BUSCAR en este Blog

sábado, 28 de diciembre de 2013

La Falsa Comparación entre Israel y Alemania



     Hace cinco días en intifada-palestine.com fue publicado este interesante artículo del australiano Anthony Lawson (1934), quien puede ser descrito como un video-periodista que aborda el conflicto palestino-sionista, los ataques del 11-S y la política exterior estadounidense. Lawson es un director publicitario retirado. Un azar lleno de sentido (sincronismo) quiso que Lawson se refiriera, sin intención nuestra, a la entrada anterior a ésta, publicada ayer. Lo que aquí plantea, a partir de la insensata y manida comparación (sin duda completamente intencionada también) entre el régimen sionista y la Alemania de Hitler, es la defensa del derecho a la libre expresión, que precisamente mediante intimidación se quiere suprimir. Como declaró la profesora judía de teología Deborah Lipstadt en un discurso en Dublín, Irlanda, en Noviembre de 2010, el objetivo del lobby judío es convertir a cualquiera que se atreva a dudar de la narrativa ortodoxa del "Holocausto" en un paria social. Parias y repugnantes mentirosos vienen a ser los que niegan a otros el derecho a la expresión que ellos mismos se permiten de manera abusiva, como juiciosamente lo plantea en sus argumentos el señor Lawson.


Inmortalizando el Mito que Compara
el Segregacionismo Sionista de Israel
con la Alemania Nacionalsocialista

por Anthony Lawson
23 de Diciembre de 2013


     No estoy listo para asumir otro proyecto de video por el momento, pero me indigna cuando tanta gente —incluso comentaristas inteligentes como Paul Craig Roberts y el Hombre del Pueblo, [el músico de Pink Floyd] Roger Waters— insisten en comparar a Israel con la Alemania Nacionalsocialista, por cuanto la comparación es completamente absurda. Las políticas de Israel son mucho peores que las de la Alemania Nacionalsocialista alguna vez lo fueron.

     Paul Craig Roberts escribió: "Una persona podría preguntarse lo que es excepcional e indispensable sobre un gobierno que es una reencarnación de la Alemania Nacionalsocialista en todos los sentidos" [1].

[1. http://www.paulcraigroberts.org/2013/12/14/washington-drives-world-toward-war-paul-craig-roberts/ -  NdelT: Sin embargo, en este artículo Roberts se está refiriendo al Gobierno estadounidense].

     Roger Waters dijo: "Los paralelos con lo que ocurrió en los años '30 en Alemania son tan aplastantemente obvios que no me sorprende que el movimiento en que tanto usted como yo estamos involucrados esté creciendo cada día" [2].

[2. http://www.counterpunch.org/2013/12/06/an-interview-with-pink-floyds-roger-waters/].

     Se ha dicho que las comparaciones son odiosas, y ellas lo son cada vez más cuando la comparación está orientada hacia la dirección incorrecta.

     El objetivo declarado del sionismo, como fue expuesto por Theodore Herzl en el Primer Congreso Sionista en Basilea, en Agosto de 1897, era robar una tierra ya ocupada por otros a fin de crear el Estado judío sionista de Israel. E, irónicamente, no fue Adolf Hitler sino Herzl quien primero acuñó la frase "la solución final de la cuestión judía" en una comunicación con el Zar de Rusia [3].

[3. http://www.ihr.org/zionism0409.html].

     La unificación de Alemania ocurrió en 1871. Sin embargo, como ocurrió con muchas naciones europeas entonces, hubo muchas áreas de conflicto y desacuerdo con poblaciones locales que hablaban lenguas diferentes, y muchas personas germano-hablantes quedaron fuera de la nación unificada que, en tiempos conflictivos, estuvieron a merced de fuerzas políticas contrarias en países como Francia, Polonia y la tierra de los Sudetes en Checoslovaquia.

     Pero un factor permaneció razonablemente constante dentro de estas poblaciones: sus antepasados habían estado viviendo todos en aquellos territorios durante cientos de años, no importando qué lengua o dialecto ellos hablaran o cómo ellos fueron empujados hacia el tablero del ajedrez político.


