BUSCAR en este Blog

lunes, 11 de julio de 2016

Sobre Elie Wiesel y el Holocuento



    En esta entrada presentamos en castellano tres artículos que tienen relación con el célebre mentiroso e impostor recientemente muerto Elie Wiesel, "sobreviviente" de los campos de trabajo alemanes, Premio Nóbel de la Paz y Papa de la religión holocáustica, que sostuvo que todo judío debe albergar por siempre un odio hacia los alemanes y lo alemán. Dicen que no quería ser enterrado sino cremado... Los dos primeros artículos son de autoría de Horse237 (vidrebel.wordpress.com), de este mes y el otro de Agosto de 2011. El tercer artículo es una noticia complementaria que apareció en el sitio northerntruthseeker.blogspot.com publicada alli en Mayo de 2010 que alude a un húngaro que sostiene que Wiesel era un impostor, un personificador de otra identidad, y un plagiador descarado.




In Memoriam:
¡Santo Holocuento! Mi Gobierno No Me Mentiría
por Horse237
3 de Julio de 2016


     Elie Wiesel ha muerto [2 de Julio de 2016]. Él pasó su vida promoviendo el Holocuento. Él vivió de eso y ganó un Premio Nóbel de la Paz, al igual que Barack Obama. Algún día se nos permitirá hacer las preguntas siguientes por televisión y radio. Ellas aparecieron primero en un artículo que escribí hace 4 años.

     Santo Holocuento. Mi Gobierno no me mentiría.

     La Cruz Roja tenía acceso sin restricción cada mes a todos los campos de concentración alemanes, incluído Auschwitz. Ellos tenían hombres dentro que les reportaban detalladamente las actividades en los campos.

     En una carta del 22 de Noviembre de 1944 dirigida a funcionarios del ministerio estadounidense de Asuntos Exteriores, la Cruz Roja dijo: "No logramos descubrir ningún rastro de instalaciones para exterminar a prisioneros civiles. Esto confirma un informe que habíamos recibido ya de otras fuentes...".

     Los alemanes capturaron a 150.000 soldados británicos. 150 de aquellos hombres eran ingenieros que trabajaron en Auschwitz-Birkenau para mantener las plantas de fabricación que procesaban el carbón de Silesia para hacer gasolina para el Ejército alemán. Los alemanes estaban usando una fórmula de gasificación del carbón desarrollada en 1915 en Rusia. Esos 150 hombres obviamente tenían diariamente acceso a todas partes de los campos, pero hasta ahora ni un acusador de Núremberg ni ningún investigador del Holocuento ha citado su testimonio. Me pregunto por qué.

     La evidencia de que los nacionalsocialistas hicieron jabón y pantallas de lámparas a partir de cadáveres de judíos, usada para condenar a los alemanes en Núremberg, ha sido retirada de los museos del Holocuento en Auschwitz y Jerusalén.

     El doctor Charles Larson encabezó un equipo de patólogos forenses enviados a los campos al final de la guerra para documentar crímenes de guerra. Ellos realizaron cientos de autopsias en más de veinte campos, y ellos no encontraron un solo cuerpo que mostrara signos de envenenamiento por gas. Ninguno ha sido encontrado desde entonces, en ningún campo.

     Ningún Zyklon B fue encontrado en las presuntas cámaras de gas en Auschwitz, Birkenau y Treblinka cuando fueron realizados exámenes en 1991 por parte del gobierno polaco bajo la atenta supervisión del conservador del museo judío. Los nacionalsocialistas supuestamente arrojaron Zyklon B, un insecticida comercial usado para la desinfección en los campos, para matar a los judíos. El problema con ese escenario es que una sub-repticia entrevista de video con el director del Museo de Auschwitz reveló al mundo que los conductos fueron instalados por los rusos después de la guerra.

     La Enciclopedia Británica en su edición de 1963 declara que 2 millones de personas, en su mayoría judíos, fueron exterminados por los nacionalsocialistas en Mauthausen, un campo de concentración en Austria. Esa absurda cifra ha sido oficialmente revisada bastante. Ahora se afirma que sólo 95.000 personas murieron en Mauthausen, de las cuales sólo 14.000 eran judíos. ¡Una exageración de 1.905.000!

     Después de la Segunda Guerra Mundial una placa conmemoraba la muerte de 4 millones en Auschwitz. La placa fue sustituída por una que redujo el número total de muertes a 1.500.000. Pero el total de seis millones para las víctimas judías del Holocuento no fue afectado. Una reducción de 1.905.000 de Mauthausen más otra reducción de 2.500.000 de Auschwitz no cambió el total de 6 Millones. En 1990 el Museo Estatal de Auschwitz oficialmente revisó el número de víctimas desde 4 millones a 1,1 millón, de los cuales 960.000 se afirma que fueron judíos.

