BUSCAR en este Blog

jueves, 28 de agosto de 2014

Sobre Anders Breivik y Varg Vikernes



     En esta entrada se publican tres artículos que tienen en común la persona del músico y escritor noruego Varg Vikernes (1973). Primero Alex Kurtagić, en un interesante texto de hace tres años que hemos traducido, hace un contrapunto entre el asesino en serie Anders Breivik y Vikernes, deslindando las diferencias metafísicas entre ambos. Dicho artículo fue publicado en wermodandwermod.com, seis días después de la masacre de 77 personas efectuada por Breivik en Oslo. Luego Andrew Joyce, en un artículo de hace dos meses que ponemos en castellano, publicado en theoccidentalobserver.net, realiza una crónica sociológica del músico noruego en vista de un probable nuevo procesamiento de éste por la judeo-marxista policía del pensamiento en Francia, donde vive desde 2010, simplemente por sus heréticas ideas políticas anti-Sistema.

     Vikernes había sido uno de los que recibieron el manifiesto de Breivik, pero dijo lo que pensaba con respecto a él, entre otros, en un escrito de 2011, dos días después de la matanza, publicado en burzum.org, que reproducimos corregido aquí también. Vikernes había sido arrestado en Julio de 2013, justo 4 años después de haber cumplido su condena en Noruega, por supuestamente incitar al odio racial y exaltar crímenes de guerra en numerosas entradas de blog. El drama comenzó cuando su esposa compró 4 escopetas y el gobierno francés supuso que él estaba planeando una masacre. El 4 de Junio de este año comenzó dicho juicio. Vikernes sostuvo que él no ha escrito dichas entradas, y que probablemente haya habido malentendidos cuando se comunicó por medio de un intérprete danés cuando estuvo detenido brevemente el año pasado. Los diez extractos de que se lo acusa fueron escritos entre Marzo y Junio de 2013 donde se ataca a musulmanes y judíos. La policía del pensamiento dijo que encontró igualmente material racista y anti-judío en su computador. El 8 de Julio pasado fue condenado por una corte francesa a 6 meses de prisión suspendida además de una multa de 10.000 dólares (8.000 euros). Él sostuvo, negando que hubiese escrito dichos artículos, que "en un momento dado había 350 personas en Facebook simulando ser Varg Vikernes".



Bestias de Noruega: Breivik y Vikernes
por Alex Kurtagić
28 de Julio de 2011


     Desde los años '90 la exportación más conocida de Noruega ha sido su [estilo musical] Black Metal. Cuando esto al principio hizo erupción como un fenómeno durante principios de la década, particularmente después de una serie de asesinatos y provocados incendios de iglesias perpetrados por miembros de la escena Black Metal en aquel país, muchos en latitudes menos septentrionales volvieron sus ojos hacia Noruega por primera vez. Algunos se preguntaron qué fue en ese país aparentemente pacífico, hermoso y escasamente poblado de los márgenes de Europa, lo que provocó que los jóvenes allí desarrollaran tales actitudes extremistas. En Lords of Chaos, Michael Moynihan y Didrik Søderlind interpretaron los acontecimientos desde una perspectiva Jungiana.

     Ahora, aproximadamente dieciocho años más tarde, Noruega está de vuelta en la conciencia pública, otra vez debido a los actos violentos y crueles cometidos por uno de sus ciudadanos. Esto, aproximadamente dos años después de que un Varg Vikernes, un músico vinculado a la escena del Black Metal, un bien conocido defensor del nacionalismo racial dentro de ese estilo musical, y durante mucho tiempo el enemigo público número uno de Noruega, fuera finalmente liberado desde prisión, donde pasó quince años. Anders Breivik ha llegado ahora para sucederlo en el trono de la infamia.

     Algunos pueden querer compararlos porque ambos desearon, en su momento, provocar reacciones extremas por medio de actos extremos, y porque ambos parecen nacionalistas raciales europeos. Y porque ellos también rechazan el statu quo en una manera que es de alguna manera análoga, en tanto que existe un antagonismo hacia dos movimientos [el cristianismo y el multi-culturalismo] que son universalistas e igualitarios, y que, desde una perspectiva pagana, están unidos, siendo [el segundo] una versión secular del [primero]. Vikernes rechaza el cristianismo; Breivik rechaza el multiculturalismo, particularmente debido al Islam. Como era de esperarse, sus nombres han aparecido en yuxtaposición por todas partes en Internet.

     Pero Vikernes es un pagano, mientras que Breivik es cristiano. Así, ideológicamente, para Vikernes, quien ve tanto al cristianismo como al multiculturalismo como poseedores de orígenes judíos y sirvientes de intereses judíos, Breivik permanece atrapado dentro de un universo cerrado, cuyas leyes fueron formuladas por movimientos que se originaron en la mente oriental.