Amenaza de Tormenta

     En la primera página de la edición del 24 de Marzo de 1933 del Daily Express de Londres se anunciaba que Judea —una referencia a la Judería Internacional— había declarado la guerra económica contra Alemania [4].

[4. http://www.wintersonnenwende.com/scriptorium/english/archives/articles/jdecwar.html].

     Esta fecha puede ser tomada como el verdadero comienzo de la Segunda Guerra Mundial, y también debería destacarse que una influyente población judía de Alemania —industriales y propietarios de medios de comunicación— advirtieron a dichos instigadores en contra de este ataque económico, pero ellos fueron ignorados. Esta entonces es la razón de por qué los judíos se convirtieron en los Enemigos Dentro de las Puertas de Alemania y por qué muchos de ellos fueron congregados posteriormente en campos de concentración cuando estaba claro que una guerra de balas era más o menos inevitable. Un paralelo puede hacerse con el internamiento de grandes cantidades de japoneses étnicos que vivían en Estados Unidos después del ataque de Japón contra Pearl Harbor.

     En 1933 el pueblo alemán acababa de elegir a un nuevo líder, Adolf Hitler. La lucha política interna que precedió a este hecho es una historia enorme, pero la elección de Hitler presagió el final de un período largo de confusión y miseria económica en Alemania y ofreció a su pueblo esperanza para un grado de estabilidad y crecimiento después de que ellos habían sido tratados en una manera condenable, tanto territorial como económicamente, por los Aliados triunfantes al final de la Gran Guerra, como fue manifestado en los términos terriblemente tendenciosos del Tratado de Versalles.

     Después de esto, bien se puede decir, los alemanes comenzaron a desarrollar un poco de su orgullo perdido hacía mucho como seres humanos, después de la humillación en Versalles, y mucho ha sido escrito y dicho sobre el concepto de una raza superior de gente —una raza aria o de Señores— como fue propagado por Hitler y sus líderes.  

     El concepto ario, a pesar de afirmaciones en contrario, precede a la época nacionalsocialista. La palabra proviene de la palabra sánscrita "arya", en su origen una auto-designación étnica, que significa en sánscrito clásico "honorable, respetable, noble". No hay nada demasiado incorrecto en aspirar a aquellas cualidades, incluso como nación, ni tampoco lo habría pensado. Compare aquel concepto con la afirmación constantemente reiterada de los judíos de ser el Pueblo Elegido de Dios...

     Estos sentimientos fueron encarnados después del asesinato de un miembro menor del partido de Hitler. La famosa Canción de Horst Wessel, también conocida como Die Fahne hoch (La Bandera en Alto) —llamada así por un miembro del partido nacionalsocialista a quien disparó un miembro del opositor Partido Comunista en 1930—, tenía mucho más que ver con el orgullo y el anti-comunismo que con una actitud agresiva hacia cualquier nación particular o grupo religioso. Ciertamente no tenía nada que ver con los judíos per se, aunque es bien sabido que los judíos fueron prominentes y muy activos en el ascenso del comunismo en Rusia, menos de dos décadas antes.

     Como una acotación al margen, el senador Joseph McCarthy habría aplaudido los sentimientos de dicha letra a principios de los años '50, porque ellos pueden ser fácilmente relacionados con su temor a los comunistas, pero eso no ocurrió aquí para aquellos que estaban determinados a culpar a Alemania de absolutamente todo al final de la Segunda Guerra Mundial en 1945. Incluso hoy la Horst Wessel Lied está prohibida en Alemania y Austria, y Amazon y Apple han sido investigados por vender la canción a usuarios alemanes. ¡Qué terrible!.

     Uno sólo puede preguntarse lo que podría haber pasado a las canciones patrioteras de algunos Aliados si hubieran ellos sido los perdedores; por ejemplo: Rule, Britannia! Britannia, rule the waves... o el Himno de Infantería de Marina estadounidense. 

