BUSCAR en este Blog

lunes, 2 de junio de 2014

John Kaminski - Judaísmo Es Locura



     Conservado en el sitio thetruthseeker.co.uk, el cual lo publicó en Septiembre de 2006, encontramos el siguiente texto de John Kaminski (Judaism Is Madness), célebre escritor estadounidense, que hemos puesto en nuestro idioma. En esta oportunidad Kaminski pone en relación a cierta insana ideología en funciones en Extremo Oriente, llamando la atención sobre la filosofía taoísta, con su probable génesis en otra tribu muy conocida, cuyos devastadores efectos sobre la creación cultural occidental son un leit motiv en toda la producción de Kaminski, como sus lectores bien lo saben.


Judaísmo Es Locura
por John Kaminski
28 de Septiembre de 2006



     «De todos los modelos del deteriorado discurso de los judíos que se encuentran en la literatura posterior al "Holocausto", ninguno parece más omnipresente que el del lenguaje de la locura. Mientras esta imagen del discurso de los judíos ha sido desestimada como simplemente el reflejo de la incomprensibilidad del "Holocausto" como es representado por la incapacidad de los sobrevivientes para hacer frente al mundo de la posguerra, el lenguaje real atribuído por los escritores judíos a los locos en sus textos revela las raíces de esta imagen como mucho más profundas y más reveladoras que lo que ha sido imaginado» (Sander Gilman, Jewish Self Hatred: Anti-Semitism and the Hidden Language of the Jews:The Language of the Mad, p. 360: John Hopkins University Press, 1986).


     La sombra del árbol de la vida se hace más intensa, cubriendo nuestra casa entera en una oscuridad desesperada, mientras lo que es eufemísticamente conocido como la familia del hombre se precipita hacia su propio ocaso, hacia un daño modificador del mundo diseñado y ejecutado por su propio temor.

     Estoy protegido por Dios, usted sabe, no porque yo crea en alguna de las religiones del mundo sino porque he visto los exquisitos ritmos de las grandes leyes del universo, y me siento honrado de participar en sus gratificantes procesos. En ese sentido, estoy haciendo la obra de Dios, si usted puede silenciar sus propios dogmas religiosos durante un momento y ver que he tomado el atajo Taoísta más allá de los justos rituales, y que he comenzado mi búsqueda de la misma verdad universal que usted busca.

     Cada vez el mundo se parece más a una bacanal bestial diseñada por Calígula. Por puro libertinaje sin sentido, George W. Bush aventaja por lejos a dicho renombrado emperador romano. Pero Bush es sólo un títere de calcetín para las verdaderas sombras que nos apresuran hacia nuestra perdición, hombres que están en las sombras y que controlan todo lo que pensamos y hacemos. Gracias por reconocer que he visto el verdadero problema y que lo persigo del mejor modo que conozco, que es encender un fuego debajo de aquel dogma oscuro que nos está destruyendo.

     "Desde el reinado de Nerón al de Antonino Pío", dice Edward Gibbon, "los judíos revelaron una impaciencia feroz por el dominio de Roma que se desató repetidamente en las masacres e insurrecciones más furiosas. La Humanidad está impresionada con el relato de las horribles crueldades que los judíos cometieron en las ciudades de Egipto, de Chipre y de Cirene, donde ellos habitaron en una traicionera amistad con los confiados nativos... En Cirene ellos masacraron a 220.000 griegos; en Chipre, a 240.000; en Egipto, a una multitud muy grande. Muchas de estas infelices víctimas fueron aserradas en pedazos..." (Decadencia y Caída del Imperio Romano, vol. II, págs. 3, 83, 85; en Revolución Mundial, de Nesta Webster, págs. 162-163).

     Un rabino judío que vive en Cisjordania ha pedido el gobierno israelí usar sus tropas para matar a todos los varones palestinos mayores de 13 años, en una propuesta para terminar con la presencia palestina sobre esta Tierra.

     «Hemos lanzado más de un millón de bombas de racimo en el Líbano... Lo que hicimos fue demencial y monstruoso: cubrimos ciudades enteras con bombas de racimo» (el jefe de una unidad de cohetes del ejército de Israel en el Líbano, http://www.haaretz.com/hasen/spages/761781.html).

