BUSCAR en este Blog

sábado, 1 de noviembre de 2014

La Des-Composición de la Leche Pasteurizada



     Presentamos en esta entrada cuatro artículos (tres y medio en realidad) que hemos traducido del sitio de divulgación científica preventdisease.com, y que tienen en común el referirse al tema de la leche pasteurizada, al proceso de la pasteurización, y a una denuncia del engaño con que la industria de los productos lácteos y la farmacéutica abordan lo que en su criterio sería una sana nutrición. Los autores de estos artículos (de hace tres días el primero, de Enero de 2013 el segundo, de Julio de 2012 el tercero y de Noviembre de 2010 el cuarto) basan sus afirmaciones en estudios científicos comprobables y de acuerdo con su orientación, que nos parece que es sensata. Las denuncias y acusaciones no son livianas. Algunas son graves. Lo que está en juego, en último término, es el derecho a una información verdadera y a una real buena salud, y por ende a la libertad de elegir ingerir lo que uno considere más apropiado, no considerando, fruto de la información, la fraudulenta propaganda de quienes sólo cuidan de sus bolsillos y no del bienestar de los demás. De uno de los autores, Marco Torres, presentamos recientemente un artículo. De la otra autora, Natasha Longo, se informa que tiene un grado de maestría en nutrición y es consejera internacional en políticas de salud pública. Entonces, de acuerdo a estas informaciones, uno debiese descartar el consumo de leche, particularmente de la pasteurizada y la homogeneizada, y quizás intentar bien alimentarse con otros productos que reemplazan y exceden incluso a los lácteos, según informan estos artículos.


Estudio de Más de 100.000 Personas Encuentra que
mientras Más Leche Pasteurizada Bebe la Gente,
Más Probable Es que Ella Muera
por Natasha Longo
29 de Octubre de 2014



     La leche es la única bebida que todavía es presionada agresivamente sobre los niños como un alimento promotor de salud cuando es exactamente lo contrario: un alimento promotor de enfermedades. Beber leche pasteurizada no es tan bueno para salud general o los huesos como la industria láctea lo ha hecho parecer. De hecho, este cuento de hadas de "la leche hace un cuerpo sano" está siendo denunciado con mayor frecuencia por muchos científicos e investigadores independientes que ya han tenido suficiente con la propaganda. Según un estudio a gran escala de miles de personas suecas, la leche de vaca tiene un efecto deteriorante sobre la salud cuando es consumida en el largo plazo. La investigación fue publicada en The BMJ [1].

[1. http://www.bmj.com/content/349/bmj.g6015].

     El estudio, que hizo un seguimiento durante más de 20 años a 61.433 mujeres de entre 39 y 74 años, y a 45.339 hombres de edad similar durante 11 años, encontró que mientras más leche de vaca bebía la gente, era más probable que ellos murieran o sufrieran alguna fractura ósea durante el período de estudio.

     Los riesgos eran especialmente pronunciados para las mujeres, un grupo al que se le aconseja beber leche para ayudar a evitar fracturas de hueso que resultan de la osteoporosis.

     Las mujeres que dijeron que bebieron tres o más vasos de leche al día tenían casi el doble de posibilidades de morir durante el período de estudio que las que informaron beber sólo un vaso. Un vaso es definido como una porción de 200 mililitros (o 200 cc). Ellas también tenían una posibilidad un 16% más alta de sufrir una fractura de huesos en cualquier parte de su cuerpo.


Por Qué la Leche Realmente Causa Fracturas de Hueso y Osteoporosis

     La industria láctea ha trabajado duro durante los últimos 50 años convenciendo a la gente de que los productos lácteos pasteurizados [2] como la leche o el queso aumentan los niveles de calcio biodisponibles. Esto es totalmente falso. El proceso de pasteurización sólo crea carbonato de calcio, que no tiene absolutamente ningún modo de entrar en las células sin un agente quelante [3]. De ese modo lo que el cuerpo hace es sacar el calcio de los huesos y otros tejidos a fin de almacenar el carbonato de calcio en la sangre. Este proceso en realidad provoca osteoporosis.

[2. http://preventdisease.com/news/10/111810_dangers_pasteurization_homogenization.shtml. Vea el cuarto artículo y final de esta serie].
[3. http://es.wikipedia.org/wiki/Agente_quelante].