     No es ninguna sorpresa que la crítica que hace Vikernes de Breivik manifieste paralelos con observaciones claves hechas por Kevin MacDonald. Éste ha descrito a Breivik como "una especie de Geert Wilders de conservador cultural, muy opuesto al etnocentrismo como estrategia, muy persuadido por la Escuela de Viena, lealmente a favor de Israel (al que ve como sitiado por el Islam militante), y muy hostil hacia el Islam, lo que en Estados Unidos es llamado como un neoconservador". MacDonald ha notado posteriormente que Breivik "ignora el papel de las élites intelectuales judías en la patologización de las expresiones de etnocentrismo de los europeos desde la 2ªGM (en particular la Escuela de Frankfurt) y en combatir la base científica de la legitimidad de los intereses raciales/étnicos (antropología de Franz Boas)".

     Vikernes encuentra la ceguera de Breivik con respecto al papel judío en el desarrollo político, cultural y demográfico en Europa durante el pasado siglo como más que algo curioso. Juzgando los actos de Breivik como despreciables y totalmente contraproducentes, y señalando su status como masón, algo que es visto como un tentáculo globalista judío, Vikernes especula sobre si Breivik no es más que un agente involuntario. Yo no favorecería una interpretación conspiratológica.

     Aunque ambas "bestias" reconozcan que el hombre y la civilización europeos están amenazados por fuerzas exteriores, que la amenaza es significativa, y que se requiere de una acción, el enemigo es mutuamente exclusivo. Para Vikernes, el enemigo son los judíos, siendo el cristianismo una fuerza subversiva creada por ellos, y el Islam un tonto útil para los imperialistas en el conflicto de civilizaciones. Para Breivik el enemigo es el Islam, y los judíos y el cristianismo son aliados —y en el último caso, en el núcleo— de Europa. Breivik no concibe a los Caballeros Templarios como una orden ariosófica gnóstica de guerreros sagrados, como lo hace Miguel Serrano, fundada en principios alquímicos, sino como guerreros religiosos en un conflicto geopolítico entre la Europa cristiana y el Oriente islámico. Además, mientras ambos reconocen la naturaleza biológica de la crisis, para Vikernes el problema es fundamentalmente espiritual, mientras que para Breivik parece ser geopolítico. Así, para el músico la lucha es interior, mientras que para el masón es externa, y esto se refleja en los aspectos megalomaniacos de la narrativa de este último.

     Así, la violencia de Vikernes, cuando fue más allá de sus desacuerdos con Øystein Aarseth, era lo que Jean Baudrillard llamó un "desafío simbólico", que tomó la forma de ataques de incendios provocados contra emblemas, o puestos de avanzada, del cristianismo en Europa del Norte. Sin embargo, las iglesias incendiadas estaban vacías, y el cristianismo mucho tiempo moribundo; su única víctima fue un congénere músico, personalmente conocido por él, y el asesinato no tuvo nada que ver con la religión sino con asuntos personales y de negocios. La violencia de Breivik, por su parte, estuvo dirigida a una masa de individuos, personalmente desconocidos para él, que comprendía una clase política de compatriotas que él estimaba como agentes de la destrucción. Vikernes atacó el símbolo de una religión, pero no a sus adherentes, mientras que Breivik atacó a los adherentes de una religión (marxistas culturales / multiculturalistas / humanistas suicidas), más bien que a su símbolo. Puede ser que la religión secular no tenga ningún signo reconocible, inequívoco e icónico; pero del mismo modo que para Osama bin-Laden las torres gemelas en el Centro Mundial de Comercio en Nueva York representaban un símbolo del poder estadounidense, y las atacó en consecuencia, Breivik pudo haber atacado el símbolo del Islam mediante, por ejemplo, el dibujo de una historieta opinando sobre Mahoma.

     No estoy siendo completamente serio, por supuesto, pero, a pesar de todo, vimos hace algunos años cómo el acto pacífico de un artista en Dinamarca que hizo sólo eso, vino a representar un poderoso desafío simbólico, aunque en ese caso aquello careciera de dirección y no fuera por lo tanto exitoso. Pero un desafío simbólico al Islam hubiera podido haber provocado una reacción exagerada entre los musulmanes en Europa que podría haber creado algunas dificultades para los marxistas culturales, los multiculturalistas y los "humanistas suicidas". Entonces otra vez, la violencia musulmana previa en Europa no ha tenido ningún efecto fundamental sobre la política del gobierno en cuanto a la inmigración y a los musulmanes ya instalados en el continente. Los marxistas culturales y los multiculturalistas, aunque nerviosos por los efectos inestables e imprevisibles de su experimento social, permanecen en el poder.

     A mi parecer, el desafío simbólico de Vikernes fue en muchos sentidos absurdo, pero en otros no tanto. El evolucionismo, el cientifismo, el economicismo, y su padre, el materialismo, ya habían dado al cristianismo un golpe decisivo mucho tiempo antes de que apareciera Vikernes. Así el acto terminó en un crimen juvenil, quijotescamente filosofizado después del hecho. Sin embargo, en el largo plazo, porque creó curiosidad y fascinación con el Black Metal entre los fanáticos musicales, y porque el Black Metal fue capaz de remover poderosas emociones oscuras a la vez que proporcionaba una narrativa alternativa tradicionalista, elitista y mística que era atractiva entre los fracasos de la modernidad secular, ese hecho sirvió como un trampolín para una vibrante sub-cultura, la cual, aunque giraba alrededor de la música, entrelazaba la cultura folk tradicional y una ideología völkisch pre-existente, unida por un cordón dorado a múltiples expresiones contemporáneas de la corriente anti-liberal [1].

