BUSCAR en este Blog

martes, 20 de octubre de 2015

John Kaminski - El Extremo del Arcoíris



     En el sitio renegadetribune.com el ensayista estadounidense John Kaminski publicó hace dos días las siguientes reflexiones, las cuales, si bien derivan hacia profundidades metafísicas, tienen como punto de partida la atemorizante realidad que se ha creado en muchos países de Europa (y Estados Unidos) producto de la gigantesca invasión de supuestos "refugiados" cuyo comportamiento con cada día que pasa se vuelve más desagradable y delictivo, según puede comprobarse recorriendo las noticias, y que evidentemente es un plan deliberado al que están ayudando los hipócritas, traidores y sobornados dirigentes políticos, que tendrán de algún modo que responder por ello. El mensaje que entrega el señor Kaminski sobre el valor de toda vida debe entenderse dirigido a los intolerantes y despreciadores de la misma.


El Extremo del Arcoíris
por John Kaminski
18 de Octubre de 2015



     Una nueva filosofía es necesaria para evitar la catástrofe irreversible, que está ocurriendo en este mismo momento


     Los musulmanes que han asaltado Europa y han considerado obligatorio violar a todas las mujeres que no llevan puesto pañuelos en sus cabezas se han hecho a sí mismos un profundo perjuicio por esta actitud fanática que los ha hecho indeseables en cada país no musulmán en el planeta.

    El comportamiento absurdamente malo demostrado por estos falsos refugiados da un nuevo significado a la prohibición total que Japón ha establecido contra presuntos inmigrantes musulmanes. Ya se está discutiendo la aconsejable idea de repatriar a esa desafiante horda a sus propias patrias, pero lamentablemente ello no está siendo discutido por los líderes políticamente correctos que están saboteando sus propias naciones y que traicionan a su propia ciudadanía al dar la bienvenida a esos cínicos psicópatas dentro de sus fronteras.

     La debilitante afluencia de muchedumbres, predominantemente de hombres jóvenes y brutales sobre una amplia extensión de Europa, ha hecho que cada uno se pregunte lo que motiva a estos deferentes líderes europeos para respaldar con entusiasmo esta ola gigante de indigentes supuestos refugiados, cuando es más que obvio que el costo de la estabilidad para sus propios países es absolutamente la destrucción de la nación y el peligro para todas las mujeres.

     La actitud islámica consiste en que ellos no van a obedecer las leyes del país que ellos han invadido, y con todo eso, algunos líderes siguen dándoles la bienvenida e incluso desalojando a algunos de sus propios ciudadanos para crear casas para esos miserables desagradecidos.

     Particularmente en Suecia y Alemania —pero usted también podría mencionar a Estados Unidos— ¿cuál es el objetivo de dañar severamente a su propio país simplemente para acomodar a gente oprimida de Estados fracasados y dictaduras despiadadas a costa de vigorosos ciudadanos Blancos que durante muchas generaciones han creado sociedades estables, ahora amenazadas, y en algunos casos abrumadas, por estos bárbaros violentos?.

     ¿Qué poder detrás del trono hace que todos estos países prediquen la "corrección política" y básicamente cometan suicidio? Sólo pregunte a Barbara Spectre.

     "Creo que hay un resurgimiento del antisemitismo en este punto de la historia. Europa todavía no ha aprendido cómo ser multicultural, y creo que nosotros (los judíos) vamos a ser parte del lanzamiento de esa transformación que DEBE ocurrir. Europa no va a ser esa sociedad monolítica que una vez fue en el siglo pasado. Los judíos van a estar en el centro de todo esto, Europa emprenderá una transformación enorme. Ahora está entrando en un modo multicultural y los judíos serán mirados con resentimiento debido a nuestro papel de liderazgo, pero sin ese papel determinante y sin esa transformación, Europa no sobrevivirá".

