BUSCAR en este Blog

martes, 22 de abril de 2014

Rixon Stewart - Sobre Rusia y Alois Irlmaier



     En el sitio thetruthseeker.co.uk se publicó hace diez días el siguiente artículo (The Shape of Things to Come) de Rixon Stewart, que es una reelaboración, una actualización de uno publicado por él mismo en 2003, que su autor consideró que ha resistido el paso del tiempo y que todavía podría constituírse como un aporte. Pusimos en nuestro idioma este interesante artículo porque su médula, aparte de la referencia al fortalecimiento de los ejércitos ruso y chino como eventuales amenazas apocalípticas para Estados Unidos y Europa, incluyendo una colosal instalación militar rusa en los Urales, es la exposición de planteamientos que hizo en los años '50 un vidente alemán (devoto católico romano), Alois Irlmaier (1854-1959), acerca de una guerra mundial futura en Europa que se originaría en el Este, ahora que está tan de moda entre los círculos satanistas hablar de una supuesta amenaza beligerante de parte de los actuales rusos. No nos referimos esta vez a las informaciones acerca de los financiadores de empresas alemanas, aunque, sin duda, algunas han de ser mera propaganda sin una base real. En cuanto a las visiones de Irlmaier, se ve que han sido provocadas por una asistencia continua a su iglesia o por una lectura judeo-apocalíptica de la Biblia, y que esconden detrás de ellas un fervor por un renacimiento católico-papal. Su fantasmagoría apunta a un generalizado y renovado "temor a Dios" producto de mortíferas intervenciones humanas, según el mecanismo que enseñan los credos abrahámicos. Juzgue si no el lector.


La Forma de las Cosas que Vendrán
por Rixon Stewart
12 de Abril de 2014




INTRODUCCIÓN

     Cuando primero escribí esto en 2003, una guerra con Rusia parecía muy improbable. La antigua Unión Soviética todavía se estaba recuperando de su tiempo bajo el Presidente Boris Yeltsin, y tenía bastantes problemas con los cuales tratar como para representar una amenaza para Occidente.

     Las cosas han cambiado desde entonces, y a la luz de los acontecimientos recientes en Ucrania y Crimea, lo que sigue parece más pertinente que cuando fue escrito la primera vez.

     En ese entonces yo estaba particularmente interesado en las "visiones" de Alois Irlmaier, cuyos simples comentarios tienen un aire de autenticidad sobre ellos. Ellas son la razón principal de este artículo que está siendo publicado de nuevo, y en vista de los acontecimientos recientes, ellas asumen un significado inquietante.

     Como para enfatizar esto, recibí el siguiente correo electrónico de un amigo psíquico confiable cuando actualicé este artículo. Él ha demostrado su capacidad una y otra vez, de modo que siempre tomo nota de lo que él dice.

     El correo electrónico de mi amigo era breve y directo al punto:

—"¿Recuerdas?
"Dije que Rusia se volvería contra sus amos y establecería el equilibrio adecuado.
"Ha comenzado".


Rixon Stewart, 2003-2014


* * * *


     Dicen que la Historia se repite y que hay una extraña semejanza entre lo que pasó hace más de 70 años y los acontecimientos más recientes. A finales de los años '20 Alemania era una fuerza gastada tanto económica como política y militarmente; derrotada una década antes y atormentada por desacuerdos políticos y una depresión económica, no planteaba ninguna amenaza para nadie, o al menos eso parecía. Doce años más tarde, sin embargo, una Alemania revitalizada estaba lista para enfrentar al mundo.

