BUSCAR en este Blog

sábado, 21 de enero de 2017

John Kaminski - Demonios del Cielo



     En el sitio rense.com estaba publicado este artículo (Devils from Heaven) de hace 13 años del cronista estadounidense John Kaminski que presentamos en castellano, donde reflexiona acerca de la inhumanidad de diversas religiones, por tratarse todas, según el autor, de medios de control de las masas, señalándose en su análisis la fabricada en tiempos romanos del cristianismo, y la otra patológica de los fariseos talmúdicos, que ha aprendido de los errores cometidos en su historia.


DEMONIOS del CIELO
Cómo los Mitos Religiosos
Impiden y Pervierten el Debate Racional
por John Kaminski
26 de Febrero de 2004




     Últimamente ha sido mi privilegio distintivo estar en medio de una conversación grupal acerca de los orígenes de la religión. El énfasis ha estado en la desacreditación y en la denuncia de las ficticias raíces de acontecimientos supuestamente divinos que siguen controlando tantas mentes del mundo y complicando tantos de los problemas del mundo.

     Muchos de estos pensadores han enfocado últimamente sus habilidades perceptuales en las maquiavélicas maquinaciones de los judíos, los cuales afirman apoyar una ideología ética y sin embargo son conocidos principalmente en la sociedad contemporánea como manipuladores maestros, y revelados por sus propias sagradas escrituras como maníacos sanguinarios que consideran a todos los no-judíos algo menos que humanos, haciendo de su sospechoso credo algo profundamente ofensivo para todos los humanos compasivos que lo encuentran.

     Pero éste no es ningún discurso anti-judío. Los adherentes de todas las otras disciplinas espirituales sufren de un esnobismo similar, incluso si sus reclamaciones de exclusividad, de contar con aprobación divina y de ser los únicos credos verdaderos son de algún modo menos brutales que el hábito de los judíos de referirse a grupos religiosos distintos del suyo propio usando los nombres de animales inferiores, siendo "cucarachas", "saltamontes" y "ganado" (que es lo que significa goyim) los insultos más frecuentes que ellos usan de manera típica.

     Con todo, los católicos tienen su propia imagen negativa, siendo la más notable la mágica creación de su dogma hace aproximadamente 1.700 años que resultó en un pogrom a nivel mundial contra los paganos (el cual, extrañamente, excluyó a los judíos), que comenzó el proceso ahora conocido como la Edad Media (Edad Oscura) y llevó a cabo un proceso de despiadado exterminio que diezmó las poblaciones nativas del Nuevo Mundo aproximadamente hace seis siglos.

     Los católicos también tienen sus propias siniestras operaciones de Inteligencia (los Caballeros de Malta, el Opus Dei y los jesuítas), el escrutinio de las cuales ha creado probablemente muchísimos teóricos de la conspiración sólo sobrepasados por aquellos investigadores inclinados a descubrir hechos acerca de la conspiración judía mundial o la siempre evasiva de los Illuminati.

     Pero un amigo mío católico está siempre impaciente por indicar que son los Protestantes los que siempre son dejados libres de responsabilidad en cualquier debate sobre las influencias negativas de la religión, lo cual no debería ser, ya que los luteranos alemanes y los Puritanos ingleses han sido los asesinos más ansiosos y eficientes en la Historia mundial, si usted considera el genocidio que todavía continúa de los nativos en Norteamérica y los totales de muertes de dos Guerras Mundiales —y numerosos otros abusos colonialistas— en el siglo XX.

    Probablemente la más antigua entre las religiones todavía existentes y siempre populares en el mundo hoy —y la única donde verdaderos eruditos (no aquellos idiotas de universidad) le dirán de dónde provino realmente la Civilización Occidental—, los hindúes todavía mantienen estándares muy altos para el comportamiento atroz, con la aceptación social de la quema de mujeres (¿ha revisado la estadística de quema de novias últimamente?) y el persistente hábito de regimentar estrictamente su sociedad según la raza, lo que resulta en la persecución y exterminio diario de los pobres Dalits, también conocidos como los Intocables, quienes son sólo gente corriente con una pigmentación de piel más oscura que la mayoría. Además, la propensión hindú a quemar y ultrajar musulmanes, y últimamente a congraciarse con el cínico Israel en tratos de armas, los hace tan abusivos como todo el resto de aquellas religiones represivas cuyo principal objetivo es mantener impotente a su gente enfocándose en el más allá e ignorando el aquí y ahora.

