BUSCAR en este Blog

martes, 20 de junio de 2017

Sobre Corea, China y Sistemas Anti-Misiles



     En esta entrada presentamos en castellano cuatro breves artículos que tienen relación con la una vez más revivida tensa situación en la península coreana. Los dos primeros son artículos publicados por el analista estadounidense Paul Craig Roberts (paulcraigroberts.org) en Abril y Mayo pasados, cuya gravedad de su denuncia al parecer no es ponderada en su valor por muchos. El tercer texto (wsws.org), de hace una semana, es una noticia relativa a un retraso por parte de Corea del Sur en la instalación del sistema anti-misiles estadounidense THAAD, y el cuarto, otra noticia, de ayer, informa acerca de la contrariedad de Trump por dicha tardanza.


Washington Planea Atacar
con Armas Nucleares a Rusia y a China
por Paul Craig Roberts
27 de Abril de 2017



     No a todo el mundo le gusta oír hablar sobre la amenaza de la guerra nuclear. Algunos encuentran refugio en la negación y dicen que la guerra nuclear es imposible porque no tiene sentido. Lamentablemente, la especie humana tiene un largo registro de hacer cosas que no tienen sentido.

     En publicaciones anteriores en años recientes he indicado tanto documentos escritos como cambios en la doctrina de guerra estadounidense que indican que Washington está preparando un ataque nuclear preventivo contra Rusia y China. Más recientemente, he mostrado que la demonización que Washington hace de Rusia y del Presidente Putin, las incesantes mentiras sobre hechos e intenciones de los rusos, y el rechazo de Washington a cooperar con Rusia en cualquier asunto, han convencido al gobierno ruso de que Washington está preparando a las poblaciones occidentales para un ataque contra Rusia. Es obvio que China ha llegado a la misma conclusión.

     Es extremadamente peligroso para toda la Humanidad el que Washington convenza a dos potencias nucleares de que Estados Unidos está preparando un ataque nuclear preventivo contra ellas. Es imposible imaginar un acto más imprudente e irresponsable. Y sin embargo, eso es precisamente lo que Washington ha hecho.

    El teniente general Viktor Poznikhir, subdirector de Operaciones del Estado Mayor ruso, ha concluído que Washington, en su búsqueda de la hegemonía global, está implementando un sistema anti-misiles balísticos, del cual cree que puede impedir una respuesta nuclear rusa a un ataque preventivo estadounidense.

http://www.fort-russ.com/2017/04/us-forces-preparing-sudden-nuclear.html

     Cuidadosos estudios han convencido a los rusos de que Washington está invirtiendo en y preparando componentes que no tienen ninguna otra función sino devastar a Rusia y mutilar la capacidad vengativa de dicho país. En resumen, Washington se está preparando para lanzar una guerra nuclear.

https://www.rt.com/news/386276-us-missile-shield-russia-strike/

     Como expliqué previamente, la teoría que está detrás de este demencial esquema es que después del golpe preventivo de Estados Unidos, Rusia quedará tan devastada que no respondería con ninguna fuerza restante por temor a que Washington lance un segundo ataque principal. Washington también planea usar agentes en terreno para asesinar a tantos miembros del gobierno ruso como les sea posible, dejando de esa manera al gobierno ruso en confusión sin sus dirigentes.

     Sí, los demenciales neoconservadores estadounidenses/israelíes están así de determinados a ejercer la hegemonía sobre el mundo.

     Sí, Washington es bastante criminalmente desquiciado como para arriesgar la destrucción de la vida en la Tierra en base a la suposición de que la ofensa de Washington funcionará perfectamente, y que las capacidades de Rusia y de China quedarán tan degradadas que no ocurrirá ninguna respuesta vengativa.

     Uno podría esperar que las poblaciones estadounidense y occidentales estuvieran indignadas por el hecho de que Washington esté tan enloquecido por el poder que está sometiendo a toda vida a tales riesgos. Pero no hay ningún signo de un movimiento pacifista. La Izquierda occidental ha degenerado en una Política de Identidad en la cual la única amenaza viene de varones heterosexuales Blancos que son retratados como misóginos, racistas y homosexofóbicos. La Izquierda occidental ya no está consciente de la guerra. En efecto, la Izquierda ha llegado a ser desviada hacia irrelevancias tan tontas como los derechos de los travestis a usar los baños de su elección. La impotencia de la Izquierda occidental es tan aplastante que perfectamente podría no existir.

