BUSCAR en este Blog

jueves, 3 de marzo de 2016

Sobre el Socialismo y el Islam en Alemania



     A fines de 2014 en michael-mannheimer.net, sitio del escritor y periodista alemán Michael Mannheimer (seudónimo de Karl Michael Merkle, 1954), conocido personaje crítico del Islam en Alemania, se publicó el siguiente escrito que presentamos en castellano (desde la versión en inglés de gatesofvienna.net), que analiza los diversos tipos de socialismo bajo los que ha estado viviendo Alemania, incluyendo el del NSDAP, caracterizado netamente como un partido de Izquierda, hasta el actual, "políticamente correcto" y marxista cultural, cuyo uso de invasiones de islámicos para acabar con los pueblos que tanto odia lo sitúa en la categoría de los traidores.


ISLAMIZACIÓN: EL MILENARIO CRIMEN
CONTRA ALEMANIA Y LOS PUEBLOS DE EUROPA.
Un Ajuste de Cuentas con los Partidos Responsables
por Michael Mannheimer
27 de Noviembre de 2014



CÓMO LOS SOCIALISTAS INTENTAN DESTRUÍR 
EUROPA CON LA AYUDA DEL ISLAM


Alemania y Europa: Bajo el Dominio del Socialismo durante Más de Cien Años

     Desde hace cien años una lucha a muerte ha estado arreciando en Alemania y Europa. Esta batalla se ha dividido en distintos episodios históricos por los partidos responsables, de modo que no puede ser reconocida como tal. Sin embargo, esos episodios están todos estrechamente entretejidos, y tienen sólo un objetivo, a saber, la destrucción de Alemania, el fracaso de la nacionalidad europea y la disolución del núcleo de todas las sociedades: la familia. La responsable de esta batalla de vida o muerte es una ideología que se retrata a sí misma frente al mundo exterior como una ideología de paz, de bienestar social y del fin de la explotación de la gente por otra gente.

     Pero en todas partes donde esta ideología ha llegado al poder en sus diversos experimentos, ha extendido solamente la miseria, la pobreza, el miedo y el horror. Esa ideología comenzó su marcha victoriosa en Alemania a finales del siglo XIX, se extendió a través de medio mundo y ha gobernado Alemania y la mitad del continente europeo casi ininterrumpida, excepto durante 1918-1919. Su nombre es Socialismo.


Archi-Traidor August Bebel:
Su Traición y la del Partido Socialdemócrata
Llevaron a Alemania a la Primera Guerra Mundial

     August Bebel, presidente del SPD (Partido Social Demócrata de Alemania) ya anticipó el fracaso de Alemania como un Estado-nación. En su calidad de diputado del Reichstag y jefe de partido, él comunicó secretos militares sensibles a Inglaterra, en ese entonces el archi-rival del Imperio alemán. En 1911 él comunicó la falsa información de que un ataque sorpresa alemán estaba planeado contra la flota británica, lo que condujo a una actividad política frenética y a un programa de construcción naval de alcance sin precedentes. Bebel esperaba forzar a Alemania a un conflicto con la potencia mundial Gran Bretaña, de la cual Alemania, según su cálculo, resultaría tan debilitada que quedaría "madura" para una revolución socialista. Lo cual en efecto sucedió.


     Sin una buena causa, el SPD firmó la autorización de créditos de guerra en 1911, y abrió el camino a la más sangrienta guerra hasta ahora, la primera guerra mundial en la Historia, una guerra que probablemente nunca habría ocurrido —o al menos no en la forma en que lo hizo— si no hubiera sido por la alta traición de Bebel y la firma de su partido de la autorización de créditos de guerra. Y los poderes izquierdistas sabían, como siempre, cómo hacer responsable al Imperio alemán del estallido de esa guerra.

