BUSCAR en este Blog

viernes, 12 de febrero de 2016

El "Pasadizo Verde" Musulmán en los Balcanes



     Esta entrada reúne tres artículos que hemos traducido que tienen en común el centrarse en la zona balcánica con respecto a ser ella la puerta de entrada, y a la vez de colonización, de los cientos de miles de emigrantes, fundamentalmente musulmanes, que en el último tiempo están haciendo su camino hacia Europa occidental. El primero es una noticia de hace seis días (inserbia.info) que señala la iniciativa austriaca para intervenir directamente en dicha zona. El segundo artículo, publicado en gatesofvienna.blogspot.com, del analista internacional servio Srdja Trifkovic, fue presentado por el autor en el encuentro Contra-Yihad llevado a cabo en Copenhagen el 17 de Mayo de 2009, y forma parte ahora de la serie de ensayos del libro "Kosovo: The Score 1999-2009", y analiza con cierta detención y referencias históricas el concepto geoestratégico del "Pasadizo Verde" (musulmán), conformado en diversos países balcánicos, que ha llevado a inquietantes iniciativas autonómicas. Y finalmente presentamos una entrevista hecha en Agosto pasado en Macedonia a Andrew Korybko (orientalreview.org), un analista político nominalmente estadounidense, periodista e investigador universitario en Rusia, especializado en asuntos rusos y de geopolítica, específicamente en la estrategia estadounidense en Eurasia, que conecta la reciente invasión inmigratoria con el concepto del "Corredor Verde" ya aludido.


Austria Pide un Participación Militar en los Balcanes
para Cortar el Flujo de Inmigrantes
6 de Febrero de 2016




BELGRADO — Austria ha pedido a sus socios de la Unión Europea que cierren la ruta balcánica, que es usada por los "refugiados" para llegar a Europa occidental.

     Las autoridades austriacas también sugirieron que los soldados de los Estados de la Unión Europea aseguraran la seguridad de las fronteras externas de la Unión Europea, a la vez que los refugiados que intentan cruzar la frontera deberían ser devueltos a Turquía, escribió el periódico alemán Deutsche Wirtschafts Nachrichten (DWN).

     Según el periódico, Austria está considerando la posibilidad de una misión militar en los Balcanes. El país está haciendo una campaña para que sus socios de la Unión Europea frenen a los refugiados en la ruta balcánica y usen soldados en caso de emergencia.

     Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea se encuentran reunidos en Amsterdam con representantes de países tales como Macedonia, Servia y Turquía para discutir el asunto.

     "En Macedonia, pero también en otros Estados a lo largo de la ruta, tenemos ahora una fuerte disposición a reducir, enlentecer o incluso detener el flujo de refugiados", dijo el ministro austriaco de Asuntos Exteriores Sebastian Kurz en una reunión ministerial.

     Su país quiere desplegar misiones militares-policíacas en cooperación con sus socios en los Balcanes, mientras los soldados de la Unión Europea podrían hacerse cargo de la seguridad fronteriza y del proceso de registro de los refugiados en Macedonia y Servia, argumentó el diplomático.

     Kurz tampoco ha excluído el uso de soldados de la Unión Europea para asegurar la seguridad fronteriza en la región, mientras el ministro austriaco de Defensa Hans Peter Doskozil habló de posibles "misiones conjuntas militares y civiles".

     Dirigiéndose a numerosos críticos, el ministro austriaco de Asuntos Exteriores pidió un entendimiento en cuanto a la política austriaca. Como un ser humano, él es "100 por ciento" simpatizante de los refugiados, pero como político él tiene la responsabilidad de actuar y prevenir la situación en la cual su país no va a ser capaz de enfrentarse con la crisis migratoria, afirmó el diplomático.

     Europa está actualmente luchando para hacer frente a un masivo flujo de refugiados, con millones de ellos que huyen de países asediados por el conflicto, de Oriente Medio y África del Norte, en busca de asilo en Estados estables y ricos de la Unión Europea.

     Los refugiados de Oriente Medio y del Norte de África están transitando a países prósperos de la Unión Europea, incluyendo Alemania y Suecia, mediante varias rutas que incluyen Italia, Grecia, Turquía y los países de los Balcanes.–




EL "PASADIZO VERDE" en los BALCANES:
La Política de EE.UU. y la Geopolítica de la Yihad
por Srdja Trifkovic
Enero de 2009



     La "Transversal Verde" o "Pasadizo o Corredor Verde" (en servio/croata, Zelena transverzala) es un concepto geopolítico que ha sido usado con dos significados distintos aunque interconectados:

1. Para definir el objetivo a largo plazo de ideólogos islamistas, tanto en los Balcanes como en el mundo musulmán más amplio, de crear una cadena geográficamente contigua de mayoría musulmana u organizaciones políticas dominadas por musulmanes, que se extenderán desde Turquía en el Sudeste hasta el punto más al Noroeste de Bosnia (a 193 kms. de Austria) [1].

[1] En un informe de 2001 de los servicios de seguridad italianos, la "dorsale verde" es definida como "el proyecto de colonización islámica de los Balcanes que intenta el establecimiento gradual de un corredor verde para incluír todas las regiones en las cuales prevalecen grupos étnicos predominantemente musulmanes".

2. Para denotar el proceso en curso de aumentar la auto-afirmación étnico-religiosa entre importantes comunidades tradicionalmente musulmanas en los Balcanes.

     Esto ha tenido un efecto cuádruple:

(1) Ampliación del área geográfica del predominio demográfico musulmán;

(2) Establecimiento y/o ampliación de diversas entidades bajo control político musulmán con reclamaciones actuales o potenciales a una condición de Estado soberana;

(3) Realzar el carácter y la identidad islámicos de la comunidad dominante dentro de aquellas entidades, con la paralela disminución de la presencia y el poder de grupos no-musulmanes; e

(4) Incitación de las ambiciones de las comunidades musulmanas para designios aún más atrevidos en el futuro, incluso a riesgo de entrar en conflicto con sus vecinos no-musulmanes.

     Dar alguna claridad a este concepto es esencial para una comprensión completa de los motivos, acciones y expectativas emergentes de los diferentes actores en las guerras yugoslavas en general y en la actual crisis de Kosovo en particular.


Realidad Negada

     Las tendencias políticas, culturales, religiosas y demográficas entre las comunidades musulmanas en los Balcanes sugieren fuertemente que el Pasadizo Verde está tomando forma, de manera deliberada o espontánea. Sin embargo, muchos expertos académicos occidentales y comentaristas de los medios de comunicación (especialmente en el mundo de habla inglesa) han mostrado la tendencia a ser a priori desdeñosos de cualquier sugerencia de que existe un designio geopolítico islámico a largo plazo en los Balcanes, y más aún de que esté siendo deliberada y sistemáticamente perseguido. La noción del Pasadizo Verde fue por lo tanto criticada como un producto de la propaganda servia con alusiones "islamofóbicas", aunque sus defensores de mayor autoridad hayan sido instituciones y expertos sin ningún hacha étnica o personal que afilar en el embrollo balcánico.

     La guerra bosnia todavía arreciaba cuando sir Alfred Sherman, antiguo consejero de la Primera Ministra Margaret Thatcher y co-fundador de la Lord Byron Foundation, advirtió que el objetivo de los musulmanes era «crear un "Corredor Verde" desde Bosnia por el Sanjak hasta Kosovo» que separaría a Servia de Montenegro [2]. Las potencias occidentales están "en efecto fomentando este Islamistán", advirtió Sherman, y desarrollando "cercanas relaciones de trabajo con Irán, cuyos gobernantes están ansiosos de establecer una base europea para sus actividades político-religiosas". Además, "Washington desea involucrar a su aliado de la OTAN Turquía, que se ha estado alejando de la postura laicista de Ataturk y occidental para volver a una orientación más otomanista y pan-musulmana, y está ayudando activamente a las fuerzas musulmanas".

[2] Sir Alfred Sherman: "Let's Remove the Blinkers", The Jewish Chronicle, 30 de Septiembre de 1994.


El Pasadizo Verde en los Balcanes

     El diagnóstico de Sherman resultó ser profético. Una década más tarde fue repetido por el coronel Shaul Shay de la Universidad Bar-Ilan [Israel]. Él señaló que "los Balcanes sirven como una vanguardia en suelo europeo para organizaciones terroristas islámicas, que explotan esa área para promover sus actividades en Europa occidental y otros focos por todo el mundo". Su veredicto en cuanto al Corredor Verde es inquietante:

     «El establecimiento de un territorio islámico independiente que incluye Bosnia, Kosovo y Albania... es uno de los logros más prominentes del Islam desde el sitio de Viena en 1683. La penetración islámica en Europa a través de los Balcanes es uno de los principales logros del Islam en el siglo XX» (Islamic Terror and the Balkans, 2008).

     Esta descripción muestra cómo la guerra bosnia proporcionó la oportunidad histórica para que el Islam radical penetrara en los Balcanes en un momento en que el mundo musulmán —encabezado por Irán y diversas organizaciones terroristas islámicas, incluyendo a Al-Qaeda— fue en ayuda de los musulmanes. La infraestructura operacional y organizativa yihadista fue de esa manera establecida.

