BUSCAR en este Blog

sábado, 30 de enero de 2016

Sobre la "Reductio ad Hitlerum"



     Partiendo del método demostrativo en Lógica denominado "reductio ad absurdum", se ha llegado a identificar y calificar un vicio de pensamiento contemporáneo como "reductio ad Hitlerum", que en este caso equivaldría a reducirlo todo a una analogía con Hitler o el Nacionalsocialismo, que en sí viene a ser una especie de argumento "ad hominem" o ataque personal en vez de refutar el argumento. De este tema y sus implicaciones se encarga aquí el señor Kerry Bolton, mostrando cómo no todo lo relacionado con Hitler o el Tercer Reich es como lo sostiene la estúpida propaganda de los vencedores. Algunos de los ejemplos financieros no son todo lo claro que quisiéramos, pero todo el artículo, que hemos traducido desde inconvenienthistory.com, demuestra tener razón y sensatez, y deja en evidencia a los irreflexivos reduccionistas (reduc-sionistas).


La "Reductio ad Hitlerum" como un Mal Social
por Kerry R. Bolton, 2013



     Toda "erudición" en cuanto al Tercer Reich suele ser confrontada con un axioma de facto de que aquélla debe estar centrada alrededor del "Holocausto", con las discusiones concomitantes acerca de experimentos médicos y otros aspectos de la supuestamente única brutalidad "nazi". Cualquier cosa menos que eso es etiquetada por los "eruditos" perros guardianes, como Deborah Lipstadt, como "relativización del Holocausto", que es aparentemente aún peor que el "revisionismo del Holocausto" [1].

[1] K. R. Bolton, «Historical Revisionism and "Relativising the Holocaust"», Inconvenient History, http://inconvenienthistory.com/archive/2012/volume_4/number_2/
historical_revisionism_and_relativising_the_holocaust.php

     La Reductio ad Hitlerum es la técnica de debilitar un debate acusando al opositor de ser un "nazi". Leo Strauss, filósofo judío, acuñó el término en 1951, explicando en 1953:

    «Lamentablemente, demás está decir que en nuestro examen debemos evitar la falacia que en las décadas pasadas ha sido frecuentemente usada como un sustituto de la "reductio ad absurdum": la "Reductio ad Hitlerum". Una opinión no es refutada por el hecho de que resulte haber sido compartida por Hitler» [2].

[2] Leo Strauss (1953), Natural Right and History, University of Chicago Press, 1973, pp. 42-43.

     El recurso informativo "The Fallacy Files" [3] da un ejemplo de la "Reductio ad Hitlerum":

    «Las ideas de los ecologistas acerca de especies invasivas —especies foráneas, como a menudo son llamadas— suenan... similares a la retórica anti-inmigración. Temas ecologistas como escasez, pureza, invasión y protección, todos tienen ecos derechistas. Las ideas de Hitler sobre medioambientalismo se derivaron de la idea de pureza, después de todo» [4].

[3] "The Hitler Card", The Fallacy Files, online: http://www.fallacyfiles.org/adnazium.html
[4] Entrevista a Betsy Hartmann por Fred Pearce, "The Greening of Hate", New Scientist, 20 de Febrero de 2003, online: http://www.hartford-hwp.com/archives/25b/027.html

     Estas palabas de una "feminista radical", Betsy Hartmann, son parte de un lamento sobre una supuesta "toma de control derechista" del movimiento ecológico, algunos de cuyo defensores han estado aparentemente abogando por restricciones de inmigración, lo que es parecido al nacionalsocialismo para aquellos que emplean de manera mecánica la "Reductio ad Hitlerum" en su discurso intelectual. Como prueba de esto, Hartmann cita la publicación del diario académico Population and Environment por el profesor Kevin MacDonald, junto con el fallecido J. Philip Rushton, que pertenecía al consejo editorial, ambos considerados como "racistas" (Ibid.).

            "The Fallacy Files" explica la reductio ad Hitlerum:

FORMAS:

—Adolf Hitler aceptaba la idea X. Por lo tanto, X debe ser incorrecta.
—Los nacionalsocialistas aceptaban la idea X. Por lo tanto, X debe ser incorrecta.

EJEMPLOS:

—Hitler estaba a favor de la eutanasia. Por lo tanto, la eutanasia es equivocada.
—Los nacionalsocialistas favorecían la eugenesia. Por lo tanto, la eugenesia es equivocada.

CONTRAEJEMPLOS:

—Hitler era un vegetariano. Por lo tanto, el vegetarianismo es equivocado.
—Los nacionalsocialistas eran ecologistas. Por lo tanto, el conservacionismo es equivocado.


     Aunque el término "Reductio ad Hitlerum" fue acuñado por Leo Strauss tan tempranamente como en 1951 en la edición de primavera de la revista Measure [5], fue el inestimable doctor Thomas Fleming, el conservador católico estadounidense presidente del Instituto Rockford y editor de Chronicles, quien de manera relevante habló de la Reductio ad Hitlerum:

    «Leo Strauss la llamó "Reductio ad Hitlerum". Si a Hitler le gustaba el arte neoclásico, eso significa que el clasicismo en cada forma es "nazi"; si Hitler quería reforzar a la familia alemana, eso hace de la familia tradicional, y de quien la defienda, "nazi"; si Hitler habló de la "nación" o del "pueblo étnico", entonces cualquier invocación de la nacionalidad, la pertenencia étnica o incluso popular, es "nazi"...» [6].

[5] Leo Strauss, Measure: A Critical Journal, Indiana, vol. 2, 1951.
[6] Thomas Fleming, Chronicles, Rockford, Illinois, Mayo de 2000, p. 11.

     Por ejemplo, entre el lobby a favor de las armas que supone (falsamente) que Hitler —como dictador— inauguró la confiscación masiva de armas de fuego privadas en el Tercer Reich, y los defensores del "control de armas", se están adoptando posturas que giran en torno a Hitler [7]. Esto, como muchas otras cosas que pasan por hechos incluso en la academia, tiene poca sustancia, en el mejor de los casos. Sin embargo, indicando hasta qué punto la Reductio ad Hitlerum puede ser acomodada de muchas maneras, el comentarista liberal Chris Miles señala que cuando Hitler tomó el poder, las regulaciones acerca de la propiedad de armas fueron aquellas impuestas en 1919 bajo el Diktat de Versalles.

[7] P. ej. John J Ray, "Hitler Was a Leftist: Nazi Gun Control", http://constitutionalistnc.tripod.com/hitler-leftist/id14.html

     Citando al profesor Bernard Harcourt de la Universidad de Chicago acerca de la Ley de Armas alemana de 1938, que los anti-nazis a favor de las armas también citan para demostrar que Hitler procuró desarmar a su pueblo, "Las revisiones de 1938 desregularon completamente la adquisición y la transferencia de rifles y escopetas, así como municiones". Las restricciones que fueron mantenidas sólo se referían a pistolas, que las personas confiables podían poseer si demostraban que tenían buenas razones para adquirirlas [8]. Miles continúa:

    "Los grupos de gente que estaban exentos de la exigencia de permiso para la adquisición de armas se ampliaron. Quienes tenían permisos de caza anuales, los trabajadores del gobierno y los miembros de partido NSDAP ya no estaban sometidos a restricciones de propiedad de armas. Antes de la ley de 1938, sólo los funcionarios del gobierno central, de los Estados, y los empleados de la red de ferrocarriles (Deutsche Reichsbahn), estaban eximidos. La edad en la cual las personas podían poseer armas fue rebajada de 20 a 18 años. Los permisos para portar armas de fuego eran válidos durante tres años en vez de uno. Tanto bajo la ley de 1928 como la de 1938, se requería que los fabricantes y distribuidores de armas mantuvieran registros con información sobre quién compraba armas y los números de serie de las armas. Esos registros debían ser entregados a una autoridad policial para su inspección al final de cada año" (Ibid.).