Vea el video "Cómo los Sionistas Dividen y Conquistan", subtitulado en castellano, en https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=2MTyH28pYHM y el artículo http://es.metapedia.org/wiki/Barbara_Spectre

     Sí, usted ha visto el video y ha escuchado sus afirmaciones. No importa cuán duro los medios judíos de comunicación traten de encubrirlo, aquello es verdadero. Los judíos controlan todas las naciones occidentales mediante su control del dinero y los sobornos que ellos pagan a los políticos occidentales.

     Los judíos pretenden inundar las naciones Blancas con salvajes africanos y asiáticos para apresurar la llegada de la ley marcial del Estado policíaco, inducir a los inmigrantes —sobornados con atractivos beneficios e inconscientes de una forma más suave de opresión, familiar para ellos— a votar a favor de gobiernos represivos, y para diluír el poder de voto de los Blancos inteligentes, disminuyendo así las probabilidades de que los caucásicos puedan revertir estas diabólicas maniobras judías e impedir su propia desaparición.

     Hasta ahora esta subversiva táctica judía ha sido extremadamente exitosa y tremendamente devastadora de las naciones occidentales Blancas que ellos han arrojado en el caos.

     Los recientes disturbios de negros en Estados Unidos son más de lo mismo. Demagogos negros pagados encienden la cólera insensata entre hipócritas negros malcontentos, quienes prontamente prendieron fuego a sus propios vecindarios. La verdad es que los provocadores gubernamentales desempeñan un papel grande en esto, ya que ellos son pagados o bien por el Gobierno o por comités de acción política para amplificar la violencia, proporcionando de ese modo la falsa justificación para la represión policial sobre gente inocente y para aumentar las restricciones de la libertad individual.

     Tal como ocurre con las falsas tácticas terroristas furtivamente generadas por nuestro propio Gobierno, los disturbios llevados a cabo por la gente de color son todos instigados por fuerzas secretas que tienen como objetivo convencer al público de que son necesarias leyes más restrictivas de control de armas.

     El único hecho que siempre falta en las historias en la campaña de los medios de comunicación para demonizar la propiedad de armas es la necesidad práctica de que toda la gente tenga su propio armamento defensivo por una razón primaria: para impedir que un Gobierno excesivamente agresivo convierta una república basada en la libertad individual en un gulag donde toda la gente es incapaz de resistir los abusos perversos de una autoridad monolítica.

     El gulag estadounidense ya ha sido establecido, con una policía sádica, jueces corruptos que reciben dinero bajo la mesa, y políticos hipócritas que tuercen el sentido de las palabras para elevar a pervertidos y acosar a la gente psicológicamente estable.

     Chris Cantwell está exactamente en lo correcto con su video viral: EE.UU. no tiene un problema de armas, tiene un problema con los negros.

     http://renegadetribune.com/disarm-black-males/

     Comprender que los poderes que controlan a los Gobiernos están tratando de diluír las poblaciones en el mundo occidental con salvajes del Tercer Mundo escasamente alfabetizados, con toda razón debería señalar un final a esta planeada coalición de arcoíris políticamente correcta de razas diferentes que está destruyendo a EE.UU. y a Europa con su gigantesca ola de salvajes que generan crímenes.

     Con la ilógica neolengua que ha arruinado absolutamente lo que antes era un país funcional, la mentira judía de que "Diversidad es Fuerza" ha sido completamente desmentida por la consternación racial que actualmente está devastando todas las naciones occidentales Blancas.

     Desafortunadamente es responsabilidad de la gente Blanca impedir este siniestro complot. Pero ellos enfrentan una tarea difícil para contrarrestar estas tendencias porque han sido en gran parte privados de derechos por los medios judíos de comunicación, las universidades judías y los políticos controlados por los judíos. (Si usted objeta esta descripción, usted es parte de la apatía que ha permitido a los judíos asumir el poder, apoderamiento que ha crecido ahora hasta el punto de consignar a los Blancos al estatus de esclavos en un país ahora gobernado por minorías raciales y homosexuales de armario).