     ¿Dónde, entonces, está la esperanza? Rusia y China no pueden simplemente sentarse y esperar un ataque nuclear preventivo de parte de Estados Unidos.

     Probablemente Washington no pretende un ataque preventivo sino sólo convencer a Rusia y a China de que los preparativos de Washington dan a éste tanto predominio en un conflicto, que Rusia y China se rendirán a la hegemonía de Washington. Pero esa interpretación de la intención de Washington implica un riesgo que no es menor. ¿Por qué Rusia y China querrían esperar a que Washington completara sus preparativos para la guerra, preparativos que permiten a Washington convertir a Rusia y a China en Estados marionetas?.

     El complejo militar y de seguridad estadounidense ha prevalecido claramente por sobre la intención de Trump de normalizar las relaciones entre EE.UU. y Rusia, y el veneno anti-ruso continúa derramándose desde la OTAN y los Estados europeos vasallos de Washington. La mayoría de la gente estadounidense parece haber aceptado la propaganda de que Rusia es la amenaza número uno para Estados Unidos. Con la propaganda controlando la explicación, las acciones agresivas de Washington son explicadas como la defensa contra una amenaza y no como una política que acabará con la vida en la Tierra.

      Son altas las posibilidades de que la vida en la Tierra se esté acercando a su final. La responsabilidad descansa fuertemente en el pueblo estadounidense, cuyo éxito, debido a los errores de otros, hizo que pensaran que ellos son excepcionales y privilegiados. Inconsciente de la amenaza inhumana para toda la vida que se encuentra encarnada en la afirmación neoconservadora de que los estadounidenses son excepcionales e indispensables, el auto-satisfecho público estadounidense es inconsciente también de las consecuencias de tal orgullo desmedido. El orgullo los está conduciendo, y al mundo entero, a una carnicería en una guerra termonuclear.

     La afirmación neoconservadora del excepcionalismo estadounidense es idéntica a la hecha por otros supremacistas. Si los estadounidenses son indispensables, todos los demás son prescindibles y pueden ser "bombardeados hasta reducirlos a la Edad de Piedra", como dijo un funcionario del gobierno estadounidense, o atacado con armas nucleares, como Washington pretende hacer con Rusia y China. La afirmación del excepcionalismo estadounidense no es aceptada por Rusia ni China. Por lo tanto, los monstruos dementes y enloquecidos que gobiernan sobre el Occidente en Washington están llevando la vida en la Tierra a un final.

     Y no hay protestas. Los idiotas británicos, los idiotas alemanes, los idiotas franceses, italianos, canadienses, australianos, belgas, griegos, portugueses, españoles y japoneses, se congregan detrás del desorden mental que es Washington.

     Y aparentemente lo mismo hace el pueblo estadounidense, una población estúpida más allá de toda creencia.–



DE QUÉ SE TRATA REALMENTE
la "CRISIS" de COREA del NORTE
por Paul Craig Roberts

3 de Mayo de 2017


     La "crisis" norcoreana es una orquestación de Washington. Corea del Norte estuvo en guerra por última vez entre 1950 y 1953. Corea del Norte no ha atacado ni invadido a nadie en 64 años. Corea del Norte carece de la fuerza militar para atacar a cualquier país, ya sea Corea del Sur o Japón, que es protegido por Estados Unidos. Además, China no permitiría que Corea del Norte comenzara una guerra.

      Entonces, ¿qué hay detrás de la demonización de Corea del Norte por parte de las presstitutas y la administración de Trump?.

     Se trata de la misma cosa de la que se trataba la demonización de Irán. La "amenaza iraní" fue una orquestación que fue usada como tapadera para poner bases estadounidenses misilísticas anti-proyectiles balísticos en las fronteras de Rusia. Un misil anti-balístico (ABM) está destinado para interceptar y destruír misiles balísticos inter-continentales (ICBM) nuclearmente armados e impedirles alcanzar sus objetivos.

