BUSCAR en este Blog

jueves, 10 de septiembre de 2015

La Inmigración Masiva, Sentencia de Muerte



     En el sitio smashculturalmarxism.wordpress.com se publicó en Febrero de este año el siguiente artículo que presentamos ahora en castellano. Se refiere principalmente a que el conocido infame y miserable Plan Kaufman (Germany Must Perish) para la destrucción física de la gente y la nación alemanas tras la Segunda Guerra bien podría estar siendo implementado en estos momentos pero ahora a nivel europeo. Y saca a colación además las sugerencias de un tal Earnest Hooton que escribió en un periódico neoyorquino en 1943, que van en una línea similar. El planteamiento central del artículo se relaciona con la invasión inmigratoria que desde hace un tiempo viene padeciendo Europa en su conjunto, sin duda fomentada por el mismo grupo de gente que le declaró la guerra a Alemania en los años '30 y por los actuales gobiernos traidores que están por el momento a su servicio.


Los Genocidas Planes Kaufman y Hooton para Alemania
Se Convierten en Realidad para Toda Europa Occidental
por Smash Cultural Marxism
3 de Febrero de 2015



     Desde el final de la Segunda Guerra Mundial, el continente europeo y en particular las naciones de Europa Occidental, han experimentado un devastador ataque demográfico a una escala sin precedentes que conducirá a que las poblaciones europeas autóctonas se conviertan en minorías en las patrias de sus antepasados hacia el final de este siglo.

     ¿Cuál es la motivación para este genocidio demográfico de la gente europea?. ¿Por qué es necesario destruír totalmente, más allá del punto de reparación, la composición racial y cultural de un continente entero y la raza de la gente?.

     La respuesta puede ser vista en los inquietantes planes para el genocidio de la gente alemana escritos por Theodore Kaufman (judío) en un panfleto llamado "Alemania Debe Perecer" (Germany Must Perish) escrito en 1940, un año antes de que EE.UU. entrara en la Segunda Guerra Mundial, y en los planes de Earnest Hooton en un artículo titulado "Breed War Strain Out of Germans" (Eliminar la Especie Guerrera de los Alemanes) [Véase la traducción al final de este artículo].

     Lea lo siguiente de Mark Weber:

     «Un plan similar al de Kaufman (Alemania Debe Perecer) fue publicado durante los años de la guerra por un destacado antropólogo estadounidense. En un artículo titulado "Breed War Strain Out of Germans", publicado en el diario PM de Nueva York el 4 de Enero de 1943, Earnest Hooton presentó un plan de "mestizaje" que "destruiría el nacionalismo alemán y la ideología agresiva a la vez que retendría y perpetuaría las capacidades biológicas y sociológicas alemanas deseables" (Vea también: Benjamin Colby, 'Twas a Famous Victory, 1974, cap. 10 [1]).

[1] http://www.jrbooksonline.com/PDF_Books/Twas%20A%20Famous%20Victory_full.pdf

     «La propuesta del profesor de la Universidad de Harvard pedía la transformación genética de la nación alemana mediante la promoción del apareamiento de las mujeres alemanas con hombres no alemanes, los cuales deberían ser llevados a dicho país en grandes cantidades, y de los hombres alemanes, retenidos a la fuerza fuera de Alemania, con mujeres no alemanas. Entre diez a doce millones de hombres alemanes serían asignados a trabajos forzados bajo la supervisión Aliada en países fuera de Alemania para reconstruír sus economías. "Los objetivos de esta medida", escribió el doctor Hooton, "incluyen la reducción del índice de natalidad de alemanes "puros", la neutralización de la agresividad alemana por medio del mestizaje y la desnacionalización de individuos adoctrinados".

     «Este plan, estimaba Hooton, requeriría al menos 20 años para ser llevado a efecto. "Durante este período", continuó él, "se debe fomentar también la inmigración y el establecimiento de ciudadanos no alemanes en los Estados alemanes, especialmente varones".