     La coalición del arcoíris es un fraude. Todos los países serían mucho más fuertes si ellos fueran homogéneos, carentes de la lucha inter-racial y estando de acuerdo con su religión elegida. La frase de Robert Frost "Buenas vallas hacen buenos vecinos" se aplica aquí.

     Lo mismo vale para la filosofía de Adolf Hitler de tratar a sus aliados con genuino respeto, lo cual es muy superior al actual candado mental judío sobre una mayoría de naciones, que implica chantajear a clientes financieramente esclavizados y luego forzarlos a cometer crímenes contra el resto del mundo, del modo en que EE.UU. es usado por Israel como un club para romper la oposición a la hegemonía financiera kosher.

      La sugerencia original de Abraham Lincoln de que los esclavos negros debieran ser devueltos a sus hogares africanos o deportados al Caribe, repentinamente cobra sentido dado el caos en Europa. Sigue siendo innegable que el comportamiento de los negros en Saint Louis, Baltimore, y otras ciudades por todo el país sería más apropiado en los persistentes barrios marginales del continente africano que el modo en que ellos se han comportado en la sociedad creada por Blancos en Estados Unidos. Ésa es simplemente una conducta poco civilizada.

     La alternativa es que las grandes civilizaciones Blancas de los estadounidenses y de Europa sean destruídas.

     Otro aspecto de esta gran crisis con la gente no-Blanca ahora a través del mundo occidental es que los negros deben su libertad a los Blancos. Las leyes de derechos civiles en Estados Unidos fueron elaboradas por Blancos, pero ahora los supuestos refugiados en Europa quieren más que sólo libertad. Ellos quieren ser apoyados por los Blancos sin tener que trabajar. Así, la libertad que les ha sido dada ha conducido a una actitud donde ahora ellos esperan ser mantenidos por los Blancos, quienes apenas pueden ayudarse entre sí.

     Sin embargo, aunque los actuales acontecimientos me obligaran a aplicar a este ensayo el título de "El Extremo del Arcoíris" para esta astuta invasión de Europa por una deliberada ola gigantesca de escapados sin compromisos desde la zona de guerra en el Oriente Medio, no era ése el sentido original que tuve en mente cuando la frase primero se me ocurrió.

     El verdadero final del arco iris del que quería hablar es lo que le está sucediendo a cada uno de nosotros cuando pasamos desde aquel tiempo esperanzadoramente mágico de nuestra infancia y nos aventuramos en aquel reino a menudo doloroso conocido como la adultez, donde ya no tenemos el paraguas protector de nuestros padres y afrontamos el duro y frío mundo con toda su desalentadora seriedad.

     Aquello me ocurrió en este período de mi vida, y probablemente le ha sucedido a muchos otros que no han tenido en su infancia una cuchara de plata en sus bocas o que debido a precavidos padres tuvieron su carrera profesional estacionada justo delante de ellos. Encontrarse en la calle sin ningún lugar particular donde ir es un modo inesperado de acabar con cualquier idealismo que usted pudiera haber tenido en su protegido pasado.

     Aquellos de nosotros que tienen una carrera profesional que proseguir generalmente no pierden su idealismo en aquel momento, aunque muchos lo pierden más tarde cuando sus carreras no resultan o cuando ellos encuentran sólo el vacío en la línea de trabajo que han elegido.

     Mi argumento es que este punto de transición, donde usted tiene que dejar atrás el idealismo adolescente a fin de sobrevivir, es exactamente el punto en el cual usted se hace susceptible al soborno, la elección que usted tiene que hacer para evitar pasar hambre en la calle, aquella decisión de vivir, de acuerdo a la cual, a fin de sobrevivir, usted debe hacer algo en lo cual usted realmente no cree.

     ¿Cuánto del mundo sigue este camino?. ¿Cuántos de estos seguidores de caminos falsos tienen el control del resto del mundo?. ¿Y cuánto pierde el mundo al destruír los elevados ideales de los jóvenes y sustituyéndolos por las corroídas manipulaciones del mundo de los negocios, donde la gente se convierte sólo en números y los ideales de los jóvenes buscadores de la verdad caen en espiral por el fétido desagüe del capitalismo coercitivo?.

