BUSCAR en este Blog

lunes, 12 de enero de 2015

George W. Armstrong - Los Judíos, el Talmud y Palestina



     Del mismo libro que presentamos hace poco del abogado y empresario petrolero estadounidense George W. Armstrong, The Zionists (1950), presentamos en castellano en esta oportunidad sus capítulos 1, 2 y 6. Habla aquí, en un agudo y documentado análisis, de algunas características de la etnia judía, según información disponible en su tiempo, y luego del vergonzoso papel jugado por algunos de sus miembros en el Estados Unidos de su día, con diversas alusiones a la Segunda Guerra (terminada hacía poco) y a algunos hechos de posguerra. Hace después diversas referencias a la colección de escritos judíos llamada el Talmud, y posteriormente se extiende en el relato de los orígenes del Estado sionista de los israelíes, y en el crucial papel jugado en ello por Theodor Herzl gracias a la decidida ayuda prestada por la dinastía bancaria de los Rothschild.




1. LOS JUDÍOS


     El problema judío ha sido enfrentado por cada nación a través de toda la Historia. En la solución de aquel problema el judío ha sido expulsado de cada país cristiano en el cual él ha estado domiciliado. Es ahora el turno de Estados Unidos de afrontar aquel problema, ya que los judíos están decididos no sólo a hacer su última resistencia aquí sino que esperan tomar completamente el control de nosotros. El hecho es que el sionismo es el problema Nº 1 ante el mundo hoy. Solucione aquel problema, elimine a los sionistas de la política —local, nacional e internacional—, y la civilización dará un largo paso adelante, y el problema de establecer la paz mundial podrá ser emprendido con toda esperanza de éxito.

     Hay tres tribus de judíos, a saber, los ashkenazim, los sefarditas y los jázaros. Los ashkenazim y los jázaros son de Europa del Norte y Rusia del Sur, y los sefarditas son de Europa del Sur y Asia, y de África del Norte. Las tres tribus tienen la misma religión, costumbres tribales y características generales; todos ellos son gobernados por sus rabinos y su Talmud. En cada país y en cada época ellos han sido prestamistas y comerciantes.

     Los judíos ortodoxos o sionistas ambicionan el dominio sobre los cristianos, y ellos lo han obtenido mediante el poder de su dinero. Hablando en general, ellos controlan, y desde antiguos tiempos han controlado, los sistemas bancarios, los sistemas de transporte, las agencias de noticias y la prensa del mundo. Ellos son extremadamente gregarios y son siempre una célula dentro de la nación en la cual residen; ellos no se asimilan. Originalmente los sefardíes eran la tribu más rica y la más culta; muchos de ellos se casaron con cristianos y se hicieron cristianos (Marranos). (Un judío cristiano es llamado un "marrano"). Con el surgimiento del poder de los Rothschild, los ashkenazis y los jázaros se convirtieron en las tribus dominantes.


JUDÍOS JÁZAROS

     Los judíos que gobiernan Rusia y que procuran gobernar el mundo son de origen ashkenazi o jázaro. Palestina nunca fue su hogar: es dudoso si los jázaros son de hecho judíos. La Enciclopedia Británica (volumen 14, pág. 39) declara que

     "Ellos (los jázaros) son clasificados como de linaje turco por Latham y Haworth, y como ugro por Klaprath, y se ha sostenido incluso que son judíos debido a su uso de la escritura hebrea y la profesión de la fe hebrea entre ellos".

     Posteriormente afirma que

     "Los jázaros fueron una figura histórica en el área fronteriza entre Europa y Asia durante al menos 900 años (190-1100 d.C.)... Su hogar estuvo en las estribaciones del Cáucaso y a lo largo de las costas del mar Caspio, y sus ciudades, todas ellas populosas y civilizados centros comerciales, estaban sobre el delta del Volga, el río de los jázaros".

     Ellos fueron invadidos por los mahometanos quienes afirman ser los descendientes de Ismael. Los jázaros son probablemente ismaelitas híbridos, y sólo en esa medida ellos son de "la simiente de Abraham". Ellos son comunistas y los más atrasados de las tres tribus. Se relata que los judíos que se han instalado recientemente en Palestina son ateos y comunistas. Los bolcheviques han estado transportándolos a Palestina y suministrándoles armas en secreto, y dirigiendo su guerra contra los árabes y los británicos.

     Todos los judíos están divididos en dos clases: los judíos ortodoxos (o sionistas) y los judíos reformados. Se estima que aproximadamente el 85% de ellos es ortodoxo y sionista. Ellos son gobernados por sus rabinos y el Talmud, y son socialistas y comunistas. Esto no es verdadero de los judíos reformados, que son buenos ciudadanos en el país en el cual residen; ellos aceptan las leyes y las costumbres de tal país y son leales a su gobierno. Los sionistas mantienen su logia B'nai B'rith y sus ligas Anti-Difamación y anti-nacionalsocialistas con sus numerosos espías. Ellos son nuestros enemigos secretos.


JUDÍOS ASHKENAZIS

     El autor de "Unity in Dispersion", una historia de la organización sionista publicada en 1948, dice en la página 377:

     "El mundo sefardita comprende un millón de judíos, la mayoría de los cuales viven en países musulmanes. El mundo ashkenazi en Europa del Este forma el grueso de la judería mundial. Los judíos de Europa del Este son descritos como descendientes de los jázaros que formaron un antiguo reino en el Cáucaso, formado en gran parte de pueblos mongoles que fueron convertidos tempranamente al judaísmo. Se ha afirmado que estos ashkenazis no son judíos raciales o verdaderos judíos, como los sefardíes, quienes fueron dispersados hacia el Oeste a lo largo de las costas del Norte de África".

     Las 381 páginas de este libro evidencian una gran investigación por parte del autor, A. L. Kubowitzki, un judío. Él y su libro fueron respaldados por el rabino Wise, quien se jactó de su asociación con él. Es verdadero que los judíos de Europa, así como los de Rusia, no son descendientes de Jacob, y que Palestina no es su antiguo hogar, y que ellos son principalmente conversos de origen mongol. Es verdad también que ellos ahora constituyen la gran mayoría de la raza y que la dominan. Los Rothschild son judíos ashkenazis de ascendencia mongola, y por razones de su gran riqueza y servicio a la judería mundial, son los jefes de la raza.


JUDÍOS BANQUEROS INTERNACIONALES

     El siguiente es un complemento al capítulo Trust Monetario de Rothschild, páginas 7 a 13, de Zionist Wall Street [otro libro del autor, del año anterior, 1949].

     Los judíos banqueros internacionales son sionistas y están dominados por el cártel monetario sionista de los Rothschild. La firma de los Rothschild fue primeramente organizada por el rabino sionista Mayer Amschel Rothschild de Frankfurt, Alemania, como M. A. Rothschild e Hijos como una sociedad perpetua, antes de la Revolución francesa. Más tarde una firma similar fue organizada por su hijo Nathan Rothschild, como N. M. Rothschild e Hijo de Londres.

     Las dos sociedades de los Rothschild han dominado las fortunas económicas y políticas de las personas del mundo desde su organización. Ellas son en gran parte responsables de todos los pánicos financieros y las depresiones, y de las principales guerras desde la Revolución francesa e incluyendo a aquélla. Las dos Guerras Mundiales fueron iniciadas por judíos sionistas contra los cristianos con el propósito de promover su Imperio mundial sionista. Ellos establecieron la Sociedad de Naciones que fue un fracaso. Naciones Unidas (NN.UU.) es también un fracaso, y por lo tanto una Tercera Guerra será necesaria para sus objetivos, y parece inevitable.

     Ella probablemente ocurrirá mediante contracciones económicas y huelgas. Nuestra debilidad es el hecho de que los judíos comunistas de Nueva York controlan tanto nuestras industrias como nuestras organizaciones laborales. Ellos pueden parar nuestros ferrocarriles e industrias y privarnos de comida hasta la sumisión. Los banqueros internacionales judíos sionistas de Wall Street son nuestros enemigos; ellos son más peligrosos que el Politburó de Rusia. Si ellos nos traicionan de nuevo en la guerra, podemos ser derrotados. Tenemos al judío híbrido Mark Clark como Comandante en Jefe de nuestro ejército; nuestra Comisión Atómica es pro-judía. Ambos partidos políticos se han declarado partidarios de la deflación; el presidente Truman procura activamente provocarla, y por lo tanto el colapso y la guerra son amenazas serias. Ellos aspiran a restaurar el patrón oro y contraer económicamente al mundo. Nuestra moneda está desbalanceada con las monedas de todos los otros países, tanto, que muchos de ellos no pueden comprar nuestros bienes.

     Los banqueros judíos internacionales no sólo controlan nuestros ferrocarriles e industrias sino también nuestro sistema bancario y el departamento ejecutivo de nuestro Gobierno. El judío austriaco Felix Frankfurter es el miembro dominante de nuestra Corte Suprema. Tom McCabe, presidente de la Compañía Scott Paper, una firma de Morgan, es el presidente del consejo de administración de nuestro Sistema de la Reserva Federal. Paul Hoffman es el presidente de la Corporación Studebaker, que es controlada por la firma bancaria internacional judía sionista de Lehman y Compañía *.

     * Lehman dio los fondos de ayuda para la UNRRA [United Nations Relief and Rehabilitation Administration, 1945-1947] que le habían sido confiados, a los jefes comunistas, quienes los usaron para promover el socialismo y el comunismo.

     El Plan Marshall fue una poción confeccionada por los judíos sionistas de Wall Street. Fue escrito por el judío ruso León Levitsky. El objetivo era financiar al socialismo y al comunismo en Europa y llevar a la bancarrota a Estados Unidos. Los judíos sionistas de Wall Street organizaron un comité encabezado por Henry L. Stimson, anterior Secretario de Guerra y abogado de Kuhn, Loeb and Co., que reunió una enorme suma para promover la adopción de dicho Plan por el Congreso.

