BUSCAR en este Blog

jueves, 31 de diciembre de 2015

Sobre la Enseñanza Obligatoria del "Holocausto"



     Del mismo autor de la entrada anterior, el Mayor retirado de la fuerza aérea estadounidense Joseph G. Stano, pero publicada trece años antes, en Julio de 1984 (vol. 11 Nº 11 de la revista Liberty Bell), presentamos aquí en castellano una carta abierta que él dirigiera al gobernador de New Jersey de entonces, Thomas Howard Kean, en dicho cargo entre 1982 y 1990, y elegido posteriormente por George W. C. Bush en 2002 como presidente de la 9/11 Comission, responsable de investigar las causas de los ataques del 11-S. El motivo de dicha carta es la creación por parte de Kean, en Octubre de 1982, del Consejo Consultor sobre Educación del "Holocausto" en las escuelas públicas de New Jersey, primer Estado en tener tal tipo de organismo propositor de planes escolares de estudio. Las graves y profundas consecuencias e implicaciones de sugerir la enseñanza pública de un capítulo de la Historia completamente no comprobado, lo cual las personas atentas saben que es así, es el centro de la preocupación manifestada aquí por el señor Stano. Como anexo final incluímos la traducción de la ley de 1994, diez años después de esta carta, decretada en New Jersey que hace obligatoria la enseñanza de mentiras, confirmando las anticipatorias aprehensiones del Mayor Joseph Stano.


UNA CARTA ABIERTA AL GOBERNADOR DE NEW JERSEY
por Joseph G. Stano, Mayor Retirado de la USAF
Julio de 1984




     Estimado Gobernador (de New Jersey Thomas H.) Kean:

     Quedé alarmado al leer que usted ha introducido en el sistema escolar de New Jersey un curso sobre el "Holocausto", fácilmente el fraude más desacreditado que haya emergido alguna vez como "Historia".

     Se reporta que usted ha dicho que aquellos que dudan del "Holocausto" no han leído Historia. Gobernador: He dedicado mi vida al estudio de la Historia y he vivido una parte bastante grande de la Historia durante dos guerras. Por favor, dígame ¿qué libro de Historia respetable y confiable certifica al "Holocausto" como Historia y no como mito?.

     Incluso después de treinta años de solicitudes, súplicas y amenazas por parte de la ADL (Anti-Defamation League) de la B'nai B’rith, las enciclopedias no reconocen que Seis Millones de judíos murieron durante la Segunda Guerra Mundial, ¡por ninguna razón en absoluto! Y ellas ciertamente no reconocen la existencia de ninguna "cámara de gas". Gobernador Kean: Si seis millones de judíos fueron "gaseados" en "cámaras de gas" nacionalsocialistas, uno pensaría que las enciclopedias habrían hecho notar este "hecho" histórico.

     Muchísimos historiadores han dicho durante el último milenio que si un hombre no conoce las lecciones de la Historia, él está condenado a repetir los errores de la Historia. La verdad histórica es simplemente un asunto demasiado vital e importante como para ser atiborrada con un "mito" completamente desacreditado que distorsiona enormemente la historia de una sangrienta guerra mundial. Ciertamente la verdad absoluta acerca de una guerra mundial es la lección más vital que puede ser enseñada a los estudiantes estadounidenses, si tenemos la intención de evitar otra guerra mundial. Durante más de treinta años la ADL y la B'nai B’rith han rechazado absolutamente debatir o siquiera habla de las afirmaciones que ellos hacen sobre el "Holocausto". Ahora bien, ¿parece eso como de alguien interesado en la verdad histórica?.

     Permítame referir un poco de Historia en este gran engaño y mostrarle por qué la ADL y la B'nai B’rith rechazan debatir el así llamado "Holocausto":

     En orden descendente, las afirmaciones hechas por los judíos en cuanto al número de judíos "gaseados" por los nacionalsocialistas son como sigue: Cuarenta y un millones, 40 millones, 26 millones, 25 millones, 12 millones (la afirmación original de los judíos ante Naciones Unidas), 10 millones (la afirmación de los medios informativos estadounidenses), y los siempre populares 6 millones. Todas estas afirmaciones son realmente notables cuando uno considera que los demógrafos han demostrado, una y otra vez, que hubo, a lo sumo, TRES MILLONES de judíos bajo control de los alemanes. Que seis millones de judíos, dos veces el número conocido de los que estuvieron bajo control alemán, hubieran sido "gaseados", es asombroso; y que hacia 1965 el Gobierno de Alemania Occidental tuviera a 3.375.000 judíos reclamando una compensación como "sobrevivientes" del "Holocausto", ¡es INCONCEBIBLE! ¿Podría ser ésta la versión judía del milagro de la multiplicación de panes y peces del Nuevo Testamento?.