[1. Véase un artículo del propio autor de éste donde hace una interpretación del Black Metal en http://editorial-streicher.blogspot.com/2014/01/alex-kurtagic-sobre-el-black-metal-y-su.html].

     Lo que es más, Vikernes mismo ha creado una obra de valor duradero, con ocho álbumes publicados hasta ahora, y su música sigue siendo popular. Mediante esto, y en virtud del interés natural en la identificación y empatía que esto provoca con su creador entre los aficionados a la música, Vikernes permanece influyente, directa o indirectamente, y los valores e ideales codificados en su música y expresado en sus escritos —incluso si éstos son leídos con algún grado de desapego irónico, real o fingido— serán parcial o totalmente absorbidos e interiorizados por muchos, ya receptivos por los estados psicológicos inducidos por la música. La transformación es difusa, gradual, irracional, en gran parte inconsciente, y no atribuíble a un solo factor o agente. El campo enemigo sabe bien esto, y usa el sistema de educación, la legislación y los medios de comunicación de noticias y de entretenimiento para empujar en la dirección opuesta (la de ellos), para efectuar una transformación inversa.

     Por contraste, creo que la herencia de Breivik será completamente negativa. La simpatía por las víctimas y el deseo de los políticos del establishment de demostrar pureza ideológica, combinado con la naturaleza culturalmente antitética de la mayor parte de la cosmovisión de Breivik, servirá como justificación para a) un refuerzo de la sujeción al estalinismo del Partido comunista, b) el posterior despliegue de la "virtud" anti-racista, c) futuros gestos de apaciguamiento y acomodación hacia el Islam, y d) vacilación entre aquellos preocupados por el futuro de Europa al identificarse públicamente con ideas nacionalistas raciales.

     Además, dudo de que Breivik influya en alguien con su mamotrético manifiesto de 1.516 páginas (el cual, salvo un puñado, nadie realmente leerá), especialmente considerando las contradicciones profundas e irreconciliables en su ideología, la estupidez subyacente, y el hecho de que esta última esté definida por una concepción negativa. Como es evidente en su video, es mayormente acerca del enemigo, siendo importante Europa (biológica y geopolíticamente concebida) sólo en tanto esté amenazada. Esto contrasta con la ideología de Vikernes, que, aunque inicialmente elaborada sobre la base de una aversión al cristianismo y de lo que él percibía como sus valores universalistas, igualitarios y anti-marciales, llegó a ser acerca de Europa (biológica y espiritualmente concebida), siendo importantes los judíos, el Islam y los marxistas culturales en tanto ellos amenazan a Europa.

     Así, Breivik es, como él mismo se describió, conservador (la negación de lo nuevo), y su charla acerca de un renacimiento implica una restauración; Vikernes es tradicional (la afirmación de lo antiguo), y cualquier conversación sobre un renacimiento implica una regeneración o renovación. La afirmación es siempre más atractiva que la negación.

     En cualquier caso, ninguno comenzará una revolución. En mi novela Mister, menciono el temprano vínculo de Vikernes con el Frente Pagano Noruego, que en mi futuro distópico se ha hecho activo como un partido político. Sin embargo, en la novela Vikernes ha llegado a ser un solitario, y, aunque no lo diga así, lo imaginé viviendo una vida tranquila, en una granja, perdido en el paisaje. Breivik, un reciclador retrógrado, engañado y engañador en más de un nivel, no habiendo creado nada de valor, y habiendo sembrado una muerte insensata y prestado su cara para descrédito de su causa, terminará sus días en una celda de prisión, etiquetado como un "extremista Derechista", pero siendo en realidad un agente y un catalizador de la involución, un esclavo del Demiurgo, si usted prefiere, y metafísicamente un agente servil, o un instrumento, de las fuerzas de la oscuridad en la guerra oculta. Su historia personal sugiere que él puede haber terminado como un agente de las fuerzas de la decadencia, porque él es su producto, y por lo tanto alguien perteneciente a ese círculo —a diferencia de alguien ajeno—, emblemático del problema y no, como él pareció creer, la solución.–



Guerra en Europa. Parte I
¿A Quién Beneficia? (Cui Bono?)
por Varg Vikernes
24 de Julio de 2011


     Muchos argumentan que el Señor Breivik estaba, efectivamente, ejecutando órdenes del Mossad, para castigar a la Noruega amante de los palestinos y gobernada por los marxistas, pero primero que nada para crear para aquellos desinformados extremistas de Derecha una falsa bandera bajo la cual unificarse, y lo que hacía era una operación bajo "bandera falsa".

     Su manifiesto es extenso, de algo más de 1.500 páginas, y es bastante minucioso en lo que dice y lo que hizo. Existen algunos hechos que no tienen sentido para mí. ¿Cómo puede enumerar él todos los problemas causados por diferentes judíos a lo largo de nuestra historia y todavía dejar de mencionar siquiera a uno de ellos con una sola palabra en su manifiesto? Él ataca los síntomas de la enfermedad que Europa está sufriendo, pero no la causa de esta enfermedad.

