BUSCAR en este Blog

miércoles, 26 de octubre de 2016

John Kaminski - Disolviéndonos



     Hace dos días John Kaminski publicó el siguiente artículo (Coming Unglued) en el sitio therebel.is de donde lo hemos traducido para ofrecer aquí en conjunto con la entrada anterior también de él.


DISOLVIÉNDONOS
por John Kaminski
24 de Octubre de 2016



Oscuros secretos permanecen no revelados
a medida que el tejido de la sociedad se desintegra.
¿Por qué cada político principal
está rodeado por "consejeros" judíos?


     Demasiadas cosas no tienen sentido.

     ¿Qué nos hace actuar contra nuestros propios mejores intereses?

     ¿Por qué estamos nosotros los estadounidenses rodeando a Rusia con tanques y misiles?. ¿Por qué creamos nuestros propios terroristas y bombardeamos a nuestros propios aliados?. ¿Por qué volamos en pedazos nuestros propios edificios y afirmamos que el crimen fue cometido por terroristas que simplemente no pueden ser encontrados?. ¿Qué quieren los misántropos que manejan los mecanismos del poder al provocar constantes conflictos?.

     A veces Washington me recuerda el Antiguo Testamento, gobernado por un dios colérico que ordena que nosotros matemos a aquellos cuya propiedad deseamos robar. ¿Por qué contrataríamos a los criminales más detestables del mundo para matar a los habitantes de países del Medio Oriente? Quiero decir, ¿el trabajo de quién estamos haciendo mediante esas acciones, financiando encubiertamente a radicales árabes amistosos con Israel para demoler naciones que rechazan cumplir nuestras órdenes?.

     Puede haber sólo una respuesta: Estados Unidos ya no es dirigido por estadounidenses.

     Por cuanto la misma gente que comete los crímenes es la dueña de los periódicos y redes de televisión, la mayor parte de los estadounidenses no comprende que su país les ha sido arrebatado hace mucho por los mismos banqueros internacionales sobre los cuales nos advirtió Henry Ford, sobre los cuales Adolf Hitler nos advirtió.

     Ahora Ford y Hitler son las personalidades del siglo XX más extensamente vilipendiadas. No pasa un día en que usted no escuche algo repugnante sobre ellos. Ellos trataron de detener el apoderamiento judío de la realidad. La ola gigante de "ruido blanco" [conmoción distractiva y sin significado] de los medios de comunicación poseídos por el judío los doblegó.

     Lo que la mayor parte de las personas todavía no comprende es que ninguna de estas guerras neocons habría ocurrido si la Segunda Guerra Mundial hubiera sido ganada por Hitler. Él nunca quiso conquistar a nadie. Él sólo quería la devolución de las tierras ancestrales de Alemania, que habían sido robadas por los aliados judíos (Estados Unidos, Gran Bretaña y la URSS) después de la Primera Guerra Mundial.

     Todas las historias de horror sobre Hitler son proyectadas fantasías judías que han dominado las ondas hertzianas de Occidente durante medio siglo. Ellas están destinadas a obscurecer el milagro económico de Hitler y el camino a un futuro financiero libre de los vampiros judíos.

     Hitler propuso siete ofertas de paz antes de la Segunda Guerra Mundial. Pero porque él había desafiado el monopolio judío del control de los asuntos financieros del mundo, los judíos no lo dejarían tener ninguna paz. El judío secreto Roosevelt empujó las palancas de la guerra. Winston Churchill comenzó a bombardear desde el primer día en que él tomó posesión del cargo.

     Piense en todas las guerras que han sido engendradas por la máquina judía de asesinato desde aquel tiempo, los años '40. Es imposible decir que ninguna de ellas habría tenido lugar, pero si Hitler hubiera ganado, los judíos no estarían ahora pavoneándose por el mundo usando el poder militar estadounidense como su brutal ejecutor para robar a todas las naciones sus posesiones más valiosas y, aún más escalofriante, para acabar con todo rastro de oposición a su psicopatológico secuestro de la realidad de todo el mundo.

     Usted no puede vivir una vida normal debido a los judíos, que cosechan y esterilizan todo lo que ellos encuentran, como algún robot parasitario destinado a sorber la vida del mundo, tal como Hitler y Ford nos advirtieron, convirtiendo vuestra comida en veneno y a vuestras hijas en mujeres promiscuas.

     No hay nadie a quien acudir por ayuda. Diríjase a la persona equivocada y usted puede resultar muerto.