Al final de la guerra, los "fabulosos" seis millones de "gaseados"

     Los judíos fueron distribuídos entre los veinte así llamados "campos de concentración / exterminio" que existían a través de Europa, desde Holanda en el Oeste a Polonia en el Este. Desde el mismo comienzo, las afirmaciones del "Holocausto" acerca de "campos de exterminio" cayeron como palitroques ante los historiadores, y la retractación de las afirmaciones originales supusieron una completa derrota.

     El Estado de Israel, el guardián del mito, reconoció a regañadientes que no hubo ningún "campo de exterminio" en Holanda, Francia, Alemania, Austria ni Checoslovaquia, sino que todos los presuntos "campos de exterminio" estuvieron detrás de la Cortina de Hierro en Polonia, donde el gobierno comunista tenía un interés creado en mantener el mito del "Holocausto", y en que Polonia ocupase una parte bastante grande de lo que era antes Alemania, de tal manera que el Gobierno polaco rechazó permitir que alguien inspeccionara los "campos de exterminio" durante diez años.

     Mucho depende de mantener vivo el mito del "Holocausto": la reclamación polaca de territorio alemán, la reclamación judía de Palestina, y la reclamación israelí de la Tesorería de Estados Unidos.

     Confío en que usted se da cuenta de que el reconocimiento por parte de Israel de que no hubo "campos de exterminio" en Alemania es una admisión bastante sorprendente, cuando uno considera que los alemanes fueron ejecutados como "criminales de guerra" por hacer funcionar aquellas inexistentes "cámaras de gas".

     Durante muchísimos años a Auschwitz-Birkenau en Polonia le fue asignado por los guardianes del mito el papel de "campo de exterminio". De hecho, en respuesta a las muchas demandas de los turistas para ver una "cámara de gas", los rusos, a fines de los años '50, construyeron una cámara de gas "de muestra" (ya que no había ninguna allí) que ha sido descrita por aquellos que la han visto como un escenario cinematográfico ruso muy, muy malo. (Los rusos tienen fama mundial por sus efectos especiales con acorazados de juguete en una tina de baño). Pero desafortunadamente los israelíes se vieron obligados a admitir que Auschwitz-Birkenau era un campo de trabajo y no un "campo de exterminio".

     La aseveración de que Auschwitz era un "campo de exterminio" estaba condenada al fracaso desde su mismo comienzo. Era una afirmación absurda, puesto que, como un enorme complejo industrial que producía material bélico, estuvo bajo la cercana mirada de los Aliados durante toda la guerra. Y aunque estaba demasiado lejos en Polonia para las misiones de bombardeo, la fuerza aérea británica y la estadounidense emprendieron muchos vuelos de reconocimiento del complejo y tomaron miles de fotografías aéreas que claramente descartan el mito de la "cámara de gas" como absurdo.

     Además de la evidencia fotográfica y de los informes de agentes que estaban en los campos, 2.000 prisioneros británicos de guerra trabajaron en el complejo industrial junto a los presidiarios del campo de concentración, y ellos no supieron nada sobre ninguna "cámara de gas" o sobre alguna política de exterminio contra alguien.

     El mito del "Holocausto" ahora reside en dos pequeños campos de trabajo en un área remota de Polonia, un poco más que unos claros en los bosques. Entre historiadores, el "Holocausto" es un muy mal chiste.

     Después de todo, uno podría entrar en algunos inimaginables absurdos matemáticos al tratar de "gasear" mentalmente a seis millones de judíos en unas cuantas chozas de madera en áreas remotas de Polonia.

     Gobernador: Si usted está en duda sobre este fraude monumental, yo sugeriría que usted leyera los tres volúmenes de la información compilada por la Cruz Roja Internacional titulados "Informe del Comité Internacional de la Cruz Roja sobre Sus Actividades durante la Segunda Guerra Mundial, Ginebra, 1948".

