BUSCAR en este Blog

domingo, 16 de octubre de 2016

Sobre el Yazidismo y la Cultura Yazidi (1)



     Habiendo puesto en castellano el siguiente artículo, publicado en Septiembre pasado, del médico egipcio Ashraf Ezzat (de quien hemos publicado ya varios), que tiene como tema la teología y mitología del pueblo kurdo de los yazidis (su yazdanismo o culto a los ángeles) del Norte de Iraq, notorios por estar desde hace un tiempo en proceso de ser exterminados como etnia por los esperpentos que son conocidos ahora como "Estado Islámico", nos pareció que algunos otros textos indicados como referencias bien valían la pena de ser traducidos también. Lo hicimos con más de uno de ellos, y en total van cuatro artículos más (todos del sitio yeziditruth.org, sin nombre de autor), que profundizan especialmente la peculiar teología de los yazidis (o yezidis) y su divinidad el Ángel Pavo Real (Malak Tawus o Tawsi Melek), además de rasgos de su cultura, la cual en una segunda entrada volveremos a presentar.


YAZIDISMO:
Conozca al Diablo que Usted Amará
por Ashraf Ezzat
8 de Septiembre de 2016



     Pocos, si es que casi nadie, han oído alguna vez hablar de los yazidis antes de que ellos fueran puestos en la mira recientemente por los combatientes del Estado Islámico (IS). En Agosto de 2014 el mundo se horrorizó con las imágenes de miles de yazidis privados de comida y deshidratados, sitiados en el monte Sinjar después de que ellos fueron expulsados de su tierra nativa en Iraq del Norte. Ya que el impacto salvaje de los terroristas del IS parecía imparable, los yazidis simplemente tuvieron que huír (una vez más) para salvar sus vidas.

     Esta no es la primera vez que los yazidis han sido puestos en la mira. Debido a sus prácticas esotéricas, los yazidis han sido perseguidos muchas veces antes. Es por eso que un sentimiento colectivo de vulnerabilidad absoluta está profundamente arraigado en su tradición. El miedo parece ser parte de su antigua cultura, ya que los yazidis han sido durante mucho tiempo considerados como adoradores del Diablo.

     Ésta es la razón principal de por qué los combatientes de IS se dispusieron a apuntar/exterminar a los yazidis. Desde la perspectiva "islámica" del IS, perseguir a los "adoradores del Diablo" y acabar con ellos hasta el último era "religiosamente" lo correcto que había que hacer.


     Perseguir y poner en la mira a los yazidis por sus creencias aparentemente blasfemas ha sido un tema que se repite a través de toda la Historia. Los turcos en 1915-1918 (durante la Primera Guerra Mundial) mataron a más de 200.000 yazidis en un genocidio silencioso (del cual no se habla, en comparación con el caso del genocidio armenio) [1].

[1] http://ekurd.net/mismas/articles/misc2008/3/turkeykurdistan1735.htm

     Pero ¿es eso verdadero?; ¿realmente los yazidis adoran al Diablo/Satán? ¡Nadie en su sano juicio haría una cosa tal como glorificar a Satán!.

     Si escudriñamos profundamente en la Historia y los libros acerca de los yazidis, extrañamente no encontraremos ninguna alusión a esa idea espantosa de adorar al Diablo/Satán. La verdad del asunto es que los yazidis adoran a Dios y glorifican a su principal arcángel, el ángel Pavo Real (Malak Tawus / Tawûsê Melek, en árabe y kurdo) [2]. La pronunciación de la palabra "Satán" está absolutamente prohibida dentro de la secta yazidi. Quienquiera que se atreva a decir el nombre prohibido será castigado con la muerte.

[2] http://www.yeziditruth.org/the_peacock_angel — Ese artículo y su continuación lo hemos puesto en castellano al final de éste del señor Ezzat.

     Tendemos a encontrar espantosa esa idea de glorificar al Diablo/Satán porque nos presentaron continuamente, a medida que crecimos, la historia bíblica de Satán (Shaitan, en árabe) como el que se atrevió a desafiar a Dios. El "Diablo" para nosotros es el enemigo primordial de Dios y el señor del mal.

     Según la historia bíblica, que había sido fuertemente reiterada en las tradiciones islámicas, Satán no sólo desobedeció la orden de Dios sino que él también atrajo a Adán a seguir el ejemplo y comer del prohibido Árbol del Conocimiento. Una vez que fue descubierto, Satán (también conocido como Azazil [3] en la antigua tradición árabe) se había convertido en un ángel caído y por lo tanto fue expulsado de los jardines celestes de Dios. Puesto que Satán mereció ser condenado por toda la eternidad, de igual modo lo merecía la gente que lo seguía y lo glorificaba. Éste es el secreto que está detrás de la larga persecución contra los yazidis [4].

[3] https://shaikhsohail.wordpress.com/2008/06/10/the-story-of-jinn-azazil-iblis/
[4] http://www.yeziditruth.org/yezidi_genocide

     Sin embargo, ése es sólo un lado de la historia, el lado de la tradición abrahámica, ya que hay una versión bastante diferente y mucho más antigua: la versión yazidi.

     Los yazidis rechazan que su fe consista en adorar al Diablo. Ellos también insisten en que sus narraciones antiguas cuentan lo que ellos creen que es la verdadera historia de Dios y Satán, conocido este último por ellos como Malak Tawus.

El Génesis Yazidi

     La historia yazidi de la creación (Génesis) habla de una perla primordial que existió mucho antes de que hubiera algún signo de vida como la conocemos hoy en nuestro tiempo y espacio. En un único y potente gesto de creación, Dios había hecho que la perla explotara (algo análogo al Big Bang). La perla saltó en pedazos en seis direcciones: arriba y abajo, izquierda y derecha, y al frente y detrás. De esta manera una rejilla/realidad tridimensional había sido creada en seis días. (Note cómo la Biblia y el Qur'an declaran que el mundo también fue creado en seis días).

     El domingo, el primer día del Génesis yazidi, Dios creó a Malak Tawus (también conocido en la mitología yazidi como Azra’il). Retornando al centro desde donde salió todo ese proceso de creación, un séptimo punto fue añadido. Se trataba del punto del comienzo/centro y también del final. En aquel punto la creación había sido completada, después de lo cual Dios debía descansar. Ese día de finalización y descanso era el sábado (Sabbath/Sabbt en hebreo y árabe).

     ¿Ve usted cómo el supuesto vocabulario bíblico en árabe/hebreo es lingüísticamente más o menos similar?. ¿Sabe usted por qué? Es porque tanto el judaísmo como el Islam brotaron del mismo suelo cultural de la Arabia antigua. También interesante es cómo las palabras Azazil, Azrail e Israel comparten la misma fonética árabe.

     Si usted no está familiarizado con la geografía del antiguo Oriente Próximo, el Norte de Iraq, la patria de los yazidis, está en el cruce de tierras entre Arabia y la antigua Persia. De hecho, la secta yazidi toma su nombre de la antigua ciudad persa Yazd, en Irán [5], la sagrada patria del Zoroastrismo, donde Dios es glorificado como la luz que irradia del Sol o la iluminación provocada por las llamas del fuego sagrado.

[5] http://www.iranreview.org/content/Documents/Yazd_Bride_of_Desert.htm

Ciudad de Yazd, en Irán.

     Del mismo modo que los antiguos yazidis fueron malentendidos como los adoradores del diablo, los seguidores de Zoroastro también fueron injustamente percibidos como los adoradores del fuego (Magi / Magos) por los antiguos árabes, judíos y musulmanes por igual.

     Según la historia yazidi, el papel de Dios fue completado después de que él había creado el mundo/universo que la progenie de Adán debía habitar. La administración de los asuntos de los hijos de Adán y Eva y su universo recién creado fue confiada a Malak Tawus como el representante de Dios y principal arcángel.

     Ya podríamos comenzar a discernir algunas semejanzas asombrosas entre la historia de los yazidis de la creación, y la de la versión judaica, cristiana e islámica (creación en seis días, Satán contra Dios, Adán y Eva, el sábado como el día de descanso).