     Él es un masón también, y ello ciertamente no tiene mucho sentido en absoluto. La masonería es la judería internacional en su peor expresión; ellos también están trabajando por la des-construcción de todas las naciones sobre la Tierra y para construír un Templo Hebreo global, esclavizándonos a todos bajo la voluntad de los judíos y sus sirvientes los masones. Bueno, esto explica por qué no dice palabra alguna acerca de los creadores de todas las diferentes religiones e ideologías, ahora puestas a luchar las unas contra las otras.

     Él es un cristiano también. Ahora, en un sentido, eso tiene sentido, pero ¿por qué tiene sentido? Los judíos crearon el cristianismo como una religión que siguieran los no-judíos, de manera que éstos también pudiesen volverse adoradores de su falso "Dios" hebreo, y de esta forma los indómitos europeos paganos se transformaran en sirvientes y una poderosa herramienta para los judíos. Si los judíos crearon el Islam también o si ellos sólo vieron surgir una oportunidad cuando éste fue creado no se sabe, pero lo que si sabemos es que los judíos siempre han promovido el conflicto entre estas dos religiones y, realmente, continúan haciéndolo. Cuando los cristianos se tornan demasiado fuertes, los judíos apoyan a los musulmanes para debilitar a los cristianos. Cuando los musulmanes se tornan demasiado fuertes, los judíos apoyan a los cristianos para debilitar a los musulmanes. Ellos a menudo apoyan a ambas partes también, si ambos lados se vuelven demasiado fuertes, y ellos hacen esto frecuentemente en secreto. Los cristianos, entonces, matan a los musulmanes, y viceversa, mientras los judíos ríen amparados en el fondo, beneficiándose de todo ello.

     El señor Breivik, o cayó derecho en su propia trampa, como muchos cristianos lo han hecho en el pasado y siguen haciéndolo, o él trabaja conscientemente para ellos, nuevamente, como muchos cristianos lo han hecho en el pasado y continúan haciéndolo. Los cristianos y los musulmanes, señoras y señores, para los judíos no son más que soldados/carne de cañón, en su misión para esclavizarnos bajo su dominio.

     Lo que el señor Breivik ha dicho es en gran parte verdadero, excepto en lo que él no cuenta: él no nos dice que los judíos son el origen de todos estos problemas, los que fueron creados por ellos para lastimarnos. Todo lo que tenemos que hacer para volver este acto de violencia favorable a nosotros es hacerlo claro para todos: los judíos crearon el marxismo, el feminismo, el cristianismo (¿necesito decirles que Jesús y nada menos que Pablo/Saúl eran judíos?), la así-llamada Psicología, la banca ("préstamo de dinero"), el movimiento hippie y todas las otras ideologías y movimientos que están destinados a destruír y a des-construír todas las naciones en Europa. Detrás de cada uno de dichos movimientos usted encontrará un judío (o algunas veces a un masón).

     ¿Cómo ha podido olvidar eso, señor Breivik?.

     ¿Trabajando para los judíos, señor Breivik, va usted a unir a todos los extremistas Derechistas europeos bajo su falsa bandera?. ¿Para asegurar que el foco que está sobre el enemigo judío de Europa se desplace hacia otro lado?. ¿O tal vez usted no se ha dado cuenta aún de que ha sido utilizado por los siniestros judíos?.

     Entonces ahora no solamente los cristianos matan musulmanes, y viceversa. ¿También se supone que los extremistas de Derecha deben matar a los extremistas de Izquierda, y viceversa, supongo?. ¿Es ése el plan? ¿Hizo usted eso para reclutar y lograr que incluso los extremistas de Derecha luchen por los judíos?.

     ¿Quién se beneficia con esto? ¡Israel!, ¡los judíos!. Ninguna de nuestras agresiones será dirigida hacia ellos, donde debiera ser dirigida. En lugar de eso, estaremos luchando unos contra otros, mientras ellos se movilizan en el fondo, fuera de los focos, y sacando provecho de nuestro sufrimiento, y en secreto apretando las cadenas de la esclavitud alrededor de nuestras cinturas y tobillos.

     Oh, y por cierto, los verdaderos nacionalistas no matan a los hijos de su propia nación, incluso si alguien intentara lavarles el cerebro, como lo hizo la Juventud del Partido Laborista (AUF) noruego. Ellos no eran (todavía) extremistas marxistas; ellos eran sólo unos muchachos.


Varg Vikerness
Bergen, 24 de Julio de 2011.



Varg Vikernes:
Persecución de un Patriota Nórdico
por Andrew Joyce
24 de Junio de 2014


     El músico Kristian "Varg" (Lobo) Vikernes, quien recientemente fue procesado [1] en Francia por "incitar al odio racial y glorificar crímenes de guerra", no es un nombre muy familiar. Incluso dentro de la escena Heavy Metal extrema que él ayudó a crear ya a principios de los años '90, su nombre lentamente disminuye si no hacia el olvido, entonces hacia la ignominia. Él es, sin embargo, un personaje interesante, y la historia de su persecución, primero en su Noruega natal y ahora en Francia, es digna de ser reseñada para los lectores de The Occidental Observer.