     Apoyada por Wall Street fue reconstruída la base industrial alemana, de modo que cuando los nacionalsocialistas subieron al poder en 1933 ellos estuvieron, en términos de capacidad económica e industrial, a unos pocos pasos de ser capaces de emprender la guerra total. Una combinación de intereses del petróleo estadounidense y de suministros farmacéuticos y militares se unió con la banca de Wall Street para financiar la reestructuración de las industrias de Alemania. Wall Street también ayudó a crear el conglomerado I.G. Farben; se involucró en la producción de gasolina sintética y explosivos, ambos esenciales en cualquier guerra moderna. I.G. Farben se dedicó a una serie de actividades que fueron cruciales para el esfuerzo de guerra de Alemania. En realidad no es ninguna exageración decir que I.G. Farben era la máquina de guerra de Hitler y que fue en gran parte creada con la ayuda encubierta de élites bancarias estadounidenses: Rockefeller, Harriman, Du Pont y J.P. Morgan [1].

     A pesar de que los Harriman no financiaron directamente a Hitler, ellos estuvieron íntimamente relacionados con el banco de fachada nacionalsocialista, el Bank voor Handel en Scheepvaardt. Una figura clave en este enlace fue Prescott Bush [2], un socio gerente en Brown Brothers Harriman y asociado de mucho tiempo con la firma. Hoy su nieto, George W. Bush, se sienta en la Casa Blanca mientras el mismo proceso se repite. La misma configuración de petróleo, industrias farmacéuticas, químicas, de suministros militares y banca es otra vez reflejada en su personal y su gabinete. George W. mismo tiene una sólida trayectoria en la industria petrolera, mientras que el vicepresidente Dick Cheney llegó a la Administración desde Haliburton, un receptor principal de contratos del gobierno para el suministro de equipo militar y servicios petroleros. Hay sin embargo una diferencia crítica entre lo que está sucediendo ahora y los acontecimientos de Europa en los años '20 y '30: hoy no es el complejo industrial militar nacionalsocialista el que está siendo reconstruído sino siendo revitalizados los gigantes militares ruso y chino. Y mientras todo esto está ocurriendo, tanto los rusos como los chinos están siguiendo una doctrina militar histórica presentada primeramente por Sun Tzú en su tratado El Arte de la Guerra.

     Alrededor del 500 a.C. Sun Tzú aconsejó a los aspirantes a jefes militares y conquistadores con respecto a las ventajas de "fingir debilidad": para desarmar a los oponentes y sorprenderlos. Ésta es una lección que los rusos y los chinos parecen haber aprendido muy bien...


PÁNICO EN CUBIERTA             

     La aparición de ellos fue tan dramática como inesperada. Llegaron sin previo aviso, y dejaron a su paso una estela de confusión y shock. Los aviones rusos SU-27 y su escolta de reconocimiento volaron en formación, volando bajo y rápido, exactamente como si ellos hubieran estado en una misión de ataque. Su objetivo era la apreciada pieza central de la Séptima Flota estadounidense en el Mar de Japón, el USS Kitty Hawk. De alguna manera, mediante una combinación de habilidad y atrevimiento, ellos evadieron los radares y la vigilancia de un grupo de combate naval entero para bajar en picada hacia el centro del portaaviones. Si esto hubiera sido en serio, el Kitty Hawk habría sido hundido o los aviones derribados; pero los aviones no fueron derribados porque la Flota de batalla fue tomada completamente por sorpresa, y además esto sucedió no sólo una vez sino tres veces a finales de Octubre y Noviembre del año pasado (2002). Luego, como para añadir insulto al daño, los rusos enviaron fotos por correo electrónico al Pentágono tomadas por sus aviones cuando ellos sobrevolaron el Kitty Hawk.

     La agencia noticiosa Interfax citó al portavoz naval ruso Anatoly Kornukov diciendo que el sobrevuelo del USS Kitty Hawk había sido una "operación planeada... La aparición de nuestros aviones a reacción fue una sorpresa grande para los estadounidenses", dijo Kornukov. "Las fotos muestran claramente el pánico en la cubierta del portaaviones".