     Washington afirmó que las bases anti-misiles balísticos no estaban dirigidas contra Rusia sino que eran para la protección de Europa contra ICBMs nucleares de Irán. Los estadounidenses indiferentes podrían haber creído eso, pero los rusos seguramente no lo hicieron ya que Irán no tiene ni ICBMs ni armas nucleares. El gobierno ruso ha dejado claro que Rusia entiende que las bases estadounidenses están dirigidas a impedir una contra-respuesta rusa contra un primer golpe de Washington.

     El gobierno chino tampoco es estúpido. Los dirigentes chinos entienden que la razón de la "crisis" norcoreana es proporcionar una cobertura para que Washington ponga sitios anti-misiles balísticos cerca de la frontera de China.

     En otras palabras, Washington está creando un escudo contra una represalia nuclear tanto de parte de Rusia como de China en respuesta a un ataque nuclear estadounidense contra ambos países.

     China ha sido más enérgica que los rusos en su respuesta a los esfuerzos de Washington. China ha exigido un alto inmediato al despliegue estadounidense de misiles en Corea del Sur.

https://www.rt.com/news/386828-china-thaad-south-korea/

     A fin de mantener confundidos a los estadounidenses, Washington ahora llama al sistema anti-misiles balísticos como THAAD, Terminal High Altitude Area Defense (Defensa de Área de Alta Altitud Terminal). China entiende que el THAAD no tiene nada en absoluto que ver con Corea del Norte, que limita con Corea del Sur, hecho éste que hace inútil para Corea del Norte atacar a Corea del Sur con misiles balísticos inter-continentales.

      El THAAD en Corea del Sur está dirigido contra las fuerzas vengativas de China. Él es parte de los preparativos de Washington para atacar con armas nucleares tanto a Rusia como a China con mínimas consecuencias para Estados Unidos, aunque Europa ciertamente sería completamente destruída ya que el THAAD o los sistemas anti-misiles balísticos son inútiles contra misiles nucleares de crucero rusos y contra la fuerza aérea rusa.

     Pero ningún Imperio se ha preocupado nunca por el destino de sus vasallos, y Washington es indiferente ante el destino de Europa. Washington está interesado sólo en su hegemonía sobre el mundo.

     La pregunta es: ahora que Rusia y China entienden que Washington se está preparando para un ataque nuclear preventivo contra ellas a fin de remover los dos grandes obstáculos para el comportamiento unilateral de Washington, ¿se sentarán simplemente los dos países para esperar tal ataque?.

     ¿Qué haría usted?.

     El 27 de Abril publiqué en este sitio web una columna, "Washington Planea Atacar con Armas Nucleares a Rusia y a China" [el artículo anterior]. Mi columna era un informe de que ésta era la conclusión de los propios rusos y chinos. Yo cité al teniente general ruso Viktor Poznikhir, subdirector de Operaciones del Estado Mayor ruso y proporcioné vínculos donde se ve su expresión de preocupación, como por ejemplo

https://www.rt.com/news/386276-us-missile-shield-russia-strike/

     Por cuanto los lectores de mi sitio web son un grupo auto-seleccionado de gente inteligente y preocupada que quiere saber lo que es la realidad como opuesta a lo que es la Matrix, quedé algo desconcertado cuando varios me escribieron diciéndome que ellos discrepaban conmigo en cuanto a que Washington planeaba atacar con armas nucleares a Rusia y a China. Yo escribo claramente; sin embargo ahí estaban varios lectores que ¡confundieron mi informe sobre la conclusión del Estado Mayor ruso con mi opinión personal! También estuve asombrado de que los lectores pensaran que importaba lo que ellos piensan o lo que yo pienso. Todo lo que importa es lo que piensan los dirigentes rusos y chinos.

     Luego miré la sección de comentarios en otros sitios que publican de nuevo mis columnas, y allí estaban los trolls contratados por la CIA, el Mossad, la National Endowment for Democracy, George Soros, la OTAN, el Ministerio de Asuntos Exteriores estadounidense y otros que me denuncian como si yo estuviera promoviendo la guerra nuclear. Por supuesto, es Washington el que promueve la guerra nuclear, y es Washington el que ha convencido a Rusia y a China de que un ataque nuclear preventivo está en el futuro de ellas.