     Pero no, fue sólo la Canción de Horst Wessel de Alemania la que fue prohibida. Qué modo tan patético de intentar sesgar la Historia... ¿De dónde vienen ellos, esta mezquina gente quisquillosa que piensa tales cosas?. Uno de los predecesores de Abraham Foxman en la judía Liga Anti-Difamación (ADL) parece un probable culpable. 

     De este modo, ¿dónde estaba yo?... Ah, sí, describiendo la situación de Alemania a principios de 1933. Es importante tener presente que la gran mayoría de alemanes era gente cuyos antepasados habían estado viviendo en aquella área general de Europa generación tras generación; entonces, ¿por qué no deberían ellos haber estado detrás de un líder que estaba preparado para defenderlos contra las amenazas duales de la Judería Internacional atacando en grupo, por un lado, y la Unión Soviética, conducida por una preponderancia de judíos, por el otro lado?.

     ¿Qué hubiera hecho cualquier líder sensible, dadas las circunstancias?. Prepararse para lo peor no hubiera sido una mala opción. Entrenar algunos batallones de tropas de élite, como otras naciones suelen hacer estos días. Los británicos llaman a los suyos los SAS (Special Air Services) y los estadounidenses tienen sus SEALs (Sea, Air, Land Teams) algunos de los cuales, hace poco, formaron un equipo que fue enviado para asesinar a un ya muerto Osama bin Laden, y quienes parecen haber sido asesinados ellos mismos por órdenes de su propio comandante en jefe.

     El gran error que los alemanes parecen haber cometido fue dar a sus unidades especiales nombres tales como Waffen SS, de sonido mucho más agresivo que los encantadores SEALs, uno tiene que admitir, aunque esto simplemente signifique Unidad de Protección Armada (guardaespaldas).

     Entonces usted tiene sturm, palabra de amenazante sonido, que en un sentido militar significa asalto; así, SS-Sturmbannführer equivale a Líder de Comando de Asalto de la Unidad Protectora, pero Hollywood y la BBC tienen un hábito de hacer que estos nombres parezcan algo como Batallones Bayoneteadores de Bebés cuando son pronunciados por actores o por voces en off en documentales.

     Así estaba Europa, al borde de lo que tenía todos los elementos de un conflicto internacional y —a pesar de la creencia popular— Alemania no fue la nación que lanzó la primera piedra. De hecho no fue ni siquiera una nación la que seleccionó a los actores sino que fue una organización religiosa con objetivos territoriales en mente, pero no en Europa. Fueron judíos sionistas, y la primera piedra fue lanzada en Marzo de 1933.

     Ahora veamos lo que condujo a la creación de Israel. Recuerde que el llamado "Holocausto", independientemente de lo que ello realmente implicó, no iba a ocurrir durante aproximadamente 40 años cuando el complot sionista para el apoderamiento de una gran parte del territorio que rodea Jerusalén, la llamada Tierra Prometida, fue incubado primeramente en 1897.

     Los sionistas planearon apoderarse de un territorio conocido como Palestina que ya estaba sumamente poblado por musulmanes árabes y cristianos, y la entonces población judía residente fue, durante fines de los años '30, subrepticiamente aumentando su cantidad gracias a la implementación del Acuerdo de Transferencia [5], hecho entre los sionistas y los nacionalsocialistas —sí, imagine eso, los nacionalsocialistas realmente negociando con los sionistas acerca de judíos alemanes siendo autorizados para abandonar Alemania e instalarse en Palestina—, y esto fue conseguido por sobornos y tratos hechos antes entre judíos sionistas y las autoridades políticas británicas y estadounidenses de la época y conocido muy inocuamente como la Declaración Balfour.

[5. http://www.ihr.org/jhr/v13/v13n4p29_Weber.html].

     Fue este acuerdo el que, en la plenitud del tiempo, resultaría en lo que los palestinos llaman la Nakba (la Catástrofe), cuando pandillas bien organizadas de judíos armados actuaron violenta y destructivamente por la tierra, dividiendo y conquistando, destruyendo cientos de pueblos palestinos y agrupando y acorralando a aquellos que ellos no mataron en enclaves tales como la diminuta franja de territorio costero llamado Gaza, que está bajo sitio aún 65 años después.

