BUSCAR en este Blog

domingo, 1 de enero de 2017

Israel Shamir - Sobre la Resolución de la ONU e Israel



     El viernes 23 de Diciembre el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó una resolución (Nº 2334) que exige que Israel detenga la construcción de asentamientos en territorios palestinos ocupados, lo que fue posible, aprobada unánimemente en medio de aplausos tras 36 años, sólo por la abstención de Estados Unidos en vetarla, como siempre lo ha hecho. Dicha resolución dice que esos asentamientos no tienen validez legal y que constituyen una "flagrante violación del derecho internacional". El analista Israel Shamir escribió al respecto el siguiente artículo que ofrecemos en castellano, que fue publicado en el sitio unz.com hace cuatro días.


Sorpresa de Navidad
por Israel Shamir
28 de Diciembre de 2016



     ¡Les prometí que la Navidad no sería aburrida! En una sorprendente movida, por primera vez en 40 años Estados Unidos votó en el Consejo de Seguridad de la ONU contra los deseos oficiales de Tel-Aviv. El milagro por el que los amigos de Palestina y los israelíes progresistas habían rezado, ocurrió, después de todo. Éste es uno de los primeros beneficios de la victoria de Donald Trump: la larga extensión del servilismo estadounidense hacia los judíos ha sido rota. Sí, esto fue hecho por la administración de Obama, pero no habría sucedido si la señora Clinton fuera la Pesidente electa.

     Durante 40 años Estados Unidos vetó cada resolución del Consejo de Seguridad que potencialmente limitara el derecho inalienable de Israel de tratar a sus goyim de la manera que deseara, entre otras cosas, robando su tierra y colocando a judíos en la propiedad robada. (Esto estaba de acuerdo con la tradicional visión judía de que los gentiles no tienen ningún derecho en general, tal como un gato no tiene ningún derecho a su cojín o un caballo a su establo; ellos lo proporcionan sólo en la medida en que le parezca bien al hombre). La comunidad mundial hacía rechinar sus dientes, la alegría israelí lindaba con el regocijo, pero Estados Unidos permaneció firme en su defensa de Israel.

     En 2011 este mismo Presidente Obama vetó una resolución prácticamente idéntica a la que él permitió que fuera aprobada ahora. Desde entonces Obama ha dado a Israel 38.000 millones de dólares en ayuda militar. ¿Qué cambió ahora?; ¿por qué esta vez Obama decidió que su problema israelí merece un poco de tratamiento rudo?.

     El New York Times explicó esto por la libertad que le da su próximo retiro. Al igual que los niños el último día de escuela antes de vacaciones de verano se sienten libres para hacer travesuras y saldar cuentas, los políticos que abandonan el cargo tienden a descargar sus pechos, a menudo sobre los judíos a los que ellos fueron obligados a soportar, tolerar o venerar.

     El líder malasio Mohammad Mahathir esperó hasta su último día en el poder en 2003 para decir que los judíos han conseguido ahora el control de los países más poderosos y gobiernan el mundo por medio de delegados. Jimmy Carter y George Bush I no esperaron: ellos actuaron para limitar los insaciables apetitos israelíes en su primer período en el cargo, y dejaron de ser reelegidos. Obama gobernó durante dos períodos enteros y ahora él es libre de juguetear un rato.

     Esto puede explicar la oportunidad del asunto, pero no el sentimiento. Nada molesta más a un hombre poderoso que la necesidad de inclinarse humildemente ante un poder obscuro. No ante un rey sino ante alguien que no tiene ningún ejército. La Iglesia había irritado a muchos gobernantes; los judíos son un fastidio aún mayor. Nunca tantos problemas provinieron de tan pocos, dijo un amigo. Muchas personas esperan la caída de ellos. Incluso políticos y estadistas muy cautelosos se regocijarían si esa gente arrogante fuera reducida de tamaño.

     Para un Presidente estadounidense, la frustración debería ser difícil de llevar. Obama, aparentemente el hombre más poderoso en la Tierra, ha sido humillado muchas veces por los israelíes. Cuando él visitó Israel, el rabino principal Obadiah Yossef dijo que él debería besar los pies de los judíos que le permitieron ir a ese lugar. Sus propuestas para un arreglo bastante justo del problema palestino fueron groseramente rechazadas, y su propio Congreso recibió a Netanyahu de una manera impresionante que a él raramente alguna vez le ha sido concedida.