     En su respuesta, los avergonzados portavoces del Pentágono trataron de minimizar el significado de los incidentes y el hecho de que la Séptima Flota fuera pillada completamente con la guardia baja. Hace treinta años esto habría sido bastante para empujar al mundo al borde de una guerra total. Así, tal vez esto es una medida de cuán lejos las tensas relaciones de la Guerra Fría han bajado de intensidad, pero hoy el incidente entero apenas dio para un titular. De hecho, aquellos periódicos que lo reportaron le dieron sólo una mención al pasar en las páginas interiores, si es que lo hicieron.

     Pero esto fue más que las payasadas temerarias de unos cuantos pilotos rusos, mucho más. Silenciosa y deliberadamente las máquinas militares rusas y chinas están siendo reconstruídas y preparadas, o, en palabras del comandante naval ruso almirante Vladimir Kuroyedov: "Es tiempo para que nuestros barcos se alejen del muelle". Esto a pesar de informes, de varios portavoces rusos oficiales y diligentemente transmitidos por los medios occidentales, de que la marina rusa está tan agotada y decrépita que no puede ni siquiera combatir a cazadores furtivos. En el mes siguiente al ataque fingido contra el Kitty Hawk la marina rusa entregó a China el primero de dos destructores Sovremenny de 7.300 toneladas. Armado con poderosos misiles de crucero capaces de transportar una ojiva nuclear considerable, el Sovremenny ("contemporáneo", en ruso) es considerado una amenaza seria por analistas occidentales y es parte del trato militar ruso-chino de mil millones de dólares. El trato, que incluye helicópteros, aviones SU-27, submarinos de la clase Kilo y misiles de crucero SS-N-22 Sunburn, es sólo parte de la creciente cooperación militar entre los dos países. En Octubre del año pasado (2002) las dos naciones emprendieron sus ejercicios navales conjuntos por primerísima vez en una alianza que se espera que sea formalmente ratificada cuando Putin visite Pekín más tarde este año (2003).


CHINAGATE

     No son sólo los rusos los que están suministrando a China tecnología de avanzada: los estadounidenses también. De hecho, en términos de conocimiento tecnológico, Estados Unidos se ha convertido en una virtual sección de ofertas para los chinos, con secretos e información clasificada que están siendo regalados a precios bajísimos. En un ejemplo reciente, un centro superior de investigación de armas, el Los Alamos National Laboratory, designó al nacido taiwanés Wen Ho Lee para conducir un programa sensible de armamentos nucleares. Según varios funcionarios importantes del gobierno citados por la agencia Reuters, se le puso término a su designación mientras él estaba siendo investigado por la FBI como sospechoso de espionaje a favor de China. Esto junto con otros incidentes en el llamado escándalo Chinagate incentivaron al gobierno estadounidense a establecer un comité investigador que publicó sus conclusiones en el Informe Cox. Significativamente, sólo una versión corregida del informe fue hecha pública, pero según un antiguo asistente del Congreso que había visto la versión no editada,

     "Había un claro y consistente patrón de participación de la Casa Blanca en la transferencia de tecnología sensible a China. El mecanismo muestra, en el mejor de los casos, una Casa Blanca que actuó de manera incompetente y, en el peor, como cómplice en la pérdida de secretos estadounidenses" [3].

     No es sólo la Casa Blanca la que está implicada en la transferencia de tecnologías estratégicas sensibles a China. Con sus ojos siempre enfocados en crecientes beneficios, la gran industria ha estado también involucrada: Hughes Electronics Corp y Loral Space and Electronics Ltd han ayudado ambas a China a mejorar sus cohetes militares y sistemas balísticos, mientras Lockheed Martin recientemente pagó una componenda de 13 millones de dólares al gobierno estadounidense por transferir tecnología satelital secreta a China. A la luz de las ganancias de Lockheed Martin, que ascienden a miles de millones, una multa de 13 millones de dólares es un simple tirón de orejas y digna de ser pagada en vista del inmenso beneficio potencial latente en China.