     Después del final de la guerra, Alemania tuvo que aceptar un humillante tratado de paz que impuso la pérdida de grandes partes de su territorio, así como una indemnización de guerra la cual —cualitativa y cuantitativamente— nunca había sido antes vista, y que una Alemania "reunida" pagó sólo hace unos años. El Tratado de Versalles preparó el camino para la siguiente catástrofe del siglo —la Segunda Guerra Mundial— e hizo, visto en retrospectiva, de la Primera y Segunda Guerra Mundial el equivalente de una segunda Guerra de los Treinta Años en la historia alemana.


Ya en la República de Weimar la Izquierda Intentó Bolchevizar a Alemania

     La Izquierda —consistente en gran parte en adherentes del SPD y del USPD (Partido Socialdemócrata Independiente de Alemania)— puso manos a la obra inmediatamente después del final de la Primera Guerra Mundial en 1918-1919 (la "Revolución de Noviembre") para "bolchevizar Alemania a la imagen de la Unión Soviética", estableciendo consejos de trabajadores y soldados en numerosas ciudades de Alemania (el Consejo de la República en Bremen, el Consejo de la República en Múnich, el Consejo de los Soldados en Ludwigsburg, etc.), con el objetivo de convertir a toda Alemania en una república soviética autónoma.

     El SPD (Partido Socialdemócrata), USPD (Partido Socialdemócrata Independiente) y el KPD (Partido Comunista) —aunque enfrascados en violentas guerras intestinas— luchaban en ese entonces por más o menos el mismo objetivo, que era importante para todos ellos: luchar contra y de ser posible liquidar a las fuerzas "burguesas" y "revisionistas", vistas por la Izquierda sobre todo en el SPD.


Para Deponer al Bolchevismo Soviético Internacionalmente Establecido, los Socialistas Alemanes Fundaron un Partido Nacional-Socialista, el NSDAP

     En el contexto de las purgas políticas y el genocidio de elementos feudalistas, como aquellos llevados a cabo en Ucrania primero por Lenin y luego por Stalin, en los cuales millones de personas cayeron víctimas, horrorizando a los alemanes de entonces, hubo un acontecimiento apenas reconocido por la investigación histórica hasta esta fecha: la formación del NSDAP a partir de una rama local del SPD bohemio. Los fundadores del partido culparon a la orientación del bolchevismo soviético, que era internacional y enfocada en la dominación mundial, por el asesinato de masas y la incomprensible miseria económica en Rusia / Unión Soviética, e intentaron, por oposición a esto, establecer su propio socialismo, orientado solamente en sentido nacional.


Hitler y el NSDAP eran Izquierdistas

     "De acuerdo con la idea del NSDAP, somos la Izquierda alemana... Nada es más odioso para nosotros que el burgués derechista" (Joseph Goebbels, 1931, en Der Angriff).

     Con la ayuda de un cierto Adolf Hitler y su amigo partidista, Goebbels, el NSDAP logró edificarse como el poder político más importante en la República de Weimar. En ningún momento durante aquel tiempo el NSDAP fue percibido como un partido "derechista". Muy por el contrario, las declaraciones de Hitler y Goebbels confirman que la dirección del partido era socialista —más precisamente, nacional-socialista—, ergo, su objetivo no era la salvación del mundo entero sino la salvación de Alemania, sus trabajadores y agricultores, no la clase media ni la industria pesada, como ahora sabemos.

     Ese programa fue adoptado y, en sus luchas electorales, el NSDAP recibió el apoyo cada vez más fuerte de los trabajadores. Cientos de miles —en realidad, millones— de antiguos votantes del Partido Comunista alemán votaban ahora a favor del NSDAP, algo que nuestros mentirosos informes de los medios de comunicación casi siempre ocultan. Hitler mismo fue un miembro del efímero Consejo de la República en Múnich, y, junto con la esvástica que él personalmente diseñó, adoptó el color rojo como una indicación de un movimiento socialista en su partido.

    "Hay muchos alemanes que identifican a la Derecha con el Mal, y a la Izquierda con el Bien. Esto no es provechoso para su perspectiva histórica. Por ejemplo, fotografías y películas recién descubiertas muestran que el 26 de Febrero de 1919 Hitler caminó en el cortejo fúnebre para Kurt Eisner, el gobernador bávaro (quien era, además, judío). Durante las dramáticas semanas del Consejo de la República en Múnich, el régimen revolucionario envió a Hitler a la principal estación de ferrocarril como guardia. Sus compañeros lo eligieron como el soldado representante de su regimiento en el ejército revolucionario" (historiador alemán Götz Aly).

