BUSCAR en este Blog

lunes, 27 de julio de 2015

Reinhold Leidenfrost - La Vida Alemana bajo Adolf Hitler



     Ha circulado desde hace algunos años un texto en inglés titulado "Life in the Third Reich. The World Political Situation Then and Now", atribuído a Friedrich Kurreck, traducido (del alemán) por el nacionalsocialista Eric Thomson, que puede encontrarse en diversos sitios. Hay incluso en castellano algunas versiones, pobres, defectuosas y fragmentarias. Habiéndolo traducido nosotros de manera exacta previamente, nos encontramos con que una versión eslovaca basada en el texto inglés sostenía que Friedrich Kurreck era el seudónimo de un tal Reinhold Leidenfrost. Así fue que dimos con el texto original en alemán de una conferencia dada hace algunos años por el señor Leidenfrost. El sitio Metapedia en alemán da una breve noticia del señor Friedrich Kurreck (1914-2012), un disidente alemán de la RFA, conocido por polemizar públicamente en diarios y revistas, varios de cuyos textos pueden verse en alemán en los vínculos proporcionados por Metapedia. Por otro lado, en diversos sitios en alemán todos concuerdan en atribuír la autoría del texto titulado "Deutsches Leben unter Adolf Hitler. Der Lebensbericht eines Zeitzeugen" al ingeniero mecánico diplomado señor Reinhold Leidenfrost, de 91 años este 2015, y aún vivo, según sabemos. Por lo tanto, haberle atribuído a Kurreck la autoría de un escrito que evidentemente es de Leidenfrost, como la propia evidencia interna del texto lo demuestra, ha sido un error de los grandes, que denunciamos claramente para quien le interese.


     Reinhold Leidenfrost, nacido en Turingia (1924), de familia agricultora, fue piloto de caza durante la Segunda Guerra en la Luftwaffe de Göring, y terminó como suboficial. Tras su encarcelamiento a manos de los vencedores, le tocó presenciar la aberrante conducta de los violadores del Ejército soviético y la destrucción de las ciudades alemanas, por lo que se trasladó a la zona occidental de ocupación en Alemania. Posteriormente, como ingeniero, desarrolló innovaciones y llegó a ser jefe de desarrollo de una empresa de motores. Viajó a EE.UU. donde estuvo un tiempo antes de ir a Sudáfrica, donde vivió un tiempo mucho mayor junto a numerosos otros refugiados alemanes. Fue miembro de la ahora prohibida "Asociación para la Rehabilitación de Negadores del Holocausto Perseguidos" (Verein zur Rehabilitierung der wegen Bestreitens des Holocaust Verfolgten, VRBHV); ha sido un conferencista en diversos eventos organizados por la "Organización de Ayuda Mutua de los Antiguos Miembros de las Waffen-SS" (Hilfsorganisation auf Gegenseitigkeit der ehemaligen Angehörigen der Waffen-SS, HIAG) en Klingenthal, Dresden, y en la "Casa Marrón" (braunen Haus) de Jena, además de otros. Pertenece actualmente al Partido Nacionaldemócrata de Alemania (NPD, Nationaldemokratische Partei Deutschlands), por el cual en 2014 se presentó como candidato en las elecciones municipales de Weimar, hasta donde tenemos noticia. Tiene cuatro hijos, nietos y bisnietos, y es considerado como un nacionalsocialista incorregible, dando el siguiente texto algunas de las razones de ello.

     La versión inglesa del discurso del señor Leidenfrost que circula ampliamente sostiene que su fuente de origen es el periódico Der Schlesier (el silesio, de la región de Silesia), un periódico, como dicen, de "extrema Derecha", en el cual apareció durante cuatro ediciones semanales desde el 26 de Julio hasta el 16 de Agosto de 2002, información actualmente imposible de verificar. El original en alemán, ubicable completo en un sitio, e incompleto en varios otros, carece de indicación de fecha, pero sí está claramente firmado por Leidenfrost. A la versión inglesa le faltan diversos párrafos y frases que sí aparecen en el original en alemán, y, a su vez, la versión inglesa agrega otros. Lo que aquí hemos hecho es una traducción directa del alemán, cotejándola siempre, donde fue posible, con la versión inglesa. El hecho de que el señor Leidenfrost haga una constante referencia a la RFA, y de que la fecha más tardía mencionada sea 1989, hace pensar que la conferencia es anterior a la reunificación de las dos Alemanias (RFA y RDA) ocurrida en 1990, o de poco después, ya que en alemán hay una referencia a la Guerra del Golfo contra Iraq de principios de 1991. Del mismo modo, la versión inglesa aporta algunos datos que más bien estorban la fluidez y que no hay cómo comprobar que hayan sido añadidos por el autor para la supuesta publicación en 2002 en el periódico Der Schlesier mencionado. A falta de mayores pruebas, decidimos unir ambas versiones para dar todo el sentido que se ha comunicado tanto en inglés como en alemán, con las salvedades dichas. Los añadidos que agrega la versión inglesa a la versión alemana los hemos enmarcado entre dobles signos "igual" (==). Lo que va entre corchetes son notas explicativas del traductor o palabras originales en alemán.

     La importancia de este texto, el vívido relato de un testigo de la época, como reza su subtítulo, radica en que se trata de un testimonio de primera mano de alguien que luchó por defender a la agredida Alemania de la Segunda Guerra, y que a medida que transcurrió el tiempo fue reforzando su enfoque de lo que había ocurrido y siguió sucediendo ahora en una Alemania fragmentada y a merced de los vencedores, que no eran otros que los mismos instigadores de la guerra, la alta finanza internacional que está en manos de los [censurado] y sus lacayos, quienes vieron con horror cómo había aparecido un hombre que implementó una economía que no requería de préstamos financieros del exterior ni necesitaba del oro ni de los dólares estadounidenses, como se verá con más detalle en el texto. Creemos, entonces, con esto, presentar al lector un importante relato que habla claramente y que describe las causas y las consecuencias de una patológica conducta que sólo persigue saciar su codicia al costo que fuere.



LA VIDA ALEMANA BAJO ADOLF HITLER
El Relato Verídico de un Testigo de la Época
por Reinhold Leidenfrost, Ingeniero


     Se me ha pedido que les diga a ustedes algo sobre nuestra vida en el tiempo de Hitler. Lo hago con mucho gusto porque en este tiempo los políticos actuales así como los medios de comunicación deliberadamente y de manera fraudulenta no difunden la verdad entre la gente. Las causas deben ser buscadas sólo en eso porque la mentira forma parte del sistema actual, y el día en que se conozca la verdad, enseguida será también el final para esos políticos. Por tanto, ellos deben difundir sus falsedades durante el mayor tiempo posible para que el sistema actual de mentiras se mantenga con vida. Tampoco la Justicia en la RFA [República Federal Alemana; en el original, BRD = Bundesrepublik Deutschland] está a salvo. El precepto supremo de las autoridades judiciales debería ser la averiguación de la verdad. Sin embargo, quien pronuncia abiertamente la verdad no deseada en la RFA es condenado a años de prisión por "sedición" [Volksverhetzung].

     Por favor tenga en cuenta que el sistema actual no es ninguna democracia verdadera y que nos ha sido impuesto en cada aspecto por los vencedores. No ha tenido lugar ningún referéndum. Nuestra soberanía nos sigue retenida todavía hoy en áreas importantes.

     Soy turingio y me he criado como hijo de una familia campesina con siete hijos. He vivido conscientemente durante el tiempo de Hitler. De profesión soy ingeniero diplomado, y comencé mis estudios en Turingia. Tuve estudios gratuitos porque mi madre no podía reunir ningún dinero para que yo estudiara. Mi padre había fallecido debido a la caída de un rayo. En la Alemania nacionalsocialista no era ningún problema otorgar a un miembro de una familia con numerosos hijos una plaza de estudios gratis, además de la ayuda para su sustento. Uno sólo tenía que llenar una solicitud.

     Cuando los ingleses lanzaban las primeras bombas sobre las ciudades alemanas, y por lo tanto sobre civiles alemanes hombres, mujeres, niños y ancianos con la intención de destruír al pueblo, me presenté como voluntario de guerra a la Fuerza Aérea para convertirme en piloto y poder disparar así a los bombarderos terroristas ingleses. En el transcurso de la guerra hice el servicio como aviador, y al final en un escuadrón de cazas de combate.