     Los rusos también han sido receptores de tecnología militar occidental sensible. En 1995 McDonnell Douglas presionó con éxito para comprar un misil ruso "Krypton" con la intención de usarlo como un objetivo supersónico para los buques de guerra naval estadounidenses. Sin embargo, el "Krypton" suministrado a los estadounidenses carecía de los cruciales sistemas de radar y teledirección. En palabras de una fuente de defensa rusa, era un poco más que una "cáscara hueca" [4].

     Entonces ¿qué hicieron los estadounidenses?.

     Bueno; la marina estadounidense y los contratistas de defensa gentilmente ayudaron a los ingenieros de misiles rusos a efectuarle pruebas y mejorar el misil. Una "mejora" causó que el rango de alcance del Krypton aumentara desde unas ineficaces 15 millas (24 kms.) a más de 40 (64 kms.) [5].

     Por cierto, usted casi pensaría que los estadounidenses querían resucitar a sus viejos adversarios de la Guerra Fría. La revista Insight recientemente reveló que la administración de Clinton había desestimado las advertencias de sus propios funcionarios y de un científico ruso superior en cuanto a que Moscú estaba desviando la ayuda de desarme para financiar programas encubiertos de armas biológicas. La revista obtuvo cientos de documentos internos, algunos de los cuales mostraban que los funcionarios que provocaron inquietudes sobre esto fueron alejados de sus posiciones de responsabilidad política; mientras, otros documentos revelaban cómo antiguos designados políticos o bien ignoraron o bloquearon las advertencias de que Rusia estaba usando la ayuda estadounidense para desarrollar nuevas armas biológicas. Se dijo que las armas en cuestión eran para crear una nueva forma mortal de sarampión con síntomas parecidos al SIDA [6].

     Pero esto no se termina allí. El 16 de Abril de 1996 el New York Times informó sobre la construcción de una misteriosa base militar en Rusia: "En un proyecto secreto, nostálgico de los días menos amistosos de la Guerra Fría, Rusia está construyendo un colosal complejo militar subterráneo en las Montañas Urales", decía el informe, añadiendo que testigos afirmaron que "el proyecto implicaba la creación de un enorme complejo, asistido por un ferrocarril, una carretera, y miles de trabajadores". Según la Federación de Científicos Estadounidenses el inmenso complejo se dice que cubre literalmente cientos de millas cuadradas y todavía está creciendo. Las fotografías satelitales muestran excavaciones continuadas, pero según un importante funcionario de Washington... "los rusos no están muy interesados en tenernos allí".

     Lo cual plantea la pregunta: ¿qué presagia exactamente todo esto?.


ALOIS IRLMAIER

     A pesar de protestas en contrario, tanto Rusia como China han emprendido una extensa revisión de sus fuerzas armadas; se espera que sólo el gasto ruso en investigación y desarrollo militar aumente en un 43% este año (2003) [7], difícilmente lo que uno esperaría de una nación que la prensa popular sigue retratando como un poder militar moribundo.

     Todo lo cual convenientemente pone la escena para las predicciones de un Alois Irlmaier. Normalmente preferiríamos evitar profecías, no porque no creamos en ellas sino simplemente porque nada está escrito en piedra. En palabras de Lee Brown, hablando en el Continental Indigenous Council en Fairbanks, Alaska, en 1986: «Las profecías son siempre "o esto o lo otro"». En otras palabras, tenemos el poder de elegir, y mediante nuestras opciones formamos nuestro destino, tanto a nivel de individuos como de naciones y pueblos. El resultado acumulativo de todo esto es lo que algunos llamarían Karma; no es fijo sino fluído, como una corriente en un arroyo, y sujeto a cambios como lo son nuestras decisiones.

     Lo cual puede explicar por qué algunas predicciones hechas hace cientos de años no se han materializado como se esperaba. Las opciones tomadas desde entonces han alterado lo que hubiera sucedido si se hubiera seguido un cierto curso, y aquí se debería mencionar que algunos individuos tienen la capacidad de ver hacia dónde podría conducir finalmente un camino particular o curso de acción. Uno de tales fue Alois Irlmaier quien, a diferencia de Jean Dixon o Nostradamus, permanece relativamente desconocido fuera de su Alemania natal. Un cristiano simple y devoto, él fue entrevistado por el escritor Conrad Adlmaier en los años '50, y lo que él dijo asume un nuevo y amenazante significado, particularmente a la luz de los acontecimientos recientes. En esencia, él vio el acercamiento de otra guerra mundial. Las palabras de Irlmaier están puestas en cursiva.