     Un depósito de asombrosa información que he recibido recientemente es de un odinista, que encuentra significado en las leyendas históricas de las deidades nórdicas, y que ha aprendido sobre un tema fascinante de la Historia de un tomo llamado el libro de Oera Linda, que detalla cómo una civilización báltica tan antigua como para no ser recordada por la mayoría, realmente colonizó la cuenca del Mediterráneo y provocó el surgimiento de la cultura griega clásica. (No, no sé si lo creo, pero es una tesis fascinante).

     Pero él recientemente entró en colisión con partidarios islámicos cuando él lamentó el flujo de inmigrantes africanos y árabes en la previamente totalmente Blanca Europa del Norte, amparado [el odinista] por el argumento de que es correcto y apropiado para los grupos étnicos existir entre sí mientras no alberguen ninguna ilusión supremacista de que el resto del mundo debería ser erradicado a favor de la absoluta hegemonía de la Raza Superior Elegida.

     Los musulmanes en nuestro grupo de discusión lo criticaron ásperamente por denigrar la presencia de inmigrantes en su zona del mundo, sin comprender quizás lo que tantos otros comprenden: que el empuje por la diversidad en tantos países antes de un color es realmente un complot mundial para reducir las autoridades étnicas individuales y regionales que son generalmente representativas de sus poblaciones locales.

     ¿Un complot mundial? Explicaré esto con más detalle en un momento (como si usted no pudiera adivinar de quién estoy hablando), pero primero terminemos con el espectro religioso de la Tierra, en la medida en que soy capaz de considerar aquello.

     Volvamos a los musulmanes, que son en estos días el grupo religioso más denigrado y vilipendiado en la mente estadounidense, en gran parte debido al control judío de los medios estadounidenses de comunicación (los judíos quieren robar la tierra islámica y Estados Unidos quiere continuar robando el petróleo islámico). A mi parecer, los musulmanes nunca han atacado a Estados Unidos, a menos que usted sea uno de aquellos tontos inocentones que todavía creen la versión del gobierno estadounidense del 11-S y todos aquellos sospechosos bombardeos terroristas que llevan la inequívoca impronta de las operaciones negras de la CIA.

     Al igual que el dogma cristiano, las escrituras islámicas generalmente predican la paz, pero son admirables en su perspectiva en cuanto a que ellas reconocen el derecho de otros a adorar como les plazca, un hecho que no es generalmente conocido en Occidente debido a toda la agitación del terror por parte de los judíos. Sólo lea los periódicos de Nueva York si usted no me cree en esto.

     Sin embargo, como cada credo contiene su propia marca de tropas de asalto, del mismo modo los musulmanes tienen la suya, más visiblemente representada por los estridentes imanes [autoridades teológicas] de Irán, que por suerte están perdiendo su control en aquellos los más antiguos países ante un movimiento democrático y secular que realmente puede tener éxito si Estados Unidos e Israel no los borran primero con armas nucleares de la faz de la Tierra.

     Si los islámicos tienen algo de lo cual estar avergonzados, sería que ellos no han notado que sus países están todos controlados por prostitutas del dinero occidental que aparentan ser reyes y presidentes, y si algún grupo va a aspirar a predicar que se actúe de manera moral, ello probablemente comienza mejor teniendo líderes honestos que no han abandonado el juego en favor de sus opresores sólo por unos cuantos dinares [moneda de diversos países de cultura árabe].

     En ese sentido, los imanes iraníes deben ser congratulados por sacarse de encima el manipulador yugo de la opresión occidental y por al menos establecer un gobierno de, por y para su propio pueblo. Su logro fue una rareza en la Historia mundial, y si ellos ejecutaron a unas cuantas personas por violar unas reglas religiosas arcanas, al menos ellos no asesinaron a sus propios ciudadanos por orden de alguna potencia extranjera, como tantas agresivas naciones islámicas contaminadas por influencias occidentales hacen ahora.