     Antiguos archivos soviéticos tomados de Auschwitz y publicados por Rusia redujeron posteriormente las muertes totales en aquel campo a 69.000. Un informe del Servicio de Rastreo de la Cruz Roja Internacional determinó un total de 262.077 víctimas en los campos de concentración alemanes. Causa principal de muerte: el tifus.

     Obviamente, la cifra de 6 Millones tiene un significado mítico. La misma cifra fue usada en la Primera Guerra Mundial contra el Káiser y contra el Zar antes de la afirmación de guerra en ambos casos de que 6 millones de judíos estaban en peligro. En 1897 una revista estadounidense, "Science of Religion", afirmó que casi seis millones de judíos fueron muertos en la rebelión de Bar-Kokhba de 132-136 d.C. Wikipedia dice que el acto de guerra contra Roma condujo a medio millón de muertes judías.

     Los judíos tienen que aclarar las cosas en cuanto a por qué ellos estuvieron en peligro a través de toda la Historia. En la antigua Cirene (Libia moderna) los judíos masacraron a 220.000 civiles inocentes. En la isla de Chipre no había ninguna gran guarnición romana, de manera que los judíos fueron capaces de matar a 240.000 hombres, mujeres y niños desarmados. Ellos bebieron su sangre, comieron su carne e hicieron cinturones con sus intestinos. Claramente su comportamiento enseñó al mundo antiguo a odiar a los judíos mucho antes de que la Iglesia Católica se convirtiera en la religión establecida del Imperio romano. De hecho, siempre que los judíos envenenaban un pozo o asesinaban ritualmente a un muchacho joven y bebían su sangre, la Iglesia Católica protegió a los judíos.

     La secta Donmeh era de cripto-judíos de Turquía que sólo de nombre practicaban el Islam. Los Donmeh formaron el movimiento de los Jóvenes Turcos, y con la ayuda de los Rothschild se rebelaron exitosamente contra el Sultán en 1908. En 1915 los judíos de Turquía masacraron a 1,5 millón de armenios además de 250.000 cristianos griegos y sirios.

     Después de que los judíos se apoderaron de Rusia, ellos mataron a 350.000 sacerdotes. Ellos también permitieron que su policía secreta violara a más de medio millón de jóvenes muchachas rusas hasta la muerte. Ellos mataron a más de 60 millones en sus campos de concentración. Los judíos hicieron pasar hambre hasta la muerte a 10 millones de personas en Ucrania.

     Durante el comercio de esclavos africanos los judíos mataron a millones de africanos. Cuando los estadounidenses dieron refugio a los judíos, los destiladores y comerciantes judíos vendieron licor a los indios, que rutinariamente mataban a colonos Blancos mientras estaban bebidos. Luego los soldados y los colonos matarían a los indios. Eso prosiguió durante casi 2 siglos. En las Guerras del Opio los judíos mataron a millones de chinos, si usted cuenta las muertes relacionadas con el uso de heroína. Y hasta hoy los criminales judíos rusos trafican la mayor parte de las 250.000 mujeres y niños secuestrados cada año para el comercio de esclavos sexuales. Muchos de aquellos niños y mujeres son asesinados en películas de alta violencia.

     En 1942 una mujer judía en Palestina le pidió a un vecino árabe que escondiera a la hija de ella de 12 años si los alemanes llegaban a apoderarse de su pueblo. Su vecino árabe consintió. Compare ese comportamiento con los terroristas judíos de Irgún que despiadadamente mataron a mujeres y bebés árabes, y luego mutilaron sus cadáveres en el pueblo palestino de Deir Yassin. En el curso de dos años los judíos sionistas borraron 419 pueblos árabes y construyeron asentamientos judíos en su lugar. Ese proceso de limpieza étnica de palestinos en su propia patria realizado por judíos continúa hasta este mismo día.

     Contraste las referidas atrocidades probadas y conocidas cometidas por los judíos con el Holocuento. Nunca hubo ninguna evidencia física del Holocuento. Ningún cuerpo, ninguna arma de asesinato ("cámaras de gas"), ningún documento, ninguna fotografía, ninguna comunicación interceptada. Los rusos al principio acusaron a los alemanes de usar cámaras de vapor para matar judíos en Auschwitz. Los rusos también alegaron falsamente que los nacionalsocialistas habían sido responsables de la masacre de oficiales e intelectuales polacos en Katyn, la cual había sido un crimen soviético. Entonces, ¿de dónde proviene toda la evidencia del Holocuento?.