     Preguntado sobre lo que causa la guerra, él respondió:

     "Todo llama a la paz. Entonces ocurrirá: Una nueva guerra en Oriente Medio de repente se inflama, grandes fuerzas navales afrontan hostilidad en el Mediterráneo. La situación es tensa. Pero la real chispa enciende el fuego en los Balcanes: veo a un "grande” cayendo, una daga sangrienta está al lado de él. Luego impacto sobre impacto...".

     "Dos hombres matan a un tercero de rango elevado. Ellos estaban pagados por otra gente... Uno de los asesinos es un pequeño hombre negro, el otro un poco más alto, con el pelo de colores. Pienso que será en los Balcanes, pero no puedo decirlo exactamente...".

     En medio de negociaciones de paz ocurre un asesinato que provoca un conflicto mucho más amplio. Irlmaier continúa:

     "Después del asesinato del tercero, que comienza durante la noche... veo muy claramente tres números, dos ochos y un nueve. Pero no puedo decir lo que esto significa y no puedo declarar un tiempo. La guerra comienza a la salida del Sol. Llega muy rápidamente. Los agricultores están sentados en los bares, cuando los soldados extranjeros miran por ventanas y puertas. Completamente negro, un ejército viene del Este, pero sin embargo todo ocurre muy rápidamente. Veo un tres, pero no sé si esto significa tres días o tres semanas.

     "Ingentes unidades marchan desde el Este hacia Belgrado y avanzaron sobre Italia. A partir de entonces tres formaciones blindadas inmediatamente avanzan con la velocidad de la luz en el Norte del Danubio sobre Alemania Occidental hacia el Rin, sin advertencia preliminar. Esto ocurrirá tan de improviso que la población huye llena de pánico hacia el Oeste. Muchos automóviles obstruyen los caminos. Si ellos se hubieran quedado en casa o... no haber usado las avenidas centrales. Todo lo que sea un obstáculo para los tanques que rápidamente avanzan en carreteras buenas y de alta velocidad, será aplastado. No puedo ver los puentes del Danubio en Regensburg ya más. Difícilmente algo permanece de la gran ciudad de Frankfurt... El valle del Rin será devastado, principalmente desde el aire...".

     Fíjese en la referencia a "autopistas de alta velocidad" que Irlmaier hizo a principios de los años '50, mucho antes de que el sistema europeo de autopistas y carreteras modernas estuviera funcionando. Y ¿no puede usted sólo ver la congestión de tráfico mientras multitudes de personas tratan de escapar de los ejércitos de invasión; o a los ejércitos invasores que avanzan a lo largo de la autopista y limpian los caminos para ellos mismos mientras vehículos abandonados son aplastados en las atestadas carreteras?.

     "Veo tres puntas de lanza viniendo... Los rusos no se detienen en ninguna parte, mientras desplazan sus tres formaciones. Día y noche ellos corren a fin de alcanzar el distrito del Ruhr, donde hay muchos hornos y chimeneas... Día y noche corren los rusos, inexorablemente su objetivo es el distrito del Ruhr...".

     Como hemos dicho, la Historia tiene una tendencia a repetirse, y aquello de lo que Irlmaier habla tiene precedentes. Pasó con Napoleón en 1812, cuando los rusos se levantaron desde el borde del fracaso para empujar a Napoleón de vuelta a Francia en una retirada que redujo su ejército de cientos de miles a unos pocos cientos. Nuevamente en la Segunda Guerra Mundial los rusos salieron del borde de la derrota en Stalingrado e hicieron retroceder al ejército de Hitler hasta Berlín. En ambos casos los rusos parecieron recurrir a reservas ocultas cuando sus oponentes estaban listos para eliminarlos. Esto es casi parte del carácter nacional ruso; así, cuando cuando Putin lamenta el estado del ejército de Rusia, usted también debe tener cuidado; como un experto jugador de naipes, él puede tener un truco o dos bajo su manga.