     John Schindler, profesor de estrategia en el Colegio de Guerra Naval estadounidense y antiguo analista de la Agencia de Seguridad Nacional y oficial de contra-Inteligencia, coincide en esto: en su opinión, los Balcanes proporcionan la pieza que falta en el rompecabezas de la transformación de Al-Qa'ida desde ser una fuerza combatiente aislada hasta ser una amenaza global letal [3]. El Islam radical desempeñó un papel fundamental en el conflicto yugoslavo, dice Schindler: tal como Afganistán en los años '80, Bosnia en los años '90 se convirtió en un campo de entrenamiento para los muyahidines, lo que condujo a un retroceso de proporciones épicas.

[3] John R. Schindler, Unholy Terror: Bosnia, Al-Qa'ida, and the Rise of Global Jihad, Zenith Press, 2007.

     El paradigma del Pasadizo Verde refleja el Choque de Civilizaciones de Samuel Huntington, que usó la guerra en Bosnia y Herzegovina como un caso paradigmático de las así llamadas "guerras en las fallas geológicas" entre el Islam y el resto. Muchos años antes de que los primeros tiros fueran disparados en Bosnia en 1992, aquel paradigma fue confirmado por Alija Izetbegovic. En su Declaración Islámica Izetbegovic negó cualquier posibilidad de "paz o coexistencia entre la fe islámica y las sociedades e instituciones políticas no-islámicas":

    «El Islam contiene el principio de ummet, la tendencia a unir a todos los musulmanes en una comunidad única, una comunidad espiritual, cultural y política... Es una función natural del orden islámico juntar en uno a todos los musulmanes y a las comunidades musulmanas en todo el mundo» (Alija Izetbegovic, Islamska Deklaracija, Sarajevo, 1990).

     Durante la guerra bosnia (1992-1995) Izetbegovic presentó una imagen "pluralista" a Occidente, pero sus seguidores actuaron de acuerdo con el mensaje primario de él. Los frutos del trabajo de ellos —y el de sus correligionarios en otra media docena de países en la región— son claramente visibles a lo largo del rastro de 1.600 kms. a través del medio de los Balcanes de hoy.


Legado Otomano

     A diferencia de otras regiones peninsulares europeas (Iberia, Italia), el límite Norte de los Balcanes no está marcado por cordilleras. Aquel límite está abierto y es cruzado por varios pasillos de tránsito claves que conectan a Europa central y occidental con el Mediterráneo de Oriente Medio y del Este. Ésta ha sido la maldición de la historia de la región, que invita a invasores y convirtió a los Balcanes durante la mayor parte de la Era moderna en un objeto de designios e intereses competidores de potencias exteriores.


     La conquista y ocupación otomana dejó una marca indeleble en la región. Comenzó en 1354, cuando los turcos otomanos cruzaron los Dardanelos desde Asia Menor y establecieron un punto de apoyo en la orilla Norte. La posterior difusión del Islam en los Balcanes fue "por la espada": aquello fue representativo del grado de dominio otomano y del establecimiento de instituciones políticas y sociales basadas en la enseñanza del Corán y la práctica legal y política islámica. La línea de ataque, que iba desde Tracia vía Macedonia hasta Kosovo, y por el Sanjak en Bosnia hasta el río Una, fue finalmente detenida en la Frontera Militar de los Habsburgo creada en el siglo XVI.

     Es significativo que el empuje geográfico del ataque otomano y la colonización posterior de musulmanes de otras partes del Imperio en los Balcanes coincidieran exactamente con el "Pasadizo Verde". Desde sus primeros días el Corredor Verde ha tenido una lógica geopolítica que influye en la toma de decisiones políticas y militares. Además, los esfuerzos otomanos en la islamización de la población local fueron más determinados, y más exitosos, a lo largo del "Pasadizo" eje (Tracia-Macedonia-Kosovo-Sanjak-Bosnia) que en otras tierras cristianas conquistadas (p. ej. en Grecia continental, Servia central, Bulgaria del Norte o Valaquia).

     La conquista otomana destruyó la civilización cristiana material y culturalmente rica de Bizancio y sus dinámicos y creativos vástagos eslavos en Servia y Bulgaria. Las poblaciones conquistadas se convirtieron en ciudadanos de segunda clase (dhimmis), cuya seguridad física fue declarada sólo tras su obediencia servil a los amos musulmanes [4]. A ellos se les cobraron pesados impuestos (jizya, o impuesto personal, y kharaj) y fueron sometidos a la práctica del devshirme: el "impuesto de sangre" anual (introducido en la década de 1350) de un quinto de todos los muchachos cristianos en las tierras conquistadas.

[4] "La actitud de los musulmanes hacia los cristianos y los judíos es la de un amo hacia sus esclavos", reportó un diplomático británico, H. E. W. Young, tan temprano como en 1909, "a quienes ellos tratan con una cierta tolerancia despótica mientras ellos mantengan su lugar. Cualquier signo de pretensión a la igualdad es prontamente reprimida".

     La conversión al Islam —un fenómeno más fuertemente pronunciado a lo largo de la Ruta Verde que en las regiones centrales del Imperio— era casi universal entre los albaneses del Norte, incluyendo los pobladores de Kosovo. Esto contribuyó a una nueva estratificación de la sociedad bajo dominio otomano y a un nuevo equilibrio de poder. Favoreció a los conversos locales al Islam, impacientes por afirmar su poder sobre sus antiguos correligionarios, los gaiurs cristianos. Eso resultó en un tratamiento mucho más duro de sus súbditos cristianos que el que había sido ordenado por la Sublime Puerta [el Gobierno otomano], y ayudó a encender levantamientos en Servia (1804) y Grecia (1821). El siglo XIX presenció una opresión más completa de las comunidades cristianas bajo gobierno otomano que en cualquier período previo.

     Al mismo tiempo, algunas grandes potencias (Gran Bretaña en particular) apoyaron la prolongada subyugación turca de los cristianos balcánicos a causa de que el Imperio otomano era una "fuerza estabilizadora". La alianza de Francia y Gran Bretaña con Turquía contra Rusia durante la Guerra de Crimea (1853-1856) reflejó un estado mental y un cálculo estratégico —el deseo de marcar puntos en el mundo musulmán frente a otra potencia no-musulmana— que se ha manifestado en años recientes en el apoyo abierto o encubierto por parte de aquellas mismas potencias para el lado musulmán en Bosnia y Kosovo.


Demografía

     La consecuencia más duradera y política y culturalmente relevante del dominio otomano en los Balcanes es la presencia de grandes comunidades musulmanas autóctonas. La Península Balcánica es una de las regiones más diversas étnica y religiosamente en el mundo, sobre todo considerando su área relativamente pequeña (sólo poco más de 320.000 kms²) y su población (alrededor de 55 millones). De aquel número, los cristianos Ortodoxos orientales —principalmente griegos, búlgaros, servios y eslavos macedónicos— tienen una pequeña mayoría de alrededor del 53%; los musulmanes sunitas (11 millones de turcos en la Turquía europea y un número similar de albaneses, musulmanes eslavos y turcos étnicos en otras partes) componen el 40%; y los católicos romanos (principalmente croatas) son alrededor del 5%.

     Aquellas comunidades no viven en una armonía multicultural. Su mutua carencia de confianza, que de vez en cuando se convierte en violencia, es un fruto duradero del dominio turco. Cuatro rasgos sobresalientes del Estado otomano fueron institucionalizados: (a) la discriminación religiosamente justificada de los no-musulmanes, (b) la inseguridad personal, (c) la tenue coexistencia de pertenencias étnicas y credos sin entremezclarse, y (d) la ausencia de una ideología estatal unificadora o de una fuente supra-religiosa de lealtad. Ése era un mundo Hobbesiano, y fomentó un modo de pensar en consecuencia: el acercamiento a la política donde nadie gana, en la cual la ganancia de un lado es percibida como la pérdida del otro. Aquel modo de pensar no ha cambiado, casi un siglo desde la desintegración del Imperio.

     La mayoría de los musulmanes balcánicos viven en franjas continuas de territorio a lo largo del Pasadizo Verde. Hay sólo dos vacíos importantes en la cadena. Uno está en Macedonia del Noreste, donde 130 kms. dividen a los pueblos albaneses orientales cerca de Kumanovo, de los pueblos musulmanes búlgaros más occidentales (es decir, Pomak) en la esquina del Sudoeste búlgaro en Blagoevgrad. El otro está en la región de Raska (Sanjak del Norte) en Servia del Sudoeste, a lo largo de la carretera y ferrocarril de Belgrado a Montenegro.

     Las comunidades cristianas por todas partes de los Balcanes están en una gran decadencia demográfica a largo plazo. La tasa de fertilidad está por debajo del nivel de reemplazo en cada país de mayoría cristiana en la región. Los musulmanes, por contraste, tienen los índices de natalidad más altos en Europa, con los albaneses encabezando la lista. En la forma actual, es probable que los musulmanes alcancen una mayoría simple en los Balcanes dentro de una generación.


