BUSCAR en este Blog

jueves, 16 de junio de 2016

Discurso de Donald Trump (13.6.2016)


     El siguiente es el discurso que dio el candidato presidencial Republicano estadounidense Donald Trump en Manchester, New Hampshire, en el Saint Anselm College, este lunes 13 de Junio, que hemos puesto en castellano. La transcripción en inglés del mismo puede verse en el sitio time.com, y como el propio Trump lo reconoce, iba a referirse más a otros temas, pero la masacre en el club para homosexuales en Florida del 12 de Junio lo forzó a abordar dicho asunto, planteando las medidas que según él anularían el problema del terrorismo, al menos de momento, no sin dejar de hacer diversas críticas a la candidata Demócrata y a Obama por sus nefastas políticas internacionales, anti-estadounidenses a la postre.



DISCURSO de DONALD TRUMP
DESPUÉS del ATAQUE en ORLANDO
13 de Junio de 2016




     Gracias por reunirse conmigo hoy.

     Éste iba a ser un discurso sobre Hillary Clinton y todas las malas cosas —y todos sabemos lo que está sucediendo—, y especialmente acerca de cuán mala Presidente sería ella, sobre todo en estos muy conflictivos tiempos de terrorismo islámico radical.

     Incluso su ex-agente del Servicio Secreto, que la ha visto bajo presión y en tiempos de tensión, ha declarado que ella carece del temperamento e integridad para ser nuestra Presidente. Habrá muchas oportunidades de hablar de estos importantes asuntos en algún momento posterior, y entregaré aquel discurso muy pronto.

     Pero hoy hay sólo una cosa de la cual hablar: la creciente amenaza del terrorismo dentro de nuestras fronteras.

     El ataque contra el club nocturno Pulse en Orlando, Florida, fue el peor ataque terrorista en nuestro suelo desde el 11 de Septiembre, y el peor tiroteo masivo en la historia de nuestro país.

     Tantas personas muertas... es difícil de creer. Tantas personas muertas, tantas personas gravemente heridas, tanta carnicería, ¡qué desgracia!. El horror está más allá de la descripción. Las familias de esas maravillosas personas están totalmente devastadas, y lo estarán por siempre. Del mismo modo, nuestra nación entera, y en realidad el mundo entero, están devastados.

     Expresamos nuestras simpatías más profundas por las víctimas, los heridos y sus familias. Lamentamos, como pueblo, nuestra pérdida nacional, y prometemos nuestro apoyo a cualquiera y a todos quienes lo necesitan.

     Me gustaría pedir ahora que observemos un momento de silencio por las víctimas del ataque. [SILENCIO]. Gracias. (...)

     Un terrorista islámico radical puso en la mira al club nocturno no sólo porque él quería matar estadounidenses sino a fin de ejecutar a ciudadanos homosexuales y lesbianas debido a la orientación sexual de ellos.

     Éste es un golpe en el corazón y el alma de quiénes somos como nación. Éste es un asalto sobre la capacidad de la gente libre para vivir sus vidas, amar a quienes ellos quieran y expresar su identidad. Éste es un ataque contra el derecho de cada estadounidense a vivir en paz y seguridad en su propio país.

     Tenemos que responder a este ataque contra Estados Unidos como un pueblo unido, con fuerza, propósito y determinación.

     Pero la actual respuesta políticamente correcta mutila nuestra capacidad de hablar y pensar y actuar claramente. No estamos actuando claramente, no estamos hablando claramente, y hemos conseguido problemas.

     Si no nos ponemos duros, y si no estamos alerta —y rápido— ya no vamos a tener nuestro país. No quedará nada, absolutamente nada.

     El asesino, cuyo nombre no mencionaré, nació de padres afganos que inmigraron a Estados Unidos. Su padre hizo público su apoyo a los talibanes afganos, un régimen que asesina a aquellos que no comparten sus radicales puntos de vista. Y ellos han asesinado abundantemente. El padre incluso dijo que él estaba postulando para Presidente de Afganistán.

     El punto fundamental es que la única razón de por qué el asesino estaba en Estados Unidos en primer lugar fue porque nosotros permitimos que su familia viniera aquí. Ése es un hecho, y es un hecho del que tenemos que hablar.