     Los estudiosos de religión y mitología comparadas que examinaron aquellos paralelos, a menudo los han visto como influencias bíblicas e islámicas que han dejado su marca en la teología yazidi. Pero encuentro aquella interpretación muy corta de vista por ignorar cuán realmente antigua es la secta/fe yazidi.

     De acuerdo a la historia y la tradición oral de los yazidis, ellos están actualmente en el año 6765 de su calendario. Esto es casi siete milenios hasta ahora desde que Malak Tawus llegó a la Tierra y bendijo a la comunidad yazidi como su pueblo elegido (otro paralelo judío). En otras palabras, estamos contemplando lo que bien podría ser la fe más antigua en la Tierra. Y si tenemos en cuenta que los yazidis son autóctonos del Norte de Iraq y que ellos son estrictamente endógamos [sólo se casan entre sí], podríamos llegar a comprender cómo el principal tema central de sus creencias místicas debe haber sido conservado (en su tradición oral) más o menos inalterado a lo largo de miles de años.

     El punto en el cual "Malak Tawus" hizo su divino aterrizaje es Lalish [6], el ahora sitio más santo de los yazidis y destino de peregrinación en Iraq del Norte. Aquél es también el sagrado lugar de entierro del Jeque Adi [7], el santo/profeta de los yazidis que murió en 1162 d.C.

[6] http://www.yeziditruth.org/yezidi_heartland_lalish  y
http://www.yeziditruth.org/lalish-the-yezidi-spiritual-heartland-ii
Este artículo de dos partes va en castellano como uno solo al final aquí.
[7] http://www.yeziditruth.org/yezidi-reformer-sheikh-adi  y cuatro partes más.

     El yazidismo ha sido objeto de un meticuloso análisis por parte de muchos eruditos durante los dos últimos siglos. Pero según mi investigación, la mayor parte de aquellos eruditos han abordado el tema de la manera equivocada. En vez de respetar la antigüedad y originalidad de la mitología yazidi, ellos tienden a interpretar muchos aspectos de la mitología y la fe de los yazidis como influencias abrahámicas, siendo que realmente es al contrario.

Templos yazidis en Bahzani, en Iraq.

     La historia original entera del Génesis no es la que encontramos en la Biblia, sino que en realidad es la historia relatada en las antiguas narraciones y mitología yazidis. Podríamos remontar muchos temas de las llamadas religiones abrahámicas (ritual cristiano del bautismo, tradición judía de la circuncisión, arquitectura parecida a las mezquitas islámicas y cinco rezos diarios) a su fuente original en la mitología y espiritualidad de los yazidis.

     La tradición y los mitos yazidis relatan que antes de que Dios creara a Adán, él había advertido claramente a todos sus arcángeles que no se inclinaran ante ninguna criatura inferior a ellos. El elevado estatus de los arcángeles de Dios provenía del hecho de que ellos eran emanaciones inmortales de la propia luz de Dios. Cuando llegó el momento de poner a prueba a Malak Tawus, él rechazó inclinarse ante Adán por causa de la condición mortal de Adán, ya que aquél había sido creado del polvo y el barro. Éste es el momento que todas las tradiciones abrahámicas determinan decisivamente como el punto en que Satan/Azazel/Shaitan cayó de la gracia de Dios y mereció la condenación eterna. Pero entonces, una vez más, la narrativa/mitología de los yazidis cuenta una historia totalmente diferente.

     Las narraciones orales de los yazidis afirman que Dios no se enfureció porque su arcángel no se inclinó ante Adán, sino que más bien Dios estuvo tan agradado con la respuesta/elección de Malak Tawus que él autorizó que aquél y otros seis arcángeles administraran y controlaran la vida en la Tierra. Los Siete Arcángeles son representados por los colores del halo del arco iris que aparecen alrededor del Sol/Dios. En aquel sentido, Malak Tawus actuó como el delegado de Dios en la Tierra, un demiurgo que gobierna durante diez mil años sobre nuestro mundo terrenal. En las antiguas narraciones yazidis Malak Tawus no es descrito como el adversario de Dios, y en efecto no como el diablo.

     De acuerdo a la mitología yazidi, no hubo ninguna maldición primordial pronunciada contra Satán, ni tampoco hubo un pecado primordial cometido por Adán. La historia de Adán y Eva y el Árbol del Conocimiento se remonta a un mito sumerio [8] que más tarde se abrió camino en la escritura judía.

[8] http://genesisjournal.blogspot.com.eg/2004/07/tree-of-knowledge-of-good-and-evil-and.html

     Las antiguas narraciones yazidis se refieren a Malak Tawus como su salvador. Una vez que él vio el dolor y el sufrimiento del mundo, un río de lágrimas salió de los ojos de Malak Tawus que llenaron siete vasijas gigantescas. Fue por acción de sus lágrimas que las llamas del infierno quedaron eternamente extinguidas. Sin embargo, algunas narraciones de los yazidis afirman que aunque Dios no se ofendió por la respuesta del principal arcángel hacia Adán, aún así Malak Tawus sintió que él necesitaba una redención. O quizá los yazidis, sintiendo la vergüenza y llevando el peso de ser injustamente etiquetados como los adoradores del diablo, añadieron este trozo/segmento acerca de la redención en la historia de Malak Tawus en un tiempo muy posterior para intentar reconciliarse con las agresivas comunidades vecinas.

     De cualquier modo, Malak Tawus había contribuído con su papel en la historia que estaba basada en el dualismo, como era la norma en la mitología antigua. Por ejemplo, el dios egipcio Seth [9] representaba las fuerzas del caos, pero sin embargo él consiguió mantener su estatus divino en el panteón egipcio de deidades. Seth fue derrotado por el dios Horus, pero él no fue muerto ni eternamente condenado. Malak Tawus, al igual que Seth, continuó con su rol divino en una cosmovisión antigua que dependía del concepto mitológico del dualismo, pero él nunca fue demonizado o retratado como el Diablo.

[9] http://www.ancient-egypt-online.com/seth.html

     El tema del Diablo vino mucho más tarde con el judaísmo. Realmente, el prototipo del Diablo es el antiguo concepto árabe de Jinn/Iblis [10]. La evidencia arqueológica encontrada en Arabia del Norte parece indicar que la adoración de Jinn era una práctica antigua y extendida (mucho antes del judaísmo y el Islam).

[10] https://en.wikipedia.org/wiki/Jinn#Pre-Islamic_Arabia

     Confirmando su origen árabe, Azazel/Iblis es estilísticamente (retóricamente) retratado en forma de cabra, el tradicional animal de sacrificio en la antigua Arabia. De hecho muchos versículos en la Biblia hebrea y en el Talmud dan a entender que Azazel (el Diablo) era reverenciado como una antigua deidad árabe, y rituales de sacrificio (de cabras) eran realizados con regularidad para él.

    "Y Aaron echará suertes sobre los dos machos cabríos: una para Yahvé y otra para Azazel" (Levítico 16:8).

     Muchas explicaciones rabínicas del versículo mencionado manipularán el sentido de la palabra "Azazel" para intentar separar al judaísmo temprano de los rituales del politeísmo y de la deificación del jefe Jinn/Iblis/Satán. De todos modos, el hecho mismo de mencionar el ritual de sacrificar "cabras" a "Azazel" es una fuerte indicación de que el judaísmo temprano es de origen árabe antiguo.

     Debido a su mentalidad tribal, los antiguos judíos árabes no podían ver ni permitir a un dios tolerante. Violenta y extrema como era su cultura, la versión judía del "Génesis yazidi" ha creado de alguna manera un Diablo/Azazel a partir del Ángel Pavo Real (Malak Tawus). Muchos siglos más tarde, el cristianismo y el Islam caminaron ciegamente tras los pasos del judaísmo, reforzando de esa manera inconscientemente el tema del Diablo en sus tradiciones.

     El yazidismo para los investigadores de mitología y teología comparadas debería ser como los artefactos antiguos y los hallazgos arqueológicos para los historiadores. Tal como los fragmentos de cerámica rota, la mitología y las antiguas tradiciones de los yazidis podrían ayudarnos a reconstruír los primeros pasos del hombre en su búsqueda de las fuerzas divinas, y no del Diablo.–


* * * * * *

ARTÍCULOS ANEXOS Y COMPLEMENTARIOS

http://www.yeziditruth.org/the_peacock_angel


¿Qué es el Ángel Pavo Real?