     Después de un tiempo estando arrestado volví momentáneamente de nuevo a mi hogar en mi patria, Turingia. Cuando mis amigos estaban siendo capturados por los soviéticos y sus cómplices alemanes comunistas y no regresaban, tuve que abandonar de nuevo tan pronto como me fue posible el criminal sistema comunista de Alemania Central. En la Alemania del Oeste logré concluír mis estudios. Gané mi sustento, mientras estudiaba, como un obrero en una bodega de maderas perteneciente a una fábrica de papeles. Después de seis años en mi actividad profesional tomé un puesto como ingeniero jefe en una de las grandes empresas de la industria de Alemania Occidental. Más tarde fundé mi propia empresa de desarrollo. Gracias a muchos inventos e innovaciones pude crear muchos puestos de trabajo para hombres alemanes.

     La actual decadencia en casi todas las áreas tiene sus causas en el sistema político y en el fracaso entero de los políticos establecidos. En el período de posguerra, en la entonces recién creada Alemania Occidental, los soldados que regresamos a casa después del cautiverio, junto con las mujeres de la patria, construímos de nuevo la Alemania del Oeste. A nuestro lado estaban entonces muchos viejos empresarios [Wirtschaftsführer], que habían sido capaces de aumentar la producción de guerra durante la guerra bajo el granizo de bombas de los estadounidenses y los ingleses. Para nosotros todo consistía en construír de nuevo nuestra Alemania en el espíritu de unión de los alemanes.

     La RFA nos fue presentada a nosotros, hasta el restablecimiento de Alemania, como una situación provisional. Hoy los políticos establecidos de todas las tendencias aceptan tácitamente toda esta situación provisoria de una RFA sin Constitución como el Estado final. Hoy ningún político establecido ha señalado nunca esta situación inaceptable para el porvenir. Tal como antes, el Reich alemán todavía existe en el Derecho internacional, sólo que está incapacitado para actuar. El destino de nuestros políticos democráticamente elegidos en 1933 es bien conocido en general. ¡Los juicios del linchamiento de Núremberg fueron una injusticia manifiesta!.

     El espíritu nacionalsocialista alemán pervivió a menudo después de la guerra en muchas personas.

     He aquí un ejemplo:

     Cuando después de la guerra la devastada región completa del Ruhr era un gigantesco montón de escombros en el suelo, los ingleses se llevaron a Inglaterra como "reparaciones" [de guerra] las máquinas que todavía habían quedado intactas. Como ustedes saben, los soviéticos hicieron también aquello en la misma medida. Para impedir que se llevaran una gran prensa de forja de 10.000 toneladas, debía ser convocada por los sindicatos recién fundados una huelga general. Esa gran prensa era la mayor del mundo y habría podido traernos ventajas económicas. También me gustaría añadir que los líderes sindicales de entonces todavía pensaban de manera alemana. Se trataba de la conservación del resto de nuestros puestos de trabajo y de la conservación de nuestro pueblo. En esa manifestación en la región del Ruhr se habían hecho presentes representantes de la comunidad empresarial. Después de que se hicieron muchos discursos combativos por parte del sindicato, un viejo empresario pidió la palabra. Él declaró: "Dejémoslos que se lleven el material antiguo que tenemos. Ya lo hemos usado para toda la producción de guerra. ¡Construiremos uno nuevo, más grande y mejor!".

     De un golpe apareció allí el estado de ánimo acometedor. "¡Sí, sí, sí!", fue la respuesta. Él había pronunciado palabras redentoras. Aquí el viejo espíritu del Nacionalsocialismo de nuevo se hacía perceptible. Entonces él todavía estaba vivo.

     En el Nacionalsocialismo, obreros y empresarios estaban en un frente común contra los enemigos comunes: el capitalismo y el comunismo.

     Los ingleses fueron a buscar la vieja prensa para llevársela a Inglaterra, donde seguramente está todavía hoy. Después de eso, los jóvenes ingenieros tenemos escritas esas palabras "detrás de las orejas", y hemos diseñado y construído en los años siguiente lo más moderno, lo cual nos ha reportado posteriormente muchas ventajas de producción frente a Inglaterra y los otros Estados vencedores y que tuvo como consecuencia el grandioso ascenso de Alemania Occidental. En Inglaterra las anticuadas formas de producción fueron todavía durante décadas la normalidad en la industria. En las fábricas de allá, grandes ejes de transmisión [motores] a través de pasillos estuvieron todavía durante mucho tiempo accionando las máquinas individuales. En la Alemania bajo Hitler teníamos desde hacía tiempo modernos motores individuales eléctricos en las máquinas de producción, lo que se ha demostrado como una gran ventaja técnica.

     La superación por los alemanes de las empresas automotrices inglesas atestigua también todavía la eficiencia no precisamente alta de los ingleses. El odio de los ingleses capitalistas a los eficientes alemanes tiene también en esto su origen.

     Durante la Segunda Guerra Mundial, que se originó también en Inglaterra, ellos tuvieron que movilizar a casi todo el mundo para derribar a los inteligentes y valientes alemanes durante una larga guerra, que fue impuesta a nosotros.

     En el Nacionalsocialismo bajo Hitler se consideraba el siguiente principio:

     Los obreros y los dueños de empresas pertenecen al mismo grupo de una unidad cerrada y no pueden ser azuzados o puestos en oposición unos contra otros, a diferencia del sistema capitalista actual. He tenido que pensar durante mi carrera profesional una y otra vez en este decisivamente justo e importante concepto. ¿Qué puede comenzar el empresario incluso con los mejores inventos si no hay ningún trabajador que los implemente en el taller en la productividad? ¡Nada! Sin embargo, lo mismo es también válido en la dirección contraria: ¿Qué puede emprender un buen obrero si él no tiene ningún empresario que lo lleve a través de una multitud de decisiones razonables al éxito? ¡Nada!.

     El principio es éste: Los que trabajan con sus frentes y los que trabajan con sus puños, conectados a una conciencia nacional de emprendimiento, ¡pertenecen juntos a un grupo de trabajo! [Aktionsgemeinschaft, comunidad de acción]. Bajo Hitler esta sentencia encontraba su uso significativo. Este principio político, junto con la retirada desde el sistema del capitalista patrón oro, nos sacó a nosotros los alemanes de la desesperación y el amordazamiento del Dictado de Versalles. ¡Alemania bajo Adolf Hitler ya no era más un objeto de explotación por parte de las potencias vencedoras de la Primera Guerra Mundial!.

     ¡Ése era el concepto de Adolf Hitler tan injuriado y calumniado en la actualidad, y no el tan citado de la comunidad popular! [Volksgemeinschaft]. Hoy en día no existe en los políticos —o más bien, en los vasallos capitalistas— en absoluto una actitud nacionalista. El desarrollo del poder económico mediante nuevas fusiones de empresas es la gran palabra mágica. Los capitalistas extranjeros, por lo tanto, deciden sobre la destrucción de los puestos de trabajo en Alemania. Poner a sectores de la población unos contra otros —trabajadores contra empleadores y viceversa— es el principio supremo del sistema capitalista pseudo-democrático de hoy. Hasta dónde ha llevado esto, lo vemos en muchos ejemplos negativos en la economía. El trabajador alemán ha llegado a ser en última instancia el juguete de los grupos de intereses económicos extranjeros.

     ¡Esto es el capitalismo y el globalismo en su forma más pura!. ¡Tenemos que defendernos contra ello con toda la fuerza!.

     Quisiera añadir que bajo Adolf Hitler el desempleo de entre 6 y 7 millones de hombres de la "República de Weimar" se había acabado en su mayor parte ya dos años y medio después [de su llegada al poder]. Sólo cinco años después se había conseguido el pleno empleo, sí, y junto al gigantesco resultado de la eliminación del desempleo, mirado con asombro por todo el mundo, todavía ¡muchos puestos de trabajo adicionales habían sido creados! Todavía hoy los adversarios de Hitler pretenden también que el pleno empleo había sido conseguido sólo por medio del Rearme. ¡Eso es absolutamente falso! El rearme comenzó a jugar un papel mayor, como puede comprobarse, sólo en 1939, con la guerra impuesta a nosotros por Inglaterra y Francia.

     Ellos pueden verificarlo también en [el libro de Rolf] Wagenführ, "La Industria Alemana durante la Guerra de 1939-1945" ["Die deutsche Industrie im Kriege 1939-45"].