     Tenemos un sistema de inmigración disfuncional que no nos permite saber a quién estamos dejando entrar en nuestro país, y que no nos permite proteger a nuestros ciudadanos adecuadamente.

     Tenemos una administración incompetente, y si no soy elegido como Presidente, aquello no cambiará, le diré, aquello no cambiará durante los próximos cuatro años. Tenemos una administración que no cambiará. Pero si soy elegido aquello va a cambiar, y va a cambiar rápidamente. Estamos yendo desde algo totalmente incompetente a lo opuesto, créanme. (APLAUSOS). Gracias.

     Con cincuenta personas muertas, y quizá finalmente más, y docenas de otros heridos, no podemos permitirnos darle vuelta a los asuntos por más tiempo; tenemos que abordarlos de frente.

     Pedí una prohibición después del tiroteo en San Bernardino (California), y me encontré con un gran desprecio y cólera, pero ahora muchos están diciendo que yo tenía razón para hacer aquello; y aunque la pausa sea temporal, debemos averiguar lo que está sucediendo. Tenemos que hacerlo. La prohibición [de la inmigración] será levantada cuando como nación estemos en condiciones de examinar adecuada y completamente a aquella gente que está viniendo a nuestro país. Ellos están viniendo y no sabemos qué estamos haciendo.

     Las leyes de inmigración de Estados Unidos le dan al Presidente el poder de suspender la entrada en el país de cualquier clase de personas. Ahora, cualquier clase. Ello realmente es determinado por el Presidente por el bien de los intereses o la seguridad de Estados Unidos, cuando él lo estime apropiado. (APLAUSOS). Gracias.

     Usaré ese poder para proteger al pueblo estadounidense. Cuando yo sea elegido suspenderé la inmigración desde ciertas áreas del mundo cuando haya una historia comprobada de terrorismo contra Estados Unidos, Europa o nuestros aliados, hasta que entendamos completamente cómo ponerle fin a esas amenazas. (APLAUSOS). Gracias. Y, a propósito, no tenemos alternativa.

     Después de una completa e imparcial evaluación de seguridad, ya largamente pospuesta, desarrollaremos una política de inmigración responsable que sirva a los intereses y los valores de Estados Unidos. (APLAUSOS).

     No podemos seguir permitiendo que miles y miles de personas se derramen en nuestro país, muchos de los cuales tienen el mismo proceso de pensamiento que este asesino salvaje. Muchos de los principios del Islam radical son incompatibles con los valores e instituciones occidentales. (APLAUSOS).

     Recuerden esto: El Islam radical es anti-mujer, anti-homosexual y anti-estadounidense. (APLAUSOS).

     Rechazo permitir que Estados Unidos llegue a ser un lugar donde la gente homosexual, la gente cristiana, la gente judía, se conviertan en los objetivos de persecución e intimidación por parte de islámicos radicales predicadores del odio y la violencia. (APLAUSOS).

     Ésta no es sólo una cuestión de seguridad nacional. Es un asunto de calidad de vida. Si queremos proteger la calidad de vida para todos los estadounidenses —mujeres y niños, homosexuales y normales, judíos y cristianos, y toda la gente— entonces tenemos que decir la verdad sobre el Islam radical, y tenemos que hacerlo ahora. (APLAUSOS).

     Tenemos que decir la verdad también sobre cómo el Islam radical está viniendo a nuestras costas. Y está viniendo... (APLAUSOS) ...con esta gente, amigos, está viniendo. Estamos importando el terrorismo islámico radical en Occidente mediante un sistema de inmigración fracasado, y por medio de una comunidad de Inteligencia refrenada por nuestro Presidente.

     Incluso nuestro propio director de la FBI ha admitido que no podemos comprobar con eficacia los historiales de las personas a las que estamos dejando entrar en Estados Unidos. A todos los secuestradores del 11 de Septiembre se les habían concedido visas. Grandes cantidades de refugiados somalíes en Minnesota han tratado de unirse a ISIS. Aquellos que pusieron bombas en Boston vinieron aquí gracias al asilo político. El tirador masculino en San Bernardino —de nuevo, cuyo nombre no mencionaré— era el hijo de inmigrantes de Paquistán, y él trajo a su esposa —la otra terrorista— desde Arabia Saudí, gracias a otro de nuestros programas de visado fácilmente explotados. (APLAUSOS).

