas reducen el pensamiento claro (e incluso la conciencia) al atrapar el dióxido de carbono en el espacio interior de la mascarilla, obligando a la gente a respirarlo de nuevo repetidas veces, reduciéndole de esa manera a la sangre el aire fresco y el componente vivificante de oxígeno que él contiene.

     Entonces, ¿por qué están los poderes fácticos, globalmente, obligando a los ciudadanos a llevar puestas esas mascarillas faciales, si ellas simplemente no sirven contra el coronavirus, y bien podrían ser peligrosas para la salud? La respuesta podría sorprenderle: el enmascaramiento ha desempeñado tradicionalmente un papel muy importante en los rituales ocultistas. Entre otras cosas, el uso de la mascarilla sobre la boca es una señal de sumisión, un signo de disposición a estar sometido a otros que no son vuestro Soberano habitual. 

     Pero hay más. Según la Enciclopedia Británica, el uso de máscaras es "Una forma de disfraz u ocultación por lo general llevada puesta sobre o delante de la cara para esconder la identidad de una persona y, por sus propias características, para establecer otro ser". En otras palabras, el uso de una mascarilla representa una transformación ocultista —una alquimia humana, si usted prefiere— desde un rol a otro, desde una manera de ser, a otra. En realidad, en este caso, desde un individuo soberano bajo Dios a un sujeto colectivo bajo los hijos del diablo.

     Usted ve, el ritual de enmascaramiento está específicamente diseñado para invertir el orden de jerarquía establecido por Dios mismo. En la jerarquía del Padre celestial, usted es un representante soberano de Su palabra en esta Tierra. Y vuestro trabajo es hablar Su palabra a otros. Como tal, usted siempre debe permanecer no-enmascarado, porque su trabajo —en su papel terrenal como uno de Sus representantes fieles— es hablar y explicar Su Palabra a otros. Y para hacer eso, usted debe abrir su boca. A usted no puede serle puesto un bozal. Usted no puede ser enmascarado.

     Llevar puesta una mascarilla es un poderoso símbolo ocultista que indica su sumisión a otro poder distinto del Dios Creador. De este modo, en la jerarquía de Dios, usted es un representante soberano de Su palabra en esta Tierra, y vuestro trabajo es difundir aquella palabra a tantos otros como sea posible en el curso de su vida adulta. Pero en la jerarquía de los ritualistas, es muy al contrario:

     El punto entero del uso ritual ocultista de la mascarilla es martillar en vuestra subconsciencia —hasta que se haga completamente verdadera en su vida diaria— la idea de que las cosas ya no son lo mismo, y que nunca serán lo mismo otra vez.

 

     Las mascarillas apresuran la supresión del ego para ayudar a facilitar la muerte de la vieja identidad antes de la identificación con, y la manifestación de, una nueva identidad.

     Ésta es una iniciación en un nuevo orden. Pero es también una transformación del Yo en una nueva posición en aquel nuevo orden.

     Bajo la influencia del ritualista ocultista, usted, al ser enmascarado por la boca, ya no es la persona que usted solía ser. Usted ya no es un vocero de Dios en esta Tierra. Usted es repentinamente degradado y reasignado a la posición de sujeto obediente. Simbólicamente, usted se convierte en un siervo en el nuevo orden. Ése es su nuevo papel, su nueva identidad... como lo representa el uso de la mascarilla.

     El uso de la mascarilla es simplemente parte del ritual de iniciación usado para señalar visual y psicológicamente vuestro consentimiento a este nuevo ordenamiento. En efecto, al llevar puesta la mascarilla usted está señalando su consentimiento a aceptar una nueva y muy diferente posición en un nuevo orden global. En vez de ser un representante soberano de Dios y de Su palabra en esta Tierra, en esencia, usted consiente en convertirse en un servicial súbdito —un esclavo— de los enemigos mismos de Dios y de su Cristo. Enmascarado, usted sirve de buena gana ahora a los objetivos del enemigo, y ya no de Dios.

     Cuando usted obedientemente se pone la mascarilla sobre su boca, usted simbólicamente le está diciendo a los ritualistas: "Confieso que mis palabras ya no tienen ningún propósito o importancia en esta vida. Mi único objetivo ahora es la obediencia a vuestras palabras y órdenes".

     Y al alzarse ellos mismos a la posición de vuestro nuevo soberano, y en el proceso poniéndole a usted un bozal como a un perro, ellos alquímicamente crean un nuevo usted en un nuevo papel bajo nuevas reglas. Ése es el cambio transformacional alquímico implicado en el ritual.

     Ellos están muy literalmente intentando tomar el lugar de Dios en vuestra vida, y hacer de usted un súbdito complaciente. Ellos se están convirtiendo en vuestro suplantador de Cristo, en vuestro anticristo.

     Y al colocarse la mascarilla en vuestra cara, usted llega a ser el involuntario sirviente fiel de ellos. Usted está siendo ritualmente iniciado en el nuevo orden. Usted podría no comprenderlo, pero en la magia ocultista, la víctima no tiene que estar al tanto del sentido detrás de lo que a ella se le dice que haga. La ejecución del ritual mismo —a petición— es todo lo que importa.

     Entonces, ¿quién, exactamente, nos está haciendo esto?

    1ª Juan 2:18: "Hijitos, esta es la hora última. Ustedes han oído que viene el anticristo; pues bien, ahora han aparecido muchos anticristos. Por eso sabemos que es la hora última".