     ¿Cuál es la fuente mundana del poder de Israel? Ahora, como en 1917, es la capacidad de los judíos estadounidenses para influír en la opinión pública norteamericana por medio de su máquina de los medios de comunicación. Eso es lo que los judíos dijeron a Lord Balfour en 1917, pidiéndole que prometiera Palestina a los judíos y a cambio ellos arrastrarían a EE.UU. hacia la Primera Guerra Mundial. En ningún otro país los judíos son tan poderosos como en Estados Unidos, y dondequiera que ellos son poderosos, lo son debido al apoyo y la insistencia de Estados Unidos. Ésta debería ser otra fuente de frustración para un Presidente estadounidense.

     Y ahora los judíos le fallaron a Obama y a Hillary Clinton a la cual él apoyó. Ellos fracasaron en conducir la opinión pública estadounidense. Ellos lo intentaron, ellos activaron todos sus medios de comunicación, ellos desplegaron a sus Maestros del Discurso, y de todos modos ellos fallaron. Trump usó con habilidad la grieta entre judíos liberales y judíos sionistas y evitó ser llamado El Enemigo de los Judíos, como insistió la poderosa ADL. Después de la elección, el Presidente electo Trump puso al gato entre las palomas al nominar al señor Friedman como el embajador estadounidense en Israel. Él convirtió la grieta entre los judíos liberales y los poderosos judíos sionistas en una guerra.

     "El infierno simplemente se congeló", reportó Mondoweiss, un sitio judío progresista; el New York Times publicó un artículo que dice que "el sionismo es racista". Los judíos sionistas liberales de Estados Unidos han sido convocados a elegir: o están ellos con el racismo y el sionismo, o con los valores liberales.

     La extrema Derecha europea usó ese truco de apelar a los sionistas contra los judíos liberales durante años. Breivik, el asesino de masas noruego lo promovió también. Los partidos europeos de Derecha que rechazaron interactuar con sionistas y judíos liberales se encontraron en el frío, con cero cobertura por parte de los medios de comunicación.

     Ahora un esquema similar había sido usado por los ingleses. Ellos le dieron a los judíos lo que ellos querían, a saber, Theresa May anunció que ella decidió aceptar la definición de anti-judaísmo de la Alianza Internacional de Conmemoración del "Holocausto" (IHRA) e integrarla en la ley británica, y al mismo tiempo los británicos facilitaron la abstención estadounidense haciendo el texto [de la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU] aceptable para Obama.

     Los rusos lo hicieron también: ellos se apropiaron de los canales de televisión de los oligarcas judíos, removieron a éstos del poder, pero se mantuvieron amistosos con los fundamentalistas de Chabad y con Netanyahu.

     El mundo se liberará de la hegemonía judía, pero esta complicada transición requiere la utilización de un grupo de judíos contra otro. O por lo menos así lo creen los políticos. Sin embargo, el momento de libertad se acerca. A medida que la hegemonía estadounidense disminuye, la de los judíos la seguirá en la decadencia. Trump ganó aunque los medios judíos de comunicación, los Maestros del Discurso, estuvieron contra él. Esta lección será aprendida por los políticos, y puesta en práctica.

     El comportamiento israelí contribuyó a gran parte del cambio. A la gente Blanca le gusta el juego limpio: ellos concedieron derechos plenos a judíos y negros aunque no fuera para su ventaja. Pero a los judíos no les interesa la imparcialidad, sino sólo el resultado final. Su maltrato contra los palestinos excedió todo límite de tolerancia. Ellos podrían renunciar a Palestina totalmente y vivir bien en el 78% de su territorio que ellos consiguieron por medios justos e injustos. Ellos podrían tener la Solución de los Dos Estados, donde el Estado palestino no tiene ningún control de sus fronteras, sus cielos, su agua o su ejército, pero tiene una bandera y un himno nacional.

     O, si ellos quieren la tierra entera de Palestina, ellos deberían tratar a los palestinos de manera justa y darles derechos en un Estado, en vez de plantar lentamente más colonias judías en la tierra palestina robada mientras afirman perseguir el objetivo de Dos Estados. Pero los judíos prefirieron tener su pastel y comerlo. Tal truco puede funcionar durante un tiempo, pero no por siempre, y de esa manera los sionistas conocieron los límites de su poder.