     La inmigración desde Afganistán a Estados Unidos se ha incrementado en casi cinco veces, cinco veces en sólo un año. Según Pew Research, el 99% de la gente en Afganistán apoya la opresiva ley de la Sharia.

     Nosotros admitimos a muchos más de otros países de la región. Y les diré que ellos comparten esas mismas opiniones y valores opresivos. Nosotros queremos permanecer como una sociedad libre y abierta. Entonces, si queremos eso, tenemos que controlar nuestras fronteras. Tenemos que controlar, y tenemos que controlarlos ahora, no más tarde. Ya. (APLAUSOS). Gracias.

     Pero Hillary Clinton, durante meses, y a pesar de tantos ataques, repetidamente ha rechazado siquiera decir las palabras "Islam radical", hasta que yo la desafié ayer para que dijera esas palabras o abandonara la carrera presidencial. Y adivinen qué: ella probablemente las dirá. En alguna medida las ha dicho, pero veamos qué sucede. Ella realmente no tiene otra opción, pero ella no quiere.

     Sin embargo, ella realmente ha sido obligada a decir esas palabras. Ella apoya, y la razón es que ella apoya mucho de lo que está mal, y lo que está mal con este país, y lo que está saliendo mal con este país y nuestras fronteras. Ella no tiene ninguna pista, en mi opinión, acerca de qué es el Islam radical, y no hablará honestamente acerca de si ella en efecto lo sabe. Ella está en una negación total, y su persistente renuencia a nombrar alguna vez al enemigo comunica debilidad a través del mundo, una verdadera debilidad.

     Yo no sé si ustedes saben esto, pero justo unas pocas semanas antes de la matanza de San Bernardino, Hillary Clinton explicó su rechazo a decir las palabras "Islam radical". Esto es lo que ella dijo, la cita exacta: "Los musulmanes son gente pacífica y tolerante, y no tienen nada que ver en absoluto con el terrorismo". Eso es Hillary Clinton.

     Entonces, ella dice que la solución es prohibir las armas. Ellos intentaron eso en Francia, que tiene una de las leyes de armas más duras en el mundo, y 130 personas fueron brutalmente asesinadas a sangre fría por terroristas islámicos. El plan de ella es desarmar a los estadounidenses observantes de la ley, aboliendo la Segunda Enmienda de la Constitución, y dejando con armas sólo a los tipos malos y a los terroristas. Eso no es bueno. Eso no va a suceder, amigos. No va a suceder. No va a suceder. (APLAUSOS). Gracias.

     Ella quiere arrebatar las armas de los estadounidenses, y luego admitir a la misma gente que quiere matarnos. Dejémoslos entrar al país, nosotros no tenemos armas. Que entren, y que tengan toda la diversión que quieran.

     Estaré reuniéndome con la NRA (Asociación Nacional del Rifle), que me ha dado su temprano respaldo en la carrera presidencial, para hablar acerca de cómo asegurar que los estadounidenses tengan los medios para protegerse a sí mismos en esta época de terrorismo. Yo siempre estaré defendiendo la Segunda Enmienda. (APLAUSOS). Gracias. Gracias.

     El punto fundamental es que Hillary apoya las políticas que traen la amenaza del Islam radical a Estados Unidos, y que permiten que crezca en el extranjero. Y está creciendo.

     De hecho, el catastrófico plan de inmigración de Hillary Clinton traerá inmensamente más inmigración islámica radical a este país, amenazando no sólo nuestra sociedad sino todo nuestro estilo de vida. Cuando se trata del terrorismo islámico radical, la ignorancia no es una bendición: es mortal. Totalmente mortal.

     La administración de Obama, con el apoyo de Hillary Clinton y otros, también ha dañado nuestra seguridad restringiendo nuestra recolección de Inteligencia, y ya simplemente no tenemos recolección de información. Necesitamos esa información seriamente, y ella la detuvo. No tenemos ese apoyo. No tenemos el apoyo del sistema de aplicación de la ley porque Obama no los está dejando hacer su trabajo. A ellos no se les está permitiendo hacer su trabajo. Y ellos pueden hacerlo bien, mejor que nadie.

