BUSCAR en este Blog

lunes, 30 de mayo de 2016

Cosas que Hay que Saber del Cristianismo



     En Marzo del año pasado en el sitio therebel.is su editor principal, Rebel of Oz, presentó el siguiente texto (10 Points Every Christian Should Know about His Religion) que ofrecemos aquí traducido, una especie de recordatorio de algunos puntos fundamentales que están estrechamente relacionados con el cristianismo a través de la Historia.


10 PUNTOS QUE CADA CRISTIANO
DEBERÍA SABER ACERCA DE SU RELIGIÓN
por Rebel of Oz
27 de Marzo de 2015



     "Cuando una persona sufre de una ilusión, aquello es llamado locura. Cuando muchas personas sufren de una ilusión, aquello es llamado religión" (Robert M. Pirsig).


     Desde que en segundo grado averigüé que Santa Claus era una patraña, nunca confié ciegamente otra vez en ninguna "creencia" que estuviera en conflicto con las leyes de la Naturaleza o con el sentido común. Inmediatamente resolví que el Conejo de Pascua tampoco era verdadero, cuestioné cada creencia religiosa, y desarrollé una sed insaciable por la verdad. Cuando tenía unos doce años yo ya me había convertido en un ateo, y consideraba que la Iglesia Católica era la más antigua, la más grande y probablemente la más peligrosa organización criminal en la Historia humana. Toda una verdadera hazaña para un monaguillo de 12 años criado en una familia de católicos fieles que, tanto entonces como ahora, practican su fe de acuerdo con las reglas.

     Aparte de mí (y una "oveja negra" de un tío), cada uno en mi familia va a la iglesia cada domingo y cada feriado religioso. Ellos son miembros de toda la vida del coro de la iglesia o de la orquesta, y trabajan como voluntarios en su parroquia local. Ellos ayunan en Cuaresma y acuden al confesionario antes de cada feriado religioso importante. Ellos comen sólo pescado —no otra carne— los viernes, y durante el Viernes Santo apenas comen algo en absoluto.

     Y siempre que ellos tienen una oportunidad, realizan peregrinaciones a Roma, Jerusalén, Lourdes en Francia, Fatima en Portugal, Alt-Ötting en Baviera y Czestochowa en Polonia. Sólo puedo llamarlos talibanes católicos.

     A medida que crecí, mi robusto escepticismo hacia las creencias religiosas se expandió hacia casi cada aspecto de la vida.

     Estimé que no son sólo los clérigos los que mienten para vivir, sino que también los políticos, y los periodistas, los médicos y los académicos.

     Algunos mienten más entusiastamente que otros, y a veces se ponen realmente creativos. Otros simplemente mienten por omisión, que es cuando deshonestamente dejan de mencionar hechos claves que, si fueran conocidos por el gran público, harían demasiado obvio que la narrativa oficial no tiene sentido. La quirúrgica recolección de datos climáticos por parte de los promotores del "calentamiento global" es un buen ejemplo de ello.

     El problema más grande que veo con la religión —con todas las religiones, no sólo el cristianismo— es que convierte al confiado, reflexivo y consciente homo sapiens en algo inferior y patético, parecido a una oveja dócil e indefensa. No es ninguna coincidencia que ellos llamen a Jesús "el buen pastor". Desde el punto de vista de una oveja, no hay tal cosa como un "buen pastor", porque la única razón por la que él cuida de ellas es porque desea su lana y su carne. Si yo fuera una oveja, haría todo lo posible para matar al pastor, y a los perros pastores junto con él.

     Las religiones convierten a la gente en ovejas estúpidas y crédulas. Los condiciona para que crean aseveraciones de hechos en base únicamente a la confianza ciega en la persona que las hace, o el medio con el cual aquellas declaraciones les son comunicadas, como la "Santa Biblia".

     Eso no significa que los seguidores de las religiones no se detengan de vez en cuando y piensen, debido a dudas sobre algunas de las más ridículas y chocantes creencias de sus religiones. Sin embargo, la presión social y la falta de tiempo a menudo impiden a la mayor parte de la gente cuestionar rigurosamente aquellas creencias y buscar la verdad. La intención de este ensayo es reunir una lista de hechos que cualquier cristiano debe saber para ser capaz de tomar una decisión informada acerca de si su fe merece su fidelidad.