     Usted ve: los alemanes, como signatarios de la Convención Militar de Ginebra de 1929, estaban obligados a permitir que la Cruz Roja Internacional inspeccionara los campos. Y la Cruz Roja así lo hizo, desde 1942 hasta el final de la guerra, cuando los rusos, como no-signatarios de ninguna Convención de Ginebra, la expulsó de todos los campos en el territorio ocupado por las fuerzas soviéticas. El hecho es que la Cruz Roja había inspeccionado todos los campos durante la guerra, y hacia el final de la guerra, los alemanes estuvieron de acuerdo en permitir un miembro permanente de la Cruz Roja Internacional en cada campo. Ésta es Historia documentada. Usted ha estado tratando con un FRAUDE no documentado.

     Según el informe de la Cruz Roja Internacional, no hubo NINGUNA política de exterminio contra NADIE en ninguno de los campos. No hubo NINGUNA "cámara de gas" en NINGUNO de los campos. Y el tratamiento de los prisioneros fue considerado como aceptable hasta los meses finales de la guerra cuando los envíos de alimentos no podían pasar a través de la prohibición aérea Aliada, y el hambre y la enfermedad cobraron un gran número de víctimas entre los prisioneros. De hecho, está registrado que la Cruz Roja protestó a los Aliados que "su bárbara guerra aérea" estaba haciendo inevitables el hambre y la enfermedad para la población entera.

     Como un ex-piloto de caza sé muy bien cuán eficaz puede ser la prohibición de "objetivos de oportunidad" [objetivos o blancos inesperados o no planificados]; como un historiador militar, sé que en este caso la prohibición de las líneas de abastecimiento alemanas fue casi absoluta, y ningún automóvil, o camión, o ciclista, o tren, o barco o barcaza fue capaz de moverse sin atraer el fuego de los aviones Aliados. No es sorprendente que la población entera estuviera en un estado próximo a morir de hambre. En los campos, un brote de tifus (registrado por la Cruz Roja), y similar al desastroso brote de 1943, diezmó la población cuando el orden, la disciplina y el mantenimiento de estándares higiénicos se acabaron cuando el personal alemán abandonó los campos. Ésa fue la razón de que nuestras tropas sellaran los campos y no permitieran salir a los prisioneros. El tifus se había hecho endémico en los campos, y la cuarentena era para prevenir un brote entre las fuerzas Aliadas y la población civil.

     Debería señalarse que en la mitología del "Holocausto" las tropas Aliadas que liberaron los campos fueron condenadas por actuar "tal como los nacionalsocialistas" al confinar a los judíos a los campos de concentración y no permitirles salir y esparcir el tifus entre la población. Los embaucadores hablan penosamente de exigir una "compensación" a los Aliados por aquella terrible indignidad. Otros dicen que los Aliados deben purgar su culpa en esta materia con grandes pagos al Estado de Israel.

     No fueron los "violentos e implacables" SS los que asesinaron en los campos. Fue el azote de los ejércitos desde tiempo inmemorial: la fiebre tifoidea (una enfermedad asociada con la suciedad) y los piojos que transmiten el tifus, todo documentado por los equipos médicos Aliados y la Cruz Roja. Las fotografías tomadas para documentar el efecto debilitante de la fiebre tifoidea y el tifus han sido incorporadas ahora en el mito del "Holocausto" como documentación del "hambre" impuesta a los prisioneros.

     Los Aliados tenían un nuevo magnífico método para tratar con el tifus, un nuevo insecticida que podía ser rociado (en forma de polvo) sobre la gente. Era un maravilloso insecticida que mataría a los piojos y no dañaría a la gente. Se llamaba DDT.