     Tawsi Melek, el "Ángel Pavo Real" (Peacock Angel) y "Rey Pavo Real", es la deidad más importante de los kurdos yazidis (o yezidis). Pero él no es sólo posesión de los yezidis sino que pertenece al mundo entero. Los yazidis creen que ellos poseen la religión más antigua en la Tierra, la fe primitiva que presenta a Tawsi Melek, y que todas las otras tradiciones están relacionadas con ellos por medio del Ángel Pavo Real. Ellos sostienen que Tawsi Melek es el verdadero creador y gobernante del universo, y por lo tanto es una parte de todas las tradiciones religiosas. Él, sin embargo, no siempre se manifiesta dentro de esas diversas tradiciones como un pavo real. Tawsi Melek ha tomado muchas otras formas a lo largo del tiempo.

     Los yazidis no creen que el Ángel Pavo Real sea el Dios Supremo. El Dios Supremo lo creó como una emanación en el comienzo del tiempo. Él fue llevado a la existencia a fin de dar al invisible y trascendental Dios Supremo un vehículo para crear y administrar el universo. Tawsi Melek es así una forma tangible y más densa del infinito Dios Supremo. A fin de que ayudaran a Tawsi Melek en ese importante papel, el Creador Supremo también creó a otros seis Grandes Ángeles, que eran, como el Ángel Pavo Real, emanaciones del Dios Supremo y no separados de él. Al relatar la creación de los Siete Grandes Ángeles, los yazidis a menudo resumen el proceso de emanación como sigue:

     Tawsi Melek fue el primero en surgir de la Luz de Dios en la forma de un arco iris de siete rayos, que es una forma dentro de la cual él todavía hoy sigue manifestándose a ellos (por lo general como un arco iris alrededor del Sol). Pero los yazidis también afirman que Tawsi Melek y los seis Grandes Ángeles son colectivamente los siete colores del arco iris. Por lo tanto, los seis Grandes Ángeles eran originalmente parte de Tawsi Melek, la primordial emanación del arco iris, quien se dividió para llegar a convertirse en los siete colores del arco iris, que son colectivamente los Siete Grandes Ángeles. De los siete colores producidos a partir del arco iris primordial, Tawsi Melek llegó a estar asociado con el color azul, porque ése es el color del cielo atmosférico y del divino Cielo, que es la fuente de todos los colores.

     Tawsi Melek era, por lo tanto, tanto la primera forma del Dios Supremo como uno de los Siete Grandes Ángeles, que es una héptada cósmica mencionada dentro de muchas tradiciones religiosas. Los judíos, los cristianos, los persas, los egipcios, todos tienen sus siete ángeles y creadores. En el Meshefê Re, el "Libro Negro" de los yazidis, hay un pasaje que describe a los Siete Grandes Ángeles y asocia su creación con los siete días de la Creación. El texto en primer lugar declara que el Dios Supremo primero creó una perla que contenía la sustancia o el substrato del universo físico pronto a existir, aparentemente refiriéndose a la masa fundida que precede al "Big Bang" defendido por la Física moderna.

     El texto yazidi luego afirma que durante 40.000 años esa perla se sentó sobre un ave primordial, la que muy probablemente era una forma incipiente de Tawsi Melek antes de que él se dividiera en los Siete Grandes Ángeles. Esa perla entonces explotó (o llegó a ser desmantelada) para convertirse en el universo físico. Luego, declara el Meshefê Re, vinieron los siete días de la Creación:

     "El primer día que Él (el Dios Supremo) creó fue el domingo. Durante aquel día Él creó a un ángel cuyo nombre era Azra’il. Éste es Melekê Taus, quien es el más grande de todos.
El lunes Él creó al ángel Darda'il, que es Shaikh Hasan.
El martes Él creó al ángel Israfil, que es Shaikh Shams.
El miércoles Él creó al ángel Mika'il, que es Shaikh Abu Bakr.
El jueves Él creó al ángel Gibra'il, que es Sagad ad-Din.
El viernes Él creó al ángel Shimna'il, que es Nasir ad-Din.
El sábado Él creó al ángel Nura'il, que es Yadin [Fakhr ad-Din].
Y Dios hizo a Melekê Taus el más grande de ellos".

     Desde su creación primordial, los Siete Grandes Ángeles han sido asociados con el día de la semana en que ellos fueron creados. El día de Tawsi Melek es el domingo, etc.

     Una vez que los Siete Grandes Ángeles fueron creados, la Tierra fue producida por ellos a partir del substrato de la perla original. La Tierra permanecía estéril y luego de repente entró en una fase de intensa sacudida continua, lo que quizás coincide con los terremotos violentos y la actividad volcánica que eran omnipresentes en toda la joven Tierra. A fin de calmar el temblor planetario, el Dios Supremo envió al Ángel Pavo Real a la Tierra con órdenes tanto de sedar a la Tierra como de dotarla con una flora y fauna multicolores. Cuando Tawsi Melek descendió hacia la dimensión física, su propio arco iris de siete colores se hizo manifiesto como una magnífica ave de siete colores: el pavo real. Él entonces voló alrededor del globo a fin de bendecir cada parte de él, aterrizando finalmente en el área de lo que es ahora Lalish, la parte más sagrada de la Tierra según los yazidis, localizada en el Norte de Iraq. Allí Tawsi Melek fue capaz de calmar la Tierra a la vez que simultáneamente la cubrió con sus colores de pavo real.

     Con la Tierra en una fase más apacible de su evolución, los Grandes Ángeles procedieron a su siguiente creación: Adán. El primer humano fue creado por todos los Siete Grandes Ángeles, cada uno de los cuales lo dotó con un sentido físico para experimentar la vida. Uno le dio el oído, otro la nariz, otro la boca, etc. Pero el primer humano era una acumulación carente de vida sin un alma, de modo que Tawsi Melek transmitió el aliento de vida en él. Cuando Adán entonces se puso de pie, Tawsi Melek rápidamente hizo que se diera vuelta para que él estuviera de frente al Sol, mientras le informó que había algo mucho mayor que él y que rezar diariamente al Sol como una forma del Dios Supremo le ayudaría a recordar esa verdad.


     Tawsi Melek luego expresó con palabras los rezos que Adán y sus descendientes alrededor del globo debían repetir durante su adoración, y él los habló en 72 lenguas ya que Adán y Eva estaban destinados a tener 72 hijos y 72 hijas que poblarían las 72 regiones o países de la Tierra. El Ángel Pavo Real entonces informó a Adán que si él y sus descendientes permanecían firmes en la rectitud, ellos finalmente verían y conocerían al Dios Supremo personalmente. Mientras tanto, Tawsi Melek sería su protector y maestro, incluso aunque residiera en otra dimensión.–



http://www.yeziditruth.org/more-about-the-peacock-angel

Más sobre el Ángel Pavo Real


Futura Profecía del Ángel Pavo Real

     La profecía yezidi sostiene que Tawsi Melek volverá a la Tierra como un pavo real o un arco iris durante un tiempo de intenso conflicto, pobreza, hambre y aflicción en la Tierra. Él transmitirá entonces algunos rezos a un hombre santo, probablemente un Faquir [de la casta sacerdotal yezidi], quien los llevará entonces alrededor de la Tierra y los transmitirá a representantes de todas las religiones.

El Ángel Pavo Real Hoy

     Los yezidis creen que Tawsi Melek está en cada lugar en el universo en cada momento. Él está, por lo tanto, siempre disponible para apoyo y protección para cualquiera que sinceramente lo invoque. Sus mayores adoradores, los yezidis, piden su asistencia para que los ayude a satisfacer todas sus necesidades.