     «En las décadas posteriores al final de la Segunda Guerra Mundial, algo del espíritu de los proyectos genocidas de Hooton y Kaufman parece manifestarse en la población y las políticas de inmigración de Alemania. Desde la derrota nacional en 1945, el índice de natalidad alemán ha caído por debajo del nivel de reemplazo, millones de migrantes racial y culturalmente ajenos han sido bienvenidos como pobladores en Alemania, el número de hijos de etnicidad mezclada ha aumentado bruscamente, y el carácter étnico-cultural de la mayor parte del país ha sido drásticamente alterada, sobre todo en las ciudades más grandes».

http://www.ihr.org/books/kaufman/perish.shtml

     No se requiere mucho sentido común y conciencia para comprender que este psicótico deseo judío del genocidio de una nación entera está siendo llevado a su fin no sólo contra los alemanes, sino contra toda Europa Occidental y Estados Unidos. La inmigración masiva desde naciones no europeas y los subsecuentes altos índices de natalidad de aquellas poblaciones dentro de las naciones europeas, han cambiado drásticamente la composición racial y cultural de nuestros principales pueblos y ciudades. Todo esto ha sido por diseño, y la motivación es destruír la lealtad racial y la conciencia racial de la gente europea, que ha sido históricamente hostil a la subversión judía de naciones y culturas.

     No era sólo el nacionalismo alemán lo que los judíos temían y querían destruír. Era el nacionalismo europeo, era la identidad racial colectiva europea, lo que ellos querían destruír, la identificación grupal que los europeos tenían dentro de sus propias naciones y que los mantenía inmunes a la infiltración judía.

     Los judíos temen y desprecian a las fuertes naciones europeas homogéneas, ellos odian nuestras tradiciones, nuestra herencia, nuestra historia y nuestra gente, ellos odian a los europeos que se identifican como europeos y que entienden sus intereses específicos como europeos. Ellos ven a la gente europea como su más grande maldición, porque históricamente el europeo no ha apoyado este ataque judío contra su estilo de vida.

     No olvidemos que esta gente (los judíos) han sido echados a patadas desde más de 100 naciones europeas a través de toda la Historia por las mismas razones que como ellos están actuando hoy en día, es decir, una intención de un grupo hostil de subvertir naciones y culturas a fin de controlarlas y destruírlas haciéndolas menos amenazadoras para la hegemonía judía.

     Esta realidad por supuesto siempre es llamada "anti-semitismo", y el comportamiento judío nunca es reconocido como la razón de la hostilidad hacia la gente judía en Occidente. La culpa siempre es puesta sobre el "malvado europeo" y su "inherente racismo anti-judío".

     Los intelectuales judíos han tratado de explicar esto diciendo que la estructura de familia tradicional era un precursor del "anti-semitismo"; ellos dijeron que la "Personalidad Autoritaria" creaba las condiciones necesarias para que surgieran el "fascismo" y el "anti-semitismo". Estas estupideces pseudo-científicas nunca fueron proyectadas sobre la comunidad judía o sobre la familia judía, ya que era la familia europea cristiana la que era el objetivo de la falsa ciencia que fue diseñada para patologizar a un grupo entero que era hostil a los judíos como un grupo subversivo y hostil. Esta falsa ciencia era simplemente un método de guerra psicológica y étnica contra la gente europea ante la cual tristemente muchos han caído.

     Alemania, que había visto la decadencia de una cultura dominada por los judíos (la República de Weimar), se había librado de las células cancerosas que habían envenenado su sociedad desde dentro. Ellos recobraron el control de sus instituciones culturales, sus medios de comunicación, su cine y sus empresas editoras. Los alemanes echaron a los banqueros judíos que estaban saqueando a la nación mientras la gente alemana se estaba muriendo de hambre después de la Primera Guerra Mundial y del intencionadamente mutilador Tratado de Versalles. Los judíos habían sido investigados, y el nacionalismo alemán ya no los dejó dominar y destruír a la nación alemana.