     ==Aquí están las cifras:

     ==Ingresos de la Industria de Defensa alemana desde 1933 hasta 1939 [RM = Reichsmarks, marcos alemanes]:

1933/34 RM   1.900 millones = el 4% de la Renta Nacional
1934/35 RM   1.900 millones = el 4% de la Renta Nacional
1935/36 RM   4.000 millones = el 7% de la Renta Nacional
1936/37 RM   5.800 millones = el 9% de la Renta Nacional
1937/38 RM   8.200 millones = el 11% de la Renta Nacional
1938/39 RM 18.400 millones = el 22% de la Renta Nacional

     ==Estas cifras desmienten las acusaciones hechas por los Aliados de que Alemania preparó su camino a partir de la Gran Depresión. La situación económica de la llamada "República de Weimar" comenzó con la pérdida de la Primera Guerra Mundial, que fue emprendida por Inglaterra contra Alemania en la forma de un envolvimiento y un bloqueo de hambre sin precedentes.==


LA SITUACIÓN ECONÓMICA EN LA ASÍ LLAMADA REPÚBLICA DE WEIMAR

     Después de la pérdida de la Primera Guerra Mundial, que se originó entonces también en Inglaterra, mientras Alemania era forzada por el cerco y bloqueo, hubo una guerra de hambre sin precedentes.

     El profesor Horace C. Peterson en su libro "Propaganda for War" escribió: "Hasta 1918, se estima que aproximadamente 763.000 alemanes perdieron la vida por desnutrición y enfermedad como consecuencia del bloqueo". Dichos alemanes eran niños, mujeres y ancianos, precisamente los más débiles.

     Charles C. Transill explicaba en su libro "Back Door to War": "Con la firma del armisticio del 11 de Noviembre de 1918 el bloqueo de Alemania no fue levantado. Durante muchos meses, después del término de la Primera Guerra Mundial, los gobiernos de los Aliados no permitieron todavía ningún suministro de víveres a los millones de hombres que padecían hambre en Alemania".

     ¡Entonces se quería matar intencionalmente al pueblo alemán!.

     Duff Cooper, Primer Lord del Almirantazgo, escribió: "Hicimos todo lo que estaba en nuestro poder para matar de hambre a las mujeres y los niños de Alemania".

     Churchill, que era ya entonces uno de los políticos ingleses más influyentes, declaraba en 1919 en una entrevista en el "Times" londinense: "Si Alemania llega a impulsar de nuevo su comercio durante los próximos 25 años, hemos emprendido la guerra [1ªGM] en vano".

     Después del fin del Dictado de Versalles en 1919, cuando todo el odio contra Alemania fue puesto por escrito y firmado, Alemania tuvo que entregar todas sus reservas de oro como Reparaciones a las ricas potencias vencedoras; en total, la inimaginable suma de 100.000 millones de marcos en oro. Esa cantidad se puede estimar que fue incluso mayor. ==Por comparación, a Francia se le exigió por el Tratado de Paz de Frankfurt de 1871 que se retirara de Elsass-Lothringen [Alsacia-Lorena] y que pagara reparaciones de guerra por 5.000 millones de francos.== Dado que Alemania no podía pagar esa contribución sumamente alta, los franceses reclamaron su parte y ocuparon la región del Ruhr y la Renania [Rheinland], y desviaron el carbón extraído allí hacia Francia.

     En Alemania la gente tenía frío y estaba muerta de hambre. Por causa de las gigantescas Reparaciones en oro tampoco había disponible ningún respaldo para los marcos alemanes. ¡Ésa fue la inflación! Todos los ahorros de la gente fueron hechos por esa razón en términos de valor "nulos y sin efecto". ¡Un pan costaba en ese entonces 1 millón de marcos! Y lo que eso significaba para una familia con hijos, no necesita de ninguna mención especial. ==La hiperinflación en la República de Weimar fue un período de tres años en Alemania, entre Junio de 1921 y Enero de 1924.== ¡El marco como medio de pago era en ese entonces solamente un billete de papel! Los introducidos posteriormente "Rentenmarks", en 1924, si bien terminaron la inflación dieron lugar sin embargo a un alza de precios. El Rentenmark no resolvió el problema fundamental, porque por la alta tasa de desempleo entre la gente sencilla, el acceso a las cosas más simples y más necesarias para vivir, como por ejemplo el alimento suficiente, le estaba negado al obrero. Los años de la "República de Weimar" estuvieron marcados para el pueblo alemán por la cesantía y el hambre, por una no disponible vivienda calefaccionada durante el invierno y un porvenir sin esperanzas.

     ¡El porcentaje de suicidios en las ciudades era muy alto! Las familias con hijos estaban particularmente afectadas por la necesidad que reinaba entonces. Los gobiernos de entonces fueron responsables de la desesperanza, y también debido a la incapacidad de la democracia, gobernaron sólo con decretos de emergencia. Adolf Hitler mostró más tarde a esa clase de políticos incapaces que lo habían precedido, de los 32 partidos que había entonces, el camino que debió haberse seguido.


OBSERVACIONES PERSONALES DE CÓMO EXPERIMENTÉ LAS PENURIAS

     Desde las grandes ciudades salieron ejércitos completos de cesantes hacia los campos pidiendo comida para sus familias. En los pueblos pequeños los desesperados cesantes se ofrecían como fuerza de trabajo en la agricultura sólo por la comida. En los campos de papas ya cosechadas en el otoño ellos rebuscaban en la tierra para sacar las últimas papas que quedaran todavía en los terrenos. Por falta de dinero, el obrero no podía comprar como material de calefacción el carbón combustible. Para el invierno que se acercaba uno compraba un así llamado "billete para madera" [Holzschein] por 1 marco a un guardabosque. Con eso el poseedor de ese billete tenía derecho, en los bosques del Estado, a recoger ramas rotas como leña para el invierno. ==De esta manera, los bosques fueron limpiados, y no estaban en la condición en la cual se los encuentra hoy.== Luego uno veía las columnas completas arrastrando detrás cada uno carros de mano, marchando en dirección al bosque. ¡Hoy periodistas mentirosos y cínicos hablan de los "dorados años '20"! ==¿Dorados para quién?; ¿para los despojadores del pueblo alemán?== Ésas son descaradas burlas y mentiras posteriores con respecto a las muchas personas que pasaron hambre y frío en aquel entonces.

     El Partido Comunista actuaba como un verdadero salteador de caminos. Los agricultores en Turingia por lo general teníamos pequeñas tierras, no disponíamos de casi nada de dinero y estábamos a menudo profundamente endeudados. Sin embargo, los agricultores eran considerados por los comunistas como la clase propietaria y eran, por ese motivo, sus adversarios políticos. Nuestra pequeña granja fue devastada varias veces por grupos de esa gente. La visita consistía en un comportamiento grosero y arrogante con la intimación de proporcionar comida para ellos en la mesa, ¡naturalmente sin pagar! Mi padre le decía a mi madre: "Entrégales todo lo que tenemos, o de lo contrario ellos quemarán incluso nuestra casa".

     Hay que añadir que el cielo nocturno estaba cubierto a menudo con el resplandor de algún incendio. Las granjas eran quemadas. Se decía que habían sido los comunistas. La angustia era el acompañante continuo en el tiempo de entonces. ¡Reinaba en esos días un ambiente revolucionario! Sólo más tarde, cuando Adolf Hitler estableció las SA [Sturmabteilung, Tropas de Asalto], esa pesadilla iba a terminar pronto y retornó un relativo orden.

    Una situación catastrófica reinaba en las regiones montañosas de los bosques de Turingia y Franconia, en las montañas Erzgebirge y Riesenbirge, en el Rhön y otras regiones pobres de Alemania. ¡El hambre estaba presente en todas partes entre la gente sencilla!.

     Adolf Hitler tomó el 30 de Enero de 1933 la dirección del Estado [Reich] por medio de una elección democrática. Él se hizo cargo del Estado que estaba en una completa bancarrota, la "República de Weimar", con entre 6 y 7 millones de cesantes. Como ya se dijo, todas las reservas de oro tuvieron que ser entregadas como Reparaciones a las ricas potencias vencedoras. ¡Las arcas estaban vacías!.

     La totalidad del pueblo alemán miraba lleno de esperanza un nuevo comienzo bajo Adolf Hitler.

     Él había prometido trabajo y pan; y él ¡cumplió su palabra con el paso de los años!. ¡No queremos olvidar aquello!.

     El que se contrajera, como en el pasado, una deuda con los bancos mundiales judíos para financiar de ese modo la economía alemana, no era algo que Adolf Hitler considerase. Eso habría significado por lo tanto la servidumbre frente al interés del dinero, y él no lo quería.

     ¡Por eso la economía nacionalsocialista bajo Adolf Hitler está en contraste con los irresponsables políticos actuales, vasallos del sistema capitalista generador de deuda en la República Federal Alemana!.

     Adolf Hitler había encontrado un camino nuevo y diferente, y en eso radica su extraordinario y gran logro.

