BUSCAR en este Blog

domingo, 10 de noviembre de 2013

Antecedentes del Orden Mundial Reptiliano



     Un muy interesante artículo que da una buena visión de conjunto del tema propuesto es el que ahora hemos puesto en castellano, del recientemente presentado autor Uri Dowbenko. Lo hemos encontrado en newdawnmagazine.com, sitio donde fue publicado exactamente hace un año (aunque publicado en la revista New Dawn en Febrero de 2009). Con una limpia lógica y una coherente presentación va armando la sugestiva e inquietante composición que nos ofrece, no sólo como problemática sino además indicando cómo trascender una realidad, la oscura realidad de los antiguos dioses venerados del Oriente, que no serían sino un extraño linaje que ha buscado perpetuarse aquí y controlar la existencia del planeta, realidad que por indicios que se van sumando se viene revelando desde la Antigüedad como algo que, aunque no se sabe o no se recuerda bien por qué, produce un cierto malestar y una indefinida sensación de angustia.


Nuevo (Reptiliano) Orden Mundial
por Uri Dowbenko
10 de Noviembre de 2012



     ¿Y si el planeta Tierra aparentemente estuviera dirigido por una raza de reptilianos que cambian de forma?. Por extraño que pueda parecer, este estrafalario escenario de ciencia-ficción-política se ha convertido en un foco para investigadores de la Historia así como para visionarios espirituales. De hecho, la resonancia de la evidencia confirmatoria de la ciencia y la metafísica tiene una sincronicidad que no es sino asombrosa.

     Las serpientes y los dragones voladores han sido, por supuesto, un elemento fundamental de los antiguos mitos y leyendas de pueblos autóctonos de todo del mundo. La presunción siempre ha sido, sin embargo, que todo ello es metáfora o alegoría y no una descripción literal de seres reales.

     Pero ¿y las advertencias de Jesús y de Juan el Bautista cuando ellos reprendieron a la "generación de víboras" y "serpientes"?. ¿Y si ellos vieron a estas criaturas con su visión espiritual, la imposición de seres astrales de otra dimensión por sobre los humanos?; ¿cómo comunicarían ellos esta visión a los demás?.

     ¿Y qué hay con las historias del Libro de Enoc y de los libros prohibidos de la Biblia que se refieren a los Nefilim —literalmente "aquellos que fueron abatidos"— y a los Vigilantes, los llamados "Ángeles Caídos"?.


Sumeria: la Cuna (o la Probeta) de la Civilización

     Los académicos y los historiadores han estado totalmente confundidos por el abrupto ascenso de la cultura sumeria hace casi 6.000 años en la zona llamada la Fértil Media Luna de los ríos Éufrates y Tigris. Esta "civilización repentina" pareció surgir de la nada y rechazó conformarse a la teoría histórica popular del desarrollo lineal en la evolución cultural.

     El profesor historiador Charles Hapgood enfrenta de lleno la cuestión cuando él escribe que «hoy encontramos culturas primitivas que coexisten con la avanzada sociedad moderna en todos los continentes... Asumiremos ahora que hace 20.000 años, mientras los pueblos paleolíticos sobrevivían en Europa, culturas más avanzadas existían en otras partes en la Tierra».

     Del mismo modo el surgimiento de Sumeria ha sido un importante rompecabezas. Joseph Campbell en "Las Máscaras de Dios" (The Masks of God) escribe: «Con una impresionante brusquedad... aparece en este pequeño jardín de barro sumerio... el síndrome cultural entero que ha constituído desde entonces la unidad germinal de toda alta civilización del mundo».

     William Irwin Thompson lo plantea aún más sucintamente: «Sumer es un lugar pobre carente de piedras para que una cultura neolítica evolucione desde una comunidad de campesinos hacia una civilización desarrollada», escribe, «pero es un muy buen lugar para convertir las llanuras y pantanos en tierras de labranza irrigadas... En resumen, Sumer es un lugar ideal para localizar una cultura que ya tenga la tecnología necesaria para la vida urbana y la agricultura de irrigación».

     Una conclusión más sensacional fue alcanzada por el profesor Samuel N. Kramer, uno de mayores sumerólogos de nuestro tiempo. Él examinó el índice de materias de las Tablillas de Sumer y encontró que cada uno de los 25 capítulos describía un tipo de logro sumerio, que de hecho era el primero en el mundo.

     Los sumerios tuvieron la primera medicina y farmacopea del mundo, la primera cirugía cerebral del mundo, la primera agricultura del mundo y el primer almanaque del agricultor, la primera cosmología y astronomía del mundo, y los primeros códigos de leyes del mundo. Y ellos utilizaron una tecnología muy avanzada capaz de una sofisticada metalurgia, con fundición, refinado y aleación así como refinado de combustible de petróleo. Y lo más importante, los sumerios fueron responsables de la primera ingeniería genética del mundo.

     Como un misterio sin un sospechoso, la historia sumeria permaneció como un acertijo, hasta que el historiador-arqueólogo Zacarías Sitchin publicó un libro notable llamado "El Duodécimo Planeta" (1979). En su serie subsecuente titulada "Las Crónicas de la Tierra" Sitchin describe con gran detalle el programa de cruzamiento de los "dioses" sumerios mediante manipulación genética.