     El tono del panfleto "Alemania Debe Perecer" es el de alguien que está representando a un grupo particular (los judíos), y que está tratando de convencer al mundo, por medio de propaganda y mentiras continuas, de que el pueblo alemán era un pueblo sediento de sangre, enloquecido por la guerra, que nunca dejaría de "emprender la guerra" hasta que ellos y su nación fueran destruídos, "no sólo en la imaginación sino de hecho".

     La razón de esta narrativa es obvia: el autor judío y el grupo que él representaba quería estimular la histeria anti-alemana para el momento en que EE.UU. entrara en la guerra. Ellos querían justificar en las mentes de las masas que el genocidio del pueblo alemán era algo vital y necesario para la paz a largo plazo y para la estabilidad de la Humanidad. En realidad sin embargo, los judíos simplemente querían pintar a su enemigo bajo una luz tan mala como fuera posible, de modo que todas las medidas para derrotarlo estuvieran en la mesa, y todas las medidas estaban en la mesa para impedir que surgieran nuevamente, incluídos la esterilización y el genocidio.

     Nunca fueron mencionadas las consideraciones de los alemanes, nunca fueron mencionados los más verdaderos motivos de los sentimientos anti-judíos. Usted pensaría que Alemania acababa de decidir un día volverse contra los judíos y recobrar el control de su país por ningún motivo en absoluto. Los judíos como Kaufman harían que usted creyera que la gente alemana era intrínsecamente deseosa de la guerra y que no tenía ninguna razón para ser muy crítica de y hostil a los judíos.

     Theodore Kaufman era un extremista judío. Él habló sobre guerra y agresión como que estuvieran "en el corazón y el alma de la nación alemana". Él intentó retratarse a sí mismo como si hablara como un estadounidense, sin embargo si usted es conocedor del judío, usted sabe que en ese panfleto él estaba hablando como un judío, y trataba de agitar el odio anti-alemán. Él también habló del soldado estadounidense como siéndole prometido que él nunca tendría que luchar otra guerra contra Alemania nunca más. Él los llamó "nuestros soldados", cuando él realmente no estaba preocupado por ni un solo soldado estadounidense. Las preocupaciones de Kaufman eran intereses judíos, no preocupaciones estadounidenses o de los europeos.

     Cuando miramos el mundo occidental hoy, y luego la manera en que los alemanes estaban siendo retratados antes, durante y después de la 2ªGM por los judíos, vemos que estamos siendo todos retratados así ahora, en tanto europeos Blancos. Los alemanes fueron etiquetados como un pueblo agresivo y agitador de la guerra que tenía que ser destruído, y los europeos Blancos colectivamente hoy son etiquetados como "imperialistas racistas", "anti-semitas", "fascistas y nazis" (la imagen de ellos), quienes han cometido crimen tras crimen contra la Humanidad y que por lo tanto tienen que ser destruídos mediante la inmigración de masas y el mestizaje. Lea "Alemania Debe Perecer" o los planes de Ernest Hooton para Alemania y usted comprenderá cuán familiar suena aquella retórica.

     La decadencia de Weimar ha llegado a Occidente a consecuencia del mismo grupo destructor de la cultura que llevó dicha decadencia a la Alemania de los años '20. La inmigración masiva le ha sido llevada a usted por la misma gente, y para hacerlo callar a usted han sido consagradas "leyes de odio" en la legislación por orden del mismo grupo. Podríamos seguir sin cesar. Lo que ellos habían hecho a Alemania nos lo están haciendo a todos nosotros hoy, sólo que Alemania tuvo el coraje para resistirse a ellos. Como resultado, Alemania nunca ha sido la misma debido a la alianza de las casas de poder capitalista y comunista que se coligaron para destruír a la nación alemana y su gente. La nación alemana, como otras naciones europeas, está prácticamente destruída hoy. ¿Es aquel nuestro premio como europeos por matar a decenas de millones de nuestros propios hermanos y hermanas raciales en una guerra que no era de interés europeo sino que estaba en el interés de la judería internacional?.