     Muchas personas aparentemente sabias piensan que el budismo es un modo creativo de abordar las necesidades espirituales humanas, ya que aquella filosofía es tan egocéntrica y tan nebulosa que probablemente no puede dañar a otros grupos religiosos; pero ése no es exactamente el caso. Tal como todos los otros credos, el budismo está basado en el principio de que en alguna otra parte es más importante que aquí, y como consecuencia no desempeña ningún papel en la realidad política, como vívidamente lo ha evidenciado la notoria ausencia del Dalai Lama del discurso político contemporáneo, quizá porque él está demasiado ocupado organizando fiestas para celebridades en y alrededor de Washington DC.

     Podríamos en este punto ahondar en unos pocos credos más, menos populosos, practicados en lugares lejanos, pero la información sería probablemente desperdiciada en muchas mentes de estadounidenses lobotomizados por la televisión.

     Para completar el espectro de pensamiento acerca de los credos (para que podamos pasar a lo bueno), vale la pena mencionar sólo un poco acerca de la división del cristianismo estadounidense en una parvada compuesta en su mayor parte de malignas subsectas.

     ¿Se preguntó usted alguna vez por qué la nación de Israel le compró a Jerry Falwell [un "pastor" evangélico estadounidense] un avión a reacción de pasajeros?, ¿o por qué ellos no permitirán que él hable de cristianismo cuando está en Israel?.

     Más allá de la Iglesia católica (la cual muchas personas dicen que es una versión aguada de su antiguo Yo desde que el documento del Vaticano II fue aprobado durante los años '60 y las misas comenzaron a ser habladas en inglés), los cristianos conocidos como los Protestantes están divididos en innumerables variaciones, que pueden ser mejor generalizadas en dos grupos: los de la vieja línea [establecidas, prestigiosas y conservadoras o tradicionales] y los evangélicos. Las Iglesias establecidas (episcopal, metodista, congregacional, etc.) generalmente no son entrometidas, no demasiado exigentes de sus adherentes, y casi completamente apoyadoras de los gobiernos que les permiten funcionar.

     Del mismo modo lo son también las denominaciones evangélicas, salvo por la notable excepción de que ellos, como los judíos, consideran a los otros credos como engendros del diablo, y generalmente apoyan la violencia contra otros que no sean de su fe, otro rasgo muy judío (e hindú también).

     Entonces aquí lo tenemos, excepto por los cuáqueros, los taoístas, los jainos, los wiccanos, los sintoistas y diversas conglomeraciones surtidas New Age de adoradores, el espectro de las religiones en el mundo, al menos como se ha visto desde Estados Unidos.

     Y cada grupo sostiene que sólo su credo es el correcto.

     ¿Cómo puede ser resuelta alguna discusión usando cualquiera de estas perspectivas religiosas? Respuesta: no se puede.

     Veamos esto desde un ángulo ligeramente diferente. Imagine que un visitante del espacio exterior descendiera e intentara discernir una representación viable de la religión humana.

     Suponga que él escuchó a George W.C. Bush primero. "¡Dios me dijo que bombardeara Afganistán!". Luego él miró a Pat Robertson [magnate de los medios de comunicación y ex-"pastor" bautista] por la televisión. Luego él leyó a Abe Foxman [cabeza de la judía ADL] hablando de la nueva película de Mel Gibson en los periódicos, sobre todo cuando Foxman sugiere que a los judíos debería serles permitido reescribir la Biblia.

     Con toda esta acalorada invectiva siendo expresada acerca de historias que no podían ser probadas —de una u otra forma— en ningún sentido racional, ¿sabe usted qué concluiría ese visitante? Él concluiría que la raza humana es completamente insana. ¿Y sabe qué? Él tendría razón.


* * * *

      Ahora bien, dije todo lo que había que decir en cuanto a esto, para hablarle sobre algunos hechos interesantes que he escuchado en conversaciones de Internet, todos los cuales tienden a verificar mi convicción de que todas las religiones son falsas, destinadas a ser usadas para controlar poblaciones inquietas en busca de sentido, y a gente aproblemada con infinitas imaginaciones en mentes finitas que buscan un pequeño consuelo para el conocimiento de que ellos un día, como todas las cosas viventes, estarán muertos.