     Tras haber pasado treinta años estudiando textos sumerios, asirios, babilónicos e hititas y el Antiguo Testamento en hebreo, Sitchin descifró las antiguas escrituras, las transcribió, las transliteró y, finalmente, las tradujo.

     ¿Su conclusión?: Sitchin escribe que la civilización sumeria en realidad apareció desde la nada. La precursora de la civilización griega y romana fue iniciada por una raza altamente avanzada de colonos extra-planetarios que vinieron a la Tierra, establecieron sus colonias y comenzaron su decidida búsqueda de riqueza y poder extrayendo oro y otros minerales necesarios para sostener su estilo de vida de alto mantenimiento y alta tecnología.

     ¿Y quiénes eran estos "colonos"?. Los sumerios mismos los describieron como los "dioses del cielo y la Tierra". También los llamaron "los antiguos dioses" o los "dioses del pasado lejano", y según la ciencia sumeria, ellos habían bajado a la Tierra desde el cielo. En el texto en hebreo del Antiguo Testamento los dioses sumerios del cielo y la Tierra son mencionados como los Nefilim. Los sumerios mismos llamaron a los colonos como los Anunnaki.

     La Biblia y la Concordancia Strong [de palabras hebreas y griegas de la Biblia] no mencionan a los Nefilim específicamente por su nombre, pero la Concordancia de Nelson tiene varios listados. Sitchin traduce los versos bíblicos de Génesis 6:4 así:

     «Los Nefilim estaban sobre la Tierra, en aquellos días y después también, cuando los hijos de los dioses cohabitaron con las hijas de Adán y ellas les engendraron hijos. Ellos fueron los Poderosos de la Eternidad».

     ¿Y qué significa realmente "Nefilim"?. Normalmente traducida como "gigantes", la palabra se origina en la raíz semítica NFL ("ser abatido"). Esto significa exactamente lo que dice: "Aquellos que fueron abatidos sobre la Tierra".

     «Los teólogos contemporáneos y los eruditos bíblicos han tendido a evitar estos problemáticos versículos», escribe Sitchin, «pero las escrituras judías del tiempo del Segundo Templo reconocían en estos versículos los ecos de antiguas tradiciones de los "ángeles caídos"»


Pistas de los Nefilim y los Vigilantes

     Los textos apócrifos como el Libro de Enoc, los Pseudoepígrafos, y otros políticamente incorrectos así llamados libros "perdidos" de la Biblia, reflejan un conocimiento preciso de los ángeles caídos en la Tierra. De hecho, los eruditos mantienen que había dos relatos de "caídas" separadas de los ángeles. Primero, estaba la rebelión del arcángel contra Dios y su caída por orgullo, en la cual él fue seguido por otros ángeles, los Nefilim. Y segundo, estaba la historia de los ángeles que "cayeron" (bajaron su vibración y comenzaron sus encarnaciones en la Tierra) mediante el deseo por las hijas de los hombres, que fueron los Vigilantes.

     Según el Libro de Enoc, una banda de ángeles conducidos por Semyaza «se enamoró de las hijas de los hombres» y decidió ir tras ellas, diciendo: «Vayamos a escoger para nosotros mujeres de la progenie de los hombres, y engendremos hijos». Entonces todos ellos hicieron un juramento, todos los doscientos, y descendieron a la tierra. «Entonces ellos tomaron mujeres, cada uno eligiendo para sí, a quienes ellos comenzaron a acercarse, y con quienes ellos cohabitaron; y les enseñaron hechicería, conjuros... Además Azaziel enseñó a los hombres a hacer espadas, cuchillos, escudos... Entonces Miguel y Gabriel, Rafael, Suriel y Uriel, miraron hacia abajo desde el cielo, y vieron la cantidad de sangre que había sido derramada sobre la tierra, y toda la iniquidad que había sido hecha sobre ella...».

     En efecto, el derramamiento de sangre, incluyendo el abuso ritual y el sacrificio humano por medio de guerras interminables, es el sello de estas criaturas.


Invasión del "Pueblo" de la Serpiente

     En un libro llamado "Serpientes Voladoras y Dragones: La Historia del Pasado Reptiliano de la Humanidad" (Flying Serpents and Dragons: The Story of Mankind’s Reptilian Past), R. A. Boulay, un ex-criptógrafo de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA), escribe que «de una combinación de antiguas fuentes seculares y religiosas, es posible armar la historia de nuestros ancestros, que se remonta a la venida de dioses-serpientes o astronautas que colonizaron la Tierra hace muchas Eras».

     En efecto, la evidencia radica en una completa reevaluación de las leyendas, mitos e "historia" del mundo. La leyenda sumeria de Gilgamesh y Agga apunta a esta interacción entre "humanos" y "serpientes". Y por supuesto, están los bien conocidos "dioses serpientes" del Valle del Indo, la raza Serpiente o Nagas de la India antigua, y las epopeyas hindúes "Ramayana" y "Mahabharata", que también trataban acerca de los dioses-serpientes. En la historia china, el "Yih King" describe cómo los hombres y los dragones vivieron pacíficamente juntos, e incluso se casaron entre ellos. Y los dioses serpientes en la mitología americana han sido descritos en el libro maya "Chilam Balam", donde Itzamná, el dios serpiente, es reverenciado por el "pueblo de la serpiente".

     La historia de San Jorge venciendo al "dragón" en Inglaterra y San Patrick expulsando a las "serpientes" de Irlanda es también parte de la iconografía cristiana.