PUNTO 1: ¿QUIÉNES ERAN LOS ISRAELITAS?

     "Israelitas" es el término cristiano para las tribus hebreas semi-nómadas y parecidas a los gitanos que han estado atormentando la región llamada la Fértil Media Luna durante miles de años.

     Ellos sólo ganaron una condición de Estado, por primera vez, conquistando Egipto. Después de ser suprimidos y explotados por los "hiksos" durante 4 generaciones, los egipcios lograron echarlos, un proceso conocido tanto por los cristianos como por los judíos como el "Éxodo".

     Después de vagar alrededor de la península del Sinaí y tratando de pasar inadvertidos hasta que el polvo se asentara, los hebreos conquistaron lo que llegaría a convertirse en Judea, Canaán y Samaria, con Jerusalén como el centro político y religioso del primer Estado "únicamente de judíos".

     Ellos hicieron aquello —supuestamente por orden de su dios de la guerra Yahvé— realizando un genocidio y una limpieza étnica a gran escala contra los habitantes originales, los amalecitas, los cananeos y los samaritanos, los antepasados de los palestinos de hoy. En otras palabras, la igualmente brutal ocupación sionista de "Israel" y de los "territorios palestinos" es un caso trágico de la repetición de la Historia.


Los judíos modernos ¿son los descendientes de los israelitas?

     Sólo el 3% de los judíos modernos son los descendientes de los hebreos de la época romana. Ellos son conocidos hoy como "judíos orientales" y son ciudadanos de tercera clase en Israel, detrás de los ashkenazis (el 90%) y los judíos sefardíes (el 7%), sólo ligeramente por encima de los parias de la sociedad israelí, los palestinos.


El origen secreto de los judíos Ashkenazim

     Los ashkenazis de habla yídish son los descendientes de los jázaros, una tribu turco-mongola que invadió Europa y destruyó el Imperio romano como parte de los hunos de Atila.

     Ellos inicialmente se instalaron en Hungría y se proveyeron de sus mujeres desde las ciudades y pueblos de los godos del Este, con toda probabilidad después de matar a todos los demás, para asegurarse de que la fuga no fuese una opción.

     Ya que los jázaros estaban tan ocupados asesinando y saqueando, los desafortunados frutos de aquellos matrimonios por violación terminaron por hablar la lengua germánica medieval de sus madres, entrelazada con palabras turcas, conocida hoy como yídish.

     Comprensiblemente, aquella descendencia no estaba tan apegada al tradicional culto turco al falo.

     Una vez que los jázaros se habían establecido como el mayor poder militar en la Europa medieval como el Khanato de Jazaria, con el mayor ejército permanente de 200.000 hombres, ellos se avergonzaron tanto ante sus vecinos cristianos y musulmanes que decidieron convertirse.

     Ya que sus principales socios comerciales, el Imperio cristiano bizantino de Constantinopla y el califato musulmán de Bagdad, eran enemigos mortales, ellos no podían hacerse cristianos o musulmanes, y por lo tanto decidieron convertirse a la raíz común de ambas religiones, el judaísmo. Para aquel objetivo ellos importaron a decenas de miles de rabinos desde el Imperio bizantino y establecieron escuelas de Talmud, que es de donde provienen los elementos hebreos del yídish. Finalmente los "judíos ashkenazis" (ashkenazi es la palabra hebrea para germano) olvidaron todo acerca de sus raíces huno-jázaras y comenzaron a creer que ellos eran israelitas.


El origen secreto de los judíos sefardíes

     Los sefardíes no tienen raíces hebreas tampoco. Ellos son los descendientes de las tribus bereberes del Magreb que en el siglo VII fueron unidas y convertidas por la reina guerrera judía Kahina y que aunaron fuerzas con los árabes en su búsqueda de conquistar Europa.

     Al igual que los hunos, los "moros" tampoco llevaban a sus mujeres acompañándolos, sino que se "proveían" localmente en ciudades y pueblos andalusíes. Así es cómo su descendencia terminó por hablar "ladino", un dialecto medieval del Sur de España entrelazado con términos bereberes y hebreos.


PUNTO 2: ¿QUÉ ES EL ANTIGUO TESTAMENTO DE LA BIBLIA?

