BUSCAR en este Blog

viernes, 13 de noviembre de 2015

J. Bruce Campbell - ¿Cuál Es el Plan de Ellos para Nosotros?



     Publicado actualmente en americandefenseparty.com y fechado en Marzo de 2014, el siguiente escrito (What Is Their Plan for Us?) del señor Campbell, de quien ya hemos presentado otros textos, hace una serie de reflexiones acerca del no tan contingente deseo de muchos judíos del Gobierno estadounidense y sus marionetas, de desarmar a dicha población, especialmente después de posibilitar de tiempo en tiempo masacres realizadas generalmente por tipos solitarios que están bajo prescripción farmacológica psiquiátrica, todos ellos, y de usar dichos eventos como justificadores para leyes que regulen fuertemente y finalmente prohíban la tenencia y porte de armas, último escollo que impide la imposición de su tan ansiada dictadura judeo-comunista en Estados Unidos. El señor Campbell, que hace un tiempo organizó el Movimiento de las Milicias estadounidenses, teniendo él mismo experiencia militar, no razona como los pusilánimes y comprados vasallos del sistema sino que apela al inmortal deseo de supervivencia y a un auténtico y razonado sentimiento viril, denunciando claramente a quienes están escondidamente moviendo los hilos de todo esto.


¿Cuál Es el Plan de Ellos para Nosotros?
por John Bruce Campbell
21 de Marzo de 2014



     Algunas personas tienen toda la suerte. La gente de Connecticut, por ejemplo. Los policías estatales dicen que ellos están yendo a confiscar las armas. La matronesca nueva jefe dice que no, pero el detestable teniente Paul Vance, el testaferro de la fábrica de mentiras de [la escuela] Sandy Hook [sitio de una aparentemente falsa masacre, en Diciembre de 2012], dice que eso es verdad y que además es anti-estadounidense oponerse a ellos de cualquier modo. Y no sólo eso: él dijo que él es el amo. ¿Qué demonios quiso decir con eso?.

     Digamos que la Abuela Jefe piensa que ella no está mintiendo. Si el 80% de la gente rechaza obedecer "la ley", ¿qué va a hacer el arma de un policía? Ellos saben que usted tiene un rifle o municiones "ilegales", y ellos saben dónde vive usted. ¿Van ellos a permitir que eso suceda?.

     El incompetente gobierno de Maryland ha entrado a actuar, declarando que sus policías están viniendo en busca de 110.000 dueños de rifles y municiones antes legales.

     Eso probablemente no va a ocurrir aquí en Idaho. Nuestros senadores estatales recién votaron unánimemente para proscribir todas las nuevas leyes federales de armas y para detener y procesar a cualquier policía —local, estatal o federal— que viole esta orden. El lector podría recordar un discurso que di aquí hace aproximadamente un año, titulado "Control de Armas en el Condado Teton", más conocido como "Control de Armas Es Traición". Entre la audiencia estaba el sheriff y un comisario y algunos FBI de Jackson. El sheriff se dirigió a la audiencia, diciendo que eso lo había dejado sin palabras, citando mi prescripción para una injustificada invasión de algún hogar, que consistía en cuatro o cinco rondas de balas zumbando por el vestíbulo mientras la policía esté forzando la entrada. El discurso fue bien cubierto, incluso en los lejanos periódicos de Boise.

     El proyecto de ley de Idaho es bueno, pero no tan radical como los proyectos de ley de Florida y Arizona, que anularán todas las leyes federales de armas.

     Un resultado del discurso fue que nuestra vecina de al lado fue atacada con bombas incendiarias tres meses más tarde. Ella había sido seguida alrededor del área durante varias semanas antes del ataque por un vehículo todo-terreno blanco con vidrios negros. Unas horas después del ataque ella fue nuevamente acechada por ese vehículo, pero esta vez fue capaz de ponerse detrás y anotar la patente. Una llamada a un pariente en el gobierno federal resultó en la información de que el SUV [Sport-Utility Vehicle] estaba registrado a nombre de la FBI en Jackson, Wyoming, a sólo unos kilómetros de distancia. El sheriff le dijo que no se preocupara demasiado por esos ataques ya que estaban destinados a los Campbell y ellos se habían equivocado de casa. ¡Entonces el sheriff comenzó a acecharla!.