     Y ciertamente es importante también que se sepa cuán genialmente él consiguió aquello. Su camino se llamaba Volkswirtschaft [Economía Nacionalista, del Pueblo o Política]. Muchos entre las generaciones posteriores no pueden imaginar algo así.

     Para esto, algunas explicaciones:

    Con el fin de aliviar la gran necesidad que había entre la población alemana, se puso en marcha la "Obra de Ayuda Invernal al Pueblo Alemán" [Winterhilfswerk des Deutschen Volkes, WHW]. Ella actuaba bajo el lema: "Nadie debe pasar hambre ni frío".

     Se trataba de una gran recolección de donativos para los más pobres de los pobres que estaban en las afligidas regiones de montaña y en las ciudades de Alemania. Era un acto social de primer orden y se convirtió en un gran éxito. Por medio de pequeños tallados manuales de madera, pequeños objetos de cristal y otros artículos, que eran fabricados en las regiones pobres y que eran otorgados como recuerdo por un donativo, uno creaba allí más de prisa trabajo y pan. Uno llevaba estos signos externos que se entregaban cuando uno había hecho su contribución a la ayuda. Eso fue, naturalmente, también un incentivo para todo el pueblo alemán.

     Con el fin de llevar trabajo y alimentos al numeroso ejército de los cesantes, se desarrolló el programa "Motorización" de Alemania. Se comenzó la construcción de autopistas con materiales domésticos, exclusivamente alemanes. Como todos ustedes saben, la capa superior del pavimento que existe en las calles actuales es hecha de asfalto. El asfalto tenía que ser importado desde el extranjero y ser pagado con dólares. ¡Pero nosotros no teníamos dólares! Entonces se inventó la técnica de construcción con placas de concreto. La superficie de la carretera consistía en placas de hormigón que se vertían en el lugar convenido en la tierra que había sido endurecida. Todos los materiales necesarios para ello estaban disponibles en Alemania. Los inventores y constructores fueron el ingeniero doctor Todt y el doctor Dorpmüller.

     Por las autopistas debían circular los obreros alemanes, el pueblo. Las fábricas alemanas de automóviles presentaron sus ofertas. Los precios variaban entre 1.350 y 1.600 marcos por automóvil.

     Sin embargo, Adolf Hitler consideró que esos precios eran demasiado altos para los obreros alemanes.

     Por lo tanto, de acuerdo con las ideas de Adolf Hitler, debía fabricarse un automóvil nuevo y moderno para el pueblo. El profesor Ferdinand Porsche diseñó ese nuevo automóvil, el Volkswagen [Automóvil del Pueblo]. Ese automóvil era nuevo desde todo punto de vista y llegó a ser el más barato y el más fabricado del mundo. En ese entonces costaba 995 Reichsmarks y podía ser adquirido a plazo en pagos pequeños.

     Tampoco queremos olvidar que la palabra "Volkswagen" fue acuñada personalmente por Adolf Hitler. ¡Piense en ello cuando usted vea un Volkswagen!.


     Con el fin de que Alemania no cayera en una dependencia de las altas finanzas judías del extranjero, los químicos alemanes inventaron y desarrollaron a partir del carbón un procedimiento mediante polimerización de fabricación para el neumático de automóvil con materiales locales disponibles. La fábrica Buna en Merseburg fue construída expresamente con ese propósito. Los neumáticos de caucho sintético alemán eran incluso más resistentes contra el desgaste que los neumáticos de caucho natural.

     Los automóviles necesitan, como se sabe, bencina, y éste es un producto de la destilación del petróleo. El petróleo sólo podía ser comprado con dólares en el extranjero, y nosotros no teníamos dólares. El espíritu inventor y emprendedor alemán elaboró bencina a partir del carbón local mediante un proceso de licuefacción. Por eso nació la industria Leuna cerca de Merseburg. A partir de este procedimiento se fabrica bencina también todavía hoy en Sudáfrica. Sus inventores fueron los químicos alemanes Fischer y Tropsch.

     El pueblo alemán tenía que ser vestido. Para la compra de algodón desde el extranjero, del mismo modo, no había ningún dólar disponible. La primera fibra sintética hilable, el "rayón" [Zellwolle], fue inventada en tiempos de Adolf Hitler. Hoy mismo la fábrica está en Schwarza en Turingia. En conjunto con la lana de oveja alemana se originaron prendas de vestir muy confortables. (Después de la guerra perdida recuperamos de nuevo en Alemania, ¡desde Estados Unidos!, las fibras fabricadas según nuestras patentes, y respectivamente las prendas de vestir fabricadas con esas fibras. Naturalmente tuvimos que comprar a los estadounidenses esos resultados del espíritu inventor alemán, ahora con dólares. Patentes alemanas por un valor de billones se convirtieron en el botín de guerra de Estados Unidos, con lo cual éste pudo facilitar en general su auge económico).

     Para estimular la economía las industrias acereras alemanas necesitaban con urgencia minerales de hierro para fabricar a partir de ello el acero. Ningún dólar estaba a disposición igualmente para comprar mineral de hierro de alto rendimiento desde Suecia, con un contenido de hierro de entre un 81% y un 85%. Entonces fue desarrollado un nuevo procedimiento, el método llamado Krupp-Renn. Después de eso fue posible que también los yacimientos minerales de bajo contenido ferruginoso de las regiones de Siegerland y Salzgitter, con un contenido de hierro de entre un 23% y un 26%, pudieran ser aptos para su fundición. Ahora los mineros alemanes, los trabajadores siderúrgicos alemanes, así como todas las empresas que tratan metales, volvieron de nuevo a trabajar, sin que tuviéramos que endeudarnos con las altas finanzas judías de los vencedores Estados de Versalles, Inglaterra y Estados Unidos, ni someternos a su servidumbre del interés del dinero. ==¡No sólo su disgusto era evidente, sino también su deseo de cambiar esta situación, por medio de la guerra, si fuera necesario!.==

     La construcción de casas y departamentos propios para los obreros y los empleados era visible en todas partes. La financiación era extremadamente favorable. Las parejas recién casadas con hijos recibían generosos préstamos con un reembolso a 10 años, de manera que ellos pudieran comprar una casa propia con jardín o un departamento espacioso. Al nacer un hijo, un cuarto del préstamo era eliminado. Con cuatro hijos nacidos, el reembolso era cancelado totalmente y así se publicaba. El planteamiento personal de Adolf Hitler era el siguiente: En un período de 10 años una familia con cuatro hijos paga más que sólo el préstamo, es decir, por medio de los impuestos cientos de productos o servicios básicos quedan cubiertos.

      Las casas y los departamentos eran construídos naturalmente con el más alto estándar de salubridad y bienestar habitacional, un factor que había sido descuidado mucho en los proyectos precedentes para la clase obrera. Dentro de sólo algunos años los ingresos fiscales se triplicaron.

     Antes de que el año 1933 llegara a su fin, Hitler había logrado crear 202.119 departamentos mediante su programa de construcción. Dentro de cuatro años se había construído casi 1,5 millón (1.458.128) de departamentos para el pueblo alemán. El arriendo mensual que un obrero tenía que pagar, de acuerdo a la ley, no podía exceder los 26 marcos, que era aproximadamente un octavo del salario mensual de entonces. Los empleados con sueldos superiores pagaban al mes hasta 45 Reichsmarks como máximo. ¡Tenga en cuenta por favor la relación que existe hoy entre los ingresos y el arriendo!.

     Estos ejemplos mencionados podrían ser continuados en muchas otras áreas.

     ¡La Alemania de Hitler nunca experimentó una crisis financiera!.

     ¡Estos magníficos logros del pueblo alemán unieron el espíritu inventivo y de emprendimiento alemán con la fuerza creadora de los obreros alemanes bajo la dirección de Adolf Hitler!.

     ¡Además, éramos libres e independientes sin haber tenido que endeudarnos!.

     Él por lo tanto con eso le devolvió también al pueblo alemán su confianza en sí mismo.

     Como ya dije, procedo de una familia de agricultores; por eso quiero referirme también a la solución de los problemas en el campesinado realizada por Adolf Hitler. Durante la inflación los agricultores de Alemania también perdieron todos sus ahorros. Para los judíos y otros especuladores del extranjero esto equivalía a una invitación para hacer allá una gran "matanza" [Reibach, que también significa sacar un gran provecho]. Se decía en ese entonces: "¡Anda a Alemania y podrás comprar una empresa industrial o una granja por unos poco dólares!". ¡Y ellos venían! Al hacérsele a la gente la exigencia de un crédito con altos intereses se estaba sellando su camino a la dependencia y, en consecuencia, a la subasta forzosa [ejecución hipotecaria] y a la pérdida de la propiedad.