     Ya mencioné la expulsión de los "israelitas" desde Egipto, un proceso conocido tanto por los cristianos como por los judíos como el "Éxodo". El libro del "Éxodo" del Antiguo Testamento cristiano (AT) es idéntico al libro del "Éxodo" de la Torá judía, porque el AT cristiano es básicamente una versión reciclada de la Torá hebrea original. Aquella Torá en sentido estricto no incluye la vil "tradición oral" que fue codificada después de la fundación del cristianismo como la madre de toda la literatura de odio, el infame Talmud babilónico, y mantenida escondida de los "Goyim".

     Al AT/Torá podrían estarle faltando algunos de los elementos más repugnantes del Talmud babilónico, sobre todo el nauseabundo respaldo a la pedofilia y las partes que proporcionan a los judíos una licencia para tratar a los Goyim de cualquier modo que ellos perciban que sea "bueno para los judíos", pero es tan genocida, si no aún peor, que el Talmud.

     También contiene historias indecentes, como la de Abraham, a quien Yahvé le ordenó que cortara la garganta de su primogénito Isaac y que lo arrojara a un fuego, pero que luego por suerte fue impedido por un ángel y se le dijo que no tocase la vida de su hijo. Esa historia no era un incidente aislado. Los hebreos fueron obligados durante siglos a sacrificar todo primer nacido de cada oveja, vaca o esposa que ellos poseyeran. ¿Por qué alguna persona sana adoraría voluntariamente a un psicopático e imbécil dios como ése?.

     El mayor problema con el AT/Torá es que nunca estuvo destinado a ser tomado literalmente, como lo hacen los cristianos. Es un poco como Santa Claus, el hada de los dientes y las historias del Conejo de Pascua, una especie de judaísmo para mujeres y niños. El verdadero sentido de la Torá estuvo siempre destinado sólo a oídos judíos (masculinos) y transmitido en secreto de generación en generación. Sólo después de la destrucción del templo de Jerusalén por los romanos la "tradición oral" fue escrita en el Talmud babilónico. A los judíos les estaba prohibido revelar sus contenidos a nosotros los Goyim, por motivos obvios, bajo la amenaza de castigo de muerte.


PUNTO 3: ¿QUIÉN ES EL DIOS AL QUE LOS CRISTIANOS ADORAN?

     Originalmente los hebreos antiguos tenían un panteón entero de dioses locales e importados, como todo otro pueblo. Aparte de su dios de la guerra Yahvé —el equivalente del dios romano de la guerra Marte y del dios griego de la guerra Ares—, los hebreos también adoraban a la consorte de Yahvé, Ashera, la diosa de las mareas, y otros dioses semíticos como El, Baal y Moloc.

     Durante su ocupación de Egipto, que duró 4 generaciones, los hebreos se vieron expuestos al concepto de monoteísmo. Los egipcios fueron la primera cultura mundial que sustituyó su panteón por sólo un dios, su dios-Sol "Atón". Ellos ya no se refirieron a él por su nombre, sino simplemente como "Dios". Ese cambio fue el resultado de una amarga rivalidad entre los cleros de los numerosos dioses egipcios, los cuales, como otros sacerdocios en otras partes, competían por el apoyo financiero y político de la élite. Por alguna razón, los sacerdotes de Atón fueron capaces de ganar la suficiente influencia sobre el rey egipcio para hacer que él hiciera de Atón el único y exclusivo dios egipcio oficialmente reconocido.

     Al sacerdocio de Yahvé le gustó la idea de deshacerse de todos los cleros rivales. Ellos lograron conseguir el apoyo total de la "aristocracia" hebrea para la construcción del primer templo de Jerusalén y la eliminación violenta de todos los dioses rivales. La historia del "becerro de oro" en el "Éxodo" es un reflejo de ese golpe.

     Siendo Yahvé el dios hebreo de la guerra, sus tendencias genocidas, su mal carácter fuera de control y su crueldad psicopática no deberían constituír ninguna mayor sorpresa. Eso es parte de la descripción de su trabajo.

     Por supuesto, todo lo que los hebreos sabían acerca de Yahvé les había sido dicho por medio del sacerdocio de aquél. Algunos cristianos sostienen que todas las cosas horribles que los sacerdotes de Yahvé afirmaron que eran la palabra de "Dios", como las demandas para cometer genocidio contra los cananeos o para cortar la garganta de sus bebés primogénitos y lanzarlos a un fuego, eran de hecho la palabra de "Satán".

