BUSCAR en este Blog

lunes, 30 de noviembre de 2015

John Kaminski - Asesinos Conocidos Impacientes



     Hace dos días el señor Kaminski publicó en renegadetribune.com un nuevo artículo, que ofrecemos en castellano, que repasa, además de la situación estadounidense, acontecimientos recientes ocurridos en especial en Siria, con la puñalada turca por la espalda contra los rusos y el descubrimiento del papel del hijo del Presidente turco en el tráfico de petróleo que ISIS ha robado y vende por debajo de la mesa. Como siempre, John Kaminski tiene claro en qué consiste el juego y quiénes mueven los hilos. Y como un extra hemos traducido además un breve artículo de hace tres días (rt.com) del conocido analista internacional de origen brasileño Pepe Escobar, que de manera sarcástica expone el caso del negocio de contrabando de petróleo para financiar a los psicopáticos ISIS.


Asesinos Conocidos, Impacientes
por Comenzar la Tercera Guerra Mundial
por John Kaminski
28 de Noviembre de 2015


Los estadounidenses permanecen hipnotizados
por fraudulentas "autoridades" de la televisión.
La sociedad humana debe ser liberada del control judío ¡o perecer!


     Desengáñese usted de la noción de que Estados Unidos no está controlado por los judíos. Así lo ha estado —completa y despiadadamente— durante los últimos cien años o más.

     Antes de la Primera Guerra Mundial los judíos reclutaron la ayuda de Theodore Roosevelt para dividir el voto Republicano y conseguir que "el presidente de la Paz" Woodrow Wilson resultase electo, el cual pronto a partir de entonces declaró la guerra contra Alemania, que resultó en 17 millones de muertos.

     Antes de la Segunda Guerra Mundial los judíos enfrentaron la mayor amenaza para su hegemonía financiera mundial después de que Adolf Hitler había expulsado a los banqueros centrales de Alemania. Por suerte para los judíos, ellos ya tenían a un simpatizante comunista judío en la Casa Blanca que pasó por encima del extendido sentimiento de paz que había tanto en EE.UU. como en Europa, y creó la peor guerra de la Historia humana, con 80 millones de muertos.

     En ambos casos fue el control judío de los medios de comunicación el que convirtió a un pueblo amante de la paz en soldados obedientes que sacrificaron sus vidas en guerras que no tenían que haber luchado nunca.

     Hoy tenemos a Presidentes y candidatos presidenciales rodeados por manipuladores judíos y ahogándose en mentiras judías. Pero el factor decisivo son los medios de comunicación, que limitan lo que puede ser discutido. Dado que el corrupto aparato de los medios de comunicación en el así llamado mundo libre está totalmente dirigido por judíos, no tenemos a ningún candidato presidencial en perspectiva que se oponga al curso suicida de la máquina de guerra estadounidense mientras ésta devasta país tras país por órdenes de sus amos judíos.

     Los signos son inequívocos. Entre todos los lados que hipócritamente predican la paz, los medios judíos de comunicación ansían con furia la guerra, distorsionando relatos y motivos para favorecer la lucha en vez de una negociación racional. Los judíos no están interesados en el discurso lógico; ellos sólo están a favor del derramamiento de sangre, y siempre lo han estado.

     El sine qua non judío en Siria es deshacerse del popular Presidente sirio Bashar al-Assad, porque él impide que el Estado judío esté completamente rodeado por pseudo-Estados aduladores tales como Egipto, Libia, Turquía, los Estados del Golfo Pérsico y sobre todo Arabia Saudí, que sólo ahora está siendo revelada como una nación de judíos secretos.

     Además, la caída de Siria significaría el comienzo de la verdadera guerra contra Irán.