     Usted no pensó que esos "muchos anticristos" estarían holgazaneando todo el día, no haciendo nada, en los días finales de esta edad terrenal de la carne mientras esperan el retorno de su padre el diablo en su papel como el falso mesías, ¿verdad? Naturalmente, ellos están ablandando las cosas para su dios, Satán, antes de que llegue aquí. Ellos están usando la magia ritual ocultista ceremonial, a una escala global, para capturar al mundo entero en su red. Al llevar puesta la mascarilla, usted está siendo simbólica y alquímicamente transformado —"nacido de nuevo"— en el nuevo sistema global de ellos, mediante la programación ritual ocultista.

     Más de la Enciclopedia Británica acerca del uso ritual de la máscara:

    "La persona que lleva puesta la máscara también se considera que está en asociación directa con la fuerza espiritual de la máscara y está por consiguiente expuesta al peligro personal de ser afectada por ello. (...) Tras ponerse la máscara, la persona a veces experimenta un cambio psíquico, y, como en un trance, asume el carácter del espíritu representado por la máscara".

     Bien, el anticristo —el sustituto de Cristo— es la "fuerza espiritual" de la máscara de la que hablamos. Él es el espíritu detrás de los poderes fácticos que están trabajando para llevar a cabo esta toma global del poder. Y son los poderes fácticos quienes han enmascarado, abozalado y degradado a usted para su nuevo status de esclavo, en el nombre del dios de ellos, el diablo mismo.

     El uso ritual de la mascarilla está diseñado para poseerlo a usted con el espíritu de servilismo ante sus nuevos jefes supremos, que son los "muchos anticristos". Y eso lo prepara a usted para hacer lo mismo cuando el anticristo llegue y ofrezca su verdadera "marca", que examinaremos al final de este comentario.

     Si usted no cree que usar la mascarilla muy literalmente cambia a la gente, como declara la Enciclopedia Británica en la cita mencionada, piense en todos los enmascarillados que usted ha visto en videos que persiguen alocadamente a la gente que no lleva puesta mascarilla en la calle, reprobándola en público, y gritándole que hay "sangre en sus manos" por no enmascararse como los niños buenos siempre deberían.

     Por medio del uso de la mascarilla, los ritualistas ocultistas han creado un ejército de autómatas programados que toman el ritual tan en serio que ellos se sienten personalmente y físicamente amenazados cuando usted no lleva mascarilla. Y ellos no tienen problema en decírselo a usted, y a menudo de manera ruda.

     La Enciclopedia Británica continúa diciendo sobre el ritual del enmascaramiento:

    "Por lo general, sin embargo, el portador [de la máscara] se convierte en un asociado del carácter por el que él se hace pasar, dándole a la máscara no sólo una importante chispa de vitalidad por el centelleo de sus propios ojos sino también dándole vida con sus movimientos y posturas".

     En otras palabras, al final, la máscara se hace parte de la identidad misma de aquellos que la llevan puesta. La transición ocultista se hace completa. El "nuevo usted" nace a partir del ritual.

     La Enciclopedia Británica posteriormente declara:

    "Pero a menudo el portador parece hacerse psicológicamente uno con el personaje que él está ayudando a crear. Él parece convertirse en un autómata, sin voluntad propia, que ha quedado subordinado a la voluntad del personaje de la máscara".

     Usted podría recordar aquellas docenas de videos que muestran a enfermeras y trabajadores de hospital totalmente enmascarados que participan en videos de bailes cuidadosamente coreografiados, mientras simultáneamente miles de desdichadas víctimas del coronavirus están supuestamente muriendo muertes crueles y siendo apiladas como leña en aquellos mismos hospitales. Sí, una verdadera danza de la muerte enmascarada, tal como las que usted ve en las películas.

     Más aún, añadiendo el baile al uso de la mascarilla, los nuevos esclavos muestran su disposición a entretener a sus captores, tal como los soldados babilónicos de la Antigüedad trataron de obligar a los cautivos israelitas a entretenerlos con música:

    Salmo 137:1-4: "Junto a los ríos de Babilonia, allí nos sentábamos, y llorábamos, acordándonos de nuestra tierra. Sobre los sauces en medio de ella colgamos nuestras arpas. Y los que allí nos habían llevado cautivos nos pedían que cantásemos, Y los que nos habían desolado nos pedían alegría, diciendo: Cantadnos algunas de las canciones de vuestra tierra. ¿Cómo cantaremos canción del Señor en tierra de extraños?".

     De este modo, la gente, en términos generales, ni siquiera comprende la profundidad y la severidad del golpe intentado contra ellos, porque está siendo llevado a cabo casi únicamente por medio del engaño ritual ocultista, que es por lo cual hemos sido advertidos de que habrá tiempos en que no podremos confiar ni siquiera en nuestros propios vecinos:

    Jeremías 9:4-6: "Cuídese cada uno de su prójimo. En ningún hermano tenga confianza; porque todo hermano suplanta, y todo prójimo anda calumniando. Cada uno engaña a su prójimo, y no hablan verdad; enseñan su lengua para hablar mentira. Se han pervertido hasta el cansancio. Su morada está en medio del engaño".

     Primero, los poderes establecidos engañan a vuestros vecinos para que se pongan la mascarilla. Luego éstos, pensando que están haciendo lo correcto, trabajan para empujarlo a usted a hacer lo mismo, usando la presión de los pares y el aparentar virtud. Y si usted rechaza ser engañado, como ellos lo están, ellos lo difamarán a usted y se le volverán en su contra. ¿Le suena esto también familiar?