     Eventualmente, esta secuencia de pensamiento afecta la opción de religión de uno, y en casi cada caso, la opción de qué adorar sabotea la propia capacidad de ser honesto y realista. La creencia en una supervivencia mágica tras la muerte necesariamente confunde cada decisión que usted hace acerca de las condiciones de vida. Y lo peor de todo, esas opciones muy a menudo obligan a los individuos a cometer crímenes y a matar gente por motivos que son menos que válidos.

     Sólo tenemos que volver atrás a la primera frase de esta historia para demostrar este punto, que los refugiados que se escapan de la miseria provocada por la guerra tienen el derecho de violar a víctimas mujeres porque ellas no se adhieren a las criminalmente bárbaras costumbres islámicas.

     Pero la historia, y la vida, no son tan simples.

     En mis años de investigar la historia de las religiones y de descubrir, especialmente en las religiones monoteístas occidentales, que los hechos históricos de cada una son fabricados, plagiados y generalmente distorsionados para satisfacer las exigencias de la estructura de poder sacerdotal que ha inventado todos esos complicados mitos, he encontrado que la religión muy a menudo hace a sus adherentes ciegos ante la realidad y, más importante aún, completamente intolerantes de los practicantes de otros mitos que, aunque en idiomas diferentes, dicen las mismas cosas y hacen los mismos puntos que la religión que hace la condenación.

     Incluso aunque el simple estudio y los análisis superficiales puedan aclarar fácilmente la mayor parte de esas diferencias, esta clase de comprensión es rara vez practicada porque, en su naturaleza, el poder sacerdotal procura principalmente mantener su propio dominio a toda costa. Cualquier interés en la exactitud histórica y la legitimidad psicológica como una prioridad es para ellos de muy segundo orden.

     De esa manera, usted tiene las innumerables guerras de la Historia, mayormente provocadas por diferencias semánticas minúsculas, pero realmente causadas por egos que insisten en el dominio político, usando su religión elegida como una excusa para aplastar a su oposición.

     Así, durante muchos años he visto con malos ojos el "oficio sagrado", una opinión que se ha hecho aún más sombría por mi entendimiento gradualmente adquirido del judaísmo, el cual, como una filosofía de la vida, no tiene paralelo en todo el mundo por su obsesión homicida, su ausencia total de conciencia, y varias otras profundas enfermedades de la mente. A los judíos se les enseña a ser asesinos innatos y a conseguir su dinero haciendo que otra gente haga guerras unos contra otros, un arte que los judíos han dominado más allá de la perfección y que han practicado durante al menos dos mil años.

     Cuando usted desafía a cualquier judío sobre estos asuntos, todo lo que usted consigue es evasión y ofuscamiento. Los judíos son completamente incapaces de decir la verdad sobre su propia historia, o, en realidad, sobre su propio comportamiento actual. Después de todo, su trabajo siempre ha sido el mismo durante la Historia: destruír países, después de un largo período de fingir que ellos son amigos de esos países mientras simultáneamente crean métodos y tácticas para sabotear y socavar esos pueblos con quien ellos simulan ser amigos.

     Así es cómo nuestro coagulado vicepresidente Joe Biden puede decir al mundo que los judíos han tenido un maravilloso efecto sobre Estados Unidos al mismo tiempo en que el país se está deshaciendo justo delante de nuestros propios ojos.

     Mentimos a nuestros hijos, cada día, durante todas sus vidas. Les enseñamos que todo va a estar bien cuando, sobre todo hoy en día, sabemos que no será así.

     Prácticamente a cada uno en el mundo sus padres le enseñan que cuando ellos mueran van a ir a una clase u otra de cielo, y esto significa que cuando ellos se conviertan en adultos estarán irremediablemente en conflicto entre sus ilusiones y la verdadera realidad. La parte fanática de la población cree que ellos tienen el deber de matar para defender cualquier mentira que a ellos les hayan dicho.