     El Tercer Reich fue un claro caso del sistema socialista: introducción de unas vacaciones pagadas de 14 días (por primera vez en la Historia del mundo), recuperación del trabajador y de su familia a costa del Estado, y una economía planificada dirigida por el Estado, aunque todavía privatizada, con exigencias claras acerca del tipo y cantidad de la producción.


     Los nacionalsocialistas eran de Izquierda. Hasta este día, los izquierdistas celebran el "Día del Trabajo” proclamado por Hitler.

     Sólo unas pocas personas en Alemania saben que el "Día del Trabajo" fue un feriado introducido por los nacionalsocialistas. Mientras hay que tener cuidado aquí para no tener ninguna manifestación en el cumpleaños de Hitler, porque los izquierdistas sobre-actúan; mientras una Eva Hermann [1] fue despojada de todos sus cargos y públicamente condenada al ostracismo por una inocua comparación que aludía al nacionalsocialismo, la Izquierda canta la Internacional, sin avergonzarse e imperturbable, el 1º de Mayo y celebra de esa manera un feriado introducido personalmente por Adolf Hitler. Esto demuestra la locura de la Izquierda controlando nuestras simpatías y estupidizándonos.

[1] Eva Hermann, escritora y presentadora alemana de televisión, que trabajó en el programa nacional de noticias Tagesschau para NDR (Radio Alemana del Norte) entre 1989 y 2006, hasta que una "campaña de denuncia" iniciada por la "feminista en jefe" Alice Schwarzer tuvo su efecto en los medios de comunicación y la directiva de la NDR.

     En volantes y en columnas publicitarias en sus primeros años, los nacionalsocialistas se jactaron de que ellos eran el principal país socialista en el mundo. El economista Ludwig von Mises merece el crédito por haber descubierto y demostrado de manera incontrovertible este sistema Nacional-Socialista.


Después del Final del Izquierdista Tercer Reich, 17 Millones de Alemanes Tuvieron que Vivir bajo otra Dictadura Izquierdista

     Mientras en Alemania Occidental después de la Segunda Guerra Mundial hubo un período de veinte años de recuperación tras la doctrina socialista, haciendo posible el "Milagro Económico alemán", el terror socialista continuó sin parar en la RDA.

     El Partido Unidad Socialista de Alemania [SED, Sozialistische Einheitspartei Deutschlands] reclutó nuevos miembros justo después de la 2ªGM con el siguiente texto, probando con esto que los "nazis" estaban orientados hacia la Izquierda:

     "El SED pide vuestra ayuda para el nuevo comienzo de Alemania, incluso si usted alguna vez se acercó al NSDAP, no por motivos egoístas o materialistas sino por convicción e idealismo; si usted fue allí con la creencia de que encontraría lo que está bien, de que encontraría el socialismo. De ser así, únase a nosotros. La promesa que Hitler hizo, y que nadie cumplió, el SED la cumplirá".

     Por presión de la fuerza de ocupación soviética, los partidos socialdemócrata (SPD) y comunista (KPD) del Este se unieron para convertirse en el SED, y oprimieron a su pueblo con organizaciones casi idénticas a las de los derrotados nacionalsocialistas. Lo que había sido la Juventud Hitleriana (HJ) era ahora la "Juventud Alemana Libre" (FDJ) en Alemania Oriental. Lo que había sido la GESTAPO era ahora la STASI. El SED fue sin duda el segundo peor partido en la historia alemana, después del NSDAP, y si usted no cuenta la tortura, la justicia de los tribunales-circo, la construcción del Muro, la gente que murió en el Muro, la ausencia de la mayor parte de los derechos democráticos y otros derechos humanos, en cierta forma fue una versión light del Tercer Reich. En su nueva encarnación como el SED, el Partido Socialdemócrata Alemán desempeñó un papel dominante y vergonzoso. Pero aquello cambiaría, como veremos.