     Ante aquellos que lo invocan con gran devoción, Tawsi Melek puede manifestarse en una variedad de formas, incluso como una luz brillante, un arco iris, un muchacho, un hombre joven, una serpiente y, por supuesto, un pavo real. Él también aparecerá de vez en cuando para que sus adoradores puedan permanecer seguros en cuanto a su existencia. Una de sus apariciones más recientes de esta clase ocurrió después de una escaramuza entre los yezidis y musulmanes turcos, cuando Tawsi Melek decidió aparecer no a un yezidi sino a uno de los turcos musulmanes de modo que toda la gente creyera en su existencia. Durante su aparición, Tawsi Melek "ordenó al desconcertado hombre que fuera y dijera a la gente que una gran guerra se estaba preparando, pero que ningún daño vendría sobre las cabezas de su pueblo, los yezidis, quienes surgirían de la conflagración indemnes".

     Aunque él sea el gobernante eterno de la Tierra, durante el Año Nuevo de los yezidis Tawsi Melek designa a uno de los seis Grandes Ángeles para que lo represente como gobernante durante el año siguiente, de modo que siempre haya guía y protección viniendo de todos los Siete Grandes Ángeles.

¿El Ángel Pavo Real Es el Diablo?

     El Ángel Pavo Real ha sido falsamente acusado de ser Satán o el Diablo durante cientos de años por censurar a los musulmanes. Pero la distorsión que ellos han hecho de la verdadera naturaleza de él no fue popularizada sino hasta el siglo XVIII, de modo que parece que durante tiempos más tempranos los musulmanes pueden haber tenido una opinión completamente diferente del Ángel Pavo Real. Lamentablemente, Tawsi Melek ha sido asociado actualmente en el mundo de hoy con la bandera del Diablo.

     Parece que la distorsión inicial en cuanto a Tawsi Melek puede haber sido generada por una cruzada de difamación islámica contra los yezidis, iniciada por la opinión musulmana de que los yezidis no son "Gente del Libro", significando que no hay ninguna escritura revelada en el centro de su religión. En verdad, el Meshefê Re, el "Libro Negro" de los yezidis, fue escrito cuando Tawsi Melek primero vino a la Tierra y existió hasta el tiempo de una serie de guerras con los musulmanes turcos, cuando la mayor parte de él se perdió. El libro era muy grueso con un color negro, y repujado con rojo y oro.

     La calumniosa mala interpretación por parte de los musulmanes de Tawsi Melek parece haber ganado ímpetu cuando ciertos líderes musulmanes tomaron algún pequeño aspecto o característica del Ángel Pavo Real y lo relacionaron con su concepción de Satán. Por ejemplo, Tawsi Melek es reconocido por los yezidis como el rey del universo entero, incluyendo la Tierra, pero durante los siglos tanto los musulmanes como los cristianos han asignado connotaciones luciferinas al "Rey del Mundo". Además, la creencia de los yezidis de que Tawsi Melek fue el co-creador del universo junto con el Dios Supremo pudo haber inspirado a un filósofo islámico dualista a malinterpretarlo como un espíritu eternamente separado de y opuesto a Dios. Puesto que Dios es eternamente bueno, según la filosofía islámica, eso haría automáticamente de Tawsi Melek el Maligno.

     Aquí hay una lista de acusaciones contra Tawsi Melek que han sido parte de la tentativa de los musulmanes de convencer al mundo de la naturaleza satánica de él:

• Los musulmanes sostienen que uno de los nombres de Tawsi Melek es Azazel, un nombre de Satán.

—Verdad: El nombre alterno para Tawsi Melek al que ellos se refieren no es Azazel, sino Aziz, un nombre que significa "algo precioso".

• Los yezidis honran a la cabra porque es el animal sagrado de Satán (de Tawsi Melek).

—Verdad: Los yezidis honran a la cabra porque, tal como la vaca de los hindúes, ella se sacrifica a sí misma y provee para muchas de sus necesidades. Les da leche, lana, etc.

• El Ángel Pavo Real estaba en el Jardín de Edén, y debido a su orgullo él rechazó la orden de Dios de inclinarse ante Adán. Esa muestra de orgullo causó la caída de Lucifer y estableció una enemistad eterna entre Dios y el Ángel Pavo Real.

—Verdad: En la tradición yezidi en realidad se declara que el Ángel Pavo Real estaba presente en el Jardín de Edén. Él dejó de inclinarse ante Adán porque él estaba obedeciendo a Dios. Los yezidis afirman que antes de la creación de Adán el Dios Supremo había informado a todos los Siete Grandes Ángeles que nunca se inclinaran ante ninguna otra entidad además de Él.

• El pavo real es un ave maligna.

—Verdad: En el Este, el pavo real es el símbolo del Hijo de Dios, el salvador de la Humanidad. El pavo real refleja la naturaleza benéfica e inmortal del Hijo de Dios al devorar a las serpientes, los enemigos de la Humanidad. Por sus innumerables "ojos", el pavo real también simboliza la naturaleza omnisciente del Hijo de Dios. Aparentemente el malentendido de la naturaleza maligna de dicha ave surgió porque ella naturalmente refleja la androginia del Hijo de Dios, que nació de la polaridad universal macho/hembra, es decir, Espíritu y materia, luz y oscuridad, etc. Es por esta razón que se dice que el "andrógino" pavo real posee la belleza de un ángel, pero el grito demoníaco del Diablo.

• Los yezidis son el pueblo del califa Yezid, cuyo impopular reinado hizo de él un enemigo de los musulmanes tanto chiítas como sunitas.

—Verdad: El califa Yezid era un musulmán que más tarde se desencantó de las enseñanzas islámicas y se convirtió al yezidismo. El nombre "yezidi" ha existido desde que el pueblo yezidi fue primero creado.

     Además de lo dicho, los musulmanes pudieron haber sido fácilmente engañados por anécdotas y propaganda inexactas en cuanto al Ángel Pavo Real, algunas de las cuales han sido fabricadas por otros musulmanes. Un rumoreado yezidi "mito del Origen", por ejemplo, que alude a un pastor yezidi que encuentra a un Ángel Pavo Real herido en la forma de un pavo real físico el cual se llama a sí mismo "el Espíritu del Mal arrojado desde el cielo", es completamente espurio y no está asociado con ningún texto o enseñanzas yezidis auténticos.–


* * * * * *

http://www.yeziditruth.org/the-peacock-angel-in-other-religions

El Ángel Pavo Real en Otras Religiones


     Los yezidis sostienen que Tawsi Melek está manifiesto en todas las religiones, aunque no siempre en la forma de un pavo real. Es debido a esto que varias manifestaciones de Tawsi Melek no son agrupadas como siendo sus diversas máscaras. Las siguientes son sólo algunas de las distintas manifestaciones de Tawsi Melek en las religiones de todo el mundo:

    —El Murugan/Skanda/Sanat Kumara de los hindúes.
    —El Al-Khadir, el "Hombre Verde", de los musulmanes.
    —El rey Melquisedec de los judíos.
    —El San Jorge de los Caballeros Templarios.
    —El Enki de los sumerios.
    —El Dionisio de los griegos.
    —El Osiris de los egipcios.
    —El Quetzalcóatl de los mejicanos.
    —El Masaw de los indios hopi.
    —El Logos Planetario de la Teosofía.

El Ángel Pavo Real y el Gnosticismo

     En la tradición gnóstica (con la que la religión yezidi está estrechamente alineada), Tawsi Melek es análogo al primer hijo de la diosa Sofía, la cual en el proceso de creación y gobierno del universo se dividió en siete rayos o "hijos". Sus siete hijos eran contemporáneos y gobernaban uno de los siete colores, tonos, planetas, etc. El primer rayo o hijo, que para los yezidis era Tawsi Melek (el Yaldabaoth de los gnósticos), se convirtió en el líder de los otros hijos y en el eventual gobernante del universo.

     Mediante su manifestación como una serpiente, el Ángel Pavo Real es también análogo con la comprensión de los gnósticos de la Serpiente en el Árbol en el Jardín de Edén. A diferencia del punto de vista cristiano, los gnósticos reconocen que la Serpiente de Edén es su instructor y salvador primordial. Ellos afirman que la Serpiente fue especialmente enviada desde el Cielo hacia el Jardín de Edén por Sofía, a fin de ayudar a despertar a Adán y Eva a su naturaleza divina. De acuerdo a la perspectiva de los yoguis gnósticos de India, la Serpiente en el Árbol es una metáfora de la serpiente interior (conocida en Oriente como Kundalini) que se enrolla alrededor del Árbol de la Vida, la columna vertebral humana, y que entrega a un buscador el conocimiento de su naturaleza divina a medida que sube el árbol y despierta los centros internos de la sabiduría gnóstica, los chakras.