     La socialista Naciones Unidas también es un producto de estos mismos judíos sionistas de Wall Street. Su Carta fue preparada por el judío comunista ruso Leo Pasvolsky y por el comunista Alger Hiss, en ese entonces perteneciente a nuestro Ministerio de Asuntos Exteriores, que comandó su adopción por la Conferencia de San Francisco. (Hiss era un protegido del juez Felix Frankfurter). Dicha Carta fue diseñada como el programa inicial del Imperio Mundial Sionista, para ser ampliado más tarde mediante usurpación y enmiendas. Nosotros los contribuyentes estadounidenses estamos apoyando a NN.UU. prácticamente, pagando el 90% de sus gastos, y esto nos está costando un exceso de 100 millones de dólares anualmente. La sesión extraordinaria del 80º Congreso se apropió de 65 millones de dólares para la erección de su edificio central en la ciudad de Nueva York por medio de un voto bipartidista.

     Se estima que hay 13 millones de judíos en Estados Unidos, estando aproximadamente 3 millones de ellos en la ciudad de Nueva York, y que ellos poseen aproximadamente el 80% de nuestra riqueza. Ellos dominan Tammany Hall [una organización y maquinaria política vinculada al partido Demócrata, ampliamente influyente en las políticas, especialmente inmigratorias, del Estado de Nueva York] y la ciudad de Nueva York. Ahora tenemos a aproximadamente la mitad de los judíos del mundo.

     Repito que los judíos sionistas controlan nuestra economía y el departamento ejecutivo de nuestro Gobierno, y tienen una considerable influencia en los departamentos legislativos y judiciales. Ellos controlan no sólo nuestro transporte y sistemas bancarios, sino también el cine, la radio, la publicidad y las agencias de noticias, y, con unas pocas excepciones, la prensa metropolitana y las empresas editoras. Ellos dominan el acero, el tabaco, el licor, la industria del vestuario y las cadenas de los grandes almacenes. Ellos financian a los partidos Demócrata y Republicano, y por medio de ellos eligen a nuestros funcionarios.

     Su programa consiste en destruír los gobiernos cristianos del mundo, incluyendo el nuestro, y en establecer un Imperio Sionista con un emperador sionista; en confiscar la propiedad de los cristianos y en esclavizarlos. Ellos han hecho un gran progreso: han establecido el Imperio soviético ruso, y con nuestra ayuda, el Estado de los israelíes; ellos son dominantes en China, y amenazan seriamente a Inglaterra, Francia, Italia y a Estados Unidos. Ellos han provocado cuatro depresiones serias en EE.UU. y amenazan con otra, y nos han implicado en dos guerras desastrosas en persecución de ese objetivo.

     Los judíos sionistas Ortodoxos han sido un elemento perturbador en cada país en el cual ellos han vivido. Aquello es debido a sus características raciales y su formación rabínica. Ellos son avaros, anticristianos, y adoradores del oro. Ellos son intolerantes, fanáticos y agresivos; un judío en cualquier comité u oficina es una mayoría, como lo atestigua nuestra Corte Suprema estadounidense. Podemos criticar a un inglés o a un irlandés o a cualquier otra raza, pero no a un judío, lo cual está prohibido como anti-semitismo, como lo atestiguan los Juicios de Núremberg y la acusación y procesamiento de 31 supuestos sediciosos en Washington y la condena de [el escritor y político] William Dudley Pelley.

     Se estima que la firma Rothschild Morgan controla las corporaciones con activos netos de 30.000 millones de dólares, y que las corporaciones controladas por los judíos tienen activos netos por 80.000 millones de dólares, aproximadamente la mitad de nuestra riqueza nacional medida en dólares a su valor actual. Su condena por causa de su traición y la cancelación consiguiente de sus bonos restauraría nuestra solvencia y nuestra libertad de la esclavitud por las deudas. De hecho, no hay ningún otro modo de hacer aquello excepto mediante la inflación, lo que ellos no permitirán. El presidente Truman afirma que el partido Republicano está controlado por monopolios, pero él no tiene el coraje para decir que esos monopolios son controlados por judíos sionistas, ni la franqueza para decir que ellos también controlan al partido Demócrata y aun a su propio Gobierno. Debe recordarse que Sionismo significa Comunismo; todos los sionistas son o socialistas o comunistas. Ése es el credo del Talmud y de los Protocolos.


SIONISMO

     La ideología o filosofía fundamental del sionismo es que los judíos son el "pueblo elegido" y que Dios les prometió que ellos poseerían y gobernarían el mundo. Aquélla está basada en los cinco primeros libros del Antiguo Testamento, según es interpretado por sus rabinos y su Talmud. A los sionistas se les ha enseñado esta falsa doctrina y ellos la creen y están intentando materializarla mediante un gobierno mundial. Los Protocolos representan su método para establecer su reino. El sionismo es un culto político, y los rabinos son sus profesores y políticos; su objetivo es un Imperio judío mundial como fue proyectado por Theodore Herzl en sus Protocolos.

     No podemos saber mucho sobre el sionismo ya que sus organizaciones, convenciones y procedimientos son raciales y secretos. Sólo podemos conseguir una vislumbre ocasional de sus proyectos y operaciones, y dicha información sobre ellos es como ellos quieran que la obtengamos, puesto que controlan la prensa, la radio y el cine. La gran mayoría de los judíos (aproximadamente el 85% de ellos), incluyendo a los judíos banqueros internacionales, son sionistas, y por lo tanto tienen el fuerte poder de la exclusión.

     El sionismo existía desde antes de la Era cristiana. Sus líderes entonces, como ahora, eran rabinos, escribas, fariseos, ancianos e hipócritas. Ellos fueron la clase acomodada que crucificó a Cristo. Ellos son tan sanguinarios, despiadados y crueles ahora como lo eran entonces. Cristo dijo de ellos: "Ay de ustedes, escribas y fariseos hipócritas, porque ustedes son como sepulcros blanqueados que en verdad parecen hermosos por fuera pero por dentro están llenos de huesos muertos y de toda suciedad" (Mateo 23:27).

     Esto es tan verdadero ahora como lo era entonces. Ellos asesinarán a cualquier hombre que se oponga a sus planes si pueden hacerlo sin peligro. Ellos han sido los asesinos de nuestros Presidentes y estadistas valerosos. Ellos fueron los asesinos de los Zares y de los gobernantes de Europa; el conde Bernadotte y el Sha de Persia son sus dos últimas víctimas destacadas.

     Ellos están resueltos a suprimir y destruír el cristianismo porque ello es necesario a fin de establecer su Imperio Judaico comunista. La señora Eleanor Roosevelt estaba sin duda en lo correcto al decir que el cardenal Midzinsky era un anti-judío. Ésa fue la verdadera ofensa del grupo Protestante búlgaro. Ésa fue la ofensa de las víctimas del tribunal ilegal de Núremberg por la cual algunos de ellos fueron asesinados y otros encarcelados. Ésa fue la ofensa de Pelley y de los 31 supuestos sediciosos. Esto es parte del plan para suprimir y destruír el cristianismo, a saber, asesinato, soborno, engaño e intimidación.

     Ellos nos engañan mediante sus campañas de semanas de "hermandad" y "Protestante, Católico y Judío", financiadas por la B'nai B'rith, y mediante su cambios de nombre desde "berg" e "isky" a nombres cristianos. Ellos son el Anticristo por enseñanza y tradición, y siempre han sido así. Nuestra mayor protección contra ellos es la Iglesia Católica y no la Protestante, lamento decirlo.

     El sistema sionista de gobierno es el socialismo estatal gobernado por un dictador y comisarios y espías. Es el "Estado benefactor", que debe tener un dictador y espías para hacerlo funcionar. Ninguno de nosotros ama trabajar hasta que desarrollamos el "hábito del trabajo". Nosotros debemos ser inducidos a trabajar por la esperanza de una recompensa u obligados a trabajar por miedo a un castigo. No trabajaremos por el placer que se deriva de ello. Dios nos hizo de aquella forma; ése es su plan.

     Los sionistas han establecido su sistema en Rusia y sus paises satélites, en el Estado de los israelíes y en la zona oriental de Alemania. Ellos lo están desarrollando rápidamente en Inglaterra a través del partido Laborista, y procuran establecerlo en Estados Unidos mediante la AFL (Federación Estadounidense del Trabajo) y el CIO (Congreso de Organizaciones Industriales). William Green, el presidente de la AFL, en una entrevista dijo que él "prefiriría el Estado benefactor a un Estado de Wall Street". El pobre hombre por lo visto no sabe que los sionistas de Wall Street procuran convertir nuestro gobierno en un Estado benefactor que ellos gobernarán.

     El Estado benefactor sionista es el "Anticristo", porque el sionismo es anti-Cristo. Desaparecerán nuestro principios fundamentales del cristianismo, a saber, la fe, la esperanza y la caridad, y el arrepentimiento y el perdón de pecados; desaparecerán nuestra libertad y nuestra independencia. Desaparecerá nuestra vida hogareña y familiar. Desaparecerá la castidad de nuestras mujeres e hijas. Nuestras vidas estarán sujetas a la voluntad de nuestros amos sionistas. Será un gobierno de comisarios y espías con un dictador; y ay del hombre que desagrade a un comisario o un espía.


MARTÍN LUTERO

     Martín Lutero dijo de los judíos y su Talmud:

     "Por lo tanto sepan, mis amados cristianos, que además del diablo, ustedes no tienen ningún enemigo más amargo, más venenoso y más vehemente que un judío real que sinceramente desea ser un judío (un judío ortodoxo)...