UN CONTRAATAQUE ESTADOUNIDENSE

     En respuesta, los estadounidenses lanzan un contraataque.

     "...Inmediatamente la venganza viene desde más allá de la gran agua. Sin embargo el dragón amarillo invade en Alaska y Canadá al mismo tiempo. Pero él viene no muy lejos...".

     Simultáneamente los chinos lanzan un ataque sobre Norteamérica, un ataque que no es, sin embargo, completamente exitoso. Esto a su vez es seguido por la introducción de extrañas nuevas armas, en un esfuerzo para frustrar los avances rusos y detener las columnas blindadas.

     "...Y entonces llueve un polvo amarillo en fila. Cuando la ciudad dorada es destruída, comienza. Como una línea amarilla se acerca a la ciudad en la bahía. Será una noche clara, cuando ellos comienzan a lanzarlo. Los tanques todavía avanzan, pero aquellos que se sientan en esos tanques se ponen completamente negros. Donde ello cae, todo llegará a estar completamente muerto, ningún árbol, ningún arbusto, ningún ganado, ninguna hierba, todo se pone marchito y negro. Las casas todavía existen. Yo no sé qué es eso, y por lo tanto no puedo decirlo. Es una línea larga. Quien pasa por esa línea, muere... Luego todo en las puntas de lanza se destruye... Nadie regresará nunca más...

     "...Los aeroplanos dejan caer un polvo amarillo entre el Mar Negro y el Mar del Norte. De este modo es creada una franja de la muerte, directamente del Mar Negro al Mar del Norte, tan amplia como la mitad de Baviera. En esta zona ninguna hierba puede crecer ni menos la gente vivir. El suministro ruso es interrumpido.

     "...Desde el Este aparecen muchos vehículos orugas. Pero en las orugas todos están muertos ya, aunque los vehículos sigan rodando, a fin de detenerse gradualmente de manera automática... En el Rin el ataque es finalmente repelido. De las tres puntas de lanza ya ningún soldado volverá a casa...".

     Irlmaier da una descripción adicional de esta nueva y devastadora arma:

     "...Los pilotos arrojan sus pequeñas cajas negras. Ellas explotan antes de que toquen el suelo, y esparcen un humo amarillo o verde o un polvo. Lo que entra en contacto con esto, muere, sea humano, animal o planta. Durante un año no se permite que ningún organismo entre en esta área, porque de otra manera se expondría al peligro mortal más grande...

     "Esas cajas son satánicas. Cuando ellas explotan, surge un polvo o humo amarillo o verde; todo lo que entra en contacto con él, es muerto... Los humanos se ponen completamente negros y la carne cae de sus huesos, tan agudo es el veneno... ninguno de estos tres ejércitos volverá otra vez a casa".

     ¿Y en venganza un contraataque ruso?

     "...Luego veo a alguien volar, viniendo desde el Este, que deja caer algo en la gran agua, de modo que algo extraño sucede. El agua se levanta tan alto como una torre y cae, y luego todo es inundado. La acción entera no durará mucho tiempo. Veo tres líneas: tres días, tres semanas, tres meses, no lo sé exactamente, pero esto no durará mucho tiempo".

     Y luego:

     "Ocurre un terremoto. La parte del Sur de Inglaterra se hunde en el agua... Una parte... desaparece, cuando la cosa cae en el mar... Los países junto al mar están fuertemente amenazados por el agua, las olas son altas como una casa; espumea, como si hirviera... las Islas desaparecen... Una parte de la orgullosa isla se hunde, si la cosa cae en el mar, que el piloto deja caer. Entonces el agua se levanta tan alta como una torre y cae. Qué es esta cosa, no lo sé. Cuándo viene, no lo sé".