     Washington, estando lleno de orgullo, piensa que eso asustará a Rusia y a China y que los dos gobiernos se someterán ante Washington.

     Posiblemente ellas lo hagan, pero yo no apostaría la vida del planeta en ello.

     Es concebible que la educación en EE.UU. y en todas partes del mundo occidental esté tan mal hecha que los lectores educados en décadas recientes simplemente no puedan comprender lo que ellos leen. ¿De qué otro modo explicar las falsas interpretaciones de mi informe sobre la conclusión del Estado Mayor ruso? La única otra explicación es que los sitios web que tienen secciones de comentarios proporcionan una oportunidad a las élites dirigentes para contratar difamaciones contra quienes decimos la verdad.

     Rara vez veo un comentario inteligente en sitios web que tienen secciones de comentarios. La mayor parte de los comentarios vienen de gente demasiado avergonzada de hablar con sus nombres verdaderos y que son reacios a proporcionar sus verdaderas direcciones de correo electrónico. Casi todos los comentarios vienen de tontos ignorantes narcisistas que se esconden detrás de nombres falsos y direcciones de correo electrónico falsas y de trolls pagados. No escribo a fin de ser difamado por trolls pagados y tontos narcisistas ignorantes. Considero como muy irresponsable que sitios web menoscaben a sus escritores con acusaciones anónimas y difamaciones de nadie sabe quién.

     Washington, como comprenden los gobiernos ruso y chino, ha colocado la vida en la Tierra bajo una amenaza extrema. Éste es un asunto serio. No hay ningún espacio para que idiotas narcisistas ignorantes y trolls pagados usen la Internet para atacar a los pocos que sinceramente reportan la amenaza extrema que toda la vida enfrenta por la tendencia de Washington hacia la hegemonía mundial.–


Corea del Sur Retrasa la Instalación
de la Batería Anti-Misiles THAAD
por Ben McGrath
13 de Junio de 2017


     Han comenzado a aparecer tensiones entre Estados Unidos y Corea del Sur sólo un mes después de asumida la nueva administración sudcoreana del Presidente Moon Jae-In. Seúl ha suspendido por el momento la introducción completa de la batería estadounidense Terminal High Altitude Area Defense (THAAD) mientras lleva a cabo una Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) en el área que rodea a su localización. Otros signos de conflicto también están surgiendo a medida que Seúl intenta equilibrarse entre Washington y Pekín.

     El 5 de Junio Moon ordenó una EIA en respuesta a la confirmación del 30 de Mayo de que el Ministerio de Defensa (sudcoreano) había ocultado información acerca del despliegue de cuatro lanzadores THAAD adicionales. Aquéllos estaban esperando ser instalados junto a dos ya establecidos con el radar de banda-X AN/TPY-2 en un antiguo campo de golf en Seongju, provincia de Gyeongsang del Norte. Seúl ha aclarado que no tiene ninguna intención de remover esos dos lanzadores o el radar.



     La administración de Moon acusó al ministerio de Defensa de tratar de instalar a la fuerza el sistema THAAD hacia el final de 2017 conforme al acuerdo alcanzado bajo la expulsada Presidente sudcoreana Park Geun-Hye. El sitio de 700.000 mts² donado a las fuerzas estadounidenses en Corea ha sido dividido en dos secciones. La primera sección, de 328.779 mts², está justo debajo de los 330.000 mts², el límite máximo para una requerida EIA a pequeña escala. Tal evaluación toma seis meses, a diferencia de una EIA en gran escala, que puede tomar entre uno y dos años.

     Moon y el gobernante Partido Demócrata de Corea (DPK) y sus aliados no se oponen de ningún modo a la alianza militar entre EE.UU. y Corea del Sur, pero tienen preocupaciones de que la agenda estadounidense tenga un impacto negativo sobre los negocios sudcoreanos. China ha respondido económicamente en respuesta a la instalación del THAAD. Las tiendas poseídas por sudcoreanos en China han sido cerradas. Hyundai Motors vio una caída del 65% de sus ventas en China en Mayo. El número de turistas chinos que van de viaje de compras a Seúl también ha caído, conduciendo a una pérdida potencial de miles de millones de dólares.