     Los propagandistas soviéticos Ilya Ehrenburg y Vassily Grossman escribieron "El Libro Negro". El libro original, publicado en los años '40, tenía una apropiada tapa negra. La actual edición es de 579 páginas de pura fantasmagoría. "Cuatro cuerpos con las extremidades cortadas podían ser colocado en el horno a la vez. Tomaba quince minutos quemar cuatro cuerpos (a 550º Fahrenheit o 288º Celsius), y de esa manera, con todos los hornos trabajando sin parar era posible quemar 1.920 cuerpos en 24 horas. Teniendo en cuenta las grandes cantidades de huesos descubiertos por todo el campo, el comité de expertos cree que los huesos eran sacados de los hornos antes de que ellos pudieran ser completamente consumidos, y por lo tanto, de hecho, mucho más que 1.920 cuerpos eran quemados en 24 horas".

     Incluso los niños de escuela tuvieron problemas tratando de entender estos cuentos judíos soviéticos. Cuatro millones de cuerpos no podían haber sido cremados aun si fuera posible eliminar 1.920 cuerpos por día durante 1.400 días. Elie Wiesel su libro "Night" y Miklos Nyiszli en "Auschwitz: A Doctor’s Eyewitness Account" afirmaron que 5.000 judíos por día eran quemados en un hoyo abierto al aire libre en Auschwitz. Cuando la CIA publicó fotos aéreas de la OSS de Auschwitz sin fuegos en fosos abiertos ni con humo saliendo de las chimeneas de los crematorios, Elie Wiesel dijo en ABC TV News que los nacionalsocialistas deben haber quemado cuerpos sólo de noche, sin hacer ninguna mención de los fosos abiertos incinerando. El estadounidense Departamento de Seguridad Interior (DHS) ha comprado incineradores de tamaño industrial para quemar un millón de cuerpos estadounidenses por si acaso "alguien" libera una plaga para matarnos.

     Elie Wiesel testificó ante un tribunal en San Francisco que él todavía tenía el número A7713 tatuado en su brazo izquierdo. Sin embargo, he visto fotos de él en manga corta sin ningún tatuaje en absoluto. El señor Wiesel es obviamente un mentiroso.

     Recientemente recibí una carta de un judío que trató de disminuír el número de asesinados en las cámaras de gas, pero elevó el número encontrado en fosas comunes de judíos muertos por los 1.500 miembros de los Einsatzgruppen. Tumbas masivas de cristianos muertos por comunistas judíos han sido encontradas, pero pocos cuerpos judíos fueron encontrados alguna vez. La Biblioteca Virtual Judía tiene una explicación. Ellos dijeron que los nacionalsocialistas derramaban gasolina (que en la Segunda Guerra Mundial era un artículo escaso en el frente ruso) sobre los cuerpos de los judíos, lo que hacía desaparecer las cenizas, los huesos, las balas y otros artefactos. Los huesos no son evaporados por fuegos de gasolina. Y los fuegos crean cenizas. Ninguna de esas historias del Holocuento tiene mucho sentido. Es sólo la amenaza de exclusión social lo que permite que ellas sean vendidas.

     Yo tenía un amigo judío ruso que me dijo que en los años '30 los judíos solían llamar a la policía secreta e informar acerca de vecinos cristianos, diciendo a la policía que ellos tenían pruebas de que ellos tenían Biblias y decían rezos. Ellos sabían que tales acusaciones harían que sus vecinos resultasen muertos. Mi amigo judío me dijo que la policía se reía y les decía que ellos ya sabían sobre aquella gente. Les explicaron que ellos simplemente habían superado su cuota y conseguirían a aquellos cristianos en un mes o dos. Aparentemente, los verdaderos genocidios requieren tiempo y esfuerzo y no ocurren por arte de magia.

     Muchos críticos han examinado las cifras demográficas judías de antes y después de la guerra. El Almanaque Mundial dice que había 8.939.608 judíos en Europa antes de la guerra, y 9.372.666 después del Holocuento. Estas cifras no reflejan a los millones de judíos que huyeron a Estados Unidos y a Israel después de la guerra.

     El Acuerdo de Luxemburgo obligó al gobierno de Alemania Occidental a pagar reparaciones a judíos "sobrevivientes del Holocausto" que murieron antes de que la ley de compensación (BEG) de Alemania Occidental fuera decretada en 1953, o antes de que realmente entrara en vigor en 1956, y no incluía a los judíos que vivían en la Unión Soviética. Y el Atlanta Journal and Constitution declaró en 1985 que aproximadamente la mitad de los "sobrevivientes" judíos en el mundo nunca ha recibido dinero de reparaciones. El número de reclamaciones exitosas era de 4.344.378. El 80%, o 3,5 millones, de los 4.344.000 de reclamaciones eran de judíos. No muchas pruebas de una pérdida demográfica judía.