     "Desde su infancia ellos han devorado tal odio venenoso contra los Goyim (Gentiles), de sus padres y rabinos, y todavía lo devoran sin cesar, el cual, según el Salmo 109, se ha incorporado en su carne y sangre, en sus huesos y su médula, y se ha convertido en su vida y su ser. Y tan poco como ellos pueden cambiar la carne y la sangre, los huesos y el tuétano, así de poco ellos pueden cambiar tal orgullo y envidia. Ellos sólo tienen que seguir en ese camino y ser arruinados, si Dios no realiza un milagro especial".

     Él posteriormente dijo:

     "Ellos no trabajan, no ganan nada de nosotros, ni tampoco se lo donamos o se lo damos. Pero ellos tienen nuestro dinero y bienes, y son señores en nuestra tierra donde ellos están en el exilio...

     "¿Acaso su Talmud y sus rabinos no escriben que no es ningún pecado matar si un judío mata a un pagano (Gentil), pero que es pecado si él mata a un hermano de Israel? No es ningún pecado si él no cumple su juramento a un pagano. Por lo tanto, hurtar y robar (como ellos lo hacen con su usura) a un pagano, es un servicio divino. Ellos creen que ellos no pueden ser demasiado duros con nosotros, ni pecar contra nosotros, porque ellos son la sangre noble y los santos circuncidados; nosotros, sin embargo, somos los malditos Goyim. ¡Y ellos son los amos del mundo y nosotros somos sus sirvientes, sí, su ganado!"

     Martín Lutero dijo después:

     "Ellos nos tienen a nosotros los cristianos en cautividad en nuestro propio país; ellos nos dejan trabajar con el sudor de nuestras narices, mientras se apropian del dinero y de los bienes, se sientan detrás de la estufa, son perezosos, glotones y bebedores, viven bien y fácil con bienes por los cuales hemos trabajado; nos mantienen a nosotros y a nuestros bienes en cautiverio mediante su usura maldita, se burlan de nosotros y nos escupen, porque nosotros debemos trabajar y permitirles ser nobles a cuenta nuestra. Así ellos son nuestros amos y señores, y nosotros sus sirvientes, ¡con nuestra propiedad, nuestro sudor y nuestro trabajo!, y para agradecernos y recompensarnos, ¡ellos maldicen a nuestro Señor!" *.

* "Los Judíos y Sus Mentiras", por Martín Lutero, pp. 28, 30, 31 y 37.

     Nuestro Señor Jesucristo los denunció en un lenguaje aún más poderoso y directo. Él dijo a los judíos poco tiempo antes de que ellos lo crucificaran:

     "Ustedes son de VUESTRO padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis cumplir. Él fue un asesino desde el principio, y no permaneció en la verdad, porque no hay ninguna verdad en él. Cuando él habla mentiras, de suyo habla: porque él es un mentiroso y padre de mentiras" (Juan 8:44).

     Y ellos fueron así, y lo son hoy, y siempre lo serán mientras sigan siendo gobernados por sus rabinos, sus escribas, fariseos, hipócritas, y su Talmud, sus "tradiciones", como Cristo lo llamó. Ellos no han cambiado y no pueden cambiar, y ellos no quieren cambiar. Sus tradiciones (Talmud) son su religión. Ellas les son enseñadas por sus madres en su infancia, en sus escuelas durante su adolescencia y por sus rabinos en su madurez. Ellos nacen de esa manera y son educados y entrenados de esa forma. Ellos son un pueblo obstinado, "tieso de cuello", vano, agresivo, orgullosos por el dinero y adoradores del oro. Nuestro Señor y Salvador no los reformó, ni tampoco nosotros podemos hacer eso.

     George Washington, el padre de nuestro país, dijo de los judíos:

     "Ellos trabajan con mayor eficacia contra nosotros que los ejércitos del enemigo. Ellos son cien veces más peligrosos para nuestras libertades y la gran causa en la que estamos involucrados... Es muy lamentable que cada Estado, hace mucho, no los haya perseguido como parásitos de la sociedad y como los mayores enemigos que tenemos de la felicidad de Estados Unidos" **.

** Maximus of (George) Washington, por A. A. Appletan and Co., 1894, pp. 125-126.

     Benjamin Franklin dijo de ellos:

     "Hay un gran peligro para los Estados Unidos de América; este gran peligro es el judío. Caballeros, en cada tierra en que los judíos se han establecido, ellos han deprimido el nivel normal y han rebajado el grado de la honestidad comercial. Ellos han permanecido aparte y no se han asimilado; ellos han creado un Estado dentro de un Estado; y cuando ellos son oprimidos, intentan estrangular a la nación económicamente, como en el caso de Portugal y España. Durante más de 1.700 años ellos han lamentado su penoso destino, a saber, que fueron expulsados de su patria; pero, señores, si el mundo civilizado hoy debiera devolverles Palestina y su propiedad, ellos inmediatamente encontrarían poderosas razones para no volver allí. ¿Por qué? porque ellos son vampiros, y los vampiros no pueden vivir de otros vampiros; ellos no pueden vivir entre sí; ellos sólo pueden vivir entre cristianos y otros que no pertenecen a su raza.

     "Si ellos no son excluídos de Estados Unidos, mediante la Constitución, dentro de menos de 100 años ellos afluirán a este país en tales cantidades que ellos gobernarán y nos destruirán y cambiarán nuestra forma de gobierno por la cual nosotros los estadounidenses hemos derramado nuestra sangre y hemos sacrificado nuestras vidas, propiedad y libertad personal. Si los judíos no son excluídos dentro de 200 años, nuestros hijos estarán trabajando en los campos para alimentar a los judíos mientras aquéllos permanecen en la Tesorería alegremente y frotándose sus manos.

     "Les advierto, caballeros, que si ustedes no excluyen a los judíos para siempre, los hijos de vuestros hijos los maldecirán a ustedes en sus tumbas. Las ideas de los judíos no son las de los estadounidenses, aun cuando ellos hayan vivido entre nosotros durante diez generaciones. El leopardo no puede cambiar sus manchas. Los judíos son un peligro para esta tierra, y si se les permite entrar ellos pondrán en peligro nuestras instituciones; ellos deberían ser excluídos por la Constitución" *.

* Ésta es precisamente la situación hoy.

     Nuestro Señor y Salvador Jesucristo, Martín Lutero, George Washington y Benjamin Franklin serían considerados ahora como anti-semitas y criminales por los sionistas. Ellos habrían sido todos condenados por el tribunal de Núremberg y probablemente condenados a la pena de muerte **. Ellos se jactan de que Haym Salomon ayudó a financiar la Guerra Revolucionaria. Eso es verdadero. Él era el representante de N. M. Rothschild & Son. Los Rothschild han financiado a ambos lados de cada guerra, incluyendo nuestra Guerra Revolucionaria y la Guerra Entre los Estados. Ése es su sistema, ya que ellos obtienen beneficios mediante la guerra. No importa qué lado pierda, ellos ganan. La señora Ludendorf, la esposa del general alemán Ludendorf, declaró en su juicio por anti-semitismo que James P. Warburg, de Kuhn, Loeb and Co., le prestó 34 millones de dólares a Hitler.

     ** Debe ser admitido que aquellos de nosotros a quienes llaman "anti-semitas" tienen una buena compañía.

     Los sionistas son perversos y rencorosos. Esta declaración está basada en la experiencia personal. Ellos son crueles y despiadados e implacables; esta declaración está basada en la observación. Ellos no tienen ninguna piedad para un enemigo caído. Ellos son responsables de los gobiernos criminales de Rusia, Hungría y otros países, y del Juicio de Núremberg. Ellos son en efecto "como sepulcros blanqueados, que son hermosos en apariencia pero por dentro están llenos de huesos muertos".

     Ellos son justos y atractivos en sus promesas, que son hechas sólo para engañar. Ellos son los maestros de la intriga y el engaño. Ellos han intimidado a la prensa y a los políticos; a la prensa por medio de su publicidad, y a los políticos mediante su control de la prensa, la radio y el cine; y a todos mediante su B'nai-B'rith, su ADL, su Liga anti-nazi y su sistema de espías.


BARUCH Y FRANKFURTER

     Bernard Baruch, quien tiene la reputación de estar a la cabeza del Sanedrín judío, y el juez Felix Frankfurter de nuestra Corte Suprema, son los líderes políticos de la raza judía. Baruch financia a partidos políticos y a candidatos al Congreso, y aconseja a los Presidentes y a los comités del Congreso; y Frankfurter nomina a personas comunistas para importantes posiciones en el Gobierno.

     El fallecido senador Long comparaba al astuto Baruch con un viejo cuervo vigilante. En un discurso en el Congreso él dijo:

     "Recuerdo una vez cuando traté de disparar a un viejo cuervo. Yo montaba a caballo a lo largo y vi al cuervo en un tronco en un campo, de manera que sólo cabalgué hasta detrás de una espesura para que el cuervo no pudiera verme, y tomé mi arma. Espeso como era aquel matorral, en el minuto en que mi mano tomó el arma el viejo cuervo se fue volando... Él (Baruch) estuvo con la administración del Presidente Hoover hasta que ella se arruinó completamente... Entonces el viejo hermano Baruch regresó a la Casa Blanca y se apoderó de otro Presidente (Roosevelt). Tenemos Presidente tras Presidente, pero Baruch permanece para siempre" (Registro del Congreso, 75º Congreso, p. 7592).

     Nadie sabe si este viejo cuervo astuto es un demócrata o un republicano o un comunista. Él pensó que (Thomas) Dewey sería elegido, y se había tomado una fotografía con él. Él correctamente consideró a Truman como "grosero, ignorante e incompetente".