     Necesitamos un líder. Necesitamos un líder y rápido. (APLAUSOS). Gracias.

     Ellos han puesto la "corrección política" por encima del sentido común, por encima de vuestra seguridad, y sobre todo lo demás. Yo rechazo ser políticamente correcto. (APLAUSOS).

     Yo quiero hacer lo correcto. Quiero arreglar las cosas y hacer Estados Unidos grande otra vez. (APLAUSOS).

     Los días de la ignorancia mortal se terminarán, y terminarán pronto si resulto elegido. Como Presidente daré a nuestra comunidad de Inteligencia, de aplicación de la ley y a los militares, los instrumentos que ellos necesitan para prevenir ataques terroristas. Ellos no tienen esos instrumentos ahora. (APLAUSOS).

     Necesitamos un sistema de recolección de Inteligencia que no tenga comparación. Eso incluye una mejor cooperación entre funcionarios estatales, locales y federales, y con nuestros aliados, algo muy importante.

     Tendré un Fiscal nacional, un director de Inteligencia Nacional y un secretario de Defensa que sabrán cómo llevar a cabo la guerra contra el terrorismo islámico radical (APLAUSOS), y ellos tendrán el apoyo que requieren para hacer su trabajo, no como ocurre ahora. Eso no está bien. (APLAUSOS).

     También debemos asegurarnos de que al pueblo estadounidense le sea proporcionada la información que ellos necesitan para entender la amenaza.

     El Subcomité del Senado sobre Inmigración ya ha identificado a cientos de inmigrantes acusados de actividades terroristas dentro de Estados Unidos desde el 11 de Septiembre.

     Hace casi un año, el Subcomité del Senado pidió a los Departamentos de Justicia, Estado y Seguridad Interior de Obama que proporcionaran el historial de inmigración de todos los terroristas dentro de Estados Unidos. Esos Ministerios rechazaron obedecer. Nadie sabe por qué. Ellos rechazaron obedecer.

     El Presidente Obama debe liberar las historias de inmigración totales y completas de todos los individuos implicados en actividades terroristas de cualquier clase desde el 11 de Septiembre. Eso es muy importante. El público tiene derecho a saber cómo esa gente llegó aquí, cómo ellos vinieron a esta gran tierra, y por qué ellos están aquí. (APLAUSOS).

     Tenemos que examinar a los postulantes para saber si están afiliados o apoyan a grupos y creencias radicales. Así de simple. Tenemos que controlar la cantidad de futura inmigración en este país para impedir que grandes sectores de radicalización se formen dentro de Estados Unidos. Eso no es complicado. (APLAUSOS).

     Echen un vistazo. Cada evento singular, incluso un solo individuo puede ser devastador. Y todo lo que ustedes tienen que hacer es echar una mirada a lo que pasó en Orlando y lo que sucedió en otros casos. Sólo un acontecimiento. Y sólo una persona. ¿Pueden ustedes imaginar lo que ellos harían en grupos grandes, a los que estamos permitiendo que vengan ahora aquí?.

     Verdaderamente nuestro Presidente no sabe lo que está haciendo. Él nos ha fallado, y nos ha fallado malamente. Bajo su liderazgo esta situación no se pondrá mejor sino que sólo empeorará. Y he estado diciendo esto durante mucho tiempo.

     Cada año Estados Unidos permanentemente admite a más de 100.000 inmigrantes del Oriente Medio, y muchos más de países musulmanes fuera del Oriente Medio. Nuestro gobierno ha estado admitiendo cantidades siempre crecientes de ellos, año tras año, sin ningún plan eficaz para nuestra propia seguridad.

     De hecho, el ministerio de Asuntos Exteriores de Clinton estaba a cargo del proceso de admisiones para la gente que postulaba para entrar desde el extranjero. No habiendo aprendido nada de estos ataques, ella ahora planea aumentar masivamente las admisiones sin un plan de selección, incluyendo un aumento del 500% de refugiados sirios que vienen a nuestro país. Díganme, ¿cuán estúpido es eso?.