[8] Chris Miles, "Hitler Gun Control Facts: U.S. Pro-Gun Advocates Have More in Common With Hitler Than They Think", http://www.constantinereport.com/hitler-gun-control-facts-u-s-pro-gun-advocates-have-more-in-common-with-hitler-than-they-think/

     Fue bajo el régimen de ocupación de los Aliados que los alemanes fueron completamente desarmados, entre 1945 y 1956.


Logros Sociales del Tercer Reich, Suprimidos

     Es en este contexto que los "horrores del nazismo" han sido usados para obscurecer y suprimir los logros de aquel régimen en una variedad de asuntos que afligen gravemente al mundo hoy. A causa del estrecho dogma en todas las cosas Hitlerianas, algunos descubrimientos y logros vitales han sido sepultados bajo un montón de cadáveres metafóricos, lo que le impide al mundo una evaluación sobria e informada de logros en áreas tales como la salud, la ecología y la banca, o que, como se mencionó, pone a las alternativas serias a la defensiva al comparárselas con el "nazismo".

     Es notable que algunos logros del Tercer Reich fueran adoptados y desarrollados cuando ha servido a intereses poderosos. El ejemplo más evidente está en el ámbito de la cohetería y otros armamentos avanzados en los que el Tercer Reich fue pionero, cuando hubo una ansiedad tanto en la URSS como en EE.UU. por lograr apoderarse de "científicos nazis" directamente después de la guerra. Los detalles de esto son indiscutibles, aunque todavía obscuros:

    "Operación Paperclip era el nombe en código bajo el cual la Inteligencia estadounidense y los servicios militares llevaron a científicos desde Alemania durante y después de las etapas finales de la Segunda Guerra Mundial. El proyecto fue originalmente llamado Operación Overcast, y es también a veces conocido como el Proyecto Paperclip.

    "De particular interés eran los científicos especializados en aerodinámica y cohetería (como aquellos implicados en los proyectos V-1 y V-2), armas químicas, tecnología de reacciones químicas y medicina. Esos científicos y sus familias fueron llevados en secreto a Estados Unidos, sin la evaluación y aprobación del Ministerio de Asuntos Exteriores; su servicio para el Tercer Reich de Hitler, el NSDAP y la SS, así como la clasificación de muchos como criminales de guerra o como amenazas para la seguridad también los descalificaba para obtener visados oficialmente. Un objetivo de la operación era capturar equipo antes de que los soviéticos llegasen. El Ejército estadounidense destruyó algo del equipo alemán para impedir que fuese capturado por el Ejército soviético que avanzaba.

    "La mayoría de los científicos, que eran casi 500, fueron desplegados en el Campo de Pruebas de White Sands, en New Mexico, Fort Bliss, en Texas, y Huntsville, en Alabama, para trabajar en la tecnología de proyectiles balísticos y misiles teledirigidos. Esto por su parte condujo a la fundación de la NASA y al programa estadounidense de misiles balísticos intercontinentales.

    "Gran parte de la información que rodeó a la Operación Paperclip todavía es clasificada.

    "Separado de Paperclip hubo un esfuerzo aún más secreto para capturar secretos nucleares alemanes, equipo y personal (Operación ALSOS). Otro proyecto estadounidense (TICOM) juntó a expertos alemanes en criptografía.

    "La Oficina de Minas de Estados Unidos empleó a siete científicos alemanes de combustibles sintéticos en una planta química Fischer-Tropsch en Louisiana, Missouri en 1946" [9].

[9] "Operation Paperclip", online: http://www.operationpaperclip.info/


Supresión de Investigación del Cáncer

     La Alemania Hitleriana fue pionera en muchos programas de salud social y bienestar y en el estudio de la prevención de enfermedades, la relación entre el tabaco y cáncer, etc. De ahí que el régimen estuviera décadas por delante de los Estados democráticos de hoy que están orgullosos de ser "progresistas".

     La supresión de la investigación alemana en salud es una de las principales tragedias de la manera en la cual la "Reductio ad Hitlerum" ha afectado muchas vidas. Con tal mentalidad, Peter Dunne, el único miembro del Parlamento de Nueva Zelanda de su partido United Future, describió a los lobbistas en favor de restricciones al tabaco en 2003 como "nazis de la salud". Una noticia declaraba al respecto:

    «El jefe de la Smokefree Coalition está cuestionando precisamente cuán amistoso con la familia es el partido United Future. El líder del partido Peter Dunne ha atacado a los partidarios del proyecto de ley para un ambiente sin humo como "nazis de la salud" y como fanáticos de mirada sospechosa. Leigh Sturgiss dice que tal lenguaje es inadecuado e irritante. Ella dice que los defensores del control del tabaco quieren SALVAR vidas, no destruírlas. Ella dice que Peter Dunne tiene una historia de votaciones contra el control del tabaco, que está en contra de los valores de su partido» [10].

[10] «Anti-Smoking Lobby Denies Being "Health Nazis"», Newstalk ZB News, 18 de Septiembre de 2003.

     En ese entonces escribí [Kerry Bolton] a Dunne:

    «Estimado Sr. Dunne:

    «Me interesé en su uso del término "nazis de la salud" para describir a aquellos que procuran legislar para el control del fumar en sitios públicos. Usted probablemente no está consciente de cuán apropiada es esa descripción. La Alemania nacionalsocialista en efecto legisló para controlar el fumar en sitios públicos como una cuestión de salud social.

    «El mismo régimen fue también responsable de otras "tiránicas" medidas de salud, como exámenes de pecho obligatorios, para comprobar la existencia de tuberculosis entre los trabajadores, la promoción de medicina naturópata, leyes de seguridad ocupacional, la prohibición de ciertos tipos de pesticidas, la promoción de alimentos nutritivos y el desincentivo del uso de aditivos, campañas contra el alcohol y contra el uso de colorantes en la mantequilla, restricciones a la publicidad del tabaco, etc.

    «En cuanto a los "nazis de la salud" y el fumar en público, es debido al tipo de propaganda banal que ha hecho del régimen de Hitler sinónimo del mal, que ha sido suprimido el vínculo entre el tabaco y el cáncer descubierto por las autoridades médicas "nazis de la salud". Me pregunto ¿cuántas vidas podrían haber sido salvadas si una evaluación equilibrada de dicho régimen hubiera sido permitida?.

    «También de importancia en este punto es que el líder de la "forma más baja de Humanidad" [11], Hitler, donó los derechos de venta de Mein Kampf a la investigación del cáncer. ¿Ha emprendido usted alguna vez algo tan digno, señor Dunne?» [12].

[11] Según Dunne describió a los "nazis".
[12] K. R. Bolton al Hon. Peter Dunne, 19 de Septiembre de 2003, online: http://www.adelaideinstitute.org/Dissenters/bolton4.htm

     Volviendo a asuntos de importancia más directa, sin embargo, es notable que entre aquellos que fueron asegurados por EE.UU. bajo la Operación Paperclip estuviera el investigador del cáncer doctor Kurt Blome, jefe de Salud del Reich (Reichsgesundheitsführer) y Plenipotenciario para la Investigación del Cáncer en el Consejo de Investigación del Reich. El doctor Blome fue capturado, y un documento le fue entregado a los Aliados en Frankfurt que ponía de manifiesto la importancia de él:

    "En 1943 Blome estaba estudiando la guerra bacteriológica, aunque oficialmente él estuviera involucrado en la investigación del cáncer, lo que era sin embargo sólo un camuflaje. Blome además sirvió como vice-ministro de Salud del Reich. ¿Quisieran ustedes enviar investigadores [alemanes]?" [13].