     El general Hugh Johnson, anteriormente jefe de la NRA (National Rifle Association), nos dio un cuadro exacto de las actividades del juez Felix Frankfurter en un artículo publicado en el Saturday Evening Post el 25 de Octubre de 1935:

     «Sus "muchachos" han logrado introducirse en posiciones obscuras pero claves en cada ministerio vital, guardianes de las marchas, sin notoriedad pero poderosos... Dos o tres infestan a Henry Wallace. El área de la Comisión Federal de Comercio y lo que la rodea, literalmente hierve de ellos. Los ministerios de Justicia, Interior, Trabajo y Economía albergan sus cuotas. Otros anfitriones para ellos son la PWA [Public Works Administration], la AAA [Agricultural Adjustment Administration], la FERA [Federal Emergency Relief Administration], la TVA [Tennessee Valley Authority] y la SEC [Securities and Exchange Commission]. Ellos han tenido una mano guiadora en la redacción de casi toda la legislación... Para ellos la Constitución es sólo un florete para una astuta esgrima, un chiste antediluviano para ser respetado como una Vaca Sagrada sólo en público» (Roosevelt Red Record, pp. 81-83).

     Y sus "muchachos" son comunistas judíos, y muchos de ellos dijeron ser homosexuales. Ellos no son accidentes; ellos han sido seleccionados y colocados con el propósito de destruír nuestro sistema de gobierno. Estos dos (Baruch y Frankfurter), junto con Henry Morgenthau y Sam Rosenman, son directamente responsables de las malas administraciones de Roosevelt y Truman, y son responsables de nuestra actual desafortunada condición. Ellos fueron y son los agentes del Politburó sionista de Wall Street. Fue gracias a ellos que Henry L. Stimson, anteriormente abogado de Kuhn, Loeb and Co., obtuvo su designación como Secretario de Guerra; Frank Knox, como Secretario de Marina, y Edward Stettinius, socio de Morgan and Co., como Ministro de Asuntos Exteriores.

     Fue gracias a Frankfurter que el jefe del anillo de espionaje J. Peters (de nombre verdadero Isidore Boornstein), Alger Hiss y otros comunistas, obtuvieron sus empleos en nuestro Ministerio de Asuntos Exteriores. La mayor parte de los espías que han sido puestos de manifiesto por el Comité sobre Actividades Anti-Estadounidenses han sido judíos que consiguieron sus empleos por medio del juez Frankfurter o de Bernard Baruch. Cada persona sobornada, a excepción del congresista May, hasta donde se ha revelado, ha sido un judío: los hermanos Garson, Bennie Myers, etc. La guerra fue un gran paseo campestre para los judíos. Ellos afluyeron a las agencias gubernamentales y se apoderaron de ellas. Los judíos sionistas iniciaron la guerra, la manejaron, y al concluír aquélla compraron los restos por una fracción de su valor, y crearon Naciones Unidas con el supuesto objetivo de prevenir futuras guerras.

     La FBI reveló que un profesor judío de la Universidad Estatal de Minnesota llamado Weiberg, quien participó en el laboratorio de la Bomba Atómica, reveló el secreto de ésta al Politburó comunista ruso. Él no ha sido procesado como traidor, y probablemente no lo será, pero si es procesado y es condenado, el castigo será una mera "palmada en la mano", como en el caso de los once comunistas que fueron condenados por traición en el tribunal del juez Medina en Nueva York y el del espía Gubitschev. Parece que este secreto y también el secreto de la bomba H fueron dados a Rusia por el sionista británico doctor Fuch y por Harry Hopkins, asistente del Presidente Roosevelt.

     La administración de Truman por lo general escoge a Nueva York para el procesamiento judicial a los traidores, donde la mayor parte de los jueces y hombres del jurado son sionistas, en vez de otras partes de Estados Unidos donde los jueces y los hombres del jurado son estadounidenses leales. La condena del archi-traidor Alger Hiss, el compañero y consejero de Roosevelt, fue una desilusión para nuestro ministro de Asuntos Exteriores y probablemente también para nuestro Presidente.


LA CONDENA DE LOS ONCE TRAIDORES COMUNISTAS

     El procesamiento que duró once meses de los once comunistas tuvo la apariencia de un truco publicitario sionista, pero debería ser dicho para crédito del juez y del jurado que los acusados fueron todos condenados. Aquí está la lista de ellos (Registro del Congreso, del 18 de Noviembre de 1949, pp. 15, 161-162):

—Eugene Dennis, alias Frank Waldron, un ex-presidiario;
—Jacob Abram Storbel, un judío austriaco e inmigrante de Galitzia;
—Irving Potash, un ex-presidiario e inmigrante judío de Kiev, Rusia;
—John Williamson, alias John Miller, un inmigrante de Escocia;
—Gus Hall, de nombre verdadero Gus Halberg, un judío y ex-presidiario cuyos padres eran inmigrantes de Finlandia;
—Carl Winter, de nombre verdadero Carl Weiberg, cuyos padres fueron inmigrantes de Rusia y judíos;
—Robert Thompson, alias Bob Condon, un ex-presidiario, cuyo castigo fue fijado en tres años en vez de cinco;
—Gilbert Green, de nombre verdadero Gilbert Greenberg, un judío;
—John Gates, de nombre verdadero Paul Roganstrief, un judío. Él es el editor del periódico comunista "Daily Worker";
—Harry Winston y Benjamin J. Davis, negros, los únicos dos cuyos nombres no eran nombres ficticios. Seis judíos, dos negros y tres de raza desconocida.

     La presidente del jurado era una mujer negra mulata. El castigo para todos, excepto Thompson, fue el encarcelamiento por cinco años en vez de la muerte, como lo establece nuestro código penal. Estando pendiente el proceso de este caso, un Congreso bipartidista redujo de 10 a 5 años la pena por conspirar para derrocar a nuestro Gobierno.

     El juez del proceso estaba, por lo tanto, justificado al imponer una pena ligera para el más serio delito que puede ser cometido contra nuestro Gobierno. La culpa está en el "trato justo" de nuestro Presidente y en el "trato justo" de su Congreso bipartidista. Ellos ahora procuran admitir a más sionistas mediante su debatido proyecto de ley sobre Personas Desplazadas, introducido y patrocinado por el congresista judío Celler, de Nueva York, presidente del Comité Judicial de la Cámara. El objetivo obvio es ganar las elecciones y comunistizar a Estados Unidos.

     La Associated Press reportó el 3 de Noviembre de 1949 que el juez Medina rechazó permitir una fianza para los once comunistas condenados y que el Tribunal Superior de Apelaciones de Nueva York les concedió una fianza por la suma de 260.000 dólares, lo que significa que ellos quedan libres estando pendiente su apelación, y probablemente se escaparán, como lo hizo Eisler. El proceso de once meses de los once traidores comunistas condenados fue una farsa espectacular. Se ha reportado que nos costó 700.000 dólares, y ahora ellos están sueltos para seguir su operación. Es una predicción segura que ninguno de ellos será seriamente castigado alguna vez.

     Qué reflexión sobre las supuestas administraciones democráticas del "Nuevo Trato" y el "Trato Justo" de Roosevelt y Truman, y la Suprema Corte de Apelaciones de Nueva York. Aventuro la aseveración de que una mayoría de los jueces de ese tribunal son socialistas y comunistas y que son de la misma raza que el juez Felix Frankfurter, que fue un testigo de la defensa para el traidor Hiss, y del juez Kaufman que lo procesó. No es una coincidencia que estos juicios por traición sean efectuados en Nueva York y los procesos por presunta sedición lo sean en Washington. Ellos fueron planeados de esa forma. Qué tragedia que ya no hay más ninguna seguridad en nuestros tribunales, que son los árbitros finales de nuestros derechos. Ningún juez judío ortodoxo puede dictaminar una justa decisión entre un cristiano y un judío sin violar la ley de su Talmud.

     Fue revelado por el mayor George R. Jordan que Harry Hopkins * suministró a los bolcheviques las fórmulas y secretos de nuestra bomba atómica, y el material para hacerlas. Harry Hopkins (Raschid) era entonces un miembro del "gabinete de cocina" de Roosevelt y vivió con él en la Casa Blanca. El mayor Jordan era el oficial a cargo del transporte del material desde Alaska a Rusia. El secreto fue obviamente dado a Rusia con el permiso de Roosevelt. Más tarde un tal Weiberg, un profesor judío sionista de la Universidad Estatal de Minnesota que fue empleado por el Gobierno como un científico para la fabricación de la bomba, se afirma que suministró información adicional. Estas revelaciones parecen ser auténticas. De ser verdad, ellas son pruebas concluyentes de que Roosevelt fue un traidor y que procuró comunistizar a Estados Unidos.

* Se dice que era un judío sionista cuyo verdadero nombre era Harry L. Raschid.

     Klaus Fuchs, el científico británico que admitió que él dio los secretos de la bomba a los rusos, era un refugiado de Alemania durante el régimen de Hitler, y era obviamente un judío sionista. Estos traidores no son peores que otros sionistas. Todos ellos son traidores; a ellos su Talmud y sus Protocolos les enseñan la traición. Todos ellos son nuestros enemigos, quienes procuran destruír nuestro gobierno y esclavizarnos y apropiarse de nuestra propiedad.–


2. EL TALMUD


     "(El Talmud) contiene toda clase de vilezas y blasfemias contra la Verdad cristiana" (Papa Gregorio IX).


     Hay tres versiones del Talmud, a saber, la Mishná, que contiene la esencia de la ley oral; el Talmud Palestinense, publicado primeramente en 1522-1523, y el Talmud Babilónico *. La Enciclopedia Judía, en su página 161, declara que el único manuscrito completo del Talmud Babilónico está en Leyden, Holanda. Dice que "durante la Edad Media el Talmud fue atacado frecuentemente ya que formaba la enseñanza oral de la religión judía y era considerado como el núcleo de la resistencia judía al cristianismo".