     Por supuesto uno tiene que preguntarse si tal arma es factible y contestar que tenemos que regresar atrás, a la Segunda Guerra Mundial de hecho, porque tal arma no es sólo factible sino que puede existir ya.


BOMBA DE MAREMOTO

     La idea de una bomba que provoca una ola gigante no es tan extravagante como puede parecer a primera vista. Hacia el final de la 2ªGM un proyecto altamente secreto estaba en marcha en las aguas de la costa de Nueva Zelanda para perfeccionar justo tal arma. Project Seal, como fue conocido, era un arma secreta desarrollada bajo los auspicios de los jefes de Defensa británicos y estadounidenses que la consideraban tan importante como la bomba atómica. El profesor Thomas Leech, decano de ingeniería en la Universidad de Auckland, condujo los experimentos en el mar de Auckland acerca de la llamada bomba de maremoto; en reconocimiento se le concedió el grado de Comandante de la Orden del Imperio Británico (CBE) en 1947. La existencia del arma sólo fue revelada en 1999 cuando el ministerio de Asuntos Exteriores de Nueva Zelanda publicó documentos desclasificados. Según los periódicos, los jefes de Defensa británicos y estadounidenses estaban entusiasmados por ver el desarrollo del arma, que sería hecha explotar cerca de territorio enemigo con la intención de crear devastadoras olas gigantes [8]. No hay que ser un genio para comprender que si la bomba llevara una carga nuclear inundaría a países de baja altitud como Holanda y el Sur de Inglaterra. Significativamente también se dice que los rusos han desarrollado tal arma.


OSCURIDAD AL MEDIODÍA

     Irlmaier continúa:

     "Durante la guerra viene la gran oscuridad, que dura 72 horas. Quedará oscuro en un día durante la guerra. Luego se desata un impacto de granizo, acompañado de relámpagos y truenos, y un terremoto hace vibrar la tierra. Por favor no salga de su casa en ese momento. Las luces no encienden, excepto la luz de vela, la corriente se detiene. A quien inhale el polvo, le dará un calambre y morirá. No abra las ventanas, cúbralas completamente con papel negro... afuera pasa la muerte por el polvo, mucha gente muere. Después de 72 horas todo se ha acabado. Pero nuevamente: no salga de su casa, no mire fuera de las ventanas y mantenga la luz de vela encendida. Y rece. Durante la noche morirá más gente que en las dos guerras mundiales juntas...".

     "No abra las ventanas durante las 72 horas... El ganado cae, la hierba se pone amarilla y se seca, las personas se pondrán completamente amarillas y negras. El viento ahuyenta las nubes de la muerte hacia el Este".


LA GUERRA TERMINA... SEGUIDA POR DEVASTADORAS REVOLUCIONES

     El final de la guerra, según Irlmaier, está marcado por revoluciones arrolladoras:

     "...La ciudad con la torre de hierro [¿París?] se convierte en la víctima de su propia gente. Ellos lo queman todo. La revolución, y todo, sucede salvajemente".

     ¿Podría ser que la gente a través del planeta de repente comprenda que las mismas potencias que sacaron provecho de la Primera Guerra Mundial y que luego tramaron el ascenso de Hitler al poder están detrás de la devastadora guerra de la que habla Irlmaier?. ¿Podría ser que la gente, movida por esta repentina comprensión, se levantara espontáneamente?.

     "La gran ciudad con la torre de hierro está en llamas. Pero esto ha sido hecho por su propia gente, no por aquellos que vinieron desde el Este... Y en Italia las cosas ocurren salvajemente también. Ellos matan a muchas personas allí, y el Papa huye, pero muchos clérigos serán asesinados, muchas iglesias colapsan".