     El drama del voto del Consejo de Seguridad de la ONU merece ser cantado. Egipto preparó el borrador, y estuvo bajo la presión de Israel. El general Sisi es un gobernante bastante débil; él subió al poder a través de un golpe militar; él no es muy popular y es susceptible a la presión. Netanyahu le pidió a Trump que diera a Sisi una charla; y así él lo hizo. Trump está preocupado de que sus adversarios realicen algún truco vil antes de su asunción al cargo, y él necesita un poco de protección. Sisi consintió en posponer el voto indefinidamente. Ahora Obama había estado con toda razón enojado por la interferencia de Trump y por la de Netanyahu, lo que superó sus límites. Un Presidente a la vez, se sabe que él dijo.

     Cuatro Estados recogieron la moción dejada caer por Egipto. Nueva Zelanda había sido amenazada por Netanyahu, quien prometió "la guerra", convocar a su embajador y retirar la embajada. Pero Nueva Zelanda no se movió una pulgada. Ellos ya resolvieron el asunto con Inglaterra, y las amenazas de Netanyahu fueron simplemente aire caliente para ellos. Hace algunos años, ellos ya habían mandado al embajador israelí a casa con todas sus cosas después de que salió a la luz que asesinos israelíes del Mossad fueron equipados con falsos pasaportes de Nueva Zelanda.

     La moción fue puesta en la mesa otra vez. Netanyahu llamó a Putin por desesperación. Putin fue muy amistoso y prometió hacer lo que pudiera. El hombre ruso ante Naciones Unidas, Vitaly Churkin, en efecto intentó posponer el voto hasta después de la Navidad, o después de la asunción de Trump, pero nadie más estuvo de acuerdo con él. Entonces él votó a favor de dicha moción.

     Él no podía hacer nada más: como un miembro del Cuarteto, Rusia es un partidario fuerte y generoso de Palestina, y ella ha sido un protector histórico de los palestinos. Hasta hace poco Rusia no reconocía las conquistas israelíes de 1948, y eso incluye Jerusalén Oeste. En los mapas rusos, las fronteras de Israel son las líneas de demarcación del Plan de Partición de 1947, 7.000 kms² menos que la Línea Verde de 1949. Los israelíes subestimaron la fibra moral y religiosa rusa.

     Un día antes, el representante de Israel se ausentó durante la votación acerca de Siria en la Asamblea General de Naciones Unidas, a fin de complacer a Putin. De esa manera, Netanyahu esperaba una retribución, pero Putin prefirió no poner en peligro su bien merecida reputación, duramente ganada como el protector de Palestina y Siria. El Presidente ruso es un hombre racional. Él quiere ser amigo con Israel por muchos motivos, pero no a cualquier precio: él no es Sisi, ni tampoco un afeminado (sissy). Además, Netanyahu no titubeó en bombardear el aeropuerto de Damasco y a unidades del ejército sirio, aliados de Rusia. Putin no tomó represalias militares, pero él recordó aquello.

     Ahora Netanyahu está histérico; él amenaza al mundo con la guerra diplomática y ataca a la Autoridad Nacional Palestina. En un frenesí, él llamó a los embajadores de los Estados miembros del Consejo de Seguridad para que fueran a su oficina de Asuntos Exteriores durante el Día de Navidad, como si fuese un caso de guerra. Él sin embargo no recuperó lo que había perdido. De Israel y su política hacia los palestinos el mundo entero está enormemente disgustado, ya que los israelíes son arrogantes e injustos.

     Netanyahu espera que Trump revertirá todo en su favor. Yo dudo de aquello. Ahora Trump siente que él necesita el apoyo judío, pero ¿será así después de que asuma el cargo? Él verá que su costo puede ser demasiado alto. Trump probablemente jugará como Putin: ser amistoso pero preocupándose de sus propios asuntos.

     Y a Obama realmente enfadado le queda más de un tiro, el 15 de Enero de 2017, cuando el programa francés puede internacionalizar las negociaciones de paz. Éste es un gran peligro para Netanyahu y su extrema Derecha.

     Parece que los judíos sobrestimaron enormemente su verdadero peso como boxeadores. Ellos cayeron en la trampa de creer en los "Protocolos" como su carta de poder, siendo que se trataba sólo de una historia. Y tales historias tienen un tiempo de duración y una fecha de expiración.–





1 comentario:

  1. La ONU fue la culpable, junto con Inglaterra de dividir Palestina y entregar esas tierras a estos sionistas convertidos al judaísmo.
    Se tiene que hacer justicia con Palestina ,pueblo que ha sido masacrado ,genocidio de niños y mujeres... que horror.

    ResponderEliminar