     * La Mishná consiste en disertaciones de rabinos judíos mientras ellos estaban en el cautiverio en Babilonia. He visto los 40 volúmenes del Talmud Babilónico en la versión de Radkinson en la Biblioteca Pública de Chicago, pero no se lo encuentra en las bibliotecas más pequeñas.


EL TALMUD SUPRIMIDO

     Las interpretaciones y enmiendas babilónicas fueron escritas durante el período de 200 a 500 d.C. *. La primera edición impresa en hebreo "del Talmud entero que contiene todas sus blasfemias contra la religión cristiana fue publicada en Venecia en el año 1520... Los judíos, temiendo por ellos mismos, comenzaron a borrar partes de él que eran abiertamente hostiles a los cristianos, y publicaron una edición revisada en Basilea en 1578". Parece haber sido modificado posteriormente en un sínodo de rabinos judíos en Polonia en 1631, donde se decidió que no debía imprimirse nada "que enojara a los cristianos y provocara la persecución de Israel". La edición final fue publicada en España en 1648 (The Talmud Unmasked, p. 12).

* Enciclopedia Judía, volumen 10, pág. 166.

     Así, parece que los rabinos judíos, tras considerar la conveniencia, no han publicado su Talmud entero, y al menos una parte de él es transmitida oralmente por sus rabinos.

     El emperador Justiniano prohibió la distribución de "libros talmúdicos en 553 d.C.". Los Papas Gregorio IX e Inocencio IV los condenaron por "contener toda clase de vilezas y blasfemias contra la Verdad cristiana". Ellos han sido condenados por muchos otros pontífices romanos ("El Talmud Desenmascarado", p. 21).

     El sacerdote B. Pranaitis de Rusia, un teólogo católico romano y hebraísta del Colegio Católico Romano de la Academia Imperial de San Petersburgo, publicó en 1892 en latín y en hebreo muchas citas del Talmud que revelan su intolerante espíritu anticristiano. Ese folleto fue traducido, registrado y publicado en 1939 (The Talmud Unmasked) por el coronel. E. N. Sanctuary, un docto erudito bíblico estadounidense y un veterano de la Primera Guerra Mundial.

     En su epílogo a este libro el sacerdote Pranaitis dijo que él fue advertido por sus amigos de no publicarlo, ya que si lo hacía, él "perecería a  manos de los judíos"; que sus amigos le recordaron el caso del profesor Charini que "fue repentinamente asesinado después de que él había emprendido la traducción del Talmud en su idioma vernáculo"; y el del monje Didacus de Vilna y "otros que habían sido perseguidos para haber revelado secretos de la religión judía". Él concluyó diciendo:

     «El libro que usted ahora tiene en sus manos es la mejor prueba de que no presté atención a esas advertencias de mis amigos. Considero indigno de mí guardar silencio sólo por mi propia seguridad personal mientras el conflicto arrecia entre los dos campos de los "semitas" y los "anti-semitas", todos los cuales afirman que están luchando por la verdad, mientras sé que la verdad total no ha de ser encontrada en ninguno de ambos bandos. Pero independientemente de lo que me acontezca debido a lo que he hecho, lo sufriré de buena gana. Estoy listo para entregar mi vida SI PUEDO ATESTIGUAR LA VERDAD» ("El Talmud Desenmascarado", p. 22, 23).

     Y el sacerdote Pranaitis fue asesinado por los bolcheviques.

     El coronel Sanctuary fue uno de los acusados en el proceso en Washington a los 30 presuntos sediciosos. Ninguna evidencia de ningún tipo fue presentada contra él durante los 7 meses y medio de ese proceso. Su único delito fue la traducción y la publicación del libro "El Talmud Desenmascarado".


EL TALMUD ES CRUEL

     El Talmud no sólo es la biblia de los sionistas sino que es también su código legal y moral; y los rabinos no sólo son sacerdotes sino que ellos son también profesores y abogados y jueces judíos para los tribunales judíos. El rabino Browne dice del Talmud:

     "Y el hecho de que en general la paja excede con mucho al trigo no debería ser en absoluto una sorpresa. Después de todo el Talmud es el producto de una época en que sólo un tipo peculiar de mente podía prosperar. Israel estaba agotado".

     Éste es el juicio de un rabino sionista inteligente, un antiguo socio del rabino sionista Wise, el más destacado rabino estadounidense. Sólo un judío puede decir tales cosas sobre el Talmud. Si un Gentil (goi) siquiera diera a entender que éste es un libro de odio y resentimiento de heridas antiguas y que "el grueso de ello es paja", él sería denunciado como un intolerante anti-judío. En el caso del sacerdote Pranaitis, él fue asesinado; y en el del coronel Sanctuary, él ha sido procesado como un anti-judío por el delito de traducción y publicación parcial del Talmud. Es peor que "paja". Es malévolo y cruel, y no tiene derecho a ser clasificado como un libro religioso.


INTOLERANCIA Y ODIO JUDÍOS

     El Talmud denuncia a Cristo como un bastardo y se complace con su crucifixión. El Talmud glorifica al judío y caracteriza a los goyim (Gentiles) como idólatras y como bestias. Afirma que "sólo el judío es un hombre, que el mundo entero es suyo y que todas las cosas deberían servirlo, especialmente los animales que tienen la forma de hombres" (El Talmud Desenmascarado, p. 68). Le dice a los judíos que no deben "comer con los idólatras, no hacer ningún convenio con ellos, y no mostrarles ninguna piedad, y alejarlos de sus ídolos o matarlos" (El Talmud Desenmascarado, p. 83). A ellos se les enseña a odiar a los goyim (Gentiles), a engañarlos y despreciarlos como inferiores.

     Ésta es la religión judía como es revelada en el Talmud, y que los estadounidenses son llamados a reconocer y a tolerar en nombre de la libertad religiosa.

     "Los judíos lo elevaron (al Talmud) a un lugar de importancia por encima de la misma Biblia, y ellos lo estudiaron mucho más diligentemente. Ellos lo memorizaron de principio a fin, cada una de sus 63 enormes divisiones" *.

* "Stranger than Fiction", pág. 197. El rabino Browne era el rabino asociado con el líder sionista, el doctor Stephen S. Wise de la Sinagoga Libre del Gran Nueva York, por un periodo de dos años.

     Aquello puede ser verdadero de los rabinos, pero es más bien una declaración extravagante en cuanto al pueblo judío en conjunto. El rabino Browne argumenta en defensa del Talmud, o en disculpa de ello, que

     "Hay en él mitos y caprichos, supersticiones idiotas y pensamientos desafortunados, cosas que no son simplemente irracionales sino a veces incluso completamente ofensivas... Es como la vida: una mezcla desordenada tanto de bueno como de malo, tanto de sabiduría como de locura, dado que esto surgió directamente de la vida, directamente de la odiosa, excitante, esperanzada y desesperada vida heroica del pueblo judío... Contiene casi de todo".


EL TALMUD DEBERÍA SER DESECHADO

     Ya es tiempo de que esta obsoleta religión "idiota y supersticiosa" de orgullo, intolerancia y odio sea desechada. Si es verdad, como sostiene el rabino Browne, que el objetivo del Talmud era preservar la raza judía como una raza separada e impedir su asimilación con otras razas, pues ha llevado a cabo aquel objetivo. Ha sido responsable de gran parte de la supuesta persecución de la raza judía, puesto que la gente que odia es por lo general odiada.

     Es significativo que el rabino Browne no mencione a Ismael en su interesante libro. Él habla de la historia de los israelitas, una raza extinguida, como queda en evidencia por su propios escritos. La elaborada "Historia del Pueblo Judío" de Margolis y Marx (822 páginas, publicada por "The Jewish Publication Society of America" en 1941) es también una historia de la extinguida raza de los israelitas. Los judíos no pueden ser culpados por desear evitar el odio de la maldición de Dios sobre la raza de Ismael, o de ser clasificados como híbridos. Es demasiado natural para ellos procurar adoptar la historia de otra tribu, incluso si está extinguida y no sea dicha historia una muy gloriosa.


EL TALMUD, CONDENADO POR LA IGLESIA CATÓLICA

     Contra el Talmud se hicieron acusaciones formales en 1242 ante el Papa Gregorio IX, alegándose que "contenía blasfemias contra Dios, contra Jesús y contra el cristianismo". El Papa designó una comisión para oír las acusaciones, y los judíos fueron representados por "Jehiel hijo de José de París" y otros tres; las pruebas fueron presentadas y fue llevado a cabo un juicio. La comisión confirmó las acusaciones y ordenó que el Talmud fuese quemado, y en consecuencia

     "Veinticuatro carretadas de libros hebreos fueron encomendadas a las llamas en París... En 1247, a solicitud de los judíos, el caso fue reabierto y el Talmud fue condenado por segunda vez" ("Historia del Pueblo Judío", p. 378).

     El Talmud fue proscrito en España en 1415, y se ordenó su quema en Italia en 1559 (Ibíd., pp. 445, 507).

     Es difícil para la mente cristiana concebir la depravación del Talmud y los Protocolos; el uno es tan malo como el otro. Difícilmente podemos comprender que gente con la cual nos mezclamos y nos involucramos diariamente y que es inteligente y de buena presencia crea en la falsa enseñanza del Talmud, y que ellos planeen esclavizarnos como está dispuesto en los Protocolos. Es verdad. Ellos siempre han sido de esa forma. Podemos entender, por lo tanto, por qué los judíos han sido expulsados de cada país cristiano en el cual ellos han residido.