     Los productos lácteos pasteurizados contienen demasiado poco magnesio necesario en la proporción adecuada para absorber el calcio. La mayoría estaría de acuerdo en que una cantidad mínima de la proporción Calcio/Magnesio es de 2 a 1, y preferentemente 1 a 1. Entonces la leche, en una proporción Calcio/Magnesio de 10 a 1, tiene un problema. Usted puede poner 1.200 mgs. de calcio lácteo en su boca, pero tendrá suerte si absorbe realmente un tercio de ello en su sistema.

     Más del 99% del calcio del cuerpo está en el esqueleto, donde proporciona la rigidez mecánica. Los lácteos pasteurizados obligan a un consumo de calcio más bajo que el normal, y el esqueleto es usado como una reserva para satisfacer las necesidades. El uso a largo plazo de calcio esquelético para satisfacer estas necesidades conduce a la osteoporosis.

     Los productos lácteos son promovidos entre los estadounidenses desde el nacimiento, y sin embargo ellos tienen uno de los más altos riesgos de osteoporosis en el mundo. Actualmente, la gente de EE.UU., Canadá, Noruega, Suecia, Australia y Nueva Zelanda tiene las más altas tasas de osteoporosis.

     La prueba para la pasteurización es llamada el test de alfa fosfatasa negativa. Cuando la leche ha sido calentada a 135ºC (y más alto aún para la leche sometida a UHT, Ultra-High-Temperature) y la pasteurización está completa, la enzima fosfatasa queda destruída en un 100%. Adivine qué: ¡Ésta es la enzima que es crucial para la absorción de minerales, incluído el calcio! La fosfatasa es la tercera enzima más abundante en la leche cruda, y aquellos que beben leche cruda disfrutan de una densidad ósea aumentada. Varios estudios han documentado una mayor densidad ósea y huesos más largos en animales y personas que consumen leche cruda en comparación con la pasteurizada.

     El mensaje de que el estrógeno construye huesos resistentes a la fractura (es decir, que previene la osteoporosis) ha sido machacado en las mentes femeninas durante las pasadas cuatro décadas por la industria farmacéutica, vendiendo fórmulas de HRT (Hormone Replacement Therapy, Terapia de Reemplazo de Hormonas), como Premarin y Prempro. Los alimentos también elevan los niveles de estrógeno en el cuerpo de una persona, y los alimentos lácteos proporcionan aproximadamente el 60 ó 70% del estrógeno que proviene de la comida. La principal fuente de este estrógeno es la moderna práctica de la industria agropecuaria de ordeñar continuamente a las vacas durante el embarazo. A medida que la gestación progresa el contenido de estrógeno de la leche aumenta de 15 pg/ml a 1.000 pg/ml.

     Al Consejo Nacional de Lácteos (NDC) le gustaría que usted creyera que "No hay ninguna evidencia de que los alimentos ricos en proteína, como los alimentos lácteos, afectan negativamente el equilibrio de calcio o la salud de los huesos". Pero esta misma gente de la industria láctea sabe que esto es falso, y ellos declaran en otra parte que "El exceso de proteínas en la dieta, en particular las proteínas purificadas, aumenta la excreción urinaria de calcio. Esta pérdida de calcio podría potencialmente provocar un equilibrio negativo de calcio, conduciendo a la pérdida ósea y osteoporosis. Estos efectos han sido atribuídos a una aumentada carga ácida endógena creada por el metabolismo de la proteína, lo que requiere su neutralización mediante sales alcalinas de calcio de los huesos".


Mientras Más Leche Bebe Usted, Más Moléculas Inflamatorias

     La explicación más probable de los efectos negativos de la leche sobre la salud es la inflamación perjudicial causada por la galactosa, un producto de la descomposición de la lactosa, el principal azúcar en la leche. En un grupo separado de gente, el equipo encontró que mientras más leche bebía la gente, más moléculas inflamatorias estaban presentes en su orina.

     Lo que es más, las mujeres que informaron comer mucho queso y yogurt tenían una menor posibilidad de fracturarse un hueso o morir durante el estudio que las mujeres que comieron bajas cantidades de productos lácteos. Esto apoya la hipótesis de la inflamación, porque el yogurt y el queso contienen mucho menos lactosa y galactosa que la leche.


Combustible del Cáncer

     De las casi 60 hormonas, una es una poderosa hormona del CRECIMIENTO llamada Factor de Crecimiento tipo-Insulina UNO (IGF-1). Por un fenómeno de la Naturaleza, dicha hormona es idéntica en vacas y humanos.