     "Alemania Debe Perecer" podría llamarse muy fácilmente ahora "Europa Debe Perecer". Es la misma idea: lo que ellos quisieron hacer a Alemania es lo que ellos nos han hecho a todos nosotros. Kaufman dijo que para que la guerra se terminase para siempre, tenían que ser repartidos ciertos castigos, es decir, la destrucción total de Alemania. Él dijo que "un gran azote sería quitado del mundo" y que un "gran bien" resultaría de ello. Éste es el mismo lenguaje que es usado por judíos y progresistas hoy. Ellos dicen que para que el "racismo" sea destruído, la raza blanca tiene que ser destruída, y que un gran bien provendrá de un mundo sin Blancos como mayoría en sus propias patrias.

     En aquel momento específico de la Historia, fue Alemania quien se había levantado y había removido a los judíos de las posiciones influyentes que ellos tenían durante el período de Weimar. Los judíos, habiendo sido hechos muy conscientes de que su dominio en Alemania había terminado, procuraron usar su influencia en otras naciones para crear una Guerra Mundial en la cual Alemania debía ser destruída para siempre por las fuerzas del Capitalismo judío y el Comunismo judío. Los métodos de los que se estaba hablando para destruír Alemania para siempre, es decir, por medio de la inmigración masiva de hombres no alemanes en Alemania para que se mezclaran con las mujeres alemanas, y así "eliminar (mediante la mezcla) la especie y la raza proclive a la guerra" son algo que pienso que ellos decidieron que era necesario para toda Europa, a la cual ellos ven como el único verdadero obstáculo potencial para su objetivo del dominio mundial. Sería una coincidencia sorprendente si los proyectos de Hooton y de Kaufman para Alemania no hubieran desempeñado un papel en la Europa que usted ve hoy.

     La gente europea en 2015 en su conjunto son los alemanes de 1945. Europa en 2015 hoy representa la visión que ellos tenían para Alemania a finales de los años '30 y '40. Ernest Hooton presentó un plan de "mestizaje" que "destruiría el nacionalismo alemán". ¿No se aplica lo mismo a la Europa de hoy y a la civilización occidental en su conjunto?. ¿Esto es sólo una coincidencia? Me parece que no.

     La masiva promoción del mestizaje no es sólo una coincidencia, la apertura de nuestras fronteras a África y Asia no es una coincidencia, el constante estereotipo negativo y débil del varón Blanco en los medios publicitarios y cinematográficos no es una coincidencia, y el crecimiento de la población de raza mezclada tampoco es una coincidencia. Ellos hablaban ya de hacer esto a Alemania años antes de que nuestras fronteras fueran abiertas.

     Hay citas de judíos influyentes que se jactan sobre lo que ellos han hecho.

     Earl Raab, director ejecutivo emérito del Perlmutter Institute of Jewish Advocacy, un socio de la ADL (la judía Liga Anti-Difamación de la logía masónica judía B'nai B’rith) y escritor en el Jewish Bulletin de San Francisco, escribió allí en 1993:

     "Fue sólo después de la Segunda Guerra Mundial que la ley de inmigración fue drásticamente cambiada para eliminar tal discriminación. En una de las primeras piezas de evidencia de su madurez política, la comunidad judía tiene un papel de liderazgo en llevar a cabo aquellos cambios".

     Raab continúa celebrando el próximo status de minoría de los Blancos en Estados Unidos. Una vez que eso haya sucedido, él espera con mucha ilusión "coerciones constitucionales" (¿la restricción de la libertad de expresión?):

     "La Oficina del Censo acaba de reportar que aproximadamente la mitad de la población estadounidense serán pronto varones no-Blancos o no-europeos. Y todos ellos serán ciudadanos estadounidenses. Hemos pasado más allá del punto en que un partido nazi-ario sería capaz de prevalecer en este país".