     Ésta podría ser una versión mejor, más grande y más horrible de lo que fue alguna vez el legendario Caballo de Troya. No podemos permitir que eso suceda.

     Con todo, bajo el plan de Clinton usted estaría admitiendo a cientos de miles de refugiados del Oriente Medio sin ningún sistema para examinarlos, o para impedir la radicalización de los hijos de ellos. Y no sólo sus hijos, entre paréntesis: ellos están tratando de apoderarse de nuestros hijos y de convencerlos de cuán maravilloso es ISIS y de cuán maravilloso es el Islam. Y nosotros no sabemos lo que está ocurriendo.

     A Hillary Clinton le corresponde decirnos por qué ella cree que la inmigración desde esos peligrosos países debería ser aumentada sin ningún sistema efectivo para examinar a quienes estamos haciendo entrar. No estamos examinando a la gente. Entonces, ¿por qué no tenemos un sistema eficaz de análisis? No lo tenemos. Se ríen de nosotros en todo el mundo.

     A Hillary Clinton le corresponde decirnos por qué deberíamos admitir en nuestro país a cualquiera que apoye la violencia de cualquier clase contra estadounidenses homosexuales y lesbianas.

     A Hillary Clinton le corresponde también decirnos cómo ella lo financiará. Su plan costará a los estadounidenses cientos de miles de millones de dólares a largo plazo. ¿No sería mejor gastado ese dinero en la reconstrucción de Estados Unidos para nuestra actual población, incluyendo a la mucha gente pobre que vive ya aquí?. Tenemos grandes ciudades, y ciudades en el interior... (APLAUSOS).

     Tenemos pobreza en todo el territorio, y así es cómo estamos gastando miles de millones de dólares. Tenemos que detener el enorme flujo de refugiados sirios en Estados Unidos. No sabemos quiénes son ellos, ellos no tienen ninguna documentación, y no sabemos lo que ellos están planeando, y no lo sabremos a menos que tengamos una adecuada supervisión y un liderazgo apropiado, en cuyo caso ellos se tienen que ir. Lo que quiero... (APLAUSOS) ...lo que quiero es sentido común. Quiero una política de inmigración predominante que promueva los valores estadounidenses. Ésa es la alternativa que puse ante el pueblo estadounidense: una política de inmigración predominante diseñada para beneficiar a Estados Unidos, o la radical política de inmigración de Hillary Clinton diseñada para beneficiar a intereses especiales políticamente correctos. Eso es todo.

     Tenemos que ser inteligentes, y firmes, y vigilantes, y tenemos que hacerlo ahora, porque después será demasiado tarde, demasiado tarde para nuestro país.

     Los medios de comunicación hablan de terrorismo doméstico, pero el radicalismo islámico —y éste es un término muy importante, un término que el Presidente rechaza usar— y las redes que lo nutren, son importaciones desde el extranjero, le guste a usted o no. Sí, hay muchas personas radicalizadas ya dentro de nuestro país como resultado de las pobres políticas del pasado.

     Pero todo el punto consiste en que será muchísimo más fácil tratar con nuestro actual problema si no seguimos haciendo entrar a gente que aumenta el problema. Y eso es lo que ellos están haciendo. Estamos dejando que toda esa gente, cientos de miles de personas, venga, y todo lo que ellos están haciendo es aumentar el increíble problema que tenemos.

     Por ejemplo, la controvertida mezquita a la que asistían los que pusieron bombas en Boston tenía como su fundador a un inmigrante del extranjero acusado en un complot de asesinato. Este pistolero, e increíblemente en Orlando, era el hijo de un padre inmigrante que apoyó a uno de los regímenes más represivos en la Tierra. ¿Por qué tendríamos que admitir a gente que apoya el odio violento?.

     Hillary Clinton nunca puede afirmar ser amiga de la comunidad homosexual mientras ella siga apoyando políticas de inmigración que traen a nuestro país a extremistas islámicos que suprimen a las mujeres, los homosexuales y a cualquiera que no comparta sus opiniones o valores. (APLAUSOS).

     Ella no puede tener ambas cosas. Ella no puede afirmar ser apoyadora de esas comunidades a la vez que trata de aumentar el número de personas que están viniendo y que quieren oprimirlos.