     Los alimentos que usted come pueden influír en cuánto IGF-1 circula en la sangre. Las dietas más altas en calorías totales o en proteínas animales tienden a incrementar el IGF-1, y parece haber un papel especialmente preocupante desempeñado por la leche.

     Piense que esta hormona es un "combustible celular" para cualquier cáncer... (el mundo médico dice que el IGF-1 es un factor clave en el crecimiento rápido y la proliferación de cánceres de pecho, próstata y colon, y sospechamos que muy probablemente se encontrará que promueve TODOS los tipos de cáncer). El IGF-1 es una parte normal de TODA leche... ¡SE SUPONE que el recién nacido haya de crecer rápidamente! ¿Qué hace que el 50% de los consumidores estadounidenses obesos piensen que ellos necesitan MÁS crecimiento? Los consumidores no piensan nada acerca de ello porque no tienen ninguna pista para el problema... ni tampoco la mayor parte de nuestros médicos.

     Los estudios financiados por la industria láctea muestran un aumento del 10% en los niveles de IGF-1 en muchachas adolescentes que consumen ½ litro diario de leche, y el mismo incremento del 10% en mujeres post-menopáusicas que consumen 3 porciones diarias de leche sin grasa o con un 1%.

     El IGF-1 promueve el crecimiento indeseable también, como el crecimiento del cáncer y el envejecimiento acelerado. El IGF-1 es uno de los promotores más poderosos del crecimiento del cáncer alguna vez descubierto. La sobreestimulación del crecimiento producida por el IGF-1 conduce al envejecimiento prematuro también, y la reducción de los niveles de IGF-1 es "anti-envejecimiento".

     Un estudio [4] publicado por el Fondo Mundial de Investigación del Cáncer (WCRF) y el Instituto Estadounidense para la Investigación del Cáncer (AICR) en 2007 encontró que el riesgo de cáncer era proporcional al consumo de leche según numerosos estudios.

[4. http://www.aicr.org/assets/docs/pdf/reports/Second_Expert_Report.pdf].


La Pasteurización Disimula la Leche de Baja Calidad y Destruye Nutrientes y Enzimas

     ¿Por qué todavía la gente bebe leche? [vea el artículo que sigue a éste] Porque ellos piensan que es seguro debido a la pasteurización. Sin embargo, el calor destruye un gran número de bacterias en la leche y esconde así la evidencia de suciedad, pus y prácticas sucias en los lácteos. Es más barato producir leche sucia y matar las bacterias por calor, que mantener una lechería limpia y mantener a las vacas sanas. Para combatir el aumento de patógenos la leche pasa por una "clarificación", una "filtración", una "bactofugación" y dos tratamientos de "des-oxigenación" (deariation). Cada uno de estos tratamientos usa calor entre 38 y 80 grados Celsius. Las industrias lácteas cuentan con muchos tratamientos de calor para disimular sus condiciones sanitarias inferiores: leche llena de pus, estiércol y desechos. Consumer Reports encontró que el 44% de 125 muestras de leche pasteurizada contenía hasta 2.200 organismos por centímetro cúbico (bacterias y coliformes fecales).

     La pasteurización también destruye la vitamina C, y daña las vitaminas B solubles en agua, disminuyendo el valor nutritivo de la leche. El calcio y otros minerales, por la pasteurización, no quedan disponibles. La reacción Maillard, una reacción química entre proteínas y azúcares, ocurre a temperaturas elevadas y causa un tostado, alterando el color de la leche.

     Las enzimas, proteínas y anticuerpos de la leche, así como sus hormonas beneficiosas, son muertos por la pasteurización, lo que resulta en una leche desvitalizada, "sin vida". Las enzimas de la leche ayudan a digerir la lactosa, y tanto las enzimas como las proteínas de la leche ayudan a absorber las vitaminas. Las enzimas protectoras en la leche quedan desactivadas, haciéndola más susceptible al deterioro.

     En general, la leche pasteurizada no es una bebida que pueda ser recomendada para mantener o fomentar la salud. No tiene ningún valor nutritivo significativo y hay un riesgo mucho mayor en consumirla que en no consumirla. Hay también muchas alternativas, incluyendo la leche de coco, leche de frutos secos (es decir, almendra, anacardo, etc.), y leche de cáñamo, que excede por lejos a la leche de vaca convencional en términos de propiedades nutritivas y de promoción de la salud.