     Más revelador fue el artículo de M-Theory en RumorMillNews [1] donde sostiene que Yahvé, el misterioso dios del Antiguo Testamento tanto de los judíos como de los cristianos, era realmente una deidad cananea menor llamada El-Shaddai (una conclusión que también menciona el gurú sumerio de la New Age Zacarías Sitchin), y que el nombre Yahvé fue inventado en el libro del AT del Éxodo para encubrir su verdadero nombre, debido a su pedigrí bochornosa y problemáticamente ugarítico [de la antigua ciudad-Estado de Ugarit, que floreció entre los siglos XV y XII a.C. en la actual costa siria, pero testimoniada desde el siglo XX a.C.].

[1] http://www.hiddenmysteries.org/mysteries/history/jehovah.html  y en castellano en

     La investigación posterior revela que el Salmo 104 era el egipcio Himno a Atón, y que la compilación entera del mito judío y cristiano es poco más que un encadenamiento de historia egipcia y sumeria mal traducida, redactada en un documento políticamente ventajoso sobre el cual el paso de los siglos ha conferido, a falta de un análisis académico riguroso, el aura majestuosa de la divinidad.

     En su libro "La Conspiración de Cristo" Acharya S. escribe que muchos preceptos cristianos que se supone que vienen de la Biblia en realidad vinieron del Zoroastrismo, incluídos los conceptos de cielo e infierno, el uso de agua para el bautismo, el salvador nacido de una madre virgen, la inmortalidad personal y la vida única de cada alma humana, y la tribulación final antes de la Segunda Venida.

     Y miles de años antes del tiempo del presunto Jesús, están los interesantes hechos de la leyenda de Horus de Egipto: él nació de la virgen Isis-Meri el 25 de Diciembre en una cueva/pesebre, siendo anunciado su nacimiento por una estrella en el Este al que asistieron tres sabios; él realizó milagros, exorcizó demonios y levantó a El-Azarus (El-Osiris) desde los muertos.

     Horus también caminó por el agua y entregó un "Sermón en el Monte". Él fue crucificado entre dos ladrones, sepultado durante tres días en una tumba, y resucitó. Él era "el Pescador" y estaba asociado con el Pescado, el Cordero y el León. Horus fue llamado el "KRST" o el "Elegido". Y los acontecimientos e historias del Salvador fueron atribuídos a muchos además de Horus mucho antes de la supuesta época de Jesús, nombres como Buda, Krishna, Mitra, Prometeo, Apolo, Heracles y Zeus, y muchos más. La leyenda de salvadores tal como Jesús había estado circulando durante un larguísimo tiempo antes de él.

     Algunos insisten en que el cristianismo es una religión completamente plagiada. Los cuatro primeros Evangelios, que son el único fundamento de la existencia de Jesús, ni siquiera habían aparecido sino alrededor del siglo IV. Y algo de la falsificación fue tan mal hecho que ellos olvidaron comprobar su historia con pequeños asuntos tales como Nazaret, que no existía en Palestina en la época de Jesús.

     "Los Cuatro Evangelios eran desconocidos para los primeros Padres cristianos. Justino Mártir, el más eminente de los primeros Padres, escribió alrededor de la mitad del siglo II. Sus escritos que prueban la divinidad de Cristo exigían el uso de esos Evangelios, si ellos hubieran existido en su tiempo. Él hace más de 300 citas de los libros del Antiguo Testamento, y casi 100 de los libros apócrifos del Nuevo Testamento, pero ninguna de los cuatro Evangelios. Los mismos nombres de los evangelistas —Mateo, Marcos, Lucas y Juan— nunca son mencionados por Justino ni aparecen ninguna vez en todos sus escritos", escribió John Remsburg en "The Book Your Church doesn't Want You to Read".

     Uno de mis corresponsales escribió:

     "El cristianismo, como la mayoría de las religiones, fue establecido para despotenciar a la gente y controlarla. Fue establecido como un vehículo político. Véndale a la gente su propia indignidad y culpa y usted puede controlarlos".

     Otro participante en mis discusiones por correo electrónico escribió duramente sobre los acontecimientos durante la creación formal del cristianismo por el Emperador Constantino en 325 d.C.

     «Ellos implicaron campos de exterminio, pogroms, quema de libros, y ejecuciones de masas. Hemos sido todos condicionados para creer que la única gente capaz de hacer tales actos fueron los alemanes y que las únicas víctimas de esos actos fueron los judíos.