     Antes de la invención del DDT, todos los ejércitos usaban un gas de cianuro (incluso nuestro propio ejército) para despiojar la ropa. El Ejército alemán y los servicios de salud alemanes usaban el "Zyklon B", que se ha convertido ahora en el supuesto agente para la exterminación de los judíos en todas aquellas no-existentes "cámaras de gas". El Zyklon B estuvo en uso en el Ejército alemán como un insecticida durante más de cincuenta años, el mismo ejército alemán que inventó el cloro, el fosgeno y el gas mostaza durante la Primera Guerra Mundial; el mismo ejército alemán que había inventado el gas nervioso durante la Segunda Guerra Mundial. ¿POR QUÉ, Gobernador (si debemos creer el mito del "Holocausto"), el despiadadamente eficiente Ejército alemán usaría un insecticida común para gasear gente? El Zyklon B fue elegido por los holocaustistas porque fue el único gas encontrado en cualquiera de los campos de concentración. Si los alemanes hubieran desarrollado un insecticida como el DDT, los guardianes del mito nos dirían que seis millones de judíos fueron "gaseados" por una lata muy grande de "Raid".

     Los Aliados tuvieron mucho menos éxito al tratar con la menos peligrosa fiebre tifoidea, una enfermedad causada por una bacteria, debido a la resistencia de los antiguos prisioneros a cualquier forma de higiene. Como era de esperar, las fuerzas Aliadas que liberaron los campos de concentración son culpadas ahora, por los holocaustistas profesionales, de todas las muertes debidas a la fiebre tifoidea mucho después de que los campos fueran liberados. Naturalmente, como un soldado profesional, pienso que la mejor evaluación de la situación viene del general George S. Patton, específicamente los comentarios que él hizo sobre el rechazo de los antiguos prisioneros a lavarse, y sobre todo sobre su rechazo a usar retretes. La descripción de Patton es algo pintoresca, por decir lo menos.

     Gobernador Kean: Hubo actos de atrocidad cometidos por ambos lados durante la guerra. Pero el mito del "Holocausto" declara que fue una política del gobierno alemán exterminar a los judíos, y ésa es una materia completamente diferente, ¡Y COMPLETAMENTE NO DEMOSTRADA! Cuando uno considera la inclinación alemana a guardar un registro meticuloso que linda con el detallismo, es realmente asombroso que ni un solo papel, ni un solo fragmento de evidencia, haya aparecido entre las innumerables toneladas de documentación, acerca de una política alemana para la exterminación de alguien. Ni una sola "cámara de gas" ha sido encontrada. Nadie ha encontrado nunca a un testigo ocular respetable que haya visto alguna vez una "cámara de gas", y sí enormes cantidades de rumores de segunda o tercera mano: "Un amigo de un amigo me dijo que...".

     El "Holocausto" es mucho más que un ENGAÑO: es un asalto monumental contra el sentido común.

     Gobernador: Usted inconscientemente ha estado moviéndose en el medio de una guerra. ¿Quizás usted fue empujado allí? Usted obviamente no sabe lo que ha estado ocurriendo, las batallas que han sido luchadas y los riesgos en este conflicto particular. Permítame tratar de explicar en qué se ha involucrado usted.

     La ADL y la B'nai B’rith han rechazado debatir el "Holocausto" durante los pasados treinta años porque ellos no tienen ningún caso entre sus manos y porque es imposible defender el MITO que ellos han creado.

     Bien; éste es un país libre y ellos tienen derecho a rechazar un debate. Ellos pueden contentarse con el apoyo masivo que tienen en los medios estadounidenses de comunicación, un país donde uno puede creer en Santa Claus, el Conejo de Pascua y el Hada de los Dientes. Pero cuando ellos introducen su PATRAÑA en nuestro sistema escolar, ellos asaltan nuestro derecho más precioso como ciudadanos estadounidenses: ¡EL DERECHO A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN!.

     Gobernador: El único modo en que el fraude del "Holocausto" puede sobrevivir en un sistema escolar libre y democrático es si es convertido en algo NO DISCUTIBLE y por lo tanto en la misma antítesis de un sistema escolar libre y democrático. En nuestra sociedad libre animamos a nuestros estudiantes a pensar, a preguntar, a discutir, y a nuestros estudiantes se les permite y son estimulados a cuestionar cualquier faceta de cualquier asunto en el plan de estudios escolar. He luchado esta batalla antes y estoy seguro de que bajo la "guía para el profesor" y la "antología" de la ADL y la B'nai B'rith a nuestros estudiantes NO se les permitirá cuestionar NINGUNA faceta del guión del "Holocausto". Aquel particular castillo de naipes no puede permitirse siquiera un examen superficial.