Fuentes:

—http://www.aicr.org/assets/docs/pdf/reports/Second_Expert_Report.pdf, ya citada.
—http://www.pcrm.org/search/?cid=1430
—http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12417786?dopt=AbstractPlus
—https://www.drmcdougall.com/misc/2007nl/mar/dairy.htm
—http://pgtv.ca/?p=136
—http://www.bmj.com/content/349/bmj.g6015, ya citada.



¿Por Qué la Gente aún Toma Leche?
por Marco Torres
28 de Enero de 2013


     Quizá porque el Gobierno nos dice que lo hagamos. La leche procesada de hoy en día está lejos de ser sana y es esencialmente un líquido muerto, carente de cualquier verdadero valor nutritivo. La leche cruda es un paso adelante en la nutrición ya que no pasa a través de las etapas de calor violento de su homóloga convencional y retiene los valores nutritivos que la Naturaleza pretendió. Sin embargo, ¿realmente tenemos que beber alguna leche de alguna clase de otras especies además de la nuestra propia?.

     Esto es un tema discutible, pero la mayoría de las personas no se detiene a pensar en el hecho de que los humanos son los únicos animales que siguen bebiendo leche después de ser destetados, y además de otro animal.

     Los bebedores de leche cruda definitivamente tienen una ventaja en el área de la nutrición, ya que al menos ellos beben una bebida que tiene el potencial para prevenir enfermedades. A diferencia de la leche convencional, pasteurizada, que puede causar enfermedades cardíacas y diabetes, la leche cruda realmente puede prevenir estas condiciones. Pero los bebedores de leche cruda deberían conocer a sus vacas de cerca antes de comprar leche cruda como consumidores.

     Por ejemplo, los investigadores han descubierto que las vacas en las granjas lecheras orgánicas están más sanas y menos tensionadas que las vacas convencionales, en gran parte gracias a una dieta más natural, basada en el forraje en vez de granos y huesos molidos que por lo general se hace pasar como alimento para el ganado en las granjas industriales. La leche cruda del ganado alimentado con pasto proporciona la mayoría de los beneficios, promoviendo el cultivo de bacterias sanas y algunas enzimas activas que mejoran la inmunidad, la digestión y la asimilación de nutrientes. De modo que si usted bebe leche cruda, asegúrese de que provenga de una granja orgánica, por su salud, su seguridad y por el valor nutritivo. Pero mi siguiente pregunta es ¿por qué beber leche en absoluto?. Hay muchas fuentes de proteína equivalentes, y ciertamente mejores fuentes de alimentación con calcio biodisponible; entonces, ¿por qué necesitamos la leche de la vaca?.

     ¿Es natural para los seres humanos consumir la leche de otro animal? Sabemos que la leche cruda de vaca produce mucha más mucosidad (mucus) que la leche humana. Las enzimas que hay en el estómago humano también hacen difícil para una gran parte de la población digerir la leche cruda, especialmente cuando se trata de la lactasa, que es deficiente en muchos adultos.

     La única cosa que me hace creer que la leche cruda es todavía digna de ser consumida es que la política del Gobierno está demasiado en contra de ella. Cualquier cosa contra la cual los funcionarios públicos intentan predisponernos es por lo general muy buena para nosotros, y viceversa. Sin embargo, también podría ser debido a la competencia que la leche cruda ofrece a la industria de la leche pasteurizada que el Gobierno apoya... y los de arriba odian la competencia.

     Los gobiernos de todo el mundo apoyan a la industria láctea, manteniendo a los medios de comunicación vomitando algunos mitos bastante ridículos sobre sus beneficios para la salud que simplemente no existen. Si la leche mantiene los huesos fuertes, entonces el caramelo mantiene los dientes aún más fuertes.

     Ni un solo estudio ha mostrado concluyentemente alguna vez que el calcio en la leche es más eficazmente absorbido que el calcio que hay en los alimentos. La absorción intestinal no necesariamente refleja la biodisponibilidad de calcio para el organismo entero, porque el calcio debe ser retenido y usado en la formación de huesos y en la mineralización.

     No cabe duda de que la leche cruda es una forma conveniente de calcio. Aunque hay también evidencia para sugerir la eficacia nutricional del calcio proporcionado por la leche cruda, hay todavía algún debate en cuanto a si esta fuente de calcio es biológicamente mejor que otras fuentes, como las sales de calcio o ciertas verduras.