     El problema con aquella teoría es que el AT/Torá no es un Smörgåsbord [palabra sueca para una mesa servida con diferentes variedades de platos]. Usted no puede seleccionar y elegir lo que a usted le gusta en el AT/Torá y llamarlo la "palabra de Dios", y a la materia que a usted le impacta, por muy buenas razones que tenga, llamarla "satánica". Eso sería hipócrita. Todo es palabra de Dios o todo de Satán; o más bien —si usted me pregunta— los sacerdotes hebreos compusieron todo eso.


PUNTO 4: ¿ERA JESÚS EL MESÍAS?

     A fin de responder esta interesante pregunta, tenemos que establecer primero qué o quién era o se suponía que era Cristo, la palabra griega para la hebrea Mesías. El Mesías hebreo es un líder mítico bastante violento, con poderes sobrehumanos, que se supone que librará a los hebreos de sus enemigos y los conducirá al gobierno mundial en la forma de muerte o esclavitud para todos los no-hebreos. Miles de años más tarde, los judíos todavía lo están esperando.

     Cuando a los hebreos la secta judaica de los cristianos les dijo que Jesús era el Mesías, ellos se disgustaron realmente. ¿Se supone que eso es así?, preguntaron ellos, sintiéndose estafados. Ellos obviamente habían esperado más. Ellos se molestaron tanto que la esposa judía del Emperador romano Nerón, Popea Sabina, le habló a su marido para que persiguiera enérgicamente a los cristianos.

     Los sacerdotes de Yahvé, de manera no sorprendente, no quedaron impresionados y compusieron toda clase de historias acerca de Jesús. Ellos difunden rumores de que Jesús era un mago egipcio y que su madre era una prostituta. El Talmud babilónico está lleno de palabras odiosas sobre él. Va incluso tan lejos como a decir que Jesús fue torturado y muerto por los guardias del templo de Jerusalén, no por los romanos, de los modos más espantosos.

     Dos mil años después, los judíos todavía odian a Jesús y todo lo cristiano con verdadera pasión. Ellos no necesariamente muestran aquel odio abiertamente, pero si ellos se sienten lo bastante poderosos, como en Israel y cada vez más en Estados Unidos, ellos lo hacen.

     Considerando aquellos hechos, los cristianos deberían preguntarse qué están deseando ellos. ¿Realmente anhelan ellos la venida de Cristo, en otras palabras, ser asesinados por los judíos o convertirse en sus esclavos? Si Jesús realmente fue el Mesías, ¿cómo es que los cristianos están todavía vivos y (nominalmente) libres?. Por supuesto usted podría argumentar que la mayor parte de nosotros trabaja el 95% de nuestra vida para pagar intereses (escondidos) e impuestos cobrados por bancos judíos y sus gobiernos marionetas, lo que es efectivamente una forma de esclavitud.


PUNTO 5: ¿CÓMO EL CRISTIANISMO SE CONVIRTIÓ EN
LA RELIGIÓN ESTATAL OFICIAL DEL IMPERIO ROMANO?

     Todo comenzó con Joseph ben-Matityahu (alias Tito Flavio Josefo) siendo encargado por los romanos con una operación psicológica (psyop) destinada a apaciguar a los problemáticos hebreos. Los romanos habían identificado correctamente la creencia de los hebreos en la llegada de un Mesías como la mayor causa para su insubordinación y rebeldía. En el momento en que los hebreos "identificaran" a uno de sus líderes como el Mesías, ellos se congregarían detrás de él y harían lo que él les dijera, no importa cuán demencial fuese. Eso es exactamente lo que sucedió en las guerras romano-judías y que causó a los romanos enormes dolores de cabeza.


     Tito Flavio Josefo era uno de los 30.000 prisioneros hebreos que fueron llevados a Roma después del saqueo de Jerusalén por el general Tito. La mayor parte de sus hermanos fueron obligados a trabajar en la construcción del Coliseo romano. Flavio Josefo fue más afortunado porque él era parte de la élite hebrea. Su madre era una princesa hebrea y su padre un sumo sacerdote en el templo de Jerusalén. A él se le asignó la tarea mucho más cómoda de escribir la historia de la guerra romano-judía y manipular a los hebreos para que aceptasen el dominio romano.