     Mascaradas similares sucedieron a comienzos de la Primera y la Segunda Guerra Mundial, cuando las poblaciones a ambos lados de los conflictos expresaron un abrumador deseo de paz, pero los líderes controlados por los judíos de los Estados agresores occidentales, respaldados por los líderes engañosamente partidistas de los medios judíos de comunicación que los apoyaron, pasaron por encima del sentimiento popular y manipularon la baraja con informes engañosos y fabricaron historias de horror que produjeron, contando las dos guerras mundiales, casi cien millones de muertos.

     Hoy la misma situación está sucediendo nuevamente. Los combatientes de ISIS que tratan de derrocar al gobierno legalmente elegido de Siria son financiados por Estados Unidos y sus agresivos aliados, incluso cuando el Presidente de EE.UU. jura a un público justificadamente escéptico que él está liderando una coalición para frenar a esos bárbaros rebeldes a los que él está financiando encubiertamente.

     Es una desgracia colosal para la gente estadounidense no tener arrestado a Barack Obama por traición al ayudar al enemigo y traicionar a su país de un modo tan notorio, aunque por otro lado él ha cometido numerosos actos que lo habrían calificado para tal acusación, comenzando con su postulación al cargo presidencial, en primer lugar.

     Este doble juego es en sí mismo una repetición de la creación estadounidense del grupo terrorista Al-Qaeda, falsamente culpado por la atrocidad del 11-S. La fantasía Al-Qaeda fue denominada como el enemigo en las recientes guerras tanto en Afganistán como en Iraq, dado que la pandilla mercenaria árabe de matones fue financiada por Estados Unidos al mismo tiempo que éste simulaba estar luchando contra ellos.

     Dicha fórmula fue un éxito extraordinario que engatusó a un público estadounidense semi-consciente, de manera que Obama y sus manejadores judíos decidieron que aquello funcionara otra vez en Siria, y así ha ocurrido esta vez con ISIS, hasta que los rusos se involucraron.

     El Estados Unidos controlado por los judíos trató de comenzar la Tercera Guerra Mundial el año pasado; en 2014 organizó una revolución en Ucrania en la misma frontera con Rusia. Todavía hoy los medios estadounidenses de comunicación se refieren al acontecimiento como una invasión rusa, ignorando el incómodo hecho de que la insurrección en Ucrania fue alimentada por comandos israelíes y dinero estadounidense que crearon víctimas de asesinato que eran principalmente ucranianos de habla rusa.

     Es para el crédito eterno del líder ruso Vladimir Putin que él no haya mordido el cebo entonces y no hubiera respondido con una invasión masiva para recobrar el territorio que durante mucho tiempo había sido una parte de la antigua Unión Soviética. Tal esfuerzo probablemente habría encendido la Tercera Guerra Mundial. En vez de ello, Putin simplemente envió ayuda no oficial pero vital a los asediados residentes de Ucrania del Este que les permitió retener su relativa independencia, algo que ellos siguen tratando de conservar.

     Ahora Putin enfrenta la misma situación otra vez en Siria, donde sus militares rusos han revertido la marea contra esos crueles mercenarios apoyados por Occidente que procuran hacer de Siria un Estado vasallo bajo el control de Israel y Estados Unidos.

    Pero la paciencia de Rusia ha sido empujada hasta el límite, no sólo por las mentiras de los líderes estadounidenses y sus espíritus malignos de relaciones públicas que se hacen pasar por medios independientes de comunicación, sino además por Israel que derribó uno de sus aviones de pasajeros, y por Turquía que derribó uno de sus cazabombarderos y que miente acerca de las circunstancias que rodean a ese sospechoso acontecimiento.

     La mentira más grande parece ser la de Turquía en cuanto a si el bombardero ruso, que perseguía a rebeldes de ISIS, estaba realmente en el espacio aéreo turco. Pero una mentira aún más grande que cruza el asunto entero fue revelada en cuanto a quién está comprando el petróleo que los rebeldes de ISIS están vendiendo, una pregunta que pareció ser contestada cuando Rusia se vengó por la pérdida de su bombardero aniquilando una caravana de camiones petroleros que se dirigían a Turquía desde instalaciones petroleras en poder de ISIS en Siria del Este.