     El cuento de hadas de la industria láctea de que la leche pasteurizada construye huesos fuertes, realmente tiene el efecto inverso y realmente provoca osteoporosis. La creencia de que el calcio que hay en la leche es lo que construye huesos fuertes está absolutamente inculcada en nuestra sociedad, pero no tiene ninguna base en la realidad: el calcio es sólo UNO de los muchos minerales que su cuerpo necesita para construír huesos fuertes. El proceso de pasteurización sólo crea carbonato de calcio, que no tiene absolutamente ningún modo de entrar en las células sin un agente quelante. Entonces lo que el cuerpo hace es extraer el calcio de los huesos y otros tejidos a fin de almacenar el carbonato de calcio en la sangre. Este proceso REALMENTE CAUSA OSTEOPOROSIS. La leche definitivamente no hace un cuerpo sano si está pasteurizada.

     Estados Unidos es el productor de leche pasteurizada de vaca más grande del mundo [1], pero por extraño que parezca, es también uno de los menores consumidores del mundo. La industria láctea, de esta manera, tiene un interés personal en eliminar del mercado a todos los proveedores de leche cruda para reforzar y aumentar el consumo de leche pasteurizada per cápita que se está quedando atrás en la mayor parte del mundo.

[1. http://preventdisease.com/news/12/022712_Number-One-Producer-of-Pasteurized-Cow-Milk-In-The-World-Is-Also-The-Lowest-Consumer.shtml].

     La leche pasteurizada es quizás una de las bebidas más deficientes nutricionalmente, muy inapropiadamente etiquetada como un "alimento perfecto" [vea el artículo que sigue a éste]. Los entusiastas de la leche cruda han sabido durante mucho tiempo que la leche no pasteurizada es la ÚNICA leche digna de ser consumida. La pasteurización [2] destruye enzimas, disminuye el contenido de vitaminas, desnaturaliza las frágiles proteínas de la leche, destruye las vitaminas C, B12 y B6, mata bacterias beneficiosas, promueve patógenos y está asociada con alergias, aumenta las caries dentales, el cólico en los bebés, problemas de crecimiento en los niños, la osteoporosis, la artritis, la enfermedad cardíaca y el cáncer.

[2. http://preventdisease.com/news/10/111810_dangers_pasteurization_homogenization.shtml. Vea el cuarto artículo y final de esta serie].


Si No Es Leche de Vaca, ¿Qué Leche Deberíamos Beber?

     Después de todo, tenemos que poner algo en nuestro café. Antes que nada, no desperdicie ningún centavo más en la leche pasteurizada. No vale su dinero duramente ganado y ciertamente no vale la pena que ponga en peligro su salud. Aunque yo no sea completamente adverso a la leche cruda de vaca, hay simplemente demasiadas personas que tienen problemas digiriéndola, así que debemos considerar alternativas para los consumidores que necesitan un refrescante vaso de algo blanco.

     Usted tendrá que averiguar qué producto lácteo funciona mejor para usted. En mi opinión, hay realmente sólo dos opciones: leche de cáñamo y leche de coco. Déjeme explicar por qué.

     La leche de arroz está basada en el grano y es expuesta a altos niveles de arsénico, y a menos que usted elabore la suya propia, los fabricantes se asegurarán de que ellos logren poner al menos uno o dos emulsionantes que serán probablemente Organismos Genéticamente Modificados, si no son orgánicos. Es la última opción.

     La leche de almendra está quizás tercera en mi lista sólo si usted compra almendras orgánicas y hace la suya propia. La leche de almendra comprada en la tienda no es típicamente obtenida de almendras orgánicas, lo que significa que son pasteurizadas y, tal como la leche de arroz, contendrá un montón de emulsionantes.


Leche de Cáñamo

     Está hecha de semillas de cáñamo que son remojadas y molidas en agua, entregando una cremosa bebida como nuez. Contiene 10 aminoácidos esenciales y una proporción de 3 a 1 de ácidos grasos esenciales Omega 6 y Omega 3, y otros nutrientes incluyendo magnesio, fitoesteroles, ácido ascórbico, beta-carotenos, calcio, fibra, hierro, potasio, fósforo, riboflavina, niacina y tiamina. Si usted quisiera un poco de salud en un vaso, ésta es una gran opción y está en segundo lugar.


Leche de Coco

     Se hace de la pulpa rallada de un coco y es probablemente la más sabrosa de todas las leches. El color y rico sabor de la leche de coco pueden ser atribuídos al alto contenido de aceite que es fácilmente uno de los aceites más sanos en el mundo [3]. La mayor parte de su grasa es grasa saturada, pero es esta grasa la que tiene propiedades antivirales, antibacterianas y anti-protozoarias. El aceite de coco contiene la mayor parte de ácido láurico que cualquier sustancia en la Tierra.