     Así que por favor, Roger Waters y otros muchos, piensen realmente dos veces antes de comparar los excesos del Estado judío segregacionista israelí —tanto en sus comienzos como continuamente desde entonces— con lo que ha sido difundido sobre los nacionalsocialistas alemanes en cuanto a que son el grupo más cruel de villanos desde que las hordas mongolas de Gengis Jan atacaron ferozmente.


Las Inevitables Acusaciones

     La declaración de Roger Waters ha producido, inevitablemente, los habituales ataques de la justa indignación de rabinos y entusiastas del "Holocausto". Aquí hay algunas citas del London Guardian [6]:

     «Ahora el principal rabino pensador estadounidense Shmuley Boteach ha subido las apuestas describiendo las opiniones de Waters como audaces y claramente anti-judías».

     «Escribiendo en el New York Observer, el rabino dijo: "Señor Waters: los nacionalsocialistas fueron un régimen genocida que asesinó a seis millones de judíos"».

     «Karen Pollock, directora ejecutiva del Holocaust Educational Trust, dijo: "Cada uno tiene derecho a una opinión y a abogar apasionadamente por una causa, pero inferir paralelos inadecuados con el Holocausto insulta la memoria de los seis millones de judíos —hombres, mujeres y niños— asesinados por los nacionalsocialistas. Esta clase de ataques es comúnmente usada como anti-judaísmo velado y debería ser expuesta como tal"».

[6. http://www.theguardian.com/music/2013/dec/14/pink-floyd-frontman-fury-israel-nazis].

     ¿Cuándo esta gente y aquellos que repiten sus tonterías van a ser honestos?. Cada uno puede tener derecho a una opinión, pero ellos pueden están seguros de ser insultados y falsamente acusados por gente como Boteach y Pollock, quienes claramente tienen algo que proteger. La cifra de seis millones ha sido ampliamente cuestionada durante muchos años, principalmente debido a su reiteración en textos judíos más tempranos (anteriores a la 2ªGM) [7], y es ahora extensamente reconocida como completamente absurda desde que las autoridades polacas oficialmente redujeron el número de víctimas judías en Auschwitz y sus campos asociados desde cuatro millones a sólo poco más de un millón.

[7. http://www.thetruthseeker.co.uk/?p=24369
http://www.thebirdman.org/Index/Jews/Jews-History&ScripturalOriginOfThe6MillionNumber.html].

     Pero aquí tenemos a dos judíos prominentes, ambos involucrados en el negocio de educar a la gente, un rabino designado por dos reporteros de The Guardian como un pensador estadounidense principal, y la directora ejecutiva del Holocaust Educational Trust quien es también miembro de la Coalición Judía de Derechos Humanos, del Reino Unido, deliberadamente vinculando esta afirmación espuria para ayudarles a transmitir la acusación final de la intolerancia hacia los judíos en general: la de ser anti-judío (anti-Semitic).

     A los contribuyentes británicos de impuestos también les podría gustar saber que a este consorcio (trust) educacional le fue concedida por votación parlamentaria una subvención de 4,65 millones de libras esterlinas, en 2008, cuando se anunció que:

     «Más de 1.500 estudiantes han tenido ahora la oportunidad de visitar los campos de concentración en Auschwitz-Birkenau a consecuencia del trabajo del Holocaust Educational Trust».

     Entonces ¿cómo el mito de los seis millones de judíos asesinados por los alemanes ha logrado sobrevivir por tanto tiempo?.


Un Resumen de la Secuencia

     El 18 de Abril de 1945, en las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial, el New York Times reportó que 4 millones de personas murieron en Auschwitz, y este hecho ha sido propalado durante al menos 50 años. (Pero, por favor, note: las cantidades de judíos que supuestamente murieron no están especificadas).