[1. http://loudwire.com/burzum-varg-vikernes-stand-trial-inciting-racial-hatred/].

     Nacido en 1973, Vikernes es hijo de un ingeniero electrónico y de una empleada de una compañía petrolera. Cuando él tenía aproximadamente 6 años, la familia se trasladó durante aproximadamente un año a Bagdad, Iraq, porque el padre de Vikernes estaba trabajando entonces para el régimen iraquí desarrollando un programa computacional. Ya que no había sitio disponible en la escuela inglesa de Bagdad, el joven Vikernes fue a una escuela primaria iraquí durante ese tiempo. Vikernes afirma que fue entonces que él llegó a ser consciente de los asuntos raciales. Los castigos corporales eran bastante comunes en la escuela, y en una ocasión Vikernes tuvo una pelea con un profesor y lo llamó "un mono". Pero, como Vikernes lo percibió, los profesores "no se atrevieron a golpearme porque yo era Blanco". La madre de Vikernes también recuerda cómo ellos pasaron un año en Iraq, y que mientras "a los otros niños en su clase sus profesores les daban cachetadas, a él no". En general, sus dos padres parecen haber sido racialmente conscientes. Su padre frecuentemente expresaría ansiedad con respecto a la composición cada vez más multi-étnica de su ciudad natal. Sobre su madre, Vikernes dice que ella era "muy consciente de la raza", en el sentido de que ella estaba con miedo de que Vikernes "fuera a venir a casa con una muchacha negra".

     Vikernes ya adolescente fundó el proyecto de música unipersonal Burzum en 1991, estableciéndose rápidamente como un talento musical precoz y formidable. Al hacer aquello él llegó a ser parte de una escena noruega emergente de black metal. Aunque ahora dominada por una magnificencia a menudo ridícula, por lo kitsch y por disfraces, la escena temprana del black metal fue una reacción contra el hinchado comercialismo de la música metálica estadounidense. Superficialmente, la música estaba temáticamente pre-ocupada con letras anti-cristianas, pero bajo esta movida táctica para el choque de valores había ideas e inspiraciones más profundas: desilusión con la dirección de la sociedad moderna, la hipocresía en la religión, la pérdida de las identidades europeas, el oscuro y apocalíptico paisaje nórdico, e incluso el propio rudo clima del Norte.

     Sobre todo, esto era una reacción de la juventud noruega contra la "igualdad" y la blanda tiranía de la Social-Democracia. Esto representaba la creación de una subcultura de posguerra por parte de una juventud que todavía se esforzaba por el individualismo y el elitismo, por un nuevo mundo y un nuevo estilo de vida. Muchos de sus letristas más tempranos buscaron en el pasado una alternativa viable a la banalidad de la vida contemporánea en la Noruega socialdemócrata, encontrando la inspiración y la expresión en las celebraciones "volkisch" de la Escandinavia pre-moderna y pre-cristiana, particularmente de la época vikinga. Escribiendo en 2012, Vikernes, quien estuvo en la vanguardia de esta tendencia, recordó la profunda desilusión y apatía que él sentía en ese entonces, y que compartía con un gran contingente de la juventud noruega:

     «Burzum surgió no porque yo quisiera hacer música o en realidad buscara fama y fortuna (como si tuviera algo de eso ahora...). No. En vez de eso Burzum salió adelante porque yo no tenía nada mejor que hacer. Nada me interesaba. Nada valía la pena por lo cual trabajar o luchar. Y —querido dios pagano— ciertamente yo no quería pasar el resto de mi vida entre gente domesticada, la gente del rebaño. Naturalmente yo tenía la esperanza de que el mundo sería destruído completamente en una Tercera Guerra Mundial, de modo que nosotros podríamos comenzar desde cero y construír a cambio algo mejor sobre las ruinas del viejo mundo; y mientras esperaba, yo tocaba las guitarras en la habitación de mi hijo. Pero como sabemos, aquella esperanza fue aplastada cuando cayó el Muro de Berlín y la Unión Soviética dejó de existir. Todo con lo que quedé fue con esa vieja guitarra y nada más que hacer. Honestamente, quisiera haber hecho algo más, algo más privado, algo que no hubiera necesitado compartir con el mundo a fin de ganarme la vida. El único problema es que realmente no puedo decir lo que podría haber sido aquello. Ya era demasiado tarde para enlistarse en las Waffen-SS, y aquellos tipos eran bastante uniformes, de modo que yo probablemente no habría calzado muy bien de todos modos; y ciertamente era demasiado tarde para embarcarse en un bargo vikingo y enseñar a aquellos aspirantes a judíos en otras partes de Europa que los europeos no se supone que se arrodillen delante de ninguno de los falsos "dioses" extranjeros».