     «En los primeros siglos después de que el Concilio de Nicea seleccionó los cuatro Evangelios de 80 que entonces estaban en circulación porque sólo esos cuatro presentaban a un salvador divino más bien que a un mortal reformador judío itinerante, los abogados de la nueva revisión aprobada por el Estado de la tradición judaica usaron todas esas tácticas y más.

     «Sería fácil para nosotros perder de vista a los millones de personas ejecutadas por los judeo-cristianos mediante un régimen de terror que duró más de 500 años y que causó la incineración de colecciones inestimables de tecnología humana, filosofía y las humanidades cuando una muchedumbre judeo-cristiana quemó la Biblioteca en Alejandría.

     «En el resumen del libro de Vlasis Rassias "Demolish Them" se encuentra un relato verdadero de los primeros siglos de la Era cristiana y el efecto de aquella particular consecuencia de las tradiciones abrahámicas en nuestro mundo. La cantidad de muertes, sufrimiento y ataques contra la Civilización Clásica fue inmensa. Que el culto de la muerte, llevado por portadores de sotanas negras, provocó la Edad Oscura (Edad Media) es indiscutible. La religión enmascarada como "amor y luz" debería ser sacada a relucir para que todos vean sus comienzos brutales y bárbaros. Cuando seguimos los proyectos de los cristianos sionistas en el PNAC (Proyecto para un Nuevo Siglo Estadounidense), el grupo guía de la administración de Bush (II), está claro que poco ha cambiado».

     Entre una lista de atrocidades cristianas del libro de Rassias, publicado sólo en griego en el año 2000, el Emperador Constantino comenzó un largo camino de siglos de tortura, destrucción y exterminio de todas las cosas no cristianas, erradicando antiguos templos griegos y robando sus tesoros. Posteriores Emperadores romanos en Constantinopla ejecutaron a todo el que no aceptara la nueva fe cristiana. Entonces las bibliotecas fueron quemadas, y todas las enseñanzas contrarias fueron proscritas.

     En el año 380 los sacerdotes cristianos condujeron a la hambrienta muchedumbre contra el templo de la diosa Demeter en Eleusis y trataron de linchar a los hierofantes Nestorius y Priskus. El hierofante de 95 años Nestorius terminó los Misterios Eleusinos y anunció el predominio de la oscuridad mental sobre la raza humana.

     Parece familiar hoy, ¿verdad?.

     Durante otros mil años, la ocupación primaria de cristianos aprobada por el Estado fue exterminar a aquellos que no aceptaran los documentos ficticios construídos en una Biblia en el Concilio de Nicea.

     El barbarismo cristiano continuó hasta bastante en el futuro. En 1493 los monarcas españoles Fernando e Isabel publicaron un edicto que exigía la muerte para todos aquellos que no aceptaran "la fe verdadera", y Colón y otros comenzaron a asesinar a nativos del Hemisferio Occidental por millones, no porque aquéllos no aceptaran la fe sino porque no podían entender las preguntas, porque ellos no podían hablar español.

     ¡Alabado sea Dios!. ¡Traigamos a Dios a nuestras discusiones! ¡Si sólo pudiéramos creer en Dios, todo estaria bien! Sólo pregunte al Presidente Bush. Sí, correcto.

     Cierto, me he desviado muy lejos aquí de mi objetivo original.

     Primero, prometí hablarle a usted sobre un complot mundial que implicaba abrir las fronteras de todo el mundo (¿están escuchando ustedes, gente de Nuevo México?) e inundar países que poseyeran estructuras étnicas y religiosas establecidas con multitudes de recién llegados para desestabilizarlos y disminuír las autoridades existentes.

     ¿Quién abogaría por tal cosa?.

     Usted sabe quién. El tema recurrente en la historia judía desde la época en que ellos primero emigraron hacia Europa del Este desde la orilla Norte del Mar Negro es que ellos eran indeseables, de modo que ellos se preservaron a sí mismos y fueron perseguidos. O quizás lo contrario fue verdadero, que ellos se protegían a sí mismos y tenían sus propios hábitos peculiares, de manera que por eso ellos eran no deseados. De cualquier modo, aquélla era una situación incómoda.

