BUSCAR en este Blog

miércoles, 17 de septiembre de 2014

La Batalla de la Voluntad



     El sitio Smash Cultural Marxism (smashcm.blogspot.com) publicó en Abril del año pasado el artículo que a continuación presentamos en castellano. Se trata, como muchos artículos de allí, de un análisis de la difícil situación en que se encuentran la civilización, la cultura y la gente propia de Occidente por causa de una ideología que es la mutación de otra más violenta pero que tiene sin embargo a los mismos autores, cuyas publicitadas estrategias y lemas (la inmigración tercermundista, el multiculturalismo, el anti-racismo, el anti-fascismo), sólo sirven para un siniestro propósito final. El autor del texto le tira también las orejas a los izquierdistas, que creen que tendrán parte en un esperado reino, no comprendiendo que también ellos tendrán que vérselas con gente despiadada, y deja muy en claro que el verdadero nacionalismo no le hace el juego a los esclavizadores de la Humanidad, como, por ejemplo, los supuestos falsos "nazis" que participan del golpista gobierno de Kiev, simples tontos útiles o invención de los medios de comunicación.


La Batalla de la Voluntad
por Smash Cultural Marxism
28 de Abril de 2013



     En la Europa del siglo XXI nos encontramos al borde de un período muy peligroso e inquietante en la historia de nuestro continente, una situación tan peligrosa y perturbadora como cualquier Guerra Mundial que haya sido peleada en nuestras tierras. Nuestra gente está dividida, nuestras naciones han sido silenciosamente invadidas por el Tercer Mundo, ayudado e instigado en muchos casos por nuestra propia gente, políticos y organizaciones izquierdistas que se han convertido en los porteros que han mantenido la puerta abierta de par en par. Nuestras instituciones han sido ocupadas, nuestros gobiernos están controlados y estamos siendo conducidos con los ojos vendados por nuestros supuestos líderes hacia el borde del acantilado.

     El futuro que afrontamos es uno de conflicto y gobierno totalitario, y no hay ninguna escapatoria de esta realidad. Puede ser ignorado o negado, pero no puede ser detenido a menos que la gente de todas las naciones occidentales se despierte y entienda las razones del porqué. Durante el período de tiempo en el cual hemos luchado guerras, adoptado los avances de la tecnología moderna, y nos hemos sumergido en las disponibles distracciones de la mente, hemos estado inadvertidamente ocupados por muchas ideas, ideas que si tuvieran la forma de un ser humano, serían un soldado enemigo cargando hacia nosotros con la bayoneta fija y afilada, y con una cara belicosa que mostraría su intención de matar.

     Las ideas que nos significan daño, han llegado a nuestra sociedad como un afluente de la traicionera bilis dirigida contra nuestra misma existencia. Mientras Occidente dormía, una silenciosa invasión ha ocurrido, con cada parte haciendo tanto daño a nuestros países como una invasión militar a gran escala. Con una invasión militar podríamos haber preparado la defensa, realizado el contraataque y repelido al enemigo. Hemos sido saboteados por un enemigo casi invisible que entró sigilosamente entre nosotros e infectó nuestros fundamentos morales y culturales.

     La invasión silenciosa ha ocupado furtivamente nuestras posiciones defensivas y ha difundido su intención de destruírnos. Esto no tiene paralelo en la Historia: un continente entero y un grupo de gente con una herencia cultural y una identidad étnica comunes está al borde de la destrucción, no por los cañones o ataques aéreos, sino por un conjunto de ideas y por su propia docilidad servil.

     Las ideas han penetrado en las mentes de mucha de nuestra gente, y ellos han sido hábilmente manipulados para potenciar las ideas que están destinadas a destruírlos. Esto no ha sido una situación repentina sino que ha sido un proceso lento que a través de las décadas nos ha llevado a donde estamos hoy. Tal como están las cosas, uno de nuestros mayores enemigos resulta ser nuestra propia gente. Las manipuladas mentes de nuestra gente y las instituciones anti-occidentales que son la causa de ello, son dominantes ahora dondequiera que miremos.