     Demasiadas "coincidencias" apuntan a un modelo que ha sido aparentemente ignorado a propósito por académicos e historiadores de la torre de marfil de la corriente predominante.


Antes del Diluvio

     Según Boulay, la ingeniería genética Anunnaki fue hecha «combinando las características del hombre-mono nativo o Neanderthal con su propia naturaleza de saurio», produciendo al así llamado Adán del Antiguo Testamento. «Este Adán era medio humano y medio reptil, sin embargo, y siendo un clon no podía reproducirse a sí mismo».

     Beroso, el sacerdote babilónico que escribió en la Atenas del siglo III a.C., afirmó que la ascendencia y el origen del hombre pueden ser remontados a Oannes, una criatura anfibia que salió del Golfo Pérsico para enseñar las artes de la civilización al hombre. «Beroso los llamó "annedoti" que se traduce como "los repulsivos" en griego. Él también se refiere a ellos como "musarus", una abominación», escribe Boulay. «Si esta tradición hubiera sido inventada, una actitud más normal habría sido glorificar a estas criaturas como dioses o héroes espléndidos, pero el hecho de que ellos decidieran describir a sus antepasados de esta manera argumenta a favor de la autenticidad del relato».

     «Los dioses sumerios consideraban al Hombre como algo conveniente y nada más», dice Boulay. «Él satisfacía sus necesidades, mantenía sus ciudades, y proporcionaba la carne de cañón para sus diversas empresas militares» (¿Le suena familiar?). «Los dioses podían ser amos crueles e indiferentes. Ellos consideraban a los humanos simplemente como niños indóciles, no más importantes que mascotas, a ser gobernados despiadadamente y sin sentimientos».

     Las despiadadas "políticas" del Nuevo Orden Mundial reflejan esta antigua tendencia en la propaganda incesante de que existe en el planeta una "crisis" demográfica y de que el mejor camino para remediar la situación es mediante guerras para matar a la "carne de cañón" o por medio del aborto para matar a futuros "inútiles comedores", aquellos que consumen recursos sin la productividad de valor agregado que requieren los amos de la Tierra.

     Boulay sostiene que el Antiguo Testamento comienza en Sumer y que hay un cuerpo grande de literatura religiosa además del Libro del Génesis que trata acerca del período anterior al Diluvio. Él cita fuentes como los tres Libros de Enoc, el Libro de los Jubileos, las enseñanzas gnósticas, los rollos del Mar Muerto, la Hagadá de la tradición oral de los judíos, los escritos rabínicos, las obras de Josefo, y los libros pseudoepigráficos, sobre todo el Libro de los Jubileos.


¿Qué Era la Serpiente de Edén?

     Carl Sagan enigmáticamente tituló uno de sus libros como Los Dragones de Edén, pero leyendas judías antiguas describen a la Serpiente de Edén como de aspecto humano. En otras palabras, ella parecía un hombre y hablaba como un hombre. ¿Qué significa esto?.

     «La sección de la Hagadá que se refiere a la Creación describe a la Serpiente que habitaba el Jardín antes de la creación de Adán como una criatura erguida que se sostenía sobre dos pies y que era igual en altura a un camello», escribe Boulay. «La serpiente era como humana desde muchos puntos de vista. Era alta y caminaba sobre dos piernas. Ella hizo todo el trabajo de los dioses, particularmente la minería y el trabajo agrícola. Y sobre todo la Serpiente tenía un intelecto superior al Hombre. Todos éstos son los atributos de los Anunnaki».

     Boulay dice que «según la Hagadá, los cuerpos de Adán y Eva "habían sidos revestidos con una piel dura y callosa" y, además, de la piel de Adán se decía que "era tan brillante como la luz del día y cubría su cuerpo como una ropa luminosa. Adán tenía así la apariencia externa de un reptil con su piel escamosa y brillante. Era por esta razón que Adán y Eva no llevaban puesta ni necesitaban ropa para su protección o comodidad».

     «La apariencia reptiliana de los dioses bíblicos era un secreto bien guardado, y sólo de vez en cuando es perceptible en el Antiguo Testamento», escribe Boulay. En una reinterpretación radical de la escritura, él dice que en la Hagadá, la fuente de la leyenda y la tradición oral judías, «es revelado que Adán y Eva perdieron sus "pieles lustrosas y duras" a consecuencia de comer del fruto prohibido. Los gnósticos, rivales de los primeros cristianos, relatan que como resultado de comer el fruto, Adán y Eva consiguieron el conocimiento, parte del cual era comprender que sus creadores eran formas bestiales».

     La Hagadá también explica lo que pasó en el Jardín después de que Adán y Eva comieron el fruto prohibido:

     «El primer resultado fue que Adán y Eva llegaron a estar desnudos. Antes sus cuerpos habían estado revestidos con una piel resistente y envueltos con una nube de gloria. Apenas ellos hubieron violado la orden que se les había dado, la nube de gloria y la piel gruesa se les cayeron y ellos se quedaron en su desnudez».

     Incluso el extraño ritual de la circuncisión puede tener una conexión reptiliana. «Tal como la serpiente consigue una larga vida por sacrificar y dejar una parte de ella misma, así el hombre también puede ser salvado sacrificando ritualmente una parte de él», prosigue Boulay.

     «El rito de la circuncisión también servía como un recordatorio perpetuo para el hombre de que sus orígenes verdaderos están en el creador dios-serpiente y de que él existía por la paciencia de estos dioses».