     «El dios judío... es el dios de la venganza hasta la cuarta generación, justo y misericordioso sólo con su propio pueblo, pero enemigo de todas las otras naciones, negándoles sus derechos humanos y ordenando su esclavitud de manera que Israel pudiera apropiarse de sus riquezas y gobernar sobre ellos» (Victor Marsden, The Protocols of Zion, p. 91).

     ¿Comprendió usted que la Psicología fue inventada por los judíos y que en los ciento y tantos años desde su invención e institucionalización ha convertido a cada uno en el mundo en un judío?. Cierto, esto no ha alcanzado a los yanomanis todavía. Lo ha alcanzado a usted, o no estaría leyendo esto.

     ¿Comprendió usted que sus mismos conceptos de espacio y tiempo y de pesos y medidas y particularmente sus valores han sido cambiados por esta misma sombría tribu que se filtra como un virus a través de la Historia y que se ríe detrás de sus cajas registradoras mientras sus agentes esquilman a los goyim su trabajo honesto?. La analogía con el ganado es apropiada, del mismo modo que los médicos israelíes recolectan los ojos de los niños palestinos que sus desalmados soldados han matado deliberadamente para aquel mismo propósito.

     Pero usted no tiene ninguna noción de esto. Estamos todos sumergidos en una niebla de presuposición implantada, que incluye cosas como que el candidato con la mayoría de votos es el que triunfa. Últimamente hemos aprendido que así ya no es como funcionan las cosas.

     Todo simulacro de cortesía ha sido esquilado de nuestro comportamiento. Estamos viviendo en la época que va al grano. La sociedad predadora.

     Así que fue a partir de esta mentalidad que revisé un ensayo reciente acerca de China, la parte 4 de los Nueve Comentarios sobre el Partido Comunista. Era algo como esto:

     El pueblo chino valora enormemente el "Tao", o el Camino. En la Antigüedad un emperador brutal sería llamado "un gobernante decadente que carece del Tao". Cualquier comportamiento que no se conforma al estándar de moralidad, que, en chino, es denotado por los dos caracteres Dao De, que significan "Tao" y "Virtud" respectivamente, se dice que "no sigue el principio del Tao". Lao Tsé dijo: "Hay algo misterioso e íntegro que existía antes del Cielo y la Tierra. Silencioso, sin forma, completo, y nunca cambiante. Viviendo eternamente en todas partes en la perfección, es la madre de todas las cosas. No conozco su nombre; lo llamo el Camino". Esto sugiere que el mundo fue formado a partir de "Tao".

     En los últimos cien años la repentina invasión efectuada por el espectro comunista ha creado una fuerza contra la Naturaleza y la Humanidad, causando una agonía y una tragedia ilimitadas. También ha empujado a la civilización al borde de su destrucción. Habiendo cometido toda clase de atrocidades que violan el Tao y que se oponen al Cielo y a la Tierra, se ha convertido en una fuerza extremadamente malévola contra el universo.

     El Tao del universo no cambia. El universo funciona según el Tao en una manera ordenada. La Tierra sigue los cambios del Cielo, y por lo tanto tiene cuatro estaciones distintas. Al respetar el Cielo y la Tierra, la Humanidad disfruta de una vida armoniosa de gratitud y bendiciones.

     Pero el Partido Comunista promueve a los "humanos por sobre la Naturaleza" y una "filosofía de lucha" en desafío al Cielo, la Tierra y la Naturaleza. Mao Tse-Tung dijo: "La lucha contra el cielo es una alegría interminable, luchar contra la Tierra es una alegría interminable, y luchar contra la Humanidad es una alegría interminable". Quizás el Partido Comunista consiguió realmente una verdadera alegría de estas luchas, pero la gente ha pagado costos tremendamente dolorosos.

     Para resumir: el Partido Comunista chino es una "fuerza contra la Naturaleza". Está basado en conceptos manifiestamente insanos. Para el propósito de la salud humana en general y para la salud del planeta, debe ser eliminado.

     Esta epifanía me dejó pensando en la camarilla neoconservadora straussiana [alusión al ideólogo judío Leo Strauss] que ha convertido a Washington en la capital mundial del asesinato de masas en nombre de falsas perogrulladas. ¿No son éstos los mismos tipos contra los cuales luchaba Arnold Schwarzenegger en "The Terminator"?.