     "Nosotros (los judíos) hemos estado alimentando el clima estadounidense de oposición a la intolerancia étnica durante aproximadamente medio siglo. Aquel clima aún no ha sido perfeccionado, pero la naturaleza heterogénea de nuestra población tiende a hacerlo irreversible, y hace nuestras restricciones constitucionales contra la intolerancia más prácticas que nunca".

     ¿Es sólo una coincidencia que la fuerza impulsora detrás de la Ley de Inmigración Abierta de 1965 en EE.UU. fueran poderosos grupos judíos que habían estado haciendo campaña durante décadas para tener fronteras abiertas?.

     ¿Es sólo una coincidencia que dondequiera que haya una población de mayoría Blanca en esta Tierra, ellos estén siendo perseguidos por el engaño de la Diversidad con intención genocida? Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, junto con las naciones de Europa Occidental, están siendo todos puestos en la mira para el terrorismo demográfico por este grupo judío hostil que constituye una minoría muy poderosa e influyente en nuestras naciones.

     Si un panfleto tal como "Alemania Debe Perecer" existiera hoy escrito por un europeo con respecto a los judíos, inmediatamente sería prohibido por el odio psicótico encontrado dentro de él. El autor sin duda sería encarcelado y etiquetado como una especie de mentalmente inestable neo-nazi y anti-semita odiador de los judíos. Escribir un libro acerca de la destrucción de la nación alemana y de su gente, y hablar de la esterilización de ellos no es visto, sin embargo, como algo que debería ser criticado. Dicho panfleto era una incitación para cometer genocidio, y si usted mira a Alemania hoy, y a muchas otras naciones de Europa Occidental, entonces las palabras que fueron escritas en aquel libro están siendo llevadas a su fin a través del mundo Blanco hoy.

     Lea "Alemania Debe Perecer" en el siguiente sitio y vea por usted mismo el patológico odio judío hacia la gente alemana que se hubo atrevido a tomar el control de su país y corregir los males del Tratado de Versalles:

http://www.ihr.org/books/kaufman/perish.shtml   Y EN CASTELLANO EN
http://defenderlapatria.com/alemania%20debe%20morir.pdf   Y EN
http://www.adecaf.com/geno/dresde/dresde/alemania%20debe/alemania%20debe%20perecer.html

    En 1944 fue escrito otro libro que abogaba por el masivo lavado de cerebro psicológico de la gente alemana. Se llamaba "What to Do with Germany" y fue escrito por Louis Nizer [2].

[2] https://ia802704.us.archive.org/32/items/whattodowithgerm00nizerich/whattodowithgerm00nizerich.pdf

     Nizer era un adinerado abogado judío de Nueva York y era también un colega de Theodore Kaufmann y de Henry Morgenthau, Secretario de la Tesorería bajo Franklin Roosevelt y autor del Plan Morgenthau. Nizer estaba a favor del absoluto lavado de cerebro de la gente alemana, convirtiéndolos en zombies conformistas, si usted prefiere.

     Lea lo siguiente de las oficiales DIRECTIVAS PARA LA RE-EDUCACIÓN de 1945:

     «La reeducación será obligatoria para jóvenes y viejos por igual, y no debe quedar restringida a las salas de clases.

     «Deberíamos emplear el gran poder de convicción que acompaña a la presentación dramática a su servicio; las películas pueden ser usadas para conseguir el mayor efecto aquí. Deberíamos emplear a los más grandes autores, productores y estrellas bajo los auspicios de una "Universidad Internacional" para dramatizar los males ilimitados del Nacionalsocialismo, y contrastar esos males con la belleza simple de una Alemania que ya no está obsesionada con marchar y disparar. Estas películas tendrán la misión de crear un cuadro atractivo de la democracia.