     Las estipulaciones contenidas en el libro santo de ellos, el Talmud, de que los no-judíos debían ser considerados como menos que humanos ciertamente no ayudaron a su causa, ni tampoco su antipatía hacia la agricultura y el trabajo industrial, que era la columna vertebral de las sociedades de la Europa del Este que ellos invadieron.

     Para crédito de ellos, sin embargo, los judíos comprendieron cómo resolver su problema, o comprendieron parte de ello, de todos modos. Ellos observaron los hábitos de las culturas que los rechazaron, determinaron los que serían los mejores modos de vencer los obstáculos que enfrentaban, y dominaron las habilidades necesarias para quitar las barreras que impedían su comodidad y prosperidad.

     Esas capacidades, como muchos de nosotros podemos ver tan claramente ahora, fueron la manipulación del dinero (principalmente por medio de su tradicional talento para la usura y el soborno; y usted no puede culpar a nadie por el soborno, a menos que usted culpe tanto al sobornador como al sobornado) y el control de lo que ahora llamamos los medios de comunicación, particularmente los medios de entretenimiento.

     Y para no denigrar el logro judío, ellos trabajaron duro, y estudiaron mucho, llegando a dominar los campos esenciales del derecho, la medicina y la educación. La invención de la Psicología fue un movimiento particularmente sagaz, que finalmente echó abajo a la Iglesia, su principal obstáculo contra su respetabilidad y control.

     Adoptando la estrategia de la religión cristiana, los judíos que acumularon fortunas mediante sabios tratos comerciales también capturaron los motores del entretenimiento —los periódicos y los estudios de cine, principalmente— y pronto controlaron las mentes de la mayor parte del mundo occidental. Desde aquella ventajosa posición, teniendo el control de los bancos y la información, es de algún modo sorprendente que les haya tomado tanto tiempo conseguir el control del mundo entero, el cual, si usted mira un cuadro del mundo en 2004, ellos ciertamente tienen.

     Y ése es un triunfo bien merecido. Hay mucho que admirar en la sistemática solidaridad de la comunidad judía.

     Pero eso es mucho para preocuparse, también, lo que nos lleva de vuelta al asunto de la religión.

     Permítame primero decir algo sobre la perspectiva religiosa. Ha sido mi observación al leer diversos tratados sobre los judíos, el que demasiado a menudo las quejas se originan en aquellos que adoptan una disciplina religiosa competidora, más comúnmente el cristianismo fundamentalista. Siempre me ha perturbado que el subjetivo favoritismo religioso deba ser usado para criticar a otro credo, lo que inevitablemente conduce a juicios tendenciosos y partidistas, y dejan al escritor de aquéllos merecidamente elegible para la acusación de "delito de odio".

     He observado esto en mucha literatura que podría ser clasificada como anti-judía, en la cual los términos odiosos son claramente producto de celos y rivalidades con gente que simplemente hace cosas de manera diferente, y que cree cosas diferentes.

     Confío en que los juicios sumarios acerca de las religiones señaladas disiparán cualquier noción que cualquier lector pudiera tener en cuanto a que estoy abogando por alguna alternativa religiosa al judaísmo, y le recordaría al lector que hacer observaciones sobre el cuestionable comportamiento de ciertas entidades políticas (lo que todas las Iglesias son) no es un "delito de odio", y de ninguna manera están destinadas a aquellos que no tienen ninguna perspectiva válida acerca de la conducta de aquellos que comparten las mismas creencias espirituales y filosóficas.

     Con eso dicho, hay definitivamente una conspiración judía mundial para controlar el mundo. Aunque Rusia empeorara por su control hace muchas décadas, es justo decir que Estados Unidos está definitivamente controlado por intereses judíos en casi cada nivel.

      El complot mundial para establecer "diversidad" en todas partes elimina las mismas fuerzas que persiguieron a los judíos a través de toda su historia, de manera que cuando se observa un problema como el traslado de africanos a Europa del Norte, o la ola gigante de mejicanos en Estados Unidos, ello ayuda a ver aquello como un refuerzo del control judío. El establishment Blanco WASP, o la parte de aquél que no ha sido sobornada por el dinero judío, nunca les preocupará de nuevo. El problema ha sido borrado por medio de la continuada y deliberada inundación de inmigrantes.