La Alemania Libre y Democrática de 1949-1968 Se Desintegró con la Aparición del Movimiento del '68

     Pero volvamos una vez más a la República de Bonn (RFA). Con la aparición del Movimiento de 1968 [2], esta república enfrentó su mayor desafío político interno, no le supo hacer frente, y, como sabemos, se desplomó sobre él. Como un veneno que se filtra sin ser apenas notado, los socialistas del '68 se instalaron en casi todas las posiciones estratégicas en los medios de comunicación, en la educación, en los sindicatos, en la política y en el sistema judicial, y, poco a poco, crearon en la una vez libre Alemania Occidental (posiblemente la época más libre en la historia alemana) un régimen izquierdista controlador de actitudes. Estamos viviendo su punto alto ahora.

[2] https://en.wikipedia.org/wiki/German_student_movement

    "El mundo simplemente debería matar a los héroes alemanes como a perros con rabia" (Joschka Fischer, Alianza 90 / Verdes).

    "Creo que la cultura cristiana occidental como tal nunca existió. De hecho, fue construída para excluír a otros grupos" (Cem Özdemir, Alianza 90 / Verdes, 25 de Noviembre de 2011).

     Usted sólo era políticamente correcto si usted pensaba como los izquierdistas. Cualquier otra clase de pensamiento fue criminalizado; peor aún, nazificado. Si usted no era izquierdista, usted era en el mejor de los casos un derechista, y en el peor, un nacionalsocialista. El centro burgués, el conservadurismo, fue suprimido del lenguaje, y si aquél debía mostrar su cara de todos modos, fue hecho retroceder hasta el club del nacionalsocialismo. La última rebelión de los conservadores bajo el miembro de la CDU (Unión Demócrata Cristiana) Friedrich Merz, que exigió respeto por la cultura principal alemana, fue tan completamente condenado que nadie a partir de entonces se atrevió a expresar la cosa más natural en el mundo: exigir respeto y preservación de la cultura y el imperio de la ley del pueblo alemán que había estado madurando durante siglos.


Con la Reunificación, la RFA Se Convirtió en una Versión Light Pan-Germánica de la RDA

     De ahí en adelante, los izquierdistas tuvieron el camino despejado. Sobre todo con la unificación de 1990 (que fue de hecho una hostil toma de control de la más grande RFA por parte de la considerablemente más pequeña pero ideológicamente muy bien preparada RDA), la Izquierda pudo entonces preparar el golpe mortal contra la Alemania que ellos odiaban.

    "Yo desearía que Francia llegara hasta el Elba, y que Polonia limitara directamente con Francia" (Sieglinde Frieß, Alianza 90 / Verdes, dicho ante el Parlamento).

     En unas pocas décadas, sin consultar a la gente, los izquierdistas admitieron a millones de inmigrantes islámicos, que eran culturalmente, religiosamente y por historia intelectual, incompatibles con Occidente. Su objetivo era diluír a los alemanes étnicos hasta tal punto que ellos o desaparecerían o no tendrían peso político en su propio país. Tal como un "investigador" de la inmigración, un turco étnico, se jactó recientemente por televisión, el 40% de los alemanes ya tiene, directa o indirectamente, un así llamado contexto de inmigración. Konrad Adenauer —mucho menos Bismarck— ya no reconocería su país; ha cambiado mucho.


La Islamización provocada por los Izquierdistas Nos Ha Traído a un Lugar de Temor, Violencia, Intolerancia Religiosa y Peligro para los Alemanes Étnicos

     Ciudades interiores enteras en Alemania son dominadas por musulmanes. Ya hay escuelas donde ni una persona, incluyendo los profesores, es un alemán. Sé de un kindergarten en una importante ciudad alemana con 172 niños. Tres de ellos son alemanes étnicos. En escuelas primarias y secundarias en los Estados, los niños alemanes están en gran parte en minoría y tienen que soportar la intimidación diaria por parte de alumnos turcos o árabes.