Por Qué Caín Mató a Abel

     En una fascinante reevaluación de la famosa historia bíblica de Caín y Abel, Boulay propone una explicación alternativa. Por ejemplo, en el Apocalipsis de Adán, un documento gnóstico del siglo I d.C., Adán revela a su hijo Seth «que el Señor que nos creó, creó a un hijo de él mismo y de Eva tu madre».

     «Si la deidad fue el padre de Caín, mientras que Adán engendró a Abel», escribe Boulay, «esto explicaría los acontecimientos posteriores: Caín sería semi-divino, reptiliano en parte y más como un dios». Sobre el nacimiento de Caín, este documento observa que Eva «engendró a un hijo y él era refulgente», una descripción de la brillante piel luminosa de los dioses reptiles. La versión de este texto también describe el sueño de Eva. «Ella le dice a Adán: "Mi Señor, tuve un sueño anoche: la sangre de mi hijo Amilabes, llamado Abel, penetraba en la boca de Caín su hermano, y él la bebía despiadadamente... y no se quedó en su estómago sino que salió de su boca". Ellos se levantaron a ver qué pasaba y encontraron a Abel muerto por Caín».

     El delito de Caín aparentemente no fue sólo cometer fratricidio sino comer la carne y la sangre de su hermano. «Este comportamiento parece más reptiliano que humano, ya que Caín fue engendrado por la deidad, a diferencia de su hermano, que tenía a Adán como su padre», concluye Boulay.


Los Dioses Serpientes

     ¿A qué se parecían los antiguos "dioses"?. «La venida de los Anunnaki coincidió con el final de este período cuando la Tierra comenzó a desecarse y aparecieron los dinosaurios comedores de carne y los pequeños mamíferos», dice Boulay. «Los dioses reptiles necesitaban la humedad y el calor, y ésa fue probablemente la razón de por qué las civilizaciones fueron fundadas en la boca de los grandes sistemas fluviales: el delta del Nilo, el valle del río Indo y el sistema del Tigris y el Éufrates».

     «De aspecto los dioses serpientes eran altos, al menos de entre 2,5 y 3 metros, y caminaban en dos pies. Ellos tenían una cola como un reptil y una piel resistente, un poco como la de un lagarto, pero con una gran cantidad de piel dura y callosa o escamosa. Su piel era generalmente lustrosa y lisa, como la de un camaleón, y probablemente variaba en matices diferentes de verde y gris... Ellos tenían unos pequeños cuernos en su cabeza que ellos consideraban como un signo de divinidad. Los humanos les resultaban repugnantes porque éstos eran peludos, tenían pieles suaves y miembros huesudos».

     «Los hijos de los dioses-serpiente, los Nefilim de la Biblia, que descendieron antes del Diluvio y se aparearon con mujeres humanas, también incursionaron en la ingeniería genética», concluye Boulay. «Finalmente la Humanidad tendrá que conocer la verdad sobre sus orígenes y afrontar el hecho de que sus dioses y antepasados eran reptiles, realmente monstruos según cualquiera de nuestras definiciones actuales. Habrá una gran conmoción cultural como nunca hemos visto antes», predice Boulay.


Reptilianos Entre Nosotros

     «Los investigadores del fenómeno reptiliano concluyen que al menos algunos provienen de la constelación de la estrella Draco», escribe David Icke en su libro "The Biggest Secret" (El Mayor Secreto).

     «Hay tres orígenes sugeridos para la intervención reptiliana Anunnaki en los asuntos humanos», escribe Icke. «1. Ellos son extraterrestres; 2. Ellos son terrestres "interiores" que viven dentro de la Tierra; y 3. Ellos manipulan a la Humanidad desde otra dimensión "poseyendo" a cuerpos humanos. Pienso que las suposiciones son todas verdaderas».

     El libro de Icke es un depósito de información alucinante y que cambia paradigmas, que suena como una película de ciencia-ficción de grado Z hasta que usted lee la evidencia. Su premisa es simple: ¿y si la Élite de Poder Global es parte de estos linajes reptilianos que todavía controlan y gobiernan el planeta Tierra como su propio feudo galáctico privado?.

     «Estos linajes —escribe Icke— se convirtieron en la aristocracia británica y europea y en las familias Reales, y, gracias al "Gran" Imperio británico, ellos fueron exportados a través del mundo para gobernar las Américas, África, Asia, Australia, Nueva Zelanda, etcétera. Estas líneas genéticas son manipuladas en las posiciones de poder político, militar, de los medios, de la banca y comerciales, y así estas posiciones son mantenidas por reptilianos de una inferior cuarta dimensión que se esconden detrás de una forma humana o mediante marionetas mentales de estas mismas criaturas».

     «Estos mismos reptilianos han estado ocupando los cuerpos de todos los principales jugadores en la conspiración que se remonta a los tiempos de la Antigüedad», prosigue Icke. «La obsesión de cruzarse dentro de las corrientes sanguíneas de la Hermandad (Babilónica) viene de la necesidad de mantener la herencia genética reptiliana y por lo tanto de mantener la conexión vibracional entre el cuerpo humano en la tercera dimensión y su fuerza controladora en la inferior cuarta dimensión. Fue para esconder esta verdad que ellos determinaron la destrucción de antiguos archivos históricos, textos y relatos a través de los siglos mientras devastaron y violaron las sociedades autóctonas del mundo. Los reptilianos querían destruír toda la memoria y los registros de su conocida existencia y control en el pasado más temprano. Si ellos pudieran hacer aquello, la Humanidad no tendría ni idea de que ella estaba siendo controlada por una fuerza de la cuarta dimensión por medio de cuerpos físicos que parecen humanos».