     Dígame otra vez, ¿cuántas ciudades y Estados han facilitado ahora un altamente publicitado soplonaje telefónico, de acuerdo al cual vuestros vecinos pueden llamar a un número y acusarlo a usted por no llevar puesta una mascarilla? Se dice que una sola ciudad estadounidense ha registrado unas asombrosas 200.000 llamadas acusadoras en una sola semana. Sí, eso es sólo una versión actualizada de lo que el libro de Jeremías nos dice que ha sucedido antes. Vecinos vueltos en contra de vecinos. En este caso, por no cumplir con un ritual prescrito.

     Como en la vieja película "Invasion of the Body Snatchers", vuestros propios vecinos terminan como "gente de las vainas" controlados de mente que no quieren nada más que arrastrarlo a usted hacia la colmena de vainas interconectada con ellos y todas las otras víctimas del control de la mente, y traicionándolo felices a usted durante ese proceso (y a vuestra libertad y posición dadas por Dios).

     Pero el uso de la mascarilla tiene otro sentido ocultista también, que sólo hemos mencionado ligeramente. Como el sitio web Coronacircus.com declara sobre el uso de las mascarillas:

     «Para entender mejor el simbolismo de llevar puesta la mascarilla, escriba la palabra "censura" en Imágenes de Google y vea qué tipo de ilustración aparece predominantemente. Aquí hay una muestra de lo que usted encontrará:

 


     «Eso es también por qué los líderes más figurones estén aparentemente rechazando "enmascararse": somos nosotros los que deben ser amordazados, no ellos.

 

     «Estas asociaciones inconscientes son muy fuertes. Las mordazas son un símbolo de servilismo y dominación; ellas son profundamente humillantes (y en efecto ellas son populares en prácticas de esclavitud sexual sado-masoquista).

 

     «Por eso la gente se resiste tanto a ellas; y por eso están actualmente siendo hechas obligatorias en todo el mundo. Hay pocas dudas de que los bárbaros improductivos que están detrás de este circo están disfrutando; ellos creen que están siendo sutiles».

     Oh, sí. Sutiles como la serpiente. Coronacircus.com sigue indicando:

     «Eso también implica imponer los símbolos de ellos sobre nosotros. La interpretación esotérica del amordazamiento obligatorio se enlaza directamente con la simbología del silencio, que es tan antigua como el ocultismo mismo» [2].

[2] https://coronacircus.com/2020/05/06/masks-as-the-metaphorical-muzzle/

     Y aquí hay una pequeña cosa en particular sobre la cual ellos amarían que usted guardara silencio:


     Advertencia en una caja de mascarillas corrientes: "Este producto... no proporcionará ninguna protección contra el COVID-19 (Coronavirus) u otros virus o contaminantes".

     Sí, ellos incluso admiten directamente en la caja de mascarillas que ellas no sirven contra el coronavirus. Entonces, ¿por qué lo obligarían a usted a llevarla puesta bajo pena de la ley? Porque, en el gran esquema de las cosas, llevar puesta una mascarilla no tiene nada que ver con el coronavirus. Tiene que ver con iniciarlo a usted en el nuevo orden global, y vuestro nuevo lugar dentro de él.

     Finalmente, como declara el sitio web ocultista occult-world.com sobre el uso de máscaras:

    "...Los pueblos antiguos entendieron bien el poder de la máscara. La evidencia del uso de máscaras en sociedades prehistóricas muestra que las máscaras pueden haber sido destinadas para transformar mágicamente al que las usa.

 

    "La máscara ha sido reverenciada como un objeto sagrado de poder, una cosa viviente que tiene su propia personalidad o que representa a la persona de otro ser. Ella permite al que la porta traer mágicamente a la vida, e incluso convertirse en, el personaje o espíritu representado por la máscara.

 

    "...La máscara es un mediador entre el ego y el arquetipo, lo mundano y lo sobrenatural, lo sagrado y lo cómico. Ella conecta al presente con el pasado, al individuo con el colectivo entero de la raza, la cultura, el país y la Humanidad" [3].

[3] https://occult-world.com/mask/

     En otras palabras, el uso de la mascarilla es simbólico de la silenciosa aceptación de un mundo único humanístico bajo Satán.

     Como usted puede ver ahora, hay muchísimo más en el uso de mascarillas que lo que hemos sido llevados a creer. El uso de la mascarilla es un fenómeno muy ocultista, y siempre lo ha sido. Literalmente, durante miles de años.

     En efecto, esto es un asombroso ejemplo de un mysterion, una iniciación religiosa secreta que tiene que ver con el silencio impuesto cerrando la boca. Nuevamente, según la Concordancia Strong, la palabra "misterio" del título "Misterio, Babilonia" consiste en "la idea de silencio, impuesto por la iniciación en ritos religiosos".

     Seguramente ya usted entiende que el uso de la mascarilla no tiene nada que ver con el coronavirus sino en cambio con las corruptas creencias paganas y ocultistas de nuestros actuales jefes supremos que procuran hacernos sus esclavos complacientes por medio de la programación psicológica, o programación ritual ocultista.

     Pero no esté sorprendido. Eso es lo que los ocultistas hacen. Como la historia de la dama que rescata a la desdichada serpiente, sólo para que más tarde ésta la muerda. Pero cuando ella pregunta a la serpiente "¿Por qué me mordiste?", la serpiente simplemente contesta: "Porque soy una serpiente, señora. Esto es lo que hacemos".