     ¿Comprende? Cuatro millones de personas murieron... Y sólo para ser claro, comprobé cuándo los rusos realmente liberaron Auschwitz y sus campos satélites para ver si podría haber habido posiblemente alguna confirmación de esta cifra en un espacio tan corto de tiempo. Busqué la información que estaba buscando en lo que yo esperaba que sería un sitio web aceptable para aquellos que pudieran desear cuestionar mi investigación. Al final, me encontré con un artículo en el sitio web del Holocaust Memorial Museum de Estados Unidos titulado "La Liberación de Auschwitz", que parecía bastante auténtico incluso para tipos como Abe Foxman y Alan Dershowitz, y aquí está la cita relevante:

     «El 27 de Enero de 1945 el ejército soviético entró en Auschwitz y liberó a más de 7.000 prisioneros restantes, que estaban en su mayoría enfermos y agonizantes».

     Entonces los soviéticos habían tenido aproximadamente dos meses y medio para haber reunido las cifras para el informe del New York Times de 4 millones aunque, como podría esperarse, haya informes de que muchos documentos fueron destruídos o llevados por los alemanes cuando el ejército soviético avanzaba.

     Pero aquella información palidece hasta la insignificancia cuando seguí leyendo el artículo "La Liberación de Auschwitz" y descubrí lo siguiente:

     «Se estima que un mínimo de 1,3 millón de personas fue deportado a Auschwitz entre 1940 y 1945; de éstas, al menos 1,1 millón fue asesinado».

    Hola, hola, hola —como los policías británicos suelen decir cuando las cosas no cuadran completamente—; ¿qué está sucediendo allí?.

     Tenemos a un rabino (profesor) y a la directora ejecutiva del Holocaust Educational Trust ambos adhiriéndose a la cifra de seis millones así como difundiendo la acusación de anti-semitismo, lo que significa que o bien ellos o el Holocaust Memorial Museum de Estados Unidos no nos están diciendo la verdad.

     Evidentemente, si se suponía que la cifra original de seis millones había sido exacta, teniendo en cuenta el número de presuntas muertes judías en otros campos de concentración a cargo de los alemanes, (cifra que se mantuvo) durante el no-insignificante período de medio siglo, entonces una reducción desde cuatro millones a sólo poco más de un millón en el complejo de Auschwitz debe significar que la cifra total de seis millones de judíos supuestamente asesinados por los desagradables nacionalsocialistas se reduce aproximadamente en tres millones. Todo un error, hay que admitirlo.

     De este modo, si un error tan enorme pudo haber estado escondido durante 50 años, hay una posibilidad bien definida de que no hubo ningún exterminio planeado. Y es un hecho que ningún equipamiento que habría sido necesario para hacer funcionar las llamadas cámaras de la muerte ha sido jamás descubierto. En ninguna parte.

     Lo que se ha descubierto han sido cuartos equipados con máquinas diseñadas para hacer circular aire caliente con comprimidos de Zyklon B, para liberar el gas de cianuro de hidrógeno contenido en ellos y ponerlo en circulación alrededor del vestuario y la ropa de cama; el Zyklon-B era un insecticida usado para matar los piojos que propagan la enfermedad mortal del tifus. El Zyklon B fue usado para salvar a seres humanos, no para matarlos. Ahora pregúntese: ¿Por qué tantas de aquellas piezas de dicho equipamiento han sobrevivido, pero ninguna de las que tuvo que ver con el exterminio de gente?. Si los rusos hubieran encontrado tal instrumental en Auschwitz, ¿no lo habrían conservado como evidencia contra sus archi-enemigos?.