     ¿Cómo esta clase de inmigración hace mejor nuestra vida?. ¿Cómo esta clase de inmigración hace mejor nuestro país?. ¿Por qué Hillary Clinton quiere traer aquí gente —en enormes cantidades— que rechazan nuestros valores?. ¿Por qué? Explíqueme. (...)

     Clinton quiere permitir que terroristas islámicos radicales lleguen a nuestro país, ellos, que esclavizan a las mujeres, y asesinan a los homosexuales. Yo no los quiero en nuestro país. (APLAUSOS).

     La inmigración es un privilegio, y no deberíamos dejar que nadie entre a este país que no apoye a nuestras comunidades, a todas nuestras comunidades, a cada una de ellas.

     Los estadounidenses ya han admitido cuatro veces más inmigrantes que cualquier otro país en la Tierra, cualquiera en el mundo. Cuatro veces más, por lo menos, porque ni siquiera sabemos quién está viniendo. Y seguimos admitiendo a millones más sin verdaderos controles o escrutinio.

     No es ninguna sorpresa que los salarios de nuestros trabajadores no se hayan incrementado en casi veinte años. Pregúntense ustedes por qué tenemos el apoyo de las multitudes, por qué tenemos este tremendo apoyo. Pregúntense por qué he conseguido más votos que cualquier Republicano en cualquier primaria en la historia del partido Republicano. Denle un vistazo a eso. Vean vuestra propia seguridad, vean los salarios. Durante dieciocho años ellos han estado estáticos, e incluso han descendido.

     Entonces, ya sea un asunto de seguridad nacional o de seguridad financiera, no podemos permitirnos seguir yendo como hasta ahora. No podemos permitirlo. Debemos 19 billones de dólares en deudas, y ya no tenemos opciones. Todas nuestras comunidades, de todos los ámbitos, están listas para alguna ayuda. Éste no es un acto de ofensa contra nadie; es un acto de defensa.

     Quiero que todos nosotros trabajemos juntos, incluso formando sociedad con nuestras comunidades musulmanas. Tenemos comunidades musulmanas en este país que son grandes, y tenemos que formar aquella asociación. Ahora, la comunidad musulmana es muy importante. Ellos tienen que trabajar con nosotros. Ellos tienen que cooperar con la aplicación de la ley y entregar a la gente que ellos saben que es mala; y ellos saben realmente dónde están ellos. Y tienen que hacerlo, y tienen que hacerlo ya.

     Quiero arreglar nuestras escuelas. Quiero arreglar nuestros puentes. Y nuestro mercado de trabajo, vamos a tener que hacer que despegue de nuevo. Vamos a hacer grandes tratos comerciales. Porque quiero que cada estadounidense tenga éxito, incluyendo a los musulmanes. Pero los musulmanes tienen que trabajar con nosotros. Ellos tienen que trabajar con nosotros. Ellos saben lo que está sucediendo. Ellos saben que él [el tirador de Orlando] estuvo mal. Ellos saben que la gente en San Bernardino actuó mal. Pero ¿sabe qué? Ellos no los entregaron. ¿Y sabe qué? Nosotros tuvimos muerte y destrucción.

     Hillary Clinton quiere vaciar la Tesorería para traer gente al país que incluye a individuos que predican el odio contra nuestros propios ciudadanos. Yo quiero proteger a nuestros ciudadanos, a todos nuestros ciudadanos.

     El ataque terrorista contra el club nocturno Pulse exige una investigación total y completa de cada aspecto del asalto. En San Bernardino, como un ejemplo, la gente sabía lo que estaba ocurriendo, pero ellos usaron la excusa de la singularización racial para no reportarlo. Ellos dijeron: "Oh, habíamos pensado eso, pero no quisimos usar la singularización racial", lo cual probablemente fue una excusa dada a ellos por sus abogados, de modo que no se metieran en problemas.

     Tenemos que saber de qué habló el asesino con sus parientes, sus padres, amigos y socios. Tenemos que saber si él estaba afiliado a alguna mezquita radical o a activistas radicales y cuál, si es que alguno, es el status de inmigración de ellos. Tenemos que saber, y saber pronto.