     ¿No es eso lo que ellos también están haciendo contra la Naturaleza?. ¿No es el falso  esquema entero de crear grupos para que luchen unos contra otros con el fin último de acumular incomprensibles cantidades de dinero, un total sinsentido?. Un crimen contra la Naturaleza.

     El comunismo en China, según la epopeya, sigue cometiendo los siguientes crímenes contra la Naturaleza y contra su pueblo:

• Confunde el Bien y el mal en una tentativa al por mayor de eliminar la humanidad de la gente.

• Lucha contra la Tierra en violación de la Ley de la Naturaleza, trayendo desastres interminables.

• Lucha contra el Cielo, suprime la Fe y rechaza la creencia en Dios.

     Epoch Times concluye:

     «El movimiento comunista está destinado a fracasar, ya que viola la ley del universo y trabaja contra el Cielo. Tal fuerza anti-universo ciertamente será castigada por voluntad del Cielo y de los espíritus divinos».

     Aunque el Partido Comunista chino haya sobrevivido a las crisis provocadas cambiando frecuentemente su apariencia y aferrándose a sus últimas desesperadas estratagemas, su inevitable destino está claro para todos en el mundo. Al sacarse sus seductoras máscaras una tras otra, el Partido Comunista chino está revelando su verdadera naturaleza de avaricia, brutalidad, desvergüenza, maldad y oposición al universo. Pero sigue controlando las mentes de la gente, torciendo la ética humana y provocando así estragos a la moralidad humana, la paz y el progreso.

     El vasto universo lleva consigo la voluntad irrefutable del Cielo, que también puede ser llamada la voluntad de la divinidad, o la ley y la fuerza de la Naturaleza. La Humanidad tendrá un futuro sólo si respeta la voluntad del Cielo, si sigue el curso de la Naturaleza, si observa la ley del Universo y ama a todos los seres debajo del Cielo.

     El Partido Comunista chino afirma no temer al Cielo o a la Tierra, pero ha intentado con arrogancia reformar el Cielo y la Tierra. Éste es un total desprecio hacia todos los elementos y fuerzas de justicia en el universo.

     En primer lugar, pregúntese si el comunismo no fue una operación basada en la filosofía judía. La historia de Rusia presenta un sangriento testimonio de esto. Y más espeluznante aún, Mao Tse-Tung fue una vez un ayudante de camarero en Nueva York no muy lejos del banco Pierpoint Morgan.

     Pero en segundo lugar, considere la aplicabilidad de la crítica a los chinos al modelo occidental. Debemos hacer la misma conexión: la gente que conduce Estados Unidos es manifiestamente insana, y lo mismo ocurre con la mayor parte de nuestra cultura. Es bastante fácil interpretar todos aquellos comentarios que desconstruyen al Partido Comunista chino y aplicarlos a los neoconservadores straussianos que son dirigidos por Wolfowitz en el Banco Mundial, por Carlucci en el Carlyle Group, por Rumsfeld en el Ministerio de Defensa, y por Kissinger que obscenamente da órdenes a los rufianes que están a cargo desde los pies de su amo Rockefeller, quien está así mismo subordinado a los eunucos emocionales de Rothschild en Londres, quienes son obedientes a la locura —la locura judía— del control de la Kábala (así como nuclear) desde alguna localización secreta en Israel.

     Y ya que nuestra nación es gobernada ahora por autócratas judíos que controlan nuestro dinero, nuestros medios de comunicación, nuestra religión, nuestra educación, nuestra medicina, nuestra comida, nuestros fármacos —por medio de las escuelas y los medios de comunicación ellos controlan nuestras mismas percepciones—, ¿cómo vamos a abordar nuestros problemas en el mundo cuando no podemos siquiera percibir los parámetros apropiados de las amenazas que enfrentamos debido a este control de pensamiento institucionalizado por los medios, los cuales por medio de Hollywood, los grandes periódicos, y un sistema escolar drogadicto y pornografizado, trabajan para infectar a cada persona en el mundo con esta desalmada mentalidad judía?.

     Usted no oye hablar mucho acerca de "hacer a los otros..." por estos días, ¿verdad?.

     Conseguir manejar los verdaderos parámetros del problema es el primer paso para solucionarlo.