     Al menos hoy, los musulmanes son los campeones en matar gente por causa de su dios islámico, aunque a través de toda la Historia los cristianos hayan sido igualmente sanguinarios. Los judíos han establecido hace mucho que ellos matarán a cualquiera en cualquier momento en todas partes, aunque su preferencia es conseguir a otros inocentones, como el Ejército estadounidense, para que maten por ellos.

     Aunque yo pueda reconocer, usando el ejemplo despiadado de la Unión Soviética, que las sociedades ateas son mucho más crueles que las sociedades basadas en un sistema de creencias, la diferencia entre ellas no es tan grande.

     Cuando niño yo solía pensar que toda la gente tenía el potencial para la bondad y la valentía, pero cuando adulto, el cinismo se afianza y comenzamos a pensar que todo el mundo es malo.

     Existe un tiempo en nuestras vidas en que tenemos las más altas esperanzas, y el infinito parece estar a nuestro alcance. Luego la realidad claustrofóbica se acerca, y nuestras vidas comienzan a oxidarse. Los dulces días de la juventud se vuelven insoportablemente amargos, y se requiere o mucho dinero o una firme estructura de familia para sacar ese sabor de nuestras bocas. Por eso tantos, en particular soldados, se suicidan.

     El camino del mundo implica una carga pesada. Si no tenemos cuidado, los demonios pueden apoderarse de nosotros. Un modo de evitarlos es aferrarse febrilmente a alguna imagen del Todopoderoso, para cerrar nuestros ojos ante el circo del mundo, que está inundado de muerte injusta y enfermedades repugnantes.

     El otro modo es mirar sin ningún temor toda la mierda, para ver honestamente la locomotora de muerte que se dirige directamente hacia nosotros para empujarnos dos metros bajo tierra, y simplemente decir: confío en lo que el universo nos da. Nada que ha sido tan maravilloso como la vida real puede nunca ser malo. Por supuesto, a los inocentes en África y Asia les es más difícil aceptar esta filosofía cuando ellos a menudo son torturados y abusados cuando niños y mueren demasiado pronto para vivir una vida plena.

     Y luego está ESTA pregunta: ¿usted cree realmente, o usted sólo afirma que cree? (Se dice que ésta es la enfermedad de la duda que afecta a muchos sacerdotes que lo han sido durante mucho tiempo).

     Por extraño que pueda parecer, vendrá un día —y siempre viene demasiado pronto— donde usted realmente tendrá que creer. Sólo decir que usted cree no será suficiente para permitirle enfrentarse con el desafío colosal de su propio fallecimiento.

     Las religiones han hecho un caos del mundo al mentir sobre nuestros orígenes. Entre las palabras más tempranas alguna vez dichas estuvieron las explicaciones de cómo llegamos aquí. Hubo historias de cometas, dragones, gigantes, monstruos y extraterrestres, pero desde que los hebreos se involucraron y robaron su libreto de los egipcios, no hemos tenido sino dictadores competidores que prometen mutilar los órganos sexuales de sus seguidores y aniquilar a sus enemigos, lo que nos ha dado nuestro mundo de sangría perpetua que observamos hoy.

     Estos hipócritas han compuesto sus mentiras construyendo falsas fórmulas mágicas que nos convencen de que viviremos para siempre sólo si pronunciamos el rezo apropiado, si sacrificamos al dios correcto y si nos comportamos de la manera correcta. Ninguna de estas cosas es verdadera.

     Está perfectamente bien decir que no conocemos las cosas.

     En vez de comprender que somos los más poderosos y potencialmente los más beneficiosos de todos los seres en el universo, manifestamos que somos las criaturas más destructivas que hayan vivido alguna vez. Sólo observe la degradación que hemos provocado sobre el planeta. Todo porque tenemos miedo de admitir que moriremos, y que no sabemos lo que nos pasará entonces.