     «Además, las emisiones de radio serán usadas para penetrar los hogares alemanes con conferencias formales y discusiones informales.

     «Los escritores, los dramaturgos y los editores alemanes deberían estar sometidos a un examen constante por esta "Universidad Internacional" también, ya que todos ellos son educadores.
    
     «Las publicaciones anti-democráticas deben ser por supuesto suprimidas desde el principio. Sólo después de que el pensamiento alemán haya sido reforzado en los nuevos ideales democráticos deberíamos nosotros permitir opiniones opuestas, cuando tengamos la seguridad de que el virus nazi ha sido eliminado. De esta manera, conseguiremos inmunidad para el futuro.

     «El proceso de reeducación debe penetrar a toda la sociedad alemana.

     «Durante su tiempo libre, las clases obreras también deberían recibir lecciones simples acerca de la democracia. Las salidas de verano y los eventos educacionales populares pueden ayudar a llevar a cabo esto.

     «Muchos prisioneros de guerra alemanes permanecerán en Rusia después de que la guerra haya acabado, no voluntariamente, por supuesto, sino porque Rusia necesita su trabajo. Esto es completamente legal y a la vez disminuye el peligro de que los prisioneros que vuelvan puedan formar el núcleo de un nuevo movimiento nacional. Incluso si no deseamos mantener prisioneros alemanes después de la Guerra, deberíamos enviarlos a Rusia.

     «La "Universidad Internacional" proporciona el mejor vehículo para supervisar y controlar los detalles del sistema educacional alemán, incluyendo escuelas, planes de estudio, selección de profesores y libros de texto; en resumen, todas las instituciones y materiales pedagógicos.

     «Además, necesitamos un "Alto Comando" para nuestra ofensiva de reeducación.

     «A los estudiantes alemanes particularmente talentosos debería dárseles la oportunidad de llevar adelante su educación en nuestras escuelas (estadounidenses); ellos deberían volver luego a Alemania como profesores y encontrar una nueva tradición democrática que se una a un sentido de ciudadanía internacional.

     «Siempre que sea posible, sus profesores deberían ser liberales y democráticos. La intervención de "extranjeros" podría tener un efecto agitador y debe ser mantenida al mínimo, pero no debería hacer que nosotros perdamos el control.

     «Cada clase imaginable de influencia democrática debería ser empleada al servicio de la reeducación. Esto requiere los esfuerzos de las iglesias, las películas, el teatro y la radio así como de la prensa y los sindicatos.

     «La reeducación debería tomar el lugar del servicio militar. A cada alemán debería requerírsele que participe, tal como ellos fueron anteriormente reclutados.

     «Proteger la paz mundial y la libertad es una tarea que nos compete a nosotros. Ésta es la libertad que nació en el monte Sinaí, que estuvo en su cuna en Belén, que pasó su temprana juventud en Inglaterra y cuyo severo maestro de escuela fue Francia. Ésta es la libertad que pasó su virilidad temprana en Estados Unidos, la libertad que está destinada a difundirse por todo el mundo, si cumplimos con nuestro deber».

     Las mencionadas "directivas" podrían ser muy fácilmente aplicadas a Occidente hoy, con una "universidad internacional" lavándole el cerebro a la gente de Occidente para que abrace su propio genocidio.

     Una carta publicada por el Miami News el 12 de Julio de 1938, pág. 4, titulada "Kill Off the Germans" (Exterminad a los Alemanes), afirmaba que "Nada sino el exterminio casi completo de los salvajes hombres Blancos asegurará la paz en la Tierra y la buena voluntad hacia los hombres".