     La "Segunda Guerra Mundial" de Churchill no menciona "cámaras de gas" nacionalsocialistas, ni un "genocidio" de los judíos, ni "seis millones" de víctimas judías de la guerra. Lo mismo vale para "Crusade in Europe" de Eisenhower, un libro de 559 páginas; los seis volúmenes de "Segunda Guerra Mundial" de Churchill totalizan 4.448 páginas; y los tres volúmenes de las "Memorias" de De Gaulle son 2.054 páginas. En esa masa de escritura, que toda junta totaliza 7.061 páginas, no hay ninguna mención de "cámaras de gas" nacionalsocialistas, ni de un "genocidio" de los judíos, ni de "seis millones" de víctimas judías de la guerra.

     Contraste el Holocuento con el tratamiento dado por Eisenhower a los alemanes después de la Segunda Guerra Mundial. Ike, quien era judío, puso a los prisioneros de guerra alemanes y otros, entre 13 y 80 años de edad, en campos. Ellos no tenían tiendas de campaña ni edificios. Los alemanes fueron mantenidos dentro de cercas sin refugio contra el frío, el viento, la lluvia, la nieve, el calor y el Sol, con poca o ninguna comida. Eisenhower ordenó que cualquiera que alimentara a los hambrientos hombres fuera fusilado. Un millón de hombres murió en un año. 58 millones de personas murieron en la Segunda Guerra Mundial. Recordar sólo a los muertos judíos y afirmar que su sufrimiento fue "especial" equivale a decir que nosotros no somos verdaderos humanos y que sólo los judíos son humanos.

     Edmund Husserl, que era judío, dijo que un paranoide sólo siente su propio dolor y nunca siente el dolor que él infligió a otros. Siempre he creído que él estaba describiendo a los auto-designados líderes judíos. La gente judía sabe que sus líderes son dementes. Los gentiles deben enterarse de aquel hecho también. He encontrado a muchas personas judías que me dijeron que ellos no creen en el Holocuento. Muchas personas judías nos han dicho que ellos creen que el 11-S fue un Trabajo Interno, pero pocos han dicho que Israel hizo el 11-S. Piense en la locura pura de una pequeña nación que atacaría a la última súper-potencia del mundo. Los líderes israelíes y los banqueros judíos de Nueva York y Londres quieren que Estados Unidos ataque a Irán aunque se produzca una guerra mundial y Estados Unidos pierda. Esos hombres son insanos. No crea sus mentiras. Ellos destruirán el mundo. Ellos están demasiado llenos de odio para sobrevivir.



Lecciones Aprendidas del Holocuento

     El 11-S creímos en los medios judíos de comunicación, en los sionistas y en los israelíes, cuando ellos dijeron que los musulmanes lo hicieron. Las mentiras judías fueron usadas para convencer a Estados Unidos y a la OTAN de emprender la guerra contra Iraq y Afganistán matando a millones de personas inocentes y gastando billones de dólares por caprichos y fantasías de los judíos.

     Ningún grupo de hombres debería tener tanto poder como para que ellos puedan obligar a decenas de millones de personas, si no miles de millones, a morir por sus fantasías.

     El Holocuento todavía es usado para justificar la guerra con Irán y la persistente ocupación de Palestina. Si usted piensa que la Tercera Guerra Mundial es una Idea Realmente Mala, usted no tiene ninguna otra opción sino exponer las mentiras del Holocuento y del 11-S. Si negar el Holocuento es un delito en su país, entonces concéntrese en el 11-S. Estamos congregando nuevos conversos cada día. Tenemos amigos en el ejército y la policía. Ganaremos. Ellos perderán.–



Señor Wiesel, Me Gustaría Hacerle Algunas Preguntas
por Horse237
28 de Agosto de 2011


     Usted se gana la vida contándole al mundo sus experiencias del tiempo de la guerra. Usted ha dicho muchas veces que usted tenía un número, A7713, tatuado en su brazo izquierdo. Pero tenemos fotos de usted en manga corta sin ningún tatuaje. Y eso fue mucho después de que usted declarara bajo pena de perjurio que usted todavía tenía el tatuaje. Si usted no puede mostrarnos dicho tatuaje, ¿por qué deberíamos creer algo de lo que usted dice?.

     Usted repetidamente ha afirmado que el número de tatuaje de su padre era A7712 y que el suyo era A7713. Sin embargo tenemos documentos de campo de concentración que muestran que los números A7712 y A7713 pertenecían a Abram Viesel y Lazar Wiesel. Esos nombres e identidades eran de judíos húngaros nacidos el 10 de Octubre de 1900 y el 4 de Septiembre de 1913. Usted afirma haber nacido en Rumania el 30 de Septiembre de 1928. Si usted no tiene ningún tatuaje y los números de tatuaje que usted afirma que son de usted y de su padre pertenecen a los judíos húngaros Abram y Lazar Wiesel, ¿puede usted decirnos su verdadero nombre e identidad?.