Encarnación de la Gente-Lagarto

     Con una formación en psicología Jungiana, la autora Barbara Hand Clow destaca en cosmología chamánica, una técnica narrativa intuitiva que integra la historia, la leyenda y el mito usando su propia dirección interna. En el tercer volumen de su "Trilogía de Crónicas de la Mente" llamado El Sello de la Atlántida, ella también aborda el problema de la "raza lagarto" desde su propia perspectiva. Clow se refiere a la encarnación física de esta raza en la Tierra.

     «Ellos [los Anunnaki] a pesar de todo han recibido una medida de control sobre la superficie del planeta», escribe ella. «De manera bastante notable, ellos han conseguido la capacidad de encarnar. Ellos ya no tendrán que persuadir a la gente para construír templos a fin de interconectar sus propios centros de control; ni tampoco ya requerirán de un canal para entrar en la Tierra; ahora pueden convertirse en humanos ellos mismos».

     «Los varios lagartos no-físicos que se arrastran por entre los canales de Baalbek están considerablemente atraídos a la idea de tomar forma humana por medio de la encarnación», prosigue. «Ellos esperan crear el miedo más directamente. Estos monstruos no están contentos con moverse pesadamente como reptiles de la cuarta dimensión, comiéndose a alguien de vez en cuando. Mucho más atractiva para ellos es la idea de entrar realmente en la tercera dimensión —en el siglo XX, por ejemplo, convirtiéndose realmente en un Stalin, un Charles Manson, un Stephen King, o haciendo la película del siglo veinte que crea el miedo del acto de comer, "La Noche de los Muertos Vivientes". Ellos incluso se mostrarán francamente como son en realidad creando una película llamada "V"».

     Otras películas de ciencia-ficción con este tema de alienígenas reptilianos en la Tierra incluyen "The Arrival" (La Llegada), "They Live" (Viven) y "Alien Resurrection".

     «Usted debe comprender que la Tierra Santa es un laboratorio de modelos estelares de control», escribe Clow. «En el secreto del templo nos enseñaron todo sobre los visitantes, pero esta información fue tomada de la Biblia. Durante 300.000 años, la agenda central de los Nibiruanos [colonos del planeta Nibiru, también llamado Marduk] ha sido el control de la Tierra y el uso de sus recursos».

     Es también un tiempo especial, el regreso de los poderes espirituales de la Humanidad y la opción de la auto-transcendencia. «El retorno de estos poderes arquetípicos es también un resultado de la capacidad de percibir rangos más amplios del espectro de la luz», ella continúa. «Esta visión creciente es la clave para la integración de todas las dimensiones en la conciencia. Esta conciencia más amplia es natural, pero le fue quitada una vez a usted por los "dioses". Los Nibiruanos y otros visitantes —aquellos semidioses que se sintieron desconectados de su Fuente — restringieron las capacidades perceptivas de usted a fin de ayudarse a sí mismos a materializarse en la Tierra».

     «El modo de pensar Nibiruano que ha envenenado el planeta Tierra se ha manifestado más recientemente como la actitud reptiliana que los líderes políticos estadounidenses llaman el "Nuevo Orden Mundial". Ésta es una mentalidad que cree en la escasez y la limitación cuando la Tierra es realmente abundante e ilimitada. Ésta es la mentalidad que lanzaría a toda la gente en fosas con cocodrilos. Los agentes de poder del mundo son glotones que controlan más recursos que los que ellos necesitan a fin de protegerse contra la escasez que ellos temen».

     Clow los llama el Equipo de Manejo del Mundo, que ella define como «individuos en la tercera dimensión que son controlados por los Anunnaki, quienes los impulsan a realizar proyectos que benefician a Nibiru y no a la Tierra. Todos los individuos que trabajan en las agencias de dicho Equipo —como el Vaticano, sociedades secretas, bancos, gobiernos, sistemas escolares, el sistema médico y muchos negocios— son agentes de los Anunnaki, a menos que ellos estén conscientes de las vibraciones Annunaki y no lleven a cabo sus proyectos. En días recientes, el Equipo de Manejo del Mundo ha estado llamándose a sí mismo el Nuevo Orden Mundial».


La Venida de Cristo

     «Desde la venida de Christos, ha llegado el momento de elegir la vida sobre la muerte», escribe Barbara H. Clow en su libro "Heart of the Christos". «El deseo de muerte proviene del miedo paralizador del lugar negro, Orión. En las guerras con Orión, el dolor y la separación fueron primeramente experimentados, y después de aquel punto muchas almas decidieron dejar de ser. Pero todo cambió con Christos. Un ser de tal amor y compasión vino a la Tierra que ahora todas las almas tienen acceso al deseo de estar vivas».

     «Los ángeles caídos se han desviado al juguetear con varios experimentos que han sido creativos pero carentes de sabiduría. Mientras la tercera dimensión se ha hecho cada vez más compleja, sobre todo durante los pasados cinco mil años, los ángeles se han entretenido siendo mirones de los resultados de materializaciones. La tecnología sin inspiración o sabiduría divinas ha sido el último proyecto de los ángeles caídos».