     Otra razón por la que soy tan desconfiado sobre cualquier información acerca de ese período está ejemplificada por un correo electrónico que acabo de recibir, de YouTube. El texto es como sigue:

     «En cuanto a su cuenta: Anthony Lawson
     Hemos recibido una queja legal en cuanto a su video. Después de revisarlo, el vídeo siguiente: "Holocausto, Discurso de Odio y ¿Fueron los Alemanes tan Estúpidos? - Actualizado" (Holocaust, Hate Speech and Were the Germans so Stupid? - Updated) ha sido bloqueado en el sitio de YouTube en los siguientes países:
     Guyana francesa, Wallis y Futuna, Suiza, Israel, Reunión, Mayotte, Territorios franceses del Sur, Nueva Caledonia, República Checa, Saint Pierre y Miquelon, Polonia, Austria, Martinica, Guadalupe, Francia, Polinesia francesa, Italia y Alemania.
     YouTube bloquea el contenido donde sea necesario para cumplir con las leyes locales. Por favor revise nuestro artículo central de ayuda acerca de quejas legales //support.google.com/youtube/bin/answer.py?answer=3001497&hl=en-GB.
     Atentamente, el equipo de YouTube».

     Recibí una notificación similar hace aproximadamente seis meses y contesté preguntándoles qué exactamente era una "queja legal" y por qué no se me había dado una copia de su contenido. Pero después de varias peticiones repetidas el equipo de YouTube dejó de responder.

     Para mí, y para muchos otros, está completamente claro que los detalles de ciertos acontecimientos que ocurrieron entre 1933 y 1945 están siendo encubiertos, y que debe ser el establishment sionista el que lo está haciendo. De aquí se sigue, entonces, que el reportado aumento del llamado anti-semitismo está siendo impulsado por los sionistas mismos, debido a su comportamiento deshonesto al intentar suprimir cualquier investigación o comentario legítimos de lo que ellos llaman el "Holocausto" judío. Es, en ciertos países, el único acontecimiento de la Historia acerca del cual la discusión abierta es ilegal, y muchos procesamientos criminales han terminado en fuertes multas y encarcelamiento. 

     Esto está, por supuesto, en violación directa del Artículo 19 de la Declaración de Naciones Unidas acerca de los Derechos Humanos:

     «19. Cada uno tiene el derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye la libertad de sostener opiniones sin interferencia, y de buscar, recibir e impartir información e ideas por cualquier medio y sin consideración de fronteras, por cualquier medio de expresión».

      Cualesquiera hayan sido los arreglos que fueron hechos entre los sionistas, Gran Bretaña y Estados Unidos, que terminaron en la formulación inicua de la Declaración Balfour, en Noviembre de 1917, y cualesquiera sean las acusaciones que puedan ser hechas contra Adolf Hitler por favorecer e instigar la migración de muchos judíos a Palestina, el comportamiento de los judíos sionistas hacia la población autóctona ha sido nada menos que vergonzoso.

      «La mayoría de las tierras en Palestina era propiedad de la población rural palestina, los fellahin. En el proceso de la creación del Estado de Israel, más de 418 villas palestinas fueron despobladas y destruídas. Las tribus beduinas semi-nómadas fueron desplazadas y 104 pobladas villas palestinas permanecieron bajo control israelí. Comprender la cultura de los fellahin es clave para comprender el sistema de posesión de la tierra en Palestina. Referirse a los fellahin de Palestina como campesinos, como ellos a menudo son mencionados, es una tergiversación injusta de la sociedad y la cultura palestinas, por decir lo menos» [8].

[8. http://www.progress.org/tpr/land-ownership-in-israelpalestine/].

     Sólo imagine que el consejo de vuestro condado local hubo decidido que ellos iban a dividir el lugar en el que usted estaba viviendo y a dar más de la mitad de ello a un montón de gente a la que usted nunca había visto y quienes, cuando ellos llegaron, le dijeron a usted —a punta de pistolas— qué parte de su casa y de su jardín ellos iban a ocupar y que si no le gustaba el arreglo usted podría largarse.

     La Declaración Balfour fue convertida en el Mandato de Palestina por el Consejo de la Sociedad de Naciones, el 24 de Julio de 1922. Una sección de la cual dice como sigue:

   «...adoptado por las Potencias dichas, a favor del establecimiento en Palestina de un hogar nacional para el pueblo judío, siendo claramente entendido que nada debería ser hecho que pudiera perjudicar los derechos civiles y religiosos de las comunidades no-judías existentes en Palestina...».

