BUSCAR en este Blog

martes, 13 de diciembre de 2016

John Kaminski - Odiseo y las Tres Sirenas



     En johnkamiski.info encontramos este lírico texto de John Kaminski escrito en Febrero de 2010 y que ofrecemos en castellano, donde el autor va soltando reflexiones en base a antiguas mitologías, que inevitablemente se van enganchando con la situación del presente, la que lleva a conjurar a potencias vengadoras para que hagan su labor sobre los malhechores.


ODISEO y las TRES SIRENAS
por John Kaminski
16 de Febrero de 2010



UNA ANTIGUA MALDICIÓN SOBRE TODOS LOS LÍDERES QUE MIENTEN

En memoria de Eustace Mullins y Ezra Pound

     «Afirmamos ser justas y honorables. Ninguna ira de nosotros saldrá furtivamente contra el que tiene manos limpias, y él pasará por la vida sin sufrir daño; pero contra quienquiera que peca y esconde sus manos manchadas de sangre, como vengadoras de la matanza aparecemos a él al final, presentándonos como honrados testigos de los muertos» (Esquilo, Las Euménides, 470 a.C.).

     «Las Furias (su nombre romano) o Dirae ("las terribles") típicamente tenían el efecto de volver insanas a sus víctimas, y de ahí su nombre latino "furor"» (Virgilio VII, 324, 341, 415, 476).


     Así como los ateos son la gente más religiosa en el mundo debido a la enorme cantidad de tiempo que ellos pasan ideando sus refutaciones de que haya una guía divina, del mismo modo los vagabundos y los aventureros son realmente nuestros principales colonizadores de las tierras, porque ellos se esfuerzan mucho para encontrarlas y rara vez pueden porque siempre están justo delante de sus ojos, y ellos simplemente no las ven nunca.

     Hemos encallado en los bajíos de nuestro propio miedo. Nos aferramos a la isla llamada Dios, pero la inexorable marea del tiempo siempre gana la batalla y nos arrastra al mar, agitándonos, aterrorizados.

     Un hombre en un bote abierto grita "¡¿Quién puede asesinarme?!". ¿Es ése nuestro destino? Si usted cierra sus ojos y se enfoca en Jesús, eso lo llevará a donde usted quiere ir. Pero ¿dónde era eso, exactamente?.

     ¿A dónde precisamente está encaminado ese bote suyo?.

Seascript, por John Kaminski, 1979:


«Sal dulce.
Un barco carguero en el lejano horizonte.
Diamantes del Sol brillan en la bahía.
Las palmeras tranquilizan.
Puesta del Sol en el compartimento lejano.
La auto-incriminación se ríe disimuladamente en el vestíbulo.
El mar la evoca».

     Es perturbador cómo escondemos nuestros ojos de la verdad horrible de la sangrienta realidad que dirige este así llamado mundo, donde las fauces de la ganancia mastican con sus mandíbulas gigantescas cada vida que emana de este planeta, y la destruyen. Pensamos que estamos seguros cuando nos encorvamos en nuestros oscuros departamentos, refunfuñando: "Tenemos bastante para sobrevivir... estará bien, por un rato".

     Ya no puedo mirar demasiado de cerca el mañana. ¿Puede usted?.

     Las sombras de una oscuridad largamente gestada se acercan a nosotros.

     Es perturbador que la más grande literatura, la literatura que tiene mayor profundidad, la más completa y compasiva alguna vez producida por los humanos, fuese conseguida en la fase más temprana del desarrollo humano, y que desde entonces las producciones de la mente humana, mientras han desarrollado innumerables líneas cuantitativas de pensamiento, han fracasado en mejorar la penetrante profundidad de la percepción que fue descrita en las mismas primeras obras del canon occidental, la Ilíada y la Odisea de Homero.

     Dichas obras eran colecciones de tradiciones orales de 1200-800 a.C. que fueron finalmente puestas por escrito alrededor de 500 a.C. y que han permanecido como clásicos esenciales durante 2.500 años. Tal como Moisés y Buda, el personaje histórico real llamado Homero era muy probablemente una colección de escribas y bardos que transmitieron el conocimiento a través de las generaciones con canciones e historias.