     La gente lentamente se está enterando de que cada cosa y todo de lo que dicen Estados Unidos y sus aliados de la OTAN es una mentira, pero si suficientes estadounidenses serán lo bastante valientes como para reconocer este hecho, es realmente el factor clave en cuanto a si la Tercera Guerra Mundial está a punto de comenzar.

     Si los estadounidenses pueden reconocer que sus líderes, completamente controlados por Israel, han estado mintiéndoles durante años, ellos todavía pueden probablemente impedir la Tercera Guerra Mundial. Pero ellos no muestran ningún signo de ser ni remotamente cerca así de valientes, de modo que sería prudente temer lo peor debido a la inercia insuperable de las obesas basuras estadounidenses.

     La paciencia de Putin al no atacar inmediatamente a Turquía podría haber postergado el comienzo de otra y probablemente la última guerra mundial, pero aquel acontecimiento catastrófico simplemente ha sido pospuesto, no cancelado, ya que Estados Unidos y sus asesinos pagados continúan asaltando todos aquellos países que no han sido acorralados por falsos líderes que tienen una no muy secreta lealtad a la máquina de guerra israelí-estadounidense.

     El predominio de los medios judíos de comunicación en Estados Unidos que impide el debate legítimo acerca del curso que EE.UU. debe tomar hacia su futuro, se refleja en las actitudes cambiantes e insinceras de todos los candidatos presidenciales, que por lo visto aprueban que Barack Obama haga exactamente lo que los judíos le dicen que haga y destruya un país tras otro.

     No hay ningún candidato que desafíe abiertamente el comportamiento criminal de Estados Unidos. Incluso el popular Donald Trump está a favor de un ejército estadounidense poderoso, y todo el resto de ellos está a favor de la guerra basados en el falso escenario de que Rusia es el agresor, y de que el Presidente sirio es un tirano cruel, del mismo modo que el muy popular Muammar Qaddafi era malo para su pueblo.

     Sin tener en cuenta cuánto pueda gustarles a los pensadores simplistas lo que Trump ha tenido que decir, no hay realmente ningún candidato alternativo al partido de la guerra, el partido de los bancos, el partido de los judíos.

     Depende ahora de la gente estadounidense solucionar el problema, pero por lo que he visto y escuchado, nadie tiene un plan viable para hacer ese trabajo.

     Además de los medios de comunicación que tienen su cerebro clausurado, los judíos controlan las películas y la música que ahora han descrito bajo una luz desfavorable a la gente Blanca que creó este país, y a los pueblos de piel oscura que dominan la escena del crimen y llenan las prisiones, como la gente a ser imitada. (Perdóneme mientras vomito).

     Incluso la Internet está controlada por las compañías judías Google, Pay Pal, Microsoft y Apple, y la red de distribución de libros está dominada por la judía Amazon, que recientemente prohibió el libro del profesor Jim Fetzer ["Nobody Died at Sandy Hook"] [1] que habla de que el acontecimiento de Sandy Hook fue completamente una operación de bandera falsa en la cual nadie fue asesinado, algo que cualquiera que haya estudiado el asunto en profundidad sabe que es absolutamente verdadero.


     Google en particular presenta una situación difícil para cada uno en el planeta. Tal como Wikipedia, Google elimina diligentemente cualquier hecho que presente a los judíos bajo una luz desfavorable, y como una consecuencia, la base de conocimiento del mundo se está reduciendo inexorablemente y convirtiéndose en propaganda totalmente respaldadora del esquema totalitario judío.

     Como consecuencia de la destrucción de dos aviones rusos, ambas tentativas de sabotear el noble esfuerzo ruso para detener la destrucción judeo-estadounidense de Siria, dos hechos indiscutiblemente condenatorios han sido revelados en cuanto a la perfidia del miembro de la OTAN Turquía y su lealtad secreta a los maníacos israelíes.