     Si usted piensa que esto no es verdad, yo sugeriría que usted le pregunte a la ADL y la B'nai B'rith si el curso de ellos sobre el "Holocausto" puede ser cuestionado y debatido de un modo más o menos parecido a como los estudiantes tienen el derecho de cuestionar y debatir cualquier faceta de la historia estadounidense.

     Cuando usted oiga su resonante "¡NO!", usted entenderá por qué muchísimos políticos durante los pasados veinte años trataron de complacer a la ADL y a la B'nai B'rith con un curso similar, y se vieron obligados a rechazar el concepto entero por ser groseramente anti-democrático, anti-estadounidense e inconstitucional.

     Lo que usted ha introducido en nuestro sistema escolar es un concepto detestable conocido por los estudiantes en Rusia y otras tiranías, donde una interpretación absurda de la Historia es metida a la fuerza por las gargantas y nadie se atreve a cuestionar nada de ella. En el mito del "Holocausto" se les dirá a nuestros estudiantes, en efecto, que cinco más cinco es igual a treinta y siete, que la Tierra es plana y que la Luna está hecha de queso verde, y que si ellos no lo creen, entonces son ANTI-SEMITAS y ellos reprueban el curso. En esto, usted inconscientemente ha aceptado una autoridad no concedida a ningún Gobernador o "Presidente": la autoridad de suspender la libertad de expresión.

     Una faceta mucho más siniestra de la "Holocaustización" fue mejor evidenciada durante una conferencia en Noviembre pasado [de 1983] titulada "Anti-Semitismo en el Mundo Contemporáneo", que fue patrocinada por el Centro Internacional de la Universidad Rutger, conjuntamente con el American Jewish Congress.

     En la conferencia, los honores por EL desprecio más monumental por la libertad de expresión fueron ganados por el señor S. J. Roth, director del Instituto de Asuntos Judíos en Londres.

     Según el señor Roth, cualquiera que llame al "Holocausto" un ENGAÑO, es un CRIMINAL. En esto, llamar al presunto "Holocausto" un FRAUDE es equivalente a la aprobación del presunto "crimen", y ello debería ser castigable como un "crimen". La ovación que recibió el señor Roth indicó que la pena de muerte era probablemente un castigo demasiado clemente para todos aquellos "criminales" estadounidenses que andan por ahí ejerciendo su derecho a la libertad de expresión y a la libertad de prensa. Ahora, Gobernador, ¿encuentra usted esta actitud siquiera remotamente compatible con nuestra Constitución?. ¿Piensa usted que esto tiene cabida en nuestro sistema escolar?. ¿En realidad, piensa usted que esto es aceptable en Estados Unidos?.

     Presente en la conferencia estuvo el señor Howard Squadron, presidente del American Jewish Congress, a quien estoy seguro que usted conoce. El señor Squadron siempre ha tenido el mismo problema que el señor Roth: una repugnancia contra los estadounidenses que andan por ahí diciendo lo que se les antoja decir, debatiendo todo lo que se les ocurre discutir, y ocasionalmente escribiendo lo que les place escribir. El señor Squadron ha estado luchando contra los males gemelos de la libertad de expresión y la libertad de prensa durante muchos, muchos años. Él es el autor de muchísimas advertencias extremas y amenazas que han aterrorizado a nuestros cobardes medios de información, a los que H. L. Mencken tan exactamente describió como teniendo "el coraje de una rata". El éxito del señor Squadron en el control de la libertad de prensa ha sido astronómico, porque nuestros "caballeros del cuarto estado" se acobardan ante la sola mención de su nombre. Desafortunadamente, el señor Squadron ha fracasado en acabar con la libertad de expresión —hasta ahora— cuando usted introdujo, como mínimo, la húmeda nariz de un camello muy grande llamado Howard Squadron en nuestro sistema escolar. (Es más bien medio camello).

     Gobernador: Permítame informarle sobre el "plan de batalla" de la "Holocaustización", de modo que usted pueda ver dónde calza su "curso" en el esquema total.