     Puesto que después de 1933 Adolf Hitler tenía la última palabra, en 1935, durante el Día de los Agricultores Alemanes en Bückerburg, fue promulgada la Ley de Herencia de las Granjas para la protección de la agricultura, según la cual toda granja de más de 7,5 hectáreas [75.000 m²] sólo podía ser transferida de manera hereditaria. Las granjas que previamente estaban ya en posesión de extranjeros tenían que ser devueltas a sus propietarios anteriores. El Estado nacionalsocialista puso a disposición los fondos necesarios para la readquisición de las posesiones. La compra de terrenos agrícolas por unos pocos dólares fue completamente anulada por la Ley de Herencia de las Granjas, para alegría de los agricultores y beneficio de la nación alemana. ¡Ésa fue una brillante jugada de ajedrez para la protección de la agricultura alemana! De ese modo se le puso un fin al gran aprovechamiento, porque con el Reichsmark en las manos los especuladores extranjeros no podían comenzar nada ahora, porque los marcos no eran convertibles. Esto naturalmente alimentó en esa codiciosa gente enamorada del dinero su odio contra la Alemania de entonces.

     Otras medidas eficaces fueron emprendidas en favor de los agricultores, que tenían en general los menores ingresos. Sólo en 1933 fueron construídas 17.611 casas granjeras. En sólo tres años 91.000 de tales casas fueron construídas bajo el liderazgo del Reich de Adolf Hitler. Por medio de estas y otras medidas la situación económica de los agricultores fue mejorada considerablemente.


EL COMERCIO CON LOS PAÍSES EXTRANJEROS

     Debido a que Alemania se había retirado del sistema del oro como divisa, el comercio con el extranjero fue convertido en un sistema de intercambio de productos básicos que funcionaba bien. Este sistema fue aceptado de buena gana por todos los países que no dependían de EE.UU. e Inglaterra. Nosotros entregábamos máquinas y recibíamos por ello —como por ejemplo de España y Portugal, así como de Brasil y otros países— minerales, café, frutas meridionales y otros productos de vital importancia. Este método comercial fue aceptado por eso con mucho gusto por todos los países ultramarinos y europeos, porque Alemania había desarrollado una compensación de valor muy favorable.

     ¡No fue posible ninguna cuantificación de ello en dólares estadounidenses, ya que esos paises no tenían dólares disponibles para la compra de maquinas!.

     Todavía hoy en esos países se dice también que ellos fueron tratados entonces por la Alemania de Hitler correctamente y bien. Ellos han permanecido como nuestros amigos hasta hoy. Sus productos suministrados quedaban de ese modo sustraídos a las especulaciones en la Bolsa de Nueva York, para beneficio de nuestros socios comerciales de entonces. Este método económico era naturalmente una "espina en el ojo" para los bancos mundiales judeo-anglo-estadounidenses, porque ellos ahora no podían seguir ganando dinero de ello. Una campaña de desprestigio sin precedentes contra la Alemania de Hitler fue el resultado en EE.UU. y en Inglaterra.

     La primera declaración de guerra de la Federación Mundial Judía sucedió ya ¡siete semanas después de la elección democrática de Hitler!.

     ==Esa sensacional declaración fue publicada por el Daily Express de Londres el 24 de Marzo de 1933, como noticia de primera página. Aquí están unos extractos de dicha declaración de guerra:

     =="...14 millones de judíos, a través de todo el mundo, están unidos como un solo hombre en la declaración de guerra contra la persecución alemana de sus hermanos en la fe... La judería mundial ha decidido no permanecer silenciosa ante el resurgimiento medieval del acoso a los judíos... El príncipe de negocios judío deja su casa de negocios, el banquero su banco, el tendero su tienda y el vendedor ambulante su bandeja. Ellos se unen en una guerra santa contra el enemigo hitleriano de los judíos".

     ==Como sabemos hoy, la judería mundial no estaba preocupada por sus "hermanos en la fe" en Alemania, sino sólo por el abandono por parte de Hitler del patrón oro por medio de la productividad alemana, y la consiguiente pérdida de la judería mundial de sus sucios negocios en Alemania. Dos días después de la declaración de guerra y agitación de la judería mundial contra Alemania, la Unión Sionista de Alemania envió un telegrama a los jerarcas judíos de EE.UU. fechada el 26 de Marzo de 1933:

     ==«En cuanto a la errónea información extranjera acerca de los judíos alemanes, que tiene como propósito la fabricación de propaganda anti-alemana, la Unión Sionista de Alemania declara: "Con gran resolución hemos informado a la prensa mundial judía entera mediante la Jewish Telegraph Agency, ya el 17 de Marzo, de nuestra declaración contra toda la propaganda anti-alemana. Hemos repetido públicamente nuestra protesta contra todos los mentirosos anuncios de atrocidades y el sensacionalismo infundado. Protestamos contra cada tentativa de colocar los intereses judíos al servicio de otros países o grupos. La defensa de los derechos civiles de los judíos y su posición económica no puede y no deber ser conectada con acciones políticas anti-alemanas"».

     ==A pesar de estas advertencias de los judíos alemanes, la dirigencia de la judería mundial siguió su campaña de propaganda de atrocidades contra Alemania. Así fue envenenado el clima político mundial. El presidente del "neutral" Estados Unidos se unió entusiastamente a la lucha. En Chicago, el 5 de Octubre de 1937, él habló por primera vez acerca de "naciones pacíficas" contra "naciones agresoras" (Japón, Italia y Alemania) que deberían ser "puestas en cuarentena", es decir, embargadas, por Estados Unidos. Esto fue conocido más tarde como "el discurso de la cuarentena". En la conclusión de ese discurso, Roosevelt dijo hipócritamente:

     =="Estoy resuelto a perseguir la política de la paz, por medio de todas las medidas prácticas, a fin de evitar enredarnos en la guerra... Deben ser hechos esfuerzos positivos para mantener la paz. Estados Unidos odia la guerra. Estados Unidos espera la paz. Estados Unidos tomará un papel activo en los esfuerzos para la paz".

     ==El 21 de Noviembre de 1938, Jerszy Potocki, el embajador polaco en Washington DC, mencionó que él había visitado al embajador estadounidense William Bullit, en París, quien le dijo que Roosevelt había decidido conducir a EE.UU. a la siguiente guerra, la que podría durar seis años. Bullit habló sobre Alemania y Hitler con extraordinaria vehemencia. El 27 de Diciembre de 1945, James Forrestal, subsecretario Naval estadounidense durante la guerra, confidenció en su diario:

     =="Jugué golf con Joe Kennedy. Le pregunté sobre sus conversaciones con Roosevelt y Neville Chamberlain en 1938. Entre otras cosas, él dijo que Hitler habría luchado contra la Rusia soviética sin buscar un conflicto posterior con Inglaterra, si no hubiera sido por la insistencia de Bullit y de Roosevelt en el verano de 1939 para humillar a Alemania por medio de Polonia. Ni Francia ni Gran Bretaña hubieran hecho de Polonia una causa para la guerra si no hubiera sido por los constantes aguijonazos de Washington... Chamberlain estaba convencido de que EE.UU. y la judería mundial habían forzado a Inglaterra hacia la guerra...".==

     Una repetición de la declaración [judía] de guerra tuvo lugar en 1938. En Estados Unidos fueron boicoteadas las empresas alemanas. "¡No compre nada alemán!", se les pidió a los estadounidenses por la prensa existente en la costa oriental de Estados Unidos, en gran parte en manos judías. Hubo ataques con bombas contra buques mercantes alemanes realizados por judíos. En Suiza el líder nacionalista suizo Wilhelm Gustloff, y más tarde en París el consejero de la embajada alemana Von Rath, fueron asesinados por judíos. Por la declaración de guerra de los judíos y sus ataques contra alemanes y contra instalaciones alemanas en el extranjero, ellos mismos se pusieron en peligro en Alemania.

     Esto tuvo como consecuencia que también en Alemania las tiendas judías fueran boicoteadas. "¡No compre nada judío!", se dijo entonces también durante un día (1º de Abril de 1933) en Alemania. ¡La judería internacional fue la responsable de la hostilidad hacia ella en Alemania! Hasta el año 1938, no obstante, los judíos todavía podían emigrar de modo legal. Después de la segunda declaración judía de guerra contra Alemania, en 1938, ellos fueron tratados en algunos casos como prisioneros de guerra y encarcelados.