     Uno, Israel es el principal comprador del petróleo de ISIS de las refinerías que éste ha capturado. El segundo mayor cliente puede ser revelado en la larga línea de barcos petroleros que están esperando entrar a los muelles de Houston (Texas).

     Y dos, lo que se sabe es que el hijo del Presidente turco es el cerebro detrás del fraude del petróleo, principalmente vendiendo el petróleo de ISIS a Israel. Si esto es así, no es sorprendente que Turquía derribara el bombardero ruso, porque Turquía y la OTAN están luchando para proteger a ISIS, porque ellos están obteniendo poderosos beneficios del petróleo que ISIS está robando de Iraq.

     Si esto es así, Putin tiene todo el derecho de volar en pedazos al ALIADO de la OTAN Turquía hacia el reino de ultratumba, y, por supuesto, si aquello llegara a suceder, Occidente se vería obligado a acudir en ayuda de Turquía y a defender su actividad criminal. Por cierto, aquello significaría la Tercera Guerra Mundial y el probable final de la civilización humana.

     Pero por sus maniobras injustificadamente criminales, la Tercera Guerra Mundial parece ser exactamente lo que Turquía, Estados Unidos y los judíos desean impacientemente.

     La única solución lógica a la persistente opresión del mundo debido al ubicuo control por parte de los judíos del suministro de dinero, es hacer desaparecer a Israel, invadir la City de Londres, y arrestar y ejecutar a los banqueros judíos que han introducido sus asfixiantes tentáculos alrededor de cada país en el planeta, que los han privado a todos ellos de su legítima riqueza, y que han causado la muerte innecesaria de innumerables millones de personas inocentes por medio de su control brutal de las principales fuerzas militares del mundo.

     Puesto que los judíos esencialmente poseen toda la serie de ejércitos que eventualmente podrían llevar a cabo dicha tarea, es muy improbable que ella suceda. Todavía...

     La sociedad humana debe ser liberada del control judío, ¡o perecer! No sólo es el objetivo religioso del Talmud judío el matar o esclavizar a todos los no-judíos del mundo, sino que los judíos se han puesto efectivamente en condiciones de hacer eso por medio de su control de los militares estadounidenses, su control de la medicina organizada, su control de la industria de producción de comida y su control absoluto de las finanzas del mundo, lo que les garantiza el control de los políticos del mundo.

     No hay ninguna negociación con los judíos. Su archipresente locura prohíbe las discusiones razonables, de humano a humano. La manera en que uno trata con un perro rabioso sería la metáfora apropiada.

     Éstos son tiempos realmente oscuros que se acercan a nosotros ahora, con los fuegos del infierno siendo encendidos por las persistentes mentiras que escuchamos por televisión, mentiras producidas por judíos que no tienen ningún interés por lo que es correcto o lo que es justo sino sólo para las retorcidas patologías que salen en serie de sus lenguas sin consideración por nadie salvo ellos mismos.

     Si nosotros, la gente sincera del planeta Tierra, deseamos sobrevivir, tenemos que neutralizar a los judíos y ponerlos en algún lugar donde ellos no puedan hacer daño a nadie más. Herir, estafar, robar, violar y asesinar a otros ha sido su especialidad durante miles de años. Si aquel lugar está 1 metro 80 cms. [6 pies] bajo tierra, tanto mejor. Eso es algo que ellos merecerían ampliamente.

     Tendría sentido matarlos antes de que ellos nos maten a nosotros, pero no parece que vaya a suceder de esa manera, ciertamente no si ellos se salen con la suya y comienzan la Tercera Guerra Mundial, que es lo que estos patológicos maníacos homicidas desean sinceramente.–



* * * *


Putin y Hollande
Van tras el Negocio Ilegal de Erdogán
por Pepe Escobar
27 de Noviembre de 2015


     Todo esto comenzó con el Presidente francés François Hollande, después de los ataques en París, quien tuvo la temeridad de plantear la idea de que Francia trabajase en conjunto con Rusia en la misma coalición contra ISIS en Siria.