     Por supuesto, el objetivo último es hacer del "Holocausto" un curso OBLIGATORIO de instrucción para TODOS los estudiantes estadounidenses. Esto es considerado VITAL para el interés del Estado de Israel. Recuerde: la NECESIDAD declarada de una patria judía estuvo basada en el mito del "Holocausto", la falacia de que seis millones de judíos fueron "gaseados" en aquellas inexistentes "cámaras de gas" y todas las otras inventadas historias de horror acerca del sufrimiento de los judíos durante la guerra, incluyendo la resurrección del cuento británico de la Primera Guerra Mundial de que los alemanes estaban convirtiendo a los belgas en pastillas de jabón. (Los británicos pidieron perdón al pueblo alemán por aquel pedazo de basura después de la guerra). El lobby de Israel tuvo éxito en el establecimiento del Estado de Israel, pero en el proceso ellos se quedaron pegados en su absurda interpretación de la Segunda Guerra Mundial. Y aquélla se fue derrumbando sobre sus oídos cuando los historiadores le echaron un vistazo cercano a los cuentos de horror.

     Muchos judíos han dicho que sin Auschwitz no habría habido ningún Israel. Bien; ellos han perdido ahora Auschwitz. El nuevo grito de guerra del lobby israelí es: "Sin el Holocausto no habría Israel".

     Esto es completamente verdadero. Cuando el pueblo estadounidense averigüe (es inevitable que ellos lo harán) que ellos han sido engañados para apoyar un fraude con enormes sumas de su dinero fiscal, el castillo de naipes del "Holocausto" se vendrá abajo y el Estado de Israel se verá duramente presionado para estrujar un centavo del pueblo estadonidense. (Predigo que los israelíes se convertirán entonces instantáneamente en amigos con los rusos).

     Gobernador Kean: A la gente estadounidense no le gusta ser engañada, ni embaucada ni defraudada. Sólo el año pasado el flujo de la ayuda estadounidense a Israel excedió los 10.300 MILLONES de dólares. (Cifras de Button & Dutton Research, confirmadas por el profesor Thomas Stauffer de Harvard). Como usted puede ver, las apuestas son bastante altas. Y estoy seguro de que usted puede apreciar el costo que significa para el pueblo estadounidense el sostenimiento de Israel después de vuestros vigorosos esfuerzos para recolectar cinco millones de dólares para recontratar a algunos policías y bomberos en New Jersey. El "Holocausto", sólo el año pasado, fue ¡un FRAUDE DE 10.300 MILLONES DE DÓLARES!.

     Hace más de treinta años, la ADL y la B'nai B’rith decidieron impedir, tanto como les fuese posible, la inevitable denuncia que haría la gente estadounidense acerca del "Holocausto", al rechazar debatir el asunto, censurando, con estridentes amenazas, cualquier referencia a la verdad en los medios de comunicación, poniendo en la lista negra a aquellos que hablan de manera franca acerca del ENGAÑO, poniendo documentos en la ahora famosa (¿infame?) lista de archivos en "Cuarentena" de la ADL, y apoyando una avalancha de los Holocaustizantes medios de comunicación que se ha convertido en una venenosa diatriba anti-alemana. (Los europeos que vivieron bajo la ocupación alemana durante la guerra están sorprendidos por el lenguaje venenoso dirigido contra los alemanes en EE.UU.).

     Cuando la guerra finalizó en Europa, también lo hizo la mayor parte de la propaganda de guerra, para los europeos. En Estados Unidos la propaganda de guerra actualmente ha empeorado mucho a fin de sostener el mito del "Holocausto". (La táctica de la "GRAN MENTIRA"). Vuestro "curso" sobre el "Holocausto" será tal como todos los otros esfuerzos de la ADL y la B'nai B’rith: el vómito de una venenosa marca de anti-germanismo, algo como las SESIONES DE ODIO de dos minutos en el libro "1984" de Orwell, sólo que mucho más largas. Cuando uno considera que una mayoría de estadounidenses remonta su linaje a antepasados alemanes, nuestro "curso" toma el aspecto de una nueva forma de suicidio político.

     Fue hace más de veinte años cuando la ADL y la B'nai B’rith decidieron introducir en los sistemas escolares estadounidenses un curso OBLIGATORIO sobre el "Holocausto" que CONDICIONARÍA eficazmente a nuestros estudiantes para apoyar el FRAUDE del "Holocausto" y por lo tanto a Israel. Es en realidad auspicioso que usted eligiera el libro "1984" para la introducción de un curso sobre el "Holocausto", puesto que éste es Orwell puro.