     Tenemos que saber si él viajó por todas partes, y con quién viajó. Tenemos que saber, y tenemos que asegurarnos de que cada persona implicada en este plan —incluyendo a cualquiera que sabía algo pero no nos dijo— sea llevada ante la justicia, porque cuando la gente sabe lo que está ocurriendo y ellos no nos lo dicen, y tenemos un ataque, y muere gente, aquella gente tiene que tener consecuencias. Grandes consecuencias. (APLAUSOS).

     Estados Unidos debe hacer más —mucho más— para proteger a sus ciudadanos, sobre todo a las personas que son víctimas potenciales de crímenes en base a sus trayectorias u orientaciones sexuales, como ustedes recién lo vieron en Orlando.

     Esto también significa que debemos cambiar nuestra política exterior.

     La decisión de derrocar al régimen de Libia, y luego la insistencia en el derrocamiento del régimen en Siria, entre otras cosas, sin planes para el día después, han creado el espacio para que ISIS se expanda y crezca como nadie lo ha visto antes.

     Estas acciones, junto con nuestro desastroso trato con Irán, también han reducido nuestra capacidad para trabajar en sociedad con nuestros aliados musulmanes en la región. Por eso nuestro nuevo objetivo debe ser derrotar el terrorismo islámico, no construír naciones. No más construcción de naciones. Eso nunca va a funcionar.

     Y, a propósito, hemos gastado casi cinco billones de dólares a través de los años tratando de construír naciones en el Medio Oriente, y aquello ha sido un completo y total desastre. Estamos mucho más lejos ahora que lo que lo estábamos hace quince años. Por ejemplo, la última misión importante de la OTAN fue la guerra de Hillary Clinton contra Libia. Aquella misión ayudó a desencadenar a ISIS en un nuevo continente.

     He dicho que la OTAN tiene que cambiar su foco para detener el terrorismo. Tenemos que enfocarnos en el terrorismo y tenemos que detener el terrorismo. Desde que he planteado aquella crítica, y está bien, no he recibido el crédito por ello, pero ésos son detalles menores. La OTAN ha anunciado desde entonces una nueva iniciativa —primera plana en el Wall Street Journal, hace cuatro días— enfocada simplemente en eso. Estados Unidos debe unir a todo el mundo civilizado en la lucha contra el terrorismo islámico... (APLAUSOS) ...tal como lo hicimos contra el comunismo en la Guerra Fría.

     Lo hemos intentado a la manera del Presidente Obama, pero no funciona. Él dio al mundo su viaje de disculpas. Nosotros conseguimos a ISIS, y muchos otros problemas, a cambio. Eso es lo que obtuvimos. Recuerde la famosa gira de disculpas. Estamos apenados por todo.

     Me gustaría concluír mis comentarios hoy expresando nuevamente nuestra solidaridad con la gente de Orlando que ha sufrido este horrible ataque.

     Cuando sea Presidente, prometo proteger y defender a todos los estadounidenses que viven dentro de nuestras fronteras. De dondequiera que ellos vengan, dondequiera que ellos hayan nacido, a mí no me importa. Todos los estadounidenses que viven aquí y que siguen nuestras leyes serán protegidos. (APLAUSOS). Gracias. Gracias.

     Tenemos que ser firmes, y vamos a ser inteligentes, y vamos a hacerlo bien.

     Estados Unidos será una sociedad tolerante y abierta. Estados Unidos será también una sociedad segura. Protegeremos nuestras fronteras en casa. Derrotaremos a ISIS en el extranjero. No tenemos otra opción.

     Aseguraremos que cada padre pueda criar a sus hijos en paz y seguridad. Haremos a Estados Unidos rico otra vez. Haremos a Estados Unidos seguro otra vez. Haremos a Estados Unidos grande otra vez.