    "Esto podría sorprenderlo a usted, pero soy un traidor de mi pueblo. Amo y pido la muerte étnica. Congratulo a los polacos por su territorio ganado y a los checos por la paz y tranquilidad que ellos han conseguido de los alemanes de los Sudetes" (Christin Löchner, Die Linke, La Izquierda).

     Las muchachas alemanas son sexualmente molestadas en las discotecas, o en los buses o en el metro por miembros de la raza superior islámica, y deben oír insultos como "puta", "perra" y otros peores. Si ellas rechazan las proposiciones sexuales, son llamadas "racistas". En las estaciones de ferrocarril, los pasajeros alemanes son regularmente golpeados, muchos incluso asesinados. En el mismo período de tiempo en el cual el Grupo 9-NSU [Movimiento Nacionalsocialista Clandestino] ha matado a 9 extranjeros, más de 6.300 alemanes fueron asesinados y golpeados hasta la muerte por inmigrantes musulmanes, y cientos de miles mutilados. Estas víctimas no tienen ningún grupo de presión política (lobby). Los medios de comunicación están manteniendo este genocidio alemán interno estrictamente bajo la alfombra.


El Nuevo Anti-Semitismo Tiene un Nombre: Islam

     Ni en Alemania ni en otros países europeos occidentales pueden los judíos ser ellos mismos. Ellos llevan puesto su gorro (yarmulke) cada vez menos a menudo en público. Una y otra vez, los judíos son atacados, acosados, apuñalados o incluso muertos sin motivo, no por alemanes étnicos o europeos autóctonos sino por musulmanes inmigrantes, que han traído con ellos su odio religiosamente innato al judío. Los musulmanes no se integran en ningún país occidental en la manera que se ha hecho familiar con otros inmigrantes no-islámicos. La razón es, una vez más, religiosa. En el sura 5:51 del Corán, Alá ordena que ellos no sean amigos con no-musulmanes (específicamente "cristianos y judíos"). Estos y otros suras aún más mortales están siendo enseñados aquí mismo en Europa en las —por ahora— miles de mezquitas, que el Islam ha construído con la ayuda de políticos europeos. Y ellos producen cada vez más su efecto deseado.

     Europa se ha convertido en el área de apoderamiento para el Islam. Los soldados europeos son brutalmente asesinados por musulmanes inmigrantes en las calles públicas. En Alemania, la primera policía de la sharia está patrullando y comenzando a supervisar la observancia de esas leyes de la Edad de Piedra (incluso por alemanes étnicos). En Inglaterra, las unidades anti-terroristas descubren ¡más de 100 ataques terroristas semanales planeados por musulmanes! Los europeos tradicionalmente involucrados en la crítica filosófica de la religión deben temer por sus vidas. Algunos son realmente asesinados.

     El Islam ha entrado en la cuarta de cinco etapas en su estrategia de 1.400 años de conquista. Cuando ellos están en una minoría absoluta, comienza (Nº 1) con un comportamiento poco notorio y aparentemente adaptativo. Luego proceden (Nº 2) a la construcción de mezquitas y a demandar la aceptación de los rasgos únicos del Islam (pañuelos para la cabeza, etc.). Una presencia demográfica creciente (Nº 3) trae la introducción sucesiva de la sharia (Ramadán, eliminación de feriados religiosos no-islámicos, como la Navidad, debido al supuesto "insulto" a los sentimientos religiosos de los musulmanes) y también aplicada a la población no-islámica (la Táctica del Salame). Estas demandas son, cada vez más, forzadas con violencia (Nº 4). Cuando su porcentaje de la población alcanza el 30-40%, la guerra abierta (yihad) comienza contra la población no-islámica, y no termina sino hasta la victoria completa del Islam (Nº 5).

     Un ejemplo actual de esta estrategia es Líbano, que fue una vez predominantemente cristiano. Desde los asentamientos de colonización de palestinos en los años '50 y '60, se ha convertido en un campo de batalla para los yihadistas islámicos, cuyo brazo militar y religioso (Hezbolá) ha transformado un Estado del Mediterráneo alguna vez pacífico en una zona de guerra.