     La Ilíada es una guía psicológica a la relación entre los hombres y sus propios ecos interiores cuando la Humanidad estaba primero emergiendo de una semi-coherente bicameralidad, mientras que la Odisea hace una crónica del viaje de 10 años de Odiseo a través de las catacumbas demonológicas de la brillante mente griega.

     Ezra (Pound), usted estará feliz de saber que los judíos han destruído la literatura, tal como ellos lo hicieron con el arte, la física y todo lo demás. El dios del dinero lo ha arruinado todo.

     Como me gusta decir, la enfermedad del comerciante se hizo tan grave que mató tanto al productor como al consumidor. Y todo lo que nos ha quedado es un manojo de vendedores que andan por ahí sin saber qué hacer.

     La gente que dirige el espectáculo está actuando de acuerdo a los principios del manejo de rebaños, de manera que eso hace de la Tierra simplemente otro esclavista campo de plantación para aquellos señores oscuros... ¿Quiénes son aquellos bastardos, en todo caso?.

     Ustedes ambos [Pound y Mullins] los rastrearon bastante bien. Pero yo conseguí una historia que estoy bastante seguro de que ustedes ambos estaban buscando pero pueden no haber notado.


Odiseo y las Tres Sirenas

     (Pero primero, el obligatorio coro griego, para ser repetido cuando sea necesario: "No importa cuán lejos podamos vagar, estamos simplemente tratando todos de llegar a casa").

     Esto siempre parece una canción. Siempre suplicamos que se mantenga sonando.

     Asediados en el mar sin destino a la vista: éste es el viaje que todos los hombres hacen.

     Todos los hombres son reyes. Odiseo era todos los hombres; la aventura era la suya, pero el valor de su orgullo carcomió el vientre de su arco iris.

     Ese ingenioso tipo peludo inventó el Caballo de Troya. Pero la profecía se equivocó, el clima se echó a perder. La tormenta lo lanzó a través del tiempo hasta nuestros sueños.

     Siglos más tarde, la bruñida flota griega, la maravilla tecnológica de la Edad de Pericles, desapareció sin un rastro en las cálidas aguas de Sicilia.

     En cada caso y en todos los tiempos, ellas estaban mirando. Llámelas como quiera: Euménides, Erinias, Dirae, Sirenas, las tres Furias...

     ¿Qué es eso que canta a los marineros en una tormenta sobre el océano?.

     Cuando la cresta de la ola se eleva alto encima de nuestras cabezas, ¿quiénes son los que están más cercanos a nuestros corazones?.

     Y en el último resplandor del tiempo, ¿quiénes son los que hemos dejado atrás agitándose en una orilla exuberante que desaparece poco a poco a medida que abandonamos el paraíso para volver a nuestro camino, la última lección en la vida?.

     Las sirenas atraían a los hombres a sus muertes, dicen las leyendas. Orfeo había salvado a los Argonautas cantando, de modo que el mensaje de las sirenas no pudiera ser oído. ¿Pero qué era lo que las sirenas querían decir?.

     Odiseo se amarró él mismo al mástil para impedir ser atraído por aquellas atractivas sirenas —las arpías de su tiempo, los leprechauns [duendes de Irlanda]— con las peores preguntas de todas, unas que son correctas, y usted sabe que ellas tienen razón.

     Erinias, Sirenas, Furias. Una Trinidad temible. Las tres hermanas.

     Sus cabezas bullendo con serpientes, sus ojos goteando sangre, algunas tenían grandes alas de murciélago que podían agitarlo a usted hasta la muerte. Seguramente usted ha visto a una mujer en esa condición. Posiblemente usted la amó, imposible de llegar a entender.

     Dante, de hecho, las encontró en el camino al Infierno, donde ellas permanecen eternamente asignadas para interrogar a todos los poetas en las puertas de la ciudad de Dis, que todos los poetas visitan, si no es que es donde finalmente residen.

     Esas tres atractivas jovenzuelas Furias son:

     Tesífone, "vengadora de la sangre", castigadora de asesinatos y crímenes contra la familia.

     Alecto, hacedora de penas, que se deleita en guerras y peleas. Ella podría poner a hermanos que estuvieran de acuerdo en abierto conflicto unos con otros, o atormentar una casa con el odio.

     Megera, la "celosa", letalmente castigadora del adulterio.