El Ángel Pavo Real y los Sumerios

     En la religión de Sumeria el Ángel Pavo Real se manifestó como Enki, el Señor de la Tierra, que era también el Señor de la Sabiduría y la Serpiente en el Árbol de Dilman, el Edén sumerio. Los sumerios pueden haber adoptado a Enki de los emisarios yezidis de India que desempeñaron un papel en la civilización sumeria en ciernes. O bien ellos pueden haberlo recibido de la secta gnóstica de los mandeos quienes también fueron asimilados en la civilización sumeria después de emigrar desde el Este, específicamente de Sri Lanka, la isla cuyo patrono era el Ángel Pavo Real bajo la forma del hindú Murugan o Sanat Kumara.

El Ángel Pavo Real en el Hinduísmo

     Puesto que los yezidis se originaron en India, la manifestación de los hindúes de Tawsi Melek está naturalmente muy cerca del Ángel Pavo Real de los yezidis.

     Los hindúes conocen a Tawsi Melek como Murugan, el legendario hijo de Shiva y Shakti. Entre sus numerosos títulos alternos están Skanda, Sanat Kumara, Karttikeya y Subramaniya Swami. Como el Tawsi Melek de los yezidis, el hindú Murugan es el rey del universo y se mueve a través de su dominio como un muchacho joven a horcajadas sobre un pavo real, o simplemente como un pavo real. De manera similar al Ángel Pavo Real, los animales sagrados de Murugan incluyen no sólo al pavo real sino también a la serpiente y al gallo. La serpiente denota que la esencia de Murugan es la energía pura (la energía se mueve como una serpiente en espiral) y el gallo denota su afiliación como una deidad solar. Murugan o Tawsi Melek son nombres para la energía cósmica que creó el universo a partir de sí misma, así como el salvador quien, como el gallo, anuncia el final de la oscuridad de la Humanidad.

     La identidad de Murugan como uno de los siete seres angelicales está de manifiesto dentro de algunas escrituras hindúes que se refieren a él como Sanat Kumara, el líder de los Siete Kumaras. Esos Kumaras son descritos como hermanos que ayudaron a Sanat Kumara en la creación de la Tierra y la iluminación de la especie humana. Según los Puranas, las antiguas leyendas de India, los Kumaras fueron los primeros en enseñar a la Humanidad el camino hacia la iluminación.

El Hindú Murugan

     Otra asociación heptádica con Murugan es la agrupación de estrellas de las Pléyades. Uno de los nombres de Murugan es Karttikeya, que se deriva de Krittika, un nombre hindú para las Pléyades. Según la leyenda, cuando Karttikeya primero nació en la Tierra él poseía siete cabezas, una por cada estrella de las Pléyades, pero él perdió una de ellas y por eso ahora él tiene seis. Así, más que simplemente reflejar a las Pléyades, Murugan es las Pléyades.

Murugan, hijo de Shiva y Shakti, de 6 cabezas.

     En metafísica se cree que nuestro Sistema Solar gira alrededor de las Pléyades, y que dicha agrupación es un especial punto de creación para nuestra galaxia local. La energía de alta frecuencia de un universo más refinado es canalizada por medio de las Pléyades, específicamente la estrella Alción, la que luego la codifica con una forma específica y destino que ella asumirá en nuestro universo tridimensional. A causa de su función única de alimentar y nutrir nuestra galaxia, los mayas se referían a las Pléyades como los "pezones de la serpiente cascabel".

     De acuerdo con muchas culturas antiguas, los mayas sostenían que el creador del universo era una serpiente, o un dragón, que poseía una naturaleza septenaria. Ellos por lo tanto lo retrataron con siete cabezas, o siete colas, o siete vueltas en su cuerpo o siete pezones (o todo lo anterior). También ha sido representado como un arco iris (como lo es entre los yezidis) o como una serpiente arco iris (como lo es entre los aborígenes australianos), que codificaba toda la energía con los siete colores, los siete tonos, etc. Los mayas y otros a menudo se referían a esa serpiente septenaria como el Hijo de Dios que nació en el comenzo del tiempo a partir de la unión de los principios primordiales macho/hembra que se manifiestan como una energía que se mueve en espiral.

     Desde una perspectiva geométrica, esa unión primordial creó no sólo una espiral sino una vesica piscis, el "ojo" y la "semilla de la vida", que se convirtió en la "flor de la vida" y que luego siguió multiplicándose para convertirse en ojos manifestados a través de todo el universo. Esos ojos de vesica piscis representan la omnisciencia del creador primordial, tal como Tawsi Melek. Ellos eran de color verde, o verde azulado, el color medio que reflejaba la unión de los principios macho y hembra. Así, la combinación de los colores azul y verde produjo a un Hijo de Dios en la forma de un dragón verde azulado que todo lo ve (la palabra "dragón" se deriva de verlo-todo), un pavo real / dragón, o simplemente un pavo real con muchos ojos. Él era el dragón creador verde azulado de los chinos y los mayas quichés, o el pavo real azul verdoso de los yezidis. Pero cualquiera fuese su forma, uno de sus principales hogares eran las siete estrellas Pléyades.

El Ángel Pavo Real en el Islam

     El Ángel Pavo Real es percibido de maneras diferentes por las muchas diferentes facciones dentro del Islam. Entre las sectas iluminadas de sufíes islámicos, Tawsi Melek ha sido conocido como Al-Kadir, el "Hombre Verde". El Al-Khadir de los sufíes, que es adorado actualmente en muchas partes del mundo, tiene uno de sus primeros sitios de templo en Kataragama en Sri Lanka, justo al lado de un templo de su homólogo hindú Murugan.

     Al igual que Tawsi Melek, Al-Kadir ayudó a hacer verde el mundo, y él también puede conducir a un buscador tanto a la iluminación como a la inmortalidad. Los sufíes, quienes se refieren a él como "el Iniciador", son visitados por Al-Kadir cuando ellos están listos para comprometerse completamente a una intensa vida espiritual. Al-Kadir entonces se manifiesta como energía, una figura humana, una bola de luz u otra forma a fin de despertar la llama espiritual interior de aquella persona.

     Otras facciones de musulmanes ortodoxos a menudo reconocen a Tawsi Melek como el Satán de ellos.

El Ángel Pavo Real en el Cristianismo

     Desde su inicio, el Ángel Pavo Real ha estado manifestado en la religión cristiana como el líder de los Siete Arcángeles, Miguel, cuyo reflejo terrenal es San Jorge, que es un nombre para Al-Khadir (que es sufí para Tawsi Melek). El color del rayo asociado tanto con Miguel como con Tawsi Melek es el azul, y tal como la manifestación hindú de Tawsi Melek, Karttikeya, que es el comandante del Ejército de Ángeles, Miguel cumple una función similar en el cristianismo.

     El símbolo del pavo real ha sido durante mucho tiempo adoptado dentro del cristianismo. Dicha ave era el símbolo original de la Iglesia Católica (el pavo real denotaba a la Iglesia de muchos ojos) y fue un símbolo temprano de Jesús, indicando la resurrección de Cristo y la inmortalidad. A causa de esas asociaciones con Cristo los pavos reales eran comúnmente retratados en pinturas medievales rondando alrededor del pesebre del niño Jesús. Durante el tiempo en que Jesús anduvo en la Tierra, y también después, el pavo real alternaba con el fénix como símbolo de inmortalidad tanto en Egipto como en el Oriente Medio. Es por esta razón que el pavo real fue asociado con la cristiana santa Bárbara, aunque ella era la patrona de Heliópolis, el antiguo hogar del fénix.

Estandarte papal con pavo real. Carlomagno.