     Si una especie extraterrestre alienígena llegara a aventurarse en nuestra civilización y evaluara nuestra capacidad de merecer confianza sobre la base de lo que hemos hecho a nuestros congéneres de especie, ellos nos exterminarían inmediatamente.

     Y mereceríamos enormemente que nos lo hicieran.

     Matar a otros nos ayuda a mantener la ficción de que nunca realmente moriremos. En vez de ello, insistimos en que retornaremos, o que nos graduaremos en una realidad más alta. Como Buda tan claramente declaró, una vez que reconocemos que morimos, nuestras peleas cesan inmediatamente. La vida se convierte entonces en una tentativa compartida de consolarnos unos a otros puesto que moriremos realmente, y luego la bondad, la compasión y el entendimiento comienzan a reemplazar a la crueldad, el egoísmo y la depravación que están todos basados en el conocimiento suprimido de que morimos realmente, y nuestra cólera explota desde dentro porque ésta es nuestra situación.

     Insistir en que Dios nos ha concedido privilegios especiales ya no es aceptable en un mundo que evoluciona y que exige pruebas tangibles e irrefutables de que lo que decimos es verdadero.

     El reconocimiento de la inevitabilidad de la muerte es irónicamente el único modo en que podemos garantizar una paz que funcione en el planeta Tierra. Cuando vemos que la vegetación aparece y desaparece en sus estaciones, y nuestros compañeros animales por instinto saben cómo cuidar a sus jóvenes y viven sus vidas totalmente y sin miedo, así también debemos nosotros reconocer los términos restrictivos de nuestras existencias y dejar de tratar de demostrar que podemos vivir para siempre mediante palabras y fórmulas mágicas que resultan ser solamente aire caliente que es sumamente perjudicial y por lo general fatal para cada uno y para todo lo que está en todas partes cerca de ello.

     En nuestro terror primitivo no debemos oponernos a la fórmula de la Naturaleza de que nuestras vidas, nuestras encarnaciones, son configuraciones temporales. Debemos dar gracias por los regalos que nos han sido dados y planificar la comodidad y la seguridad de nuestros hijos, quienes harán lo mismo por su descendientes.

     Pero entonces debemos pensar en algo más. En nuestro orgullo desmedido, ¿por qué nos hemos separado de todas las otras criaturas de este planeta y nos hemos aislado en una invención imaginaria separada donde los humanos son una clase de animales y todos los otros son especies menores, aunque ellos en su mayoría tengan dos ojos, dos oídos y sangre roja?.

     ¿No parece ridículo en algún grado que debiéramos preocuparnos sólo de nuestras propias condiciones de vida, aparte de las condiciones de vida de toda otra criatura en el planeta?. ¿Podríamos ser más estúpidos y egocéntricos? ¡No!.

     Lo cual nos lleva a una nueva idea radical que permite que nosotros consigamos un mayor entendimiento de nosotros mismos y de cómo podemos todavía sobrevivir y prosperar con una comprensión mayor de la vida que la que hayamos tenido alguna vez antes.

     ¿Cómo suena esto?: "Todo el ADN viviente hoy ha estado vivo desde la primera vida".

     http://www.onelife.com/onelife2.html

     Piense en ello. Porque para reproducirse, el ADN debe estar vivo. Usted desciende de ADN viviente. Y de igual forma cada otra criatura. Por lo tanto, el ADN nunca ha muerto. Desde el principio del tiempo. Usted está conectado con el principio del tiempo, porque el ADN tuvo que estar vivo para atravesar todos aquellos muchos miles de generaciones y finalmente conectarse con usted.

     Todas las cosas vivas hoy están vivas en virtud del ADN viviente en cada célula de sus cuerpos.

     Hay que entender que las formas de vida producidas por la vida son conceptuales y que es la vida misma la que impregna todas las cosas vivas, y toda vida es una y la misma.