     Pekín teme justificadamente que los militares estadounidenses usen el radar de banda-X para espiar en territorio chino, obteniendo información que no podrían adquirir de otro modo en preparación para la guerra. En tal evento, el THAAD y otros sistemas anti-misiles balísticos relacionados están diseñados para abatir un ataque nuclear vengativo de parte de China, si Estados Unidos llegara a realizar un primer ataque.

     Moon y el DPK no están opuestos a la guerra ni tampoco están intentando construír un movimiento pacifista; lejos de ello. Los Demócratas están haciendo difícil de percibir el verdadero peligro de un conflicto tal como entre EE.UU y sus aliados, incluyendo a Corea del Sur, por un lado, y Corea del Norte y China por otro. Al llevar a cabo la EIA, así como al pedir confirmación del THAAD a la Asamblea Nacional, Moon intenta disfrazar el despliegue del THAAD con un aire de "legitimidad de procedimientos" a fin de venderlo al pueblo sudcoreano. El gobierno también espera que la tardanza del despliegue total compre tiempo para negociar con China.

     Sin embargo, Estados Unidos no está dispuesto a aceptar ningún acomodamiento con Pekín, especialmente mientras la administración de Trump intensifica su retórica de guerra contra Corea del Norte. Thomas Karako, del Centro para Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS), que tiene lazos cercanos con el Pentágono, culpó a China por las tensiones en la región. Él declaró: "China está jugando un juego muy peligroso al usar a Corea del Norte para abrir una brecha entre Estados Unidos y Corea del Sur".

     A fin de desviar la crítica, Jeong Ui-Yong, jefe de la Oficina de Seguridad Nacional en Cheongwadae (la residencia presidencial de Corea del Sur) dijo el 9 de Junio: "El gobierno no tiene ninguna intención de hacer cambios fundamentales en el contenido de nuestros acuerdos hechos en términos de la alianza entre Corea del Sur y Estados Unidos". Ésta es una indicación de que Seúl tiene la intención de llevar a cabo el despliegue del THAAD después de la evaluación de impacto medioambiental.

     Jeong siguió empujando la mentira de que el sistema estadounidense anti-misiles balísticos es defensivo en su naturaleza: "La decisión de desplegar el THAAD fue tomada a fin de proteger a Corea del Sur y a las fuerza estadounidenses en Corea de una creciente amenaza de Corea del Norte, de modo que la decisión no será considerada de manera ligera sólo debido a un cambio de administración. Seguiremos consultando estrechamente con Estados Unidos".

      El ministro de Defensa sudcoreano Han Min-Gu también sostuvo discusiones bilaterales con el Secretario de Defensa estadounidense James Mattis el 3 de Junio en Singapur durante el Shangri-La Dialogue. Han, después de coordinar con Cheongwadae, intentó tranquilizar a su homólogo estadounidense en cuanto a que las investigaciones por la omisión del Ministerio de Defensa en partes claves del despliegue del THAAD eran "medidas totalmente domésticas y no una tentativa de cambiar la actual decisión o enviar un mensaje diferente a Estados Unidos".

     Mattis aparentemente dijo a Han que él "entendía y confiaba" en la posición de Seúl, pero más tarde comentó a los reporteros que Corea del Norte era un "problema real", y reiteró el argumento de que el THAAD está destinado a defender el Sur de los potenciales ataques nucleares del Norte.

      La aparente dejadez de actuar con vigor no está cayendo bien en Washington. Tanto los legisladores del Partido Demócrata como del Republicano en Washington expresaron su disgusto por la decisión de Seúl. El presidente del comité de Asuntos Exteriores de la Cámara Baja Ed Royce, un Republicano, pidió una "rápida y completa evaluación medioambiental" a fin de seguir con el despliegue del THAAD.

     El senador Dick Durbin del Partido Demócrata expresó más claramente las preocupaciones de que Seúl se esté moviendo en dirección a Pekín, a la vez que expresó su desdén por la tardanza de Moon: "Es mi temor que [Moon] piense —y espero equivocarme— que Corea del Sur tiene una mejor posibilidad trabajando con China para contener a Corea del Norte que trabajando con Estados Unidos".