     Después de todo, Cristo mismo aconsejó a sus discípulos: "Sed sabios como serpientes". ¿Qué quiso decir él?.


La Violación Realizada por los Anunnaki

     Según muchos expertos principales, el sexo ha conseguido un mal nombre después del trauma provocado por los Anunnaki, quienes vinieron a este planeta y violaron a las mujeres de la Tierra. En "La Agenda Pleyadiana", Barbara H. Clow escribe que «los Anunnaki seleccionaron mujeres para tener sexo con ellas, de modo que ellos pudieran realmente darse a luz a ellos mismos en los ciclos encarnativos de la Tierra, y eso fue algo que nunca había ocurrido antes».

     Antes de este tiempo, ella sostiene que «todo el sexo era muy natural. Ustedes fácilmente combinaban campos electromagnéticos y sus cuerpos físicos, y las vibraciones de la Luna, el Sol y los planetas fluían por sus canales kundalini. Ustedes eran atraídos unos a otros por afinidades planetarias en sus cartas de nacimiento, y la fusión era siempre fácil y agradable. El sexo con los Anunnaki fue forzado y poco natural de muchas maneras porque había pocas afinidades de energía. Usted llegaba a estar confundido mientras los dioses sentían la energía kundalini por primera vez. Ellos la amaron. Los dioses varones incluso tuvieron muchas relaciones sexuales unos con otros y con las pocas diosas femeninas una vez que ellos averiguaron a qué se parecía el sexo practicado en la Tierra...».

     «Todos los desequilibrios entre hombres y mujeres hoy provienen de huellas energéticas de una fusión de energía incompatible intentada en aquellos tiempos antiguos», escribe Clow. «Su aborrecimiento hacia los reptiles también viene de esta fase de su evolución, porque los Anunnaki mayormente encarnados eran muy reptilianos, y aquellos Anunnaki eran los que podían aparearse con las hembras humanas».


Serpientes. Dragones. Reptilianos. ¿Coincidencia o Conspiración?

     Satán y los ángeles caídos a menudo son imaginados como serpientes-reptilianos ellos mismos.

     En uno de los pasajes aparentemente no censurados en las escrituras, Jesús los reprendió diciendo: «¡Ustedes serpientes! Ustedes, generación de víboras, ¿cómo pueden evitar la condenación del infierno?. Por tanto, he aquí que yo envío hacia vosotros a profetas y sabios y escribas, y de ellos, a unos ustedes matarán y crucificarán, y a otros azotarán en sus sinagogas y los perseguirán de ciudad en ciudad, para que venga sobre ustedes toda la sangre justa que se ha derramado sobre la tierra, desde la sangre de Abel el justo hasta la sangre de Zacarías, el hijo de Baraquías, al que ustedes mataron entre el templo y el altar» (Mateo 23:33-35). La sed de sangre y el modus operandi de los Vigilantes encarnados ha cambiado poco en los dos mil años desde entonces.

     Más referencias a la "generación de víboras" están en Mateo 3:7, Mateo 12:34-35 y Lucas 3:7. Ellos también son llamados "príncipes de este mundo". A pesar de la censura, manipulación y edición de la Biblia, las palabras en código o eufemismos para esta raza reptiliana en el Antiguo Testamento incluyen términos como "los malvados", "los hombres fuertes", "los gigantes" y los "malhechores".


Los Lagartos y el Dilema Humano

     La escritora Barbara Marciniak llega a una conclusión similar sobre la Tierra y la agenda reptiliana:

     «Los dioses creadores que han estado gobernando este planeta tienen la capacidad de llegar a materializarse, aunque mayormente ellos existan en otras dimensiones», escribe ella. «Ellos mantienen la energía en una cierta frecuencia vibracional mientras crean el trauma emocional que les ha de servir de alimento».

     «Usted sólo ha tratado con dioses que han querido ser admirados y confundirlo a usted, y quienes han pensado en la Tierra como en un principado, un lugar que ellos poseen en los márgenes galácticos de este universo de libre albedrío».

     Marciniak semi-burlonamente llama a estos seres híbridos en parte reptilianos y en parte humanos, "lagartitos" (Lizzies). «Estos seres, que no están ni espiritualmente conformados ni instruídos de modo espiritual, niegan la existencia de una fuerza espiritual», escribe ella. «Ellos han desarrollado principios y tecnologías científicos que dispersan las leyes de la espiritualidad... Es posible llegar a ser un maestro brillante en la manipulación de la materia y la realidad sin comprender las conexiones espirituales».

     Después de todo no hay nada como una raza de lagartijas materialistas ateas para manipular su planeta. Y los actuales acontecimientos mundiales reflejan esta realidad cada día.


Trascendiendo el Virus de la Religión Salvacionista

     ¿Es la "religión" misma entonces un virus insinuado en la sociedad por una especie extraterrestre alienígena con un propósito de control social?.

     En su inspirado —e inspirador— libro "Not In His Image: Gnostic Vision, Sacred Ecology and the Future of Belief" (No a Su Imagen), John Lamb Lash deconstruye los "Sistemas de Creencia" de las religiones Abrahámicas —cristianismo, judaísmo e Islam—, explicando las enseñanzas metafísicas de los llamados "gnósticos", quienes han sido históricamente menospreciados como "paganos".