     Nuestros estudiantes no sólo conseguirán sus SESIONES DE ODIO, sino que ellos aprenderán lo que es el CRIMESTOP: "La facultad de pararse en seco, como por instinto, en el umbral de cualquier pensamiento peligroso". Algo como... ¿cuestionar alguno de los cuentos absurdos del "Holocausto"?. Gobernador: Yo no creo realmente que usted haya planificado este "tributo" a Orwell, ¿o sí lo hizo?.

     Gobernador: Un concepto aún más detestable (si es posible) ha surgido en el aprobado plan para el adoctrinamiento de nuestros estudiantes, un concepto repugnante y ofensivo que no es tolerable en ningún país libre: el uso del curso OBLIGATORIO acerca del "Holocausto" para "examinar" a aquellos estudiantes que son considerados "no aptos" para la enseñanza superior. En otras palabras, si un estudiante tiene la inteligencia para cuestionar las muchas incoherencias en el "curso", él encontrará muy difícil ir a la universidad con una calificación reprobatoria en "Holocausto", incluso si sus otras calificaciones son superiores. Este repulsivo sistema calza perfectamente con los métodos empleados en la Unión Soviética, donde el fracaso en repetir como loro la política aprobada, de memoria, lo pondrá a usted a manejar una picota y una pala, sin importar cuáles puedan ser sus calificaciones.

     Encuentro repugnante todo este concepto entero, y un grosero asalto contra los preciosos derechos por los que luché y por los que mis amigos y camaradas murieron. Ya que los muertos no pueden hablar por ellos mismos, es el deber de aquellos que sobreviven asegurarse de que su sacrificio no hubo sido en vano, y de que nadie corromperá nuestra democracia con un adoctrinamiento de estilo soviético de nuestros estudiantes, ¡EN NINGÚN TEMA!. Un examen político en base a un solo factor (Litmus test) ¡no es aceptable en nuestro sistema escolar!.

     Por lo tanto, sugiero que usted proponga a aquellos que han diseñado la "guía del profesor" y la "antología", que nosotros, de acuerdo a las mejores tradiciones estadounidenses, debatamos el contenido del curso que ellos tienen la intención de imponer a nuestros estudiantes. Éste es el estilo estadounidense y ése sería un debate fabuloso, puesto que algunos historiadores han estado esperando más de treinta años esta oportunidad.

     Si usted descubre, como sospecho, que aquellos que han construído este "curso" sobre una PATRAÑA rechazan involucrarse en un debate abierto y honesto sobe los presuntos "hechos" que ellos se proponen imponer a nuestros estudiantes, Gobernador, ¡UNA CAMPANA MUY FUERTE DEBERÍA COMENZAR A SONAR! Y a menos que usted personalmente esté preparado para aceptar toda la responsabilidad por el contenido del curso, sugiero que usted encuentre a un historiador profesional respetable, confiable e IMPARCIAL para revisar el contenido del curso, junto con un anuncio público de que el curso sobe el "Holocausto" no es diferente que cualquier otro curso en nuestro sistema escolar y que el contenido del curso puede ser cuestionado y debatido por los estudiantes.

     Gobernador Kean: Si usted ha encontrado difíciles de creer mis declaraciones acerca de los objetivos de la ADL y la B'nai B’rith, permítame asegurarle que estos planes groseramente anti-democráticos aparecen con regularidad en la prensa judía e incluso en la prensa estándar.

    Que la censura, el poner en la lista negra, la propaganda, el condicionamiento político de nuestros alumnos y el castigo por ejercer la libertad de expresión y la libertad de prensa sean tan abiertamente discutidos y planeados en un país libre, es un excelente ejemplo de la ARROGANCIA monumental del lobby israelí en este país. Ellos se han colocado a sí mismos, desde hace mucho, por encima de la Constitución y las leyes de este país.

     Gobernador: Usted debe saber ya que usted está en una situación en la que no podrá ganar nada. Si usted opta por la libertad de opinión, usted sentirá el cálido aliento de Howard Squadron en el dorso de su cuello, diciéndole por qué la libre expresión es anti-semita. Si usted deja que todo el asunto se deslice tranquilamente, usted será etiquetado como un tonto o algo peor, por los historiadores y los diversos departamentos de educación en otros Estados que tuvieron el buen juicio de rechazar el "Holocausto" como si fuese "Historia", para no decir nada de la batalla en la que usted se verá involucrado aquí en New Jersey cuando los padres sientan el fuerte hedor de la propaganda anti-alemana con que se está alimentando a sus hijos. Pienso que su mejor apuesta es llenar sus oídos con algodón (para que usted no pueda oír los gritos y las amenazas de Howard Squadron) y defender la libre expresión en nuestras escuelas.