     La forma en que él abordó su tarea fue que él tomó trozos y fragmentos de un montón de dioses populares del Medio Oriente, muy principalmente de Hércules, Mitra y Horus, mezcló sus historias y fabricó a Jesús. Él no podía molestarse en salir con sus propias ideas, pero eso es comprensible: los judíos son mucho mejores robando las ideas de otra gente que basándose en su propia sub-desarrollada creatividad.

     Sólo piense en Albert Einstein, santo judío y prueba viva de que los judíos son más listos que los Goyim. Aquel mujeriego, golpeador de mujeres, comunista y refinado payaso robó todas sus famosas "invenciones" de sus colegas Goyim y de su primera esposa. Por supuesto, vuestro periódico judío no le hablará nada sobre eso.

     No me mal interprete: no estoy diciendo que los judíos no puedan ser creativos, sino que aquello por lo general se limita a presentar ideas innovadoras acerca de cómo crear dificultades, torturar o matar a los Goyim.

     El mensaje más importante de la historia de Jesús compuesta por Josefo era que JESÚS ERA EL MESÍAS, no exactamente la clase de Mesías que los hebreos habían estado esperando. El llamado a la acción de Flavio Josefo a sus hermanos estaba claro: dejen de esperar, paguen los impuestos, amen a sus enemigos, que son los romanos, y ofrezcan la otra mejilla. Si usted no es feliz con el arreglo, no se preocupe, sea feliz. Usted será recompensado generosamente, no precisamente ahora sino después de que usted muera. Los romanos no podrían haber hecho un trato mejor.

     Sin que fuera una sorpresa, el establishment romano fue muy solidario con la problemática secta judía que se llamaba a sí misma de los "cristianos". Ellos siguieron mirando para otro lado cuando los cristianos expulsaron violentamente a los seguidores de Mitra desde sus templos para convertirlos en iglesias cristianas. Esos escandalosos incidentes eran de ocurrencia bastante frecuente y fueron la causa principal de que las iglesias cristianas y los templos de Mitra tengan exactamente el mismo diseño. Las autoridades romanas sólo intervinieron cuando la cólera de los seguidores de Mitra explotó en disturbios que ocurrieron en varias ocasiones. Los tímidos intentos romanos de restaurar el orden público todavía son conocidos hoy como la romana "persecución de los cristianos". Dichas persecuciones son un mito. La única persecución cristiana que realmente ocurrió, tuvo lugar después de que la esposa judía del Emperador Nerón, Popea Sabina, había hablado a su marido para que culpara a los cristianos de incendiar Roma.

     Gracias al fuerte apoyo del gobierno romano, los cristianos fueron increíblemente exitosos, no tanto entre los adoradores de Yahvé sino entre los seguidores de otros credos. El sacerdocio hebreo hizo todo lo posible para desviar el esfuerzo misionero de los cristianos desde los adoradores de Yahvé a los "Goyim". Ellos llegaron incluso tan lejos como a infiltrarse en la temprana Iglesia cristiana, una estrategia que comenzó mucho antes de los "jesuítas". Ha sido una práctica común desde la falsa "conversión" del apóstol Pablo.

    Gracias a los esfuerzos desviacionistas de los sacerdotes de Yahvé, los cristianos pronto enfocaron sus esfuerzos de reclutamiento en los más desfavorecidos de la sociedad romana, es decir, soldados y esclavos. Los mensajes cristianos como "Jesús te ama" y "los pobres van al cielo, los ricos al infierno" se adaptaban realmente bien con aquellos que no tenían ningún derecho y ninguna opción, ni la esperanza más leve de mejorar su situación. Ellos fueron admitidos aún mejor por la élite romana, los principales beneficiarios del statu quo. Los cristianos predicaban a soldados y esclavos que su miseria y sufrimiento finalmente trabajarían en su favor. Ellos también les enseñaban que la utilización de la violencia para mejorar su situación, en vez de ofrecer la otra mejilla, los privaría de su duramente ganada compensación en la vida futura. Por eso estaba en el mejor interés de la élite romana si sus esclavos y soldados se convertían todos al cristianismo. Por eso la fe cristiana —poco después de su invención— fue convertida en la religión estatal oficial del Imperio romano.