     Después de grabar dos cintas de demostración de Burzum, él llamó la atención de Øystein "Euronymous" Aarseth del grupo Mayhem, quien acababa de formar recientemente Deathlike Silence Productions. Euronymous entonces enroló a Burzum en el sello, y poco después, Vikernes ―bajo el seudónimo de Conde Grishnackh— comenzó a grabar el álbum de presentación de Burzum, que fue publicado en 1992, siendo el segundo álbum publicado en dicho sello. Sin embargo, las relaciones entre Vikernes y el atípico y profundamente antisocial Euronymous eran tensas. Cinco años mayor que Vikernes, Euronymous veía el propósito y el ethos de la escena black metal de manera muy diferente, viéndola principalmente como un vehículo para el hedonismo y el satanismo. Él frecuentemente molestaba a sus compañeros de banda, y tocaba música y disparaba una escopeta en un esfuerzo frenético para impedirles dormir. Cuando el cantante principal, Per Ohlin, se suicidó con una escopeta en la cabaña de la banda en 1991, Euronymous fue a una tienda y compró una cámara desechable para tomar fotografías de la escena antes de decidir llamar a la policía. Él más tarde usó una de las fotografías del cadáver de Ohlin como una tapa de álbum, e hizo collares con pedazos recuperados del cráneo de Ohlin. En una entrevista de 1993 Euronymous declaró que "no hay NADA que sea demasiado malo, enfermo o pervertido".

     El más joven y más idealista Vikernes comenzó a chocar con Euronymous. A principios de 1993 surgió la enemistad entre Euronymous y Vikernes. Durante la noche del 10 de Agosto de 1993, Vikernes manejó desde Bergen hasta el departamento de Euronymous en Tøyengata en Oslo. Tras su llegada comenzó una confrontación y Vikernes apuñaló mortalmente a Euronymous. Vikernes siempre ha afirmado que él atacó a Euronymous en defensa propia, y que un Euronymous cada vez más demente había planeado aturdirlo con un arma de electrochoque, amarrarlo y torturarlo hasta la muerte, grabando en video el acontecimiento. Vikernes explicó: "Si él hubiera hablando de ello a cada uno y a cualquiera, yo no lo habría tomado en serio. Pero él sólo se lo dijo a un grupo escogido de amigos, y uno de ellos me contó". Él dijo que Euronymous planeaba usar una reunión con motivo de un contrato no firmado para emboscarlo. Un compañero de banda permaneció fuera fumando mientras Vikernes subió la escalera hacia el departamento de Euronymous en el cuarto piso. Vikernes dijo que encontró a Euronymous en la puerta y le dio el contrato, pero cuando él avanzó y confrontó a Euronymous, éste entró en pánico y le dio una patada en el pecho. Los dos se trabaron en una lucha.

     La lucha se trasladó a la cocina, donde ambos agarraron un cuchillo que estaba en la mesa, y Vikernes apuñaló a Euronymous hasta la muerte. Vikernes fue detenido el 19 de Agosto de 1993 en Bergen. El 16 de Mayo de 1994 Vikernes fue condenado a 21 años en prisión (la pena máxima en Noruega) por asesinato. Muchos de los amigos y compañeros de banda de Euronymous fueron indiferentes a su muerte, viéndolo como una responsabilidad peligrosa, el cual bebía demasiado de sus propias convicciones. Anders Odden (un amigo de Euronymous en ese tiempo) dijo del asesinato: "No fue extraño que él terminara siendo asesinado. Él pensaba que podía amenazar con matar a la gente sin tener ninguna consecuencia". Él añadió: "Pienso que muchas personas sintieron alivio una vez que él se acabó".

     A pesar de las circunstancias atenuantes que rodean a la muerte de Euronymous, la participación del black metal y las propias y francas opiniones anti-conformistas de Vikernes condujeron a retratarlo como quizás el espantajo original de los medios noruegos de comunicación, sustituído sólo recientemente por Anders Breivik. (Y curiosamente Vikernes fue uno de los 530 individuos [2] que recibieron una copia por correo del manifiesto de Breivik). El proceso judicial de Vikernes fue sospechoso por varios motivos, y poco después de su encarcelamiento varias organizaciones anti-fascistas comenzaron a monitorear los escritos que él produjo en la cárcel, particularmente Antifa, Monitor (un servicio de Inteligencia privado dedicado al control de toda la actividad de la supuesta Derecha y de disidentes en Noruega) y Antirasistisk Senter (Centro Anti-Racista).

[2. http://www.euronews.com/2013/07/16/neo-nazi-and-black-metal-star-varg-vikernes-arrested-in-france-/].

     Tras ser puesto en libertad condicional en Mayo de 2009, Vikernes se trasladó a Francia con su esposa donde la pareja ha estado bajo una vigilancia casi constante desde su llegada al país. El 16 de Julio de 2013 la policía francesa los detuvo en la región sureña de Correze después de que la esposa de Vikernes, Marie Cachet, compró un pequeño número de escopetas. La policía francesa informó a los medios de comunicación que ellos fueron detenidos por sospechas de que ellos planeaban un asalto tipo Breivik. La pareja fue liberada después de que Cachet exhibiera un permiso válido para armas de fuego, y de que no hubo nada sospechoso en cuanto a las compras. En esa ocasión Vikernes expresó su indignación a las autoridades por "arrestarnos sin ninguna buena razón, haciéndolo del modo más brutal posible y con los niños presentes, y también por arrebatarnos sin un buen motivo nuestro derecho a poseer armas".