     [Pensamos que su verdadero nombre es probablemente Eliezer Wiesel, y que su padre es Shlomo Wiesel].

     La Cruz Roja tenía acceso sin restricción cada mes a cada campo de concentración alemán incluyendo Auschwitz. Ellos tenían hombres dentro que les reportaban detalladamente las actividades en los campos. Ellos nunca mencionaron cámaras de gas. Déjeme leerle una declaración de la Cruz Roja canadiense.

     En una carta del 22 de Noviembre de 1944 a funcionarios del ministerio estadounidense de Asuntos Exteriores, la Cruz Roja dijo: "No logramos descubrir ningún rastro de instalaciones para exterminar a prisioneros civiles. Esto confirma un informe que habíamos recibido ya de otras fuentes...".

     ¿Cómo explica usted la diferencia entre los testimonios de cientos de presidiarios y la Cruz Roja que no calzan con sus discursos y escritos?.

     Los alemanes capturaron a 150.000 soldados británicos. 150 de aquellos hombres eran ingenieros que trabajaron en Auschwitz-Birkenau para mantener las plantas de fabricación que procesaban el carbón de Silesia para hacer gasolina para el Ejército alemán. Los alemanes usaban una fórmula de gasificación del carbón desarrollada en 1915 en Rusia. Esos 150 hombres obviamente tenían diariamente acceso a todas partes de los campos, pero hasta ahora ni usted ni ninguna otra persona que trata de demostrar la realidad de un "holocausto" en Auschwitz les ha pedido que corroboren sus historias. ¿Puede usted explicar por qué prisioneros de guerra británicos no serían llamados para que den su testimonio?.

     En su libro "Night" usted afirma que su madre y su hermana fueron llevadas directamente a las cámaras de gas inmediatamente después de su llegada a Auschwitz. En "Night" usted afirmó que había una fosa abierta en Birkenau donde los cadáveres judíos eran quemados. Usted también ha afirmado que los crematorios funcionaban día y noche. En "Auschwitz: A Doctor’s Eyewitness Account" de Miklos Nyiszli él afirma que 5.000 judíos por día eran quemados en una fosa abierta al aire libre en Auschwitz. La CIA publicó fotos de vigilancia aérea de la OSS de la época de la guerra mucho después de que usted había escrito libros y había hecho discursos sobre Auschwitz.

     Cuando la CIA publicó las fotos aéreas de Auschwitz ni con fuegos en fosas abiertas ni con humo saliendo de las chimeneas de los crematorios, recuerdo que lo vi a usted explicando por ABC TV que los nacionalsocialistas deben haber quemado cuerpos sólo durante la noche. Si usted cambió completamente su historia sobre la fosa abierta con cadáveres ardiendo y los crematorios trabajando durante el día sólo después de ser confrontado con la evidencia fotográfica, ¿podemos concluír que usted nos estuvo mintiendo durante todos estos años hasta que usted fue atrapado (en sus mentiras)?.

     El doctor Fred Leuchter hizo una declaración después de que él examinó de manera forense el campo de concentración Auschwitz-Birkenau. Él dijo que ninguna de las presuntas cámaras de gas podría haber funcionado como tal. Él calculó que se habrían requerido 42 años quemando 24 horas por día para cremar a tantos judíos como se ha afirmado que murieron en las supuestas cámaras de gas. Pero según su admisión a ABC News, de que ellos deben haber quemado los cuerpos sólo durante la noche, debemos concluír que se habrían necesitado 84 años para cremar a tantos judíos. Entonces si los nacionalsocialistas comenzaron en 1942 ellos todavía estarían quemando cuerpos hasta 2026. ¿Quisiera usted revisar su testimonio del Holocuento una última vez para hacer que se conforme a la realidad?.

     Al doctor Charles Larson, famoso patólogo estadounidense, el Departamento de Guerra le pidió que examinara los cuerpos de las víctimas de campos de concentración para determinar por qué tantos murieron. Él dijo que la mayoría murió de tifus. Él también dijo que no encontró a ninguna persona que hubiera muerto de envenenamiento por cianuro.

     Steven Pinter fue contratado por el Departamento de Guerra para trabajar en la administración de la Alemania de posguerra. Él pasó más de un año en Buchenwald y estuvo en todos los otros principales campos en Alemania y Austria. Él dijo que nunca encontró ninguna cámara de gas.