     Uno de los grandes misterios de Jesús y sus apóstoles es la historia de san Tomás y de cómo él llegó a ser transformado en un pavo real en India. Según la leyenda, después de emprender su misión para ganar prosélitos en Chennai, la sede central del Sur de India del Ángel Pavo Real bajo la forma del hindú Murugan, Tomás rápidamente se atrajo la censura del clero local, el cual resolvió matarlo. Pero cuando ellos fueron a localizar a Tomás, el apóstol se había transformado en un pavo real y era así muy difícil de detectar. Cuando ellos capturaron finalmente a Tomás, el apóstol murió como un pavo real más bien que un hombre. La especulación sugiere que Tomás puede haber asociado al pavo real con su maestro Jesús y haberse unido con él en la finalización de su vida.

El Ángel Pavo Real en el Judaísmo

     El Ángel Pavo Real se ha manifestado en el judaísmo como el profeta Elías así como el rey Melquisedec. Cada figura refleja algún aspecto o función importante de Tawsi Melek. Muchos musulmanes en el Oriente Medio actualmente reconocen que Elías es un nombre judío para su Al-Kadir, el Hombre Verde, que, como se mencionó, es un epíteto para el Tawsi Melek de los yezidis. Melquisedec, el "Rey de Justicia", es también un nombre islámico común para Al-Khadir, siendo de esa manera también un nombre para el Ángel Pavo Real en su rol como el Rey del Mundo. Ese vínculo también se extiende al nombre "Orden de Melquisedec", que es un título para la tradición espiritual fundada por Sanat Kumara, la manifestación hindú de Tawsi Melek. Otro nombre para la Orden de Melquisedec es la "Gran Hermandad Blanca", de la cual se reconoce actualmente que Sanat Kumara fue el fundador.

El Ángel Pavo Real entre los Mayas

     En la tradición maya el Ángel Pavo Real es conocido como el espíritu de Quetzalcóatl, la "Serpiente Emplumada". En la cosmología maya quiché que se encuentra en el Popol Vuh hay un pasaje muy similar al que se encuentra en el Génesis (y sin duda tiene el mismo origen) que declara que el Creador se movía sobre la faz de las aguas. En el Génesis se reconoce que ese creador es la síntesis de un grupo de espíritus creadores (por lo general en número de siete) conocidos como los Elohim. Del mismo modo, en el Popol Vuh el creador es una serpiente emplumada azul-verde, o "Quetzalcóatl", compuesta de siete espíritus creadores. La serpiente emplumada de los mayas quichés denota al Hijo de Dios que era la unión de los principios del varón primordial (plumas) y la hembra primordial (cuerpo de serpiente), que se unieron para producir el color intermedio de azul-verde. Ese dragón verde azulado es, en otras culturas, un pavo real más bien que un dragón. Así, la serpiente emplumada azul verdoso es la representación maya quiché del Ángel Pavo Real de los yezidis.

     En la tradición maya muchos maestros iluminados fueron históricamente conocidos como Quetzalcóatl porque ellos se habían desarrollado espiritualmente hasta tal punto que ellos se habían hecho uno con la Mente Divina, de la cual la serpiente primordial era una encarnación. De hecho, la serpiente primordial fue la primera forma asumida por el Espíritu durante el proceso de crear el universo, y encarnó no sólo su Mente Divina sino su poder infinito. Entonces, cuando él cimentó el universo a partir de su propio poder, él lo codificó con los patrones contenidos dentro de su Mente Divina. Hoy, aquellos maestros iluminados de la tradición de Quetzalcóatl a menudo revelan su oficio llevando puesto un tocado de plumas de pavo real.

     Maestros con sabiduría y poder que son llamados dragones o serpientes no se encontraban sólo entre los mayas, sino que eran universales. De hecho, durante lo que podría ser llamado la "Edad del Dragón" de la Tierra, la mayoría de las grandes civilizaciones fueron gobernadas tanto espiritual como temporalmente por sacerdotes y reyes-sacerdotes que se llamaban a sí mismos dragones o serpientes. Los dragones Lung gobernaron China, las serpiente Nagas gobernaron India, los Quetzalcóatl gobernaron América Central, las víboras Druidas gobernaron las islas británicas, etc. Esos gobernantes habían despertado la fuerza evolutiva de la serpiente en la base de la columna vertebral, la cual entonces había ascendido por el interno Árbol de la Vida (la espina dorsal) y unido sus mentes con la Mente Divina. Cuando eso ocurrió, aquellos maestros también heredaron una abundancia del poder sobrenatural de la "serpiente" para gobernar sus reinos.

El Ángel Pavo Real en Grecia y en Egipto

     El Ángel Pavo Real fue conocido en Grecia y Egipto como Dionisio y Osiris respectivamente. Según historiadores griegos tempranos como Diodoro, esas figuras eran manifestaciones de la misma entidad en civilizaciones diferentes.

     Osiris, que significa "el de muchos ojos", fue un legendario rey egipcio que reflejó muchos de los atributos del Ángel Pavo Real. Después de rodear el globo a horcajadas sobre un toro, él aparentemente llegó a ser, como Tawsi Melek, el Rey del Mundo. Al igual que el Ángel Pavo Real, Osiris era también omnisciente, o "de muchos ojos", y sus ojos se multiplicaban por todas partes del universo. El símbolo tanto de Tawsi Melek como de Osiris es la Flor de la Vida de muchos ojos. Osiris también era conocido en Egipto como el "hombre verde", y su imagen verde a menudo podía ser encontrada en los templos egipcios. A causa de esa asociación, se le rezaba anualmente a Osiris para la renovación de la vegetación verde de Egipto.

Figura geométrica llamada la Flor de la Vida.

     La asociación entre Dionisio y Tawsi Melek llegó a ser concluyente durante la conquista de Alejandro el Grande, cuando miembros del ejército de los conquistadores visitaron los templos de Murugan en Sri Lanka a la vez que exclamaron: "Nosotros conocemos esa deidad: él es nuestro Dionisio". Tan seguros estaban ellos de esa verdad que cuando el griego Ptolomeo creó el primer mapa del mundo, él etiquetó la región de Murugan en Sri Lanka como el "Lugar de Baco" o "Lugar de Dionisio". Tal como su homólogo hindú Murugan, Dionisio era la unión de la polaridad universal macho/hembra (Zeus y Semele) y el elegido Rey del Mundo.

     También reflejando tanto a Murugan como a Tawsi Melek, Dionisio era en algunas cosmologías designado como el creador del universo, y dondequiera que su culto floreció, él fue representado como una serpiente, símbolo de la fuerza de vida que se condensó para convertirse en el cosmos físico. Los griegos creían que cada año el Hombre Verde Dionisio, como el poder serpentino primordial o fuerza vital, despertaría de su sueño y sus tierras se harían abundantes otra vez.

El Ángel Pavo Real y Persia

     La tradición Zoroástrica persa es una prima cercana de la de los yezidis, y es probable que ellas tengan un origen común en Oriente. Los vínculos entre los yezidis y los persas son múltiples. Ellos comparten muchos ritos, incluyendo la adoración diaria del Sol, y la principal deidad salvadora de ambas tradiciones (Mitra y Tawsi Melek) es un dios solar que posee al gallo como un animal sagrado y el domingo como su día sagrado de la semana. No hay ninguna duda de que Tawsi Melek y su homólogo hindú, Murugan, son contrapartes del persa Mitra, cuyo nombre significa "medio" y "armonía", denotando así el equilibrio y la unión de la polaridad universal que llevó a la existencia tanto a Murugan como al Ángel Pavo Real. El nombre común de Mitra en Persia era Mihr, un título actualmente asumido por el principal representante de Tawsi Melek en la Tierra, el Mir o Príncipe Yezidi, y un vínculo adicional entre Mitra y Murugan puede ser inferido del nombre de la celebración anual más sagrada de Mitra, el Mihragan.

     Así, la conexión entre Tawsi Melek y Mitra es indiscutible, aunque el homólogo persa más sobresaliente del Ángel Pavo Real es el ave primordial del paraíso, el Simurgh, quien posee una cabeza de perro o de dragón y una enorme cola de pavo real. El Simurgh vive en el monte Elbourz, la montaña sagrada esencial en el centro de la Tierra que sirve como un axis mundi uniendo el Cielo con la Tierra. También se dice, a propósito, que el Elbourz es la casa terrenal de Mitra, de manera que quizás el Simurgh es una de sus formas alternativas.