[13] Operation Paperclip: "Kurt Blome", http://www.operationpaperclip.info/kurt-blome.php

     Note que el interés por el doctor Blome no era como un investigador del cáncer sino como un investigador en la guerra biológica, y el reporte estadounidense se refiere a la investigación en cáncer sólo incidentalmente como una tapadera para la investigación nacionalsocialista en la guerra bacteriológica. La implicación es que la investigación del cáncer en el Reich realmente no existió sino que era una fachada para esconder infames experimentos médicos en la búsqueda de armas biológicas.


IMAGEN: Los nacionalsocialistas emprendieron la primera campaña anti-tabaco en la Historia moderna. El vínculo entre el cáncer pulmonar y el fumar fue primero demostrado en la Alemania de Hitler. "Las madres evitan el alchohol y la nicotina".

     El doctor Blome, se ha dicho, fue salvado de la horca, habiendo sido acusado por los estadounidenses de experimentar con los presidiarios de Dachau con vacunaciones, y "En 1951 él fue contratado por el Cuerpo Químico del Ejército estadounidense para trabajar en la guerra química" (Ibid.).

     Lo que esto indica es que era EE.UU. quien tenía un particular interés en las conclusiones alemanas en cuanto a la guerra química, y que no tenía ningún interés por la investigación alemana acerca del cáncer, dando la impresión de que no hubo ninguna verdadera investigación alemana en cuanto al cáncer. Debería ser ya suficientemente conocido que EE.UU. se ha involucrado en experimentos médicos y en tortura psicológica sin restricciones [14] sobre sus propios ciudadanos, que no pueden ser siquiera mitigados sosteniendo que EE.UU. había estado entonces bajo el asalto directo de fuerzas enemigas (como Alemania lo estuvo).

[14] Véase Gordon Thomas, Journey into Madness: Medical Torture and the Mind Controllers, Londres, 1989.

     La indicación de tales asuntos es descrita como "relativización del Holocausto", lo cual es supuestamente "peor que la negación del Holocausto". Uno podría preguntar si tal "relatividad" es tan detestada porque implica que el sufrimiento de los Gentiles es tan serio como el sufrimiento judío, violando el axioma talmúdico de que los Gentiles son inferiores [15]. Por lo tanto fue suficiente para el veterano político francés Jean-Marie LePen haber dicho que "El Holocausto fue un detalle de la historia de la Segunda Guerra Mundial" para ponerlo en la picota por "delitos de odio", a pesar de no haber "negado" la realidad del "Holocausto", ni siquiera aprentemente la sacrosanta cifra de 6 Millones. El crimen de pensamiento de LePen fue que él había "relativizado el Holocausto", o lo que en Alemania es llamado "minimizar el Holocausto" [16], en vez de aceptar que aquél debe permanecer como la tragedia central de la totalidad de la Historia humana.

[15] Véase de Israel Shahak, Jewish History, Jewish Religion, Londres, 1994.
[16] "Jean-Marie Le Pen Repite los Comentarios sobre el Holocausto en el Parlamento Europeo", The Telegraph, 25 de Marzo de 2009, online: http://www.telegraph.co.uk/news/worldnews/europe/france/5050338/Jean-Marie-Le-Pen-repeats-Holocaust-comments-in-European-Parliament.html

     Tales controversias sirven para obscurecer los logros conseguidos bajo el Nacionalsocialismo en Alemania. La investigación requiere objetividad, y ésta no es posible cuando los estudios sobe el Tercer Reich deben estar a priori basados en el absolutismo moral como una forma de dualidad Zoroastriana que necesariamente compara cada cosa y todo lo que tenga que ver con el Tercer Reich como algo intrínsecamente malo, incluyendo la investigación del cáncer, la ecología, las autopistas y la reforma bancaria.

     De aquí que lo que el profesor Robert N. Proctor reporta en su libro The Nazi War on Cancer [17] sólo puede ser examinado a través de los lentes distorsionados por la fiebre de la guerra en cuanto a tal pionera medicina social como si hubiese sido emprendida con malas intenciones. Lo mismo puede ser dicho del programa de obras públicas de las Autopistas (Autobahns), siendo su propósito rutinariamente adscrito al objetivo de Hitler de construír una red de caminos que permitiría la rápida movilización militar de Alemania. De vez en cuando la verdad surge de una manera incidental en la academia ortodoxa: en este caso, el doctor Frederic Spotts, en su libro Hitler and the Power of Aesthetics, escribe por causalidad acerca de las Autopistas, que en ese entonces fueron admiradas en todo el mundo como "un logro innovador, exitoso y claro".

[17] Robert N. Proctor, The Nazi War on Cancer, New Jersey, Princeton University Press, 1999.

    "Sus carreteras divididas, su anchura generosa, su magnífica ingeniería, su sensibilidad ambiental, su armonía con el campo, su paisajismo de buen gusto, sus entradas y salidas en tréboles, sus disimulados puentes y pasos elevados, sus modernistas estaciones de servicio, sus restaurantes e instalaciones de descanso, se adelantaron a los sistemas camineros de cualquier otro sitio y presentaron un modelo para el mundo" [18].

[18] Frederic Spotts, Hitler and the Power of Aesthetics, Londres, 2002, p. 386.

     Aunque la Autobahn es convencionalmente representada como un ejemplo de las preparaciones militares de Alemania, el doctor Spotts tiene la valentía para verla de otra forma: "Lo que no es ampliamente apreciado es que Hitler consideraba esas carreteras, sobre todo lo demás, como monumentos estéticos. Por primera vez los caminos no eran principalmente utilitarios sino duraderas obas de arte comparables a las pirámides" (Ibid.). El doctor Spotts continúa:

    "Las autopistas fueron por lo tanto pretendidas no tanto para facilitar que los automóviles fueran de un lugar a otro sino para lucir la belleza natural y arquitectónica del país. Las rutas fueron elegidas para que pasaran por áreas atractivas sin molestar la armonía de las colinas, valles y bosques. Las áreas de descanso fueron creadas para que los viajeros se detuvieran y admiraran el panorama. En algunos sectores la carretera misma hacía un desvío, a pesar de gastos adicionales, para ofrecer una vista particularmente impresionante. Hubo un gran esfuerzo en la construcción para minimizar el daño al medioambiente..." (Ibid.).


     La manera en que el doctor Spotts logra salir de lo que al principio parece un encendido relato de los logros ecológicos y técnicos del Reich es describiendo la estética de Hitler como sólo "otro ejemplo de la megalomaníaca auto-complacencia" (Ibid., p. 387). De aquí, incluso con este notable logro, tal como con otros importantes avances en el Tercer Reich, que deba recordársenos que en último término todo descansa en el penetrante mal de un hombre. Sea como fuere, sin tener en cuenta los motivos de Hitler, tal reduccionismo impide una consideración racional y objetiva de tales logros.