     Me gustaría hablarle a usted sobre las lecciones del "Holocausto". ¿Ha denunciado usted alguna vez a los israelíes por torturar y matar palestinos?. ¿Denunció usted alguna vez al general Eisenhower por matar a un millón de soldados alemanes después de que ellos se habían rendido? Esos hombres fueron mantenidos al aire libre sin comida hasta que murieron. ¿O debemos concluír que sólo el sufrimiento de los judíos importa porque usted cree que el resto de la Humanidad no es lo bastante importante para que usted se preocupe?.–




     Si usted desea rastrear los documentos acerca de Lazar Wiesel, quien tenía el tatuaje número A7713, por favor vaya aquí:
http://www.eliewieseltattoo.com/the-evidence/the-documents/


-----------------------------

Comentario de un lector
28 de Agosto de 2011

     Siempre me refiero a él como Wiesel the WEASEL (la comadreja). Pero no olvidemos que él no es la única comadreja. ¡CADA MEMORIA DEL "HOLOCAUSTO" ha resultado ser una FALSIFICACIÓN, CADA UNA (Sí, incluída la de Ana Frank)!.

    El problema es que todos esos recuerdos resultan ser falsificaciones. ¡Oprah fue engañada por uno! [1]. El sitio eBay está lleno de brazaletes falsos vendidos como "recuerdos" de los presuntos campos de exterminio [2]. La historia de Misha Defonseca de ser atrapada en el ghetto de Varsovia, y que luego hizo amistad con unos lobos después de que ella escapó, era también una falsificación [3]. Los "Fragmentos" de Binjamin Wilkomirski fueron revelados como un fraude [4]. El padre de Ana Frank fue demandado por un escritor por su trabajo en El Diario de Ana Frank, y obligado a pagar 50.000 dólares [5]. Los Diarios de Hitler fueron falsificados [6]. El libro "The Painted Bird", del emigrado polaco Jerzy Kosinsky, era una auto-indulgente fantasía de tortura sexual ambientada en la Polonia de la Segunda Guerra [7] haciéndose pasar como Historia. Elie Wiesel siguió defendiendo el trabajo de Kosinsky incluso después de que fue revelado como un fraude. El propio Elie Wiesel ha sido acusado de ser un fraude y un impostor también [8], ya que su libro "Against Silence: The Voice and Vision of Elie Wiesel", vol. 2 (1985), describía "geysers de sangre", lo que realmente no pudo haber ocurrido como ha sido descrito. El libro original de la "Lista de Schindler", aunque basado en una persona de la vida real, es una obra de ficción, la mayor parte de ella muy inexacta.

[1] http://www.findingdulcinea.com/news/entertainment/2008/December/Oprah-and-Publishers-Duped-Again-Holocaust-Memoir-is-a-Fake.html
[2] http://www.ebay.com/gds/FAKE-HOLOCAUST-ARMBAND-JEWISH-CONCENTRATION-CAMP-PT1-/10000000004315646/g.html
[3] http://www.nytimes.com/2008/03/03/books/03arts-HOLOCAUSTMEM_BRF.html?_r=0
[4] https://www.theguardian.com/theguardian/1999/oct/15/features11.g24
[5] http://www.wvwnews.net/content/index.php?/news_printer/anne_frank_fraud.html
[6] https://es.wikipedia.org/wiki/Diarios_de_Hitler
[7] https://en.wikipedia.org/wiki/The_Painted_Bird
[8] http://www.henrymakow.com/translated_from_the_hungarian.html

    Todos estos fraudes tuvieron un éxito salvaje porque ellos satisfacían la necesidad de los judíos de vender una cierta visión de la Historia en los controlados medios de comunicación. Todas las mencionadas patrañas fueron celebradas, hechas lectura obligatoria en universidades y escuelas secundarias, atiborradas de prestigiosos premios, e incluso hechas películas. Nadie se atrevió a cuestionar las afirmaciones bastante absurdas por miedo a ser etiquetado como un anti-judío (como aquellos que expusieron los fraudes inevitablemente lo fueron). Después de la denuncia, la culpa siempre es puesta en los Gentiles (Wilkomirski no era judío) o se afirma que aunque la obra no sea completamente verdadera, ella "captura el espíritu" del tiempo, y es así mantenida en las listas de lecturas requeridas.

    Pero la lección aquí es la existencia del prejuicio. Usted puede escribir la historia más cuidadosamente investigada y referenciada, científicamente verificable, de la Segunda Guerra Mundial, y ser fustigado por ello, o incluso arrojado en la cárcel. Pero al mismo tiempo, cualquier charlatán puede escribir una fantasía total sobre aquellos malvados "nazis", afirmar que es verdadera sin ninguna prueba, y serle concedido un montón de dinero y fama.

fuente: https://www.stormfront.org/forum/t828664/



* * * *


Elie Wiesel Es un Fraude:
¡Su Casa de Mentiras Se Derrumba!
por NorthernTruthSeeker
16 de Mayo de 2010


     Viviendo en Canadá, estoy limitado sobre lo que puedo o no puedo decir sobre el "Holocausto" de la Segunda Guerra Mundial. Si yo debiera declarar que niego el "Holocausto", entonces yo podría ser detenido y acusado de "negación del Holocausto". Y ya que la investigación apropiada es rechazada por grupos judíos sionistas que controlan todas las facetas de la ley en este país, simplemente no declararé mi posición sobre aquel asunto. Voy detrás de temas que tienen evidencias reales, ¡no de aquellos cuya investigación apropiada está prohibida por la "ley"!.