     Usted oye hablar mucho sobre cuán mala es la gente que cuestiona la versión judía del supuesto "Holocausto" de la Segunda Guerra Mundial. Considere, tal como en el contexto chino del gobierno contra la Naturaleza, cuán contra la lógica es la defensa judía de su enfermizo ritual.

     En el periódico más respetado de Francia, Le Monde (21 de Febrero de 1979), 34 historiadores publicaron un manifiesto (co-escrito por Vidal-Naquet) en apoyo del Exterminacionismo. El párrafo concluyente afirma que los gaseamientos masivos de judíos ocurrieron realmente y que nadie puede negar su existencia sin cometer un ultraje a la verdad. El manifiesto también incluye estas palabras:

     "La pregunta de cómo fue técnicamente posible tal asesinato de masas no debería ser planteada. Fue técnicamente posible porque ocurrió. Éste es el necesario punto de partida para todas las investigaciones históricas del asunto. Nos ha tocado a nosotros recordar este punto con la debida simplicidad: No hay ni puede haber un debate sobre la existencia de las cámaras de gas" (pág. XIV).

     Últimamente ha habido varias tentativas de los judíos para animar a otros judíos a que actúen juntos y dejen de usar al resto del mundo como sus personales manadas de ganado.

     Pero esté advertido de antemano: Las explicaciones del comportamiento judío hechas por escritores judíos (o escritores judíos que se han convertido en algo más) tienen tendencia a ser engaños egoístas que lo conducen a usted en la dirección correcta el 95% del camino, y luego le cambian el rumbo hacia la propaganda israelí en el último 5% de sus historias hábilmente tramadas. El nuevo muchacho dorado anfitrión de programas radiales Alex Jones, y escritores como Henry Makow, Norman Finkelstein y Ted Pike, caen en esta categoría.

     El escritor israelí Gilad Atzmon propuso el nombre de una nueva enfermedad para ser aplicada a los pobres y asediados judíos que sufren de la amenaza de bombas creada por su propio ejército.

     Él la llama Síndrome de Stress PRE-Traumático, describiendo inconscientemente los deletéreos efectos de la cultura judía en el mundo entero.

     Esta supuesta revelación, junto con el reciente falso insulto al Islam hecho por el Papa judío [Ratzinger], borró la verdadera historia noticiosa —el horror real— del Estado judío de Israel, que dejó caer 1,3 millón de bombas de racimo en las ciudades del Sur del Líbano, en cosa de sólo tres días.

     Mientras tanto, los conocedores escritores judíos tan populares en sitios web de moda siguieron insistiendo en que no todos los judíos fueron responsables de estas atrocidades, aun cuando ellos se sintieran orgullosos de cómo la cultura judía había producido todos estos Museos del "Holocausto".

     ¿Sabe usted qué es una bomba de racimo? Si usted apoya a Israel, lo insto a probar una en su patio trasero muy pronto.

     Mi amigo Dave Kersting lo explicó detalladamente bien:

     El punto es que el judaísmo es una doctrina explícitamente racista.

     El budismo no lo es. El catolicismo no lo es. El Islam no lo es.

     Esto hace realmente una diferencia bastante enorme.

     No es una coincidencia que la violencia racista en circulación en nuestras propias comunidades en nuestro propio tiempo y lugar sea exigida por una facción organizada con raíces en una doctrina explícitamente racista. Hay mucha gente patética que adscribirá a dicha tendencia por cualquier razón, cristianos sionistas incluídos; pero el problema constante ha sido el sionismo, desde los primeros años del siglo XX. Cualquier forma de "cristianismo" que ignore las palabras atribuídas a Jesús es sólo otra rama del judaísmo del Antiguo Testamento.

     No estamos en 1706 ó 1806; es 2006, y el popular apoyo sionista a un Estado oficialmente judío en Palestina es con mucho la campaña más flagrante y sistemática de abierta violencia étnico-supremacista, no comparable a las perpetradas por cualquier facción de la población estadounidense desde la Esclavitud practicada en los Estados del Sur. Esta violencia es abiertamente apoyada por al menos el 99% de los ciudadanos estadounidenses que pueden beneficiarse personalmente de la ventaja "judía" en el Oriente Medio. Ellos no están mal informados; no hay ningún secreto: un Estado oficialmente judío impuesto sobre una Palestina multiétnica es una violencia racista de masas tan obvia como pueda ser.