El Simurgh, Dragón-Pavo Real, emblema de la Persia sasánida.

     El Simurgh era el patrón del linaje de los reyes persas, muchos de los cuales vivieron en castillos gloriosos en las montañas Elbourz en el Norte de Irán. Ese vínculo nunca fue más evidente que durante la temprana dinastía sasánida, cuando los reyes persas adoptaron al Simurgh como su símbolo real.

     Según algunas leyendas persas, el Simurgh es, como Tawsi Melek, el Logos Planetario o conciencia colectiva de todas las criaturas en la Tierra. Esta verdad está ilustrada en una vieja leyenda persa conocida como La Conferencia de los Pájaros, durante la cual una multitud de aves hizo una visita al Simurgh en su hogar en los montes Elburz. Después de tener una reunión privada con el Simurgh, cada una de las aves habló entre ellas acerca de su experiencia. Cada una compartió el que contemplar al Simurgh era como mirar en un espejo. Cada ave se vio reflejada a sí misma en él porque el Simurgh es la unión de todas ellas.

     También reflejando al Ángel Pavo Real, el Simurgh cumple la función del "Hombre Verde", aunque de manera indirecta. La asociación puede ser deducida por el nombre Simurgh, que es una contracción de Saena meregh, que significa el "ave Saena". En la leyenda persa se decía que, como el ave Saena, el Simurgh vivía sobre el Árbol Saena, el árbol del mundo, que florecía sobre una isla en medio de un mar cósmico conocido como Vourukasha. Ocasionalmente el ave Saena agitaba sus alas y esparcía semillas por toda la Tierra. Esas semillas brotarían para convertirse en la verde vegetación que cubría al planeta.

El Ángel Pavo Real y el Tíbet

     En el Tíbet el Ángel Pavo Real aparece manifestado como Amitabha, uno de los cinco Dhyani [victoriosos o conquistadores] Budas, que cabalga sobre un pavo real y que se sienta sobre su Trono de Pavo Real en el cielo de Sukhavati y que ocasionalmente asume una encarnación física como el Rey del Mundo en la legendaria Shambhala, la tierra de los inmortales donde flamea la Bandera del Pavo Real. Shambhala, que significa el "Lugar de la Felicidad", es un lugar diseñado como ocho territorios o "pétalos" y reconocido como el chakra del corazón del planeta Tierra. En el centro del chakra del corazón planetario está el palacio del Rey de Shambhala, quien así funciona no sólo como el monarca planetario sino como el alma del mundo (tal como el alma humana reside dentro del chakra del corazón humano).

El Buda Amitabha en su trono de pavo real.

     Según una leyenda, el Ángel Pavo Real no sólo extendió sus colores alrededor del globo sino que además combinó su espíritu con el de la Tierra y se convirtió en el alma del mundo. Así, su cuerpo físico es la Tierra y su voluntad se refleja en las acciones de todas las criaturas que viven sobre la faz de la Tierra.

El Ángel Pavo Real y la Teosofía

     Los teósofos adquirieron un conocimiento profundo de las leyendas y las características del Ángel Pavo Real cuando ellos tuvieron su sede en Chennai en India del Sur, un lugar donde el culto de Tawsi Melek, así como el de su homólogo hindú Murugan, floreció enormemente. Los líderes de la organización teosófica, como Helena Blavatsky, también recibieron abundante información en cuanto al Ángel Pavo Real de parte de los "Maestros Ascendidos" que patrocinaron a la Sociedad Teosófica mientras vivían físicamente en el Tíbet en Shigatse, que fue una sede del Ángel Pavo Real en el Oriente que estaba conectada por túneles a Shambhala. Así, la información derivada de la Sociedad Teosófica en cuanto a Sanat Kumara o Tawsi Melek debe merecer naturalmente un cierto crédito no encontrado en otras fuentes.

     Dentro de la información recibida por Blavatsky (así como por su temprana alumna Alice Bailey) Sanat Kumara era mencionado como el Rey del Mundo, el Gurú Mundial, y como el alma de la Tierra, el "Logos Planetario", que es definido como la mente colectiva de la Tierra y que va a manifestarse mediante las acciones de los habitantes de toda la Tierra, incluyendo a todos los humanos.

Pintura de Nikolaj Roerich sobre el Rey del Mundo.

     Se ha especulado que si alguna vez hubo una "caída" real cuando el Ángel Pavo Real o Sanat Kumara en efecto se convirtieron en Lucifer, aquello debe haber ocurrido después de que él se convirtió en el Logos Planetario. Después de esa unión, la gente de la Tierra comenzó a desarrollar un intelecto y un ego y un desarrollo que a su vez hizo que la consciencia colectiva de toda la Humanidad, Sanat Kumara, desarrollara también un ego. El resultado de esa evolución fue que el alma tanto de los humanos como la planetaria "cayeron" de la gracia juntos. Desde aquel tiempo, el ego ha estado funcionando poderosamente dentro de todos los humanos, y Sanat Kumara ha estado gobernando la Tierra como el egoísta y auto-preocupado Lucifer.

El Ángel Pavo Real y los Hopis

     Los indios hopis conocen al Ángel Pavo Real como su Masaw, el Rey del Mundo durante esta Era del Cuarto Mundo. Según su tradición, Masaw, a quien los hopis mencionan como el "Gran Espíritu", era el gobernante del Tercer Mundo, pero entonces cayó de la gracia debido a su orgullo. Él posteriormente perdió su posición como gobernante planetario, pero fue después rehabilitado a aquel exaltado cargo al comenzar el Cuarto Mundo.

     En la historia de los hopis se dice que ellos llegaron desde el extremo Oriente "saltando islas" a través del Océano Pacífico [a América Central]. Parece que ellos pueden haber adquirido su conocimiento del Ángel Pavo Real bajo la forma de Masaw durante los años más tempranos de su existencia en el Este.

El Ángel Pavo Real entre los Caballeros Templarios

     Los Caballeros Templarios inicialmente conocieron al Ángel Pavo Real como el Al-Kadir de los sufíes, "El Verde", a quien ellos llegaron a conocer como San Jorge. La raíz del nombre George es "geo", denotando la Tierra. Así, Jorge es el "hombre de la Tierra". La evidencia de la conexión entre Al-Kadir y San Jorge es visible en su fiesta anual mutua, el 22 de Abril. Según el sufí Idries Shah, la Orden de San Khadr fue llevada por los Caballeros a Gran Bretaña, donde evolucionó como la Orden de San Jorge, también conocida como la Orden de la Jarretera.

     Los Caballeros Templarios también pueden haberse enterado del Ángel Pavo Real directamente por los yezidis, algunos de los cuales vivían en Siria cerca de los castillos del Medio Oriente de los Templarios. Pero había una fuente más plausible del conocimiento de los Caballeros en cuanto al Ángel Pavo Real. Se sabe que los Caballeros fueron iniciados en un linaje "Joánico" de maestros gnósticos que se habían originado en el Este, posiblemente con el Ángel Pavo Real como Sanat Kumara, o uno de sus alumnos. Ese linaje fue llevado al Oeste con los gnósticos mandeos, quienes se mezclaron con los esenios judíos para fundar la secta nazarena, dentro de la cual nacieron Juan el Bautista y Jesús. Juan el Bautista traspasó la sucesión de ese linaje a Jesús, quien por su parte la traspasó a Juan el Apóstol y a María Magdalena. Desde allí se transmitió un linaje de maestros todos llamados Juan, hasta que fue transmitido a los Caballeros Templarios después de la Primera Cruzada.