[3. http://preventdisease.com/news/10/102810_healthiest_cooking_oils.shtml].

     Comparada con la leche de vaca, es más fácil de digerir porque el cuerpo utiliza menos de 3 enzimas para su digestión, a diferencia de la leche de vaca. También contiene un alto nivel de grasas Omega 3, 6 y 9, junto con altas cantidades de aminoácidos. Esta excelente combinación de grasas y aminoácidos la convierte en una comida completa en sí misma.

     El alto nivel de grasas Omega 3, 6 y 9 y de proteínas en esta leche es más biodisponible para la gente comparado a todas las otras grasas animales y a la mayor parte de las grasas vegetales. Esta biodisponibilidad tiene como resultado la capacidad del cuerpo para asimilar todos aquellos nutrientes.

     Es muy curativa para el aparato digestivo, e incluso cura el daño hecho al sistema en casos de colon irritable, enfermedad de Crohn y desnutrición severa.

     La leche de coco también ayuda a mantener balanceados los niveles de azúcar en la sangre, siendo una buena fuente de manganeso. Este mineral es por lo general deficiente en la gente con problemas de azúcar en la sangre.

     Por todos estos motivos, la leche de coco es la número uno en mi lista. Por favor, que no lo engañen con leche de coco que contiene "sabor añadido" y trate de atenerse a las fuentes puras.



Fuentes:

—http://www.shape.com/latest-news-trends/crazy-coconuts-5-healthy-ways-enjoy-coconut
—http://www.realmilk.com/
—http://en.wikipedia.org/wiki/Hemp_milk
—http://preventdisease.com/news/12/072312_New-Research-Casts-Doubt-on-Pasteurization-Techniques-For-Milk.shtml, el artículo que sigue


Nueva Investigación Pone en Duda
las Técnicas de Pasteurización de la Leche
por Natasha Longo
23 de Julio de 2012


     La leche pasteurizada es quizás una de las bebidas nutricionalmente más deficientes, muy inapropiadamente etiquetada como un "alimento perfecto". Nuestros funcionarios públicos de salud incluso publican advertencias precautorias para asegurarse de que aquellos con sistemas inmunológicos debilitados sólo consuman alimentos pasteurizados. La verdad sobre la pasteurización es que desnaturaliza la leche. Altera su estructura química, hace rancias a las grasas, destruye los nutrientes, y finalmente causa la formación de radicales libres en el cuerpo. Una nueva investigación conducida por el Programa de Mejoramiento de la Calidad de la Leche en el College of Agriculture and Life Sciences de Cornell ha identificado las bacterias predominantes formadoras de esporas en la leche, y está poniendo dudas sobre las actuales técnicas de pasteurización.

     Toda la leche de vaca (regular y "orgánica") tiene 59 hormonas activas, grandes cantidades de alérgenos, grasa y colesterol. La leche de vaca también puede tener cantidades considerables de herbicidas, pesticidas, dioxinas (hasta 200 veces los niveles seguros), hasta 52 antibióticos poderosos (quizás 53, contando el LS-50), sangre, pus, heces, bacterias y virus.

     La pasterización destruye enzimas, disminuye el contenido vitamínico, desnaturaliza las frágiles proteínas de la leche, destruye las vitaminas C, B12 y B6, mata bacterias beneficiosas, promueve patógenos, y está asociada con alergias, aumento de caries dentales, cólicos en los bebés, problemas de crecimiento en los niños, osteoporosis, artritis, enfermedad cardíaca y cáncer.

     La principal afirmación de la industria alimentaria es que a medida que la población del mundo aumenta a más de 7.000 millones, la producción y distribución sostenibles de alimentos debe equilibrarse con la necesidad de asegurar su seguridad química y microbiológica. Los científicos creen que ellos deben irradiar, pasteurizar y esterilizar todos los alimentos para mantener la seguridad pública [1].

[1. http://preventdisease.com/news/12/060812_Scientists-Suggest-That-All-Food-Should-Be-Irradiated-Pasteurized-and-Sterilized-by-2030.shtml].

     "El control del desperdicio de comida es crítico en un mundo que tiene que alimentar a 7.000 millones de personas", dijo Martin Wiedmann, profesor de ciencia alimentaria.