PUNTO 6: ¿POR QUÉ LAS POTENCIAS COLONIALISTAS
EUROPEAS DIFUNDIERON LA FE CRISTIANA?

     Para contestar esta pregunta, primero tenemos que examinar por qué los romanos se molestaron en difundir la fe cristiana. Una cosa es cierta: no les gustaban las religiones de algunos países que ellos conquistaron y ocuparon. Julio César, por ejemplo, comentó que uno de los motivos de por qué le tomó seis años derrotar a los galos era la firme creencia de éstos en la reencarnación, la que los hacía menos temerosos de la muerte.

     Con las tribus germánicas, la situación no fue muy diferente. Su religión los hacía comportarse al menos igual de feroces. La dirigencia romana de aquella época llegó a reconocer cada vez más que, a fin de derrotar a un pueblo, es tan importante controlar o eliminar su religión como acabar con sus tropas.

     Esto tiene mucho que ver con el papel social de la religión. Es básicamente la fe, no el control basado en el conocimiento, el instrumento usado por la élite. Si un poder extranjero quiere tomar el control de otro pueblo, es crucial derrotar toda la gama de poder de la vieja élite. La religión es una parte vital de ello. Se sabe que la fuerza militar, la creación de riqueza, la educación y los medios de comunicación son importantes también, pero el poder de la religión como un instrumento de control es que ella funciona al nivel de la fe, fuera del alcance del pensamiento racional.

     Ésta es exactamente la razón de por qué el Emperador romano Tito encargó al prisionero hebreo Flavio Josefo la tarea de destruír el mito del Mesías judaico. Él esperaba que inventando a Jesus Christus y vendiéndolo como el mágico líder militar que los hebreos habían estado esperando durante miles de años, los judíos asumirían con menor probabilidad una actitud y una rebelión ante los romanos.


    Esto es también por qué Carlomagno ejecutó a 4.500 valientes guerreros sajones y hombres nobles en Verden [Baja Sajonia, Alemania, Octubre de 782], para imponer la fe cristiana (incluyendo el feudalismo) sobre la tribu sajona, convirtiendo de esa manera a orgullosos y libres hombres germánicos en siervos patéticos. También es la razón de por qué, siempre que potencias europeas han colonizado a un país extranjero, sus soldados siempre han tenido a los misioneros llegando después de ellos. Aparte de aplastar las estructuras de creencias que apoyan a las viejas élites, las escuelas de misioneros sólo han tenido una tarea crítica: preparar colaboradores que ayuden a los opresores extranjeros a controlar a los locales, a cambio de un estilo de vida de "negro de casa" ligeramente privilegiado.

     Sería patéticamente ingenuo creer que el trabajo misionero ha tenido algo que ver con difundir desinteresadamente la única y exclusiva fe verdadera. En realidad, se trata de una operación psicológica con el solo propósito de destruír las estructuras de creencias religiosas de una sociedad derrotada, su control, explotación y eventual aniquilación.

     Mao Tse-Tung fue un clásico producto de tal preparación de traidores. Él fue cuidadosamente escogido por los señores de la droga Windsor-Rothschild desde una escuela misionera de Hong Kong. A él se le encargó el trabajo de establecer el control total de China en beneficio de la City de Londres. El hecho de que él fuera un comunista es irrelevante. La ideología comunista era sólo el vehículo político de moda en aquellos días, usado para reclutar un número suficiente de partidarios radicalizados para apropiarse del poder en países que no se someterían al control anglo-judeano.

     Vea usted, toda la gente que tiene un verdadero poder en la China comunista, aquellos que están a cargo de los asuntos financieros, no eran cristianos. Ellos eran judíos de Shanghai, los descendientes de los distribuidores chinos de los judíos sefarditas de Bagdad y Goa que vendían el opio afgano a China. Aquellos distribuidores se habían inter-casado con los hijos de sus proveedores judíos, Sassoon y Kadoori, a fin de consolidar sus lazos económicos.