     Al hacer que usted lleve puesta la mascarilla, aquellos que están en el poder lo están iniciando a usted en el nuevo orden de ellos. Ellos lo están degradando a usted desde su posición como un representante soberano de Dios en la Tierra a su nueva posición como un esclavo dependiente del sistema de ellos, su "Misterio, Babilonia", que podría muy simplemente ser traducido como "Confusión Silenciosa".

     ¿Puede el poder de este ritual ocultista ser detenido? Sí, puede. Y muy fácilmente, por cualquier cristiano. Como cristiano, usted puede simplemente elegir no participar en el ritual, dejar de participar, retirar su consentimiento.

 

2. LAVADO RITUAL DE MANOS DIARIAMENTE

     Hemos descubierto ahora que el fenómeno global del uso de mascarillas es parte de un ritual de iniciación ocultista diseñado para introducir al iniciado en un nuevo paradigma, una nueva posición en un nuevo orden global. La mascarilla misma señala el consentimiento de alguien al cambio, y simboliza la pérdida de la anterior posición soberana.

     De este modo, ¿qué hay de los otros rituales que ellos han impuesto sobre nosotros, como el diario lavado ritual de manos? Quizás usted ha lavado diligentemente sus manos ocho o diez veces por día ahora, durante meses sin parar, pensando que ése es un modo de evitar que "el virus" lo infecte. Y sí, hay en efecto alguna verdad en la idea de lavarse las manos para ayudar a prevenir la propagación de un microorganismo infeccioso. Pero... en realidad, para los objetivos de la iniciación ritual ocultista, los poderes fácticos lo tienen a usted simbólicamente lavando sus manos de sus deberes con Cristo.

     Para los ocultistas, ese forzado lavado ritual ocultista de las manos revoca el público lavado ritual de manos de Pilatos, que, durante los pasados 2.000 años, ha puesto la responsabilidad por la muerte de Cristo en las manos de los ritualistas mismos, y ha absuelto a Cristo (y a los romanos) de toda culpa:

    Mateo 27:24: "Cuando Pilatos vio que no conseguía nada, sino que el alboroto era cada vez mayor, mandó traer agua y se lavó las manos delante de todos, diciendo: —Yo no soy responsable de la muerte de este hombre; es cosa de ustedes".

     Pilatos realizó un lavado ritual de sus manos delante de toda la gente de Israel como una manera de colocar la responsabilidad de la muerte del Señor directamente sobre las cabezas de aquellos que se aseguraron de que Él fuera crucificado.

     Ahora, los poderes fácticos en este día y época —quienes son descendientes de aquellos mismos poderes terrenales que le quitaron la vida a Cristo en aquella cruz en el Calvario— lo tienen a usted trabajando cada día, en el simbólico ritual ocultista, para revertir el impacto del lavado ritual de manos original de Pilatos, así como de su declaración de la inocencia de Cristo.

     "Lave sus manos", le repiten a usted cada día los poderes establecidos. "Lave al menos durante 30 segundos cada dedo de sus manos, y sus palmas y el dorso de sus manos. Haga eso repetidamente a lo largo del día si usted quiere vivir".

     De este modo, vuestra aceptación del uso ritual de la mascarilla comienza alquímicamente a crear el "nuevo usted", el sirviente iniciado que se mueve desde su antigua posición a la nueva. Y su lavado ritual de manos lo tiene a usted simbólicamente (aunque inconscientemente) removiendo vuestra antigua posición —su antiguo Maestro y sus caminos prescritos— en previsión de vuestro nuevo maestro. Es así de simple.

     El lavado de manos es el símbolo ritualista ocultista del rechazo. Cuando usted cae en esa trampa del ritual del lavado de manos, usted simbólicamente está removiendo su antigua vida, bajo Cristo, en una complaciente aceptación de su nueva vida bajo el nuevo orden del enemigo y sus "muchos anticristos" que han estado llevando a cabo esta toma del poder desde un comienzo.

 

3. EL RITUAL DEL "DISTANCIAMIENTO SOCIAL"

     Así, si el ritual del enmascaramiento señala el consentimiento de alguien al cambio, y simboliza la pérdida de la anterior posición soberana, y si el ritual del lavado de manos simboliza el deshacerse del antiguo orden cristiano para que el nuevo orden pueda ser introducido, ¿qué significa el ritual del "distanciamiento social"?

     Éste es casi demasiado fácil de discernir: desde un comienzo, el uso del mágico número seis —en los seis pies [1,80 mt.] de distancia— debería poner vuestros sentidos, vuestro discernimiento, en alerta.

     Después de todo, no hay ningún número ocultista más extensamente usado en el mundo que el número "seis". Como usted sabe, el número mismo del anticristo es "seiscientos sesenta y seis".


     "Distanciamiento social" como humillación ordenada por el Estado... Si los restaurantes que cumplen los edictos de los gobernadores pueden hacerlo a usted participar en esta "nueva normalidad", ése es un claro mensaje de que el gobierno puede hacerle cualquier cosa a usted sin sufrir repercusiones...

     Los que están en el poder nos aseguran que si todos caminamos manteniendo una distancia de seis pies, no nos contagiaremos del coronavirus. ¿Realmente necesita usted que yo le explique por qué eso es un montón de bazofia? ¿Usted no está consciente de que hay ya MILLONES de virus en cada inhalación de aire que usted toma? No importa dónde usted camine, aquellos virus están allí, entre 1,6 y 40 millones de virus en cada metro cúbico de aire por el que pasamos cuando caminamos.