Los Socialistas Son Traidores a su País y a su Pueblo

     Los socialistas, conducidos por el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) y sus sindicatos aliados, los Verdes y el Partido de la Izquierda (creado a partir de la unión del partido sucesor del SED, Partido de Unidad Socialista alemán —el PDS o Partido del Socialismo Democrático— con un vástago del SPD), pero ayudado e instigado por el resto de los viejos partidos burgueses, se han coludido con el Islam en contra de su propio pueblo.

     Ambos sistemas totalitarios —el Islam y el Socialismo— tienen la dominación mundial como su objetivo, y ellos encabezan la lista de las ideologías genocidas en la Historia humana. En sus 1.400 años, el Islam ha asesinado a más de 300 millones de "infieles" en nombre de Alá. En nueve décadas, el Socialismo ha logrado asesinar a 130 millones en nombre de la justicia social.

     Sin duda, el socialismo es la infección primaria de nuestros pueblos. El Islam es simplemente la infección secundaria que ha atraído como apoyo a su esfuerzo para suprimir a Alemania y los otros Estados europeos. Juntos, ellos conforman la amenaza más mortal para Occidente en su historia entera de mil años.

    "Queremos que Alemania llegue a ser islámica" (Cem Özdemir, Alianza 90 / Verdes).

     Nuestros medios de comunicación son la punta de lanza en este empuje para suprimir Alemania, seguidos de los Verdes y grandes sectores del SPD y los sindicatos. Existe sólo la apariencia de diferencia aquí. Todos los ya mencionados están relacionados por personal o programa, y son el núcleo de lo que podemos llamar el ataque general contra Alemania y Europa.

     Durante más de 100 años hasta ahora, una guerra a muerte ha arreciado en Alemania y Europa. El socialismo la encendió, con la ayuda de sus tropas de choque, los "anti" (fascistas anti-alemanes) y de los medios de comunicación dominados por los socialistas, en su intento sin restricciones de triunfar.


Finalmente, la Resistencia Comienza a Moverse

     Pero cada vez más los alemanes comienzan a despertarse, sea en las demostraciones de HOGESA [Hooligans gegen Salafists, Hooligans contra Salafistas], las Demostraciones de los Lunes, o del no menos poderoso movimiento para rescatar a Alemania y Europa de la (políticamente intencional) garra del Islam, el movimiento PEGIDA [Patriotische Europäer gegen die Islamisierung des Abendlandes, Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente]. En todas partes la resistencia comienza a enardecerse entre la gente.


     Los valerosos luchadores de la resistencia todavía están siendo denunciados como derechistas o neo-nazis por los medios informativos. Esto recuerda a la RDA, donde los medios informativos y el aparato del gobierno denunciaban las "Demostraciones de los Lunes" [3] como "agentes de Occidente" y "alimañas populistas". En la RDA en ese entonces, tales voces se hicieron menos estridentes y más moderadas cuando el movimiento creció. No se ha llegado todavía a aquel punto. Pero la resistencia está creciendo de día en día, y los medios alternativos de comunicación están ayudando a destapar muchas mentiras en los medios informativos y de los escenarios políticos.

[3] https://en.wikipedia.org/wiki/Monday_demonstrations_in_East_Germany

     Todos aquellos que quieren que sus hijos crezcan en un país libre y democrático deben unirse a esta resistencia. Nadie salvará nuestro país, si no lo hacemos nosotros. El tiempo para derrotar a la dictadura socialista y a la amenaza islámica está aquí y ahora. No puede ser aplazado hasta más tarde. Cada tardanza sirve al enemigo y debilita la resistencia de la gente. Se pide una organización independiente en cada nivel. Cada uno puede hacer algo. No hay nadie "allá arriba" que nos vaya a ayudar.

     ¡Por un futuro libre para nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos!. ¡Por una Alemania democrática!. ¡Nosotros somos el pueblo!.–




No hay comentarios:

Publicar un comentario