     Añadido a las ideas está lo físico, las decenas de millones de no-occidentales que están ahora dentro de nuestras fronteras, que son la fuerza que respalda las ideas, y que junto con nuestra propia gente que ha sido vuelta contra sí misma, representan un ejército permanente que amenaza el mismo futuro de nuestra gente y de nuestra cultura. Se trata de una invasión sin un solo tiro disparado.

     A pesar de la amenaza extremadamente obvia que enfrentamos y de los repetidos ataques contra la libertad de hablar de la amenaza, tenemos un creciente número de gente que está opuesta a dichas ideas. Una especie de despertar, una reacción ante la traición contra nuestra gente. Cada vez más personas están levantando su voz, reconociendo las injusticias que están siendo realizadas por aquellos a quienes se les confió el gobierno sobre nosotros. Está emergiendo un nuevo conjunto de ideas, diseminándose frente a las mentiras de la Izquierda acerca de "diversidad" y "tolerancia", un nuevo patriotismo, una comprensión de lo que está realmente detrás del engaño al mundo occidental y hacia qué está orientado el engaño.

     Era inevitable que esto llegara a suceder. Mucha de nuestra gente puede estar bajo el hechizo de los medios y de la educación, pero también muchos no lo están. El drástico cambio demográfico y la riqueza de la información alternativa y verídica que ha estado fácilmente disponible en la época de la Internet, sumado a los cambios visuales y a la decadencia de nuestra sociedad, han conducido a un creciente resentimiento de aquellos que han impuesto su enfermiza visión de Occidente sobre nosotros.

     Muchos están bastante y verdaderamente conscientes de la amenaza que representa el Islam, por ejemplo, en Europa, y del multiculturalismo en general. Ellos reconocen los peligros y la traición de los políticos que están creando un infierno en la Tierra para nuestras futuras generaciones que serán parte de una minoría en sus propias patrias étnicas y culturales. Ellos comprenden la incompatibilidad del Islam en el Occidente cristiano, y están cada vez más conscientes de las mentiras de la Izquierda y de las palabras y etiquetas que ellos usan para atacar a cualquiera que se atreve a hablar claro en desafío.

     Por otra parte, tenemos otro despertar de la gente que también entiende todo lo anterior, pero ellos también están conscientes de la enfermedad que es la que provoca los síntomas del multiculturalismo, mientras que la mayoría de aquellos que están conscientes de la amenaza del Islam todavía rechazan reconocer un hecho bien documentado en cuanto a lo que realmente hay detrás del multiculturalismo.

     Los totalmente conscientes comprenden que el multiculturalismo es el resultado de un plan más amplio para mezclarnos a todos nosotros en un gobierno mundial controlado por una élite financiera y política, la cual en su mayor parte está conformada por banqueros globalistas sionistas que tienen una enorme influencia sobre las políticas internas y exteriores de los gobiernos occidentales, así como sobre las instituciones financieras, y que son ayudados por partidarios no-judíos del sionismo.

     Ellos entienden que la inestabilidad financiera y militar del mundo es todo parte del mismo objetivo total del sionismo político de dominar el mundo y sus instituciones financieras, así como los recursos globales que los mantienen en lo alto de la escala financiera y en control del suministro de dinero de cada nación en la que ellos han hundido sus garras.

     El Occidente cristiano Blanco es un obstáculo para esa agenda, y de ahí la imposición de una inmigración masiva no-Blanca, para debilitar la lealtad a la nación y la común herencia étnica y cultural de la gente de las naciones occidentales. Usted puede tratar los síntomas de una enfermedad, pero mientras la causa de los síntomas no sea diagnosticada, los síntomas volverán una y otra vez. Actualmente la enfermedad corre desenfrenada mientras los síntomas no están siendo ni siquiera tratados.

     Los de la Izquierda, como muchos que están en la Derecha, rechazan reconocer la causa verdadera de los síntomas. La Izquierda, por ejemplo, hablará de la corrupción de los "banqueros" o de la "élite", y se involucrará en movimientos como los de "ocupación" (occupy), pero nunca admitirá o entenderá quiénes son los banqueros. Ellos apoyarán a los palestinos, pero no admitirán o entenderán la verdadera naturaleza y las intenciones del sionismo o su control sobre muchos gobiernos, medios de comunicación, finanzas e instituciones culturales occidentales, etc., y cómo los sionistas orquestaron su actual posición en Palestina.