     De este modo, no importa a qué distancia esté usted de otros, aquellos virus están allí. Usted no puede evitarlos, excepto quizás si lleva puesto un completo traje para manipular material peligroso junto con un tanque de aire que usted tendría que estar usando 24 horas al día, siete días por semana.

     Por lo tanto, tal como el uso de la mascarilla, el distanciamiento social es una mentira. No puede servir de nada. Y sin embargo estamos siendo obligados a participar en ello. Pero ¿por qué ellos harían eso? Y si eso realmente no puede ayudar contra los virus, ¿cuál es su propósito oculto?

     Cada uno de nosotros es una parte individual, pero integral, de los muchos miembros del cuerpo de Cristo. No caminamos simplemente con Cristo. Los cristianos caminan en Cristo.

     Pero simbólicamente hablando, el ritual del "distanciamiento social" —a los mágicos "seis pies" de distancia— es parte del ritual de iniciación que LO SEPARA A USTED de Cristo. Más bien que andar en Él, como su representante en esta Tierra, usted está ahora simbólica y ritualmente separado de Él. Como en la hipótesis de los Seis Grados de Separación [4]. Separado a seis pies del Padre, a seis pies del Hijo, y a seis pies del Espíritu Santo. Sí, ésos son 6-6-6.

[4] https://es.wikipedia.org/wiki/Seis_grados_de_separaci%C3%B3n

     Las ramificaciones ocultistas son indiscutibles.

     Pero eso no es todo: Cada individuo cristiano debe permanecer a seis pies de distancia de todos los otros cristianos. ¿Entiende usted qué están haciendo los que están en el poder, ritualmente y simbólicamente? Permítame explicarlo: Como un miembro del Cuerpo de Cristo, se supone que usted es una parte integral del "cuerpo entero adecuadamente ligado y compacto mediante la unión entre sí de todas las articulaciones que lo sostienen" (Efesios 4:16).

     El término "adecuadamente ligado" significa "unido, unión a unión" o "estrechamente conectado". La palabra "compacto" significa "unido". En otras palabras, se supone que los cristianos se juntan, como nervios y articulaciones, fuertemente unidos en el Cuerpo de Cristo. Pero la regla de iniciación ritual ocultista de los seis pies de separación simbólicamente neutraliza esa orden. (Recuerde, ésta es una forma de magia ocultista. Los símbolos lo son todo en la magia ocultista).

     Dicha regla pone una distancia artificial y arbitraria entre aquellos que se supone que no tienen ninguna distancia en absoluto entre ellos. Ella destroza por las costuras el cuerpo metafórico de Cristo, simbólicamente hablando. Ella separa las "articulaciones y nervios" que se supone que están muy fuertemente entretejidos. Pero usted sabe que, en tanto cristiano, no hay absolutamente nada en esta Tierra que pueda separarlo del amor de Cristo. Y eso incluye especialmente algún estúpido ritual ocultista.

     Sin embargo, magia ocultista ritual es lo que hacen los poderes establecidos. Ellos se enorgullecen de eso. Su Kábala está llena de ella. Eso es lo que ellos han hecho durante miles de años. En otras palabras, eso es aquello en lo cual sinceramente creen. Y... eso es lo que ellos quieren que nosotros compremos sin pensamiento crítico.

     Hace siglos, ellos trajeron su magia kabalística ritual ocultista desde Babilonia. Ahora ellos han abierto los libros antiguos. Y ellos están desatando los rituales en los días finales de esta edad terrenal de la carne. Y la peor parte es ésta: Eso realmente está funcionando. La gente está cayendo en ello debido a la profundidad y la anchura del engaño. Y todo esto es por un virus que tiene una tasa de supervivencia del 98,5%. ¡Hablemos de poner a la gente en un trance global!

     Al final, el ritual del forzado "distanciamiento social" está diseñado para negar o neutralizar simbólicamente la Palabra de Dios de múltiples maneras:

    —Eliminando el compañerismo entre los creyentes.

    —Deteniendo los servicios de iglesia por todo el mundo.

    —Haciendo que los pastores fieles de iglesia sean citados o incluso detenidos por realizar servicios.

    —Haciendo que las congregaciones de fieles sean citadas o incluso detenidas por asistir a servicios de iglesia.

    —Desgarrando simbólicamente el cuerpo místico y metafórico de Cristo, que se supone que está "adecuadamente ligado y compactado".

     En Amós 3:3 el profeta hace una pregunta muy simple: "¿Pueden dos caminar juntos si no estuvieran de acuerdo?". Bien, dos cristianos no pueden "caminar juntos" si los que están en el poder pueden obligarlos a mantener seis pies de distancia. Construímos un cuerpo de muchos miembros, un templo vivo de Cristo, con cada ladrillo presionado contra el siguiente como los tendones que atraviesan vuestro cuerpo físico. Pero usted no puede construírlo si usted no puede presionar los ladrillos entre sí en el proceso de edificación. Usted sabe lo que sucede cuando hay huecos en las junturas entre los ladrillos: eso da a las "ratas" un modo fácil de entrar en el templo.

     El punto fundamental es que el ritual del "distanciamiento social" está simbólicamente diseñado para limitar de manera física y espiritual el impacto del cristianismo en esta Tierra, y para poner un alto al crecimiento del Cuerpo de Cristo de muchos miembros en los días finales de esta edad terrenal de la carne. Se trata de un ritual muy astuto.