     Después de todo, incluso la misma palabra "gnóstico" significa "sabelotodo", un término peyorativo inventado por la Iglesia romana para denigrar a sus rivales, que se llamaban a sí mismos los Hijos de Seth. A pesar de la propaganda anti-gnóstica durante los 2.000 años pasados, la cosmovisión espiritualmente iluminada y holística de los gnósticos se ha hecho ahora cada vez más relevante porque describe muy exactamente los conflictos espirituales de nuestro tiempo.

     Los gnósticos enseñaban que la religión es la elaborada producción de alienígenas que vendieron el concepto de un dios Salvador-Redentor de fuera del planeta (o un dios terrateniente ausente, si usted prefiere) responsable del modo de pensar patriarcal y fratricida respaldado por las religiones Abrahámicas.

     En su innovadora exposición de la perspectiva gnóstica acerca de la mitología/religión Abrahámica, Lash escribe que los gnósticos comprendieron el origen de la religión redentora:

     «Yaldabaoth mismo eligió a un cierto hombre llamado Abraham e hizo un convenio con él, pero propuso un modo diferente de verlo. Yaldabaoth es el Demiurgo, alias Yahweh o Jehová, una pseudo-deidad demente que trabaja contra la Humanidad... La salvación por poderes sobrehumanos más bien que por el potencial divino innato en la Humanidad son el sello de la religión extraterrestre».

     ¿Promueven las religiones Abrahámicas la agenda reptiliana-alienígena?. ¿Y son los dogmas y doctrinas "salvacionistas" de las religiones Abrahámicas obra de los "dioses" que trabajan contra la evolución espiritual de la Humanidad?.

     Los gnósticos llamaron a este "dios" como Yaldabaoth, su nombre para el Demiurgo, una «pseudo-deidad que afirma ser el creador del mundo natural, identificado con el bíblico dios padre llamado Yahweh o Jehová», en palabras de Lash. Ellos enseñaban que él es un «simulador demente que trabaja contra la Humanidad como líder de los Arcontes», que han sido diversamente descritos como seres desalmados o parásitos astrales y mentales que «exageran el error humano y se entrometen en la Humanidad por medio del sigilo psíquico a fin de propagar el virus ideológico de la religión redentora».

     La teología salvacionista, escribe Lash, promueve un sistema de creencia en «el Demiurgo del Antiguo Testamento, un arrogante y demente simulador que afirma que los humanos están "Hechos a Su Imagen". Estas cuatro palabras son el lema corporativo del patriarcado. Marcado a fuego en el alma humana, "Hecho a Su Imagen" significa la esclavitud total de la Humanidad a manos de una agenda alienígena de fuera del planeta. Si los gnósticos tenían razón, la aparición del salvacionismo fue un error único para nuestra especie, no una nueva revelación moral. Nada sirve mejor a los ocultos controladores para encubrirse que un mensaje de amor cósmico... un ardid para respaldar y fomentar la relación víctima-agresor. No importa cuán esforzadamente lo intentemos, no podemos derivar un mensaje genuino de amor y de bondad del paternalismo divino. Esta es quizá la más dura de todas las lecciones que la Historia puede enseñarnos».

     ¿Es la "religión" entonces sólo otro escollo en el camino siempre tortuoso de la evolución espiritual?.

     La perspectiva de los gnósticos era que este sistema de creencia alienígena impuesto sobre la Humanidad por los "Arcontes" era una causa primaria del estancamiento espiritual que la Humanidad soporta en el siglo veintiuno.

     Lash, en su sitio web Metahistory.org, destaca que los Rollos del Mar Muerto, descubiertos en 1947, contienen relatos explícitos de amenazantes encuentros con reptilianos. Por ejemplo, el Testamento de Amram:

     «Vi a los Vigilantes en mi visión, la visión del sueño. Dos de ellos estaban luchando acerca de mí, diciendo... y sosteniendo una gran contienda acerca de mí. Les pregunté, "¿Quiénes son ustedes que están así con poder sobre mí?". Ellos me contestaron: "Nos ha sido concedido poder y dominio sobre la Humanidad". Y ellos me dijeron: "¿Cuál de nosotros (te tendrá)?". Y levanté mis ojos, y miré a uno de ellos directamente. Su aspecto era terriblemente espantoso, y su piel era multicolor, con escamas misteriosamente brillantes» (4Q542).

     «Dotados de poderes de percepción paranormal, como la visión remota, los videntes gnósticos que se habían encontrado con Arcontes y los habían repelido, observaron la presencia persistente de reptilianos entre la secta del Mar Muerto de los zaddikim», escribe Lash. El Primer Apocalipsis de Santiago (CNH V, 3), que contiene descripciones de encuentros cara a cara con los alienígenas reptilianos, advierte que «Jerusalén es un lugar donde habitan muchos Arcontes».

     ¿Es aquélla la razón por la que el Oriente Medio, y sobre todo Palestina-Israel, es todavía el escenario para tal guerra brutal contra la evolución de Terra?.

     Se hace completamente evidente que el misticismo empírico en que se basaban los gnósticos entra en conflicto en muchos niveles con las religiones Abrahámicas basadas en el salvacionismo. La agenda alienígena del Salvacionismo afirma que los humanos están en el error, imperfectos y pecadores "por naturaleza" y que requieren de una redención y rescate de esta condición por medio de un intermediario, un mesías, o por medio de la observancia de la ley ritual estricta, mientras que el misticismo empírico afirma que la divinidad misma es una esencia natural de la Humanidad y puede ser revelada por medio de la iniciación en la Escuela de Misterio que puede ser usada para combatir esta ideología alienígena.