Varg Vikernes y su esposa, Marie Cachet

     Vikernes escribió poco después de su detención de Julio que "El único problema es que no podemos permitirnos demandarlos". Él declaró que durante posteriores incursiones en su casa, las autoridades francesas incautaron sus armas de fuego así como armamento antiguo y ceremonial de numerosas épocas históricas, y que los funcionarios habían rechazado devolver cualquier cosa de su propiedad. Las autoridades francesas entonces respondieron declarando que ellos todavía procesarían a Vikernes, aunque ahora acusándolo de "incitación al odio racial y glorificación de crímenes de guerra", un delito que lleva un castigo de hasta cinco años en una prisión francesa, así como de encontrar "material racista y anti-judío en su computador" [3]. Las autoridades francesas declaran que Vikernes enfrenta la prisión por varias entradas autobiográficas en su sitio web [4].

[3. http://www.sbs.com.au/news/article/2014/06/04/norway-man-denies-racist-post-france].
[4. http://www.burzum.org/eng/biography.shtml].

     Las autoridades francesas tienen todavía que aclarar precisamente qué pasajes de su blog son culpables, pero han alegado que sus escritos son racistas y anti-judíos. Después de haber rastreado su blog, presento aquí algunas secciones que han sido muy probablemente singularizadas. Vikernes promueve lo que él llama "Odalismo", una ideología basada en la idea de que los europeos Blancos deberían adoptar de nuevo "valores europeos nativos". En una entrada, publicada mientras él todavía estaba encarcelado, él se quejaba de que la escena de música que él ayudó a crear había degenerado en algo que era casi tan banal y materialista como la sociedad alrededor de ello. Vikernes escribió:

     «No aprecio aquello en lo que se ha convertido: sólo otra poco imaginativa subcultura de "sexo, drogas y rock'n roll", y una parte del mundo moderno. Ha llegado a ser parte del "pan y circo" de los opresores; se ha convertido en una parte del problema. Mi esperanza sería que Burzum pudiera inspirar a la gente a desear una nueva y mejor realidad en el mundo real, y con la esperanza de que haga algo sobre ello. Tal vez rebelarse contra el mundo moderno, rechazando participar en la violación de la Madre Tierra, rechazando participar en el asesinato de nuestra raza europea, rechazando ser parte de cualquiera de estas subculturas artificiales de "rock'n roll" creadas por los medios, y construyendo comunidades nuevas y sanas».

     En cuanto a Euronymous y las dudosas circunstancias judiciales de su procesamiento por el asesinato, Vikernes escribió en 2004 que mientras él necesitaba el apoyo de los medios a fin de hacer que el caso fuera revisado, «No soy ni un inmigrante afro-asiático "pobre", ni un extremista de Izquierda, ni un débil cristiano pidiendo piedad, de modo que no hay forma de que los medios alguna vez me den algún apoyo. Soy simplemente demasiado una persona non grata en Noruega, un país que muchos europeos occidentales conocen como "el último Estado soviético". Todavía puedo solicitar una liberación sólo después de 12 años, pero dada mi experiencia con el sistema de justicia en Noruega, no soy muy optimista con respecto a ello». Él añadió que mientras algunos en la escena nacionalista noruega lo habían criticado por matar a un compañero noruego, «Euronymous era realmente un lapón, como puede ser visto claramente visto en las fotografías suyas. Sus rasgos faciales lapones (mongoles) son muy visibles: su cabello era típicamente lapón (delgado y liso) y su estatura era reveladora también (como la mayor parte de los lapones, él era muy bajo)».

     Los franceses pueden tratar de poner sobre Vikernes una acusación por un cargo relacionado de "negación del Holocausto" por su siguiente escrito de 2005:

     «Cuando las potencias "occidentales" apoyan a disidentes en otros países, ya sea en Birmania, China, Zimbabwe u otros lugares, ellos los llaman disidentes u opositores, pero todos los disidentes en el mundo "occidental" son llamados criminales o simplemente terroristas. Ellos ni siquiera reconocen que hay una razón legítima para rebelarse contra el mundo "occidental", porque ellos quieren establecer como un hecho indiscutible que su llamada "democracia" es el mejor modo de gobernar un país. Argumentar contra aquello es como argumentar contra la teoría de la macro-evolución con los científicos, o aún peor, cuestionar la veracidad de la teoría del "Holocausto" delante de vuestro conferencista de Historia. No importa lo que usted diga, ellos lo verán a usted como un completo idiota y rechazarán tan sólo escuchar lo que usted tiene que decir».

     La discusión posterior de asuntos raciales tiene que ver con la explicación de 2005 de Vikernes del término "Odalismo", y una razón de sus actuales dificultades legales puede ser su postura sobre algunos aspectos de la historia de la Segunda Guerra Mundial:

     «Los "nazis" noruegos nunca tuvieron una opinión negativa de los eslavos, y hasta los voluntarios SS noruegos reaccionaron negativamente ante el comportamiento de los alemanes en la Unión Soviética, de manera que como noruego nunca realmente pensé en el hecho de que podía ofender a los eslavos cuando yo —un noruego— de vez en cuando usaba el término "nazismo" para describir mi fundamento ideológico. Naturalmente yo nunca tuve la intención de ofender o enajenarme de los eslavos. Personalmente tengo una opinión muy positiva de los eslavos y la cultura eslava, y pienso que es triste que la gente piense de otra manera. La razón de que yo me haya sentido atraído y de vez en cuando expresara apoyo al "nazismo" es principalmente porque muchos de los "nazis" noruegos (y alemanes) abrazaron nuestra religión Pagana como nuestra religión de sangre, y ellos rechazaron el judeo-cristianismo como una herejía judía; ¡y ellos fueron los primeros en hacer aquello en un muy largo tiempo!.