     Si ese discurso tuvo algo que ver con los senadores de Idaho que proscribieron las nuevas leyes federales de armas, no se sabe. Lo que Idaho está haciendo, bloqueando las nuevas leyes federales, no es tan significativo como aquellos proyectos de ley pendientes en Florida y Arizona, que anularían todas las leyes federales de armas. 

     Connecticut, de todos los Estados, el hogar original de Colt, Winchester y la sub-ametralladora Thompson, entre otros, está preparando invasiones a hogares para recolectar las armas ex post facto ilegales. Connecticut las declaró ilegales desde el 1º de Enero [de 2014]. Para mí, la única arma ilegal es un arma robada. Pero declarar ilegales a las armas y las municiones es una traición estatal, una traición contra todos nosotros. Hay sólo un modo de tratar con ello, y es la resistencia total. 

     Ya vimos cómo eso funcionó en Boston el año pasado [tras el falso bombazo durante la maratón]: una manada de matones militarizados asalta su casa, lo saca a usted a punta de rifles con sus manos arriba, y luego entra para buscar armas. Y aquellos payasos no tenían listas de dueños de armas registrados, de la manera en que las tienen en Connecticut y Maryland. A los residentes de aquellos dos Estados se les ha ordenado destruír las armas y municiones, entregarlas a la policía, vendérselas al Estado, o ser atacados. Pero aquella gente será atacada, invadida y revisada de todos modos, sólo para asegurarse. No hay cómo estar en el lado correcto una vez que usted es visto como una potencial amenaza.

     El único modo de tratar con esta traicionera policía es la emboscada y el fuego cruzado. Una persona disparándoles desde dentro tan pronto como ellos fuerzan la entrada (ellos deben forzar la entrada), con una segunda persona disparando sobre ellos desde atrás (desde fuera) simultáneamente. Esto es garantizado que le quita toda la diversión a las invasiones de hogares. Media docena de estos incidentes terminará con todas las invasiones de casas a escala nacional. La famosa profecía de [el almirante Isoroku] Yamamoto [1] se convertirá en un chasco de realidad para la policía de las armas, las babosas más traidoras de Estados Unidos. Ellos retrocederán lentamente hacia sus guaridas de iniquidad y tratarán de pensar en otra cosa.

[1] "Temo que lo que hemos hecho es despertar a un gigante dormido, y lo hemos llenado de un deseo de venganza", frase de Yamamoto de carácter profético, de 1941. O bien la cita apócrifa que se le atribuye, que podría ser la aludida por Campbell, "Usted no puede invadir el Estados Unidos continental, porque habrá un rifle detrás de cada brizna de hierba". NdelT.

     Los tipos que hacen esta resistencia heroica deben dirigirse entonces hacia el más cercano Fusion Center [2], o dondequiera que la orden ilícita se haya originado, y aniquilarlo. Así es probablemente cómo comenzará la revolución en Estados Unidos.

[2] Centros de información compartida, creados entre 2003 y 2007 por el Departamento de Seguridad Interior (DHS) y el Ministerio de Justicia, que colectan y coordinan información de la CIA, la FBI, la Justicia, el Ejército y los Gobiernos estatales y locales. NdelT.

     California tiene una fuerza militarizada de babosas que anda por ahí robando armas. La llaman el Sistema de Personas Armadas Prohibidas. Ellos atacan a gente que compró armas legalmente sólo para ser puesta más tarde en la lista de personas prohibidas. Veremos aumentar las cantidades de personas prohibidas en aquel Estado maldito. Las babosas necesitan seguridad en su trabajo y sus jefes quieren mantenerlos felices. A las babosas son a las que se les debe prohibir llevar armas, y hay sólo un modo de hacer eso (vea más arriba).