     Ellos no quieren saber acerca de los acontecimientos históricos que han sido manipulados para favorecer el avance del sionismo político. Eso es algo que ellos pueden negar e intentar refutar, pero esto no cambia el hecho de que si la honestidad fuera en efecto la mejor política para ellos, entonces tendrían que reconocer estos hechos. Pero el no hacer eso sólo prolonga la agonía.


Dónde encaja todo esto con el Marxismo Cultural

     El Marxismo Cultural equivale a los grilletes colocados sobre la gente de Occidente. Nació de las fracasadas teorías económicas comunistas/marxistas que su predicho "trabajador" revolucionario había rechazado. Las raíces históricas del Marxismo Cultural están en la Rusia bolchevique, que fue en su mayor parte dominada por comunistas ateos judíos. León Trotsky, por ejemplo, nacido como Lev Davidovich Bronstein, condujo al Ejército Rojo en su cruel campaña a través de Rusia.

     Lo que es importante de señalar es la cercana relación que hubo entre un hombre llamado Moses Hess, considerado el fundador del sionismo político judío, y Karl Marx, de nombre real Moses Mordecai Levi, el "padre" del comunismo. Hess fue fuertemente influyente sobre las creencias comunistas de Marx.

     ¿Cuáles fueron sus ideas notables entonces? En sus escritos, Moses Hess acentuó la necesidad de agitar las clases sociales unas contra otras, y de esta manera dificultar su cooperación. Él quería provocar una revolución socialista con la ayuda del judaísmo y mediante la lucha de clases.

     Él enfatizó que el socialismo estaba inseparablemente ligado al internacionalismo, ya que los socialistas no tienen ninguna patria. El verdadero socialista no puede tener nada que ver con su nacionalidad. Él también declaró: esto no se aplica a los judíos.

     Hess creía que el internacionalismo servía a los intereses del judaísmo.

      Él escribió: "Quienquiera que niegue el nacionalismo judío, no es sólo un apóstata, un renegado en el sentido religioso, sino también un traidor a su pueblo y a su familia" (Moses Hess, "Obras Escogidas", Koln, 1962).

     Más tarde, Marx y Engels declararon muy abiertamente que muchas de las ideas de Hess merecían un amplio reconocimiento. El judío húngaro Theodor Herzl posteriormente desarrolló la doctrina sionista de Hess en la década de 1890.

     La influencia de Hess sobre Marx condujo en 1848 al Manifiesto Comunista, la doctrina política que ha conducido al asesinato de masas y al hambre debido a la orquestada hambruna de muchas decenas de millones de personas por todo el mundo, y que todavía en la actualidad oprime a millones. La influencia definitiva hasta este día sobre las actividades comunistas de la Izquierda proviene del apoyo judío, y el vínculo entre el sionismo político y religioso y el comunismo, se remonta directamente a Moses Hess y su formación sobre Kark Marx. El Marxismo Cultural es el comunismo transformado. Así, a pesar de afirmaciones en contrario, el Marxismo Cultural es un producto de la influencia sionista sobre Karl Marx, y se ha transformado actualmente en el comunismo cultural.

     El comunismo desde su inicio se dedicó a la destrucción de la odiada sociedad occidental, y usó el argumento de las desigualdades económicas entre las clases media y alta y la clase obrera, y estimuló a la clase obrera a "unirse" para un derrocamiento violento del "sistema de clases", para destruír la sociedad y la nación juntamente, de modo que el comunismo pudiera tomar los despojos y convertirse en el nuevo sistema ideológico.

     Los comunistas judíos ateos inspirados por Marx, el cual deseaba esta revolución violenta, quienes estuvieron detrás del genocidio de aproximadamente más de 30 millones de personas sólo durante la revolución rusa, eran ideológicamente los mismos comunistas judíos ateos que decidieron que el comunismo necesitaba una nueva dirección debido a que el resto de Europa Occidental había rechazado totalmente la visible forma cruel de la ideología comunista. Todos los fundadores y figuras prominentes de la Escuela de Frankfurt eran partidarios comunistas y judíos.