     «También he experimentado que la mayor parte de la gente que me apoya o que apoya lo que yo sostengo son llamados "nazis", mientras casi todos los demás acaban de condenarme y luego me boicotearon a mí y a todo lo que he hecho. Lo que me hace diferente de los "nazis" son básicamente tres cosas; a diferencia de ellos, yo no soy socialista (ni siquiera en un nivel nacional), no soy materialista, y creo en la democracia (¡la antigua democracia escandinava!).

     «De este modo, ya que no soy un "nazi", comencé a usar otro término, a finales de los años '90. Lo hice no sólo para evitar la confusión, sino también para encontrar un término más conveniente y exacto que los otros términos que yo había usado. Este nuevo término era "odalismo", del nórdico óðal ("tierra de origen", "allodium", la "ley alodial", "nobleza", "noble", "bienes heredados", "patria", "propiedad de la tierra", "familia distinguida", "distinguido", "espléndido", "parientes" y "la nación"). Este término sustituye todo lo positivo que hay en todos los otros –ismos que he usado alguna vez, y en ello radica el Paganismo, el nacionalismo tradicional, el racialismo y el ecologismo. Esto no es sólo un término más exacto sino también más inclusivo que puede ser usado por todos los europeos (y por otros también, para el caso).

      «Finalmente, y quizás lo más importante, no es un término corrompido por la Historia. Si tenemos una relación positiva con nuestra patria, con nuestra sangre, con nuestra raza, con nuestra religión y con nuestra cultura, no destruiremos ninguna de éstas con la "civilización" moderna (esto es, el capitalismo, el materialismo, el judeo-cristianismo, la contaminación, la urbanización, la mezcla de razas, la norteamericanización, el socialismo, la globalización, etcétera). El "fantasma nazi" ha asustado a millones de europeos impidiéndoles preocuparse por su sangre y por su patria durante sesenta años hasta ahora, y ya es casi el tiempo de que desterremos a ese fantasma y comencemos otra vez a pensar y a preocuparnos por las cosas que (nos guste o no) son importantes para nosotros».

     En 2009 Vikernes enfureció a más miembros del establishment quejándose de los modernos "black metallers" quienes "seguramente continuarán emborrachándose, drogándose, y en muchas otras maneras también comportándose como el estereotípico Negro; ellos seguirán probablemente dibujándose tatuajes tribales foráneos, vistiéndose, caminando, hablando, pareciendo y actuando como homosexuales, etcétera".

     Sin embargo, Vikernes probablemente afronta su mayor amonestación por un escrito de 2012 en el cual explica que él casi está de vuelta a donde él estaba cuando adolescente, esperando que el actual sistema llegue a un final catastrófico, de modo que algo más verdadero y hermoso pueda ser construído en su lugar. Él escribió:

     «Hoy en cierto modo estoy de vuelta donde comencé; esperando que este mundo sea destruído, no por una Tercera Guerra Mundial luchada entre los criminales de la OTAN y los criminales del Pacto de Varsovia, sino por un creciente malestar, por disturbios, guerra civil y finalmente el colapso total de todas las instituciones en nuestra sociedad. Yo le temo a aquello, porque no creo que será un período de cambio muy fácil para ninguno de nosotros, pero sé que lo necesitamos, de manera que le doy la bienvenida. Incluso la "gente rebañiega" lo necesita, no sea que ellos sean destruídos por sus amos judíos. Por supuesto, los judíos escaparán del barco que se hunde con todo el oro que ellos puedan llevar, si ellos en efecto tienen algún lugar donde ir esta vez; pero el resto de nosotros, el rebaño así como la gente buena, sufrirá durante mucho tiempo antes de que se ponga un poco mejor otra vez. Así, mis queridos amigos y enemigos, estoy pegado a mi guitarra, y estoy obligado por las circunstancias a seguir siendo simplemente un músico, no un Guerrero nórdico que defiende a mis parientes y mi tribu. No un soldado SS que lucha contra los lacayos de los judíos en el Este o en el Oeste. No algo honorable, entretenido o noble en absoluto; sólo un mero músico... otro maldito músico. Como si no tuviéramos bastantes de ellos ya».

     ¿Polémico? Quizás. Pero ciertamente no un criminal. Sin tener en cuenta si uno es un admirador de su estilo de música o no, los escritos de Vikernes son interesantes y dignos de ser leídos. Vikernes mismo es, por lo menos, un individuo muy interesante. Y ya que el hombre se enfrenta ahora al encarcelamiento por algo que podríamos dar por supuesto, sentí que compartir más extensamente algunas de sus palabras sería sólo una manera modesta de frustrar a sus perseguidores.–





No hay comentarios:

Publicar un comentario