     Pero aquí hay algo que los poderes fácticos han pasado por alto: "Que por lo tanto lo que Dios ha unido, no lo separe el hombre" (Mateo 19:6). Y nosotros seguimos aquella orden exponiendo los rituales ocultistas de los poderes establecidos. Nosotros dejamos de participar en los rituales globales y sus componentes. Y reanudamos nuestro trabajo para el Señor. Nosotros caminamos juntos, fuertemente unidos, nunca a seis pies de distancia, ni física ni espiritualmente. E independientemente de lo que usted haga, no deje que los autómatas de este mundo lo fastidien a usted en cuanto al "distanciamiento social" tampoco. No es asunto de ellos dónde o cómo usted camina en el Señor. Pero siempre sepa que esos completamente podridos supervisores sin trabajo están ahí, y que ellos lo desprecian a usted por su opción de no consentir el nuevo orden.

 

4. EL RITUAL DE LOS CONFINAMIENTOS Y EL "AISLAMIENTO SOCIAL"

     "Quédese en casa. Permanezca seguro. Salve vidas". Eso es lo que nos dicen, de una u otra manera. Sin embargo, un estudio reciente de hospitales del área de Nueva York demuestra que un enorme 66% de todas las hospitalizaciones por coronavirus ha sido entre gente que usaba mascarillas, lavaba sus manos, mantenía seis pies de separación, y se quedó en casa. En otras palabras, la gran mayoría de las hospitalizaciones fue entre gente que siguió las reglas, lo que llevó al Daily Mail a preguntar en un titular de noticias "¿Sirven Siquiera los Confinamientos?".


     Los draconianos "encierros" para gripes pandémicas fueron rechazados como ineficaces y destructivos en un influyente informe de 2006 acerca de enfermedades infecciosas y bases socioeconómicas, de epidemiólogos serios y experimentados conducidos por D. A. Henderson, antiguo decano de la Escuela de Salud Pública de la Universidad Johns Hopkins, el hombre que erradicó la viruela. Vea

https://www.thegatewaypundit.com/2020/05/study-led-d-henderson-man-eradicated-smallpox-finds-draconian-lockdowns-flu-pandemics-rejected-ineffective-even-destructive/

     Y si los encierros no sirven, entonces ¿por qué nuestros jefes supremos globales están haciéndonos permanecer en casa? Desde un punto de vista ocultista, hay una respuesta: los confinamientos son poco más que rituales de aislamiento social, realizados con el propósito de "purificar" al iniciado, para que él pueda así entrar en el nuevo orden no impedido por cosas del pasado que los poderes establecidos ya no consideran beneficiosas para el iniciado.

     Hay básicamente cuatro etapas en un ritual de aislamiento:

—Etapa 1: Aislamiento para la purificación (usted es cortado de lo normal, y empujado en una "nueva normalidad" que es completamente diferente de su vida pasada).

—Etapa 2: Rendición ante la "nueva normalidad". Eso a menudo implica que se dé un regalo simbólico (piense en los "cheques de estímulo"), lo que lleva al iniciado a creer que él está siendo bien cuidado por sus nuevos jefes supremos, de modo que no hay ninguna necesidad de rebelarse contra el nuevo orden en el que uno está siendo iniciado.

—Etapa 3: Sacrificio. Ningún regalo puede ser dado sin que algo sea tomado a cambio. En este caso, vuestra dignidad, vuestra soberana independencia, vuestra voz, vuestro poder individual en esta Tierra. Todas esas cosas, y más, están siendo tomadas de usted a cambio de la fría "comodidad" de un nuevo camino en un nuevo mundo.

—Etapa 4: Sumisión. Piense: Vacunas requeridas, rastreo social, la voluntaria aceptación de nuevas reglas para un nuevo orden.

     Nuevamente, la idea es que la "nueva persona" que está siendo iniciada en el "nuevo orden" tiene que ser psicológicamente, si no físicamente, purgada del viejo camino, antes de ser iniciada gradualmente en el nuevo camino.

     En el sitio therayfield.com, un artículo acerca de rituales de iniciación afirma:

    «La etapa ritual del aislamiento es para la purificación. En esta etapa, el iniciado es separado de lo mundano.

 

    El iniciado es en gran parte separado de las personas, sitios y cosas que son por otra parte familiares y a los que el iniciado está acostumbrado, a fin de ser "limpiado" de aquello.

 

    El iniciado es obligado a quedar separado y aislado, purgado y "purificado".

 

    Un elemento esencial de esta separación del ambiente típico de alguien es la suspensión de las reglas normales de la vida a las cuales uno está acostumbrado; la manera normal ya no corre.

 

    La mayor parte de los sentidos del iniciado llegarán a ser dirigidos y regulados en ese tiempo. En otras palabras, la mayoría de lo que el iniciado ve, oye, huele, toca y gusta, es deliberadamente controlado.

 

    ...Con ninguna parte donde ir excepto los lugares que son "permitidos", el iniciado apartado y aislado puede ser forzado a enfrentarse a su propio reflejo y a sus sombras interiores que han sido ignoradas o sepultadas en algún sitio profundamente debajo del día a día común.

 

    ...Así como los rituales de iniciación implican una rendición, ellos también involucran sacrificio; tanto el elemento tangible que puede ser sostenido en la mano, como el intangible, como los comportamientos, deben ser abandonados a requerimiento.

 

    Después de todo, para que algo sea "dado", algo también debe ser tomado: una señal de sumisión, un poco de sangre, un poco de arcilla para ser moldeada de nuevo.