El Ángel Pavo Real en la Tradición del Santo Grial

     El Ángel Pavo Real figura muy destacadamente en las leyendas del Santo Grial como el Rey Pescador primordial. Esto es más evidente en el Parzival de Wolfram von Eschenbach, donde el buscador del Santo Grial, Parzival, encuentra al Rey Pescador Anfortas que lleva puesto un sombrero o corona de plumas de pavo real. Anfortas era el último de una larga línea de Reyes Pescadores, cada uno de los cuales reflejaba al Ángel Pavo Real, el primer y arquetípico Rey Pescador, el Guardián original y la Encarnación del Santo Grial. El poder del Santo Grial es la fuerza de vida, el poder manejado por el Rey Pescador. Por medio de su poder de la fuerza de la vida, el Rey Pescador, que es así una manifestación del Hombre Verde, anualmente haría verde su reino con una prolífica vegetación.

     El alma del Ángel Pavo Real fue por lo visto transmitida a lo largo del linaje de Reyes Pescadores, todos los cuales tenían una propensión a caer de la gracia debido a su orgullo. Cada uno de ellos se hizo egoísta por causa de su poder sobrenatural y su sabiduría, conduciendo así a una batalla donde ellos son vencidos y dejados mutilados. Ellos sueltan su poder de la fuerza de la vida y sus reinos se hacen estériles. Había sólo una cura para su dolencia: alguien que pase debe hacerles la pregunta "¿A quién sirve el Grial?". Esa pregunta aparentemente provoca un despertar dentro del paralizado Rey Pescador y una posterior curación tanto de él como de su reino. Tal sanación es el resultado directo de la revelación de que el rey había estado usando el poder del Santo Grial para sus propios objetivos cuando realmente estaba destinado para toda la gente.–


* * * * * *

http://www.yeziditruth.org/yezidi_heartland_lalish
http://www.yeziditruth.org/lalish-the-yezidi-spiritual-heartland-ii


Lalish: El Centro Espiritual Yazidi.
La Tumba del Jeque Adi en Lalish


     Lalish es el centro espiritual de los yazidis, un lugar donde ellos encuentran consuelo espiritual y protección física durante tiempos de invasión y persecución. Durante los recientes asaltos contra los yazidis por parte de Sadam Hussein y los musulmanes kurdos, muchos yazidis buscaron refugio a corto y largo plazo en Lalish.

     La historia sagrada de Lalish comienza con la llegada de la deidad patrona de los yazidis, Tawsi Melek, el Ángel Pavo Real, que primero llegó a la Tierra cuando el planeta estaba todavía estéril y constantemente acosado por terremotos y volcanes. Tawsi Melek fue enviado a la Tierra para remediar la situación y hacer del planeta uno de los más hermosos en el universo. Aterrizando como un pavo real en Lalish, Tawsi Melek tuvo éxito en detener el temblar de la Tierra y luego él cubrió el planeta de sus colores de "arco iris" de pavo real. Se cree que durante el sagrado festival de Otoño en Lalish, Tawsi Melek todavía visita el lugar junto con los seis Grandes Ángeles de los yazidis.

     El punto focal de Lalish es el Santuario, la tumba-santuario del gran reformador yazidi el Jeque Adi. Hay también tumbas allí dedicadas a seis de los Grandes Ángeles que se encarnaron en el Jeque Adi, así como lugares sagrados asociados con los milagros del Jeque Adi e hitos que estuvieron, supuestamente, alguna vez en La Meca, como el monte Arafat. Las leyendas declaran que el Jeque Adi transfirió los hitos desde La Meca a Lalish, convirtiéndola así en el punto de poder más sagrado en la Tierra. Hay también una casa de huéspedes anexa al Santuario para alojar a las más distinguidas familias de la casta de los Jeques durante los festivales sagrados en Lalish. Conocido como la Mala Fagra o "Casa del Faquir", es allí donde vive el jefe de la orden de los Faquires todo el año. El jefe Faquir tiene derecho a los ingresos por limosnas recolectadas de los peregrinos que visitan el Santuario, un derecho que él anualmente compra al Príncipe Yazidi.

     Cuando uno camina por la entrada delantera del Santuario, es saludado por la imagen de una gran serpiente negra. Según una leyenda, esa serpiente fue una vez una serpiente viva. Aparentemente ella causaba problemas a los residentes del Santuario, de modo que el Jeque Adi la transformó en una imagen sólida cuando ella intentaba escalar la pared a la que está adherida ahora. Otra leyenda declara que el Sheikh Mend, un compañero del Sheikh Adi y una manifestación terrenal de uno de los Siete Grandes Ángeles, se convirtió en esa serpiente negra y expulsó a la tribu de los Haweris cuando ellos intentaban convertir a los yazidis al Islam. [Se dice también que aquélla es la serpiente de Mitra, símbolo de movimiento y desarrollo, asociada al Zodiaco. NdelT].

Entrada del santuario del Jeque Adi, en Lalish. Iraq.

     Después de andar por la puerta principal del Santuario uno encuentra un oscuro estanque de agua a la derecha. Ése es el Lago de Azrael, el Ángel de la Muerte. Algunos yazidis sostienen que Azrael lava su espada en ese estanque después de tomar un alma, mientras otros afirman que ahí es donde Azrael lleva las almas de los muertos para ser juzgados. Según la tradición, el Jeque Adi es uno de los principales jueces de las almas difuntas.

     Desplazándose hacia la nave del Santuario uno encuentra varias tumbas que pertenecen a las encarnaciones terrenales de los Siete Grandes Ángeles. Sedas de diferentes colores (los siete colores del arco iris) cubren las tumbas, y aquéllas están anudadas varias veces. Aquellos peregrinos que buscan la ayuda de los Siete Ángeles para la solución de sus problemas atan un nudo (o varios nudos) en uno de los harapos de seda mientras simultáneamente desatan otro. El nudo desatado asegura que un peregrino anterior que ató el nudo encontrará pronto una solución rápida a su problema.

     La nave del Santuario está conectada con la cámara que aloja la tumba del Ángel Jeque Hesen. Desde allí uno puede moverse hacia la sala de la tumba del Sheikh Adi. Un peregrino que busca la ayuda y las bendiciones del Jeque Adi caminará alrededor de su tumba diez veces rezando intensamente.

     Anexa a la cámara de la tumba del Sheikh Adi está la cueva de la "Roca de los Deseos". La leyenda dice que si uno logra lanzar un pedazo de tela encima de esa roca sobre una vela encendida, los deseos propios se realizarán. Se dice que aquélla es la roca que el Jeque Adi mágicamente elevó en el aire para convencer a algunos jeques sufíes de su divinidad.

     A una distancia a la izquierda de la cámara del Jeque Hesen hay una pequeña cueva que alberga el arroyo sagrado de Zemsem, que surge desde una roca. Las leyendas populares sostienen que después de ser desafiado por los sufíes locales, el Sheikh Adi dio un golpe a esa roca y el agua mágicamente comenzó a fluír de ella.

     Fuera del Santuario uno puede encontrar otros lugares sagrados dedicados a los Siete Grandes Ángeles y otras importantes deidades que se distribuyen por el Valle Santo de Lalish. En uno de los santuarios importantes está la Fuente Blanca, llamada así porque en el momento del Diluvio se dice que su agua permaneció limpia y clara, elevándose como una torre blanca hacia el Cielo. Allí es donde los niños yazidis son comúnmente bautizados, o donde el agua es recolectada en una jarra y llevada fuera de Lalish para los bautismos.

     Otro lugar sagrado en el Valle Santo es el monte Arafat, que es una de las colinas que se elevan por encima del valle. Ésa es supuestamente uno de los hitos que el Jeque Adi mágicamente transportó desde La Meca a Lalish. Cuando un peregrino sube al Arafat, hace una pausa en una plataforma plana a mitad de camino de la montaña, donde se asienta una pequeña estructura blanqueada, la Piedra de Felek. Ésa es la morada de la Fortuna, donde la muerte no existe. Los peregrinos caminan alrededor de esa estructura nueve veces. Luego ellos besan la estructura y colocan dinero en el agujero, esperando que eso les dé buena fortuna cuando ellos vuelvan a sus vidas normales.–


2 comentarios:

  1. Excelente información... Gracias por publicar siempre tan interesantes artículos. Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Muy buena traducción.
    Es interesante aprender sobre la que podría ser la religión más antigua del planeta. Lástima que sean perseguidos por esos fanáticos religiosos de oriente.

    Heil!

    ResponderEliminar