     El Presidente turco Recep Tayip "Ninguna Excusa" Erdogán pensó que la OTAN y Rusia para estas fechas estarían en un conflicto nuclear abierto —Guerra Fría 2.0—, mientras Washington había restado importancia a la idea de Hollande con una cascada de banalidades y distorsiones.

     Y en menos de 17 segundos, el Primer Ministro Ahmet "Yo Mismo lo Ordené" Davutoglu había autorizado a Turquía para derribar el Su-24 ruso, sólo unas horas antes de que Hollande se reuniera con Obama.

     De este modo, todo parecía estar calzando en su lugar. Ninguna posibilidad de una nueva distensión entre las potencias atlantistas y la OTAN. Al contrario. Erdogán estaba seguro de que él había saboteado para siempre la reunión cara a cara entre Hollande y Putin en Moscú [llevada a cabo este 27 de Noviembre].

     No tan rápido, Sultán.

     En Moscú, Hollande y Putin confirmaron que Francia y Rusia no serán separadas. El líder francés declaró: "Lo que concordamos, y esto es importante, es golpear sólo a terroristas y a Daesh (ISIS) y no a las fuerzas que están luchando contra el terrorismo. Intercambiaremos información sobre a quién golpear y a quién no".

     Ahora bien, aquello revela un horizonte emocionante. En la sección "golpear" ya encontramos a Daesh y a Jabhat Al-Nusra, alias Al-Qaeda en Siria, a los cuales las negociaciones de Viena ya habían etiquetado como terroristas.

     Y considerando que Al-Nusra ha engullido, cooptado o instrumentalizado una serie de unidades salafistas, "moderadas" o no, no será difícil para los rusos convencer a los franceses de que todos éstos son objetivos legítimos.

     También significativo es que Francia aumentará el apoyo a los "rebeldes" que luchan contra Daesh en terreno; ésa es la palabra en código para los kurdos sirios del YPG (Unidades de Protección Popular), uno de los azotes contra Erdogán junto con el PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán).

     De manera que la arriesgada apuesta del "Sultán" del derribamiento del avión ruso no está pagando demasiados dividendos. ¿Y si Hollande apareciera con el mismo viejo disco rayado de Obama, de que "Assad debe irse", mientras Putin enfatizó de nuevo que "el destino del Presidente de Siria debe quedar en las manos del pueblo sirio"? Todo el mundo sabe que ésa no es la prioridad principal de las negociaciones de Viena. La prioridad principal —como lo reiteró la declaración de guerra incorporada en la resolución 2249 del Consejo de Seguridad de la ONU— es aplastar a ISIS / ISIL / Daesh.

     Y luego el remache, puesto que Putin y Hollande alcanzaron un consenso: habrá una andanada de ataques aéreos contra los convoyes de camiones de combustible que transportan el petróleo sirio robado a través del territorio controlado por Daesh en su camino a Turquía.

    Allí arde en llamas el lucrativo negocio sucio del hijo del "Sultán", Bilal Erdogán, alias "Erdogan Mini-Me" [1], uno de tres accionistas de la corporación de transporte marítimo BMZ.

[1] Mini-Me es un personaje de la serie paródica de películas sobre Austin Powers (1999 y 2002). Mini-Me es un clon del Dr. Evil, pero sólo de un octavo de su tamaño. Asi, "Erdogan Mini-Me" = el Mini-Yo de Erdogán o Mini-Erdogán.


¡Envíen los Sukhois!

     Putin lanzó un sarcástico misil de crucero cuando él dijo que era "teóricamente posible" que Ankara no supiera sobre el petróleo sirio robado que entraba en el territorio turco desde todos los puntos de Daesh, pero él añadió que aquello era difícil de imaginar.