     El espectro más aterrador del mundo antiguo, el único objetivo de tres hermanas es la venganza.

     «Las Erinias eran las castigadoras de los pecadores, llamados "aquellos que caminan en la oscuridad". Derramando lágrimas de sangre y silbando con su cabello de víboras, ellas descendían como una tormenta. Mientras hubiera pecado en el mundo, ellas no podían ser desterradas».

     Las Amables no deben ser tomadas a la ligera. Una vez que ellas han sido convocadas, no pueden dar marcha atrás. Afortunadamente, ellas sólo vengarán crímenes específicos. Y más afortunadamente aún, ellas sólo contestan peticiones de venganza que son realizadas según las viejas tradiciones y que tienen validez.

     Por supuesto, el riesgo que usted acepta es éste: si usted las llama falsamente, usted podría encontrarlas torturándolo a usted. Mientras más honesto es usted en el acto de convocarlas, más amablemente ellas lo tratan a usted. Es importante recordar que ellas no se detendrán sólo porque el que las convoca cambia de opinión. Ellas sólo se detienen cuando ELLAS están satisfechas de que la justicia haya sido hecha.

     Una vez que ellas han sido convocadas, perseguirán a su víctima hasta que ésta se suicide o se vuelva loca. Ellas no ceden en su empeño, y no se van a casa. Ellas son el tribunal último, y las castigadoras finales. Las personas perseguidas por las Furias a menudo lo perdían todo, y estarían tan atormentadas en sus sueños que temerían ir a dormir por miedo al dolor y el sufrimiento que les esperaba. Ellas podrían traer la enfermedad, la locura y la tortura incluso física a sus víctimas.

     Una víctima que buscara justicia podía convocar la maldición de las Erinias sobre el criminal. Se creía en épocas tempranas que los seres humanos podrían no tener el derecho de castigar tales crímenes, dejando en cambio el asunto a las Erinias del muerto para exigir el justo castigo.

     Muchos eruditos creen que ellas fueron al principio mencionadas como las Euménides no para referirse a su lado bueno sino como un eufemismo para evitar su ira llamándolas por su verdadero nombre. Esto es similar al tabú de hablar de los nombres de ciertos espíritus en muchas culturas, porque las tres Sirenas, como los griegos nos dijeron, son "aquellas que bajo la tierra castigan a quienquiera que haya hecho un juramento falso".

     ¿Están ustedes escuchando, ustedes defensores del Kol Nidre [anulación de los juramentos en la víspera del Yom Kippur judío]? Porque ustedes tienen un problema que nunca se marchará: las Erinias. Observen cómo ellas están a punto de desintegrar vuestra tranquilidad de mente.

     Como el dramaturgo griego Esquilo lo dijo, las Erinias son particularmente conocidas por la persecución de Orestes por haber él asesinado a su madre, Clitemnestra. Puesto que Apolo le había dicho a Orestes que matara al asesino de su padre, Agamenón, y aquella persona resultó ser su madre, Orestes le rezó a Apolo. Atenea intervino y las Erinias se convirtieron en las Euménides ("las graciosas"), como ellas siempre lo fueron en sus aspectos beneficiosos.

     Orestes, después de años de ser atormentado día tras día, perdiendo su familia, su reino y su riqueza, suplicó a la diosa Atenea que impidiera que las Furias lo persiguieran en adelante. Atenea las convenció de que Orestes había sufrido bastante por su crimen, y que él se había arrepentido de ello. Las Dirae entonces fueron a él no como las aterradoras Erinias sino como las hermosas Euménides, las Amables, y ellas sustituyeron su desgracia con la bendición y sus pesadillas con sueños dulces.

     La lección es que si usted entiende lo que las Furias dicen, su vida dará un cambio repentino hacia lo pacífico.

     Se requirió que prácticamente todos los dioses —Apolo más Atenea más Hermes— consiguieran que las Erinias se calmaran. Vea cómo Orestes fue engañado por los dioses.

     Eustace Mullins y Ezra Pound viajaron como Odiseo, y se marcharon en gran parte poco apreciados y olvidados, a pesar de las cantidades enormes de verdad que ellos dejaron escritas. Sobre hombres como éstos las civilizaciones pueden ser construídas; sin ellos, las civilizaciones sólo pueden ser destruídas.

