BUSCAR en este Blog

miércoles, 26 de octubre de 2016

John Kaminski - Un Barco Sin Capitán



     El 1º de Octubre John Kaminski publicó este artículo suyo en el sitio habitual (therebel.is), y lo presentamos aquí en castellano junto con la entrada siguiente.


Un Barco Sin Capitán
por John Kaminski
1º de Octubre de 2016



El mundo es como una pistola en las manos de un niño.


     No hay nadie a quien usted pueda llamar por ayuda. Las autoridades a las cuales a usted se le enseñó a confiar son criminales. Usted las tolera porque en secreto usted quiere ser tan rico como ellos, lo que hace que usted mire para otro lado cuando ellos cometen sus crímenes que matan a millones.

     Los sistemas en los que hemos confiado se están haciendo trizas. Ellos nos contaron mentiras para hacernos sentir bien, mentiras que estaban destinadas a apaciguar nuestra indignación por el perpetuo recorte de nuestras libertades. Ahora ellas están cayendo por el peso de su propia corrupción.

     Cuando no quede nadie que defienda nuestro honor, entonces quedaremos inútiles y derrotados. El primer paso es reconocer el daño que nuestra pasada inconsciencia ha permitido que ocurriera, seguido por la etapa segunda y final que es deshacerlo como mejor podamos.

     No hacer aquello es perder nuestro potencial como seres humanos que valen la pena.

     Comenzamos por entender que nos estamos envenenando a nosotros mismos y a todo alrededor de nosotros al perseguir la rentabilidad sin honor ni conciencia, los sellos de una sociedad sana sin los cuales pronto es alcanzada por la ruina (como Estados Unidos lo está hoy), oxidándose desde dentro debido a una carencia de un propósito revitalizador y un orgullo auténtico por logros que valen la pena.

     Vemos esta ausencia hoy en la cínica moralidad de políticos superficiales que atraen a campesinos con relucientes promesas de distribución de riqueza que arrastran al país entero desde su torre de marfil hacia una cáscara contaminada de su antiguo Yo. Los conocidos banqueros internacionales mezclan los genes de todo el mundo y los convierten en números uniformes, vidas reales para ser reducidas a dinero en el momento propicio determinado por los hombres que poseen vuestro dinero y controlan vuestras vidas.

     Estados Unidos se pavonea alrededor del mundo flexionando su músculo militar, determinando la estructura política de los países a los que esclaviza. Toda esta epidemia durante los pasados 20 años de sanciones, zonas de no-vuelo y asesinato de líderes extranjeros ha producido gobiernos "palos blancos" en todos los vecinos de Israel (excepto Siria), y ha puesto una sombra gigantesca sobre el mundo que significa que cuando aparecen los barcos estadounidenses, la gente va a morir.

     Yo siempre estuve interesado en los movimientos de la flota estadounidense. Me pareció que los medios de comunicación bombardean al público con gigantescas olas de temor, como que la Tercera Guerra Mundial podría comenzar en cualquier momento, con una armada occidental combinada estacionada en el Golfo Pérsico durante mucho tiempo, o jugueteando en el Sur del Mar de China, en todas partes en el mundo en que Estados Unidos muestra un deseo de guerra, incluso en casa, porque así es cómo este país dirigido por los banqueros se ha ganado siempre su vida.

     El haber armado a las repúblicas soviéticas secesionistas por parte de los neocons judíos es algo que la mayoría de las personas no se ha metido en la cabeza. ¿Es ello sólo parte del juego de pasiones para mantenernos nerviosos, o estamos nosotros a un pulsar de un botón de la aniquilación mundial? ¡Y el botón está en las manos de mentirosos conocidos y psicópatas!.

     Recuerdo una frase de una novela largamente olvidada de un escritor muerto: "Aquellos que pueden matarlo a usted, lo harán".

     Habiendo estado en la Marina, tengo alguna apreciación del peligro de las flotas estadounidenses. Ellas podrían destruír un país entero en una hora con una serie aplastante de salvas. Por suerte, tanto Rusia como Irán tienen misiles que podrían borrar una flota en cosa de minutos.

     Como dijo Smedley Butler hace mucho, la política exterior estadounidense no es nada más que robo a mano armada, respaldado por las armas más grandes que hayan sido vistas alguna vez en este planeta.

     Toda aquella gente alrededor del mundo recuerda que les hemos robado. Y que todavía estamos abusando de todos ellos.