 

    Ya sea dramáticamente abierto o engañosamente sutil, el ritual reinterpreta la realidad; una nueva definición de la realidad es dada. Es introducido un entrenamiento en la forma de nuevos comportamientos y conocimientos, incluyendo mitos y códigos.

 

    Las cosas necesarias para que los nuevos miembros funcionen adecuadamente en la nueva versión de la sociedad en la que ellos están siendo introducidos son todas infundidas durante ese tiempo. La repetición es típica, ya que su uso ayuda a martillar el hechizo en la mente de los iniciados» [5].

[5] https://therayfield.com/why-youre-wearing-a-mask-the-pagan-ritual-of-transformation

     Sólo piense en ello: Lo que se está describiendo es la implementación de la "nueva normalidad".

     Pero usted tiene que perder la "antigua normalidad" primero, a fin de ser iniciado en la "nueva normalidad". De ahí los confinamientos, la pérdida de trabajos, las restricciones de viajes, las restricciones comerciales, la escasez de alimentos, y muchísimo más. Al final, la "nueva normalidad" se convierte en la norma, y los viejos caminos son gradualmente olvidados. Nuevas mitologías son creadas para el nuevo mundo, por nuestros nuevos amos. Y el "nuevo usted" —el transformado usted— es nacido a partir del aislamiento.

 

EN RESUMEN

     De este modo, allí usted lo tiene. El mundo hoy está experimentando una ceremonia ocultista de iniciación y transformación ritual en cuatro partes, en gran parte conducida por medio de simbología —como prácticamente todos los rituales ocultistas lo son— y diseñada para llevar a cada uno, de manera voluntaria y servicial, hacia el nuevo orden global.

• El ritual ocultista global del uso de la mascarilla señala vuestro consentimiento a vuestra nueva posición subordinada, bajo vuestros nuevos amos, y la pérdida de vuestra posición como un representante o vocero de la palabra de Dios en esta Tierra.

• El ritual ocultista global del lavado de manos representa el deshacerse del antiguo orden (es decir, el orden cristiano al que usted una vez perteneció), para que un nuevo orden pueda ser introducido y firmemente establecido.

• El ritual ocultista global de los seis pies de "distanciamiento social" simboliza el desmantelamiento del Cuerpo de Cristo en la Tierra, de manera que ya no funcione como una unidad estable y cohesiva.

• El ritual ocultista global de los confinamientos simboliza el aislamiento de todo lo normal, de manera que usted pueda ser "purificado" de sus viejos caminos, rinda su antiguo status al nuevo orden, le sacrifique su propio Yo, y finalmente, voluntariamente se someta al nuevo orden mediante la obediencia a él. Y esto continuará hasta que, al final, el "nuevo usted" evolucione como un Fénix desde el drama y el trauma, directamente hacia los acogedores brazos de Satán mismo.

     Considerándolo todo, es una vista sobrecogedora de contemplar.

     Todo el asunto está siendo llevado a cabo por medio de una obra dramática casi teatral, masiva y global, repleta de rituales ocultistas en los que prácticamente cada uno, a excepción de los elegidos de Dios, está participando de buena gana, ignorante de su verdadero significado y su objetivo último.

 

La Marca de la Bestia

     A fin de cuentas, estos rituales ocultistas de iniciación en curso (mascarillas, lavado de manos, separación y confinamientos) son el precursor directo, si usted quiere, para la aceptación de la Marca de la Bestia.

     Ahora bien, la Biblia nos dice que la Marca de la Bestia es colocada en la frente y en la mano derecha (Apocalipsis 13:16-17) de aquellos que voluntariamente la tomen.

     Yo a menudo me he preguntado cómo tantas personas —el mundo entero, realmente, a excepción de los elegidos de Dios— podrían recibir la Marca de la Bestia, voluntariamente, ya que ésa es muy literalmente la más conocida "marca" ocultista que el mundo haya conocido alguna vez. Después de todo, muchas más personas saben acerca de la Marca de la Bestia que de otras "señales", como la Letra Escarlata (una letra A marcada al rojo en la carne de una adúltera), o la estrella amarilla que los judíos llevaban en su ropa.

     Pero ¿y si la infame Marca de la Bestia no fuera una señal visible en absoluto? No una vacuna, no un tatuaje, no un "punto cuántico", no una cicatriz en la carne humana quemada, sino en cambio ¿una marca invisible, espiritual?

     En efecto, si la Marca de la Bestia es tan aparentemente inofensiva en su naturaleza, uno puede ser muy fácilmente engañado para recibirla, por medio de un ritual ocultista de iniciación y transformación mágica, como vemos que está ocurriendo hoy a nivel global.

     La "marca" en la frente simplemente significa que uno mentalmente "compra" el nuevo sistema en el que se está siendo iniciado. Y la "marca" en la mano derecha significa simplemente que uno comienza a trabajar para el nuevo sistema... convirtiéndose en un participante pleno y decidido de ello.

     En otras palabras, ¿y si la Marca de la Bestia en la mano derecha y en la frente simplemente significa que la gente "compra" el nuevo sistema, con su mano y su mente? Simbólicamente hablando, primero el iniciado cree de buena gana la engañosa historia promulgada por los que están en el poder (es decir, tenga presente que la creencia es una función de la mente / frente), y luego el iniciado de manera seria y voluntaria participa en la iniciación y programación ocultista (es decir, comienza a llevar puesta una mascarilla, a lavar sus manos, a distanciarse de los demás y a encerrarse).