     La nueva dirección debía ser una revolución silenciosa que debía centrarse en las razones percibidas que estaban detrás de la oposición occidental al comunismo, es decir, la familia y el cristianismo, los dos más sólidos fundamentos de la sociedad occidental. Junto con el patriotismo y la lealtad a la nación, ellos tenían que ser completamente destruídos en las mentes de los occidentales, llevándolos furtivamente a un modo comunista de pensar. Para decirlo sin rodeos, debía ser creado un nuevo hombre occidental.

     El lema comunista largamente sostenido de "Trabajadores del mundo, uníos" ya no fue el grito de guerra. El multiculturalismo, la política de identidad, la política de género, el feminismo y los grupos víctimas se habían convertido en los nuevos "trabajadores", y el grito de guerra fue la diversidad, la tolerancia y la igualdad. La influencia de prominentes judíos detrás de todos los movimientos anti-occidentales y en particular detrás del comunismo, puede ser descrita como la estrategia evolutiva del grupo judío, como Kevin McDonald lo ha establecido en su libro The Culture of Critique. El comunismo desde su mismo comienzo fue dominado en Occidente por los judíos y usado para desestabilizar y destruír a las naciones.

     El error cometido, intencionalmente o no, por muchos izquierdistas hoy, consiste en que ellos dicen que el Marxismo Cultural no tiene nada que ver con el comunismo/marxismo. Ellos dejan de reconocer que el Marxismo Cultural es el comunismo transformado. Desde ser abiertamente apoyador e instigador de la revolución violenta basada en la teoría económica y la lucha de clases, hasta la silenciosa revolución constante y solapada basada en la teoría cultural, el objetivo es exactamente el mismo, siendo su ejecución la diferente. La cultura debe ser vista como el componente opresivo que dificulta el avance del comunismo.

     El aspecto clave del comunismo es la insurrección violenta, para derrocar la sociedad no-comunista existente. En relación al globalismo y la influencia sionista sobre la política global y la política exterior de los gobiernos occidentales, el Marxismo Cultural debilita la unidad nacional y la identidad cultural, lo que conduce a las poblaciones de las naciones occidentales a ser más fácilmente llevadas a un Nuevo Orden Mundial (NOM) de estilo comunista controlado por la alta finanza y un régimen totalitario. Ambos elementos [Marxismo Cultural y NOM] son engranajes de la misma rueda del control global total. Ambos procuran dividir y conquistar a las naciones.

     El multiculturalismo por ejemplo, que es un componente clave de la estrategia del Marxismo Cultural, tiene que ver simplemente con imponer sobre un continente previamente homogéneo, a gente y culturas que están a un mundo de distancia de la cultura y la gente occidentales, y luego en lavarle el cerebro a la cultura anfitriona para que crea que ella está siendo "enriquecida", y que todas las culturas son iguales y por lo tanto deberían ser abrazadas. Haciendo esto, son sembradas las semillas de la destrucción nacional, y gradualmente tras un período de tiempo la identidad nacional y cultural es erosionada hasta que no quede ninguna lealtad o lazo común entre la nación y su pueblo autóctono.

     Esto, por supuesto, es dramáticamente acelerado mediante el adoctrinamiento al cual es sometido el pueblo autóctono, lo que conduce a una situación por medio de la cual prosperan las culturas extranjeras ocupantes, ya que el "multiculturalismo" las anima a celebrar su propia cultura mientras la población anfitriona es obligada a aceptar a esas otras culturas supuestamente "enriquecedoras" a costa de la suya propia. ¿En qué momento de la Historia podemos decir que esta agenda multicultural ha funcionado? Nunca lo ha hecho. Pero se nos dice y se nos engaña para que creamos que la "diversidad" y el multiculturalismo son una "fuerza" y que nosotros "siempre" hemos sido multiculturales.