IMAGEN: El artículo "La Red Yihadista en los Balcanes" de la revista italiana de geopolítica Limes (Octubre de 2008) muestra la mitad occidental del Corredor Verde (La Dorsale Verde) y los centros claves de la actividad islámica.


El Papel de la Moderna Turquía

    El punto de apoyo europeo de Turquía es populoso (más de 11 millones) y abrumadoramente mono-étnico (turco) y mono-religioso (musulmán); el remanente cristiano es insignificante. La república turca, un Estado-nación de 72 millones de personas, está basada en una mezcla de nacionalismo de estilo europeo y un ethos islámico que fomenta un sentido de intenso parentesco con las comunidades musulmanas de más al Oeste en los Balcanes.

     El sueño Kemalista nunca había penetrado más allá del ejército y de un estrecho estrato de la élite urbana. Durante décadas descrito como la llave para la estrategia estadounidense en el Mediterráneo oriental, en el Oriente Medio, y más recientemente en la región caspiana rica en petróleo y en la sensible Asia Central ex-soviética, Turquía es gobernada por el cada vez más abiertamente islamista Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) del Primer Ministro Recep Tayip Erdogan. El AKP "apoya una ideología de división cultural, tensión y conflicto, a pesar de toda la retórica pro-Europa en la cual los islamistas en Turquía se involucran en su búsqueda para explotar a la Unión Europea para su agenda de islamización" [5].

[5] Bassam Tibi, "Turkey’s Islamist Danger", Middle East Quarterly, invierno de 2009.

     Aquella agenda ya no está confinada a las fronteras del Estado turco. Hay un reavivado sentido de parentesco entre las crecientes filas de islamistas turcos con sus correligionarios balcánicos y con los antiguos dominios otomanos más al Oeste. La re-islamización y agresividad de Turquía bajo Erdogan es esencial para el renacimiento del Islam y su auto-afirmación étnica a todo lo largo del Corredor Verde:

    «Las guerras [yugoslavas] de los años '90 abrieron áreas enteras donde ellos [los musulmanes] estaban en mayoría: Mientras la realidad regional fue modificada, también lo hizo la geopolítica entre aquellos que permanecieron en sus hogares tradicionales en los Balcanes, y el siempre creciente Islam sobre Europa misma [con] aglomeraciones islámicas pan-europeas desde el Oeste hacia el Sur en los Balcanes mismos. De la mayor importancia para los musulmanes en Europa occidental, pero especialmente para los Balcanes, es la admisión de Turquía en la Unión Europea, ya que Ankara será una voz para todos los musulmanes dentro de la propia Unión Europea» [6].

[6] "The Role of the Balkan Muslims in the Shaping of Europe", Muslim Media Network, 4 de Mayo de 2008.

     Sin una fuerte ancla firmemente soportante en su extremo Sudeste, no sería posible ningún renacimiento musulmán en antiguas tierras otomanas a lo largo del Pasadizo Verde balcánico. La mezcla de nacionalismo e islamismo en Turquía intenta no sólo invertir el proceso de modernización de los pasados 85 años, sino que también apunta a revertir el resultado del período precedente de la decadencia otomana. Bajo el AKP, Turquía se está haciendo cada vez más revisionista, potencialmente irredentista [que reclama antiguas tierras], y perjudicial para la estabilidad en los Balcanes.


Bulgaria

     De los 8 millones de habitantes del país, los turcos étnicos son un poco menos del 10% (750.000). Bulgaria del Sur es también hogar de varios cientos de miles de pomacos, eslavo-parlantes islamizados. Su número es desconocido ya que no son reconocidos como un grupo étnico distinto: oficialmente ellos son "búlgaros musulmanes".

     La mayor parte de pomacos y turcos vive en seis distritos que conectan Turquía con Macedonia: Haskovo, Kardjali, Smolian, Blagoevgrad y partes del Sur de Pazardzhik y Plovdiv. Los pomacos están experimentando un intenso renacimiento religioso islámico, principalmente financiado por el mundo árabe. Cientos de nuevas mezquitas han sido construídas en años recientes. Las "instituciones benéficas" del Medio Oriente también están estableciendo escuelas coránicas, pagando viajes para el Hajj [peregrinación a La Meca] y ofreciendo becas a jóvenes pomacos para estudiar el Islam en Arabia Saudí. Dado que la religión es lo que define su identidad, "estos pobres pastores eslavos musulmanes se han convertido en objetivos principales para los proselitistas árabes que procuran hacer incursiones en Bulgaria, el país de la Unión Europea con la mayor población musulmana autóctona" (Christopher Deliso, The Coming Balkan Caliphate, Praga, 2007, p. 106).

     Además del renacimiento religioso, los pomacos están estableciendo una nueva forma de identidad étnica. Algunos activistas pomacos afirman que, lejos de ser "búlgaros islamizados", ellos son descendientes de los antiguos tracios [7]. Otros afirman una ascendencia árabe y una identidad islámica que precede a la conquista turca. Muchos búlgaros ven tales aseveraciones como el primer paso para un futuro llamado para el establecimiento de un Estado pomaco —de carácter islámico— en la región de Ródope como el eslabón clave para los Balcanes occidentales. Algunos políticos advierten de la "agresión sin precedentes basada en razones religiosas y étnicas", y acusan a activistas musulmanes de "desprecio por las leyes de la república de Bulgaria". Incluso fuentes pro-occidentales en Sofía admiten que "es forzar la credibilidad imaginar" que Bulgaria no es un objetivo para el Islam radical [8].

[7] Esta afirmación es similar a la de los albaneses de descender de los "ilirios". Por inferencia, los eslavos cristianos Ortodoxos (servios, búlgaros) son los relativos "recién llegados", cuyo reclamo a la tierra está por lo tanto menos fundamentado.
[8] Clive Leviyev-Sawyer, "Radical Islam in Bulgaria?", The Sofia Echo, 16 de Abril de 2007.


La Ex-República Yugoslava de Macedonia (FYROM)

     La FYROM [Former Yugoslav Republic of Macedonia] es ampliamente considerada el Estado más débil de los Balcanes. Los eslavos macedónicos componen el 66% (1,3 millón) y los albaneses el 25% (500.000) de los 2 millones de personas de la república. Estos últimos, musulmanes en un 98%, han tenido una notable tasa de crecimiento desde 1961, cuando ellos componían el 13% del total. El índice de natalidad albanés es más que dos veces el de los eslavos. Después de la firma del Acuerdo de Ohrid que terminó la rebelión armada de 2001 del "NLA" [Ejército de Liberación Nacional macedónico-albanés] (una filial del KLA [Ejército de Liberación de Kosovo]), el Estado mismo está efectivamente llegando a ser binacional y bilingüe. Los albaneses son de facto la segunda nación constituyente en la FYROM. A ellos se les ha garantizados una parte proporcional del poder gubernamental y en la fuerza policial étnicamente basada.

     Habiendo asegurado su predominio a lo largo de las fronteras de Albania y Kosovo, el actual empuje principal de la invasión etno-religiosa albanesa tiene a la capital del país como su objetivo primario. Es un hecho poco conocido el que la Skopje [capital de Macedonia] de hoy está efectivamente tan dividida como Nicosia, o Jerusalén, o Mostar. Una vez que un barrio de la ciudad se hace de mayoría albanesa, es rápidamente vaciado de su población no-albanesa (es decir, eslava macedónica, no-musulmana). La técnica probada con el tiempo consiste en construír una mezquita en un área mixta, transmitir llamadas a rezar a todo volumen cinco veces por día, y crear la impresión visible y audible de dominio que intimida a los no-musulmanes ("limpieza sónica"). En aquellas mezquitas un imán o administrador conectado con los wahabitas está invariablemente presente para vigilar al resto (Deliso, op. cit., p. 84). Por medio de sus vínculos con donantes árabes ellos pueden influír en el pago de sueldos a imanes y personal administrativo.

     Durante la rebelión albanesa de 2001 el NLA fue en gran parte financiado por el contrabando de narcóticos desde Turquía y Afganistán, pero además del dinero de la droga, "el NLA también tiene a otro prominente capitalista de empresa: Osama bin-Laden" [9]. El experto francés en terrorismo Claude Moniquet estimó en 2006 que hasta cien fundamentalistas, "peligrosos y vinculados a organizaciones terroristas", estaban activos o inactivos, pero preparados en células durmientes en Macedonia. A los nuevos reclutas se les ofrecen estipendios para estudiar el Islam en Arabia Saudí, y se les dan sueldos regulares y alojamiento gratis para difundir la palabra wahabita a su regreso a Macedonia.

[9] The Washington Times, 22 de Junio de 2001.

     Tanto demográficamente como políticamente, la República de Macedonia tiene un presente precario y un futuro incierto. Después de la Declaración Unilateral de Independencia hecha por Kosovo, la estabilidad y sustentabilidad a largo plazo de Macedonia está abierta a la duda.