     Pero, como todos sabemos, las naciones involucradas no han hecho casi nada, durante los años, para siquiera usar un lenguaje adulador en cuanto a los derechos de las comunidades no-judías que habían estado establecidas en aquella tierra durante cientos de años. Además, parece que Naciones Unidas estuvo en un error, después de la Segunda Guerra Mundial, al ordenar la creación del Estado de Israel. El párrafo concluyente de "El Mito de la Creación de Israel por Naciones Unidas" dice como sigue:

     «Naciones Unidas no podía privar a la mayoría de la gente de Palestina de su territorio y transferirlo para el uso exclusivo de una minoría en el país... La Organización de Naciones Unidas no tiene ningún poder para crear un nuevo Estado. Tal decisión sólo puede ser tomada por la libre voluntad de la gente de los territorios en cuestión. Aquella condición no se cumple en el caso de la proposición de la mayoría por cuanto implica el establecimiento de un Estado judío en completo desprecio de los deseos e intereses de los árabes de Palestina».

[http://editorial-streicher.blogspot.com/2013/12/el-mito-de-la-creacion-de-israel-por-la.html].


Los Principios de la Evidencia

     La gente que acusa a otros de anti-judaísmo (anti-Semitism) cuando ello realmente significa anti-sionismo es rabiosamente deshonesta, porque no hay absolutamente nada malo con disgustarse o estar en contra de un movimiento político muy sospechoso y perturbador que está opuesto a los principios democráticos. Es bien sabido que los sionistas controlan a políticos en muchos países porque ellos tienen el financiamiento para comprar su lealtad por el precio de la siguiente campaña electoral de un candidato, y realmente no importa qué partido gane mientras el miedo de perder esté siempre presente, de modo que los candidatos exitosos siempre se sienten en deuda con aquellos que pagan los gastos.

     Es también deshonesto caracterizar la búsqueda del conocimiento sobre lo que es llamado el "Holocausto" judío como una negación. Haciendo un paralelo, nadie niega que el Titanic se hundiera, pero tratar de averiguar por qué se hundió nunca ha sido considerado como irrespetuoso hacia aquellos que murieron o a sus seres queridos que les sobrevivieron. 

     Se ha estimado que alrededor de 60 millones de personas murieron durante la Segunda Guerra Mundial. Todas y cada una de aquellas muertes fue una tragedia, tal como lo fue el dolor y el sufrimiento causado por el daño y la pérdida a aquellos que sobrevivieron. Pero impedir a cualquiera intentar averiguar por qué tal guerra pudo haber ocurrido debería ser considerado un crimen contra la Humanidad.

     El hecho de que aproximadamente a 250 millones de personas en Europa no se les permite ejercer su derecho a la libre expresión ni a investigar sobre el asunto concreto de lo que le sucedió a los judíos, y por qué, es un abuso despreciable del poder por los sionistas, y claramente indica que hay mucho que ellos necesitan esconder.

     En un tribunal de justicia correctamente constituído, cualquiera que sea encontrado ejerciendo coacción contra aquellos que tuvieran pruebas legítimas para presentar en cualquier asunto que esté siendo juzgado, ya se trate de lesiones corporales graves, fraude o asesinato, estaría en desacato a la autoridad.

     Si gente como Karen Pollock y el rabino Shmuley Boteach presentaran evidencia ante tal tribunal, sabiendo que probablemente aquélla fuera falsa, ellos también serían considerados como en desprecio a la autoridad y encarcelados o multados, tal como algunos de aquellos que han ejercido su derecho a la libertad de expresión sobre el llamado "Holocausto" lo han sido.

     Pero uno de los usos más despreciables del poder sionista ha sido, y sigue siendo, la tentativa de impedir a la gente revelar el grado de las acciones abusivas e ilegales y los crímenes de Israel contra los palestinos, usando tácticas distractivas, como acusar a cualquiera que critique el comportamiento espantoso de Israel hacia ellos como anti-judío (anti-Semitic).‒





No hay comentarios:

Publicar un comentario