     La idea aquí es desgastarnos y desmoralizarnos, de modo que nos sometamos a su dictadura. Tenemos que mirar aquello como nuestra mayor oportunidad para ser buenos estadounidenses, tal vez por primera vez en doscientos años, más o menos. Tal vez por primera vez de siempre. Realmente no puedo señalar un momento en que los estadounidenses hayan sido buenos. "Bueno" significa resistir a los tiranos estadounidenses. Una vez que los ingleses rebeldes se convirtieron en estadounidenses, ellos se deshicieron de todo esto. Los Confederados resistieron a la tiranía estadounidense, pero técnicamente ellos ya no eran estadounidenses cuando lo hicieron. Tal vez los mejores estadounidenses fueron los indios norteamericanos, porque ellos resistieron para derrotar al infierno. Aquellos tipos nos dejaron a todos en vergüenza. Considere cómo Hollywood convirtió a estas víctimas de la agresión y la limpieza étnica en terroristas que merecían todo lo que recibieron.

     ¿Le suena familiar? Los indios norteamericanos fueron los objetivos originales de aquella mortal combinación de yanquis y judíos que ha azotado la Tierra y ha robado todo lo de valor.

     Hablando de tiranos, nuestros judíos hacen rodar los dados y ponen todas sus fichas en apoderarse de otros países, basados en su apoderamiento de Estados Unidos. Es decir, todo en Estados Unidos, excepto la gente con armas. Los tiranos judíos y sus lacayos no lo están haciendo demasiado bien actualmente, sobre todo en Ucrania. Es difícil creer que ellos pudieran ser tan condenadamente estúpidos como para pensar que podían engañar a Vladimir Putin para que les permitiera robar Ucrania y poner misiles de la OTAN en la frontera con Rusia. Pero entonces, una vez más: ellos son judíos. Y los judíos son conocidos por no tener auto-control ni sentido común, para no hablar de moral. Ellos son como pirañas: no dejan de morder sino hasta que se ha acabado todo.

     Los judíos quieren una tercera Guerra Mundial. ¿Por qué? Ellos son los destructores. Eso es todo lo que saben hacer. Y les gusta eso. Ellos han destruído todo lo que han tocado. Y no hay ninguna excepción a esta regla. Ellos se apoderaron de Rusia en 1917: destrucción total de la sociedad y de millones de rusos, seguidos de ucranianos, uzbekos, kazajos, bielorrusos, azerbaiyanos, georgianos, tayicos, moldavos, kirguizos, lituanos, turkmenos, armenios, letones, estonios y abjasios. Luego siguieron los europeos del Este. Luego el comunismo judío fue impuesto a Corea del Norte, Vietnam del Norte y China, Laos y Camboya... por los estadounidenses. En medio de esas pesadillas políticas, Estados Unidos puso a Palestina bajo el Terror Judío.

     Por alguna clase de karma o justicia cósmica, el propio Estados Unidos está descendiendo ahora al Terror Judío, del tipo que EE.UU. puso sobre todos aquellos pueblos durante casi cien años. Así es cómo los judíos dicen "gracias" por la ayuda estadounidense.

     El actual recadero de los judíos en la Casa Blanca recién anunció mediante una Orden Ejecutiva que si usted expresa o escribe su disgusto sobre la cagada de él en Ucrania, él puede confiscar vuestros bienes. Eliminarlo a usted completamente. Eso ya le ha sucedido a este escritor —no la confiscación, sino la aniquilación. He sido puesto en la lista negra a través del país en mi trabajo como asesor de perforaciones (petroleras), estando ya siete meses desempleado. Y no sólo yo sino cualquiera que esté asociado conmigo. Ayer, un colega me llamó para decir que le habían dicho recién que se olvidara de trabajar en el yacimiento petrolífero. La razón era que él me tenía como una referencia en su curriculum vitae. Por suerte para él, él había encontrado ya trabajo en una industria diferente. Ahí es donde tengo que ir.