Kosovo

     El ex-embajador estadounidense ante Naciones Unidas John Bolton advirtió a principios de 2008 que "Kosovo será un Estado débil susceptible a la influencia islamista radical desde fuera de la región... una potencial puerta para que el radicalismo entre en Europa", un escalón hacia una "Eurabia" anti-cristiana y anti-estadounidense [10]. La suya era una voz rara en Washington, que advertía de la fusión en curso del nacionalismo agresivo de una "Gran Albania" y el islamismo transnacional. El veredicto de Bolton es compartido por el ex-comandante de Naciones Unidas en Bosnia, el general canadiense Lewis McKenzie. En 1999 Occidente intervino "en el lado de un movimiento extremista militante de independencia kosovar-albanés", dice él. "El hecho de que el Ejército de Liberación de Kosovo fuera universalmente designado como una organización terrorista apoyada por Al-Qaeda fue convenientemente ignorado" [11].

[10] Entrevista de Voice of America, 17 de Febrero de 2008.
[11] Lewis Mackenzie, "We Bombed the Wrong Side in Kosovo", The National Post, 6 de Abril de 2004.

     Desde la intervención de la OTAN liderada por EE.UU. en 1999, Kosovo se ha convertido en la capital del crimen de Europa [12]. El crimen es la principal actividad económica de la provincia: drogas duras (principalmente heroína), seguido de tráfico humano, el comercio sexual asociado, y el contrabando de armas [13]. Pero no menos significativa, desde la posición ventajosa del Pasadizo Verde, ha sido la simbiosis que se ha desarrollado entre las familias criminales albanesas de Kosovo y las redes yihadistas en el extranjero. Como resultado, según un informe de 252 páginas compilado por las agencias de Inteligencia estadounidenses en Abril de 2006, los militantes islámicos han estado entrecruzando libremente los Balcanes durante más de 15 años: "Los extremistas, financiados en parte con el dinero de operaciones de contrabando de narcóticos, estaban tratando de infiltrarse en Europa Occidental desde Afganistán y otros puntos más hacia el Este por medio de un corredor a través de Turquía, Kosovo y Albania" [14].

[12] Menos de un año después de la intervención de la NATO, el 10 de Marzo de 2000, el relator de derechos humanos de Naciones Unidas Jiri Dienstbier declaró que "Kosovo está en el caos", habiéndose convertido en "un paraíso de la mafia", Reuters, 20 de Marzo de 2000.
[13] Cf. Norbert Spinrath, presidente de la Asociación Alemana de Oficiales de Policía, en Der Spiegel, 15 de Diciembre de 1999. En Marzo de 2008, un cuadro similar fue presentado en un reporte de la Oficina de Naciones Unidas sobre Drogas y Crimen.
[14] "Terrorists Use Balkan Corridor", International Herald Tribune, 18 de Abril de 2006.

     Ese proceso comenzó bastante antes de la intervención de la OTAN en 1999, pero la administración de Clinton ignoró las advertencias. La relación fue consolidada por el celo de los veteranos del Ejército de Liberación de Kosovo que se unieron a la red de Bin Laden en Afganistán. Irán también apoyó la insurrección albanesa en Kosovo, esperando "convertir la región en su principal base para la actividad armada islámica en Europa" [15]. Hacia fines de 1998 funcionarios de la DEA estadounidense se quejaron de que la transformación del Ejército de Liberación de Kosovo desde terroristas en luchadores por la libertad había obstaculizado su capacidad para contener el flujo de heroína vendida por los albaneses en Estados Unidos [16].

[15] The Sunday Times (London), 22 de Marzo de 1998.
[16] The Washington Times, 4 de Mayo de 1999.

     Hacia aquel tiempo, sin embargo, el bombardeo de la OTAN de Servia estaba en plena acción, y los muyahedines eran, una vez más, "aliados" de los estadounidenses.

     Una década más tarde, Kosovo es dirigido por aquellos "aliados". Es el punto peor administrado y más corrupto en Europa [17], un semillero mono-étnico de criminalidad e intolerancia, una importante fuente de irredentismo e inestabilidad regional, y un pilar clave del Pasadizo Verde.

[17] En un reporte de avances de Noviembre de 2008, la Unión Europea dijo que "la corrupción es todavía generalizada y sigue siendo un importante problema en Kosovo... debido a insuficientes medidas legislativas y de implementación".


Sanjak

     La región conocida por los musulmanes como Sandžak ("distrito administrativo", en turco) es uno de los puntos de presión geopolítica más críticos en los Balcanes. Abarca aproximadamente 8.500 kms² a lo largo de la frontera entre Servia y Montenegro, uniendo el Noroeste de Kosovo con el Sudeste de Bosnia. Por nacionalidad, bosnios y musulmanes forman el 52%, mientras los servios y los montenegrinos tenían el 43%, con grupos más pequeños conformando el equilibrio. La crucial brecha demográfica en el Corredor Verde existe en la mitad Noroeste de Sanjak, comprendiendo tres municipalidades en Servia (Priboj, Nova Varos y Prijepolje) y Pljevlja en Montenegro. Si debe haber una nueva crisis en los Balcanes durante la próxima década, es de temer que ésta sera su localización.

     Después de que Montenegro proclamó su independencia en Mayo de 2006, la demanda musulmana de autonomía está enfocada en las seis municipalidades en el lado Norte de la frontera, en Servia. Tal entidad tendría una mayoría musulmana total del 58%. Lo que es más importante, incluso en el formato reducido, ella todavía proporcionaría el fundamental puente de tierra entre Kosovo y Bosnia.


Bosnia

     La memorable aseveración de Alija Izetbegovic en su Declaración Islámica de que "no puede haber paz ni coexistencia entre la fe islámica y las sociedades e instituciones políticas no-islámicas" y que el objetivo de él es "una gran federación islámica que se extienda desde Marruecos a Indonesia", no fue inusual para un islamista sincero [18].

[18] Cf. Teniente coronel John E. Sray (EE.UU.), Selling the Bosnia Myth to America: Buyer Beware, Kansas, Octubre de 1995.

     Bill Clinton estaba todavía en la Casa Blanca cuando un informe clasificado del ministerio de Asuntos Exteriores advirtió que las partes controladas por los musulmanes en Bosnia eran un refugio seguro para el terrorismo islámico. Esto fue confirmado en Noviembre de 2001 cuando pasaportes bosnios fueron encontrados en una casa en Kabul usados por los talibanes que huían. El núcleo de la red balcánica de Bin Laden consiste en veteranos de la brigada El-Moujahed del ejército bosnio musulmán. Dicha unidad se distinguió por su espectacular crueldad, incluyendo la decapitación de prisioneros mientras se entonaban cánticos de "Allahu-Akbar" (Alá es el más grande).

     Después del final de la guerra bosnia, muchos voluntarios musulmanes se quedaron allí. El gobierno bosnio-musulmán burló las reglas de Dayton concediéndoles la ciudadanía bosnia. Los veteranos bosnios continuaron perpetrando asesinatos y el caos en muchos países en Europa, África del Norte, Oriente Medio, Asia y América del Norte. Ellos planearon el Complot del Milenio y el bombazo del edificio Al-Khobar en Riad [19], y planearon volar en pedazos instalaciones militares estadounidenses en Alemania.

[19] The New York Times, 26 de Junio de 1997.

     Como la revista de Inteligencia Jane's concluyó en 2006, "La actual amenaza del terrorismo en Bosnia y Herzegovina viene de una generación más joven, de posguerra, de islamistas militantes, radicalizados por las acciones estadounidenses en Iraq y Afganistán".


El Pasadizo Verde y la Guerra contra el Terrorismo

     En los Balcanes, un fenómeno inicialmente basado en grupos locales se está transformando en una parte integral de una red global. Al-Qaeda y sus ramas balcánicas no muy fuertemente unidas, o células independientes que parten por sí mismas simplemente inspiradas por aquella organización, son capaces de manejar a agentes de campo que son europeos de aspecto y aparentemente integrados en la sociedad occidental: la "Al-Qa'eda Blanca" [20]. Funcionarios de policía occidentales admiten que la región se ha convertido en "un paraíso para radicales islámicos".

[20] "Terrorist Cells Find Foothold in the Balkans", The Washington Post, 1º de Diciembre de 2005.

     Por contraste, los políticos y los diplomáticos occidentales son típicamente evasivos. Ellos no niegan la existencia del problema, pero tienden a relativizarlo añadiendo que es improbable que perturbe el equilibrio político y de seguridad en la región, o que dañe los intereses occidentales. Como un ex-diplomático hace notar, "Luego por lo general sigue el mantra tranquilizador sobre la orientación pro-europea de los musulmanes balcánicos secularizados, con la optimista conclusión de que el proceso acelerado de la euro-integración de la región entera reduciría el espacio para el islamismo radical hasta que tales tendencias finalmente desaparecerán" [21].

[21] Chronicles Online, 6 de Abril de 2006. www.chroniclesmagazine.org.