     Así, no dejando nada a la imaginación, uno de los sistemas misilísticos de defensa S-400 AA de Rusia está ya listo para el combate en la base aérea Hmeymim, y otro está en camino.

     El "Sultán" ha sido advertido. De aquí en adelante Rusia tiene tres prioridades principales:

1. Una zona de no-vuelo de facto ya en efecto al Sur de la frontera turco-siria impuesta por los S-400. Ankara está tan asustada que escondió incluso a los búhos y a los cuervos.

2. Ya en efecto: Rusia golpeará —con fuerza— cualquier cosa que se mueva sospechosamente sobre cada corredor de transporte hacia y desde Turquía. Los convoyes "humanitarios" turcos —que llevan, ¿qué otra cosa?, armas— fueron pulverizados en Azaz, que está sólo a cinco kilómetros de la frontera turca. Y los puntos de distribución de camiones también fueron bombardeados cerca de Raqqa.

3. Ya en efecto: Rusia bombardeando masivamente toda la amplia región donde las operaciones de la CIA controlan una carretera de dinero en efectivo y armas para el Ejército Sirio Libre (FSA) e inocentes turcomanos. Rusia comenzó un bombardeo de saturación del área turcomana de Jabal inmediatamente después de que el piloto ruso el teniente coronel Oleg Pershin fue rescatado.

     Como detallé aquí, no hay absolutamente nada "inocente" en este teatro de guerra entero atestado con una docena de milicias turcomanas amistosas con Al-Qaeda.

     Y hay más.

     Rusia no sólo hará pedazos la conexión de la milicia islamo-dictatorial turcomana / chechena / uzbeka / turca en la provincia de Latakia; más que nada acabará con la prosperidad suministrada por el petróleo robado que beneficia a "Mini-Me". Más aún: destruirá los barcos petroleros también. François Hollande no se opone.

     De esta manera, es mejor que "Mini-Me" busque refugio en Dubai. Pero, ¡ay!, eso no impide que ocurra un "accidente" después de una noche desenfrenada en la ciudad.


Carretera al Infierno

     A esta altura, Erdogán y "Mini Me" deben haber captado el mensaje. Ellos pensaron que lo tenían todo cubierto cuando ellos eliminaron el Su-24, que no estaba "violando" nada aparte de la fantasía ultra-lucrativa del petróleo sucio que beneficia, entre otros, a "Mini Me". ¿Deshacerse de una venta de petróleo para el programa Daesh que desafía un embargo de petróleo impuesto por la OTAN? Ésa es una oferta que Rusia no puede rechazar.

     Al menos dos preguntas importantes quedan sin contestar: ¿Cómo es que la "Coalición de Deshonestos Oportunistas", en más de un año, nunca —y la palabra correcta es "nunca"— bombardeó ninguna de las ruedas de la máquina siria del petróleo robado?.

     ¿Y cómo es que nadie entre dicha coalición —los estadounidenses sobre todo— hizo nada para impedir que "Mini-Me" y otros financiaran realmente el negocio sucio de Daesh durante tanto tiempo? La CIA obviamente sabe todo esto y más, con satélites geo-estacionarios por todas partes de "Syraq" (Syria + Iraq) trabajando incluso horas extras.

     Pero bueno, la CIA estaba demasiado ocupada manejando la carretera del dinero en efectivo y de las armas a través de la Montaña Turcomana para ser molestada por una simple operación de contrabando de petróleo.

     Pero ahora Rusia está yendo tras todos ellos: la carretera de armas de la CIA, la carretera yihadista posibilitada por los turcos, y la carretera de Daesh a Turquía del petróleo robado. El "Sultán" y su "Pequeño Yo", prepárense a embarcarse en una carretera al infierno.–





No hay comentarios:

Publicar un comentario