     Los sionistas son nuestros enemigos y deben ser expulsados de nuestro país. Nuestro Señor Jesucristo nos advirtió contra ellos. Él los comparó con "sepulcros blanqueados que por dentro están llenos de huesos muertos". Él dijo que ellos son mentirosos, ladrones y asesinos. Ellos no han cambiado desde aquel día hasta el presente. Debemos recordar que ellos son el Anticristo y que se oponen violentamente a las enseñanzas de Cristo. Algunos de nuestros comedidos e insípidos teólogos de cerebros reblandecidos no parecen entender las Escrituras.




6. PALESTINA Y THEODOR HERZL


     "El gobierno de Su Majestad ve favorablemente el establecimiento en Palestina de un hogar nacional para el pueblo judío, y hará uso de sus mejores esfuerzos para facilitar el cumplimiento de este objetivo, en el claro entendido de que no se hará nada que pueda perjudicar los derechos civiles y religiosos de las comunidades no-judías existentes en Palestina o los derechos y el status político de que disfrutan los judíos en cualquier otro país" (Declaración Balfour).


RIQUEZA MINERAL DEL MAR MUERTO

     El valor de los minerales del Mar Muerto está estimado en cinco mil billones de dólares. Esta estimación parece ser optimista pero está apoyada en parte por el informe de los Agentes de la Corona de las Colonias Británicas titulado "Producción de Minerales de las Aguas del Mar Muerto" (pág. 2). Se ha afirmado que todas las copias del folleto que contiene este informe han sido destruídas excepto las que están en el Museo Británico, en la oficina de Colonias y en la Cámara de los Comunes. Este informe oficial avalúa los minerales, excepto el petróleo, en 1925 como sigue: Cloruro de magnesio, 22.000 toneladas, valorado en 600.000 millones de dólares; cloruro de potasio, 20.000 toneladas, valorado en 75.000 millones de dólares; otros minerales, valorados en 1.200 millones de dólares; o un total de aproximadamente 3.000 billones de dólares, exclusivamente producto del petróleo (The Palestine Mystery, pp. 12-13).

     Este valor enorme asombra la imaginación. Soy incapaz de evaluar el efecto sobre la raza humana si los sionistas obtienen un título indiscutible a ello, o si debiera ser dedicado al uso público.

     Esta enorme concesión fue concedida primeramente por el Secretario Colonial británico al sionista ruso Moise Novemeysky en 1923, y finalmente concedida el 1º de Enero de 1930 por la Cámara de los Lores británica a "Palestine Potash Limited", una compañía de sociedad anónima. Dicha compañía, hasta donde se sabe, está conformada totalmente por judíos sionistas estadounidenses, británicos y rusos. El señor H. H. Klein, un judío patriótico, declara que hay 1.500 accionistas estadounidenses, y que ellos se organizaron en una corporación conocida como "Palestine Associates Inc.", con un capital de 400 millones de dólares, y que ese grupo posee 581.000 acciones de la compañía matriz. Klein declara que Moise Novemeysky posee 30.000 acciones; que Casenove Nominees Ltd. posee 221.075 acciones; que la Palestine Economic Corporation, dominada por los Warburg, es dueña de 45.111 acciones, y que el Anglo Palestine Bank Nominees posee 42.935 acciones. Él dice también que Palestine Potash Ltd. tiene tres directores estadounidenses: Benjamin Brodie, Julius Simons y Robert Szold, cuyo hermano es miembro de la firma bancaria de Lehman Brothers.

     El señor H. H. Klein dice de la concesión británica y de los Protocolos:

     «El objetivo de los líderes sionistas era establecer un Estado judío en Palestina. ¿Por qué?.

     «¿Fue a fin de materializar el plan delineado en los Protocolos de los Sabios Ancianos de Sión para la conquista mundial, o fue para proteger la concesión para la explotación de toda la riqueza química en el Mar Muerto en Palestina, estimada en cinco mil billones (cinco trillones) de dólares?.

     «Si es para el propósito de la conquista mundial, entonces los judíos han sido fatalmente engañados, porque los líderes sionistas y sus patrocinadores financieros afirman que los Protocolos son una falsificación. Si es con el propósito de extraer la riqueza química del Mar Muerto, entonces los judíos han sido vergonzosamente abusados, porque aquel objetivo nunca ha sido mencionado por los líderes sionistas.

     «Si los Protocolos son una "falsificación", sea lo que significare aquello, es la "falsificación" más notable alguna vez perpetrada, porque cada paso bosquejado en aquel asombroso documento de más de 30.000 palabras es un hecho consumado. Esta supuesta falsificación fue publicada hace cincuenta años. En ese entonces el valor de los productos químicos del Mar Muerto era conocido por los promotores financieros de Theodor Herzl, el cual es conocido como "el padre del Sionismo"».

     Los promotores financieros de Theodor Herzl eran M. A. Rothschild e Hijo de París y N. M. Rothschild e Hijo de Londres. El señor Klein confirma la opinión expresada por Henry Ford en El Judío Internacional, a saber, que los Protocolos explican la Historia actual. No puede haber ninguna duda razonable sobre la autenticidad de los Protocolos, y sobre el hecho de que ellos fueron adoptados por la Judería Sionista Mundial, y que ellos representan el plan de los Judíos Sionistas para crear un Imperio Mundial. Las dos Guerras Mundiales fueron para aquel objetivo, y lo mismo ocurrió con la invasión judía de Palestina. Ése era también el objetivo de la Sociedad de Naciones, y es el objetivo de Naciones Unidas, todas empresas sionistas.

     El señor Klein dice posteriormente que el "American Group", poseedor de 51.000 acciones de Palestine Potash Ltd., fue formado en 1930 bajo el nombre de "Palestine Associates Inc.", y que "al menos siete de los directores de esta corporación son miembros del Comité Judío Estadounidense (AJC)". Él dice que el ex-gobernador de Nueva York Herbert H. Lehman ha sido el presidente honorario de Palestine Economic Corporation durante muchos años, y que esa corporación "posee bancos, compañías de aguas, compañías de tierras, hoteles, y corporaciones agrícolas en Palestina". Él dice que estos hechos han sido ocultados a los judíos y que ellos han sido usados como instrumentos por sus líderes sionistas. Henry Morgenthau Jr. está ahora a la cabeza de esa corporación.

     La "Declaración Balfour" fue hecha en una carta de Lord Balfour a Lord Rothschild. Este mismo Lord Rothschild había sido miembro de la Conferencia Internacional Sionista celebrada en Basilea, Suiza, en 1897, que adoptó los Protocolos. Este mismo Lord Rothschild fue también miembro de la Cámara de los Lores británica que dio dicha enorme riqueza a Palestine Potash Ltd. Los intereses de los Rothschild están a la cabeza del Sionismo político, y ellos promovieron la invasión de Palestina. La posición de ellos en nuestro sistema de gobierno y financiero es tal, que pueden provocar la contracción económica y una tercera guerra mundial.


UN ROBO GIGANTESCO

     Si Palestina tiene sólo la cuarta parte de su valor mineral estimado, aquello permitirá a los sionistas controlar el destino de los pueblos del mundo. La invasión sionista de Palestina es un robo gigantesco y un ultraje infame contra la civilización cristiana. Bajo las actuales circunstancias esto significa una tercera guerra mundial y que el nuevo Estado de los israelíes se alineará con los bolcheviques. El único modo de evitar todo aquello y de asegurar una paz permanente es destruír las agencias de Rothschild, alias el Sionista Wall Street. Ésta en verdad es  la mejor manera de restaurar la solvencia de nuestro país y del mundo, y de restaurar el gobierno constitucional.

     La "Declaración de Balfour" a Lord Rothschild y el regalo de esa riqueza fabulosa a él y a sus compañeros sionistas constituyen las pruebas de que él y sus socios sionistas controlaban entonces el Imperio británico. Si el Gobierno británico estuviera autorizado a entregar dicha riqueza a los sionistas, ellos aún así tenían el poder de conservarla o de dárnosla como una garantía por nuestras donaciones, o darla a Naciones Unidas para la preservación de la paz mundial. Ellos se la dieron a los sionistas promotores de la guerra con el obvio propósito de promover el Sionismo.


THEODOR HERZL

     Theodor Herzl, de Austria, fue el fundador del sionismo político. Éste fue establecido en una convención secreta de líderes sionistas del 29 al 31 de Agosto de 1897, en Basilea, Suiza. Fue en esa convención que el "Programa de Basilea" (los Protocolos) fue adoptado. Herzl presidió la conferencia, y fue debido a su incansable energía y celo que la conferencia fue convocada. El objeto del Programa de Basilea era unir a los judíos dispersos del mundo en una nación separada e independiente y en un Imperio Mundial. Los "Protocolos de los Sabios Ancianos de Sión" representan su método de llevar a cabo este fin, y evidentemente Herzl fue uno de sus autores.

     Los sionistas reverencian a Herzl como su Mesías. Ellos transfirieron sus restos desde Austria por aeroplano y los sepultaron de nuevo con pompa y ceremonia en Jerusalén. Ellos publicaron una muy laudatoria colección de recuerdos de él bajo los auspicios de "The New Palestine", el órgano oficial de la Zionist Organization of America, remembranzas que fueron editada por Meyer W. Weisgal, y registradas en 1929 por "The New Palestine". Ese "Memorial" contiene muchas contribuciones encomiásticas redactadas por prominentes judíos. Contiene también el diario de Theodor Herzl, admitiendo los editores que fue censurado y expurgado por ellos. Dicho diario es una interesante historia del esfuerzo de Herzl para despertar a los judíos a la importancia de la nacionalización, y de sus dificultades financieras y sacrificios para hacer aquello.