     ==Usted también debería saber que el 24 de Marzo de 1933 la Unión Nacional de Soldados Judíos del Frente envió una nota a la embajada estadounidense en Berlín, que declaraba:

     =="...Es también nuestra decisión rechazar la agitación anti-alemana a cargo de supuestos intelectuales judíos en el extranjero. Esos hombres, que nunca han sido en su mayor parte conocidos como judíos alemanes, renunciaron a su derecho de ser nuestros auto-designados defensores cuando ellos nos abandonaron en el momento crítico y huyeron del país. Ellos no tienen ningún derecho a inmiscuírse en los asuntos germano-judíos. Desde su refugio seguro ellos disparan deshonrosamente sus flechas de la exageración para herir a los judíos alemanes así como a Alemania...".

     ==Aparentemente, esos agitadores de guerra judíos al otro lado del Atlántico no se preocuparon nada por las vidas y la seguridad de los judíos alemanes. Ellos siguieron su agitación en la manera más malvada cuando llegó la guerra, con su constante difamación de Alemania y de Hitler. Con la rendición incondicional de las fuerzas de defensa alemanas el 8 de Mayo de 1945, los anti-alemanes alcanzaron su objetivo: una vez más, el pueblo alemán podría ser repartido como un ganso muerto, como está ocurriendo hoy.==

     De todas estas provocaciones y procedimientos del lado judío en aquel entonces, en la RFA de hoy no se sabe nada en absoluto. ¡Todos los políticos de la RFA guardan silencio!. ¡El pueblo alemán es mantenido deliberadamente "no informado"! Sin duda. ¿Por qué?.

* * *

     Y ahora algunas voces del extranjero con respecto a Adolf Hitler y al Nacionalsocialismo pronunciadas en aquella época:

     Quisiera citar primeramente a un político extranjero que fue nuestro enemigo durante la Primera Guerra Mundial; se trata del ex-Primer Ministro de Inglaterra, Lloyd George, quien visitó Alemania en 1936. Él declaró en el "Daily Express" [de Londres]:

     "Acabo de volver de una visita a Alemania... He visto ahora al famoso Líder alemán y también algo del gran cambio que él ha efectuado. Independientemente de lo que uno pueda pensar de sus métodos —y ellos ciertamente no son los de un país parlamentario— no puede haber duda de que él ha conseguido una transformación maravillosa en el espíritu de la gente... Está ahora llena de esperanza y confianza...

     "Existe, por primera vez desde la guerra, un sentido general de seguridad. La gente está más alegre. Hay un gran sentido de alegría general del espíritu en todas partes del país. Es una Alemania más feliz... Un hombre ha llevado a cabo este milagro... El hecho de que Hitler haya rescatado a su país del temor a una repetición de aquel período de desesperación, penuria y humillación, le ha dado una autoridad indisputable en la Alemania de hoy. Ésta no es la admiración concedida a un Líder popular: es la adoración de un héroe nacional que ha salvado a su país del desaliento y la degradación completa... Él es el George Washington de Alemania, el hombre que ganó para su país la independencia desde todos sus opresores".


     Louis Bertrand, periodista francés, informó acerca del congreso del partido nacionalsocialista realizado en Núremberg en 1937: "Me pregunto qué gobernante ha sido alguna vez así glorificado, adorado, amado e idolatrado como este hombre de camisa marrón".

     Knut Hamsun, noruego ganador del Premio Nóbel, declaró el 7 de Mayo de 1945 en el "Aftenposten": "Hitler fue una figura reformista del más alto rango, y su destino histórico fue tener que actuar en una época de brutalidad sin precedentes de la que llegó a ser, finalmente, una víctima propiciatoria".

     Sin embargo hubo también otros, como, por ejemplo, Churchill y Roosevelt.

     Churchill dijo en 1936, el año de las Olimpíadas: "¡Le vamos a imponer la guerra a Hitler, la quiera él o no!".

     Churchill le dijo en 1937 a Von Ribbentrop, ministro de Asuntos Exteriores del Reich: "¡Si Alemania se vuelve demasiado poderosa, será aplastada de nuevo!".

     Roosevelt declaraba ya en 1934 delante del Congreso estadounidense: "Habrá guerra con Alemania. Todo está planeado con mucha antelación".

     Lord Halifax, ministro de Asuntos Exteriores, virrey de la India y defensor de la guerra (según el el libro del profesor David L. Hoggan "Der erzwungene Krieg" ["La Guerra Forzada"] de 1962), dijo: "Estamos decididos: toda la responsabilidad de esta conspiración contra la paz recaerá en Adolf Hitler".

     ¡Adolf Hitler no quería la guerra! Él declaró en su discurso ante el Reichstag el 19 de Julio de 1940: "Todavía hoy estoy triste porque no he conseguido, a pesar de mis esfuerzos, llegar a una amistad con Inglaterra, lo cual, como creo, habría sido una bendición para ambos pueblos".

    Adolf Hitler incluso envió a su representante Rudolf Hess a Inglaterra para restablecer la paz por caminos inusuales y a pesar del estado de guerra ya existente. Sin embargo, Hess fue encarcelado durante 46 años y, finalmente, cruelmente asesinado [en 1987], todavía bajo la Primera Ministra inglesa Margaret Thatcher, cuando el nuevo Presidente de la Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov, no mostró ningún interés en una detención más prolongada. La publicación de las actas de las conversaciones de la misión de paz de Hess fue pospuesta para dentro de 30 años (hasta 2017).

     Adolf Hitler a menudo iba en su tren especial por el valle Saaletal desde Berlín a Múnich y viceversa. Tan pronto como la gente veía su tren a ambos lados de la vía férrea, ellos dejaban brevemente su trabajo y hacían señas con la mano o saludaban con el saludo alemán: ¡Adolf Hitler era uno de nosotros y estábamos orgullosos de él!.

     Mi padre era un pequeño agricultor. Cada seis meses él tenía que pagar impuestos sobre la propiedad. El recaudador de impuestos era un obrero del bosque delegado por la Oficina de Impuestos de la misma localidad. A pesar de que éste tuviera su casa a sólo aproximadamente 150 metros de nosotros, mi padre se ponía su mejor traje y llevaba así su contribución a nuestro Estado que se llamaba Alemania. El pago de impuestos era para mi padre un deber de honor y un acto casi sagrado.

     Compare esa actitud con el comportamiento corrupto de los políticos de la RFA de hoy.

     Cuando Adolf Hitler asumió democráticamente el gobierno, él suprimió de inmediato el bastón de goma de la policía. Después de muchas humillaciones de los alemanes durante la así llamada Época del Sistema [Systemzeit, alusión despectiva a la República de Weimar], no se permitiría que a ningún alemán se le pudieran dar en adelante más golpes.

     También Hitler dijo que cualquier alemán podía tener un arma. Entonces nosotros la gente joven naturalmente lo tomamos en serio y nos compramos el revólver Schreckschuß que se podía adquirir sin dificultades en una tienda de armas. Esos revólveres de 6 tiros fácilmente podían hacerse más poderosos, y para ello uno sólo necesitaba perforarlos hasta conseguir el calibre correspondiente. La munición se podía comprar libremente en cualquier tienda pertinente. Una vez vendí uno de esos arreglados revólveres de 6 tiros. El comprador, un hombre joven, luego por descuido se había disparado en la mano y tuvo que ser operado. El policía rural simplemente vino hacia mí y se llevó mi propio "hierro de tirar" [Schießeisen], después de que previamente yo lo había destruído. Él dijo entonces a mi madre: "Su hijo sí que es una plantita correcta". No recibí ninguna amonestación ni multa. No era ningún problema bajo Hitler comprar armas de fuego deportivas.

     Esto sólo puede explicarse porque nuestros líderes de entonces tenían confianza y ningún temor al pueblo, así como el pueblo también tenía confianza y ningún miedo a sus dirigentes. Era una relación bastante libre de ansiedad. Piense por favor en lo que significa hoy poseer ilegalmente un arma. Actualmente casi nunca hay licencias para armas de fuego. Esto sólo puede interpretarse en el sentido de que los políticos de la RFA tienen desconfianza y miedo al propio pueblo.

     La criminalidad bajo Adolf Hitler era extremadamente baja. La gente sin duda podía sentirse segura. ¡El problema de las drogas era completamente desconocido para nosotros en el tiempo de Adolf Hitler!.

     Bajo Adolf Hitler fueron construídos los primeros barcos de turismo para los obreros alemanes. En el "Wilhelm Gustloff", el "Robert Ley", el "Cap Arkona" y otros, los obreros alemanes podían emprender cruceros al extranjero por poco dinero. Los barcos estaban recién construídos y estaban equipados de manera moderna. El atraque de estos barcos alemanes en puertos ingleses estaba prohibido por el Gobierno inglés. Las causas de ello deben ser buscadas sólo en que los obreros ingleses no debían ver lo que el obrero alemán en el Nacionalsocialismo bajo Hitler podía permitirse. La isla atlántica portuguesa de Madeira así como las islas y las ciudades portuarias españolas eran los destinos de viaje más populares.