     En Septiembre de 1944 un clérigo francés anunció desde el púlpito a franceses que habían estado luchando por la liberación (New York Times News Service): «Hay una cosa que no debemos olvidar ahora, y es que esta guerra no ha finalizado. No basta con ganar una victoria. Vimos aquello en 1918. Lo que queda por hacer es matar a cada alemán. (...) No debe haber ningún diferencia entre soldados y civiles en la destrucción de hombres, mujeres y niños. Porque estamos hablando de una raza maldita. (...) Oremos por lo tanto a Dios para que ejerza su severidad contra ese pueblo, para que les envíe desastres e inundaciones peores que cualquiera visto hasta ahora, castigos más terribles que las Diez Plagas de Egipto. Que sus ciudades sean destruídas más completamente que Jerusalén». La congregación aplaudió.

     Estas ideas genocidas que han sido puestas hoy en práctica para la gente Blanca en todas partes, han sido largamente planificadas. Los Blancos que se identifican como Blancos y que tienen lealtad a su Raza y Nación son el enemigo primario de los judíos, porque los Blancos que son leales a la Raza y a la Nación no se conforman a la agenda judía que domina y subvierte la Raza y la Nación desde dentro, y por lo tanto son un obstáculo para esos objetivos que debe ser removido y destruído por medio de la inmigración de masas, el mestizaje y el Marxismo Cultural.

     Si miramos el decreciente índice de natalidad Blanco, entonces esto puede ser visto como una forma de esterilización de la gente europea. La promoción del feminismo y la persecución sobre la mentalidad de familia promovidas por feministas judías, han tenido un impacto diezmador sobre la familia Blanca. La incesante promoción conducida por los judíos de mezclar las razas también ha tenido un importante impacto sobre el índice de natalidad Blanco.

     Los europeos Blancos han sido llevados a creer que la Inmigración Masiva de gente del Tercer Mundo en sus propias patrias era algo que no podía ser frenado, que se trataba de movimiento demográfico natural, que esto era la evolución. La mayor parte de los europeos caen ante aquellas mentiras, y ante los engaños que les dijeron en cuanto a que ellos estaban siendo enriquecidos, que la raza era un constructo social, que todos somos inmigrantes, etc. Todas estas mentiras fueron tramadas por académicos judíos e impulsadas por sus lacayos Gentiles tontos útiles que no podían ver que se estaba jugando con ellos y que estaban siendo usados para llevar adelante intereses específicamente judíos.

     A menos que los europeos despierten a estos hechos, y pronto, las tendencias genocidas de esta gente se convertirán en la realidad.

     La Inmigración Masiva es la Sentencia judía de Muerte firmada contra la gente europea.–



* * * *


ANEXO

     En las ediciones del 4 y 5 de Enero de 1943 del periódico PM de Nueva York apareció una crónica titulada "¿Qué Vamos a Hacer con los Alemanes?", que consistía en varios artículos cortos escritos por personalidades cuyas opiniones fueron probablemente consideradas que tenían algún mérito. La pieza más polémica fue escrita por el profesor Albert Hooton, que se ha transcrito aquí en su totalidad, después de encontrar estas ediciones de PM en el sitio web de archivo del periódico en fultonhistory.com (PM, Lunes 4 de Enero de 1943, vol. III, Nº 172, pp. 1-3).


ELIMINAR LA ESPECIE GUERRERA DE LOS ALEMANES
por Earnest A. Hooton


    El profesor Earnest Albert Hooton, profesor de Antropología en la Universidad de Harvard, está particularmente interesado en el desarrollo biológico del Hombre. Él es el autor de "Apes, Men and Morons", publicado en 1937. Su acercamiento a los problemas antropológicos y sociales es siempre poco ortodoxo y él no encuentra nada mejor que plantear ideas sorprendentes sólo por el gusto de la discusión que ellas puedan provocar. Su contribución a What Are We Going to Do with the Germans? debe leerse en esa clave.


