BUSCAR en este Blog

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Jesús Combatió la Hipocresía Judía



     El autor Phillip Marlowe (Incogman), de quien hemos presentado ya un par de textos, a cuyo sitio (incogman.net) actualmente resulta difícil de acceder por causa de bloqueos electrónicos motivados por su incorrección política, publicó en 2014 el texto que a continuación ofrecemos en castellano, donde pone en relación algunas advertencias de Jesús con gente que sigue manteniendo las mismas prácticas de entonces, llevadas a cabo cada vez de manera más intolerable especialmente en EE.UU., país del autor.


Jesús Combatió la Hipocresía del Judío
por Phillip Marlowe (Incogman)
20 de Abril de 2014



     La gente pobre y humilde se congregaba desde todas partes del campo, ansiosa por lograr ver al galileo llamado Yeshua. Como la bulliciosa muchedumbre empujaba hacia adelante, ellos a veces tropezaban unos con otros. Cada uno agitadamente esperaba poder acercarse lo suficiente para presenciar otro milagro, o simplemente para oír al hombre hablar sus resonantes palabras acerca de la Verdad, palabras que esa gente entendía y sentía muy profundamente.

     La muchedumbre podía verlo ahora en una ladera rocosa, estando como un faro entre un pequeño grupo de hombres y mujeres. Parecía que miles se habían juntado ya abajo. "¿Cómo lo escucharemos desde aquí?", gritó lastimosamente una mujer. Alguien contestó cerca: "Tú lo oirás, no te preocupes; todo lo que él dice llegará lejos a aquellos con oídos para oír".

     El hombre llamado Yeshua vio a toda la gente tratando de acercarse. Él sabía que debía hablar fuerte pronto para tranquilizarlos, o alguien podría resultar herido. En aquellas distantes épocas, la herida más leve podría significar más tarde una muerte dolorosa por una infección no controlada.

     Yeshua miró hacia atrás a sus discípulos y dijo: "Antes de que la multitud comience a pisotearse unos a otros, déjenme decirles lo más importante primero:

     "...Tengan cuidado con la levadura de los Fariseos, que es la hipocresía" (Lucas 12:1).

     Esa misma hipocresía lo está mirando fijamente a la cara a usted hasta este mismo día. Siga leyendo si le quedan agallas y entienda realmente lo que es correcto y lo que está mal.

     Esa declaración de Jesús a sus discípulos fue redactada por Lucas, alrededor del año 60 d.C. (aproximadamente 27 años después de la crucifixión). Lucas era un compañero cercano de Pablo y muy probablemente habló con gente real que tuvo un contacto real cara a cara con Jesús. Lucas nació como un Gentil "pagano" que hablaba arameo y podía escribir en griego y latín; sus largas cartas, que no llevan título, a un funcionario romano llamado Teófilo, componen dos de los libros más hermosos de la Biblia: el Evangelio de Lucas y los Hechos de los Apóstoles.

     Casi ciertamente Lucas había tenido acceso a un documento realmente escrito durante el tiempo de Jesús, muchas partes del cual aparecen en los otros Evangelios y que es llamado la "Fuente Q", una abreviatura de la palabra alemana "quelle", que significa "fuente". Sería como si alguien hoy tuviera un libro escrito por un testigo real de un gran acontecimiento ocurrido en los años '80, y luego parafraseara aquel libro en una carta a un amigo. En aquel tiempo no existía algo como Amazon.com donde la gente pudiera conseguir libros rápidamente, ni había en existencia libros impresos como los conocemos hoy.

     Algunas personas hacen la ridícula afirmación de que Jesús nunca siquiera existió. Pero tenemos pruebas arqueológicas concretas sobre algunos de aquellos de los que se habla en los Evangelios. En 1961 fue descubierta una placa en Cesarea, en la costa del Mediterráneo, con el nombre de Poncio Pilatos (véase la imagen). En 1990 se encontraron los osarios funerarios de la familia de Caifás, el odioso fariseo que entregó a Jesús a Pilatos y a los romanos para una ejecución brutal. Ese hombre miró los ojos de Jesús el día en que ellos lo clavaron en la cruz.


     Sería extremadamente difícil creer que los seguidores de Jesús lo hubieran inventado, mientras al mismo tiempo eran cazados y violentamente perseguidos por la matriz de poder de los Fariseos judaítas, desesperados por silenciar a esa nueva fe rupturista. Pablo era originalmente un judío llamado Saúl, contratado por el Sanedrín para descubrir cristianos para su castigo mortal, hasta que él tuvo una epifanía (una con enormes implicaciones históricas) cuando el espíritu de Jesús le habló y lo cegó temporalmente fuera de la Puerta de Damasco.