     El tiempo de entonces bajo Adolf Hitler lo experimentamos como el comienzo de una nueva feliz dimensión de nuestra vida. Sólo pocos años antes el pueblo había estado en la mayor necesidad, humillación y miseria, y ahora, después de decisiones justas cruciales, un nuevo porvenir más brillante estaba delante de nosotros.

     Muchos extranjeros mandaban a sus hijos a estudiar a Alemania porque éstos debían conocer la "Economía Nacional" [Volkswirtschaft] de Hitler y la alta tecnología alemana que era de primera calidad.

     Adolf Hitler, por lo tanto, señaló con eso ante todo el mundo que sin siquiera poseer oro podía ser construída una economía para beneficio del pueblo. ¡Este camino era completamente nuevo y establecía una tendencia para muchos pueblos pobres del mundo! Sin embargo, sus adversarios políticos capitalistas del extranjero veían en el nuevo sistema económico de Hitler una declaración de guerra y una amenaza para su sistema del patrón oro capitalista completo, con sus innumerables fuentes de esclavitud y la correspondiente dependencia del interés monetario de las altas finanzas judeo-anglo-estadounidenses para los países pobres.

     ¡La Alemania bajo Hitler era ahora libre y ya no estaba sometida a la explotación!.

     Los principales dirigentes judíos del mundo decían de sí mismos: "¡Tenemos el mayor poder del mundo: el oro!". A partir de la necesidad, Adolf Hitler y sus muy competentes camaradas desarrollaron y dirigieron un eficiente sistema económico que significó un fuerte perjuicio para el sistema global capitalista de finanzas y Bolsas de comercio completo. Ellos, en todos los siglos pasados, mediante instigación de guerras y muchas otras estafas, con avaricia insaciable habían reunido montañas de oro, y ahora el valor de su oro amenazaba con caer, lo que de hecho equivalía para esa gente a un fin del mundo!.

     Sin precedentes en la Historia se desarrolló este nuevo sistema económico de Hitler, que no estaba construído sobre la adquisición de oro sino en el trabajo y el pan para la gente alemana, y que ya en sus inicios significó una competencia considerable para la "comunidad de valores" [Wertegemeinschaft] del capitalismo judeo-anglo-estadounidense.

     Este nuevo sistema económico sólo podía ser destruído por la guerra, y la judería mundial, con sus lacayos y cómplices, comenzó desde el principio a mover sus hilos.

     ==En su discurso en Fulton en 1946 Churchill declaró:

     =="La guerra no fue emprendida sólo para derrotar al fascismo (sic) en Alemania, sino para conquistar el mercado alemán de exportaciones. Habríamos podido impedir la guerra, si lo hubiésemos querido, ya en 1935, sin disparar ni un solo tiro, pero no quisimos hacer eso".==

     El propio Hitler, el Nacionalsocialismo y todo el pensamiento nacional alemán tuvieron que ser presentados en ese entonces en primer lugar como diablos personificados. Los medios de comunicacion de propiedad judía tuvieron que asegurarse de inculcar aquello incesantemente mediante su martilleo propagandistico en cada cabeza para que se creyesen las mentiras y no a los espectros de hombres malvados; hasta hoy.

     La federación mundial judía, y los países capitalistas Inglaterra y Francia, declararon la guerra a Alemania debido a que el sistema de explotación de aquéllos veía su futuro amenazado y con riesgo inminente de grandes pérdidas. No queremos tampoco olvidar que además los dirigentes judíos de EE.UU., que estaban al principio un poco en un segundo plano, fueron los verdaderos agitadores de la guerra.

     ¡El valor de su oro estaba en peligro!.

     Se dio por descontado que los Aliados querían contra Alemania una guerra impuesta donde morirían millones de hombres inocentes, desencadenada por seniles políticos judíos para los cuales cualquier vida humana no significaba nada en absoluto. Ésos fueron los dirigentes de entonces de la así llamada comunidad de valores [Wertegemeinschaft] occidental, como se la denomina en la actualidad.

     No queremos olvidar que Churchill, Roosevelt, Leon Blum, Weizmann y otros representantes de sus países y pueblos eran judíos y masones de alto grado.

     Un total de unos 55 millones de personas murieron más tarde, a menudo bajo atroces tormentos en la Segunda Guerra Mundial. Alemania tuvo que lamentar mas de 12 millones de muertos; entre ellos, ¡muchos millones de mujeres y niños!.

     ¡La Segunda Guerra Mundial fue conducida como una guerra de aniquilación contra Alemania para desactivarla para todos los tiempos como competidor económico, y para asesinar a todos sus hombres!.

     ¡Un testimonio claro de eso fue el bombardeo de ciudades alemanas, con casi un millón de mujeres y niños muertos! La guerra desatada contra Alemania se convirtió en una carnicería repetida millones de veces que fue causada por una pequeña élite judeo-anglo-estadounidense con sus ayudantes y cómplices, porque para éstos se trataba del valor de su oro, y creían que se trataba de ello. ¡Su dinero y su oro eran más importantes para ellos que la vida humana!.

     ¡Hoy en día los archivos están abiertos, y la verdad se sabe!. ==Uno sólo tiene que hacer el esfuerzo para rastrear esta historia secreta, ya que es allí donde aparecen las verdaderas causas de la guerra.==

     Sólo la "Guerra Fría" del tiempo de posguerra nos ahorró el exterminio completo de los alemanes, ==pero nuestros "representantes" elegidos en el Bundestag [Parlamento alemán] trabajan abiertamente para disolver al pueblo alemán, y sustituírnos por una sociedad multicultural, un Estado multi-nacional sobre suelo alemán. Así los vencedores, que condujeron el genocidio contra Alemania durante la guerra, conseguirán su objetivo final.== De acuerdo con los planes del dirigente Presidente Roosevelt, y sus consejeros judíos, la industria alemana debía ser destruída, así como ¡todos los hombres y mujeres alemanes! ("Germany Must Perish", ¡Alemania Debe Perecer!). Hoy el dividido país alemán, la RFA, tiene que servir, todavía después de casi 60 años, como un objeto de explotación para beneficio de los judíos del Estado de Israel.

     Para disimular y encubrir las causas exactas y los antecedentes que llevaron a las declaraciones de guerra contra Alemania, se usó, y es usado hasta el día de hoy, cada medio de difamación, de criminalización, de falsificación histórica y mentira contra Adolf Hitler y contra la Alemania de entonces. Se ha pretendido que se tuvo que proteger la democracia contra los presuntos planes de Adolf Hitler de dominación del mundo. Por supuesto, ¡ése es el absurdo más absoluto!.

     Muchos políticos de posguerra alemanes, así como en gran parte los existentes medios de comunicación poseídos e influídos por los judíos, participaron y participan desde hace décadas en la malignidad contra el pueblo alemán. Todo el sistema político actual está muy preocupado de que la verdad acerca de la Alemania de Hitler no pueda salir a la luz del día. Los alemanes de mentalidad nacionalista y comprometidos con la verdad en la RFA ¡son enviados a prisión si éstos dicen abiertamente la verdad!, ==a pesar de la "garantía", según el artículo 5 de la Constitución alemana, que declara que cada uno es libre de expresar sus opiniones.==

     La Historia está llena de muchos ejemplos semejantes, cuando se trata de retener el poder y la posesión del oro y del dinero.

     El propio Adolf Hitler no acumuló ninguna fortuna en absoluto. ¡Se fue como había llegado!.

     La capitalista RFA tiene hasta el momento, puesto que así está registrado, una suma inimaginable de aproximadamente 2.500 billones [2.500 Milliarden] de marcos de deuda pública.

     Este gigantesco endeudamiento estatal, junto con el de cada región, ciudad y municipio, ya no posibilita una financiación de programas creadores de empleos. ¡Es escandaloso e inconcebible! Actualmente alrededor de 4,5 millones de cesantes, además de una fuerza de trabajo ABM [Arbeitsbeschaffungsmaßnahme, programa paliativo de creación de empleos] de 1,5 millón de personas, además de los desempleados no mencionados por las estadísticas, son el resultado de una fracasada política republicana federal "democrática" de traición al pueblo y de mentiras. El gigantesco endeudamiento estatal de la RFA ya no permite una financiación de programas creadores de trabajo; añádase a esto la incapacidad de una política que actúa intencionalmente contra los intereses vitales alemanes.