     El problema para todos los estadounidenses, sin embargo, es el pequeño asunto del Talmud, el libro santo judío, que dice que es correcto para un judío matar a un no-judío, o para un judío robar a un no-judío, porque eso es exactamente lo que estamos viendo suceder por todo el mundo, y sobre todo en Estados Unidos y en el Oriente Medio, donde Israel trabaja diligentemente cada día para exterminar a cada uno de la población árabe autóctona que se atreve a interponerse en su camino, mientras Estados Unidos lo sigue, enseñando a sus hijos e hijas a ser buenos asesinos, tal como los israelíes, sin saber realmente cuál es el verdadero resultado.

     ¿Hay alguna duda sobre esto?. ¿No han demostrado esto más allá de una sombra de duda 55 años de terrorismo irrefrenado, más la indiscutible captura del sistema político estadounidense?.

     Yo sospecharía que cualquiera que se opusiera a esta proposición sería o un judío o un falso cristiano que ha sido sobornado por los judíos, como todos aquellos cristianos sionistas.

     Y aquí, quizás, llegamos al más patológico de todos los falsos tratos religiosos/políticos que hayan sido hechos alguna vez en este planeta, o quizá simplemente el más demencial desde los días del Imperio romano, cuando los ascendentes romanos dieron a los judíos un status especial porque ellos crearon este fantástico sedante de las muchedumbres —la religión cristiana— que mantuvo a la chusma en su lugar, los impulsó a ofrecer la otra mejilla cuando ellos eran robados y abusados por sus superiores, e inventó a un Mesías probado por el tiempo mediante el robo de trozos y pedazos de maestros mitológicos de otros tiempos y lugares para impedir que los peones se levantaran contra sus amos.

     ¡Qué gran invención que fue! No duró para siempre, pero ¿qué dura tanto? A pesar de todo, duró casi un milenio, más o menos; pero cuando la aristocracia romana desapareció, también lo hizo la privilegiada posición de los judíos, a pesar de todas las intrigas.

     Esta vez, ¿no lo sabia usted?, la religión cristiana y los judíos están trabajando juntos otra vez. Los evangélicos están haciendo todo lo que pueden para apoyar las políticas monstruosas de Israel porque ellos se imaginan, según el libreto presentado en el bíblico libro del Apocalipsis, que su deseado mesías llegará después de que el Armagedón suceda en Israel. El gobierno estadounidense parece estar siguiendo dicho libreto, haciendo todo lo que puede para asegurarse de que ocurra.

     De ese modo, considere esta psicótica alianza religiosa: los cristianos evangélicos apoyan a Israel porque Israel está absorto en volarse a sí mismo en pedazos, lo que permite de esa manera que el mesías cristiano —usted sabe, el clon de Horus y su padre El-Shaddai— retorne a la Tierra y elija a 144.000 de sus seguidores más piadosos para que vayan y aborden y viajen hacia Dios sabe dónde.

     Los israelíes siguen tomando dinero de los evangélicos (así como de todos los estadounidenses por medio de la excesiva ayuda externa), pero prohiben a los cristianos visitantes hablar de Jesús mientras ellos están en Israel.

     Los judíos no cometerán el error que ellos cometieron en Roma. Ahora, ellos tienen las bombas nucleares. Y un argumento probado por el tiempo está ahora de su lado, en vez de trabajar contra ellos.

     Dice como sigue:

     Una vez que usted puede conseguir que la gente crea cosas que usted puede demostrar definitivamente que no son verdaderas, usted puede conseguir que crean en cualquier cosa.

     ¿Está usted escuchando, Niño Jesús? No, no lo creo. Los constructos mitológicos políticos no oyen esto bien.

     La afirmación de que Israel tiene derecho a robar toda aquella tierra en el Oriente Medio debido a alguna referencia bíblica es completamente falsa, por una multitud de razones, de las cuales sólo algunas han sido aludidas aquí.

     La raza humana desesperadamente tiene que entender la diferencia entre su necesidad de creer y aquello en lo que realmente cree. Pero cuando consigamos eso, será probablemente demasiado tarde, y los evangélicos conseguirán su deseo.

     La raza humana, los saltamontes y todos, conseguirán aquel mismo deseo también, aquel deseo de muerte.–




No hay comentarios:

Publicar un comentario