    O resistimos a la tiranía o nos convertimos en sus esclavos.

     Las guerras nunca se detienen, y probablemente nunca lo harán. Como un ejército continuo de serpientes ellas se deslizan a través del tiempo, esparciéndose, anidando en todas partes. Ellas son como una volcada botella de jarabe, ellas derraman su espeluznante trauma en otros países, y el rentable ciclo de la matanza por dinero sigue imparable a través de toda la Historia como el modo más rápido de hacer realmente muchísimos dólares.

     ¿Que psicópata rodearía a un enemigo declarado con tanques y misiles simbólicos cuyo propósito es sólo intimidar y forzar al enemigo a un movimiento en falso a partir del cual podría desarrollarse fácilmente una conflagración mundial? Un Presidente estadounidense. ¡Ésa es esa clase de psicópata! Los logros de ellos son legendarios y todos ellos pertenecen a un archivo de historial clínico de unos megalómanos narcisistas que reciben órdenes de banqueros despiadados que inventan constantemente alguna noble razón para invadir otro país para robar sus recursos.

     Estados Unidos es el matón del vecindario colectivo de la Tierra. Su pueblo es mantenido ciego por sus propios fatuos medios de comunicación, y sus líderes obedecen los dictados de una autoridad más persuasiva que la Constitución estadounidense. Quiero decir, ¿por qué mantener un juramento cuando usted puede ganar millones?.

     El objetivo del gobierno y la política de los titiriteros banqueros judíos es mantener a todas las naciones en un estado permanente de desorganización y empobrecimiento a fin de controlar todos los requerimientos para la oferta y demanda. Su plan es para tipos obedientes y de una sola clase de personalidad, carentes de originalidad imprevisible, para que subsistan y producan ganancia para los banqueros.

     Usted lo ve suceder en todas partes hoy, arrastrándose alrededor del globo como un hongo fatal. A medida que la población cada vez más visiblemente se divide en presos y guardias, los conflictos que involucran razas o religiones deterioran aún más a vecindarios ya en declinación y sin propósito.

     Eso los hace más fáciles de controlar cuando ellos se pelean para agarrar los cheques del gobierno que los mantienen vivos.

     No se puede esperar ninguna rectificación por parte del Congreso. El Congreso es una conspiración criminal, con salarios de por vida mientras ellos firmen su promesa de apoyar a Israel.

     Necesitamos a alguien que nos levante y nos diga quiénes somos, no algún cuento de hadas que le da la ventaja a una cierta clase de hombres pervertidos.

     La Naturaleza no es pervertida. Aquellos que tratan de cambiar a la Naturaleza, de mejorarla, son los verdaderos pervertidos, con su miedo normal de la muerte metastatizado en locura.

     Los visionarios siempre son asesinados por los especuladores, y sus invenciones son explotadas o suprimidas, según lo que el mercado dicte. Todas las invenciones realmente grandes, como el sistema eléctrico de Tesla, son escondidas lejos del público porque ellas son simplemente demasiado beneficiosas y amenazan a las estrategias de ganancia existentes (es decir, petróleo y bombas nucleares).

     El mundo evoluciona siempre según las preferencias de los hombres ricos, y con cada año que pasa percibimos más claramente que el curso de nuestro viaje es un remolino que se agita cada vez más cerca de un desagüe negro en el que no pensaríamos como pronto.

     Si sólo pudiéramos ser lo que siempre esperábamos ser... pero como resulta, la especie humana ha sido transformada en el repugnante homunculus conocido como el judío, encorvado y consumido por su propias compulsiones enfermas, oscuras y onanistas.

     Existen aquellos que insistirían en que el mundo tiene realmente un capitán. A través de la Historia millones han muerto en batallas por el sagrado nombre de él. E incluso hoy la inclinación de fanáticos celotes a matar infieles por impresiones psicológicas sirve como una excusa multi-propósito para matar a la gente que interfiere con los proyectos de los grandes muchachos para tomar lo que ellos quieren de quien ellos quieren y para justificar aquello en sus corruptos tribunales.

     El mundo se ha hecho muy complaciente por su destreza tecnológica. Pienso que hasta los científicos han perdido su rumbo en su propio esotérico machacar de números, porque la alfombra que ha sido retirada debajo de ellos es la repentina ausencia de una narrativa consistentemente confiable de qué es realmente la realidad.

     Si la Historia es un fraude ¿cuál exactamente es la verdad del asunto?.