     Sin embargo, puedo ir tras charlatanes que hacen millones a partir de la gente confiada, y muy probablemente, de los verdaderos sobrevivientes del "Holocausto". Uno de los principales charlatanes que está siendo cada vez más expuesto como un fraude es nada menos que uno de los principales defensores del "Holocausto", el mismo Elie Wiesel. Primero tenemos pruebas de que él nunca estuvo en un campo durante la Segunda Guerra Mundial como él afirma, debido a la carencia total de un tatuaje de prisión en su brazo, y ahora según este artículo de globalfire.tv.nj, parece que toda su premisa de ser "Elie Wiesel" está bajo escrutinio, y está mostrando ahora ser un fraude también. Aquí está el artículo de Global Fire:


La Casa de Mentiras de Elie Wiesel Se Desmorona

     El investigador independiente Carlo Mattogno ha descubierto documentos que demuestran que el auto-designado "sobreviviente de Auschwitz" Elie Wiesel, consejero de los Presidentes estadounidenses en todas las materias del "Holocausto", ¡nunca estuvo internado en Auschwitz! Mentiras de alcance inimaginable son expuestas ahora. ¿Nos estamos acercando al satánico "Final de los Tiempos"? Aquí está el trasfondo de la documentación.


¿Es Elie Wiesel "el Testigo Vivo más Creíble del Holocausto"?
por Carlo Mattogno


     El 27 de Enero de 2010, Día de Conmemoración del "Holocausto", Elie Wiesel fue invitado al salón de la Cámara de Diputados de Italia para hacer un breve discurso. El presidente de la Cámara, Gianfranco Fini, lo presentó como "el testigo vivo más creíble de los horrores del Holocausto entre los sobrevivientes de los campos de concentración nacionalsocialistas".

     Pero, ¿Elie Wiesel es realmente un testigo, o él es un charlatán, un falsificador?.

     El 3 de Marzo de 2009 un sitio web húngaro publicó un artículo titulado TITEL MÉG MINDIG KISÉRTI A HALÁTÁBOR (El Campo de Exterminio Todavía Es Seductor). El artículo esboza revelaciones muy significativas de Miklos Gruner, un antiguo deportado a Auschwitz. El artículo fue traducido al alemán y al inglés y apareció al día siguiente bajo el título de "Sobreviviente de Auschwitz Dice que Elie Wiesel Es un Impostor". Dice así:

     «En Mayo de 1944, cuando Miklos Gruner tenía 15 años, él fue deportado desde Hungría a Auschwitz-Birkenau junto con su madre, su padre, su hermano mayor y su hermano menor. Él dice que su madre y su hermano menor fueron "gaseados" inmediatamente después de su llegada; y él sigue relatando lo siguiente:

     «Su hermano mayor y su padre tenían números de prisionero tatuados en sus brazos y fueron enviados a hacer trabajos forzosos a una de las fábricas de IG Farben que producía combustible sintético, donde su padre murió después de seis meses. Su hermano mayor fue enviado entonces a Mauthausen, mientras él, que había quedado solo, fue tomado bajo la protección de dos internos húngaros judíos más viejos que habían sido amigos de su padre. Éstos eran los hermanos Lazar y Abraham Wiesel.

     «En los meses siguientes, Miklos Gruner y los hermanos Wiesel se hicieron amigos cercanos. Miklos nunca olvidó el número que los nacionalsocialistas habían tatuado en el brazo de Lazar: A-7713. Lazar tenía 31 años en 1944. Cuando el Ejército Rojo se acercaba en Enero de 1945 los presidiarios fueron transferidos a Buchenwald. Durante la transferencia de diez días, que fue llevada a cabo parcialmente a pie, la mitad de los prisioneros murió, incluyendo al hermano mayor de Lazar, Abraham. El 8 de Abril el Ejército estadounidense liberó Buchenwald, y Miklos y Lazar estaban entre los sobrevivientes del campo. Ya que Miklos tenía tuberculosis, él fue enviado a una clínica en Suiza y se separó de Lazar. Después de su recuperación, Miklos emigró a Australia mientras su hermano mayor, que también había sobrevivido a la Guerra, se instaló en Suecia.