     Un importante defecto del enfoque occidental es su ingenua fe en los atractivos poderes de la secularización. Hay una creciente brecha entre la realidad del Islam en los Balcanes y la narrativa occidental predominante sobre el "Islam balcánico" supuestamente moderado y tolerante. El problema del Pasadizo Verde no será resuelto sin un reexamen crítico de las políticas occidentales así como de las ilusiones occidentales. Aquel problema se ha transformado durante las dos décadas pasadas en una realidad demográfica, social y política:

    «Mientras los musulmanes han establecido una continuidad que mete una cuña dentro de la Europa Central cristiana, Occidente mira con indiferencia aquella situación en desarrollo que ellos esperan que creará un Islam dócil, como el turco. Pero en vista del problema que Turquía misma está sufriendo de los fundamentalistas musulmanes, es dudoso si esas esperanzas serán realizadas» [22].

[22] From Bosnia to Kosovo: The Re-Islamization of the Balkans, Ariel Center for Policy Research, Nº 109, 2004.

     La política estadounidense en el Sudeste de Europa durante las dos pasadas décadas en general, y la política de Washington hacia Kosovo en particular, han tenido el efecto, por designio o por defecto, de favorecer las aspiraciones de diversas comunidades musulmanas supuestamente pro-occidentales en los Balcanes a lo largo de la línea geográfica que se extiende desde el Noroeste de Turquía hacia Europa Central. Aquella política estaba basada en la expectativa de que satisfacer las ambiciones musulmanas en un teatro secundario mejorará la posición de Estados Unidos en el mundo musulmán en conjunto.

     La política nunca ha rendido ningún dividendo, pero el fracaso repetido sólo incita a sus defensores a redoblar sus esfuerzos. El ex-subsecretario de Estado estadounidense Nicholas Burns declaró de esta manera el 18 de Febrero de 2008, un día después de la unilateral declaración de independencia de Kosovo: "Kosovo va a ser un Estado musulmán en su inmensa mayoría, dado el hecho de que el 92 ó 94% de su población es musulmana, y creemos que es un paso muy positivo el que este Estado musulmán, Estado de mayoría musulmana, haya sido creado hoy. Es un Estado estable; pensamos que va a ser un Estado estable".

     Si es intrínsecamente "un paso muy positivo" para Estados Unidos el que un "Estado mayoritariamente musulmán" sea creado en suelo europeo que había sido "limpiado" de no-musulmanes, entonces debería esperarse que Washington sea igualmente apoyador de un Sanjak independiente que conectaría Kosovo con Bosnia, de una Bosnia centralizada, es decir, controlada por los musulmanes, que abolirá la herencia de Dayton, o de cualquier otro supuesto Islamistán en la región, desde una Macedonia todavía a ser federalizada a una revivida Rumelia oriental en Bulgaria del Sur. Es digno de destacar que la declaración de la Organización de la Conferencia Islámica, a la cual el ministerio de Asuntos Exteriores estadounidense se refirió con tanta aprobación, anunció que la Umma islámica desea éxito a sus hermanos y hermanas de Kosovo: "No cabe duda de que la independencia de Kosovo será un activo para el mundo musulmán y posteriormente incrementará la acción islámica conjunta" [23].

[23] Ekmeleddin Ihsanoglu, jefe de la OIC, citado por la agencia Reuters, 19 de Febrero de 2008.

     "No cabe duda", en efecto. Lejos de proporcionar un modelo de "Islam moderado" pro-occidental, Kosovo, la Bosnia musulmana, Sanjak, Macedonia occidental y Bulgaria del Sur son ya el caldo de cultivo para miles de jóvenes islamistas de línea dura. Su dedicación es perfeccionada en miles de mezquitas y centros islámicos recién construídos, en gran parte financiados desde el extranjero. Dicha intención fue declarada por el líder de la organización islámica en Sarajevo. "La pequeña yihad ha terminado ahora... el Estado bosnio está intacto. Pero ahora tenemos que luchar una segunda yihad, más grande", declaró Mustafa Ceric, el Reis-ul-Ulema de Bosnia-Herzegovina, hace más de una década. Esa declaración refleja el dinamismo inherente del Islam político: una tregua con las Dar al-Harb [áreas donde los musulmanes están en minoría] es permitida, a veces incluso ordenada, pero una paz permanente es imposible mientras haya una sola entidad infiel que rechace someterse a las Dar al-Islam [áreas donde los musulmanes están en mayoría].

     Si la política de Occidente en los Balcanes, y sobre todo la política estadounidense, no estuviera orientada a facilitar el Corredor Verde, la cuestión no es por qué sino cómo sus efectos paradójicamente coincidieron con los objetivos regionales de aquellos mismos islamistas que confrontan a EE.UU. en otras partes del mundo. Lejos de mejorar la paz y la estabilidad regional, tales políticas siguen estimulando siete tendencias distintas pero interconectadas centradas en el Corredor Verde:

(1) Agitación pan-islámica para la completación de una ininterrumpida Transversal que logre unir sus segmentos aún inconexos.

(2) La desestabilización de Bosnia que resulta de las constantes exigencias musulmanas, por medio de la erosión de todas las prerrogativas constitucionales, lo cual conduce a la abolición de la República Srpska.

(3) Separatismo creciente entre musulmanes en la región Raska de Servia, manifiesta en la exigencia de establecer una región Sanjak "autónoma".

(4) Intensificación continuada de aspiraciones a una Gran Albania contra Macedonia, Montenegro, Grecia y los extremos de Servia.

(5) Posterior radicalización religiosa y redefinición étnica de los musulmanes en Bulgaria, lo cual conduce a demandas de autonomía territorial en la región de Ródope.

(6) Difusión en curso de agitación islámica, principalmente financiada desde el extranjero, mediante una red creciente de mezquitas, centros islámicos, ONGs e "instituciones benéficas" a todo lo largo de la Ruta Verde.

(7) Intensificación de las ambiciones regionales de Turquía y el silencioso estímulo de Ankara de todas las tendencias y fenómenos mencionados.

     En todos los casos la cuenta inmediata será pagada por la gente de los Balcanes, como ya está siendo pagada por los servios de Kosovo que están desapareciendo; pero los costos a largo plazo del Pasadizo Verde atormentarán a Occidente. Animando a sus clientes albaneses para que sigan adelante con la Declaración Unilateral de Independencia, la administración estadounidense ha dado un gran salto hacia lo desconocido. Aquel salto está potencialmente a la par con el ultimátum de Julio de 1914 de Austria a Servia. Sus frutos serán igualmente amargos. Si bien su tamaño exacto y su sabor son difíciles de predecir ahora mismo, el que en la plenitud de los tiempos tanto EE.UU. como Europa llegarán a lamentar la locura criminal de sus actuales líderes, es algo cierto. La Caja de Pandora está abierta de par en par.–




¿Crisis de Refugiados
o Proyecto "TRANSVERSAL VERDE" para Europa?
por Oriental Review
28 de Agosto de 2015


     Oriental Review presenta la entrevista dada por Andrew Korybko al presentador macedónico de televisión Slobodan Tomic, anfitrión del programa Vox Populi. Ellos hablan sobre la actual crisis migratoria en Europa en el contexto de la desestabilización de Oriente Medio después de la "Primavera Árabe" y por qué los Balcanes y Grecia han sido elegidos como una puerta de entrada a la Unión Europea para las masas de diversos refugiados. Se ha prestado mucha atención a la amenaza de los elementos radicales vinculados a ISIS que están penetrando en Europa y el papel detrás del escenario de EE.UU. en este proceso.


ST—¿Cómo evalúa usted la actual situación de los refugiados de Oriente Medio que están transitando por Macedonia y Servia en su camino a la Unión Europea?

A. KORYBKO—La crisis está totalmente fuera de control, y es un efecto directo no previsto de las operaciones de cambio de régimen llevadas a cabo por EE.UU. y sus aliados en Libia y Siria. Europa no gana nada en absoluto con esto, y está tratando ansiosamente de mitigar las consecuencias dando la impresión de una parcial conformidad con sus "valores" fuertemente promovidos, pero a la inversa, el dolor de Europa es la ganancia de Estados Unidos. Washington está procurando que los países más prominentes del continente (Francia y Alemania, en particular) queden atrapados en una pesadilla demográfica, una bomba de tiempo del tipo que pueda ser estratégicamente activada a voluntad en caso de que esos Estados alguna vez decidan perseguir políticas independientes de los dictados de EE.UU.

     Ellos ya tenían sus propias cuestiones preexistentes antes de esto, pero ahora aquéllas están siendo exacerbadas y claramente se está creando una tensión entre grupos de identidad y partidos políticos, abriendo nuevas oportunidades para que EE.UU. ejercite su estereotípica política de dividir para gobernar cuando sea necesario. Para decirlo derechamente, EE.UU. deliberadamente creó las condiciones que provocaron la crisis de refugiados, y está convirtiendo en armas a los individuos que huyen de esos teatros para usarlos como instrumentos involuntarios en un juego de poder más grande contra Europa. En el curso de los acontecimientos, los refugiados (identificados por EE.UU. como "armas o agentes estratégicos") irrumpieron a través de los Balcanes y simultáneamente consiguieron uno de los otros objetivos de Washington, que es desestabilizar Servia y Macedonia. Todo lo que está ocurriendo es básicamente la aplicación de la teoría del caos en un contexto geopolítico.