     La formación histórica de las naciones europeas no tiene absolutamente nada en común con las políticas genocidas multiculturalistas de hoy, que son una ingeniería social y una erosión de la común identidad cultural y étnica completa de un continente entero. Lo único cierto que el multiculturalismo traerá es conflicto. Algunos podrían decir que el conflicto que ocurre a consecuencia del multiculturalismo impuesto por el Estado es todo parte de una estrategia para dar paso a medidas cada vez más totalitarias. Pregúntele a cualquiera de la antigua Yugoslavia sobre los míticos beneficios de una nación y muchas culturas.

     Aquélla es una extraña combinación. El sionismo, por ejemplo, es una ideología política judía que respalda a Israel como un Estado exclusivamente judío, donde se prohíbe el matrimonio entre judíos y no-judíos, pero que sin embargo está totalmente detrás de la agenda multicultural en Occidente.

     Lea la siguiente cita de Barbara Lerner Spectre:

    "Pienso que hay un resurgimiento del anti-judaísmo porque a estas alturas en el tiempo Europa no ha aprendido todavía a ser multicultural, y pienso que hemos llegado a ser parte de los espasmos de aquella transformación, la que debe ocurrir. Europa no ha aprendido todavía a ser multicultural. Europa no va a consistir en las sociedades monolíticas que ellas alguna vez fueron en el siglo pasado. Los judíos van a estar en el centro de aquello. Es una transformación enorme que Europa tiene que hacer. Ellos están entrando ahora en una modalidad multicultural, y habrá indignación contra los judíos debido a nuestro papel principal. Pero sin aquel papel principal, y sin aquella transformación, Europa no sobrevivirá".

     O lo siguiente:

    Un ejemplo típico de lo que caracteriza al empuje judío en favor de la inmigración abierta puede verse en la siguiente cita de 1948 de David Petegorsky, ex-director del American Jewish Congress:

    "La supervivencia judía sólo puede ocurrir dentro del marco de una sociedad progresiva y crecientemente democrática, la cual mediante sus instituciones y políticas públicas da expresión al concepto del pluralismo cultural".

     ¿Cómo es que los judíos juegan un papel principal en la implementación del multiculturalismo en Europa si ellos no están fuertemente involucrados en el nivel más alto de la toma de decisiones domésticas en las naciones europeas?. Para ser un grupo tan pequeño ellos parecen tener mucha influencia en países en los que ellos no tienen ningún derecho a entrometerse. Las palabras son las de ella [de Barbara Spectre], no las mías. ¿Cómo puede alguien discutir lo que proviene directamente de una fuente autorizada?.

     ¿Por qué entonces —usted podría decir— una política estatal como la de Israel sería partidaria de lo exactamente opuesto en otras naciones, como Barbara Spectre tan descaradamente lo declara?. La respuesta es porque un Occidente culturalmente debilitado, como se señaló previamente, es vital para la unión de las naciones en una región global, con el control estando centrado alrededor de la banca global sionista, el poder militar, y el control de la población y los recursos. En apariencia ambas políticas parecen incompatibles, y para aquellos que no comprenden completamente la naturaleza de la bestia parece descabellado que las dos puedan estar relacionadas, pero ambas se refuerzan mutuamente, incluso si éste no pareciera ser el caso.

     Muchas personas dicen que el comunismo está en contra de la religión, y ciertamente está en contra del cristianismo, pero el comunismo es simplemente una manera astuta de un poderoso grupo de gente de una cierta religión de subvertir a todas las demás. Es como contarle a alguien una mentira y luego guiñarle el ojo a su amigo reconociendo que el engaño ha funcionado.

     Entonces la batalla de la voluntad es entre aquellos de nosotros que reconocemos la verdad en su totalidad, y aquellos que rechazan aceptarla totalmente y enterrar sus cabezas en la arena. Es como tratar de luchar contra un enemigo común con una mano atada detrás de la espalda. A menos que sean comprendidos los verdaderos motivos en cuanto a por qué nosotros en Occidente actualmente nos encontramos en tan difícil situación, estaremos subiendo por siempre una colina que no termina nunca, lo que conducirá finalmente al agotamiento y finalmente a la derrota y al acabamiento del mundo occidental como lo conocemos.