     La fabricación de excusas para ello es complicidad. Enmascarar dicha violencia con comparaciones engañosas es también complicidad.

     La única respuesta decente a la violencia racista abiertamente declarada, pasada o presente, es hablar de ella sin rodeos, con un énfasis principal, y con cero tolerancia.

     El mejor lugar para que esté un judío en estos tiempos cruciales es reexaminando su dogma, tan elocuentemente expresado por el judío convertido en cristiano Leland Lehrmann:

     «Considerando que el hablar la verdad sobre el supremacismo judío es considerado ahora como anti-semítico, y dado que Israel está tratando ahora de extraditar a los "negadores del Holocausto" a Israel u otros lugares donde ellos puedan ser encarcelados, es el momento de llevar estos asuntos a la luz pública y dar a los ciudadanos discrepantes de extracción judía el derecho a ser escuchados y demostrar que nosotros también entendemos el problema del supremacismo judío y que de ninguna manera apoyamos sus políticas estatales bélicas y policiacas. Es irónico que a los criminales sionistas de la mafia rusa se les dé asilo seguro en Israel, el cual rechaza extraditarlos, a pesar de que la nueva ley de Israel exige el derecho a extraditar a "criminales de pensamiento". Aparentemente, la verdad no es considerada como una defensa válida cuando se habla del anti-semitismo. Por lo tanto, estamos entrando en una zona crepuscular que requiere los esfuerzos de ciudadanos honestos, o la verdad podría no sobrevivir a estas mentiras» (http://www.rense.com/general67/adlpol.htm).

     Específicamente, este pasaje:

     «Como un ejemplo de la supremacía judía en la Biblia, aquí está el comentario de Ivan Fraser acerca del Deuteronomio:

     «Deuteronomio (capítulo 7) revela la conciencia racista, odiosa, sanguinaria y malévola de estos hombres que dominaron al "Pueblo Elegido", y revela la conciencia del "dios" que ellos adoraron: "Siete naciones más grandes y más fuertes que tú [deben ser entregadas en las manos de los judaítas], y tú las destruirás completamente; no harás ningún pacto con ellos... destruirás sus altares, y romperás sus imágenes, y cortarás sus bosques, y quemarás sus esculpidas imágenes con fuego... porque tú eres un pueblo santo para Yahvé tu dios.

     «Yahvé tu dios te ha elegido para ser un pueblo especial ante Él, sobre todo otro pueblo que esté en la faz de la tierra... Tú serás bendito sobre todo otro pueblo...

     «Y consumirás a toda la gente que Yahvé tu dios te entregue; tus ojos no tendrán ninguna compasión de ellos... Y él entregará a sus reyes en tus manos, y tú destruirás su nombre debajo del cielo; y ningún hombre será capaz de estar delante tuyo, hasta que los hayas destruído...

     «Atacarás con seguridad a los habitantes de aquella ciudad con el filo de la espada, destruyéndola completamente, y todo lo que está allí... etc. Además... No prestarás con usura a tu hermano... a un forastero [no-judío] podrás prestarle con usura... y toda la gente de la tierra verá que tú eres llamado por el Nombre de Yahvé; y ellos tendrán temor de ti... prestarás a muchas naciones, y tú no tomarás prestado. Y Yahvé hará de ti cabeza y no cola; y tú estarás sólo encima, y no debajo... etc.».

     El legendario estadounidense Henry Ford comienza su trascendental análisis del judaísmo, "El Judío Internacional", con una macabra breve descripción que es atemorizante hasta más allá de vuestra paranoia común y corriente. El primer párrafo de su examen colosal dice así:

     «La historia de los judíos en América comienza con Cristóbal Colón. El 2 de Agosto de 1492, más de 300.000 judíos fueron expulsados de España, y el 3 de Agosto, al día siguiente, Colón puso vela hacia el Oeste, llevando a un grupo de judíos con él».

     Bajo la nube de hierro cada vez más siniestra de la opresión judía, que está basada en aseveraciones demostrablemente insanas y que empequeñecen el espectro entero de vuestra percepción, usted comienza a vislumbrar cuán profundamente se interna la madriguera del conejo...–





No hay comentarios:

Publicar un comentario