     Si el doctor Spotts hubiera estado describiendo los logros de la construcción de carreteras en EE.UU. o en Inglaterra durante los años '30, por ejemplo, el lector quedaría con una duradera impresión de un Estado que había conseguido mucho que necesita ser reconsiderado hoy. Sin embargo, puesto que un logro tan notable fue emprendido bajo Hitler, queda reducido, incluso de parte del doctor Spotts, a ser sólo otro ejemplo de la megalomanía de una persona singularmente malvada. Pero el doctor Spotts disipa uno de los grandes mitos de esa época: que la Autobahn era principalmente para propósitos de militarización. Comentando sobre Todt, jefe del proyecto, Spotts declara que si bien los argumentos de Todt para la Autobahn incluían su potencial para objetivos militares,

    "Hitler nunca fue guiado por esa noción. De hecho las rutas no conducían a probables líneas de frentes bélicos, las superficies eran demasiado delgadas para resistir tanques, etcétera. Lejos de ser provechosos para la Wehrmacht, los caminos, con sus brillantes superficies blancas, demostraron ser muy útiles para los aviones enemigos al proporcionar puntos de orientación, razón por la que ellos tuvieron que ser camuflados con pintura" (Ibid., p. 394).

     De aquí que mientras la Autobahn, un triunfo tanto de la ecología como de la ingeniería, puede ser relegada al reino de la megalomanía, la lección a sacar del libro del profesor Proctor acerca de la investigación del cáncer y otros estudios médicos en el Tercer Reich es, según la reseña del Washington Post, «un concepto igualmente inquietante: la "banalidad del bien"» [19].

[19] Anuncio en la contraportada de The Nazi War on Cancer, op. cit.

     La investigación en el Tercer Reich acerca de los vínculos entre el tabaco y el cáncer por lo tanto se hace trillada, anodina, trivial y otras palabras tales asociadas con la "banalidad". Si EE.UU. hubiera estado tan interesado en tal investigación como lo estuvo en lo que los alemanes habían desarrollado en términos de armas, entonces habría muchos millones de personas que hubieran estado agradecidas de aquella investigación, sin tener en cuenta el régimen bajo cuyos auspicios fue conducida. Que EE.UU. estuviera interesado sólo en los logros técnicos y militares alemanes dice más sobre el carácter del régimen estadounidense que sobre el Tercer Reich. Sin embargo, cuando el gran público oye algo sobre experimentos médicos alemanes, es en cuanto a supuestos abusos sobre prisioneros e "inferiores raciales" (sic), llevados a cabo por individuos tales como el doctor Joseph Mengele, quien es descrito como realizando algunos experimentos médicos muy poco científicos a pesar de su eminencia como genetista. De ahí que circulen historias sensacionalistas como la siguiente:

    «Mengele tenía un proyecto añadido: el de cambiar realmente el color de ojos en una dirección aria. El doctor Abraham C. se preguntó por qué Mengele dedicaba tanta atención a unos muchachos de siete años que parecían sin importancia y luego comprendió que "aquellos niños tenían una rara característica: ellos eran rubios y tenían ojos cafés, de manera que Mengele estaba tratando de encontrar un modo de colorear de azul sus ojos". Mengele realmente inyectó metileno azul en sus ojos, causándoles un dolor severo e inflamación, pero "sus ojos por supuesto no cambiaron"» [20].

[20] Dr.Robert J Lifton, Nazi Doctors: Medical Killing and the Psychology of Genocide.

     Como afirma la última frase, "pero sus ojos por supuesto no cambiaron". Pero se espera, o más bien se exige, que cada uno crea que un genetista altamente calificado, el doctor Mengele, que aparentemente también creía en la doctrina racial nacionalsocialista, trató de convertir a no-arios en arios por medios artificiales. ¿Podría algo ser menos "racista"? Pero estos cuentos obscurecen cualquier verdadero logro, de los cuales había muchos, que fueron hechos bajo el Tercer Reich en medicina y bienestar público. Mientras los cuentos sensacionalistas continuaron durante décadas después de la guerra, en cuanto a que Mengele creó una cosecha de brasileños de ojos azules en una remota ciudad, National Geographic finalmente lo expuso en 2009 como un "mito" [28].

[21] Brian Handwerk, «"Nazi Twins" a Myth: Mengele not behind Brazil Boom?», National Geographic News, 25 de Noviembre de 2009, online: http://news.nationalgeographic.com/news/2009/11/091125-nazi-twins-brazil-mengele.html

     Lo que incluía esta "banalidad del bien" —en palabras del revisor del libro de Proctor del Washington Post— era un esfuerzo general para establecer una población sana. Naturalmente, se diría que los motivos para aquello era crear una "Raza Superior" para conquistar el mundo; pero sin tener en cuenta los motivos, los resultados podrían haber beneficiado a la Humanidad si no hubiera sido por la supresión de cualquier cosa de un carácter positivo relacionada con el Tercer Reich.

     Proctor declara que más de mil tesis médicas examinaron el cáncer en los doce años del régimen nacionalsocialista. Por primera vez fueron establecidos registros de cáncer, fueron reforzadas medidas de salud púbicas preventivas, hubo leyes contra la adulteración de alimentos y medicinas, prohibición de fumar, y campañas que advertían contra el uso de cosméticos que producen cáncer. Proctor hace la pregunta de si éstas y otras medidas de salud pública tuvieron como efecto una menor frecuencia del cáncer entre los alemanes desde los años '50. Esto plantea un dilema moral porque significa que "uno de los regímenes más crueles de la Historia" podría haber tenido éxito en disminuír las tasas de cáncer (Proctor, op. cit., p. 19).

     Otras campañas que sólo en años recientes se han convertido en un factor en los Estados occidentales fueron la incitación a las mujeres a hacerse exámenes anuales para detectar el cáncer o cada dos años, y las mujeres fueron instruídas para que se auto-examinaran sus mamas, siendo Alemania aparentemente el primer país en emprender tales pasos (Ibid., p. 29). Los efectos del polvo y el asbesto en la salud fueron estudiados con un fuerte énfasis (Ibid., p. 107). Proctor sostiene que Alemania se convirtió en el líder en la documentación del "vínculo entre asbesto y cáncer pulmonar". En 1943 el régimen fue el primero en reconocer el mesotelioma y el cáncer pulmonar provocados por el asbesto como "enfermedades laborales compensables". Los abogados estadounidenses más tarde usaron esta investigación de la época nacionalsocialista en sus litigaciones (Ibid., p. 111).

     Con la derrota de Alemania, Karl Astel, jefe del Instituto de Investigación de los Riesgos del Tabaco, que había decretado prohibiciones de fumar en público, se suicidó. El Jefe de Salud del Reich Leonardo Conti se ahorcó con su camisa mientras estaba detenido por los Aliados. El presidente de la Oficina de Salud del Reich Hans Reiter estuvo varios años en la cárcel, después de lo cual él trabajó en una clínica de salud, pero nunca volvió a la vida pública. Fritz Sauckel, responsable del trabajo extranjero, y redactor de la legislación anti-tabaco de Astel, fue ejecutado en 1946. Proctor comenta: "Es apenas sorprendente que gran parte del impulso del movimiento anti-tabaco de Alemania fuera anulado" (Ibid., p. 227). Sin embargo, otros científicos fueron obligados por EE.UU. a trabajar en proyectos de armas durante la Guerra Fría. Proctor llega al mismo punto que estoy planteando:

    "Incluso hoy, el movimiento alemán anti-tabaco no ha superado el activismo y la seriedad de los años de su auge, 1939-1941. La investigación de salud y tabaco es silenciada, y no es difícil imaginar que los recuerdos del activismo de la generación anterior deben haber ayudado a perpetuar el silencio. La memoria popular de la moderación del tabaco durante el Nacionalsocialismo bien puede haber obstaculizado al movimiento anti-tabaco alemán de posguerra... Parece haber formado la manera como consideramos la historia de la ciencia involucrada: el mito de que científicos ingleses y estadounidenses fueron los primeros en mostrar que fumar provoca cáncer de pulmón, fue muy conveniente, tanto para los investigadores en las naciones victoriosas como para los alemanes que trataban de olvidar el pasado inmediato. El canoso espectro del fascismo está quizá con mejor salud que lo que quisiésemos admitir" (Ibid., p. 228).