    (Las siguientes sugerencias son ofrecidas por un antropólogo físico que ha pasado muchos años en el estudio de raza, la nacionalidad y la relación de la biología individual con el comportamiento. Sin embargo, estas sugerencias no representan ningún consenso de la opinión antropológica; ellas no han sido presentadas a ningún grupo y no han sido respaldadas por nadie. El propio autor no está totalmente confiado de la viabilidad de las medidas delineadas. Él simplemente las presenta para la discusión. E. A. H.)


POSTULADOS BÁSICOS

        (1) El comportamiento de una nación proviene de la masa de su población y no de líderes o clases sociales restringidas. La cultura nacional, la psicología nacional y los ideales nacionales son a la vez los productos del conjunto de unidades biológicas de la población y de la influencia que tiende a seleccionar para la supervivencia y exagerar aquellos tipos biológicos de hombres que más fácilmente se conforman a patrones conductuales nacionales. Tanto el medioambiente cultural como la herencia interactúan para producir en las naciones modos de conducta estables y persistentes.

        (2) La mejora sustancial del comportamiento nacional no puede ser efectuada únicamente por esfuerzos externos para cambiar la cultura nacional (la forma de gobierno, las ideologías, la religión, la educación, la economía). También deben ser aplicadas medidas biológicas para el mejoramiento de la cualidad física, mental y moral de unidades humanas individuales para asegurar un mejoramiento permanente.

        (3) Para romper el círculo vicioso de interacción entre un Estado militarista y las tendencias predadoras de sus ciudadanos, el primero debe ser destruído y los últimos neutralizados o mestizados. Puesto que el Estado es el mecanismo para el funcionamiento de las agresiones grupales, su destrucción es lo que frustra más eficazmente tales agresiones y al mismo tiempo ello hace más fácil para los individuos tratar con la cualidad cultural y biológica de la población.


APLICACIÓN A LA ALEMANIA DE LA POSGUERRA

Objetivo General

    Destruír el nacionalismo alemán y la ideología agresiva, a la vez que retener y perpetuar las capacidades biológicas y sociológicas alemanas deseables.

        (1) Ejecutar o encarcelar de por vida a todos los líderes del partido Nacionalsocialista; desterrar permanentemente a todos los oficiales profesionales del ejército.

        (2) Durante un período de 20 años o más utilizar el grueso del actual ejército alemán como unidades de trabajo de rehabilitación en áreas devastadas de las naciones Aliadas en Europa y otras partes. Estos trabajadores no deberían ser tratados como prisioneros de guerra o presidiarios sino como empleados pagados (supervisados y restringidos en cuanto a su movimiento desde el área de su trabajo). A ellos podría permitírseles el privilegio de la naturalización ciudadana tras dar pruebas de buen comportamiento. A los hombres solteros debería permitírseles casarse sólo con mujeres del país de su domicilio o de su naturalización.

        Las familias de los hombres ya casados deberían permanecer en Alemania durante un período de años, pero podría serles permitido finalmente reunirse con sus padres varones. A estos últimos no debería permitírseles que regresen a Alemania. Los objetivos de esta medida incluyen la reducción del índice de natalidad de alemanes "puros", la neutralización de la agresividad alemana mediante el mestizaje, y la desnacionalización de los individuos adoctrinados.

        (3) Fragmentar el Reich alemán en diversos Estados (probablemente sus Estados componentes originales), permitiendo a cada uno, después de un intervalo conveniente de supervisión y gobierno por las naciones Aliadas, elegir su propia forma de gobierno no fascista. El objetivo de esta medida es destruír la estructura nacional de la agresión alemana unificada.

        (4) Durante el período de supervisión y ocupación de los diversos Estados por equipos del ejército y de civiles de las naciones Aliadas, animar a los miembros de estos grupos a intercasarse con las mujeres alemanas y a establecerse allí permanentemente. Durante este período fomentar también la inmigración y establecimiento en los Estados alemanes de ciudadanos no alemanes, sobre todo varones.–






No hay comentarios:

Publicar un comentario