     Palestina nunca fue el hogar ancestral de los jázaros ni de los judíos ashkenazim. Ése es sólo un pretexto para obtener su riqueza mineral y la creación de un Imperio sionista. Los judíos siempre han tenido buenos hogares en Estados Unidos y en todos los otros países en los cuales ellos han vivido. Ellos son los usureros del mundo y siempre lo han sido. Ellos fueron designados como los aristócratas de Europa por el líder sionista Samuel Untermeyer. Ellos no son agricultores. Nunca he sabido o escuchado de un agricultor judío, y he vivido mucho tiempo y he cultivado la tierra en tres Estados, a saber, Texas, Mississippi y Oklahoma. Algunos de ellos POSEEN granjas, pero ellos no las trabajan. Puede haber algunos judíos "desplazados", pero nosotros los apoyamos. Si se les dieran las mejores granjas en EE.UU. o Palestina, ellos no las trabajarían. Ellos no saben cultivar la tierra, y la agricultura en Palestina o EE.UU. no es su objetivo. Ellos cultivan a los cristianos, no la tierra.

     Los antepasados de la pequeña tribu sefardí alguna vez vivieron en Asia, pero sus descendientes constituyen sólo aproximadamente el 5% de la población judía actual. Los judíos actuales, incluyendo a los Rothschild, son de las tribus ashkenazis o jázaras. Estos judíos son y siempre han sido gente predadora nómada. Fue una compañía de estos judíos la que compró y vendió al bíblico José. Ellos siempre han sido comerciantes y distribuidores de esclavitud, narcóticos y usura. La fortuna de Roosevelt fue fundada por un contrabandista judío de opio.

     Unos pocos días después de la finalización de la primera convención de Basilea, esto es, el 3 de Septiembre de 1897, Herzl dijo de ella en su diario: "Si yo debiera resumir el Congreso de Basilea en una palabra —lo cual no haré abiertamente— sería ésta: en Basilea fundé el Estado judío" (Diarios de Theodor Herzl, p. 149).

     Ellos designaron un "comité de acción interna" en ese primer Congreso, y fundaron el "Jewish Colonial Bank". Herzl dice (pág. 151):

     "El Congreso de Basilea representa la creación de la Sociedad de Judíos para el Estado judío... El trabajo de los próximos años será la creación de la Compañía Judía, temporalmente llamada el Banco Colonial Judío"-

     Los Protocolos obviamente representan el programa de su secreto "Comité de Acción Interna".


EL KÁISER WILHELM INTERESADO

     Herzl primero buscó la ayuda del Káiser Wilhelm. Él dice del Káiser en su diario, el 19 de Octubre de 1898:

     «El Káiser, con uniforme oscuro de un húsar, vino hacia mí. Me estuve quieto e hice una profunda reverencia. Él llegó hasta mí, casi hasta la puerta, y me ofreció su mano. Creo que él dijo que se alegraba de verme, o algo así. Dije: "Su Majestad Imperial, estoy feliz de recibir esta distinción"...

     «Él pronto tomó la iniciativa y explicó por qué él consideraba de valor al movimiento sionista. Lamentablemente yo fui un oyente abochornado, y tuve que ejercer toda mi fuerza para preparar las respuestas, de modo que no fui capaz de retener todos los detalles. Él nunca mencionó a los judíos excepto como "mis Landsleute" [compatriotas], y no en un tono precisamente amistoso. Él no tenía duda de que teníamos el dinero suficiente y la mano de obra a nuestra disposición para llevar a cabo la colonización de Palestina. Aquí mi atención falló un poco, ya que yo estaba observando mi propia impresión por lo que mis tres años de trabajo habían hecho de la palabra "Sionismo", un término aceptado, que el Káiser usó libremente al hablar conmigo.

     «"Hay", dijo él, "entre sus Landsleute ciertos elementos que sería bueno que emigraran a Palestina. Pienso, por ejemplo, en aquellos casos donde hay varios usureros entre la gente del campo. Si éstos tomaran su riqueza y se instalaran en las colonias, ellos se harían más útiles". Éstas fueron sus palabras, más o menos.

     «El Káiser hizo notar que él creía que los judíos empezarían la colonización de Palestina si ellos supieran que él mismo los pondría bajo su protección, y que ellos realmente no estarían abandonando Alemania.

     «Dije: "Su Excelencia, aquello es puramente un asunto de dinero. Como escritor lamento tener que decirlo".

     «Sentí que mis argumentos se hacían cada vez más fuertes bajo el estímulo de la aprobación del Káiser» (pp. 154-155).

     Herzl más tarde se reunió con el Káiser en Palestina, el 28 de Octubre de 1898. Él dijo de esa reunión:

     «Él se rió, y brilló con sus ojos Reales: "¿Cómo está usted?".

     «"Agradezco a Su Majestad. Estoy viendo el país. ¿Cómo ha sido el viaje de Su Majestad hasta ahora?". Sus ojos destellaron. "Muy caluroso. Pero la tierra tiene un futuro", dijo. "Actualmente todavía no está sana", dije...

     «"Necesita agua, mucha agua", dijo él, hablándome mirando hacia abajo.

     «"Sí, Su Majestad. Colonización a gran escala". Él repitió: "Es una tierra del futuro". Los espectadores de la escuela Mikveh Israel estaban completamente aturdidos. Los administradores de los Rothschild parecían tímidos e irritados...

     «"Los asentamientos que he visto", dijo el Káiser, "los alemanes así como aquellos de sus Landsleute, pueden servir como un modelo de lo que puede ser hecho en este país. La tierra tiene espacio para todos. Sólo hay que proporcionarle agua y sombra. Para la población nativa, también, las colonias pueden servir como modelos a ser imitados. Vuestro movimiento, con el cual estoy bien familiarizado, contiene una saludable idea...".

     «"Bien, usted ciertamente no carece de dinero", exclamó el Káiser jovialmente, y golpeó su fusta contra sus botas. "Usted tiene más dinero que todo el resto de nosotros"».

     El Káiser estaba dispuesto a patrocinar el establecimiento de un Estado judío en Palestina como una colonia del Imperio alemán, pero aquello no calzaba con los planes de Herzl. Eso habría significado que el Gobierno alemán adquiriría la riqueza mineral de Palestina, y Herzl la quería para los Rothschild y los sionistas y su Estado independiente.


NEGOCIOS CON EL SULTÁN DE TURQUÍA

     No llegando a un trato satisfactorio con el Káiser, Herzl procuró adquirir Palestina del Sultán de Turquía, primero con el apoyo del Káiser y más tarde por negociación directa con el ministro del Sultán, N. Bey. Herzl primero ofreció a Bey 1.000 francos para que arreglara una entrevista con el Sultán. En vista de que no era suficiente, él le ofreció 40.000 francos. Herzl dijo de su entrevista con el Sultán, en Agosto de 1899 (pp. 170-171):

     «Le dije (al Sultán) por medio de Ibrahim que yo estaba dedicado a él porque él era bueno con los judíos. Los judíos de todo el mundo estaban agradecidos de él. Yo en particular estaba listo a servirlo de cada modo posible, naturalmente no a una pequeña escala —dejo eso a otros— sino a gran escala...

     «Entonces el Sultán dijo: "Siempre he sido y todavía soy un amigo de los judíos. Confío principalmente en musulmanes y judíos. No tengo tanta fe en mis otros súbditos como en ellos"...

     «"La Deuda Pública la considero como una espina. Si ésta pudiera ser quitada, entonces Turquía podría florecer una vez más en su fuerza, en lo cual creo"...

     «"Bien entonces", dije, "creo que puedo. Pero la condición primera y principal, una condición precedente, es el secreto absoluto".

     «El gobernante levantó sus ojos al cielo, colocó su mano en su pecho y murmuró: "¡Secreto, secreto!".

     «Yo dije —ya que de ahí en adelante yo tenía las riendas de la conversación en mi mano— que yo podría completar esa maniobra por medio de mis amigos en todos los Mercados de Europa, si yo tuviera la ayuda de Su Majestad. Pero esa ayuda tenía que consistir, en el momento adecuado, en una medida masiva a favor de los judíos, hecha pública de una manera apropiada.

     «Mi impresión del Sultán es que él es una persona débil y cobarde, pero completamente bien intencionada. Pienso que él no es ni un traidor ni cruel, sino un prisionero profundamente infeliz, en cuyo nombre una camarilla ladrona, infame y deshonesta comete los actos más vergonzosos...

     «La deshonestidad y el soborno que comenzó en la puerta del palacio y termina sólo al pie del trono no son probablemente lo peor. Todo es negocio, y cada funcionario es un ladrón. Al menos, yo escucho eso en todas partes, y sé cómo las cosas están hechas. No me parece que esto sea una calumnia...».

     Herzl propuso prestar al Sultán 1.500.000 libras (aproximadamente cinco millones de dólares) si el Sultán concedía un documento dando Palestina a los sionistas. El Sultán, dice Herzl, no sabía nada sobre su enorme riqueza mineral. Aquello sólo era sabido por Herzl y los Rothschild. El editor del Memorial de Herzl dice en una nota a pie de página:

     "Herzl no se moverá antes de que él tenga el documento. El Sultán aparentemente no se moverá antes de que él consiga el dinero, si es que entonces" (Diarios, p. 173).

     "Sin embargo, el estancamiento se superó parcialmente. El Sultán abriría su Imperio a todos los judíos que desearan convertirse en súbditos turcos, pero las regiones a colonizar debían ser decididas caso a caso, y Palestina no debía ser incluída. La Compañía podía colonizar en Mesopotamia, Siria y Anatolia, pero no en Palestina. Una Carta sin Palestina la rechacé inmediatamente" (Diarios, p. 174).

     Era obviamente el plan de Herzl fundar un Imperio sionista. Ése probablemente era también el objetivo de los Rothschild y otros judíos ricos, y era la única base sobre la cual Herzl podría interesarlos en su proyecto de un Imperio sionista. Dicho plan fue claramente revelado en su nota del 4 de Septiembre de 1899, como sigue:

     "Ayer, después de la ópera, cené en el Hotel Bristol con Martin Furth. Él me dijo que el día antes él se había reunido con N. Bey en las carreras. Éste le había hablado muy favorablemente del Sionismo. No era imposible, dijo Bey, persuadir al Sultán de la idea, en tanto éste era un amigo de los judíos. PERO LOS PERIÓDICOS NO DEBERÍAN ESCRIBIR QUE QUEREMOS FUNDAR UN IMPERIO JUDÍO".