     Proctor también se refiere al método de "Reductio ad Hitlerum" en la supresión de iniciativas anti-tabaco. Proctor declara que "los abogados a favor del tabaco han comenzado a jugar la carta del nacionalsocialismo" [22] al hablar de "nico-nazis" y "fascismo del tabaco". Proctor se refiere a la compañía Philip Morris de Europa que ha emprendido una ofensiva publicitaria en revistas, que identifica a los fumadores con judíos puestos en ghettos y a los anti-fumadores con los "nazis" (Ibid., p. 271).

[22] "The Nazi Card" es otro término para la Reductio ad Hitlerum; vea "The Fallacy Files", op. cit.

     Extrañamente, Proctor rechaza la idea de que si la investigación médica nacionalsocialista no hubiera sido suprimida muchas vidas podrían haber sido salvadas. Él declara que los Aliados en efecto tomaron realmente mucho interés en la investigación científica nacionalsocialista, pero luego procede a enfocarse brevemente en la tecnología militar (Ibid., p. 273). ¿Dónde estuvieron secuestrados los investigadores nacionalsocialistas de salud después de la guerra para ayudar a los Estados vencedores en la investigación de las causas del cáncer, los efectos del asbesto, las ventajas de la dieta sana, etc.? Como ya se mencionó, ellos estaban muertos, en la cárcel o relegados a la oscuridad, mientras que los "científicos de cohetes" trabajaban diligentemente en misiles de la Guerra Fría, antes de ser denunciados en su vejez [23].

[23] Véase p. ej. Thomas Franklin, An American in Exile: The Story of Arthur Rudolf, Huntsville, Alabama, 1987.

     Que iniciativas de salud pública emprendidas décadas después de que los alemanes emprendieron los mismos programas estén siendo anunciadas ahora como "nuevas", es una pieza de manipulación oportunista. Lo mismo puede decirse también de las medidas ecológicas alemanas [24], con los comunistas en años recientes saltando a bordo del movimiento Verde para proclamarse a sí mismos a la vanguardia de lo que ellos ahora llaman "Eco-socialismo", y el entusiasmo anarquista-punk por la "liberación animal" que fue adelantada hace décadas por las disposiciones del Reich con respecto al bienestar animal [25].

[24] Anna Bramwell, «Blood and Soil: Walther Darré & Hitler’s "Green Party"», Buckinghamshire, 1985.
[25] "Reich Law on Animal Protection", 24 de Noviembre de 1933, online: http://www.worldfuturefund.org/wffmaster/Reading/Germany/Nazianimalrights.htm


La Oposición a la Usura, ¿Algo Intrínsecamente "Nazi"?

     La Reductio ad Hitlerum es usada para suprimir y difamar otro importante asunto: el de las alternativas al sistema bancario y de deudas. Poco se ha entendido sobre el sistema de finanzas nacionalsocialista y fascista, y generalmente se acepta que Alemania en particular logró la recuperación económica mediante gastos en armamentos. Incluso si aceptamos aquella presunción, ella explica poco. En efecto, uno de los objetivos originales del embrionario Partido Nacionalsocialista cuando todavía era conocido como el Partido de los Trabajadores Alemanes, y antes del ingreso de Hitler, era "acabar con la esclavitud del interés".

     Un ideólogo clave del naciente Partido era también el principal abogado de la reforma bancaria en Alemania, Gottfried Feder [26]. Curiosamente, casi en la misma época (1917) el escocés C. H. Douglas, un ingeniero al igual que Feder, estaba formulando una doctrina ampliamente similar, el Crédito Social, y antes de él el inventor Arthur Kitson [27] estaba abogando por la evitación del sistema bancario privado con la emisión estatal de dinero sin deuda según los requerimientos de producción y consumo de la sociedad.

[26] Véase G. Feder (1918), Manifesto for the Breaking of the Financial Slavery to Interest; G. Feder (1923) The German State on a National and Socialist Foundation.
[27] "Arthur Kitson", http://www.yamaguchy.com/library/kitson/kitson_index.html

     Durante la primera parte del siglo XIX la Isla Guernsey emitió su propio dinero cuando estaba al borde de la pobreza, y continúa haciéndolo. Lincoln emitió sus dólares [Greenbacks], y la Confederación emitió Graybacks basados en un estándar del algodón. El presidente John F. Kennedy publicó Notas de la Tesorería estadounidense. Las comunidades en Alemania, Austria y EE.UU. durante la Gran Depresión emitieron divisas locales, que les llevaron prosperidad en medio de la pobreza. Australia emitió su propio crédito mediante el Commonwealth Bank del Estado durante décadas, y Nueva Zelanda emitió el crédito estatal a un interés del 1% en 1936 mediante su Banco de la Reserva para financiar los icónicos programas estales de vivienda, que financiaron trabajo para el 75% de los desempleados. A pesar de los esfuerzos obstruccionistas del sistema judicial, un Gobierno de Crédito Social, en Alberta, Canadá, emitió "Certificados de Prosperidad" [28].

[28] K. R. Bolton, The Banking Swindle: Money Creation and the State, Londres, 2013, pp. 79-123.

     La Alemania nacionalsocialista, el Japón imperial y la Italia fascista emprendieron medidas similares al publicar el crédito estatal y certificados de trabajo amortizables. Los notables logros económicos de aquellos Estados en medio de la Gran Depresión han sido consignados al Agujero de la Memoria (Ibid., pp. 103-120). A pesar de todo, la necesidad de entender el sistema bancario y las alternativas a él es tan apremiante ahora, en medio de la "crisis de deudas global", como lo era durante la Gran Depresión. Una diferencia significativa entre entonces y ahora es que después de la Primera Guerra Mundial muchas personas entendieron la necesidad de cambiar el sistema bancario, y grandes movimientos de reforma como el Crédito Social en Alberta y el Partido Laborista en Nueva Zelanda arrasaron en su llegada al poder sobre la plataforma de la reforma bancaria. Puesto que los tres principales Estados del Eje también emitieron el crédito estatal, emprendieron el control de la banca y llevaron a sus naciones a la prosperidad, esta importante cuestión también ha sido sometida ahora a la Reductio ad Hitlerum.

     Una víctima significativa de esta táctica ha sido Stephen M. Goodson, un economista sudafricano que sirvió durante varios años (2003-2012) como un director elegido en el Consejo del Banco de la Reserva sudafricano. Goodson es también un ferviente abogado de la reforma bancaria y el fundador del Partido por la Abolición del Impuesto a la Renta y la Usura (Abolition of Income Tax and Usury Party). Peor aún, él no tiene temor en describir los sistemas bancarios del Eje, de Japón y Alemania, como ejemplos significativos de importantes Estados que consiguieron un renacimiento liberándose de la usura [29]. Por esto, se lanzó una campaña de difamación sobre Goodson unos pocos meses antes del final de su período de doce años como uno de los directores del Banco de la Reserva. Goodson dimitió probablemente para impedir su retiro por orden de los traficantes de la difamación. Si bien Goodson fue etiquetado como un "negador del Holocausto", fue su mención de los sistemas bancarios del Eje la que fue la causa de su complicación.