     De este modo, cualquiera que esté pensando en organizar el Partido de Defensa Estadounidense (American Defense Party), ahora es el momento. Esto no es ninguna broma: realmente es el momento para apoyar el único plan en EE.UU. para revertir nuestro deslizamiento hacia la dictadura. Hay muchos que describen lo que está sucediendo, muchos que analizan lo que está detrás de ello, quién lo está haciendo y por qué. Pero nadie más tiene un plan para derrotar a los sionistas que han destruído a Estados Unidos. Es un plan bastante simple. No se requiere ser un genio para entenderlo.

     Se requirieron los últimos cien años para metamorfosear a EE.UU. desde ser una potencia industrial y agrícola con una clase media fuerte, hasta convertirse en un decrépito belicista que vive de la sangre y la fortaleza de sus millones de víctimas en países que la mayor parte de los estadounidenses no podrían encontrar en un mapa, con cien millones de aquellas personas estadounidenses ahora sin empleo. Desempleados pero sometidos a una vigilancia total por parte de insaciables fanáticos del control que están en la "comunidad de Inteligencia".

     Los judíos pusieron a un prostituto homosexual de Chicago en la Casa Blanca, y ahora esta delicada persona está publicando amenazas de parte de sus amos judíos a un ex-coronel del KGB no sonriente y de hablar franco. Los amos de Obama quieren la guerra total con Rusia. Tendrá que ser total (nuclear) porque la infantería y la fuerza aérea estadounidenses no podrían derrotar a un puñado de luchadores del siglo XVIII en Afganistán. Tendrá que ser total porque los mismos judíos nos prometieron un paseo tapizado de flores en Iraq. Imperturbables frente a la realidad, sus mentirosos neo-conservadores nos están exhortando a la guerra total contra cada uno en el mundo que desafíe sus demandas de rendición. 

     La próxima guerra judía tendrá que ser nuclear porque ahí es donde los judíos nos han puesto con su poder ilícito sobre el Gobierno estadounidense. Ése fue su plan desde el alba de su Era nuclear, articulada por su demente estratega Herman Kahn en su libro de 1960 Sobre la Guerra Termonuclear (On Thermonuclear War). Kahn fue el modelo para el personaje "Dr. Strangelove" [de la película homónima de Stanley Kubrik] porque la "estrategia" de él era que la guerra nuclear es ganable.

     La más alta expresión de la creatividad judía fue la bomba atómica. Ella es la esencia de la mentalidad judía. Einstein impulsó a Roosevelt a construír un arma nuclear. Szilard, Bohr, Meitner, Frisch, Zinn y otros judíos hicieron la investigación teórica. J. Robert Oppenheimer estuvo a cargo del Proyecto Manhattan para construír las bombas atómicas. Edward Teller nos dio la bomba de hidrógeno en 1952. Luego los espías judíos dieron todo esto a Stalin para que así pudiera haber una Destrucción Mutua Asegurada (MAD, Mutual Assured Destruction).

     En 1958 Samuel Cohen produjo el arma judía perfecta, la bomba de neutrones, que mata a toda la gente pero deja intactos los bienes inmuebles.

     Dos años más tarde, Herman Kahn dijo: "Usemos estas maravillosas armas. No será el fin del mundo. La vida continuará". Aquí hay algo de su pensamiento, de Wikipedia:

    «Debido a su tendencia a expresar las posibilidades más brutales, algunos llegaron a desagradarse de Kahn, aunque él fuera conocido como una persona afable en privado. A diferencia de la mayoría de los estrategas, él estaba completamente dispuesto a plantear la forma que podría asumir un mundo post-nuclear. Las consecuencias negativas, por ejemplo, serían simplemente otro de los muchos aspectos desagradables [sic] e inconvenientes de la vida, mientras que el muy cacareado aumento de los defectos de nacimiento no condenaría a la Humanidad fatalmente a la extinción, porque una mayoría de sobrevivientes permanecería no afectada por ellos. Los alimentos contaminados podrían ser destinados para el consumo de los ancianos, quienes probablemente morirían antes del inicio retrasado de cánceres causados por la radiactividad. Un grado de preparación incluso modesto —a saber, los refugios contra las partículas radiactivas, los planes de evacuación y ejercicios de defensa civil, ahora vistos como emblemáticos de los "paranoides años '50"— daría a la población tanto el incentivo como el estímulo para la reconstrucción. Él incluso recomendaba al Gobierno que ofreciera a los propietarios de casas seguros contra daños producidos por bombas atómicas. Kahn pensaba que tener un fuerte programa de defensa civil en funcionamiento serviría como una fuerza disuasiva adicional, porque eso obstaculizaría el potencial del otro bando para causar destrucción y así disminuír el atractivo de la opción nuclear. Una disposición a tolerar tales posibilidades, argumentaba Kahn, podría valer la pena, ahorrándole a Europa el intercambio nuclear masivo, más probable de ocurrir conforme a la doctrina pre-MAD».