     Note que se dice que elementos en el Vaticano están coligados con los arquitectos del Nuevo Orden Mundial, una acusación que ha sido subrayada posteriormente por el arzobispo de Lusaka. Actualmente en la Secretaría de la Santa Sede para Inmigrantes en el Vaticano, el arzobispo Milingo está convencido de que hay discípulos de Satán activos dentro de las paredes del Vaticano. Según Milingo: "Hay sacerdotes y obispos, pero... porque soy un arzobispo, más alto que eso no puedo ir".

     Sus acusaciones repiten las acusaciones hechas por el fallecido Malachi Martin, el antiguo secretario del cardenal Augustine Bea. Según Martin, "El príncipe de la oscuridad ha tenido y sigue teniendo a sus delegados en la corte de San Pedro en Roma". Sin embargo, esta repentina materialización revolucionaria no está confinada al Oeste, dice Irlmaier:

     "En Rusia estalla una revolución y una guerra civil. Los cadáveres son tantos que usted no puede quitarlos de los caminos ya más... Los grandes entre los líderes de partidos se suicidan y en sangre el gran culpable es lavado. Veo una masa roja mezclada con caras amarillas, esto es un disturbio general y una matanza horrible".

     Conectado con esta revolución viene una renovación espiritual:

     "La cruz llega con honores de nuevo. El pueblo ruso cree en Dios de nuevo. Ellos cantan la canción de Pascua y encienden velas delante de imágenes sagradas. Por los rezos de la cristiandad muere el monstruo del infierno; también la gente joven cree de nuevo en la intercesión de la madre de Dios".

     El renacimiento espiritual es reflejado en el Oeste también.

     "Si todo se acabó, una parte de los habitantes ha muerto, y la gente está temerosa de Dios de nuevo".

     Se promueve un cambio de las leyes de aborto.

     "Las leyes que llevan la muerte a los niños, quedan invalidadas... Entonces la paz será. Un tiempo bueno. El Papa, que no tuvo que huír a través del agua durante mucho tiempo, retorna. Cuando las flores florezcan en los prados, él volverá y se afligirá por sus hermanos asesinados... Después de estos acontecimientos viene un largo tiempo afortunado... Pero la gente tienen que comenzar allí, donde sus abuelos comenzaron" [9].

     Los trastornos hacen regresar a la especie humana 100 años atrás, en términos de desarrollo tecnológico; más importante aún, esto desencadena una renovación espiritual.

     Pero naturalmente la pregunta es: ¿realmente ocurrirán estas profecías?. Muy honestamente quien escribe no lo sabe, pero pregúntese usted mismo: ¿cuántos millones realmente votaron por Al Gore o George W. Bush, cuantos millones respaldaron el ascenso de Putin al poder o la llegada a Primer Ministro de Blair?. Éstos son los mismos hombres que están conduciendo a la gran masa de la Humanidad como ovejas a este matadero. Entonces pregúntese usted mismo: ¿qué se necesita para despertar a las personas a la realidad de los poderes que las dirigen?

     ¿Podría ser que los acontecimientos catastróficos bosquejados en las profecías de Irlmaier sean los que finalmente las despierten?.–





NOTAS

[1] Congreso de Estados Unidos. Senado. Audiencias ante un sub-comité del Comité sobre Asuntos Militares. Eliminación de Recursos Alemanes para la Guerra. 2 de Julio de 1945.
[2] George Bush: The Unathorized Biography, Webster G. Tarpley y Anton Chaitkin.
[3] Capitol Hill Blue 26/5/1999.
[4] How US helped Russia Improve Deadly Missiles. The Times, 23 de Enero de 2000.
[5] Ibid.
[6] Michael J. Waller, revista Insight.
[7] Afirmación del ministro ruso de Industria, Ciencia y Tecnología Alexander Dondukov reportada en agencia Tass, el año 2000.
[8] The Daily Telegraph 27/10/1999.
[9] Las profecías de Irlmaier (inglés): http://www.rense.com/ufo3/prophecies.htm



No hay comentarios:

Publicar un comentario