     En cualquier caso, hágame un favor y demuestre su creencia en la libertad de expresión diciéndole a su departamento de educación que me permita comprar la así llamada "guía del profesor" y la "antología" del curso sobe el "Holocausto". Después de todo, eso no va a ser un secreto, ¿o sí?.

     Gobernador: Como usted ha visto, me he tomado un tiempo considerable y grandes molestias para escribir esta carta, aunque yo sepa por la experiencia pasada que será probablemente detenida en el sistema y nunca llegará hasta su escritorio. Sin embargo, la he escrito por dos motivos. En primer lugar, como una cuestión de principios: yo me sentiría culpable si dejara alguna piedra sin remover en esta batalla. En segundo lugar, es mi sentido innato y estadounidense del juego limpio el que me hace rechazar tratar injustamente a alguien, incluído usted mismo. Por lo tanto, he tratado de explicar detalladamente el conflicto en el que usted está antes de que el cielo caiga sobe su cabeza cuando "Los Vientos de Guerra" (de Herman Wouk, novela y serie de televisión) o alguna otra de tales estupideces entren en el sistema escolar de New Jersey como "Historia".

     Por supuesto, siéntase libre para mostrar esta carta a quienquiera que usted desee: a la ADL, a la B’nai B’rith, a Howard Squadron (si usted no hace caso de sus pataletas)... al que usted desee. Yo soy un gran creyente en la LIBERTAD DE EXPRESIÓN.


Cordialmente,

Mayor Joseph G. Stano, USAF (Retirado).–



* * * *


ANEXO:


     El Estado de New Jersey adoptó el 10 de Marzo de 1994, patrocinada por los senadores Ewing, McGreevey y Sinagra, una LEY en cuanto a la educación sobre el genocidio en las escuelas públicas, que complementa el capítulo 35 del Título 18A de los Estatutos de New Jersey.

SEA DECRETADO por el Senado y la Asamblea General del Estado de New Jersey:

     La Legislatura encuentra y declara que:

1. a. New Jersey se ha convertido recientemente en el foco de la atención nacional por los más venenosos y viles discursos de odio étnico.

b. Hay un vínculo inevitable entre violencia y vandalismo e intolerancia étnica y racial. El mismo Departamento de Educación de New Jersey ha reconocido formalmente la existencia de la magnitud de este problema en las escuelas de New Jersey mediante la formación de una Unidad de Tarea del Comisionado sobe Violencia y Vandalismo.

c. New Jersey está orgullosa de su enorme diversidad cultural. La enseñanza de la tolerancia debe ser convertida en una prioridad si aquella diversidad cultural debe seguir siendo una de las fortalezas del Estado.

d. Los estudios nacionales indican que menos del 25% de los estudiantes tiene un conocimiento de los intentos organizados a través de toda la Historia para eliminar a diversos grupos étnicos por medio de un programa sistemático de asesinatos masivos o genocidio.

e. La Comisión de New Jersey sobre Educación del Holocausto hace varios años amplió su misión de estudiar y recomendar el material curricular sobre una amplia variedad de genocidios. La Comisión del Holocausto es una agencia ideal para recomendar materiales curriculares a distritos locales.

2. a. Cada Consejo de educación incluirá instrucción sobre el Holocausto y genocidios en un lugar apropiado en el plan de estudios de todos los alumnos de escuelas primarias y secundarias.

b. La instrucción permitirá a los alumnos identificar y analizar teorías aplicables acerca de la naturaleza y la conducta humanas, entender que el genocidio es una consecuencia del prejuicio y la discriminación, y entender que los asuntos de dilema moral y conciencia tienen un impacto profundo sobre la vida. La instrucción enfatizará posteriormente la responsabilidad personal que tiene cada ciudadano para combatir el racismo y el odio cuando y donde suceda.

3. Esta ley entrará en vigor inmediatamente y se aplicará primero a las propuestas curriculares en el año escolar 1994-1995.–




No hay comentarios:

Publicar un comentario