     La realidad que ellos han intentado imponer sobre nosotros consiste en que "ellos odian nuestras libertades" y transportaron el acero restante a China antes de que cualquier clase de interferencia pudiera ser descubierta. En consecuencia nunca han podido ser hechas las preguntas apropiadas porque la investigación forense fue completamente prohibida para que la verdadera identidad de los autores no fuera revelada por descuido.

     Primero aprendí esto después del bombardeo en Oklahoma en 1995 cuando un camión-bomba que estaba fuera del Edificio Murrah de alguna manera logró hacer volar el edificio de dentro hacia afuera, y durante 20 años nadie salvo el general Partin lo ha mencionado alguna vez.

     Este nivel de deshonestidad refleja la enfermedad de una nación agonizante que va desde el autoengaño hasta la catatonia, incapaz de procesar siquiera la información básica cuando los hechos son claramente presentados a su atontado pueblo.

     Un barco seguramente a encallar pronto en los bajíos de la locura cuando todas las mentiras sean finalmente sumadas y nuestros líderes llamados a rendir cuentas.

     Esta actual anestesia neocon refleja una inversión total de la realidad, en la cual los manejadores de números mantienen el control total sobre aquellos que trabajan honestamente por sus vidas.

     Los agitadores de la guerra en Washington acusan a Rusia de exactamente los crímenes que Estados Unidos está cometiendo, el peor de los cuales es tramar la tragedia entera en primer lugar, y luego el bombardeo de tropas sirias mientras se finge luchar contra ISIS.

     Los rusos demostraron que la situación podía ser fácilmente aclarada, pero los verdaderos poderes fácticos —los israelíes, los sauditas, los estadounidenses— no quieren que la situación se aclare. Ellos quieren que la continua expansión del Imperio mundial judío solidifique su inflexible control sobre el Oriente Medio entero, con cada uno de los vecinos de Israel convertido en un montón de escombros y suplicando la misericordia de los judíos. Y dirigir aquella tubería [oleoducto] desde Qatar a Turquía pasando a través de Siria.

     Estamos en un barco sin capitán, y el mundo simplemente no sabe qué hacer. No hay nadie a quien acudir salvo nosotros mismos.

     ¿Dónde está el líder al que podemos volvernos y que es guiado por los mejores principios de la Humanidad, y que no está interesado en levantar reinos en los cuales sus amigos puedan vivir en opulencia y donde el resto de la chusma no puede alcanzarlo?.

     Hoy hay tantos niveles de burocracia aislando a los representantes elegidos de sus votantes que se requiere harto dinero en efectivo para capturar la atención de alguien. Y ésa es la manera en que el mundo es. La pequeña gente no puede mantenerse dependiendo de limosnas.

     Tal como con Europa, la conclusión de este proceso es ser invadido por salvajes, lo que impide que aquellos países anfitriones realicen su verdadero potencial, siendo arrastrados hacia la palabrería de ghetto de cerebros huecos.

     Necesitamos un líder que nos diga qué hacer, alguien que sea justo y que no apueste a favoritos. ¿Ha existido alguna vez tal hombre? Tal vez no.

     Probablemente si él alguna vez existió, fue asesinado por los cambistas de dinero, una práctica popular que continúa hasta este día. Hay muchísimos ejemplos de esa repugnante práctica. Dos vienen a la mente: Jesús y Hitler, quienes son conocidos por sus palabras que beneficiaron a la Humanidad y que fueron aniquilados y desacreditados por los banqueros.

     Algunos dicen que los seres humanos más heroicos de la Historia fueron todos asesinados porque ellos trataron de rescatar a las víctimas indefensas del poder de la ganancia. Usted debería ir en su búsqueda, contemplar los motivos de por qué ellos siguen siendo asesinados. Ya no pregunte acerca de quién asesina a toda la mejor gente de la Humanidad.

     Usted puede apostar que cada asesino alguna vez contratado fue contratado por un judío. Eso es porque nunca hemos tenido, al menos en Estados Unidos, un líder que careciera de subterfugios ideológicos, y lo bastante fuerte moralmente en reputación y logros para levantarse y decir: "Basta de esto. Nuestro destino es más alto que el saqueo irracional".

     De modo que ahora nuestro barco sin un capitán está para siempre encallando en la locura de sus propias ilusiones, y finalmente el precio que los judíos cobrarán por esto será todo.–





No hay comentarios:

Publicar un comentario