—¿Por qué optan ellos por tomar esta ruta?. ¿Es coincidencia o algo conscientemente elegido?

AK—Estados Unidos ejerce ciertos grados de influencia circunstancial para "guiar" a los refugiados a lo largo de esta ruta, tal como es capaz de dirigir a ISIS en dirección hacia sus compartidos objetivos estratégicos en Siria, por ejemplo. Para llevar a cabo esa tarea, sus agencias de Inteligencia ejercen influencia en la red encubierta de traficantes humanos que facilitan estos flujos migratorios, haciéndoles creer que la ruta Macedonia-Servia-Hungría es la más rápida y más segura para sus "clientes". Desde el punto de vista de los migrantes y traficantes, esto satisface los criterios que ellos están buscando: velocidad y seguridad relativa (como para no ser atrapados), mientras que para EE.UU. esto consigue la desestabilización de estos dos países geoestratégicos con poco o ningún costo implicado en su parte. Todo está a cargo de delegados, y EE.UU. sólo tiene que crear las condiciones necesarias y dar el empuje director para que los procesos caóticos sean desatados, para que trastornen autónomamente, por sí mismos, el orden dado.

—¿Por qué nuestra vecina del Sur, Grecia, está organizando autobuses y enviando a los refugiados a nuestras fronteras?. ¿No deberían ellos estar enviándolos de vuelta al lugar de donde ellos vinieron?

AK—Al principio pareció como si el gobierno griego estuviera completamente abrumado con la crisis e impotente para actuar en su contención (también deliberadamente siendo privado de ayuda de parte de sus "aliados" la Unión Europea y la OTAN como parte de un "mecanismo negociador" para presionar al gobierno de Tsipras para que se sometiera al trato de las deudas), pero ahora está claro que algunos griegos están ayudando activamente e instigando este proceso. Lo que realmente se destaca como evidencia de esto es el plan del gobierno griego para transportar a los refugiados desde la isla Kos al continente griego del Norte, poniéndolos así muy cerca de la frontera macedónica. ¿Por qué no enviarlos más cerca de las fronteras albanesa o búlgara; por qué la macedónica?.

     ¿Podría ser que ciertas figuras en Grecia tengan un sentimiento de vendetta profundamente arraigado contra Macedonia y su gente y que estén buscando usar esta crisis para castigar al país?. ¿Podría ser también que a esas mismas figuras del gobierno se les hubieran dado órdenes de la Unión Europea y la OTAN para hacer estas acciones como parte de un trato en las sombras acordado a cambio de fondos de rescate financiero de la Unión Europea? No importa cuál sea la razón, se ha hecho evidente que algunas figuras en el gobierno griego son cómplices en haber convertido en armas a los refugiados de Oriente Medio contra Macedonia.


—¿Por qué la OTAN o alguien más no ayudan a los refugiados? Está claro que esa gente ve a Europa como una tierra soñada, ¿pero por qué es eso, de todos modos?. ¿Y por qué ellos están pasando por países [católicos] Ortodoxos en su camino a la Zona Schengen; por qué no a través de Albania-Bosnia-Croacia-Eslovenia?. Ellos son parte de Europa, después de todo, pero ¿podría ser que la OTAN esté cuidando sus intereses en esos países y dirigiendo a los migrantes hacia otra parte?

AK—Macedonia ha sido seleccionada por un par de razones, pero todas ellas se remontan al cambio de régimen que fue planeado contra el país e intentado por Zoran Zaev (quien actuaba de parte de sus patrones estadounidenses). No hay ninguna característica intrínseca que haga a Macedonia más "atractiva" para el paso de los migrantes que Albania o Bulgaria, por ejemplo, y las mismas rutas de transporte en sentido Norte-Sur que algunos analistas dicen que son responsables de esto, están también presentes en ambos países. Más aún, ¿por qué los migrantes no usan Grecia continental como un escalón para el viaje final en barco a Italia?.

     La razón de que EE.UU. y sus agencias de Inteligencia no promuevan esas rutas es porque ellos específicamente tienen ciertos objetivos estratégicos que ellos realizan dirigiendo a los migrantes a través de Macedonia y Servia. Ellos asustan a los traficantes humanos para que piensen que ellos se arruinarían si pasaran por Albania, Bulgaria o a través del Mar Jónico, que es la manera como ellos los manipulan para que elijan mayoritariamente la ruta Macedonia-Servia. Estados Unidos está muy consciente de la desestabilización que sigue como consecuencia de decenas de miles de refugiados que se desbordan a través de las fronteras de estos Estados relativamente pequeños, que es por lo cual hace todo lo que puede para evitar que lo mismo le suceda a sus aliados Albania y Bulgaria, e intencionalmente dirige esos flujos migratorios ilegales hacia Macedonia y Servia.

—¿Por qué los migrantes no van a Arabia Saudí, Qatar y países similares en la región? Esos Estados comparten la misma religión que la mayor parte de los migrantes, y están también entre los más ricos del mundo.

AK—Arabia Saudí y Qatar sólo quieren migrantes que puedan trabajar en empleos menores y ser controlados, que es por lo cual ellos en cambio prefieren a sudasiáticos desde India y Paquistán. Los empobrecidos sirios y libios serían una carga para sus presupuestos nacionales, los que ambas monarquías absolutas prefieren conservar exclusivamente para beneficio de sus ciudadanos actuales. Además, los migrantes están huyendo de guerras sectarias y grupos terroristas, y aquellos dos países son los más grandes Estados patrocinadores del terrorismo en el mundo, con sus ideologías siendo directamente culpables de las guerras en Libia y Siria. Es por estos motivos que aquellos refugiados no van a ninguno de esos países, y más aún, ellos saben que incluso en el improbable evento de que ellos decidieron hacer eso, ellos serían inmediatamente echados, encarcelados, o probablemente incluso muertos por las fuerzas de seguridad (lo que es aún más probable si ellos son de una secta no-sunita).

—¿Cómo podría Macedonia tratar con esta crisis, y quién puede ayudarla?

AK—Macedonia asumió una postura patriótica y pragmática al declarar un estado de emergencia y restringir temporalmente el acceso por su frontera Sur, pero se demostró incapaz de contener la abrumadora marea de refugiados. Cuando las muchedumbres se pusieron violentas y los militares fueron obligados a responder con gas lacrimógeno y balas de goma, Skopje [capital de Macedonia] se encontró con una vaga crítica de la Unión Europea sobre "derechos humanos" y "restricción de la fuerza", que demostró que Bruselas no es sincera al ayudar a Macedonia a solucionar este problema. Así, el gobierno está fuertemente presionado para que opte de mala gana por el "mal menor" permitiendo que los migrantes atraviesen su territorio en una manera tan controlada como sea posible y no deteniéndolos en la frontera griega. Esta opción fue hecha porque Macedonia no está recibiendo ninguna ayuda en absoluto de sus "socios" para impedirles cruzar, y no quiere estar en una posición donde cualquier uso de la fuerza contra ellos sea manipulado por los medios internacionales de comunicación (occidentales) para establecer una nueva ronda de agitación anti-gubernamental.

     En un mundo ideal, la Unión Europea y la OTAN no habrían lanzado las guerras contra Libia y Siria que precedieron a esta crisis, pero dado que lamentablemente ellas han ocurrido y la situación es la que es en el presente, si ellos fueran verdaderos "socios" de Macedonia e intentaran ayudarla, enviarían más que fondos ínfimos e insuficientes. De hecho, ellos tomarían una postura activa para resolver el problema en su fuente continental, Grecia, y ayudarían adecuadamente al gobierno allí. En vez de ello, nada de eso está ocurriendo, y la Unión Europea sólo está arrojando dinero en el problema para hacer parecer que está haciendo algo. En realidad, prefiere abandonar a los refugiados en los Balcanes y aislarse de la región si alguna vez llegara a aquel punto. Macedonia, en efecto, no tiene ningún amigo en la Unión Europea, la OTAN o el gobierno griego, y esta crisis simplemente demuestra lo que muchas personas ya habían sospechado.

—¿Dónde está Rusia en todo esto, y qué papel puede jugar en la lucha  contra ISIS? La razón por la que le pregunto es porque hay un análisis particularmente interesante de la académica e historiadora Jelena Guskova, que advierte que un proyecto llamado "Transversal Verde" está casi terminado y espera su fase final para ser lanzado a fines de mes. En aquel punto, ella dice que terroristas armados atacarán Macedonia, Servia del Sur (el valle Presevo) y Bosnia. De antemano, ella dice que los terroristas tratarán de hacer una movida distractoria en Servia para desviar la atención de la población servia, a fin de atrapar a cada uno con la guardia baja en el siguiente ataque. ¿Qué piensa usted sobre eso?

AK—Ésa es una pregunta muy amplia pero intentaré responderla tan concisamente como me sea posible. Rusia es de la creencia que EE.UU. y la OTAN son culpables de la crisis de refugiados porque ellos iniciaron los conflictos de cambio de régimen en Libia y Siria. Conectado con el papel de Rusia en enfrentamientos contra ISIL, escribí un amplio artículo para Sputnik [1] acerca de sus recientes esfuerzos diplomáticos para coordinar una coalición anti-ISIL global, que sugiero que lean los lectores si ellos están interesados.