     La gente quizá sabe un poco sobre los judíos que crucificaron a Jesús, pero pocos también comprenden que los judíos persiguieron despiadadamente a los primeros cristianos. Santiago el Justo, el hermano de Jesús, fue arrojado desde un edificio y muerto a pedradas por una muchedumbre de judíos de Jerusalén, incitada por los fariseos en 62 d.C.

     De este modo, podemos estar seguros de que esos escritores estaban hablando sobre gente real y acontecimientos reales. Ahora, también podemos estar razonablemente seguros de que no todo ha llegado hasta nosotros completamente al pie de la letra, pero podemos suponer con seguridad que los conceptos cruciales y al menos algunas de las palabras sí lo han hecho. La declaración con respecto a la hipocresía, pronunciada por Jesús a sus discípulos antes de que él se dirigiera a la multitud, es un candidato excelente, ya que es breve, poderosa y memorable.

     Cuando Jesús habló acerca de la levadura él le dio a la hipocresía una inequívoca metáfora casi tan verdadera ahora como lo era entonces. Considere la siguiente explicación de la levadura en vista de los asuntos hoy:

     «La hipocresía es como la levadura porque:

1. Puede existir sin ser inmediatamente descubierta. La levadura mezclada en la harina no es conocida hasta que produce sus efectos.

2. Se introduce de una manera sutil. La levadura penetrará pronto la masa entera. Del mismo modo la hipocresía, si permanece no detectada y no es removida, pronto penetrará todas nuestras actividades y sentimientos.

3. Es expansiva. Nos hincha y nos llena de orgullo y vanidad. Ningún hombre es más orgulloso que el hipócrita, y ninguno es más detestable para Dios. Cuando Jesús les advierte que tengan cuidado con "la levadura de los Fariseos", él quiere decir que ellos deberían ser cautelosos para no absorber el espíritu de ellos y no llegar a ser como ellos. La religión de Jesús es de sinceridad, de humildad, de una completa pobreza en el disfraz. El hombre más humilde es el mejor cristiano, y el que tiene el menor disfraz más se parece a su Maestro».

Barnes' Notes on the Bible
http://biblehub.com/commentaries/luke/12-1.htm

     La mayoría de la gente decente sabe todo esto muy profundamente. El orgullo es justamente considerado como el pecado de base de la Humanidad, fácilmente la fuente de todo lo otro malo en la condición humana, como la avaricia y la envidia. Pocas personas, si es que alguna, son inmunes a estos insidiosos errores humanos.

     Ahora esta gente orgullosamente dice que ellos consiguen su sistema de creencias a partir del Talmud, que fue directamente transmitido desde los Fariseos a Babilonia después de las insurrecciones contra Roma en los años 70 y 130 d.C. Este mismo sistema de creencias talmúdico se abrió camino hasta los jázaros en el Norte y hasta Alejandría, en Egipto, y en los países occidentales.

     Y no importa un comino quién es realmente esta gente genéticamente: ellos podrían ser los jázaros ashkenazim de origen asiático, o alguna mezcla bastarda de razas, o posiblemente incluso unos verdaderos semitas del antiguo Israel. Pero cualquiera que sea el caso, no se equivoque: por sus creencias y acciones actuales ellos no son los israelitas de los tiempos antiguos, ni tampoco ellos están bendecidos por ningún espíritu divino o justo.


Malvados Mentirosos e Hipócritas

     Cualquiera que tenga ojos para ver y oídos para oír, con la menor apariencia de moralidad y decencia que le quede, sabe que las acciones de estas personas hoy son claramente malas. No se requiere tener un grado en teología ni nada de la charlatanería de algún pseudo-predicador de televisión que pudiera tratar de explicarnos acerca del "judeo-cristianismo". Y usted realmente no tiene que ser siquiera un anciano promedio de tipo religioso para percibir esto fuertemente.

     Esta gente sabe bien en el fondo que lo que ellos hacen es en realidad malo. Por eso ellos trabajan tan duro para silenciar a aquellos de nosotros que nos levantamos y hablamos claro sobre su comportamiento hoy. Ellos no pueden citar hechos reales para combatir lo que decimos, de manera que ellos recurren a mentiras, difamación e incluso una completa censura en un país que supuestamente considera a la "libre expresión" como un derecho dado por Dios.

     Y ellos saben muy bien que estamos en lo correcto, pero les asusta que otros puedan llegar pronto a las mismas conclusiones.