     Aquellos que están en la Izquierda están literalmente ciegos ante la realidad, porque así es cómo ellos han sido moldeados. Ellos no tienen ningún orgullo de nada, ninguna lealtad a nada, y están destinados a despertarse un día en un escenario de pesadilla que ellos mismos han ayudado a construír. Ellos cometen el error de creer que los nacionalistas existen para apoyar y sostener el statu quo, el corrupto sistema político y el corrupto sistema económico global. Ellos están equivocados. El sistema económico internacionalista y corporativo global es el mismo sistema que procura destruír la identidad nacional, étnica y cultural por medio de la inmigración masiva.

     Ellos son los sirvientes sordos, mudos y ciegos del sistema que profesan odiar. Como tantos otros antes de ellos, son los tontos útiles de la gente a la que ellos dicen que se oponen. Apoyando la inmigración masiva y la des-estructuración cultural, ellos ayudan a la élite globalista que también busca un final para las naciones, las culturas y las fronteras individuales. Ellos se parecen a aquellos juguetes a cuerda que se caen y empiezan a moverse en círculos, no sabiendo realmente hacia dónde se dirigen o por qué.

     Ellos creen que son moralmente correctos al defender la "justicia social" y la igualdad, cuando la realidad es que ellos se han transformado en exactamente lo que ellos dicen que odian. Una clase más extraña de seres no podría ser hallada. Lo que encuentro gracioso de ellos son sus acusaciones de "racismo", y a pesar de todo me pregunto cuántos de ellos en lo más íntimo son atraídos hacia gente de su propia raza. Ellos nunca admitirían abiertamente tal cosa, pero incluso dentro de la locura de la Izquierda existe aquella preferencia por su propia gente en el fondo dentro de ellos. ¿Cuántos izquierdistas que celebran la "diversidad" y que quieren más de ella, realmente tienen familias de raza mezclada?. Aquéllos ciertamente no estarán entre la mayoría.

     Oponiéndose a todas las cosas nacionalistas, ellos creen que se están oponiendo a la "autoridad" y a la "opresión". La autoridad y la opresión ni siquiera han comenzado aún, y cuando lo hagan, ellos estarán entre los primeros de los cuales se encargará el sistema. Usted puede imaginar la expresión de "¿qué hemos hecho?" en sus caras cuando un día ellos lleguen a comprender que la cagaron a lo grande. No es ninguna sorpresa que la mayor parte de ellos haya leído el libro "La Personalidad Autoritaria" de Theodore Adorno, que los ha animado a ser "rebeldes" y a oponerse a lo que ellos han sido llevados a creer que es "opresivo", libro que fue patrocinado por el Departamento de Investigación Científica del American Jewish Committee.

     La frecuencia con la cual ellos usan la palabra "racista", inspirada por los comunistas, y etiquetas como "fascista", muestra que se trata de una estrategia que ellos usan contra gente que tiene opiniones políticas diferentes. Al hacer eso ellos esperan silenciar las opiniones contrarias, arrinconar a la gente en una esquina y presentar ante un público que mira que las opiniones sobre cosas con las que ellos discrepan deben ser "asociadas" con el "mal". Si usted puede imaginar un loro bajo el efecto de drogas duras repitiendo las mismas palabras una y otra vez, entonces ahí tiene a su "revolucionario" izquierdista.

     El nacionalismo rechaza y se opone a todo lo que es perjudicial para la nación y su gente. Esto incluye el sistema económico global que es dirigido por grupos en la sombra como el Fondo Monetario Internacional, la Reserva Federal y el Banco de Inglaterra. El nacionalismo en su forma más verdadera reconoce a quiénes dirigen a esos creadores de deuda y esclavizadores financieros de las naciones, y también entiende la estrategia de la impuesta immigración masiva y el multiculturalismo y lo que esto significa para ellos.

     El sistema político y el montado sistema mundial de la deuda económica global tienen que ser destruídos. Las políticas que nacen de aquellos corruptos sistemas tienen que ser rechazadas. La gente de cada nación individual tiene que unirse y volver a crear sus naciones sin traición, corrupción de deudas ni engaño, y sin las perjudiciales influencias exteriores, incluyendo el multiculturalismo. Esto no puede acontecer sin algún esfuerzo significativo hasta que la gente comprenda la verdad suprimida.–






No hay comentarios:

Publicar un comentario