     Eustace Mullins escribió casi cien libros, todos sobre la historia oculta del mundo, que mantiene a la mayor parte del mundo atado a una esclavitud que no se comienza siquiera a percibir, y por los inconvenientes esfuerzos de él, soportó cada forma de libelo y vituperio de parte de gente que no se molestó en entender lo que él realmente estaba diciendo.

     Ezra Pound cautivó al mundo literario por haber adiestrado a tres ganadores del Premio Nóbel —Eliot, Joyce y Fitzgerald— pero entró en colisión con el equipo que maneja el mundo cuando él comenzó a transmitir desde Italia que los banqueros mundiales estaban detrás de todas las guerras. Por consiguiente, él pasó 13 años encarcelado en un hospital psiquiátrico (irónicamente, el mismo recientemente elegido como la nueva oficina central del nuevo KGB de Estados Unidos, el Departamento de Seguridad Interior), y su reputación pública quedó ensuciada para siempre.

     Pound pronunció el inmortal párrafo que explica que Estados Unidos no ha sido un país independiente desde la época de Abraham Lincoln, porque se habían apoderado de él entonces los banqueros internacionales judíos. Pero Mullins al final lo superó con su propia línea inmortal: "A causa de la presencia del judío, usted no conseguirá sus sueños".

     Durante casi tres milenios, Odiseo ha sido el modelo para el fuerte liderazgo masculino: fuerza, coraje, nobleza, sed de gloria y confianza en su autoridad. Su rasgo más distintivo, sin embargo, es su agudo intelecto. El rápido pensamiento de Odiseo lo ayuda en algunas situaciones muy difíciles, como cuando él se escapa de la cueva del Cíclope en el Libro 9, o cuando él disimula su matanza de los pretendientes haciendo que su ministril empiece a tocar una melodía de boda en el Libro 23.

     Al igual que otros héroes homéricos, Odiseo ansía ganar la kleos (la "gloria" ganada por medio de grandes hechos), pero él también desea completar su nostos ("regreso a casa").

     Él disfruta de su lujosa vida con Calipso en una tierra exótica, pero sólo hasta un punto. Finalmente, él desea retornar a casa, aunque admite que su esposa no puede compararse con la ninfa Calipso. Él piensa en su hogar durante todo el tiempo que él pasa con los feacios, y también mientras está en la isla de Circe. Sin embargo, a veces su búsqueda de la gloria se cruza en el camino de su búsqueda del hogar. Él saquea la tierra de los cicones, pero pierde hombres y tiempo en el proceso. Él espera demasiado tiempo en la cueva de Polifemo, disfrutando de la leche y queso gratis que él encuentra, y es atrapado allí cuando el Cíclope vuelve.

     Temprano en sus aventuras, el ansia de gloria de Odiseo lo lleva a revelar su identidad al Cíclope, y atrae la ira de Poseidón hacia él. Hacia el final de la epopeya, él parece mucho más dispuesto a atenuar el orgullo con la paciencia. Disfrazado como un mendigo, él no reacciona inmediatamente ante el abuso que él recibe de los pretendientes.

     En vez de eso, él lo soporta hasta que las trampas que él ha puesto y la lealtad que él ha asegurado lo ponen en una posición desde la cual él puede devolver el golpe con eficacia. Como Odiseo, nos preparamos para el momento adecuado para golpear.

     POR ESTE MEDIO convoco una antigua maldición druídica sobre esos bastardos que nos tratan como ganado: Puedan ellos experimentar una dolorosa erosión de sus propias mentes debido a su demostrada carencia de humanidad.

     Pueda su cabello ser infestado con serpientes y demonios, de modo que ellos puedan mirar su deseo más ferviente convertirse en repugnantes aguas servidas, que es exactamente el efecto que ellos han tenido sobre el mundo.

     Que sean ellos rechazados y ridiculizados en el silencio, por el simple crimen de no ser capaces de amar.

     Y como Odiseo, comencemos todos a trabajar para ir a casa, a entender qué es el hogar, y cómo entre todas las cosas en el universo que merecen ser defendidas, el hogar es la esencial por la que deberíamos luchar más que por ninguna otra cosa.–




2 comentarios:

  1. me encanto, muy apropiado para los que amamos las verdades que se publican en este sitio.

    ResponderEliminar