     El importante científico alimentario Toby MacDonald dice que el único modo de proteger a la población es mediante las actuales y modificadas técnicas de esterilización que harán seguro el alimento para todos. "Las prácticas actuales y modificadas, incluyendo la irradiación y pasteurización son extremadamente efectivas para reducir bacterias y patógenos dañinos en el suministro de alimentos", declaró. MacDonald dice que a medida que la demanda de alimentos alcanza su punto culminante, la adecuada esterilización será necesaria en todos los niveles. "Un aumento del 50% en la demanda de alimentos hacia 2030 requerirá un mayor financiamiento para infraestructuras que supervisen los alimentos, de modo que toda la comida con el potencial para producir epidemias pueda ser correctamente esterilizada para prevenir aquellos brotes", añadió.

     El estudio, publicado en la edición de Marzo de Microbiología Medioambiental Aplicada, publicación del laboratorio de Wiedmann y Kathryn Boor, del College of Agriculture and Life Sciences, identificó las cepas predominantes de bacterias formadoras de esporas, que pueden contaminar la leche y otros productos alimenticios. Los culpables, las bacterias de Paenibacillus, son omnipresentes en la Naturaleza y causan malos sabores en una amplia variedad de alimentos y coagulaciones en los productos lácteos.

     Tal como las esporas, las bacterias pueden sobrevivir en forma inactiva durante años, a pesar de las mejores prácticas en limpieza, procesamiento y embalaje.

     En efecto, las bacterias se pueden adaptar de manera singular para vencer las tácticas gemelas de protección de la leche: la pasteurización seguida de refrigeración. Según la co-autora y especialista de apoyo de la investigación Nicole Martin, las esporas no sólo son resistentes al calor sino que el breve golpe de calor durante la pasteurización realmente puede estimularlas para que germinen. Algunas pueden reproducirse en los productos lácteos refrigerados a temperaturas que bloquearían a otros tipos de bacterias.

     "Estudiamos 1.288 aislamientos bacterianos en la leche cruda, la leche pasteurizada y el ambiente de las granjas lecheras; sin embargo, sólo un puñado de cepas explicó el 80% de los formadores de esporas presentes", dijo Wiedmann. "Ellos crecen bien en la leche —y probablemente en otros alimentos— a temperaturas tan bajas como 6ºC, y podemos identificar el Paenibacillus debido a la actividad singularmente alta de la enzima galactosidasa a 32ºC".

     Ellos también investigaron cómo la pasteurización afecta la presencia de tales bacterias.

     Las preocupaciones por la seguridad alimentaria han llevado a muchos procesadores de lácteos a aumentar las temperaturas de pasteurización por sobre los mínimos 71,5ºC establecidos por el Gobierno. Informes anecdóticos, sin embargo, sugirieron que esta práctica realmente conducía a un mayor deterioro una vez que los productos eran refrigerados.

     Contabilizando las cantidades bacterianas durante el tiempo de durabilidad refrigerada de la leche pasteurizada a dos temperaturas diferentes —76ºC y 79,5ºC— el laboratorio de Wiedmann-Boor encontró que la disminución de la temperatura redujo considerablemente el crecimiento bacteriano durante el almacenaje refrigerado, sobre todo hacia los 21 días después de la pasteurización.

     Los terneros alimentados con leche pasteurizada se comportan pobremente, y muchos mueren antes de la madurez. La leche cruda se agria naturalmente, pero la leche pasteurizada se vuelve pútrida; los procesadores deben quitar la nata y el pus de la leche pasteurizada por medio de un proceso de clarificación centrífuga. La inspección del ganado vacuno lechero para hallar enfermedades no es requerida para la leche pasteurizada. La pasteurización fue instituída en los años '20 para combatir la tuberculosis, la diarrea infantil, la fiebre ondulante y otras enfermedades causadas por una pobre nutrición animal y por sucios métodos de producción. Pero los tiempos han cambiado, y modernos tanques de acero inoxidable, máquinas ordeñadoras, camiones refrigerados y métodos de inspección hacen la pasteurización absolutamente innecesaria para la protección pública.

     Y la pasteurización no siempre mata las bacterias de la enfermedad de Johne, sospechosa de causar la enfermedad de Crohn en la gente, con las cuales la mayor parte de las vacas en cautiverio están infectadas. Mucha leche comercial es ahora ultra-pasteurizada para deshacerse de las bacterias resistentes al calor y para darle un tiempo de durabilidad más largo. La ultra-pasteurización es un proceso violento que lleva a la leche desde una temperatura refrigerada a más arriba del punto de ebullición en menos de dos segundos.