     Llame a los policías y su animal doméstico también puede resultar muerto.

     En todas partes en el Estados Unidos Blanco, si usted veía a una mujer siendo violada por 20 hombres en la calle, el primer impulso de todo el mundo sería detener el crimen, o al menos reportarlo a los policías.

     No ocurre así en los feos desiertos del Oriente Medio, donde insanos terroristas árabes contratados por judíos y estadounidenses cometen los crímenes más bárbaros a fin de culpar por esas atrocidades de bandera falsa a la gente que piensan exterminar, una tarea para la cual cualquier excusa servirá a esos famosos asesinos mundiales.

     Ésta es la verdadera personalidad estadounidense, los imbéciles que contrataron a aquellos mercenarios de Al-Qaeda para violar y matar a Qaddafi en las calles, gente como Hillary Clinton y Barack Obama. Asesinos fríos como piedra. Y ellos se ríen de aquello.

     Si usted estuviera en su sano juicio, usted no confiaría nunca en gente como ésa.

     Estados Unidos gaseó a aquellos cientos de niños en Siria e intentó culpar de ello a Assad. La gente finalmente comenzó a comprender que nada de lo que el gobierno estadounidense alguna vez dice es verdadero. Los terroristas que supuestamente cortan las gargantas de la gente son demasiado excesivos porque todos ellos son un acto de Hollywood:

http://www.globalresearch.ca/isis-beheadings-of-journalists-cia-admitted-to-staging-fake-jihadist-videos-in-2010/5399345

     Los estadounidenses han comenzado a comprender que ellos son los asesinos a los que ellos pensaban que habían estado combatiendo. Y resulta que la lucha acaba de comenzar.

     Disuelta. La sociedad está llegando a disolverse. El tejido de la sociedad se está desintegrando. Qué horroroso caos es seguro que vendrá sólo puede ser previsto por nuestras pesadillas más horrendas.

     No hay ninguna explicación que describa adecuadamente lo que exactamente le está sucediendo al mundo en este momento, excepto notar que las cosas que alguna vez parecieron funcionar ahora ya no lo hacen.

     Parece como si la libertad hubiera sido devaluada y puesta entre grilletes, y los gobiernos toman demasiadas decisiones que la gente nunca ha querido, como las Guerras Mundiales, la Gran Depresión y la Guerra contra las Drogas.

     Ser un estadounidense hoy es como vivir en un gran viejo buque de vapor que se está hundiendo no tan lentamente en un océano gelatinoso, mentes petrificadas en un viscoso mar de desinformación, temerosas de desafiar las órdenes que ellos saben que son mentiras, deslizándose hacia el olvido sin ninguna pista de que ellos están haciendo eso.

     La separación de la población en elegidos y dejados de lado se aplica a todas las religiones, lo que garantiza la lucha sectaria perpetua. Aquellos que son elegidos creen que es su derecho robar y matar a quienquiera que ellos elijan, que ellos simplemente están siguiendo las leyes de la Naturaleza y de la deidad personalizada con la que ellos decidieron tener alucinaciones.

     Los gobiernos han adoptado esa política. La paz es conseguida cuando los ladrones acuerdan repartirse los despojos. El resto de la gente es dejada para que se pelee por los restos. Siempre ha sido de esa manera, me parece.

     El excesivo esfuerzo del gobierno para extender la ayuda a inmigrantes necesitados es realmente parte de una estratagema para diluír al electorado estadounidense y convertirlo en esclavos de pobrísima educación que apoyarán al gobierno ante cualquier atrocidad porque es el gobierno el que los mantiene vivos.

     Así es cómo los Demócratas se garantizan a sí mismos una mayoría de ciudadanos demasiado agradecidos por la ayuda financiera como para que se peleen alguna vez con los objetivos expansionistas del gobierno y sus continuas restricciones de los derechos individuales.

     Hay simplemente demasiados asuntos de los cuales encargarse y estar preocupado.

     Ellos abarcan todos los preparativos finales de las verduras, justo antes de que vayan al mercado, con glifosato, para asegurarse de que cada uno sea envenenado.

     Remueva el agua salobre de Louisiana con su pie teniendo una herida en él y su cuerpo se desintegrará completamente en unas pocas semanas.

     La falacia del claustro nos disciplina como soldados esclavos, haciéndonos asesinar a aquellos que discrepan con lo que decimos.

     Mientras más aumenta la tecnología, más rapido se disipan las capacidades humanas.

     El defecto de la democracia es que la gente con dinero puede convencer a la gente con armas para que comience a disparar en cualquier momento.