     Éste siempre ha sido un tema común en el colonialismo europeo. El trabajo sucio, la matanza, la tortura, la privación de comida y el envenenamiento fueron realizados por cristianos, mientras los titiriteros judíos en la cima se enriquecían. Cristóbal Colón y su hermano, judíos sefardíes de Génova, son un ejemplo bien conocido. Durante su lucrativo segundo viaje a la isla La Española (ahora Haití y República Dominicana) ellos consiguieron que sus tropas literalmente borraran a la población nativa entera. La gente local —por alguna extraña razón— era decepcionantemente difícil que sirviera como sus esclavos, de modo que en venganza los hermanos Colón hicieron que sus "cristianos" soldados españoles asaran a millones de aquellos recalcitrantes "salvajes" hasta la muerte.

     El modelo fue el mismo en Asia del Sudeste. Los judíos sefardíes comerciantes de especias que estaban detrás del colonialismo holandés querían tener el monopolio en el lucrativo comercio de nuez moscada. Por eso ellos hicieron que el Gobernador General "holandés" Coen (!) dejara que sus soldados cristianos borraran a la población nativa entera de las indonesias islas Banda, asegurando que los judíos fueran los únicos que sabían cómo producir aquella popular especia. (Por si usted no lo sabe, Coen o Cohen es un apellido judío común y muy prestigioso. Originalmente significaba un guardia del templo de Jerusalén. En estos días llevar aquel apellido es equivalente a ser de la nobleza judía. Los judíos con aquel apellido por lo general sólo se casan con alguien perteneciente a la misma élite racial).

     El rasgo de la fe cristiana que mentalmente permitió a los cristianos comportarse de modos tan malvados, y que los hizo tan valiosos como un instrumento de la colonización judía, es el que los infecta con el virus mental hebreo que es la creencia en el imbécil y genocida dios de la guerra Yahvé, el cual tiene un conocido registro de ordenar a sus adoradores que arrasen poblaciones enteras, niños y mujeres embarazadas por igual.


PUNTO 7: LOS CRISTIANOS ¿HAN REEMPLAZADO A LOS JUDÍOS
COMO EL PUEBLO ELEGIDO DE DIOS?

     Muchos cristianos creen que su dios ha descartado a los judíos como su pueblo elegido después de que mataran a su hijo Jesús, y que ha sustituído a los seguidores de Jesús, los cristianos, como sus "elegidos". Eso explicaría por qué ellos han estado comportándose como judíos desde entonces. La misma actitud supremacista hacia los "paganos" que los hebreos hacia nosotros los "Goyim". La única diferencia entre los dos es que el supremacismo judío es puramente racista, que es por lo cual ellos no están interesados en conversiones, mientras que para los cristianos cualquier "pagano" que se convierta al cristianismo automáticamente llega a ser un hombre cabal.

     La actitud cristiana hacia los conversos de otras razas es comparable a la de los ashkenazis hacia los sefardíes y los judíos orientales, que son ciudadanos de segunda y tercera clase en la sociedad israelí. Desde su punto de vista, un sefardita o un judío oriental es todavía mejor que un "Goy", pero de ninguna manera casi tan bueno como un ashkenazi. Del mismo modo, para un cristiano, un cristiano de otra raza es mejor que un no-cristiano, pero no tan bueno, sin embargo, como un cristiano de la misma raza.

     Ahora, la pregunta de si los cristianos han reemplazado a los judíos como el pueblo elegido de Dios sólo importa si usted cree que Dios existe. Ahora, ¿por qué creería usted que Yahvé, el dios hebreo de la guerra, era real, pero no el dios romano Marte o el dios griego Ares?, ¿porque un sacerdote de Yahvé escribió un libro que dice que Yahvé era real, y que los otros dioses no lo son? El sacerdote de Yahvé obviamente se beneficia de la gente que cree eso, porque ello le proporciona ingresos y poder sobre usted. Pero eso no lo hace más convincente, ¿verdad? Añada a eso el hecho de que los sacerdotes de Yahvé se dan a sí mismos y a sus seguidores una licencia anual para mentir y hacer trampas, con su rezo más santo, el Kol Nidre, durante el más sagrado feriado judío, el Yom Kipur.


PUNTO 8: ¿POR QUÉ LA FE CRISTIANA NO HA SIDO
CAPAZ DE ACABAR CON LA POBREZA Y LA GUERRA?