     Ellos tratan de conseguir a los no informados y crédulos para simplemente descartarnos como "anti-semitas" y "extremistas", solamente porque ellos nos consideran así. Este gastado montón de basura está cayendo rápidamente en oídos sordos, por suerte. Esta gente está moralmente en bancarrota, no sólo por lo que ellos le hacen a los palestinos sino por su propio comportamiento personal en los países de Occidente, países que ellos continuamente debilitan para su propio beneficio y perjuicio de la gente Blanca.

     Religioso o no, cualquiera que resista a esta gente está haciendo lo correcto. De eso estoy completamente seguro.


Los Hechos de los Hipócritas

     Continuemos con aquel tan importante primer párrafo del capítulo 12 de Lucas, palabras que se demostrarán en los próximos años, no importa cuánto los judíos globalistas y holocuentistas traten de detenerlas.

     «Porque no hay nada encubierto que no haya de ser revelado, ni nada escondido que no haya de ser conocido. Por lo tanto, todo lo que ustedes han hablado en la oscuridad será oído a la luz del día; y lo que ustedes han dicho al oído en cuartos privados será proclamado desde las azoteas. Y os digo a vosotros, mis amigos: No temáis a los que matan el cuerpo, y que después de eso no tienen nada más que puedan hacer» (Lucas 12:2-4).

     La verdad siempre ganará al final, sólo que podría tomar un momento. Cualesquiera sean las mentiras y las conspiraciones ocultas de este malvado pueblo, verán finalmente la luz del día (como el 11-S y las mentiras del "Holocausto"). Todos nosotros tenemos que gritar sobre estas cosas en las azoteas (o en Internet) a cada uno que conozcamos. Podría ser un poco difícil a veces, pero esto ¡es mucho mejor que lo que podría venir si no lo hacemos!.

     Y la última línea del párrafo debería endurecerlo a usted si aquello sucede y ellos consiguen poner sus manos sobre usted. Sólo sonríales agradablemente a los hipócritas mentirosos, no importa lo que ellos puedan hacerle a vuestro cuerpo, si usted llegara a encontrarse en el vientre de la bestia (como Jonás dentro de la ballena).

     Miremos también el siguiente pasaje de Juan (8:44). Aunque más complicado que lo que usted podría pensar, básicamente Jesús le está diciendo a la estructura de poder judía que ellos ahora han llegado a ser descendientes de Satán, dispuestos a mentir y a asesinar. Y realmente vemos aquello hoy, por camionadas.

     "Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis cumplir. Él fue un asesino desde el principio, y no habita en la verdad, porque no hay ninguna verdad en él. Cuando él habla una mentira, habla de lo suyo propio, ya que él es un mentiroso, y el padre de la mentira".

     Jesús les dice que el Padre de él no es el mismo padre que el de ellos. Él sabe que la estructura de poder judaíta está buscando la muerte de él y por eso él procede a reprenderlos por querer matarlo. Él les dice que al rechazar la verdad de él y la de su Padre, estos judíos se han abierto ahora a falsedades, mintiendo, y a la misma fuerza malvada que busca la destrucción del hombre y del Hijo del Hombre, por haber rechazado en el desierto la oferta de Satán del poder mundano.


IMAGEN: Logotipo del sitio web de la ADL. Los mentirosos hipócritas lo han quitado desde entonces, comprendiendo que algunos de nosotros goyim aquí fuera, prestamos atención a su arrogante mierda.

     Lo mismo podría ser dicho de Mateo 12:34 también, donde Jesús llama a los Fariseos "raza de víboras". Se dice que los judíos kabalistas usan el signo de la serpiente como un símbolo del "labio mentiroso". Curiosamente, la judía Liga Anti-Difamación (ADL) una vez usó un logotipo con una serpiente de aspecto demoníaco y la Estrella de David (o de los Rothschild) en su sitio web, glorificando su lucha contra nosotros los malvados "intolerantes" Blancos (los hipócritas nunca, ninguna vez, dicen una sola palabra sobre el racismo negro) y contra el "anti-semitismo", que es lo principal, realmente. Su "lucha" consiste sólo en la supresión y la intimidación de Gentiles Blancos *.

* Está claro a partir del Nuevo Testamento que la estructura de poder judía de aquella época, el Sanedrín, fue TOTALMENTE responsable de obligar a los romanos a ejecutar a Jesús. Y después de la crucifixión, ellos despiadadamente persiguieron a los primeros adoradores cristianos por todas partes de Israel, Siria y Roma. Adicionalmente, el Talmud judío contiene un "virulento discurso de odio" sobre Jesús como siendo el hijo de una prostituta, un mago de Egipto, y que está hirviendo ahora en excremento en el infierno.