     El gobierno ha chantajeado a los Estados para que implementen una agenda comunista que reduce la inteligencia de los ciudadanos.

     Demasiadas mentiras contadas durante tantos años.

     Mientras tratamos de ver las cosas a través del tóxico filtro de los medios judíos de comunicación, lo que vemos será un espejismo que pretende engañarnos, explotarnos o destruírnos.

     Disolviéndonos.

     El mundo se está disolviendo.

     Tal como la corriente atlántica del golfo [de Méjico], el ritmo circadiano del planeta ha sido interrumpido.

     Desde que se descubrió que los hombres se matarán unos a otros por prácticamente cualquier cosa, han existido aquellos que cultivarán los desacuerdos para sacar ganancia de ello, como los fabricantes de armas que procuran ensanchar sus mercados promoviendo interminablemente los conflictos, o los dueños de periódicos que atizan el fuego de la discordia y el escándalo y miran sus ganancias subir como un cohete.

     Es como si todos fuéramos espectadores en el antiguo Coliseo romano, sólo que en vez de presenciar a algún desdichado prisionero siendo devorado por leones, las apuestas en este entretenimiento son que si la bestia gana la mayor parte del mundo conocido éste será convertido en escombros y la mayor parte de nosotros estaremos repentinamente muertos. Ésta no es ninguna exageración. Sólo pregunte a la gente en Siria o en cualquiera de una docena de otros países que Israel, usando el músculo estadounidense, ha destruído.

     Es como si la sombra del judaísmo pusiera su maligno manto sobre cada área del esfuerzo humano, contaminándolo todo, abaratando nuestras vidas, haciéndolo todo artificial. ¿Por qué procuran los judíos asesinar lo natural?.

     ¿Por qué ellos se esfuerzan por querer ser los carceleros de todo el mundo y exigen inmunidad para sus abominables crímenes contra la Humanidad, a la cual ellos llaman "bestias", mientras sus agresivos jóvenes hebreos se agitan y gimen delante de las locuras de su así llamado libro santo?.

    Ellos sorben la sangre de los penes de sus bebés. ¿Cuán demente tiene que estar usted para hacer aquello?.

     El fracaso en identificar esta amenaza y resolver este misterio ha puesto ahora a la sociedad humana en un peligro absoluto, mientras la mayoría de los seres humanos se hunde en una conciencia de segunda clase, mientras aquellos que tienen las llaves para el éxito kosher se integran a las filas de despiadados guardianes que se mantienen vigilando a un mundo de patéticos prisioneros.

     Demasiadas cosas no tienen sentido.

     ¿Es nuestro miedo a la muerte tan fuerte que tenemos que destruírnos para demostrar que somos inmunes a ello? Mejor sería reconocer su inevitabilidad, lo que crearía una visión más clara de quiénes somos y qué estamos haciendo.

     Por causa de lo que estamos haciendo ahora y de cómo actuamos en adelante en esta tóxica realidad que hemos creado para nosotros, no se nos ofrece ningún futuro excepto una creciente decadencia y corrupción que los judíos parecen amar tanto. Como buitres sanguinarios ellos buscan reses muertas de enfermedad en el camino a las que ellos puedan devorar en su insaciable tendencia a consumir el mundo entero y todo lo que hay en él.

     Los judíos tienen la intención de matar todo lo natural y sustituírlo por un producto judío que pueda ser controlado desde lejos. Ellos fracasarán en ese intento y probablemente destruirán a la Humanidad en el proceso.

     En cualquier caso, hemos avanzado bastante en nuestro camino a ser completamente regimentados, no siendo ya una opción poseer una conciencia independiente.

     No tenemos arreglo en el futuro. Ningún candidato presidencial nos ofrece una salida a nuestro problema porque ninguno admitirá que el aplastante control infligido por los judíos sobre el mundo entero está conduciendo a un Estado policial irracional en el cual nuestro único pensamiento será servir al Estado no importa cuán cruel y depravado pueda ser aquel deber.

     Discrepar con los objetivos del monstruoso Estado judío es cortejar a la propia muerte, o al menos involucra ser difamado y condenado al ostracismo por la gente que usted pensaba que eran sus amigos.

     Demasiadas cosas no tienen sentido. ¿Qué oscuro rincón inexplorado de nuestros cerebros nos haría crear a nuestro propio enemigo a fin de mantener a nuestros compañeros esclavizados y explotados?.




No hay comentarios:

Publicar un comentario