     Voilà! Usted ahora pertenece a los poderes fácticos, en mente y mano. Ellos lo han capturado con una mentira, y usted ni siquiera lo comprende. En este caso, se trata de la mentira del coronavirus.

     Ellos lo tienen a usted bailando la melodía de ellos. Y eso es precisamente lo que la Marca de la Bestia lleva a cabo, cuando Satán llega aquí: la aceptación mental y emocional del satánico sistema "Misterio, Babilonia" por la gente del mundo, y la disposición a —e incluso la impaciencia por— trabajar dentro de aquel sistema satánico, para beneficio de ello. Ésa es vuestra "marca":

    Apocalipsis 13:8: "Y la adorarán todos los que habitan la tierra, aquellos cuyo nombre no está escrito, desde el origen del mundo, en el libro de la vida del Cordero inmolado".

     La única diferencia en este punto es que Satán no está todavía físicamente aquí para engañar a la gente con sus milagros en conexión con su sistema de bestia global e instalación de él como su dios. Pero sus secuaces están aquí, y ellos están ablandando al mundo con estas iniciaciones rituales ocultistas globales, en preparación para el tiempo cuando su padre el diablo finalmente llegue en su papel esplendoroso como el falso mesías, y ofrezca la "marca" de un modo más o menos igual a como su precursora nos está siendo ofrecida hoy.

     Por eso digo que esta iniciación / transformación ritual global ocultista es nada menos que una visión anticipada de la Marca de la Bestia, un ensayo general global para ello, si usted prefiere. La Bestia ordenó la iniciación ritual de la gente de esta Tierra, y literalmente miles de millones de personas por todo el mundo quedaron sin reacción emocional, e inconscientemente (aunque de muy buena gana) participaron, con mano y mente, en su ritual.

     Piense en ello. Prácticamente el mundo entero —con la excepción de los escogidos de Dios— se congregó alrededor de una singular bandera global en todas partes. Y aquella bandera decía: "Estamos todos en esto juntos"...

     Cuando Satán finalmente llegue en su papel como el falso mesías, eso es exactamente lo que la Marca de la Bestia va a ser: el mundo entero uniéndose como uno solo, y luego yendo a trabajar para el sistema, bajo su nuevo líder.

     La historia que a usted se le pedirá creer —la mentira que ellos promulgarán— es ésta: "Jesús está aquí". Pero:

    Marcos 13:21-23: "Y entonces si alguno os dijere: —He aquí, aquí está el Cristo; o —He aquí, allí está; no le creáis. Porque se levantarán falsos cristos y falsos profetas, y darán señales y prodigios, para engañar, si se pudiese hacer, aun a los escogidos. Mas vosotros tened presente que os he advertido de antemano todas estas cosas".

     Si en ese entonces usted cree la evidente mentira de que Cristo está aquí, cuando la Escritura le dice exactamente lo contrario, usted ha tomado (mejor dicho, usted ha sido tomado por) la primera parte de la Marca de la Bestia, es decir, la señal en vuestra frente, lo cual representa vuestra creencia. Usted ha creído la mentira con su mente, tal como la gente hoy ha sido completamente engañada por la mentira del coronavirus, la mentira de que un virus con una tasa de supervivencia del 98,5% constituye una "pandemia global" por causa de la cual debemos renunciar a todos nuestros derechos y libertades.

     Como está escrito de aquel tiempo que pronto viene cuando Satán esté en esta Tierra en su papel como el falso mesías: "Por lo tanto, pues, les envía Dios un poder engañoso, para que crean en la mentira, a fin de que sean condenados todos los que no han querido creer en la verdad, sino que se complacen en la iniquidad" (2ª Tesalonicenses 2:11-12).

     Entonces, cuando usted comience a trabajar fervorosamente para el nuevo sistema, poniendo en práctica los cambios en vuestra vida que serán requeridos por su líder global en su papel como el dios de esta Tierra, usted habrá tomado la segunda parte de la Marca, es decir, la marca en vuestra mano derecha, la cual, bíblicamente hablando, es vuestra mano de poder y la mano con la cual usted hace acuerdos con otros. Usted ha adoptado el nuevo sistema con un apretón de mano, tal como literalmente miles de millones de personas en todo el mundo, hoy, están entusiastamente (y sin embargo inconscientemente) adoptando el ritual ocultista del uso de la mascarilla, el lavado de manos, los seis pies de separación, y los confinamientos impuestos a ellos por sus nuevos amos globales.

     En resumen, es mi creencia que lo que estamos viendo hoy es un ensayo global para cuando Satán finalmente llegue aquí, y engañe al mundo para que acepte la verdadera Marca de la Bestia.

 

Para Concluír

     El punto fundamental es éste: Usted puede decidir convertirse en otro ladrillo en la pared de este nuevo orden global que ellos están tratando tan desesperadamente de introducir (y que, creo, en último término fallará); o usted puede decidir permanecer como una piedra viva en el templo de Dios, y mantenerse firme en su objetivo. Ése es vuestro destino eterno... si es que a usted por medio del engaño no lo hacen cambiar de opinión.

     Escoja muy sabiamente.–

 

 

 


 

2 comentarios:

  1. Buen articulo
    Y si contrasta con varios que se han publicado aquí en la E. Steicher. Me hace recordar al libro de La danza final de Kali de Ibn Asad.

    ResponderEliminar
  2. Un excelente artículo, sumamente ilustrativo de la realidad de nuestros días. Lo voy a reproducir, con mención de este lugar, en un libro que estoy escribiendo. Muchas gracias a este sitio.

    ResponderEliminar