[1] http://sputniknews.com/columnists/20150817/1025845567/russia-syrian-diplomacy.html

     En cuanto a Guskova, ella hace un punto excelente sobre la estrategia estadounidense en los Balcanes, que es que procura usar el extremismo islámico como su "agente de cambio" preferido en el núcleo de la región (Macedonia, Servia y Bosnia), aunque no estoy seguro de exactamente cuándo EE.UU. desplegará de nuevo formalmente ese mecanismo. Macedonia logró evitar por poco una guerra terrorista más grande cuando sus militares asaltaron el escondite en Kumanovo e impidieron a los autores atacar en Skopje y otras partes, pero la amenaza todavía permanece. Del mismo modo, aquella misma amenaza del terrorismo integrado por albaneses está también presente en el valle Presevo, pero debe destacarse que la gran mayoría de albaneses en ambos países (sobre todo aquellos que están en Macedonia) no quiere tener nada que ver con ese esquema, pero está siendo asociado con ellos y su grupo étnico por grandes motivaciones estratégicas estadounidenses. Bosnia está también en una situación similar cuando se trata del extremismo islámico.

—¿Debería esto ser tomado en serio, o es un tipo de invento que sale de Rusia que tiene la intención de dañar las relaciones de la región con EE.UU. y la Unión Europea?

AK—La evaluación de Guskova se asemeja muy de cerca a la mía propia para la región, y ambos pronósticos nuestros tienen que ser tomados con la mayor seriedad debido a las consecuencias de gran alcance implicadas. Sólo porque estemos ambos basados en Rusia no significa que tengamos alguna razón conspiratoria para nuestros análisis, y ellos están basados en suficientes hechos documentados y razonamientos estratégicos como para resistir la crítica cercana. Lo más que algún negador podría señalar es que EE.UU. no tiene esa clase de "intención" que Guskova y yo le asignamos, pero en respuesta a aquello, yo le pediría al lector que recuerde las políticas deliberadamente destructivas de EE.UU. a través de todo el mundo que refutan aquella sugerencia. Para EE.UU., los Balcanes son un futuro "patio de juegos" terrorista islámico, pensado como una "fuerza de reserva" para presionar a Europa cuando llegue el momento oportuno.

     Parte de la razón de esto es geopolítica (los Balcanes son la "puerta de atrás" perfecta para la Unión Europea), y lo otro está relacionado con la energía (desestabilizar los gobiernos amistosos con los rusos de Macedonia y Servia para sabotear el gasoducto ruso Balkan Stream), pero considerado en conjunto, EE.UU. tiene razones estratégicas muy reales de por qué quiere destruír los Balcanes si no puede controlarlos totalmente. Además, trabajar con fundamentalistas islámicos para grandes fines estratégicos no es nada nuevo para EE.UU., ya que cada uno está bien consciente de cómo EE.UU. fundó Al-Qaeda y a los talibanes, y un documento de Judicial Watch publicado en Mayo demuestra que la Agencia de Inteligencia de Defensa predijo el ascenso de ISIL y estimuló activamente tal escenario.

     No son sólo actores extremistas islámicos no-estatales con los que EE.UU. tiene tratos sino organizados por el Estado también, como Arabia Saudí e incluso el ex-gobierno de la Hermandad Musulmana de Morsi en Egipto. Sobre este último, al lector debe recordársele que la Hermandad Musulmana es reconocida como la organización terrorista que realmente está a favor de los gobiernos de Rusia y Siria entre otros, de modo que acusar a EE.UU. de ponerse de parte de los terroristas no es sólo retórica sino una realidad legal.

     Otra cosa de la cual ella habla es de cómo los terroristas organizarán un ataque que reclamará las vidas de muchos civiles albaneses, quienes serán presionados entonces para lanzar una lucha por "la salvación de la tiranía" que ellos experimentan en Macedonia, Servia y Bosnia. Ella advierte que la posibilidad más fuerte para ese acontecimiento podría estar en la República Srpska, y que bajo el pretexto de "regular la situación", la OTAN podría organizar una intervención.

     Ése es un escenario muy realista, pero yo lo llevaría un paso más adelante pronosticando que ese acontecimiento de bandera falsa no apuntará sólo a los albaneses sino a los musulmanes en general (si eso ocurre realmente de hecho, por supuesto). Ya ha habido intentos de politizar la operación anti-terrorista realizada en Kumanovo, tratando de presentarla como alguna guerra de "eslavos/cristianos contra albaneses/musulmanes", pero por suerte aquella perspectiva penosamente descaminada no prendió y fue expuesta como la mentira que era. Pero de todos modos, esto muestra que hay un precedente para etiquetar a todos los albaneses/musulmanes como víctimas de los eslavos/cristianos, no importa cuál sea el contexto, todo con la intención de instigar una "contra-lucha" religiosa, una real yihad, contra los habitantes mayoritarios en los Balcanes (eslavos cristianos).

     Esto no es ventajoso para ningún bando, sino que es realmente otra astuta manipulación de EE.UU. para provocar por toda la región una guerra de identidades de dividir y conquistar. La historia de la participación de EE.UU. en Bosnia y "Kosovo" indica que se pondría del lado de los musulmanes a corto plazo si llegara a surgir algún próximo conflicto y decidiera intervenir directamente, pero ese grupo funcionaría sólo como los "tontos convenientes" de EE.UU., y ellos finalmente serán traicionados aún más rápido que lo que EE.UU. se deshizo de su aliado de décadas Mubarak si lo considerara estratégicamente conveniente. Si ellos piensan que ser musulmán automáticamente les da derecho a un tratamiento preferencial por parte del gobierno estadounidense, entonces ellos obviamente no están conscientes de la historia estadounidense en el Oriente Medio, ya que tarde o temprano ellos también serán traicionados en algún punto, ya sea que lo comprendan ahora o no.

—Guskova también estudia la influencia del Estado Islámico en los Balcanes, y según ella, los terroristas se están infiltrando en la región bajo el disfraz de ser refugiados de Oriente Medio. ¿Cuál es su opinión sobre esto?

AK—Una vez más, la señora Guskova está absolutamente correcta. Como le dije a Marija Kotovska durante una entrevista que ella me hizo para Netpress a fines de Julio:

     "Hungría declaró que al menos 90.000 personas han entrado ilegalmente en el país hasta ahora este año, y que ellos esperan un total de 300.000 hacia finales de año. La mayor parte de esas personas probablemente vinieron por la ruta del Sur, queriendo decir que ellos pasaron por Macedonia en algún tiempo u otro. Teniendo en cuenta una estimación muy conservadora de que el 1% de ellos pudiera tratarse de terroristas, entonces eso equivale a casi 1.000 terroristas hasta ahora (y hasta 3.000 hacia el final de año) viniendo a Macedonia por una cantidad no especificada de tiempo. Para ponerlo de otra forma, es alrededor de más de cien veces el número de terroristas que fueron muertos durante el ataque de Kumanovo" [2].

[2] http://orientalreview.org/2015/07/27/macedonian-media-we-already-have-two-inroads-with-brics/

     No cabe duda de que la crisis de refugiados está siendo explotada por grupos terroristas como una cobertura para infiltrarse en la región, y esto está siendo hecho con plena conformidad con los preceptos de la política exterior estadounidense. El "Estado Islámico” es básicamente un "Al-Qaeda territorial" que puede ser desplegado en cualquier parte en África-Eurasia que sea de ventaja estratégica para EE.UU., y ahora mismo parece como si su teatro más nuevo fueran los Balcanes, usando a los simpatizantes albaneses (quienes son sólo una diminuta fracción de su población total, hay que destacar) como su ancla local. El objetivo es radicalizar a la comunidad albanesa transnacional, particularmente en Macedonia y Servia, para provocar la guerra más amplia entre cristianos/eslavos contra musulmanes/albaneses que EE.UU. espera. Ojalá que ambos lados comprendan en qué consiste el juego y cómo EE.UU. está tratando desesperadamente de manipularlos en ese terrible escenario.

—Guskova dice que los estadounidenses quieren sojuzgar a la gente eslava en los Balcanes a la que ellos no han sometido todavía, a pesar de la enorme presión contra ellos y la imposición de ciertos regímenes marionetas. Ella señala a la República Srpska reforzando su posición, a Macedonia defendiendo su independencia, y a Servia rechazando reconocer a Kosovo. ¿Sus pensamientos al respecto?

AK—Ciertamente es verdad que Macedonia, Servia y la República Srpska tienen que ser sometidas aún, a pesar de ciertos períodos de su historia donde ellos estuvieron cerca de que aquello sucediera, pero EE.UU. quiere dominar a todos los pueblos de los Balcanes, incluso haciéndolo a perpetuidad con aquellos que actualmente controla (bosnios, croatas, albaneses). Macedonia, Servia y la República Srpska forman una red geoestratégica de Estados que he llamado los "Balcanes Centrales" [3], en la cual ellos forman no sólo el centro geográfico de esa región sino que también tienen en común su fuerte patriotismo para resistir la dominación foránea. Además, esos tres Estados practican políticas pragmáticas con Rusia.