[https://en.wikipedia.org/wiki/Herman_Kahn]

     Por esta razón la gente toma en serio Los Protocolos de Sión como revelaciones o descripciones exactas del programa judío. Los acontecimientos han mostrado que cuando los judíos tienen el poder, cuando ellos están a cargo, el resultado es siempre la catástrofe. En Levítico y el Deuteronomio, en el Talmud, en la "Instrucción del Sanedrín a los Judíos de España", en los Protocolos, vemos la misma cosa: cómo los judíos describen en su propia literatura su llegada al poder y lo que ellos hacen cuando están en el poder. Pero en 1918, en Rusia, lo vimos en tiempo real, cómo los judíos se deleitaron en su sed de sangre, con la sangre de los Gentiles corriendo hasta los tobillos en Lubianka y otros mataderos kosher; y cómo ellos deliberadamente privaron de comida a millones de personas en Ucrania en los años '30. La realidad de la Unión Soviética judía hizo parecer a los Protocolos algo completamente moderado.

     Y luego llegamos a 1960 y a los demenciales escritos de Herman Kahn (otra vez de Wikipedia):

    «Si cientos de millones morían o "simplemente" unas pocas ciudades principales resultaban destruídas, argumentaba Kahn, la vida continuaría, como lo había hecho, por ejemplo, después de la Peste Negra en Europa durante el siglo XIV, o en Japón después del limitado ataque nuclear de 1945, contrariamente a los convencionales y prevalecientes escenarios de día del juicio final. Varios resultados podrían ser mucho más horribles que cualquier cosa hasta entonces presenciada o imaginada, pero algunos de ellos sin embargo podrían ser mucho peores que otros. No importa cuán calamitosa fuera la devastación, Kahn sostenía que los sobrevivientes en última instancia "no envidiarían a los muertos" [frase común falsamente atribuída al Apocalipsis de Juan], y creer otra cosa significaría que en primer lugar la disuasión era innecesaria. Si los estadounidenses fueran reacios a aceptar las consecuencias, sin considerar cuán horribles fuesen, de un intercambio nuclear, entonces ellos ciertamente no tendrían interés en proclamar su disposición a atacar. Sin una disposición irrestricta y definida a "apretar el botón", toda la serie de preparativos y despliegues militares era simplemente una elaborada bravata».

     Irónica resulta la comparación de la Peste Negra con el envenenamiento por la radiación. A los judíos se les culpó por la Peste Negra allá a fines de la década de 1340, plaga que borró a la mitad de la gente de Europa.

     De esta manera, aquí es donde nos encontramos hoy, en 2014... Todo un montón de Hermans Kahn en EE.UU. nos están impulsando hacia la guerra nuclear con una Rusia des-judaizada. Los arquitectos judíos de la guerra nuclear son los mismos mercaderes de la muerte que nos dieron Iraq: Perle, Wolfowitz, Kristol, Feith, Abrams, Kagan, Ledeen, Senor, Nuland, Rubin, Muravchik, Lieberman, y muchos más. Como siempre, ellos usan a no-judíos como Brzezinski, Obama y McCain para ocultar la naturaleza completamente judía de la agresión estadounidense contra Rusia, Irán, Siria, etc. El AIPAC mantiene alineados a los "elegidos".