Rompiendo el Hechizo

     Entonces, ¿por qué persiste el hechizo?. Obviamente el derramamiento de sangre a través de asesinatos rituales satánicos y de guerras recarga las energías de las que ellos se alimentan. Las emociones negativas como el miedo y el odio son otra fuente de su presunto poder.

     «Los reptilianos manipulan desde la inferior cuarta dimensión el llamado rango de frecuencia astral inferior», escribe Icke. «Para controlar este planeta ellos tienen que mantener a la masa de la Humanidad en o debajo de aquel nivel y desconectarlos de cualquier cosa superior. Crucial para mantener la psique humana en la ignorancia desconectada es la manipulación de emociones de baja vibración: el miedo, la culpa, el resentimiento, el disgusto del Yo y la condena de otros que, al final, son todas expresiones de temor. Éstas son las mismas emociones que resuenan en el rango de frecuencia de la cuarta dimensión inferior, y una vez que sucumbimos ante la dominación de estas emociones, sucumbimos ante el control efectuado por la conciencia reptiliana».

     Icke dice que «mientras más usted abre su alma, más poderoso es este flujo y más rápidamente usted se sincronizará con las vibraciones crecientes y se transformará en un estado más alto de conciencia. Si usted cierra su alma y cierra su mente, usted estará resistiendo a estos cambios, y cada vez más de su energía será gastado en luchar contra las mismas energías que transformarán su vida y lo pondrán en libertad».

    Marciniak escribe que «el mundo en 3D está encaminado hacia una colisión de dimensiones, no una colisión de mundos sino una colisión de dimensiones. Muchas dimensiones van a venir chocando unas contra otras. La prueba, la iniciación [vendrá], e iniciación siempre significa moverse a través de otra realidad, conquistarla y transmutarla».

     «La batalla entre la luz y las tinieblas y entre el bien y el mal acontece sólo entre partes de usted», añade Marciniak. «Esas partes son extensiones multidimensionales o reencarnaciones del mismo colectivo de energías del que usted es una parte como individuo... Los avataras y los maestros han impregnado ahora el enrejado del mundo, trayendo con ellos sus propios instrumentos para enseñar... Esta jerarquía funciona con el afecto, aprecia quién es usted y ha sido capaz de ver a través de los mecanismos de tiempo que están armonizados en el planeta para saber que la conciencia está lista para el salto evolutivo».

     Se trata entonces de una estupenda opción para los residentes de la Tierra: ser o no ser el Cristo, sobre todo ante decenas de miles de años de adoctrinamiento. Esto incluye vida tras vida de programación endurecida de que el "pecado" es nuestra herencia original, así como el continuo control de la mente mediante la religión en cuanto a que la culpa y el miedo son el estado "natural" de la Humanidad.

     Separar la cizaña del trigo es un proceso continuo, dentro de uno y del planeta en conjunto. En un nivel personal, cada decisión de actuar de manera ética y moral es crucial. Si el miedo es el candado en la prisión virtual del planeta Tierra, entonces el afecto es la llave para la liberación del alma. La victoria sobre la esclavización que los Nefilim han hecho de la Humanidad, sin embargo, es imposible de evitar. Al fin y al cabo, estamos todos participando permanentemente...






Referencias

Entrevistas del autor con David Icke, Barbara Hand Clow y Barbara Marciniak
― R.A. Boulay, Flying Serpents and Dragons: The Story of Mankind’s Reptilian Past (1990), The Book Tree, California, EE.UU.
― Gregg Braden, Awakening to Zero Point (1994), Walking-Between the Worlds (1998), Laura Lee Productions, Washington, EE.UU.
― Barbara Hand Clow, Eye of the Centaur (1986), Heart of the Christos (1989), Signet of Atlantis (1992) y The Pleiadian Agenda (1995).
― Lloyd deMause, Foundations of Psychohistory (1982), Instituto de Psicohistoria, Nueva York, EE.UU., www.psychohistory.com
― Samuel Noah Kramer, History Begins at Sumer (1959), Doubleday Anchor Books, Nueva York, EE.UU.
― John Lamb Lash, Not In His Image: Gnostic Vision, Sacred Ecology and the Future of Belief (2006), Chelsea Green Publishing, Vermont, EE.UU.
― John Lamb Lash, www.metahistory.org
― Barbara Marciniak, Bringers of the Dawn (1992), Earth (1995), Family of Light (1998), Bear & Company, Vermont, EE.UU.
― Elaine Pagels, The Gnostic Gospels (1979), The Origin of Satan (1995), Vintage Books, Nueva York, EE.UU.
― Zechariah Sitchin, The Twelfth Planet (1976), The Stairway to Heaven (1980), The Wars of Gods and Men (1985), When Time Began (1993), Genesis Revisited (1990), Divine Encounters (1995), The Cosmic Code (1998), Avon Books, Nueva York, EE.UU.
― William Irwin Thompson, At the Edge of History (1971), Harper Colophon Books; Islands in Time (1990), Bear & Co., Vermont, EE.UU.





No hay comentarios:

Publicar un comentario