[29] K. R. Bolton, The Banking Swindle, op. cit., p. 116. Goodson escribió un prefacio a este libro.

      Goodson llegó al consejo del Banco de la Reserva bajo las disposiciones que permitían que los inversionistas eligieran a un miembro para que los representara. Aunque el término de nueve años de Goodson debía expirar en Julio de 2012, justo unos meses antes de entonces fue lanzada una campaña contra él, probablemente para asegurarse de que él no pudiera terminar su posición de buena manera. Una columnista, Lisa Steyn, escribió de él:

    «Goodson, que ganó R 360.000 [Rand, moneda sudafricana] el año pasado por sus servicios al banco, más de R 70.000 por cada una de las cinco reuniones a las que él asistió, sostiene opiniones discutibles que incluyen el admirar las políticas económicas proseguidas por Hitler en la Alemania nacionalsocialista, una creencia de que los banqueros internacionales financiaron y manipularon la guerra contra Hitler porque ellos vieron el modelo del capitalismo estatal de éste como una amenaza para sus caminos usureros, y que el "Holocausto" fue una ficción inventada para extraer enormes cantidades de compensaciones de los derrotados alemanes.

    «Él ha sostenido que similares motivos fundamentaron el apoyo de Naciones Unidas para el levantamiento en Libia [2011]. El sistema bancario libre de usura de Muamar Gaddafi era una amenaza para el capitalismo global y tenía que ser destruído, según Goodson» [30].

[30] Lisa Steyn, "Reserve Banks Holocaust Denier", Mail and Guardian, 13 de Abril de 2012, online: http://mg.co.za/article/2012-04-13-reserve-banks-holocaust-denier

     Que la oposición a Goodson surgió porque él declaró algunos hechos acerca de las políticas bancarias de la Alemania nacionalsocialista, es indicado por Steyn:

    «Pero Goodson parece estar empujando opiniones a favor de los "nazis" y "anti-semíticas" en Internet. En una entrevista de radio el año pasado con la anfitriona de un programa de entrevistas estadounidense Deanna Spingola, autora de The Ruling Elite: A Study in Imperialism, Genocide and Emancipation, Goodson expresó su admiración por los logros sociales durante el Tercer Reich» (Ibid.).

     Parece que un tratamiento comprensivo de las políticas económicas y sociales del Tercer Reich, y una consideración de dicha época que no se enfoque en el "Holocausto", es sinónimo de ser "pro-nazi" y "anti-semita". Por lo tanto se hace imposible expresar opiniones con respecto a uno o dos aspectos admirables y realizables de un régimen sin ser asociado con todas las otras políticas y acciones de aquel régimen, tanto las reales como las imaginarias. Para ser consecuente, los defensores del statu quo en EE.UU. deberían ipso facto ser considerados como ávidos partidarios de cada acción emprendida por EE.UU., incluída la segregación, la inyección de sífilis en prisioneros Negros, la masacre de My Lai (en Vietnam), y así ad infinitum.

     Según Steyn, las declaraciones incriminatorias hechas por Goodson en la entrevista de radio con Spingola en 2010 fueron que

    "Adolf Hitler subió al poder en 1933 y en seis breves años él transformó Alemania y redujo el desempleo desde un 30% a cero".

    "Él proporcionó a cada uno una vivienda decente y sin deuda, relaciones laborales excelentes, y restauró el respeto y el honor para todos los alemanes".

    "En esos seis años, se creó un paraíso para los trabajadores. Había inflación cero y Alemania se convirtió en el país más próspero y poderoso en la historia de Europa".

    "Goodson también dijo que la verdadera razón de la Segunda Guerra Mundial era el progresista sistema económico de Alemania.

    "Ésa fue la base entera de la Segunda Guerra Mundial. No tenía nada que ver con derechos humanos o proteger a Polonia o cualquiera de los otros motivos que se publican en los libros de Historia.

    "Alemania sólo pudo ser admitida en la familia de las naciones tras haber cumplido con las reglas de los banqueros internacionales" (Ibid.).

     Después de que Spingola hizo una referencia al "Holocausto" y su uso por intereses judíos, Steyn comenta que "Goodson pareció estar de acuerdo":

    "Sí, bueno, ellos [los judíos] han sido expulsados de más de 70 países, en algunos de ellos varias veces. Pero lamentablemente ellos tienen un control muy estricto de los medios de comunicación. Bien, hay una pequeña ventana de esperanza en que Internet pueda proporcionar visiones alternativas, pero incluso allí ellos están tratando de ejercer su supervisión" (Ibid.).

     Una referencia secundaria y al pasar al fenómeno histórico de las expulsiones judías se convirtió en un foco para lo que de hecho era una oposición existente desde hace mucho tiempo de Goodson a la usura, junto con sus comentarios sobre los sistemas bancarios de Alemania y Japón como ejemplos del uso exitoso del crédito estatal.

     Que Goodson haya sido citado por "varios sitios web de extrema Derecha" es también suficiente para asociar a Goodson con cualquier cosa publicada en aquellos sitios. Un ejemplo dado por Steyn es uno llamado "Incogman", presumiblemente porque éste es probablemente el más estridente de tales sitios que ella pudo encontrar que también cita a Goodson, proveyendo Incogman a Steyn con algunas citas muy citables en referencia a "judíos jázaros arruinadores de la nación para quienes Israel está primero, multiculturalistas y marxistas Blancos con muerte cerebral, sico-sodomitas y lesbianas, pervertidos acosadores pedófilos, raríficos inversores de los géneros, grasientos mestizos ilegales, negros enloquecidos por la cocaína y criminales" (Ibid.). La implicación es que éstas son también las opiniones de Goodson.

     Steyn sigue con una larguísima discusión acerca de Goodson en tanto él está relacionado con la famosa familia Mitford, que ha incluído a marxistas y por supuesto a las fascistas Diana (Mosley) y Unity Mitford.

     Pero los artículos que Steyn cita que Goodson realmente ha escrito son aquellos que tienen que ver con la usura y con la reforma bancaria:

    «Goodson ha escrito muchos artículos que son fácilmente encontrados en Internet. Ellos son a menudo críticos de la finanza de deudas y del "explotador sistema bancario de la reserva fraccionaria de Occidente", en el cual los bancos privados tienen licencia para crear dinero de la nada.

    «En un artículo, Goodson propone un banco municipal de Ciudad del Cabo que podría financiar todos los programas de infraestructura a interés cero, y los contribuyentes podrían disfrutar de una reducción permanente de al menos el 15% en los precios anuales de las propiedades, una caída en el precio de las hipotecas y tasas nominales para préstamos para estudiantes.

    «En otros dos artículos, "La Verdad sobre Siria" y "La Verdad sobre Libia", él elogia las economías de ambos países, que emplearon bancos estatales» (Ibid.).

     Cuando el Mail and Guardian entrevistó al accionista del Banco de la Reserva Mario Pretorius con respecto a enmiendas a aquél que parecen bloquear la futura elección de representantes de los accionistas, éste dijo: "Fue un extraordinario punto luminoso en el horizonte". "En 2010 la Ley Sudafricana del Banco de la Reserva fue enmendada para cerrar de golpe cada puerta posible. [Ahora] nunca habrá otro [Stephen] Goodson o cualquier otro que disguste". Otro accionista dijo: "Goodson es un carácter raro. Pero él hizo bien porque puso mucha presión sobre el banco" (Ibid.).