     «Años más tarde, en 1986, Miklos fue contactado por alguien de la revista sueca SYDSVENSKA DAGBLADET de Malmö, quien lo invitó para encontrarse con "un viejo amigo suyo" llamado Elie Wiesel. Cuando Miklos contestó que él no conocía a nadie de ese nombre, le dijeron que Elie Wiesel era la persona que Miklos había conocido en los campos de concentración por el nombre de Lazar Wiesel y que tenía tatuado el número A-7713 en su brazo. Puesto que Miklos recordaba ese número y estaba convencido de que él iba a reunirse con su viejo amigo, él de buena gana aceptó la invitación para encontrarse en el Hotel Savoy de Estocolmo el 14 de Diciembre de 1986.

     «Miklos recuerda: "El pensamiento de reunirme con Lazar me hizo muy feliz, pero cuando vi a Elie Wiesel, estuve muy sorprendido de ver a un hombre al que no reconocí en absoluto. ¡Él ni siquiera hablaba húngaro o yíddish! En vez de eso, él hablaba inglés con un fuerte acento francés. Por esa razón, nuestra reunión duró sólo aproximadamente diez minutos. Como un regalo de despedida él me dio una copia de su libro titulado Night, diciendo que él era el autor. Acepté el libro, con el cual yo no estaba familiarizado entonces, pero le dije a todos los presentes que ¡aquél no era la persona que afirmaba ser!". Miklos recuerda que durante aquella inusual reunión Elie Wiesel había rechazado mostrarle el número tatuado en su brazo, diciendo que "no le gustaba exponer su cuerpo".

     «Él añade que Elie Wiesel una vez mostró su tatuaje a un periodista israelí, quien posteriormente se reunió con Miklos al respecto. Ese periodista dijo a Miklos que él había sido incapaz de leer el número y que no creía que se tratase realmente de un tatuaje.

     «En palabras de Miklos: "Después de aquella reunión con "Elie Wiesel" pasé 20 años investigando su historia, y descubrí que ese hombre que se hace llamar por aquel nombre nunca había estado en un campo de concentración nacionalsocialista, ya que su nombre no está en ninguna lista de presidiarios".

     «Miklos también descubrió que el libro que "Elie Wiesel" afirmaba haber escrito en 1986 realmente había sido escrito en húngaro en 1955. Había sido publicado en forma abreviada en París bajo el título de "UN DI VELT HOT GESVIGEN" (yíddish para "Y el Mundo Guardó Silencio"). El libro abreviado fue luego traducido al francés y al inglés, y publicado entonces bajo los títulos de "La Nuit" y "Night".

     «La persona que se llama a sí misma "Elie Wiesel" ha vendido diez millones de copias de ese libro por todo el mundo; él incluso recibió un Premio Nóbel de la Paz por ello, mientras que el verdadero autor, Lazar Wiesel, misteriosamente desapareció. Esa persona nunca se reuniría conmigo otra vez. Él se hizo muy rico, recibiendo 25.000 dólares por discursos del "Holocausto" de 45 minutos. Informé a la FBI en Los Ángeles de su robo de la identidad de Lazar Wiesel, y presenté quejas oficiales en Estados Unidos y Suecia, pero en vano.

     «He recibido llamadas telefónicas que me advierten que me balearían si no cierro mi boca, pero ya no temo la muerte. He depositado copias de mi expediente entero en cuatro países diferentes; y si muero de repente ellas serán publicadas. El mundo debe saber que Elie Wiesel es un impostor, y estoy trabajando en una revelación apropiada de ese hecho. Estoy en proceso de publicar la verdad en un libro titulado "IDENTIDAD ROBADA A7713"».

     Las revelaciones de Miklos Gruner han circulado ampliamente, pero no fue sino hasta ahora que ellas han estimulado amplios esfuerzos de investigación. Las hemos investigado ahora de manera crítica, objetiva y desapasionada.



     Nota de NorthernTruthSeeker: Este hombre que afirma que él es "Elie Wiesel" ha hecho millones por su libro "Noche" y por los constantes viajes de charlas donde él se pone delante de miles de personas que pagaron un buen dinero por escuchar sus historias. Ahora parece que gran parte de lo que él afirma está siendo descubierto cada vez más que es totalmente fraudulento.

     Si el "Holocausto" sucedió como la "ley" y los judíos sionistas afirman, entonces ellos también deberían ir tras ese charlatán por publicar sus mentiras, el cual, al hacer eso, daña el buen nombre de los verdaderos sobrevivientes de aquella horrenda parte de la Historia. No se explica por qué las fuerzas responsables de la "ley" no han tomado acciones y han parado en seco a ese mentiroso e impostor; y tengo que preguntar: ¿qué tipo de juego enfermo y retorcido se está realizando aquí?.–





No hay comentarios:

Publicar un comentario