     Uno de los métodos posibles de pasteurización usa el óxido de propileno, una sustancia química altamente inflamable y "altamente tóxica" usada en armas termobáricas [2]. Los alimentos tratados con sustancias químicas están prohibidos en algunos países, incluyendo Canadá y Méjico, así como en la Unión Europea.

[2. http://es.wikipedia.org/wiki/Bomba_termob%C3%A1rica].

     La Fundación Weston A. Price ha lanzado una campaña llamada Real Milk [3], para educar a los consumidores acerca de los beneficios de salud de los productos lácteos crudos y sobre los peligros de la pasteurización.

[3. http://www.realmilk.com/].



Los Peligros de la Homogeneización
por PreventDisease.com
18 de Noviembre de 2010


Homogeneización

     La homogeneización es un proceso inventado más recientemente, y ha sido llamado "la peor cosa que los productores lecheros hicieron a la leche". Cuando la leche es homogeneizada, es empujada a través de un filtro fino a presiones de 1.800 kilos por pulgada cuadrada. En este proceso, los glóbulos grasos son hechos más pequeños en una proporción de diez veces o más. Estas moléculas grasas luego se dispersan uniformemente a través de toda la leche.

     Esto le da a la leche, a la mantequilla de maní y a otros alimentos, una consistencia cremosa. La grasa sometida a un calor y una presión altos se oxida, se vuelve rancia.

     Las leches con grasas reducidas son espesadas mediante la adición de leche en polvo. La leche en polvo es también grasa oxidada.

     La leche es un sistema de transferencia hormonal. Cuando es homogeneizada, la leche se hace muy poderosa y eficiente para eludir los procesos digestivos normales y entregar esteroides y hormonas proteínicas al cuerpo humano (tanto hormonas humanas como las hormonas naturales de la vaca, y aquellas con las que éstas pueden haber sido inyectadas para producir más leche).

     La homogeneización hace las moléculas grasas que hay en la leche más pequeñas, y ellas se convierten en "cápsulas" para las sustancias que son capaces de eludir la digestión. Las proteínas que serían normalmente digeridas en el estómago no son descompuestas y en cambio son absorbidas en la corriente sanguínea.

     El proceso de homogeneización rompe una enzima que hay en la leche, la cual en su estado ahora más pequeño puede entrar entonces en la corriente sanguínea y reaccionar contra las paredes arteriales. Esto hace que el cuerpo proteja el área con una capa del colesterol. Si esto sólo ocurriera de vez en cuando, no sería de gran preocupación, pero si sucede con regularidad hay riesgos a largo plazo.

     Las proteínas fueron creadas para ser fácilmente descompuestas por los procesos digestivos. La homogeneización interrumpe esto y asegura la supervivencia de dichas proteínas de modo que ellas entren en la corriente sanguínea. Muchas veces el cuerpo reacciona a proteínas extrañas produciendo histaminas, y luego mucosidad. Las proteínas de la leche homogeneizadas a veces se parecen a una proteína humana y pueden convertirse en desencadenantes de enfermedades autoinmunes, como la diabetes, la esclerosis múltiple, el cáncer y las enfermedades cardíacas.

     Cuando comemos o bebemos alimentos que han sido pasteurizados y homogeneizados, el aumento de proteínas inservibles obliga al cuerpo a consumir rápidamente muchas enzimas y otros nutrientes vitales para procesar aquello. La leche pasteurizada puede conducir a deficiencias nutricionales. La proteína y las partículas grasas y de azúcares en la leche desnaturalizada fácilmente pasan a través de la mucosa intestinal y causan inflamación y reacciones alérgicas.

     Cada día, más alimentos son pasteurizados para compensar condiciones antihigiénicas, destruyendo las bacterias y enzimas naturales que normalmente contrarrestarían el crecimiento de patógenos.–



Fuentes:

—http://www.rense.com/general26/milk.htm
—http://whatwouldjesuspasteurize.com/
—http://learningrawfood.com/2010/03/vital-info-about-pasteurization-and-homogenization/




1 comentario:

  1. Este articulo habla de un estudio similar
    http://www.webislam.com/articulos/96313-relacionan_la_ingesta_de_leche_con_un_aumento_de_la_mortalidad_y_de_las_fractura.html

    ResponderEliminar