     A pesar del final inminente del período de Goodson dentro de dos meses, se aplicó presión para despedirlo. El Comité Sudafricano de Asuntos Públicos de Israel (SAIPAC) pidió el cese inmediato de Goodson o su "renuncia" forzosa [31]. El presidente del SAIPAC David Hersch declaró:

    "Simplemente, no es suficientemente bueno que el Banco de la Reserva declare que su cargo se termina en Julio y que él no será designado de nuevo. Ellos deberían estar avergonzados de tener a alguien como él en su junta directiva, y ahora que él ha sido denunciado, ellos deberían actuar inmediatamente" [32].

[31] Boruch Shubert, "South African Jews Call for Dismissal of Pro-Nazi Banker", The Jewish Voice, 2 de Mayo de 2012, online: http://jewishvoiceny.com/index.php?option=com_content&view=article&id=1034:south-african-jews-call-for-dismissal-of-pro-nazi-banker&catid=106:international&Itemid=289
[32] Elad Bernari, "South African Bank director Expresses Support for Nazis", Arutz Sheva, 20 de Abril de 2012 online: http://www.israelnationalnews.com/News/News.aspx/154943#.UUTd-Dcr3T4

     El Sunday Times de Sudáfrica luego reportó que Goodson había dimitido en Mayo. Una vez más vemos que el principal punto de objeción tenía que ver con su elogio del sistema bancario alemán: "El mes pasado, el Mail and Guardian (M&G) reportó que Goodson tenía opiniones discutibles que incluían la admiración por las políticas económicas perseguidas por Adolf Hitler en la Alemania nacionalsocialista" [33].

[33] "SARB Director Quits After Hitler Claims", TimesLive, 4 de Mayo de 2012 online: http://www.timeslive.co.za/politics/2012/05/04/sarb-director-quits-after-hitler-claims

    David Hersch se jactó de que fue la "presión internacional" la que provocó que Goodson renunciara menos de dos meses antes del final de su período. Si alguien más aparte de Hersch hubiera sugerido que la presión judía había sido la causa de ese resultado, aquél habría sido etiquetado como "anti-semita". Sin embargo, por Hersch y otros aquello fue visto como una victoria judía de la cual estar orgulloso.

     Al economista chino y presidente del Liu Investment Group con sede en Nueva York, Henry C. K. Liu (henryckliu.com), quien ha escrito ampliamente sobre las políticas económicas del Tercer Reich, le ha sido hasta ahora evitada la asociación con supremacistas Blancos, y es todavía capaz de escribir columnas para el Huffington Post y Asia Times, etc. Liu escribió en Asia Times un detallado artículo acerca de la política bancaria del Tercer Reich, declarando:

    "De hecho, la recuperación económica alemana precedió y más tarde posibilitó el rearme alemán, en contraste con la economía de EE.UU., donde los impedimentos constitucionales colocados por la Corte Suprema estadounidense en cuanto al New Deal [la política económica de Roosevelt] retrasaron la recuperación económica hasta que la entrada estadounidense en la Segunda Guerra Mundial puso a la economía de mercado estadounidense en un pie de guerra. Si bien esta observación no es un respaldo para la filosofía nacionalsocialista, la eficacia de la política económica alemana en ese período, algo de lo cual había sido comenzado durante la última fase de la República de Weimar, es indiscutible" [34].

[34] Henry C. K. Liu, "Global Economy Part 10: Nazism and the German Economic Miracle", Asia Times Online, 24 de Mayo de 2005, online: http://www.atimes.com/atimes/Global_Economy/GE24Dj01.html

     Note que Liu rechaza cualquier noción de que el éxito "indiscutible" de la política económica del Reich sea un "respaldo para la filosofía nacionalsocialista", y que él desestima el cliché de que la recuperación económica de Alemania estuvo basada en torno al rearme. Liu describe los "Recibos de Creación de Trabajo" emitidos por el Reich, comentando: "Pero el principio de los Recibos de Creación de Trabajo puede ser aplicado a EE.UU. o China o cualquier otro país hoy para combatir los niveles inaceptablemente altos de desempleo. Desafortunadamente, este enfoque de sentido común se ve enfrentado con una firme oposición racionalizada por oscuras teorías de la inflación en la mayoría de los países" (Ibid.).

     La doctora Ellen Brown, jefe del Public Banking Institute de EE.UU., cita los artículos de Liu [35]. Si bien a Liu se le ha evitado la táctica de la Reductio ad Hitlerum, quizá porque él se ha asegurado una respetable posición como un economista asiático, la doctora Brown ha sido sometida a difamaciones por declarar lo mismo. De aquí que un sitio web de libre mercado, el Daily Bell, proclame triunfalmente que ha sido demostrada la mala intención detrás de la reforma bancaria, en un informe "impactante".

[35] Ellen Brown, "Thinking outside the Box: How a Bankrupt Germany Solved its Infrastructure Problems", The Web of Debt, 9 de Agosto de 2007, online: http://www.webofdebt.com/articles/bankrupt-germany.php

     El artículo advierte que el "fraude del dinero de la nada" es "una de las conspiraciones más grandes de la época moderna". Esta conspiración involucra la chocante victoria de Beppe Grillo y su movimiento Cinco Estrellas en las recientes elecciones italianas. La doctora Brown ha declarado que Grillo ha atacado la usura y ha propuesto un dividendo nacional de tipo Crédito Social, y un crédito estatal. El Daily Bell sostiene que un aparato conspiracional ha procurado debilitar los metales preciosos y el libre comercio, y que la defensa del "dinero de la nada" es parte de esta conspiración. Esta "conspiración" es de un carácter "fascista" o "nacionalsocialista":

    «Esto contradice la mayoría de todo lo que la historia monetaria nos dice, como los argumentos de que la VERDADERA solución para las actuales dificultades financieras de Occidente implica remedios nacionalsocialistas como entregar las funciones bancarias centrales al "pueblo" por medio de los gobiernos. Ésta es una solución fascista, y el que haya sido tan extensamente promovida obviamente da ocasión a la idea de que éste es un tema social dominante de la clase que analizamos regularmente» [36].

[36] "Bombshell Confirmation the Paper Money Hoax Is Real", The Daily Bell – Home of the Internet Reformation and of Free-Market Thinking, 15 de Marzo de 2013, online: http://www.thedailybell.com/news-analysis/28834/Bombshell-Confirmation-the-Paper-Money-Hoax-Is-Real/

     De ahí que las acusaciones de nacionalsocialismo y fascismo se conviertan en instrumentos de una conspiración elitista, objetando los defensores del libre comercio a aquéllos como básicamente las mismas formas de colectivismo que otros tipos de "socialismo".

    «Si bien nunca hemos encontrado una prueba incriminatoria en cuanto a esta promoción, pareció obvio para nosotros que si uno entregaba las funciones bancarias centrales de emitir dinero sólo a los gobiernos (en vez de la actual funcionalidad conjunta) las cosas se pondrían aún peor, no mejor. Lo que es más importante, el Poder del Dinero simplemente procuraría controlar la banca del gobierno, tal como ahora controla el actual paradigma privado/público. Nada cambiaría. Y, por supuesto, ése es el punto de este ejercicio» (Ibid.).