     La respuesta es simple. Es porque nunca ha querido hacer eso. Tal como el comunismo y el socialismo fueron un vehículo político de los banksters judíos que nunca tuvieron la intención de mejorar la suerte de las masas o acabar con todas las guerras, la fe cristiana —independientemente de sus atractivas afirmaciones— nunca ha tenido tales planes tampoco. Se trata de un tranquilizar a las masas con sus hermosos mensajes de amor y paz, pero en realidad es sólo una operación de control de la mente, lobotomizando a la gente de voluntad libre, haciéndolos incapaces de pensamiento crítico, privándolos de su sentido común y convirtiéndolos en ovejas patéticamente crédulas y obedientes.

     Si bien los romanos al principio crearon la secta judía de los cristianos como una operación psicológica para pacificar a los militaristas y fanáticamente violentos judíos, ella fue rápidamente cambiada por los judíos en algo muy diferente. Se convirtió en un instrumento de opresión, convirtiendo a gente antes libre en siervos, mientras los judíos siguieron viviendo libremente en ciudades autónomas, haciéndose más ricos financiando guerras, prestando dinero y vendiendo joyería, seda y especias a precios de monopolio.


PUNTO 9: ¿SON LAS IGLESIAS PROTESTANTES UN POCO
MEJOR QUE LA IGLESIA CATÓLICA O LA ORTODOXA?

     Por supuesto que no lo son. El objetivo de las Iglesias Protestantes era hacer a los judíos más poderosos. Considerando la distancia física a Roma, a los financieros judíos de los príncipes locales no les gustaba el poder que el Obispo de Roma tenía sobre ellos. Ellos querían tener sólo a un amo, su banquero judío.

     Ellos también quisieron censurar la Biblia cristiana, el Nuevo Testamento para ser precisos. La Iglesia Católica no estuvo interesada. Quería preservar el latín original porque allí es donde su poder se fundaba.

     Por eso uno de los mayores "logros" de las Iglesias Protestantes fue traducir la Biblia en lenguas locales, no sin cambiar lo que originalmente decía, por supuesto.

     Las Iglesias Protestantes proporcionaron a los banksters judíos "oportunidades de oro" para financiar más guerras que nunca antes. Los católicos no estuvieron menos dispuestos a luchar unos contra otros que contra los Protestantes, y viceversa por supuesto.


PUNTO 10: ¿PUEDE SER ARREGLADO EL CRISTIANISMO?

     No me mal interprete. Amo a Jesús. Él es grande. Es demasiado malo que él no sea real. Sin embargo, Santa Claus no es real tampoco, pero celebro la Navidad cada año. No la celebro al modo que los judíos quieren que lo hagamos, como la visita anual de un hombre gordo, viejo, sin afeitar, vestido con ropas rojas, viajando e irrumpiendo en las casas de un modo algo mágico. La celebro en su sentido original, una celebración del natalicio de Jesús. No importa que Flavio Josefo lo hubiera inventado.

     Mi punto es que es decisión nuestra qué sentido damos a las cosas. Podríamos darles también significados que nos inspiran y nos potencian y nos hacen mejores personas en vez de hacernos a todos deprimidos.

     Si queremos salvar la religión cristiana, tenemos que obligarla a honrar sus cheques. Me gusta el mensaje cristiano de amor y paz, aunque creo que necesitamos su lado rebelde, la rebelión contra los malvados judíos.

     El paso más importante, si queremos arreglar el cristianismo, es librarlo de todo lo judío. Arrojar la Torá, es decir el Antiguo Testamento, el cual realmente debería ser hecho ilegal, sería un buen comienzo.–




2 comentarios:

  1. Bastante ilustrativo el artículo y muy buena traducción.
    Siempre es bueno aprender cosas nuevas.
    Vuestro blog cumple una excelente labor, felicitaciones.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. YA LO DIJO EL TIO ADOLFO EN SU MOMENTO - JUDAISMO - COMUNISMO - CAPITALISMO - SOCIALISMO - CRISTIANISMO - MASONERIA - SON DIFERENTES BRAZOS DE LA MISMA BASURA.
    EL NAZISMO ES LA MAS SIMPLE Y CLARIFICADORA DOCTRINA QUE UNA PERSONA O UN PUEBLO PUEDEN APLICAR.

    GUILLERMO

    ResponderEliminar