HERZL SE ENTREVISTA CON CHAMBERLAIN Y ROTHSCHILD

     Herzl se acercó a los británicos por medio de Lord Rothschild y del Ministro británico de las Colonias, Joseph Chamberlain, el 23 de Octubre de 1902. Él dijo en su diario en aquella fecha:

     «Puse la cuestión judía entera delante de la máscara inmóvil que es Joe Chamberlain. Y mis relaciones con Turquía. "Estoy en negociaciones con el Sultán", dije en inglés. "Pero usted sabe cómo son las negociaciones turcas. Si usted quiere comprar una alfombra, primero usted debe beber media docena de tazas de café y fumar cien cigarrillos. Luego usted habla de historias de familia, y de vez en cuando usted habla unas pocas palabras otra vez sobre la alfombra. Ahora tengo el tiempo para negociar, pero mi gente no. Ellos están pasando hambre en la Zona de Asentamiento [rusa]. Debo llevarles ayuda inmediata". Etcétera. La máscara sonrió con la historia de la alfombra. Entonces pasé al asunto del territorio que yo quería de Inglaterra».

     Herzl también dijo:

     "Puse mis esperanzas en Chamberlain, a quien veré la próxima semana. Él está a cierta distancia del negocio entero, y lo ve desde un punto más alto, y NO CONOCE EL VALOR DE LA GRAN EXTENSIÓN DE TIERRA QUE ESTOY PIDIENDO".

     Pero los Rothschild conocían el valor de la "gran extensión de tierra" que él estaba pidiendo. Cuando él y el Káiser visitaron Palestina, ellos encontraron a los agentes de los Rothschild allí. Lord Walter Rothschild, para quien fue hecha la Declaración de Balfour, no fue al principio muy amistoso con su plan de colonización. (...)


EL BARÓN ROTHSCHILD DE PARÍS FUE EL PROMOTOR SIONISTA ORIGINAL

     El barón Edmond Rothschild de París, el socio gerente de la firma bancaria original M. A. Rothschild e Hijo, fue el principal apoyo del movimiento político sionista al principio. Herzl dice en su diario (pág. 196):

     "Durante tres años extraordinariamente difíciles ellos lucharon contra probabilidades abrumadoras, y seguramente hubieran sido derrotados si un milagro no los hubiera salvado...

     "El milagro fue éste: Cuando uno de los colonos de (la ciudad de) Rishon le Zion fue a París y vio allí al baron Edmond Rothschild y le habló del trabajo de los asentamientos judíos, el barón se entusiasmó tanto con los colonos que inmediatamente envió a su representante a Palestina para estudiar las condiciones y ayudar a los colonos con dinero y consejo. Desde aquel día el interés del barón Rothschild en la colonización judía nunca ha menguado; en efecto, esa obra le dará fama para llenar su vida entera. Él es conocido, y muy apropiadamente, como el padre de la colonización judía en Palestina. No cabe duda de que habría sido imposible conservar los tempranos asentamientos judíos y establecer otros nuevos si el barón no hubiera apoyado generosamente a los colonos al principio. Él fue quien, cuando los colonos no sabían qué rama de la agricultura elegir, los orientó hacia la viticultura, enviándoles instructores expertos y buenas vides francesas, y construyendo grandes bodegas para ellos. En los primeros años, además, el barón compró las uvas de ellos a un precio fijo, asegurándoles de esa manera un ingreso definido".

     No puede haber ninguna duda sobre el hecho de que el objetivo principal de Herzl era nacionalizar a los sionistas y crear un Imperio sionista. Los Rothschild querían los minerales de Palestina. Ellos sabían acerca de la fabulosa riqueza mineral del Mar Muerto y la querían, y habían tomado medidas para adquirirla antes de encontrar a Herzl. El "Comité de Acción Interna" de Herzl y el Banco Colonial Judío no le proporcionaron el dinero suficiente a éste para su campaña, y él se desalentó muchísimo en las primeras etapas de ello. (...)


EL ÉXITO DE HERZL

      Pero después de obtener el apoyo de los Rothschild su espíritu fue reanimado. Él registra el 13 de Junio de 1901 (Diarios, pág. 172):

     "La sociedad está interesada en mí. Yo soy una curiosidad social, una atracción; la gente viene a reunirse con el doctor Herzl.

     "Ayer sir Francis Montefiore estuvo aquí con varias damas y caballeros. Estaba la princesa Lowenstein, lady Jane Taylor, y otros cuyos nombres he olvidado. También Gilbert Farquhar, lord y actor.

     "Usaré a la princesa Lowenstein, a fin de tener acceso al Rey, puesto que todos ellos me han invitado. Lady Jane estuvo presente como espectadora en el último Congreso, y dijo que sus hijas la envidiaron porque ella estaba almorzando conmigo".

     Parece, según el diario de Herzl, que los Rothschild tenían agentes en terreno en Palestina cuando él se reunió con el Káiser allí el 29 de Octubre de 1898, ya que él registra el hecho de que "los administradores Rothschild parecían contrariados e irritados". Ellos sin duda tenían otros planes para obtener la riqueza mineral del Mar Muerto, y temían que la presencia de Herzl y el Káiser interfiriera con ellos. A Herzl le era necesario vender a Lord Rothschild su esquema de colonización como siendo el método más seguro y mejor de alcanzar sus objetivos mutuos.

     Cuando Herzl logró vender su plan de conquista a Lord Walter Rothschild, el socio gerente de N. M. Rothschild & Son y director general del Banco de Inglaterra de ellos, sus problemas financieros se terminaron. Ya no había ninguna necesidad de su banco colonial.

     N. M. Rothschild & Son asumió la financiación y la dirección del esquema del Imperio Mundial de Herzl, y Herzl se convirtió en el lugarteniente de ellos. Herzl está muerto ahora, pero la perpetua sociedad de Rothschild nunca muere. Las dos sociedades enormemente ricas de M. A. Rothschild e Hijo de París y N. M. Rothschild & Son de Londres entonces y ahora controlan el oro y la prensa del mundo, con excepciones menores, y la economía de los pueblos del mundo. Fue a Lord Rothschild a quien escribió Lord Balfour su nota prometiendo Palestina. Fueron los agentes de los Rothschild los que redactaron nuestra Ley de la Reserva Federal. Fueron los agentes de los Rothschild los que nos engatusaron y nos metieron en dos guerras y establecieron la sionista Naciones Unidas. Los Rothschild controlan la economía de los pueblos del mundo y procuran esclavizarlos.

     Los Protocolos representan el programa del sionista "Comité de Acción Interna", entonces y ahora. Ellos son el programa de los Rothschild. Tan intolerantes y crueles y satánicos como son, ellos no lo son más que el Talmud y los Politburós sionistas de Moscú y de Wall Street. Ellos han sido fundados sobre el Talmud y respiran su espíritu. Los Protocolos fueron obviamente escritos, al menos en parte, por Theodor Herzl mismo. Éste era un hombre muy hábil y astuto, un escritor elocuente y un maestro de la intriga y el engaño, como queda revelado por sus diarios y otros escritos. Pero no hay ninguna mención de los Protocolos en su diario. Los sionistas han procurado suprimirlos. Si Herzl realmente se hubiera referido a ellos, sus editores sionistas habrían omitido esa referencia.

     Los sionistas ricos no quieren Palestina como un "hogar" sino por su riqueza mineral, estimada en 5.000 billones de dólares. Se informa que ellos tienen unas granjas colectivas organizadas según el sistema soviético, y que ellos viven en las ciudades y emplean a los árabes para hacer el trabajo. Su propaganda acerca del hogar ancestral es sólo un camuflaje, una cortina de humo, para esconder su verdadero objetivo. La mayoría de ellos están contentos de vivir en los países en los que residen, y sus refugiados, contentos por permanecer en la ociosidad a cuenta nuestra en casas alemanas (dadas a ellos por orden del Presidente Truman) hasta que ellos puedan emigrar a Estados Unidos.


LA RIQUEZA DE PALESTINA NO PERTENECE A LOS SIONISTAS

     Esa enorme riqueza mineral pertenece a los Aliados de la Primera Guerra Mundial por el derecho de conquista. No pertenecía a los británicos, quienes eran sólo sus custodios en virtud de un mandato. Los sionistas robaron esos minerales mediante el recién creado y reconocido Estado de los israelíes. Robo es una palabra fea, pero expresa con fuerza la verdad. Lord Balfour no sabía nada sobre esos minerales cuando él hizo su promesa condicional.

     Él no prometió un Estado y los minerales de Palestina, pero, basados en su promesa restringida, los sionistas han creado un Estado que incluye los minerales dentro de sus límites. Pero Herzl y los Rothschild sabían de esos minerales cuando ellos buscaron el "hogar", y lo sabían ya en 1897. Necesitamos esos minerales para nuestra defensa nacional, y debemos rechazar esta concesión y recuperarlos para el uso y beneficio de nosotros y de nuestros Aliados de la Primera Guerra Mundial. Más encima, su enorme riqueza es suficiente para restaurar la solvencia de los británicos y la nuestra y la de nuestros otros Aliados. La recuperación de esos minerales junto con la destrucción del sionista Wall Street establecerá la paz del mundo, y será probablemente una paz permanente. No hay ningún otro camino. Los Rothschild deben ser desterrados, y su riqueza mal adquirida debe ser confiscada y dedicada al bien público.–




No hay comentarios:

Publicar un comentario