     El Poder del Dinero ya controla la banca central, porque los bancos centrales, independientemente de si ellos están nacionalizados o tienen dueños de bonos privados, son todavía simplemente mecanismos por medio de los cuales funciona el sistema de deudas internacional privado. No es la banca central per se lo que los reformadores bancarios están promoviendo sino el uso del crédito estatal o social por medio de los bancos, y eso no tiene que estar basado en un banco central. El Crédito Social insiste en una autoridad crediticia separada del Estado, por ejemplo, mientras las divisas locales han sido usadas muchas veces a través de la Historia para vencer la pobreza, sin causar inflación o una dictadura, y para eliminar el poder de esos "conspiradores" a los que la gente del Daily Bell afirma oponerse. Ellos escriben:

    "Hemos rastreado este meme durante muchos años y hemos observado a numerosos individuos que lo promueven. A medida que lo rastreábamos recibimos una enorme contra-respuesta de parte de aquellos que no querían que este esquema fuera expuesto. Pero hemos perseverado porque éste es nuestro informe. Analizamos temas sociales dominantes e intentamos desenmarañar sus contextos desde un punto de vista cultural y, más importante aún, desde un punto de vista de inversión" (Ibid.).

     La doctora Brown es una testaferra para esta "conspiración", afirman los del Daily Bell:

    «Ahora parece que Ellen Brown, una de las pricipales defensoras del meme de la "transparencia en el gobierno"... y la idea nacionalsocialista de la banca central controlada por el gobierno ha hecho una conexión definitiva entre Beppe Grillo de Italia y el propio movimiento de ella. Ella explica el programa de Grillo de esta manera:

    • cesación unilateral de pagos sobre la deuda pública;
    • nacionalización de los bancos; y
    • un ingreso de "ciudadanía" garantizado de 1.000 euros por mes (Ibid.).

    «Esto está más allá de la sorpresa. El economista conservador Gary North lo entendió bien. Aquellos que respaldan el control del dinero mediante la banca central y el dinero de la nada están seriamente determinados a implementar el esquema entero de la economía nacionalsocialista tal como fue contemplado antes de la Segunda Guerra Mundial» (Ibid.).

     Esto es visto como una maniobra de globalistas tales como George Soros para levantar el espectro del Fascismo y asustar a la gente para que apoye a la Unión Europea. Si bien puedo simpatizar con el Daily Bell por sospechar del movimiento Cinco Estrellas que repentinamente aparece de la nada y demanda sospechosamente un apoyo inmediato como Soros [37] y las "revoluciones de color" y la "primavera árabe", que he expuesto muchas veces detalladamente, se requiere algo más persuasivo que el tenue análisis del Daily Bell, especialmente cuando difama a opositores reales de la élite globalista, como la doctora Brown.

[37] "Italy’s top Pol Grillo Being Groomed for Disruption by Soros?", The Daily Bell, 12 de Marzo de 2013,
http://www.thedailybell.com/news-analysis/28812/Italys-Top-Pol-Beppe-Grillo-Being-Groomed-for-Disruption-by-Soros/

     De aquí que el Daily Bell siga con su propia teoría de conspiración de cómo los globalistas realmente podrían apoyar a la única gente que está efectivamente buscando desarraigar el fundamento del poder globalista: la usura.

     Una vez más, estoy muy familiarizado con el tipo de dialéctica que la gente del Daily Bell sugiere que funciona aquí [38]. Sin embargo, uno podría afirmar muy fácilmente que los libremercadistas del Daily Bell están sirviendo a los intereses de los globalistas al atacar a aquellos que ofrecen alternativas reales al globalismo. Son precisamente las doctrinas del libre mercado y la usura las que mantienen el sistema globalista. Si debiéramos usar una variante semántica que llamaremos la Reductio ad Marxum, puede argumentarse que el capitalismo de libre mercado sirve a la dialéctica marxista. No tenemos que hacer conjeturas, sino que podemos citar a Marx mismo:

    "Hablando en general, el sistema proteccionista hoy es conservador, mientras que el sistema de Libre Comercio tiene un efecto destructivo. Éste destruye las antiguas nacionalidades y hace más agudo el contraste entre proletariado y burguesía. En pocas palabras, el sistema de Libre Comercio está precipitando la revolución social. Y sólo en este sentido revolucionario yo voto a favor del Libre Comercio" [39].

[38] K. R. Bolton, Revolution from Above, Londres, 2011, pp. 213-244.
[39] Karl Marx, Appendix to Elend der Philosophie, 1847.Citado en K. R. Bolton, The Banking Swindle, op. cit., p. 161.

     Como he escrito en otra parte detalladamente, el libre mercado es visto como parte de la dialéctica marxista [40]. A la inversa, hay globalistas que ven al marxismo como parte de una dialéctica capitalista, descrita más coherentemente en Between Two Ages de Zbigniew Brzezinski [41]. Ambos consideran útil debilitar al enemigo común, la tradición, a la que Marx condenó muy enérgicamente como "reaccionismo". Los conservadores de tipo tradicional, como Oswald Spengler, a diferencia de los liberales que son hoy mal identificados como "conservadores", vieron el parentesco entre Capitalismo y Libre Comercio y rechazaron a ambos como derivados del mismo zeitgeist económico del siglo XIX. El repudio de la usura sigue siendo el medio por el cual el gobierno de Mammón ha sido vencido y puede serlo otra vez.

[40] K. R. Bolton, The Banking Swindle, Ibid., "The Real Right’s Answer to Socialism & Capitalism", pp. 152-174.
[41] K. R. Bolton, Revolution from Above, op. cit., "Capitalist and Marxist Dialectics", pp. 9-14.


Conclusión

     La Reductio ad Hitlerum es una pieza de prestidigitación semántica que ha sido usada por los convencionalmente llamados Izquierda, Derecha y Centro. Dicha metodología ha sido usada para etiquetar a los defensores de la salud pública como "nazis de la salud" y "nico-nazis". Los ecologistas han sido llamados "eco-nazis". Un blog llamado "The Climate Scum" "demuestra" que la ecología es "nazi" mostrando una vista aérea de un bosque plantado durante el Tercer Reich, en el cual ciertos árboles fueron plantados en forma de una esvástica [42]. Los casos de aquellos que son escépticos sobre cualquier cosa que se refiera al "Holocausto", o que ponen objeciones al sionismo e Israel y son llamados "neo-nazis", son demasiado comunes para merecer citas específicas aquí.

[42] "Eco-Nazis – yes that Is what They Are!", The Climate Scum, 26 de Febrero de 2011, online: http://theclimatescum.blogspot.co.nz/2011/02/eco-nazis-yes-that-is-what-they-are.html

     El profético discurso de los "ríos de sangre" de Enoch Powell en 1968 sobre la nueva inmigración hacia Gran Bretaña fue condenado con alusiones a Auschwitz y al espectro del neo-nazismo, y todavía son invocados si alguien llegara a cuestionar la inmigración desde el Tercer Mundo. La lumbrera del Partido Laborista Tony Benn en ese entonces dijo del discurso de Powell: "La bandera del racismo que ha sido agitada en Wolverhampton comienza a parecerse a la que flameó hace 25 años sobre Dachau y Belsen" [43]...

[43] James Cotton, "Enoch Powell – Voice of the Nation", Traditional Britain Group, 9 de Mayo de 2012, online: http://www.traditionalbritain.org/content/enoch-powell-voice-nation-ludwig-james

     Ahora, en medio de una crisis de deudas global, donde hay una tenue luz —aunque sea todavía demasiado débil— del resurgimiento del interés por alternativas a la usura y la deuda, la Reductio ad Hitlerum es soltada sobre los partidarios de la reforma bancaria. Dicho método es un mal social que oscurece las soluciones para los desafíos de hoy, negando la legitimidad de políticas que han sido intentadas y demostradas.–




No hay comentarios:

Publicar un comentario