     Ellos incluso se jactan alegremente de que fueron realmente los judíos los que llevaron a cabo la ejecución, y no los romanos, ¡estrangulando a Jesús hasta la muerte en el vertedero de Gomorra!. Pero ellos por cierto se vuelven locos siempre que decimos alguna maldita cosa ahora, ¿o no lo hacen?. Hoy, los judíos están haciendo todo lo que pueden para impedirle a los goyim decir una sola palabra sobre lo que ellos hacen, incluyendo lo que el Sanedrín una vez hizo a Jesucristo.


     ¿Sé realmente que los judíos son controlados por un espíritu demoníaco llamado Satán? Por supuesto que no. No hay manera de que yo, o algún otro ser viviente que conozca, pueda decir realmente eso de seguro. Ni tampoco podemos saber exactamente lo que Jesús podría decir a esto hoy en día. Lo único que tenemos que proseguir es lo que está ante nosotros y lo que sabemos en nuestras almas que es bueno y verdadero.

     Pero es cierto que EE.UU. está ahora bajo el control de gente moralmente en bancarrota, dispuesta a hacer cosas malas, y corrompida por los poderes del dinero, obviamente compuesta por la Judería Internacional y sionista. ¡Y ellos son en efecto suministradores de una total hipocresía!.

     ¿De qué otra manera podemos explicar cómo Israel se sale con la suya en cuanto a lo que hace en el mundo?. ¿De qué otra forma podemos explicar las interminables guerras en el Oriente Medio y cómo los medios de comunicación esconden del público de manera deliberada las atrocidades israelíes?. ¿Qué otra explicación abarca todo, desde el 11-S al Nuevo Orden Mundial, los fraudes financieros desde la Reserva Federal a Wall Street y la banca internacional, la deliberada inundación de nuestras propias tierras con una multitud de grupos étnicos, hasta las continuas bajezas morales y las destrucciones culturales desencadenadas sobre nuestros países y nuestra raza?.

     Considere los arrogantes caminos de estos rabinos y sus acólitos durante los pasados dos mil años. ¿No reinterpretan ellos continuamente el Talmud para justificar los pecados de su raza y jactarse de su superioridad intelectual entre ellos y a veces hasta delante de Dios mismo?.

     ¿Y acaso los profesores de esta raza no han ido adelante y han dicho a sus soldados que no sientan ninguna culpa cuando ellos despiadadamente matan a no-judíos —hombres, mujeres y niños— a quienes ellos llaman Amalek, los antiguos enemigos de la raza judía?.

     ¿Por qué persiste esta gente en llamarse a sí mismos los "Elegidos" y la "Luz sobre las Naciones" cuando sus acciones tan claramente muestran quiénes son verdaderamente?.

     Considere, también, el montón de Falsos Profetas "cristianos" que han infestado durante mucho tiempo las ondas radiales estadounidenses, predicándonos para que apoyemos a Israel y que al mismo tiempo ignoremos totalmente los males que los sionistas hacen a su prójimo. Hipócritas, totalmente. Estos obesos estafadores continuamente arengan a la gente pobre de nuestro país para que les dé dinero de manera que ellos puedan vivir la vida del cerdo. Usted los ve, peces gordos amistosos con los israelíes, cuando ellos pasan fastuosas vacaciones con sus familias y parásitos en la Tierra Santa, tierra violentamente limpiada de obstáculos y robada a los palestinos pobres del campo.

     ¡Estos tontos presuntuosos encontrarán pronto el mismo final que el resto!.

     Los hechos son indiscutibles de ahora en adelante. La raza Blanca y nuestros países están siendo ahora dados vuelta por causa de una agenda de largo plazo de poderosos pero públicamente ocultos judíos hipócritas, que intentan la elevación de su raza para convertirla en los amos del planeta, por cualquier medio necesario. Esta malvada ambición debe ser detenida, si deseamos que sobrevivan el cristianismo, la gente Blanca, o incluso la decencia común.

     Depende de cada uno de nosotros. Espero que mis palabras sean suficientes para que usted examine todo esto y se ponga a caballo. Confíe en mí: los medios de comunicación no se atreven a tocar nada que tenga que ver con los judíos.

     Lucharé contra esta gente con palabras ahora en los hogares, en las esquinas de las calles y por Internet. Si hace falta, y si mis derechos constitucionales fueran robados por ellos y sus corruptos agentes, lucharé contra ellos con la fuerza de mis brazos, junto a mis hermanos y hermanas, casa a casa, en las calles, bosques y campos, hasta que tengamos éxito y este dominio completo de estos malvados hipócritas sobre nuestra nación sea quebrantado. Eso lo haré incluso si yo no pudiera sobrevivir.

     ¡Ellos nunca me harán callar mientras un aliento anime mi cuerpo y todavía tenga una ronda en el cargador!.


                    Phillip Marlowe


No hay comentarios:

Publicar un comentario