     Gracias. Muchísimas gracias. Muchísimas gracias. (APLAUSOS). Gracias. Muchas gracias a todos. Lo aprecio. Gracias.–





1 comentario:

  1. Excepto porque Donald Trump denuncia del Islam radical que es anti-homosexual (a mi no me parece mal que sea anti-homosexual, el homosexualismo actual ya ni siquiera es una enfermedad mental sino una anti-cultura subversiva sinarquica y sionista que la plataforma pro-judia y pro-Gobierno Mundial QUIERE IMPONERNOS CON FALSOS ARGUMENTOS DE TOLERANCIA A FIN DE REDUCIR LOS INDICES DE POBLACION DE LOS PUEBLOS ARIOS, Y POR ENDE SUS CAPACIDADES DE AVANCE CIENTIFICO Y DE RESISTENCIA CULTURAL, ECONOMICA Y POLITICO-MILITAR. Toda religion sana y TRADICIONAL es bueno que sea anti-homosexual, no le veo problema etico ni politico a eso) todo lo demas que habla me parece un derechismo nacionalista WASP etnocentrico PERFECTAMENTE NORMAL Y SANO PARA LOS USA. No nos olvidemos quienes fundaron, quienes escribieron las leyes ni quienes HAN CREADO EL MODELO NORTEAMERICANO DE DESARROLLO ECONOMICO CAPITALISTA. No fueron los españoles ni los mejicanos, por Dios. ¿Que los gringos han abusado? De acuerdo, y mucho. Se los dice este simpatizante de Adolfo Hitler y el Nazismo Esoterico, que es quien estas lineas escribe, o sea que no se me puede acusar ni de democretino, ni de "chavista", ni de pro-Anglo y ni siquiera de "progre". Pero actualmente, nos guste o no, como TODA EUROPA (inclusive la de los Aliados) RESULTO VENCIDA CON EL FINAL DE SUS IMPERIOS TRAS LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL Y LA PARCIAL NORTEAMERICANIZACION DE SUS POLITICAS EXTERIORES AL INGRESAR A LA OTAN, DE LA QUE YA NO LE ES POSIBLE SALIRSE A NINGUN ESTADO MIEMBRO, debemos admitir que Estados Unidos Y SUS EXPRESIONES DEVOTAS, REFLEXIVAS Y MAS ELEVADAS DE LA FE BIBLICO-PROTESTANTE CULTIVADA EN LAS IGLESIAS APARECIDAS Y DESARROLLADAS EN ESA NACION, son, NOS GUSTE O NO, la expresion mas solida y expansiva de la cultura que llamamos Occidente Cristiano en el presente. Es eso, o el auge del "Eje del Mal" que se esta formando entre el BRIC, los pueblos negros dentro y fuera de America y que estan siendo politica y terroristamente orientados contra la raza blanca y nuestras instituciones occidentales, el Islam (y respecto a esa religion primitiva no hago diferencias entre el Islam radical y el moderado: No hay islamicos "moderados", sus instituciones financieras APOYAN SECRETAMENTE A TODAS SUS MILICIAS TERRORISTAS RADICALES NACIDAS EN OCCIDENTE, es una infiltracion mundial Y NO ES UNA RELIGION SINO UN SOCIALISMO TRIBAL IMPERIALISTA CON MATICES FILOSOFICOS, O SEA, UNA IDEOLOGIA) y el llamado "Socialismo del siglo XXI", que es un narco-petro-militarismo a duras penas anti-imperialista, no por razones ideologicas sino porque la presencia de los USA y de sus autoridades internacionales BLOQUEA Y PERSIGUE SUS NEGOCIOS. Pues bien, ante la alternativa de ese putrido "Eje del Mal" en formacion de todas las mafias del mundo metidas a agentes de la politica internacional y unos Estados Unidos nacionalistas bajo Trump, PREFIERO A TRUMP. Nadie puede culpar a un estadista por querer lo mejor para su pais, lo que sucede es que vamos a discrepar sobre lo que sea lo mejor. Si a Europa no le parece, QUE SIGA EL EJEMPLO DE INGLATERRA, SE SALGA TODA DE LA OTAN Y CADA CAPITAL QUE HAGA VALER LOS DERECHOS DE SUS CIUDADANOS EN EL MUNDO Y ASEGURE SUS FRONTERAS.¡Viva Trump!¡Viva la Raza Blanca!¡Viva el Nazi-onalismo Cristiano!¡Abajo el Tercermundismo, el Islamismo y el BRIC!¡Viva el Capitalismo, productivo, no especulativo!¡No a toda robo-lucion!Les escribio Max Brannon, desde San Salvador, Republica de El Salvador¡Adolf Hitler, Sieg Heil!

    ResponderEliminar