     ¿Qué podrían probablemente esperar ganar los judíos al destruír el mundo con su guerra nuclear? Bien, eso los convertiría en los ganadores. Por favor, recuerde: destrucción es todo lo que ellos saben hacer. Ellos viven para destruír. Arte, música, literatura, banca, medicina, la paz y la vida misma. No olvide Stuxnet y Fukushima. Yo comprendo que la mente humana retrocede ante tal concepto, pero eso es todo lo que su literatura indica. Ellos planean destruír toda resistencia a su gobierno. ¿Y luego qué? No importa: ellos serían los jefes indiscutibles de lo que quede.

     Salvo, que no lo serán. Los judíos han soñado un sueño que no puede ser. El sueño judío depende del desarme de la gente estadounidense. Los judíos son los arquitectos del desarme de nosotros, son los que están dando las órdenes a las babosas para atacarnos. Feinstein, Boxer, Schumer, Bloomberg. Antes de éstos eran Celler, Metzenbaum, Lautenberg, Kohl, Specter. Siempre judíos que tratan de controlar, dominar, desarmar. Como de costumbre, ellos se han roto el culo para lograr aquello. Ellos lo han exagerado una vez más, porque ellos no tienen auto-control. Como pirañas, ellos no saben cuándo detenerse.

     Ellos han destruído en gran parte la vida tal como la conocíamos, pero ellos no van a ser los aristócratas que sueñan con ser. Jamás. Ellos han sido gobernadores sobre pueblos que ellos han desarmado. Ellos han gobernado a EE.UU. desde detrás del escenario porque ellos comprenden que la gente normal naturalmente sólo quiere matar a los judíos. ¿Quién puede mirar o escuchar a Rahm Emanuel o a Charles Schumer o a Dianne Feinstein y no querer cortar sus gargantas?.

     En su camino a la guerra nuclear total contra Rusia, los judíos quieren guerras genocidas contra Siria e Irán, entre otros países musulmanes, y por supuesto contra Ucrania. Para provocar tales pequeñas guerras, los judíos han creado, han armado y han animado a algunos de los asesinos más sádicos que hayamos visto en nuestras vidas, sobre todo en Siria. Ellos pueden ser comparados con los judíos de la Cheka de Lubianka. ¡Israel y Washington admiten haberlos armado y apoyado! Los francotiradores de Kiev que mataron tanto a policías como a manifestantes estaban trabajando para la comisaria estadounidense Victoria Nuland. Esta cruel y despiadada judía, la que derrocó a Yanukovich, también quiere gobernar EE.UU. en la misma manera no elegida. Pero ella sabe que eso no es posible mientras permanezcamos armados y peligrosos.

     ¿Conseguirán los judíos su deseada guerra total? Si el Congreso estadounidense le abre su camino, sí. Las prostitutas del Congreso estadounidense trabajan para el AIPAC, como vimos hace tres años cuando ellos dieron saltos arriba y abajo, como focas entrenadas, por Netanyahu (veintinueve ovaciones de pie). Pero ahí es donde el poder político judío comienza y termina, produciendo para sus prostitutas un rating de aprobación de un solo dígito. El dinero falsificado de la Reserva Federal canalizado por medio del AIPAC puede controlar definitivamente a un club de 535 miembros en el río Potomac, y aquellas putas pagadas pueden definitivamente aprobar leyes que desarmarían a los estadounidenses, pero ahí es donde eso termina. Los estadounidenses, podemos ver ahora en Connecticut y Maryland, no están interesados en ser desarmados por los judíos o sus rápidos perros, como el teniente Paul Vance.

     El punto central de este ensayo son las armas y quién las controla. Los judíos son los que no deben controlarlas, desde revólveres a bombas nucleares. Eso debería ser bastante obvio. Cualquiera, sea un judío o un Gentil que sirva a los judíos, que participe en el programa de desarme personal forzoso conseguirá la pena de muerte. Siempre debemos preguntarnos ¿cuál es su plan para nosotros que requiere que nosotros seamos desarmados?.

     Igualmente importante, cualquiera que planee o participe en una guerra agresiva no provocada, también conseguirá la pena de muerte. Para nuestra propia defensa y la de otros pueblos normales en todas partes, éste es el modo en que tiene que ser.–





No hay comentarios:

Publicar un comentario