     ¡La altamente endeudada RFA está económica, financiera, social y moralmente en su final!.

     ¡Una decadencia tal, bajo Adolf Hitler, no habría sido posible!.

     Lo anterior ilustra la diferencia entre los beneficios de la economia nacional de Adolf Hitler y los de una economía occidental capitalista orientada al sistema económico.

     La actual decadencia de la RFA en todos los niveles de la economía y la cultura, y la renuncia consciente a los valores alemanes, es la consecuencia para nosotros del sistema capitalista pseudo-democrático impuesto por los vencedores. El fin perseguido es evidentemente provocar la extranjerización y falsificación de la historia alemana, y la modificación y la destrucción de la gran cultura del pueblo alemán. ==Si la justicia alemana prescribe la ejecución en la horca para aquellos que cometen alta traición, ¿por qué aquellos que buscan la destrucción y el reemplazo del pueblo alemán por una sociedad multicultural quedan impunes?== Hasta ahora no ha tenido lugar un referéndum entre la población con respecto a cuestiones nacionales importantes.

     La libertad de opinión es reprimida por medio de la palabra "bien conocido" [offenkundig, alusión a que los hechos relativos al "Holocausto", según la autoridad judicial en Alemania, por ser "bien conocidos" por todos, no pueden ser cuestionados]. La búsqueda de la verdad como el mandamiento superior de la autoridad legal ya no tiene más ningún significado en la Justicia: ésta se ha convertido en la ramera de la Política

     Adolf Hitler fue, en el sentido más verdadero de la palabra, "un hombre del pueblo". Sus antepasados fueron simples artesanos y agricultores. Por medio de su superioridad intelectual y perceptiva, junto con su coraje, su idealismo y su amor a la verdad y al pueblo alemán, él les mostró nuevos caminos a las estructuras milenarias y muy a menudo mentirosas de la política y la economía. Su camino fue interrumpido por la guerra impuesta a nosotros.

     ¡Él mismo y sus logros no serán tampoco olvidados en el porvenir!.

     El Nacionalsocialismo de Hitler fue económicamente muy eficaz en cuanto a sus grandes logros sociales en el bienestar del pueblo alemán. El nuevo sistema económico desarrollado en el Nacionalsocialismo, que no estaba basado en la adquisición y posesión del metal oro, sino en trabajo y alimento para los millones de cesantes, resultó ser un gran éxito. En la economía nacional [Volkswirtschaft] de Hitler, la gran fuerza disponible en el pueblo alemán, sin el estorbo capitalista, pudo ser liberada y dirigida hacia el bienestar de la comunidad nacional [Volksgemeinschaft]. El sistema de intercambio de bienes fue aceptado favorablemente en el extranjero porque tampoco esos países tenían ningún dólar disponible para la compra de máquinas. ¡No existía un acuerdo de pagos en base al dólar! El sistema de intercambio de productos demostró ser una buena solución de problemas en la asociación comercial.

     ¡El Nacionalsocialismo se hizo con eso también orientador para muchos pueblos pobres del mundo! Sólo mediante una guerra impuesta a Alemania, que tuvimos que llevar a cabo contra adversarios materialmente superiores y contra su superioridad militar, el Nacionalsocialismo pudo ser detenido por el momento. El Nacionalsocialismo fue y sigue siendo, con mucho, la mejor alternativa al capitalismo parasitario en el cual sólo unos pocos grandes financieros establecidos obtienen beneficios (a expensas de otros) y por los cuales una y otra vez han sido azuzados los pueblos hasta hoy en sus guerras de unos contra otros. Este capitalismo parasitario en el actual sistema pseudo-democrático de la RFA sólo puede ser considerado un apropiado terreno fértil y ser mantenido con vida, gracias a una coerción desde el exterior, por medio de la difusión de falsedades y mentiras.

     ¡La RFA de hoy no ha llegado a ser Alemania!. ¡Nuestra lucha contra la mentira debe ser llevada adelante con énfasis! La verdad prevalecerá, es lo que nos enseña la Historia. Los políticos establecidos de hoy de la RFA, cualquiera sea su color, se han adaptado por completo al mentiroso sistema capitalista pseudo-democrático, y defienden cada mentira de este sistema contra el propio pueblo, en detrimento de todos nosotros.


INFORMACIÓN ADICIONAL DE LA CONFERENCIA:

     Churchill escribió en sus Memorias después de la guerra: "El crimen imperdonable de Alemania antes de la Segunda Guerra Mundial fue su intento de retirar su poder económico del sistema de comercio mundial y crear su propio sistema de intercambio que le negaría a las finanzas mundiales su oportunidad de sacar beneficios".

     El Canciller de la RFA el Dr. Konrad Adenauer (CDU, Unión Demócrata Cristiana) honró y distinguió a Churchill en 1956 con la concesión del "Premio Carlomagno de Aquisgrán" [Aachen]. ¡Churchill fue el hombre que quería destruír a Alemania y que también llevó la muerte a muchos hombres, mujeres y niños alemanes!.

     El Canciller de la RFA el Dr. Helmut Kohl (Unión Demócrata Cristiana) dijo con motivo de una declaración gubernamental el 1º de Agosto de 1989: "Hitler quería la guerra, la planificó y la desencadenó. Eso se dio a conocer y no hay nada que objetar".

     El Presidente de la RFA Richard von Weizäcker (Unión Demócrata Cristiana) agradeció hace unos años a los ingleses porque hubieran ganado la guerra, y llamó al 8 de Mayo de 1945 el "Día de la Liberación".

     El líder sionista Chaim Weizmann dijo (en "Trial and Error", p. 417) en el Congreso Mundial Sionista en 1942: "No lo negamos y no tenemos ningún miedo de confesar la verdad de que esta guerra es nuestra guerra y es dirigida para la liberación de los judíos (...) Más que todos los frentes juntos es nuestro frente, el frente judío. Ponemos a disposición para esta guerra no sólo nuestro poder propagandístico completo, que es la fuerza de impulsión moral para el mantenimiento de esta guerra (...) Y nosotros somos el caballo de Troya en la fortaleza del enemigo. Los millares de judíos que viven en Europa son el factor principal en la aniquilación del enemigo".

     El historiador judeo-inglés Alan J. P. Taylor dijo: "Las dos guerras que Inglaterra llevó adelante contra Alemania tuvieron uno y el mismo motivo en lo esencial: Hay demasiados alemanes y Alemania es demasiado fuerte. Si uno permite la unión de los alemanes, ellos eclipsan totalmente a Europa".

     Nuestra fe está en la lucha por la verdad para Alemania.

     Un gran poeta alemán dijo con respecto a esto lo siguiente:

     "Creo que buscar e investigar la verdad en y alrededor de nosotros, debe ser nuestro objetivo supremo. Con ello la servimos ayer y hoy. Sin verdad no hay ninguna certeza y no hay existencia. No temas si toda la jauría grita, porque nada en el mundo es tan odiado y temido como la verdad. En última instancia, toda resistencia a la verdad se derrumbará de la misma manera que la noche al llegar el día" (Theodor Fontane 1819-1898).

     ¡La República Federal Alemana no es Alemania sino sólo una situación provisional que no ha sido legitimada por el pueblo alemán!.

     Tenemos que reconocer que la denominación usada una y otra vez de "democracia" es sólo un engaño y la máscara para la así llamada comunidad de valores occidental, detrás de la cual se esconde un hipócrita sistema criminal capitalista, el cual, por medio de pretextos gratuitamente inventados, rompe las vallas de la guerra para apoderarse de las riquezas de otras tierras. ¡Los daños a la salud o incluso la muerte de hombres, mujeres y niños inocentes no involucrados del país ocupado son para estos criminales de guerra sólo daños insignificantes y secundarios!.

     ¡Ésta es la cultura del capitalismo criminal de Estados Unidos y de Inglaterra!.

     Tenga en cuenta esto: La guerra en Iraq tuvo su predecesor ya durante la Segunda Guerra Mundial contra la Alemania bajo Hitler. También en aquel entonces fue usado un procedimiento idéntico por los representantes del capitalismo para desactivar el sistema económico superior de Hitler.–



               Ingeniero diplomado Reinhold Leidenfrost




1 comentario:

  1. Hola camaradas, les escribimos para avisarles que desde nuestro sitio editorial nos tomamos el atrevimiento de pasar a pdf este magnífico texto que ustedes tradujeron. Acá lo publicamos: https://editorialkamerad.wordpress.com/2015/11/28/la-vida-alemana-bajo-adolf-hitler/

    Desde ya les agradecemos y también los invitamos a pasar.

    EDITORIAL KAMERAD

    ResponderEliminar