[3] http://orientalreview.org/2015/05/18/new-strategic-calculus-for-the-balkans-i/  y 
http://orientalreview.org/2015/05/18/new-strategic-calculus-for-the-balkans-ii/

     Es muy revelador que algunos de los países más pequeños de Europa resulten ser los únicos que tienen el coraje para rechazar la presión de EE.UU. para sancionar a Rusia, en tanto ellos no sólo han rechazado hacer eso sino que incluso han profundizado sus lazos con Moscú durante este tiempo mediante su cooperación en el proyecto de gas Balkan Stream. Sus acciones simbólicas significan un rechazo de la unipolaridad estadounidense, y, en consecuencia, EE.UU. en respuesta los ha puesto en la mira para la desestabilización inmediata. Por eso Macedonia tuvo la anterior Revolución de Color e intentos de guerra no-convencional por parte de los albaneses desatados contra ella, Servia está siendo arrastrada por la Unión Europea y EE.UU., y la República Srpska tiene que soportar amenazas terroristas escasamente veladas de parte de leales a Sarajevo [capital de Bosnia-Herzegovina]. No debería entonces ser visto como una coincidencia que todos los tres Estados, pero sobre todo Macedonia y Servia, sean ahora focos de la crisis de refugiados.

—Hay un sensible aumento de las actividades de organizaciones terroristas e islamistas en los Balcanes. Uno puede encontrar "wahabitas" y a la "Rosa Roja" en Servia y Montenegro, "Tariqat" en Macedonia, y células de Al-Qaeda en Kosovo y Albania del Norte, según Guskova. ¿Puede usted comentar sobre esto?

AK—La creación de nidos terroristas como estos que usted mencionó es todo parte de la gran estrategia amplia de EE.UU. para desencadenar una planeada guerra de eslavos/cristianos contra albaneses/musulmanes. La población musulmana de los Balcanes no es naturalmente receptiva a esta retórica, y de ahí que EE.UU. deba lavarles el cerebro por medio de la importación de islamistas radicales bajo el disfraz de la crisis de refugiados. Además, algunos de los refugiados mismos podrían ser más fundamentalistas que los musulmanes seculares históricamente nativos de los Balcanes, de modo que si ellos permanecen en la región (por elección o porque ellos simplemente no pueden entrar en la Unión Europea), algunos de ellos podrían trabajar para cambiar las actitudes locales sobre este tema.


     Las operaciones psicológicas emprendidas contra la región por lo tanto no están enfocadas tanto en Macedonia, Servia y la República Srpska (aunque ellas estén definitivamente en la mira, aunque por diferentes motivos [cambio de régimen]), sino en los albaneses y bosnios en un intento para conseguir que vean toda la dinámica regional por medio del falso y muy secularizado prisma de una "Guerra contra el Islam". Si Estados Unidos puede lavarle el cerebro al menos al 10% de cada una de esas respectivas comunidades musulmanas para que caigan víctimas de aquella propaganda, entonces puede tener una fuerza doméstica o de base lo bastante importante en cada uno de los tres esperados campos de batalla (Macedonia, Servia y la República Srpska) para iniciar esa guerra y estar confiado en que tiene el poder continuado para seguir indefinidamente y "autónomamente". Es por esta razón que las iniciativas de una contra-radicalización de parte de cada gobierno y sus representantes musulmanes locales contribuyen decisivamente a la prevención de este peligroso desarrollo y tienen que ser inmediatamente puestas en práctica, si es que ya no lo están.

—En Bosnia sólo recientemente los islamistas salieron con demandas de que el país permanezca unitario bajo la amenaza implícita de que cualquier cambio de su status podría conducir a ataques terroristas y otras acciones desestabilizadoras. ¿Podría ser que esto sea parte del proyecto "Transversal Verde"?

AK—Esto está definitivamente relacionado con el proyecto más grande del cual hemos estado hablando y con la intimidación geopolítica de EE.UU. de los Balcanes Centrales. La República Srpska tiene el derecho constitucional a rechazar el sistema de tribunal a escala nacional por el cual aboga Sarajevo, ya que no hay nada contenido en los Acuerdos de Dayton sobre la necesidad de tal entidad. La razón de que aquello esté siendo impulsado entonces es debilitar la soberanía de la República en preparación para un juego de poder más amplio contra su autonomía entera, y de ahí que el Presidente Dodik y su pueblo lo rechacen firmemente y estén tan apasionados en combatirlo. Ahora que ellos han tomado su postura, sin embargo, los leales de Sarajevo están iniciando una guerra de información pre-planeada que acusa a la República Srpska de "separatismo" y de "violación de los Acuerdos de Dayton".

     Esto no es verdadero en ninguna forma, pero ellos están haciendo eso para dañar la reputación de la República y pre-condicionando a las masas europeas y estadounidenses para una próxima ola de agresión formal contra ella. Ése es realmente el punto entero de la provocación del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas patrocinada por el Reino Unido contra Srebrenica, que pretendió describir a la República Sprksa como una entidad "creada por el genocidio" que no tiene ningún derecho a existir. Rusia vetó la resolución exactamente por esa razón, pero la lección aquí es que Occidente mostró su mano para lo que planea hacer en Bosnia. Está emprendiendo una guerra asimétrica contra la República Srpska que ya está en la etapa de información, con el objetivo último de llevarla a las fases económica y terrorista siempre que la decisión sea tomada. Desatar el azote del extremismo islámico contra ella está destinado a servir como uno de los gatillos para la guerra regional más amplia que EE.UU. está tramando.

—Algunos analistas dicen que la muralla fronteriza húngara aumentará considerablemente el número de migrantes de Oriente Medio que permanecen en Servia y Macedonia y cuya verdadera identidad no puede jamás ser averiguada. ¿Qué piensa usted sobre esa amenaza?

AK—Dicha muralla es la respuesta de Europa a la crisis, que, como mencioné al comienzo de la entrevista, es para aislarse de los Balcanes si la situación se hace incontrolable. El hecho de que Hungría esté avanzando con tal velocidad para implementar esa idea muestra cuán serio es su gobierno nacional para abordar esta crisis (y cuán severa espera que ella sea en el futuro), y ya que eso está siendo aceptado por la Unión Europea sin ninguna contra-fuerza significativa, también puede ser visto como representando la propia postura de Bruselas en el asunto. Esto es importante porque demuestra de manera viva cómo la Unión Europea está abandonando a Servia y a Macedonia en un momento crítico en que ambos países necesitan tanta ayuda como ellos puedan conseguir, revelándose así que Bruselas nunca tuvo ninguna intención positiva hacia ninguno de sus futuros miembros.

     Estos dos países siempre han sido vistos como mercados futuros y nada más, no habiendo sido nunca considerados como socios iguales, que es por lo cual a la Unión Europea no le importa que innumerables refugiados y los terroristas que se han infiltrado en la región junto con ellos permanezcan como la exclusiva responsabilidad de los Balcanes. Las desestabilizaciones social, económica, política y de seguridad asociadas con ellos son tremendamente impactantes en todos los respectos y perturbadoramente muy reales, pero la Unión Europea prefiere no tratar con eso sino más bien aceptar el posible colapso de los países de los Balcanes Centrales, en vez de prestar una mano eficaz y de ayuda en su dura situación.

—La mayoría de los "refugiados" son varones entre 27 y 35 años, el 94% de los cuales son musulmanes, y más de la mitad no tiene familia con ellos, y evitan toda forma de exposición en los medios de comunicación. ¿Quién está financiando a esa gente, o cómo se apoyan ellos a sí mismos?

AK—Como dije antes, la gran mayoría de los "refugiados" no son terroristas, pero muchos de ellos realmente tienen perfiles sospechosos que en forma legítima hacen levantar señales de advertencia. El problema es que no hay ningún modo de verificar su identidad, y así, ninguna forma para que los Estados vean si ellos están en alguna lista de vigilancia de terroristas. Incluso si ellos no lo son, nadie conoce la intención de esos individuos, y parece realmente raro que tantos de esos hombres (quienes en las culturas musulmanas tradicionales ya deberían estar casados con hijos en esa etapa de sus vidas) estén inundando la Unión Europea sin ningún miembro de su familia.

     Algo no está calzando, y es improbable que la mayor parte de ellos sólo resulte no conformarse a sus expectativas demográficas o que estén violando el código social de sus países al dejar atrás a sus mujeres e hijos. No se sabe cómo ellos recibieron el dinero para financiar su viaje, pero podría haber sido posiblemente por medio de ahorros de sus familias y/o mediante la venta de sus posesiones y propiedad. De todos modos, aquellos que están afiliados al terrorismo son probablemente financiados por otros terroristas, y dadas la riqueza del "Estado Islámico", éste podría teóricamente estar financiando a miles de terroristas para infiltrarse en la Unión Europea y los Balcanes bajo la tapadera de ser refugiados.–




No hay comentarios:

Publicar un comentario