     Durbin también repitió las aseveraciones del Presidente Donald Trump de que los aliados estadounidenses no están pagando su parte justa de los gastos militares. "No puedo entender el retraso, ni por qué ellos incluso tienen que votar al respecto... Son más de 900 millones de dólares de Estados Unidos los que estamos gastando para poner esto en su lugar y luego mantenerlo", dijo él. "De este modo, quiero decir, desde donde estoy sentado, que es un trato muy bueno para los sudcoreanos".

     Otras cuestiones que causan preocupación en Washington también han aparecido, incluyendo la relación de Corea del Sur con Japón, una parte integral del sistema estadounidense anti-misiles balísticos. La persona designada por Moon para ministro de Asuntos Exteriores, la señora Gang Gyeong-Hwa, ha dicho que ella tiene la intención de revivir las discusiones sobre el uso de Japón de esclavas sexuales durante la Segunda Guerra Mundial, un gran número de las cuales eran coreanas, una movida que aumentaría las tensiones entre los dos países. Un acuerdo fue alcanzado en Diciembre de 2015 entre Tokio y Seúl acerca del asunto a petición de Estados Unidos.–



Trump Expresa Su Furia por la Decisión Sudcoreana
de Retrasar el Sistema Anti-Misiles THAAD
19 de Junio de 2017


     El Presidente estadounidense Donald Trump expresó su furia por la decisión de Corea del Sur de retrasar el despliegue total del sistema estadounidense de defensa de misiles THAAD en espera de una evaluación medioambiental, dijo un alto funcionario el domingo (18 de Junio de 2017).

     Trump manifestó dicha reacción cuando él habló del asunto con el ministro de Asuntos Exteriores Rex Tillerson y el secretario de Defensa Jim Mattis en la Casa Blanca el 8 de Junio, dijo el funcionario a la agencia informativa Yonhap bajo la condición de anonimato.

     Las revelaciones, de ser verdaderas, provocan inquietud de que la cuestión pudiera afectar las reuniones del primer encuentro entre el Presidente Moon Jae-In y Trump, programado para el 29 y 30 de Junio en la Casa Blanca, aunque no está claro si aquello estará en la agenda.

     A principios de este mes Corea del Sur suspendió el despliegue de unos cuatro lanzadores THAAD adicionales en espera de una evaluación medioambiental, provocando dudas en Estados Unidos de que la interrupción pudiera ser un precursor de que por último Corea del Sur rechace el despliegue del sistema THAAD totalmente.

     Pero Seúl ha prometido que el estudio medioambiental no conducirá a una reversión del despliegue mismo.

     El viernes, Moon Chung-In, un estudioso de asuntos exteriores que sirve como un consejero especial para el Presidente Moon, dijo a los reporteros en Washington que la revisión medioambiental es un proceso inevitable que Seúl debe llevar a cabo si es que es una democracia. Él también dijo que es erróneo sugerir que el THAAD "tenga que ver con la alianza entre Corea y Estados Unidos".

     La unidad THAAD en Corea del Sur fue puesta en estado operacional después de que EE.UU. llevó dos de un total de seis lanzadores para la batería a principios de Marzo. Los restantes cuatro lanzadores ha llegado desde entonces al país, pero no han sido instalados aún.

     La evaluación medioambiental puso en espera la instalación de los cuatro lanzadores.

     El sistema THAAD ha sido uno de los asuntos políticos y de seguridad más calientes en Corea del Sur durante años, con Estados Unidos que quiere desplegar el sistema y China oponiéndose en forma vehemente y afirmando que el radar del sistema THAAD puede ser usado para propósitos de espionaje.

     La oposición en Corea del Sur al despliegue creció cuando el público planteó preguntas acerca de decisiones tomadas por la ex-Presidente Park Geun-Hye, quien fue acusada y luego por último expulsada del cargo bajo acusaciones de corrupción (10 de Marzo de 2017). Fue cuando Park estaba en el poder que Seúl decidió recibir el sistema.

     Trump alimentó la oposición al THAAD entre el público sudcoreano exigiendo (28 de Abril de 2017) que Seúl pagara por el sistema de 1.000 millones de dólares. Dicha demanda le juega en contra a un acuerdo de despliegue bajo el cual Estados Unidos acordó pagar por el sistema si Corea del Sur consentía en recibirlo y proporcionar el terreno para ello.–




No hay comentarios:

Publicar un comentario