     El ser humano es un producto de la vida, uno de muchos productos, no una entidad separada aparte de la vida.

     Somos un montón de tontos si pensamos que somos responsables de nuestro propio destino. La vida está a cargo de nuestro destino, una vida que nos creó a nosotros y a todas las otras formas de vida en el planeta. Todos provenimos de la misma fuente, y ésa es el ADN que nunca muere.

     Hay sólo una vida, y es compartida por todas las cosas vivientes.

     Escuche, y entienda.

     No es que el humano tenga que cuidar de toda otra vida como una obligación moral, aunque eso es ciertamente verdadero, sino que el humano es una pequeña parte de la vida, pero una que posee una característica (inteligencia) que es valiosa para la supervivencia y el bienestar de toda vida. Fue la vida la que desarrolló aquella inteligencia, no el humano, y por lo tanto su servicio es para toda vida, no simplemente para la humana. El ser humano es, en ese sentido, un sirviente de la vida, un cuidador al servicio de la vida, el buen pastor para toda vida.

     Hay sólo una vida, y somos una parte de ella. Crea usted sólo declaraciones demostrables y comience a entender que nuestras obligaciones son mucho más importantes que nuestras necesidades y deseos.

     Actúe al servicio de la vida, y desaparecerá la tontería de dioses imaginarios, la Tierra será restaurada a la salud, la vida prevalecerá, y prosperaremos.

     Estudie y entienda el vínculo, y las nubes de nuestra división se apartarán. El fracaso de ello resultará en un cataclismo social sin precedentes, a los signos de los cuales nos estamos enfrentando claramente hoy. Comprenda que al luchar contra todo otro, estamos luchando contra la vida misma, porque, de hecho, hay sólo una vida, y somos profundamente privilegiados de ser una parte de ella.

     Ésta es la olla con oro al final del arco iris que siempre hemos estado buscando. Estréchela y la mayor parte de los problemas del mundo desaparecerán justo delante de nuestros ojos.–




3 comentarios:

  1. Me gusto algo de este ensayo y es muy preciso:

    ´´No es que el humano tenga que cuidar de toda otra vida como una obligación moral, aunque eso es ciertamente verdadero, sino que el humano es una pequeña parte de la vida, pero una que posee una característica (inteligencia) que es valiosa para la supervivencia y el bienestar de toda vida. Fue la vida la que desarrolló aquella inteligencia, no el humano, y por lo tanto su servicio es para toda vida, no simplemente para la humana. El ser humano es, en ese sentido, un sirviente de la vida, un cuidador al servicio de la vida, el buen pastor para toda vida.´´

    El ensayo esta muy bueno y explica detenidamente el conflicto en Europa. Lo leí detenidamente, muy amplio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la vida es eterna;alli esta la clave de todo
      morimos pero sigue la vida ,el universo continua
      por eso nada es mas valioso,eterno que la vida

      Eliminar
  2. Me encantaría creer en que la vida es eterna, me gustaría instintivamente y filosoficamente. Pero, para creer en ello busco argumentos en contrario, esperando no encontrarlos.
    Se me ocurre que "la vida" es algo más complejo de definir, por lo pronto, la vida sin tiempo no es nada. Pero el tiempo en sí tampoco lo es todo. La vida podría ser el aspecto biológico del tiempo, y el tiempo es una medida, simplemente una medida, si no se le encuentran otras propiedades. Qué puede hacer, del hecho de existir en un determinado marco temporal, que una vida independiente se convierta en "concepto vida universal"? Una gota de agua es agua, pero no es océano, aunque el océano sea también agua y esté formado por trillones de trillones de gotas de agua.
    No sé, creo que la vida no es más que la simbiosis de tiempo y biologia dentro del marco de un ente determinado. Y en cuanto a ése ente concreto se le consume el tiempo, le desaparece la vida.
    O lo que pasa es que lo que se le consume es la biologia y lo que le desaparece es el tiempo?

    Tiene que haber algo más...

    ResponderEliminar